Page 34

reportaje

POLICÍAS AUTÓCTONAS

Sarrera Los intereses que guían la represión “autóctona”

Los cuerpos policiales denominados autóctonos (policía foral y policías municipales) han sufrido en los últimos años una deriva hacia la militarización que desde el Movimiento Pro Amnistía se ha denunciado incesantemente. Este proceso de militarización ha tenido una serie de características destacables. Por un lado, están los dirigentes políticos con intereses muy concretos que están dispuestos a defenderlos utilizando para ello a estas policías como si de un ejército personal y privado se tratase. Para asegurarse que la cadena de mando funcione, han colocado a mandos policiales y agentes venidos de otros cuerpos e incluso de las fuerzas armadas españolas en determinados puestos, con un odio muy grande para todo lo que huela a vasco o a movimiento popular. Estos elementos se han colocado en las secciones que se ocupan del “orden público” o que realizan labores más intensas de control social.Además, estos elementos están muy bien relacionados con otras fuerzas policiales españolas, con las que hay una colaboración fluida y un trasvase de información continuo. Otra característica fundamental para que este proceso de militarización se lleve a cabo es el pasotismo y miedo de la mayoría de los sindicatos representados en estos cuerpos.Ante este proceso que convierte ante la sociedad navarra a estas policías en unos nuevos cuerpos represivos, los sindicatos no dan la talla y solamente en contadas ocasiones alzan su voz en contra de actuaciones concretas.Y aunque evidencian que el problema de fondo existe, no han sido capaces y no han querido profundizar en él, haciendo gala de ese corporativismo tan extendido dentro de los cuerpos policiales, y que sirve para que

unos a otros se cubran las espaldas y sus acciones queden impunes. Precisamente la impunidad es otra de las características fundamentales en este proceso. Los agentes se han vuelto violentos y sus métodos cada vez son más brutales. Se ha llegado a las agresiones incluso en comisaría, aunque esto no se ha generalizado, lo que demuestra también que la plantilla en su conjunto no acepta estos métodos y todavía hoy, los sectores más violentos, no tienen barra libre para hacer lo que quieran y donde quieran. El panorama es muy preocupante. El proceso de militarización a superado la crítica social y los logros del movimiento popular, que en 2007 consiguió que el propio Ayuntamiento de Iruñea exigiera la dimisión de Simón Santamaría, jefe de PM. UPN no cumplió con la demanda mayoritaria y los demás partidos, con mayor y menor responsabilidad, no han sido capaces de seguir con la presión. En el caso de Policía Foral, a la mayoría de la sociedad se nos escapa qué es lo que pasa en las instalaciones de Beloso, pero podemos asegurar que no hay tan buen rollito entre sus dirigentes policiales y políticos, y que los sindicatos no están agusto con el nuevo rumbo impuesto.Aun así, tampoco se ha logrado un cambio en las estructuras y métodos.Y mientras, esta policía ya ha conducido a una persona a la Audiencia Nacional y cada vez con más frecuencia actua como Guardia Civil o Policía española. El objetivo de todo esto está claro: UPN y PSN quieren apuntalar el marco jurídico y político actual y para ello no dudarán en aplicar la represión con todos y cada uno de los cuerpos policiales que estén bajo su control. Diferentes colores, pero los mismos objetivos.

“UPN y PSN quieren apuntalar el marco jurídico y político actual y para ello no dudarán en aplicar la represión con todos y cada uno de los cuerpos policiales que estén bajo su control”

34

Profile for Apurtu Apurtu

2008ko Nafarroako Urtekaria  

Nafarroako Amnistiaren Aldeko Mugimenduak 2008ko urteari dagokionez kaleratutako Urtekaria.

2008ko Nafarroako Urtekaria  

Nafarroako Amnistiaren Aldeko Mugimenduak 2008ko urteari dagokionez kaleratutako Urtekaria.

Profile for apurtu
Advertisement