Page 142

problemas en los senderos que están en el costado del Árbol donde la fuerza fluye libremente; las personas "inclinadas a la acción" tienen problemas con el aspecto estructurado del Árbol; y las "sensibles" al principio tienden a reaccionar deficientemente en uno u otro de los dos polos extremos. Cada sendero es un conducto en ambas direcciones (la antigua palabra hebrea de hecho significa "canal") para que pasen las energías de los dos Sephiroth que el sendero une. Las cartas del tarot de la Arcana Mayor se llaman "claves" porque abren los senderos; son representaciones pictóricas de la conciencia ideal de ese sendero en particular. Pero también son mucho más. Cada clave es el espíritu que rige el sendero que se le asigna. Al principio, se recorren los senderos a nivel subjetivo o microcósmico. Aquí, exploras tus propias dinámicas internas. Pero llega un momento en que los senderos se abren a su equivalente objetivo en el macrocosmos. Entonces tienes una proyección total en los verdaderos planos interiores de la Existencia. Necesitamos explorar estas dos modalidades del trabajo en los senderos para evitar escollos y trampas innecesarios, ya que, como bien lo saben quienes habitan en ciudades físicas, viajar en cualquier mundo puede ser riesgoso si se ignoran ciertas reglas.

En los Mundos Superiores Al principio, recorres los Senderos subjetivos dentro de tu aura, utilizando el castillo o un diagrama más convencional del Árbol de la Vida. Después sales de ahí y entras a los senderos objetivos o del macrocosmos en los mundos interiores. Con el paso del tiempo, adquieres experiencia; al Irte familiarizando con los caminos subjetivos astrales en ocasiones te escaparás de lo subjetivo y lo interior; llegaras a una conciencia y una

función relacionada con las regiones objetivas interiores. Esta percepción directa de las realidades astrales es muy desconcertante al principio; a menudo hace que los practicantes huyan aterrorizados para regresar a los símbolos familiares. Pero recuerda que, como en todos los sistemas de símbolos, vemos "como en un cristal, sin claridad", usamos señalamientos y no la experiencia real de los destinos que indican esos señalamientos. Una vez que se ha alcanzado la percepción directa de los verdaderos niveles astrales y se ha debilitado el dominio del mecanismo sensorial, puedes empezar a explorar los niveles directamente, pues ya eres el Dueño de las Imágenes (un Ba'al ha-Da'ath) y ellas ya no te controlan. Hasta este momento, hemos avanzado como si estuvieras solo en los Senderos; lejano a la flora y fauna simbólica que actúan como indicadores de las fuerzas y los seres que te rodean. Ahora es necesario hablar de la guía definida que recibes de los guardianes invisibles, aunque tal vez antes no hayas sido consciente de ella. Desde los primeros esfuerzos tentativos que realizas siempre estás bajo la observación cercana y benevolente de un ser que tiene una relación muy cercana contigo, alguien que pertenece al mismo plano, grupo u orden interior. En algunas tradiciones, este guardián se conoce como tu "supervisor". A menudo, este tipo de vigilancia es el primer deber de alguien que se ha liberado recientemente y ha sido aceptado como miembro del grupo interior. De ser necesario, los guardianes también pueden hablar como una expresión de la totalidad de las mentes de todos los miembros de los niveles internos. Estos miembros, unificando su facultad telepática, pueden unirse para mandar un rayo concentrado que el guardián recibe. De modo que hablan a través del guardián como unidad, como una "voz" de la mente grupal de todo el orden. Cuando una entidad interna se convierte en el canal

Goddard David La Torre de La Alquimia  
Advertisement