Page 4

prólogo

2008ko URTEKARIA

Nafarroa 2008 El azote de la Inquisición

Floren Aoiz Analista político

Antes incluso de la entrada a sangre y fuego de 1512, los españoles se esforzaron en hacer llegar a Nafarroa las garras de la Inquisición, que, como se sabe, con la excusa de la defensa de la religión cristiana, ejercía el represión contra los que el estado consideraba sus enemigos. Tras la conquista, la represión española llegó y nunca nos ha dejado en paz. Se llame Inquisición o como se quiera, el objetivo siempre ha sido el mismo: apuntalar la dominación española sobre nuestro territorio. Y las víctimas siempre han sido las mismas: quienes defendían nuestra libertad y cualquiera que osara cuestionar los objetivos y los métodos del poder. Las formas, aunque cambiantes, siguen basándose en la amenaza, la fuerza bruta y la tortura. Brutalidad para crear miedo y disuadir. Pero si esta desgracia no ha cesado desde el siglo XVI, el año 2008 nos ha ofrecido la imagen de una Nafarroa convertida de nuevo en escenario preferente de la represión española. El medio de comunicación digital nafarroan.com hablaba recientemente de una nueva versión del plan ZEN, dedicada específicamente a Nafarroa: Zona Especial Navarra. Este plan tendría, dentro del contexto de la estrategia represiva del estado español, ciertas particularidades directamente relacionadas con el panorama social y político del herrialde. Los hechos dan credibilidad a esta hipótesis. El número de detenciones, las escalofríantes torturas denunciadas por la mayor parte de las personas arrestadas, el alto número de encarcelamientos, las ilegalizaciones, prohibiciones y

medidas de apartheid, la fijación con los movimientos populares y especialmente con el juvenil, la persecución contra Olentzero, las medidas contra las fiestas populares, las multas y denuncias contra los movimientos populares… Alguien ha decidido pisar el pedal de la represión en Nafarroa más que en el resto de Euskal Herria. Esta decisión se ha tomado consciente y voluntariamente, dentro de un plan para asentar la partición y evitar un escenario de cambios. Es una vuelta de tuerca más para atemorizar a la sociedad navarra y evitar que pueda tomar decisiones. Sin embargo, muchos agentes políticos y sociales se niegan a ver esta realidad. La intensificación de la represión en Nafarroa forma parte de una serie de medidas destinadas a apuntalar el actual status jurídico-político, por lo que estamos ante una estrategia que afecta a la mayoría de la población, pero hay quien prefiere mirar para otro lado. La represión pretende machacar a algunos sectores y ser invisible para el resto, pero es un ataque contra el conjunto de la sociedad. La represión tiene objetivos políticos muy concretos, objetivos que no ha logrado hasta ahora pese a que el estado no ha dudado en recurrir a los métodos más brutales. Esta nueva ofensiva supone un intento más, el enésimo, de retrasar la necesaria solución política. La represión crea sufrimiento, es un verdadero infierno para miles de personas, pero ha sido y es incapaz de alterar la determinación de la sociedad vasca de ser dueña de su destino.

“La represión tiene objetivos políticos muy concretos, que no ha logrado hasta ahora pese a que el estado no ha dudado en recurrir a los métodos más brutales para evitar una solución política”

3

Profile for Apurtu Apurtu

2008ko Nafarroako Urtekaria  

Nafarroako Amnistiaren Aldeko Mugimenduak 2008ko urteari dagokionez kaleratutako Urtekaria.

2008ko Nafarroako Urtekaria  

Nafarroako Amnistiaren Aldeko Mugimenduak 2008ko urteari dagokionez kaleratutako Urtekaria.

Profile for apurtu
Advertisement