Page 169

pones la diadema del dragón sobre toda la ropa. La sacerdotisa levanta la túnica nueva, hecha con lino de la más alta calidad, tomado del Pilar Medio del Árbol de la vida. ¿Un nuevo ropaje implica un nuevo vehículo? Sabes que en los planos interiores las túnicas y los adornos significan estados interiores. Luego ves que en el pecho de la túnica hay un pequeño símbolo bordado con hilos de colores. Es una paloma que lleva en el pico una oblea de trigo, el maná del cielo, el pan de los ángeles, y desciende a un cáliz de oro, todo sobre la gloria dorada de veintidós rayos. La voz de la Reina Oscura explica: "He aquí el sello de Ruach Ha Qodesh, el Espíritu Santo que te inundó en el Gran Grial. Yo, Morgana del Fey, te digo: 'Usa esto como un memorial perpetuo"'. Te vuelves para mirarla. Su oscuro velo está levantado y revela su largo cabello negro. Te mira con ojos esmeralda, como los de un elfo. Luego sonríe y es como si unos rayos de luna formaran un círculo sagrado, y poniendo su abanico de plumas de cisne negro sobre tu pecho, dice: "Persevera en el Arte, y te prometo que en Yetzirah, alguien que 'ama la Obra' vendrá a trabajar contigo”. Sin entender por completo lo que te dice, inclinas la cabeza mostrando gratitud. Cuando vuelves a elevar la cabeza, su velo oscuro ya cubre de nuevo su rostro. Después, tomando la nueva vestidura blanca de manos de su hermana, la Reina Oscura la coloca sobre tu cabeza y te ayuda a pasar tus brazos por las mangas. Después, la hermana blanca te pone la túnica de seda azul. Pero el "sello del Espíritu Santo" sigue brillando a través de ella; se ve como si estuviera bordado sobre ella. "Sin importar qué vestidura interna lleves," dice, "este sello siempre será visible para quienes están en los Mundos Internos. Es un escudo para tu corazón, hasta que otro Signo de mayor categoría lo reemplace”.

La hermana de la túnica escarlata pone el cinturón plateado del zodiaco alrededor de tu cintura, y luego ata con reverencia los cordones de la funda de Excálibur al cinturón. Con la ayuda de su hermana vestida de blanco, vuelve a colocar el manto índigo sobre tus hombros. Morgana, la Oscura, se acerca con la diadema del dragón. La sostiene sobre tu cabeza y sus hermanas se acercan y también la sostienen con sus manos; las tres hermanas la colocan sobre tu cabeza diciendo juntas: "Recibe de nuevo de nuestras manos este símbolo de tu soberanía. Por el Huso, la Espada y nuestro Hechizo sobre el Mar, tejemos un velo de protección a tu alrededor para que te proteja de las flechas de la malicia; eso declaran las Ancianas de las Hermandades ocultas de Ruta. ¡Y como hemos dicho, así será!" Sientes el peso de la diadema real que descansa sobre tu cabeza una vez más, con la presión de la cabeza del dragón contra tu frente. La Hilandera vestida de blanco coloca los dobleces de su velo sobre ti; luego la hermana escarlata de la Espada coloca su velo carmesí sobre el velo blanco y finalmente, la hermana Mayor los cubre con su velo oscuro, ¡con esto se establece el escudo Acásico! Cuando se retira el velo oscuro, escuchas una rica voz de contralto entonando: "IAO”. Cuando cae el velo escarlata, una voz pura de soprano entona" IAO”, y al final, el velo blanco se aleja con el suspiro de la palabra "IAO”. Entonces, las tres dicen al unísono: "¡He aquí tu reino!" Te vuelves hacia la proa y ves las verdes colinas de Logres elevándose sobre las olas, y en la distancia, entre las colinas esmeralda, un sol Blanco brilla sobre una torre amurallada. Pronto el Barco de Salomón entra a la desembocadura del río y navega río arriba a la luz del amanecer. Tus ojos devoran con avidez cada detalle de tu reino. Un detalle aquí, una gran piedra allá; una arboleda, una morada, un círculo de piedras. El

Goddard David La Torre de La Alquimia