Page 60

reportaje

EPAIKETA POLITIKOAK

Sarrera Audiencia Nacional, buque insignia de la represión

En el 2008, de nuevo y como ya es tradicional desde su fundación el 4 de enero de 1977 (el mismo día que se suprimía el Tribunal de Orden Público de la Dictadura), la Audiencia Nacional ha sido una de las grandes protagonistas en la represión contra el independentismo vasco. O mejor dicho, deberíamos señalar que ha sido el buque insignia de la represión disfrazada con un barniz jurídico contra la disidencia vasca. Si en el 2007 por sus instalaciones de la Casa de Campo de Madrid desfilaban decenas de personas imputadas en el 18/98 (muchas de las cuales posteriormente serían condenadas a un total de 525 años de cárcel), durante el año 2007 quienes han tenido que conocer este tribunal de excepción han sido los imputados en el sumario 33/01, más conocido como “Caso Gestoras”. De nuevo, un total de 21 vascos condenados a cerca de 200 años de cárcel.Y es que los números, así a bote pronto, son muy frios. Pero no es menos cierto que si decimos que este tribunal a impuesto miles y miles de años en condenas cientos de vascos, nos acercamos un poco más a vislumbrar cual es el papel que juega la Audiencia Nacional en la estrategia represiva del Estado español ( y también del Estado francés, con su homóloga Sala 14) contra Euskal Herria. Por los despachos de los jueces de la Audiencia Nacional han pasado decenas de personas, casi 200 este año, muchas de ellas tras haber sido sometidas durante el periodo de incomunicación a terribles torturas y malos tratos.Aun así, y pese a las evidencias en algunos casos, ningún juez ha iniciado investigación alguna. Esto da una pista del nulo interes de estos magistrados por impartir jus-

ticia. Sin embargo, la Audiencia Nacional sí que se ha destacado por la utilización que hace de las autoinculpaciones, inculpaciones a terceros e información lograda por la Policía y la Guardia Civil durante la incomunicación. Es esta la base probatoria, en muchas ocasiones única, con la que cuentan para condenar a la disidencia vasca. El CSI a la española. Es por ello que muchos jueces se han negado a aplicar cualquier medida tendente a garantizar los derechos de los detenidos durante la incomunicación. Y también es verdad que la Policía y la Guardia Civil se las han ingeniado para darle la vuelta a los protocolos anti torturas que tan escasos resultados están dando. Sea como sea, lo cierto es que la Audiencia Nacional continua echando mano de esas declaraciones realizadas en comisaría aunque luego hayan sido negadas en sede judicial, lo cual deja en evidencia el carácter antidemocrático de este tribunal. Y con este panorama, no es de extrañar que personas que son juzgadas en la Audiencia Nacional le resten toda legitimidad para ello o renieguen de su defensa jurídica y realicen un plante al considerar que no existen garantías jurídicas para un juicio justo e imparcial. Como se suele decir en jerga futbolística, los fiscales y las acusaciones particulares juegan en casa, con el arbitro comprado y encima ellos puede cojer el balón con las manos para meter gol al contrario. Por tanto, se hace necesario, si queremos avanzar en la consecución de la libertad y la paz para este pueblo, el cierre inmediato de este tribunal de excepción. Es pura cuestión de higiene democrática.

“Se hace necesario, si queremos avanzar en la consecución de la libertad y la paz para este pueblo, el cierre inmediato de este tribunal de excepción. Es cuestión de higiene”

60

Profile for Apurtu Apurtu

2008ko Nafarroako Urtekaria  

Nafarroako Amnistiaren Aldeko Mugimenduak 2008ko urteari dagokionez kaleratutako Urtekaria.

2008ko Nafarroako Urtekaria  

Nafarroako Amnistiaren Aldeko Mugimenduak 2008ko urteari dagokionez kaleratutako Urtekaria.

Profile for apurtu
Advertisement