Page 1

R E V I S T A

Cultura que trasciende

EDICIÓN N° 4 CINE - LITERATURA - ARTE - TURISMO - MÚSICA - CULTURA


Editorial

Contra todo pronóstico, hemos llegado a concretar la producción del cuarto número de “APU”, y mis compañeros del equipo “APU” no me dejaran mentir y a su vez secundaran la expresión “Esto no es nada fácil”. El crear esta revista cultural es una ardua labor, que poco a poco esta dando frutos muy gratificantes en este caminar de la cultura y el arte.

EQUIPO APU

Quizás el tiempo nos juega malas pasadas, pero a pesar de esas situaciones adversas relacionadas a nuestro ámbito laboral, personal y otras quimeras…aquí seguimos. Hemos conocido a muchas personas muy interesantes en este proceso, que de alguna manera nos han dado la mano e incentivado a seguir sacando este proyecto adelante, pero a la vez también nos hemos dado cuenta, que nos hace falta mucho por hacer, en materia de cultura. Hay muchos sitios que conocer, muchos lugares que rescatar y sobre todo mucha historia por reivindicar y enaltecer. Es imposible olvidarnos de la “Cultura Viva”, jóvenes muy talentosos en todos los ámbitos de la cultura y el arte, que muy a nuestro pesar, no cuentan con el apoyo necesario para desarrollarse en todo su potencial, pero que frente a ello, saben poner el esfuerzo y ganas necesarias. ¡Esos son los imprescindibles! Esperamos que disfruten de estas páginas tanto como nosotros, se vienen cosas muy gratificantes y bellas. ¡Ustedes son parte de todo esto!

COLABORADORES Juan José Rodríguez Daniel Saénz More Gloria Blanco Lucho Guerrero Judith Padilla Yeison Lee Juan de Cora Fridda Lara


Índice POESÍA “Tiempo Cero”

04

ENSAYO Un siglo de la llegada del Conde de Lemos a la ciudad del Cumbe

05

VOCES & LIBROS La Lectura es su Fragancia Vallejo Iluminado Eguren Reloaded

Solsiré Cusicanqui (Arqueóloga)

08 12 15 19 23

CRÓNICA De Música y Poesía Taller Yuyachkani Cero no ser (Luis Guerrero)

28

CINE Kukuli ENTREVISTA Asociación Cultural Musarte Yanaorco

TURISMO

- La Última Fortaleza Cashamarca

CULTURA

GASTRONOMÍA Quesillo con miel y crema de limón (Juan de Cora)

37


4

Tiempo Cero

Vagando en un espacio multiforme, Siento al viento llevándose la piel muerta del pasado. Camino con pausas exquisitamente planeadas, Pensando en aquel tiempo disperso entre el vacío y soledad, Donde mi espíritu extenuado por el conflicto, clamaba por un respiro. Tiempo cero de mi existencia.

Decidí entregarme al caos y a la penumbra. Espejismos de rostros alterados y deseosos de locura, Fueron mis fieles corceles para recorrer la desnudez de la noche lujuriosa. Lastimeros amaneceres sin sentido, Los rayos del sol perforaban mi alma corrosiva. Cruel despertar entre calles cuadriculadas sin sombras, Entre rostros indefinidos y gentiles fingiendo unidad. ¡Insoportable rutina cortesana! Tiempo cero de mi existencia. Dormir, dormir con el hastío de la mañana falaz, Ese era el sentido de las tardes, Fundido entre las sabanas de un lecho inerte y opaco. Entre sueños vacíos y la ansiedad de la noche próxima, Poco a poco fui desnudándome ante mis entrañas. Cuestionando la existencia, cuestionando el corazón, Fue la llegada al sendero donde los caminos se bifurcan, Fue premonición de epifanía y revelación. Tiempo cero de mi existencia.

LITERATURA Literatura

Ni oscuridad, ni luz, ni existencia, ni muerte. Solo calma, quietud incendiaria, Siento al viento llevándose la piel muerta del pasado. Hable con la soledad y conocí la poesía de su rostro, Acaricie sus pechos altivos y me regalo fortaleza, Bese sus labios húmedos y recuperé voluntad. Libre al fin, tiempo cero de mi existencia. Escribe: Mauricio Pérez


5

UN SIGLO DE LA LLEGADA DEL CONDE DE LEMOS A LA CIUDAD DEL CUMBE APUNTES SOBRE LA VISITA DE ABRAHAM VALDELOMAR A CAJAMARCA Escribe: Juan José Rodríguez Ensayo

El viaje de Abraham Valdelomar a Cajamarca en 1918, suscitó en la intelectualidad y la población en general de esta ciudad una gran expectativa, pues el autor de “El Caballero Carmelo” era una figura pública de renombre, y el propósito de sus viajes por todo el País era exaltar el amor patrio como también el arte y la literatura. Así es como empieza el prólogo del libro: Valdelomar en Cajamarca del Etnohistoriador Cajamarquino Waldemar Espinoza Soriano, el describe con exactitud y con mucha pulcritud y detalle esta visita acaecida el 15 de Junio de 1918 y que determinó un antes y un después en lo referente a Conferencias Culturales de gran prestigio dentro del Departamento. Poniendo en evidencia además detalles interesantes de la personalidad de Valdelomar y la forma en la que lo vieron en aquella oportunidad los habitantes de la urbe, en especial los intelectuales, gamonales y burgueses de la alta clase Cajamarquina. Valdelomar, como está dicho en el libro era en ese entonces un literato triunfante, por ser un prolífico narrador, periodista, y autor de sonetos de pureza emotiva en los que su basta fecundidad poética se presentaba extensa, intensa y definitiva, admirables por la ductilidad de su prosa. Había ya recorrido Países como Italia (especialmente Roma donde estuvo como embajador cultural) Francia y Estados Unidos. Dirigía desde 1916 la revista cultural Colónida, escribía sendos artículos en dos importantes revistas La Crónica y Variedades de Lima. Y había ganado el concurso Nacional de cuento organizado por el

diario La Nación con “El Caballero Carmelo” y el primer puesto en ensayo por “la Sicología del Gallinazo” en 1917 organizado por el círculo de periodistas de lima. Como se ve cualquier persona culta del país sabía de su existencia y lo alababa con fervor. A finales de 1917 Valdelomar increíblemente se sentía como si estuviera envejeciendo en sus escritos y eso lo motivó a inaugurar nuevos rumbos, experimentar nuevas vivencias viajando por el Perú para dar publicidad a lo que pudiera observar y aprender del País profundo. Por supuesto que también quería contradecir a la intelectualidad Capitalina que siempre dejaba de lado a las provincias y solían siempre decir que “El Perú era solamente Lima”. Valdelomar iba con la idea de hacer demostrar su teoría de que el Perú no es Lima ni se parece a


6

Lima. Su decisión de visitar los pueblos del Perú era el de entregar un mensaje tanto cultural como social. Es así que en el mes de Abril de 1918 se embarcó en el Puerto del Callao rumbo al Norte. y en su recorrido paso por Huacho, Huaura, Huarmey, Casma, Chimbote y Salaverry. Después paso a Trujillo donde se quedó tres semanas dando conferencias culturales y codeándose con los intelectuales de esa ciudad, para luego ir al puerto de Pacasmayo y coger de ahí el tren rumbo a Chilete. Después de pasar por varios pueblitos, algunos de ellos desaparecidos en la actualidad, llegó a la estación de Chilete del cual a finales de ese año en sus Crónicas hizo una pequeña referencia como “La Fría Hostilidad de Chilete” no refiriéndose por supuesto a su clima invariablemente caluroso, sino a otras cosas que no quiso especificar. Pasó la noche allí, al día siguiente prosiguió su camino sobre el lomo de un Mulo. A donde llego a la cuesta del Gavilán en donde fue recibido por los terratenientes y autoridades de la ciudad. En aquella época Cajamarca era una ciudad pequeña de no más de 13 000 habitantes en su área urbana y apenas llegando a los 25 000 contando el ámbito rural. Asentada en un gran valle y rodeada de frondosos eucaliptos. Igualmente estaba llena de casas haciendas las cuales se contaban por cientos y en donde no existía ni siquiera un mínimo de clase medía ya que en la ciudad o bien se era de la clase alta terrateniente o de la clase obrera y baja. Perduraban aún las costumbres y tradiciones virreinales y nadie salía de noche porque la luz eléctrica era muy escasa, la gente y sobretodo los niños se asustaban con las historias que contaban las abuelas ya que decían que a partir de las 10 de la noche deambulaba el diablo en su carroza con ruedas de fuego tirada por enormes perros con ojos espeluznantemente rojos y brillantes, y si veía que alguien merodeaba por la plaza mayor o alrededores lo

invitaba a subir para llevarlo directamente al infierno. A esta histórica y señorial ciudad como el mismo la llamó tiempo después en sus crónicas llegó la tarde del Sábado 15 de Junio y quedó hospedado en el cuarto número ocho del entonces Hotel Amazonas (hoy colegio Issac Newton) la intelectualidad de esa época estaba encabezada por la narradora y trovadora Doña Amalia Puga de Losada y el director del colegio Nacional de San Ramón Doctor Vicente Alzamora Pol. Valdelomar después de haber asistido a una reunión en su honor en el Club Social Cajamarca en donde brindó con las autoridades y alta clase burguesa con fino champagne, y a otra en la casa de la familia Puga, por fin pudo dar su primera conferencia el 26 de Junio en el Teatro Cajamarca (en aquel entonces el único teatro del Departamento) en donde disertó sobre ética, estética literaria, valores patrióticos y arte. Proyectando fotografías en blanco y negro de obras famosas de pintura y escultura y algunas también de arquitectura clásica. Sin embargo solo se sabe de la asistencia de personas de la alta clase Cajamarquina y no de las de la clase obrera y trabajadora y peor aún de campesinos que en esa época eran los que más la poblaban. Lo que constituye una vejación hacia la gente de la más baja clase social y rural de la época que lamentablemente aún en este tiempo sigue perdurando, pero a


7

primordialmente el primero de ellos, que es el que más publicidad dio a sus actuaciones. Es así como fue que lo conocieron y disfrutaron de su presencia los ciudadanos cajamarquinos de hace un siglo y guardaron grato recuerdo de ello.

los que Valdelomar dedicó todo un discurso de protesta sobre la explotación que sufrían los indígenas por parte de los terratenientes que había escrito durante su peregrinación hacia Cajamarca y tenía la intención de leerla en el Teatro de esta ciudad pero que no la leyó, para no ofender a los burgueses de los que se había hecho amigo en esos días. De todas Maneras Abraham Valdelomar cosecho muchos lauros durante los casi 23 días que estuvo en Cajamarca, desde la tarde del 15 de Junio hasta la mañana del 8 de Julio de 1918. También se sabe que dio conferencias gratuitas a los estudiantes de primaria del Colegio San Ramón, al igual que a los niños del colegio del Auspicio de Belén y otro a la clase obrera en un espacio al aire libre. Esto no es de asombrarse ya que aunque Valdelomar siempre se vistió como un verdadero Dandi, usando siempre sus infaltables binoculares y tenía poses de conde, siempre hablaba en sus escritos y disertaciones sobre su natal Pisco y tenía especial afecto y simpatía con las personas de la clase humilde peruana. Antes de partir Doña Amalia Puga de Losada le regalo una pluma fuente bañada en oro con incrustaciones de diamantes como símbolo de su amistad y de la perduración de sus relaciones. Como sucedió en otras ciudades del norte, al salir de la ciudad del cumbe, el ilustre pisqueño dejó una magnífica impresión, sobre todo entre los intelectuales y los redactores de los dos diarios publicados entonces en la ciudad: El Heraldo y El Ferrocarril. Pero


8

LA LECTURA Escribe: Daniel Sáenz More

ES SU FRAGANCIA

� CUATRO CONSEJOS PARA LA FERIA DEL LIBRO DE CAJAMARCA A raíz de la III Feria del Libro de Cajamarca (Felicaj), recogí una serie de consejos de amigos del mundo editorial i educativo aplicables en las ferias de libros. El primero es tener claro el objetivo: ¿vender libros? o ¿propiciar la lectura i la cognición? Ambas posibilidades son ideales: “La flor es el libro i su fragancia, la lectura”, dice Esteban Quiroz, de Lluvia Editores. Para sentir esa fragancia son indispensables una serie de actividades multidisciplinarias (exposiciones, reconocimientos, círculos de lectores, debates, conferencias, proyecciones, talleres, música, teatro, cuentacuentos, etc.) que favorezcan la lectura placentera, enriquecedora i crítica, así como la escucha de la literatura oral. Leer un libro es adentrarse en las complejidades del mundo. Y en un mundo que publica millones de libros, en un país que lee en promedio un libro al año i en una ciudad con anémicas bibliotecas i tres librerías para alrededor de 300 mil habitantes, ¿qué ofrecer en una feria? Pues, mi segundo consejo: priorizar las actividades i títulos de autores

regionales, seguida por nacionales e internacionales de buena calidad, de todos los géneros i especialidades, porque la feria debe tener espacios para todos: literatos, ingenieros, abogados, campesinos, médicos, obreros; niños i grandes; discapacitados i no, etc. Y gratuita. Con una buena cafetería, espacios para leer, gastronomía i baños, por favor. Además del merecido reconocimiento al doctor Luzmán Salas, el mayor investigador de la literatura cajamarquina, se debió homenajear, tercer consejo, a los escritores que fallecieron recientemente, como Luis Loayza, Abelardo Oquendo, Enrique Verástegui, Marco Aurelio Denegri i José Ruiz Rosas. Ni un minuto de silencio hubo. La organización. Una feria organizada con el d i n e r o d e C a j a m a r c a p o r Ya n a c o c h a , Municipalidad, DDC i Gobierno Regional debe ser gestionada –creo yo, como cuarto consejo– en forma autónoma por un ente que canalice esos aportes económicos, que bien podría llamarse Cámara Cajamarquina del Libro o


9

Patronato del Libro, i trabaje durante todo el año en organizarla aquí i en otras provincias, así como asegurar la presencia cajamarquina en otras ferias nacionales o internacionales, entre otras funciones como la creación de un fondo editorial. También debería tener como invitadas especiales a un par de provincias i a un par de regiones. En fin, sueño con una feria de mayor calidad, asistencia i participación, máxime si nos aproximamos a celebrar el Bicentenario como nación independiente: excelente oportunidad para una gran feria innovadora en cuya fragancia podamos reconocernos los cajamarquinos. Amén.

* VALLEJO ILUMINADO

Desde la Felicaj anterior, los estudios i antologías sobre Vallejo han sido pródigas. Se reeditaron: “Los heraldos negros” como facsímil en el centenario de su publicación, la tesis “El Romanticismo en la poesía castellana”, el poemario “España, aparta de mí este cáliz”, dos ediciones de su poesía completa a cargo de Ricardo González Vigil i de Ricardo Silva Santi steban i se difundió la “ edi ci ón diplomática” de “Manuscritos poéticos de César Vallejo” a cargo de Enrique Ballón en una revista digital francesa. No obstante la ausencia de estas en la Felicaj (con excepción de “Los heraldos negros”), en este lapso salieron a luz las publicaciones de cuatro autores cajamarquinos que también abordaron la poética vallejiana. Recordemos que varios coterráneos compartieron vivencias con Vallejo en el célebre Grupo Norte de Trujillo i en otros espacios (ver el estudio “Vallejo y los cajamarquinos” de Luzmán Salas). El primero de estos cuatro es Jorge Díaz Herrera, quien publicó el hermoso texto “El placer de leer a Vallejo en zapatillas” (UCV, 2016), delicioso libro que aborda, entre otros aspectos, el humor en la poesía del vate santiaguino. Otros dos cajamarquinos, el filósofo Mariano Iberico i la recordada poeta Yolanda Westphalen, ambos ya fallecidos, escribieron en 1963 el revelador ensayo “El mundo de Trilce”, que acaba de ser reeditado en “Obra completa. Cuentos, ensayos y artículos periodísticos” de Yolanda Westphalen (Vol. 1. UNMSM, 2018). El cuarto autor es el doctor Luzmán Salas con su libro recién salido de la tahona estuosa i editorial: “Vallejo iluminado. Poemas seleccionados, interpretación y análisis” (UPAGU, 2018). “Vallejo iluminado…”, según el crítico Ricardo González Vigil “sobresale como la que mejor introduce al universo creador del máximo poeta peruano”. Pero, ¿qué tiene este libro en particular que lo diferencia de los demás? Veamos:


10

El libro lleva un impecable diseño de Juan Martín Velásquez, algo poco común en estos fueros i, por fin, una carátula de Vallejo con la e s c u l t u r a d e l c a j a c h o Re n é Pe r e y r a , posiblemente la más bella de Vallejo i no utilizada antes en una publicación de este calibre. El brillo broncíneo del rostro del poeta conjuga acertadamente con el color i el título del libro: “Vallejo Iluminado”. Además, la acertada selección de 36 poemas va acompañada de interpretaciones de varios vallejianos que, como Luis Monguió, Xavier Abril, Juan Larrea i Roberto Paoli, permitirán al lector recorrer el universo poético de Vallejo desde el dolor metafísico inicial hasta la transformación de la palabra en fuerza revolucionaria para la libertad i la vida. Basta leer las interpretaciones del poema 'Telúrica y magnética' de “Poemas humanos” para recordar la relación del hombre andino, del indio, con la tierra para anunciar el ideal de 'hombre nuevo', humano, que aparecerá después en el poemario “España, aparta de mi este cáliz”. Portador del ADN poético de Vallejo, este libro insufla el aliento necesario para ser leído por hombres i mujeres de toda condición social, colegiales i universitarios, i sobre todo por obreros, campesinos i trabajadores de diversos oficios; lectores que buscan un nuevo humanismo basado en la justicia social a la que aspiraba nuestro poeta. Consciente de esto, el libro también incluye aquellos poemas que nacen del pueblo i se dirigen a él i buscan el “entendimiento social de todos”, como pregonaba Vallejo en “El arte y la revolución”. Por ejemplo, los poemas II (“Solía escribir con su dedo grande en el aire”) i XII 'Masa' (“Al fin de la batalla y muerto el combatiente”) de “España, aparta de mí este cáliz”, contienen revolucionarias formas de escribir i aspiran a la solidaridad e integración humana para enfrentar las injusticias de la vida, porque Vallejo es un poeta vital, comprometido, revolucionario, vanguardista, subversivo del idioma. Así nos lo presenta Luzmán Salas en este iluminado libro que saludo emocionado.


11

EGUREN RELOADED

En 1972, el escritor Jorge Díaz Herrera, nacido en 1941 en Celendín, obtuvo el Premio Nacional de Fomento a la Cultura “José María Eguren”, por entonces la mayor distinción del Gobierno Peruano a sus creadores. 46 años después, vuelve al gran poeta simbolista para presentar en la III Felicaj el libro “El Eguren que no es” (UPAGU, 2018), cuyos esbozos aparecieron en una revista de 1981. A manera de reflexiones sobre la estética i poética de Eguren, el autor se propone responder a las preguntas: “¿Entre su poesía y la realidad no existe vínculo alguno? ¿Es un mundo etéreo, ajeno a su contexto histórico o social? ¿Existe en realidad la poesía pura?” La obra de Eguren (1874 - 1942) ha sido enfocada desde diversos puntos de vista, entre los que primaba una imagen aniñada del autor, lejana de los acontecimientos sociales i políticos de su época i acorde con los postulados del Simbolismo de construir un universo fantástico con versos de “candorosa ternura, de misterio”, con un lenguaje casi hermético aunque con sentido. Características que se aplican a la obra de Eguren, pero no a toda: Eguren es también “el creador de una poesía a la que bien puede llamarse Poesía de Animación, entrar en sus páginas es como entrar a una película de dibujos animados, donde los niños pueden ver lo que ven los niños y los adultos lo que ven los adultos.” Dice Díaz Herrera: “¿Es efectivamente un mundo candoroso, núbil, ajeno a su circunstancia humana, a su entorno social? Creo que no. En los versos de José María Eguren prevalece un desgarramiento de melancolía, de dolor, de pavor, que ponen en evidencia un espíritu acerado, crítico, vestido de las veladuras propias del Simbolismo. (…) SI en Eguren habla un alma de niño, de candor; ese niño y ese candor llevan a un mundo fúnebre, casi aterrador, tétrico, donde el misterio toma múltiples formas fantasmales (…)

Es un niño asustado (…). Si en Eguren habla el alma de un hombre adulto, su voz se torna implacable, crítica, enjuicia a su modo el pasado y el presente, y lo sentencia, velándola, la mayoría de las veces con una obscuridad tenebrosa, nada inocente ni alejada de sus circunstancias históricas, circunstancias en que las heridas de la nefasta guerra del Pacífico aún estaban en carne viva.” El autor encuentra en varios poemas de Eguren sus correlatos sociales i políticos i se detiene para explicarlos i analizarlos. Adjunta, además, una amplia selección de textos, un glosario de términos empleados por el poeta simbolista i una relación de hechos que marcaron su época. El polifacético Eguren, estoi seguro, habría estado mui contento con los enfoques presentados en este recomendable libro. Credifoto: Luzmán Salas i Jorge Díaz Herrera en la III Felicaj. (Juan Paredes A.)


Cine 12


13

Escribe: Francis Bazan Mencionar un film peruano de 1961 y con un reconocimiento internacional suena a una película infaltable en la colección de cine peruano, pero muy por el contrario aún es más amada afuera que en casa.

Una cinta que incluso la revista británica Sight and Sound (2007), que edita el British Film Institute, ha celebrado su aniversario 75, con una encuesta sobre las 75 películas que pueden considerarse "joyas escondidas". Votan 75 críticos, la mayoría anglosajones. La sorpresa es que Kukuli (1961) la película cus queña de Luis Figueroa, Eulogio Nishiyama y César Villanueva, aparece como una de esas joyas. (Fuente: Páginas del diario de Satán – Ricardo Bedoya) Luego de ver la saga de The Avengers y poner a Kukuli: una te hace creer en seres de otros mundos y la otra también, el bueno y el malo, trabajo en equipo, cuestiones humanas, amor y en la otra como que también, 1961 vs 2018: Obviamente la tecnología sí que ayuda y tener un equipo especializado para la historia y diálogos. Pero The Avengers aparece en 1960 en la ficción de historietas y demoró hasta 1978 para llevarla a la pantalla (alrededor de 18 años para que Stan Lee apareciera en sus primeros cameos), la producción de la época para la vestimenta de actores se hacía con tela, cartón y espuma – a excepción de the hulk – sin mencionar la tela de araña de Spiderman que era una soga, notablemente, todo era como una fiesta infantil. Una saga norteamericana que en su inicio tuvo versiones de películas para tv a manera de ensayo, fue una lucha durante décadas con la misma historia con ciertos cambios y giros para tener enganchado al público con decir que el Capitán América tenía un escudo de

plástico con partes transparentes y míralo en su último papel todo un hipster acorde con su público. Ahora la Teta Asustada nos habla de los andes vs el terrorismo, de como la mujer representa esta fragilidad del mundo sensible, y también refleja como es un mundo ajeno al “peruano de ciudad”; con Madeinusa se veía un despertar del cine peruano con la mística que envuelve al país. Al 2018 las obras cinemato gráficas que abordan al Perú con esta temática aparentan ser un documental para el compa triota mientras que para el foráneo es un tesoro recién descubierto y quedarse en el limbo de la realidad o ficción, dejando de lado la exigencia cinematográfica para ver lo que se está contando realmente y esto ha estado sucediendo durante décadas. Kukuli es un largometraje que nos narra el viaje de una joven (Kukuli) hacia Paucartambo, guiado por la “voz en off” que nos introduce en el mundo de los andes y aporta un sentido (racional) a ritos o acciones que se realizan. Kukuli es una joven que se está convirtiendo en mujer el cual es motivo de su viaje y pretexto para realizar su marcha que es utilizada para mostrar las costumbres de este mundo andino como principal objeto de los directores de esta cinta, que llega a redundar con la voz en off cortando la contemplación de ciertas escenas. Kukuli es el ánimo de hacer, revalorar, mirar, contar, pasar el conocimiento de uno a otro y apostar por el Perú, que lo místico tiene una relación ancestral con la lógica, que algo no se hace sin sentido alguno, que un super héroe no nos engaña poniéndose unas gafas o que si uno quiere tener una fuerza descomunal puede lograrlo trabajando en comunidad, como se hacía antes, creer en uno mismo, recorrer los caminos que son largos y peligrosos pero hay que recorrerlos y ver lo que nos espera al final.


14

Que tuvimos una obra emblemática de la "Escuela de Cine de Cusco" representando al folklore peruano que hace temblar al surrealismo de las carteleras nacionales que en su mayoría tienen obras no nacionales. Esta cinta empieza con una cámara inexperta enfrentando las inclemencias del tiempo, pero poco a poco con ayuda de la escuela docu mental va tomando estabilidad y madurez, desempeñando un buen papel en la parte mística: aprovecha para jugar con la silueta y el cielo serrano en el atardecer para resaltar el misticismo al que nos lleva esta historia mostrando este mundo mágico que trata da aleccionarnos, no sólo con la belleza de esta película, sino también como van cambiando ciertas cosas o como es este mundo que tiene criterios cerrados que convocarían a una marcha contra el “machismo”. La escuela cusqueña con una serie de películas recibió elogios por las temáticas y la producción que llevaba a cabo, ya en la actualidad fungimos de críticos de artes escénicas para hablar sobre la actuación de ciertos personajes de esta obra, o para con los errores de conti nuidad. Lo cual ha llevado a las cintas de mística peruana a refugiarse en festivales antes que, en carteleras luminosas, como se ve en el reconocimiento internacional del documental “La Hija de la Laguna” (2015) que es un acercamiento al mundo que se destruye por la minería en Cajamarca; En el 2017 Wiñaypacha que es una historia de una pareja de ancianos aimaras que vive en la zona altoandina de Puno o al 2018 la película peruana que ganó en la Berlinale: “Retablo”, film ayacuchano que se grabó en quechua y cuenta con la participación de Magali Solier. Películas que dejan un sabor a nostalgia y nos muestra lo que no que remos mirar o esquivamos con tanta facilidad: a un cine peruano que es parte de la resistencia como esencia humana y su inherente entorno que es la naturaleza. Kukuli fue exhibida en diversos festivales (Sestri Levante en Italia, Berlín, Moscú entre otros). Al proyectarse en Barcelona, el periodista Juan Francisco Lasa publicó la siguiente opinión en el diario La Vanguardia: " ...Desde el punto de vista técnico, la cinta

peruana revela cierta preocupación esteticista, repleta de ingenuidades del más puro cine ama teur (lo cual no es un reproche). Pero junto a sus lagunas formales -entre las que señalamos las deficiencias del sistema Anscocolor-, hay en ella una serie de magníficas secuencias de gran inte rés dramático, con las que una tierra rica en leyendas ha sabido reflejarse a sí misma con toda la grandeza de lo incaico y, al propio tiempo, con el primitivismo del alma aborigen. A pesar de la pintura exacerbada y dura del sacerdote y de todas esas concesiones a la fórmula del "salvaje feliz" impuestas por ciertas concepciones sociales y políticas, en esta prime ra muestra del arte cinematográfico peruano, hay un admirable mensaje estético que alcanza a la banda sonora, con la que Armando Guevara Ochoa ha logrado transmitirnos antiquísimos acentos incaicos, y también a los deliciosos diálogos en lengua quechua, muchas veces tan musicales como las mismas canciones popula res..."


15

Entrevista

Asociaciรณn Cultural Musarte


16

Entrevista: Mauricio Pérez Arribasplata

¿Cómo surge Musarte? Nace de reuniones de amigas de distintos grupos culturales artísticos, donde éramos minoría, después de que algunos de nuestros amigos, como Jorge Lombardi, se percataron de esto, nos incentivaban para formar nuestra propia organización. Entonces nos reunimos y dijimos porque no hacemos algo para hacer surgir a la mujer artista, no por menoscabar al hombre sino en busca de equidad. ¿Por qué llamaron así a la asociación cultural? En relación al nombre surge de Musa, que es símbolo de la inspiración, pero en este grupo las protagonistas eran las mujeres artistas, pensamos en el Arte y tras la conjunción de estas dos palabras surgió el nombre. ¿Cuáles son sus objetivos? Sobretodo darle un espacio a la mujer, para que pueda sobresalir y expresarse, esto en contraposición al deseo constante del hombre de querer sobresalir más generando así un equilibrio.

¿Quiénes integran Musarte? Actualmente somos siete las chicas que conformamos el grupo, algunas somos fundadoras de la organización, en un momento dado llegamos a ser 14 integrantes, pero por distintos motivos, sobre todo laborales y familiares, han ido una que otra dejando de participar, pero siempre apoyando a nuestras actividades. En Musarte integramos distintas expresiones artísticas por ejemplo: en pintura tenemos a Estefani Antinori, a Doña Mercedes Rodríguez, Sara Cabanillas y mi persona Gloria Blanco; en fotografía esta Kiara Lozano e Irma cabrera; Finalmente en teatro esta Estefani Nuñez y yo que también participo en esta disciplina. ¿A qué se dedica la asociación en Cajamarca? Gloria: Resaltamos el arte de la mujer, hacemos talleres en todas las disciplinas que tiene la asociación y con ello motivamos el interés cultural. Estamos tratando de preparar a la sociedad para que tengan más cariño y aprecio por el arte, porque las personas le restan


17

importancia, presentando al arte como un pasatiempo y no como una profesión, que tan igual como las otras existentes demanda esfuerzo y por ende un costo en el mercado. Parte de nuestra activad es estar en constante proceso de creación de nuevas obras, debido al festival que hacemos en el mes de setiembre desde hace algunos años, donde exponemos nuestro trabajo. Estefany: Como asociación estamos en constante búsqueda de nuevas artistas, pero sobre todo personas que asuman un compromiso con el arte, teniendo como premisa involucrar a la mujer en la sociedad, ponerla frente al lente cajamarquino. En otras palabras buscamos que las mujeres en cualquier ámbito de desarrollo artístico tengan un espacio donde expresarse y que no se limite en ningún plano artístico. Musarte desea culturizar a la población para que puedan tener apertura al arte en sus diversos estilos sin tener prejuicios.

¿Trabajan con otras asociaciones? En general hemos recibido apoyo de amigos que conocen nuestro trabajo, pero de alguna institución que nos haya apoyado desde el inicio no. En el camino hemos gestionado el apoyo desde las empresas o asociaciones a las que pertenecemos, se puede mencionar: la asociación “CREAS” de la soy parte, Inka Chef de Yuri Gómez, el hotel “Grau”, “Temática” a la que pertenece Estefany, manualidades “Maquel”, entre otras. ¿Qué tipo de eventos vienen realizando? Hacemos talleres, la semana pasada hicimos un taller de acuarelas, para este mes también está planificado un taller de expresión corporal y otro de “Chi Kung” que es una práctica China que alude a una diversidad de técnicas habitualmente relacionadas con la medicina tradicional, que comprenden la mente, la respiración y el ejercicio físico. Primordialmente la asociación se desarrolla entre talleres diversos y el festival “Musarte”


18

que se celebra en el mes de setiembre, integrando diversas expresiones artísticas. ¿Cómo consideran que se ha ido desarrollándose Musarte en el entorno cultural? A lo largo de estos cuatro años participando de Musarte, hemos tenido experiencias muy positivas y aquellas negativas nos han servido para saber cómo actuar de la manera más adecuada, durante los primeros años que se gestó este proyecto tuvimos una buena acogida. También éramos más integrantes del grupo, por lo que era más fácil distribuirse las tareas para armar la muestra artística, esta es una tarea que realizamos año a año. A su vez evaluamos la respuesta del público para determinar cuál es el sentido de la labor que hacemos en torno a la cultura. ¿Cómo aprecian el desarrollo de la actividad cultural en Cajamarca? Kiara: Hay un movimiento cultural fuerte, que se dedica al arte, en ese marco nace Musarte para generar un espacio para las mujeres, para fomentar su desarrollo y generar que las chicas nos apoyemos para poder exponer nuestros trabajos. Existe talento, debemos generar nuestros propios espacios, ya sea de manera individual o colectiva. Gloria: Es importante es apoyo mutuo entre asociaciones para que la cultura se siga desarrollando ¿Qué necesitaría nuestra región para convertirse en un referente de progreso cultural en el país? Que los artistas se animen a exponer su trabajo y que haya voluntad de las autoridades, empresas privadas e instituciones públicas para impulsar estas iniciativas, es un trabajo en conjunto el que debe realizarse. ¿Cuál es su proyección futura como asociación cultural? Dar movimiento a esta asociación, para que

haya un cambio generacional, de tal manera que se pueda estructurar mejor, siendo sostenible. La idea es que nuevas las nuevas generaciones fomenten ciclos continuos de desarrollo dentro de la organización. A los interesados en participar de esta asociación que les dirían en relación a ¿qué podría encontrar en este grupo humano? Encontrarán un grupo de personas que se apoyan mutuamente, para generar espacios de desarrollo personal y cultural. Palabras finales para la revista Gracias a la revista por este espacio de difusión y augurarles muchos éxitos en la promoción cultural.


19

Yanaorco

Escribe: Mauricio Pérez Arribasplata Fotografía: Francis Bazán

Turismo

La ultima Fortaleza Cashamarca


20

Esta caminata se realizó el domingo 16 de setiembre con el apoyo turístico de TM Travel Cajamarca, quien a través de su buena predisposición al apoyo cultural y excelente servicio, nos facilitó el recorrido a través de Emilio Celis guía turístico y ahora amigo de la revista “APU”. La travesía comienza en la plazuela “Belén” punto designado para el encuentro de todos los participantes invitados a esta grata experiencia, después algunos minutos de conversación y una demora no tan significativa de uno de los caminantes, nos dirigimos en dirección a la salida a la costa (Cruce entre la Av. Independencia y Jr. Garcilazo de la Vega), hace un día soleado y hay una gran expectativa sobre el lugar que visitaremos. Estando ya en este punto hemos comprado algunas provisiones para el viaje (Fruta fresca, agua, pan, caramelos de Limón, entre otras delicias). Se coordina con una movilidad que nos llevara a un punto cercano a este sitio arqueológico, Hablamos del Abra “Gavilán” (localizada a los 150 a 163 km de la carretera Panamericana Norte, está ubicada 3.050 msnm, al Sur de la Ciudad de Cajamarca, a las faldas del Cerro Ventanilla, tiene un área aproximada de 7 hectáreas, en la carretera Cajamarca – San Juan), este trayecto demora 25 minutos en promedio y pronto estamos frente a un gran conglomerado de cerros.

Listos ya, antes de la caminata, nuestro guía nos señala nuestro destino que es “Yanaorco” o “Cerro Negro” que se divisa imponente en la lejanía, damos unos cuantos pasos y Emilio, nos enseña algunas técnicas de respiración para tener mayor resistencia en la caminata. Nos llama mucho la atención cuando nos muestra cómo, inhalando el olor de la hoja del eucalipto (árboles que predominan en la montaña) nos podemos adaptar mejor a la altura de la montaña; en el trayecto inicial se nos cruzan unas aves muy llamativas conocidas como “Cargachas” – Aves con plumaje negro y amarillo encendido – que tienen un vistoso vuelo en el hermoso cielo azul de Cajamarca. Caminamos un poco más y el ascenso es inminente, avanzamos con ritmo uniforme debido a que el calor de la mañana no es muy intenso, esta parte de la caminata discurre sin mayor dificultad, pero a nuestro paso


21

disfrutamos de la belleza de un gran valle con matices oscuros y sepias, producto de la luz que nos acompaña.

por guerreros Cashamarcas, dispuestos a morir por su tierra, antes de llegar a la ciudad predominante en la cima de la montaña.

Hemos visto abundante “Ichu”, geométricos cactus, así como flores de colores rojos brillantes, durante toda esta travesía; a su vez hemos tenido conversaciones centradas en el panorama general que tenían los antiguos habitantes de Yanaorco, en relación al posicionamiento estratégico para garantizar el dominio de sus tierras, así como la resistencia ante la inminente invasión Inca de la que fueron actores de resistencia y defensa.

La construcción y arquitectura de esta ciudad ancestral es digna de admiración, nos asombra la precisión de la ubicación de las piedras que conforman la muralla, los canales que dejan evidencia del gran conocimiento de irrigación, ya en la cima encontramos restos de cerámica utilitaria y ritualista, esta última con grabados con padrones geométricos, que nos muestran el esplendor de esta gran ciudadela, donde aún existen viviendas en pie, a pesar de la antigüedad de este resquicio arqueológico.

Después de 2 horas de caminata constante, nos encontramos ante la primera gran muralla “Cashamarca” lo que nos indica que hemos logrado el cometido, encontrarnos con esta tan mística y portentosa ciudadela prehispánica. Nuestro guía nos explica que todo el cerro es un conglomerado de murallas, construidas en desnivel, de tal manera que los invasores tenían que pasar por muchas murallas, resguardadas

Sus casas son pequeñas, compuestas al parecer por dos habitaciones, en la habitación principal encontrados pequeñas hendiduras cuadradas y un portal pequeño que se comunica con la segunda habitación que termina en otro portal que da cara al exterior, que evidencia una vez más el grado de desarrollo de los habitantes del majestuoso “Yanaorco”.


22

Después de llegar al punto más alto de la montaña, decidimos seguir explorando esta ciudad infranqueable, disfrutamos de sus murallas y de la energía tan gratificante que nos regala este hermoso lugar, aprovechando este clima humano tan positivo, hacemos un pago a la tierra, compuesto por palo santo humeante, pan, fruta y algunas monedas, cada uno de los integrantes del grupo da gracias por esta experiencia. Con ello comenzamos el descenso de la montaña, encontramos una planicie en donde compartimos los bien merecidos alimentos, después de esta gran caminata. Concluyo este breve artículo, haciendo énfasis en la entrañable experiencia de haber conocido “Yanaorco” con el soporte de “TM Travel” y nuestro guía Emilio Celis, quienes nos han podido dar otro enfoque en relación al turismo vivencial. Con el equipo “APU” esperamos seguir compartiendo con ustedes estas caminatas tan enriquecedoras, así como a vivir en primera persona esta experiencia, estaremos muy satisfechos de poder darles toda la información que esté a nuestro alcance, y porque no organizar una salida conjunta.

Somos un operador turístico especializado en turismo de aventura en Cajamarca y Amazonas

Contacto: pedro terán

Tm Travel Cajamarca Cel. 949 648 887


23

Entrevista

Entrevista: Mauricio Pérez Fotografía: Proyecto Iscoconga /Francis Bazán

Cultura

Solsiré Cusicanqui


24

el sitio donde encontramos mayor información, por ser un sitio que consta de dos espacios: Un centro ceremonial (ubicado en la parte superior del cerro) y otro residencial o administrativo precisamente “Iscoconga”. Este sitio está vinculado con el valle de Cajamarca pero hay pocas investigaciones al respecto, la pregunta que quería responder en ese momento era ¿Cómo fue la sociedad Cajamarca en sus inicios?

Coméntanos un poco sobre tu trayectoria en la investigación Arqueológica. Bueno estoy haciendo mi doctorado en la Universidad de Harvard, cursando el cuarto año, tengo el grado de Magister de la misma universidad e hice mi bachillerato en la Universidad Católica. Estuve trabajando por muchos años en la organización “Iniciativa de Preservación Sostenible” que es una ONG de Nueva York, que promueve trabajos en sitios arqueológicos, trabajos que tengan que ver con identidad patrimonial. ¿Cómo decides centrar tu tesis doctoral en “Iscoconga”? Para mi tesis de bachillerato, además de mi trabajo como arqueóloga en Perú, trabaje alrededor de casi seis años en el sitio de “San José de Moro” y “Cerro Chepén” – localizados en la ciudad de Chepén – encontré mucha cerámica “Cajamarca”. Este sitio era un “Asentamiento Cajamarca”, pero también había mucho material de la cultura Cajamarca: patrones arquitectónicos y cerámica blanca caolinítica; entonces mi interés fue, responder a la pregunta ¿Qué es lo Cajamarca? ¿De dónde viene lo Cajamarca?, por eso cuando tuve la oportunidad de hacer mi tesis doctoral decidí mudarme al “Valle de Cajamarca”. He prospectado este valle por cuatro años y en

Cuéntanos un poco de tu proceso de investigación en “Iscoconga” Estuve cuatro años investigando, prospectando varios sitios arqueológicos en Cajamarca, y el año pasado decidimos hacer pozos de prueba en “Iscoconga”, con el objetivo de entender la cronología del sitio; encontramos mucho material: Cerámica, camélidos, etc. Por lo que comenzamos las excavaciones profundas en este importante sitio arqueológico. Esta es la primera etapa de tu investigación. Sí, es la primera etapa, el próximo año continuaremos con las excavaciones y también nos proyectamos a investigar el cerro “Carambayoc” que es el cerro que se ubica al frente de “Iscoconga”; estos dos cerros son los que flanquean el valle de Cajamarca.


25

propio de Arequipa y Ayacucho, lugares que están a casi 800 km de distancia del territorio Cajamarca, lo que supone un intercambio de materiales desde épocas tempranas; estamos hablando de 300 años D.C. Así mismo la arquitectura es impresionante, la cual incluye acueductos que interconectaban a las viviendas. Estos son los hallazgos que de manera general puedo mencionar, aún faltan más pruebas: Radiocarbono para determinar la antigüedad, pruebas de Isotopos que nos permiten saber si los pobladores de esta zona viajaron a la costa, análisis de Polen para ver que clima predominaba y finalmente análisis de Fitolitos y Almidón para descubrir su alimentación.

¿Cuáles son los descubrimientos más importantes en tu investigación? Lo más interesante es la cerámica de caolín, que es una arcilla blanca, que solamente se encuentra en tres lugares en el mundo: China, Norte América y Los Andes en Cajamarca. Lo segundo seria la teoría que los “Cajamarcas” eran mercaderes, teoría que nace a partir de haber encontrado su cerámica a lo largo de los andes: Ecuador, Arequipa, Cañete, Chachapoyas. Partiendo de este hallazgo nos planteamos cual sería la forma en que realizaban esta actividad, continuamos las excavaciones y descubrimos una cantidad importante de camélidos, de lo que sabemos se utilizaban como animales de carga en la época prehispánica, además estos vestigios se encuentran en toda la secuencia ocupacional de esta cultura, lo que nos indica la gran posibilidad de que estos camélidos hayan sido utilizados para esta actividad. Otro hallazgo importante es que hemos encontrado obsidiana en este sitio, material

¿Cuáles son las dificultades más resaltantes que se han presentado en tu trabajo de investigación? Los sitios arqueológicos están “Huaqueados” en su mayoría, la gente para semana santa sale a Huaquear, que es una costumbre que se mantiene desde la época colonial, destruyendo muchos de estos sitios. En segundo lugar muchos de los propietarios de los terrenos donde se encuentran estos sitios arqueológicos prefieren utilizar la tierra para actividades agrarias, destruyendo muros y restos arqueológicos. Finalmente en tercer punto sería la falta de apoyo del gobierno


26

regional para la investigación arqueológica, en relación a la inversión y preservación de estos sitios.

de 30 técnicos, con la proyección de que se dediquen en el futuro a la preservación de estos sitios.

A partir de esto, para el próximo año se realizarán trabajos de excavación, pero también de conservación de estos sitios arqueológicos, que se realizaran con el trabajo conjunto de la Dirección Desconcentrada de Cultura y la Cooperación española.

En la conferencia que diste en la DDC el pasado jueves 13 del presente mes, hiciste hincapié en la necesidad de la conservación del patrimonio arqueológico, tenemos entendido que eres parte de un proyecto conocido como SPI (Iniciativa de Preservación Sostenible) que está estrechamente relacionado con lo conservación del patrimonio. En este marco, crees que tu trabajo de investigación en “Iscoconga”, puede estar sujeto a ser intervenido por este proyecto para su preservación.

¿Cuáles son los objetivos que te has planteado en torno a esta investigación? Seguir con los trabajos de investigación en Iscoconga con estudiantes de otras partes del país, en especial de Lambayeque, para que se vayan formando en este campo y se fomente nuevas investigaciones. En segundo lugar para el próximo año se está preparando una escuela de campo por cuatro meses, donde se piensa capacitar en excavación, conservación y trabajos en laboratorio, se piensa formar técnicos en Arqueología con el apoyo de la Cooperación Española, se estima un promedio

Bueno, yo no trabajo para el SPI, esta es una organización que trabaja con artesanos, que intenta salvaguardar el patrimonio arqueológico, generándoles trabajo en torno a este patrimonio. Yo me dedico a darles el apoyo necesario para fortalecer su identidad como artesanos, y darles el lugar que se merecen,


27

porque considero que son de los mejores del país. Por ejemplo se les muestra la iconografía, para que puedan generar réplicas de estos hallazgos y puedan generarse un espacio en el mercado local e internacional. En Cajamarca SPI viene trabajando hace dos años con los artesanos capacitándolos y en este marco les doy el soporte científico necesario, para que puedan desarrollar su identidad frente al patrimonio. Desde su perspectiva ¿Cómo se podría fomentar la preservación arqueológica a través de la cultura y la integración de las comunidades que están ubicadas cerca a los yacimientos arqueológicos? Principalmente con la comunicación, porque como siempre digo en mis conferencias “No se quiere lo que no se conoce”, se debe trabajar en conjunto e invitar a las personas para que conozcan estos sitios arqueológicos, los gobiernos locales deben hacerse responsables de la investigación y por ende apostar por la inversión. En Cajamarca somos cinco arqueólogos y este trabajo es largo, con investigaciones que pueden tomar varios años, para que se puedan convertir en centros turísticos, también hay que trabajar con los niños en sus colegios para darles a conocer este legado arqueológico, para explicarles que nuestros ancestros son los “Cajamarcas” mas no “Los Incas”.

“Los grandes cambios empiezan con pequeñas acciones, hay que conversar sobre este tema en distintos espacios y concientizar a los cajamarquinos del gran legado del que son participes.” ¿Cuál es tu apreciación con respecto al futuro de la arqueología y de los diferentes sitios arqueológicos? Si seguimos así, y sin que las autoridades inviertan en investigación arqueológica, estos sitios van a desaparecer, además algunos pobladores y propietarios de terrenos donde encontramos estos hallazgos, por ignorancia prefieren destruirlos (ejemplos claros: como Huacaloma o en Huacariz) con sembríos en los que los restos arqueológicos son utilizados como abono. Para aquellos que recién empezamos a familiarizarnos con la arqueología en Cajamarca, ¿Qué bibliografía o recursos didácticos nos recomiendas para generar conciencia y realizar acciones positivas en torno a este tema? Primero en Cajamarca hay grandes historiadores, es el caso Valdemar Espinoza que habla sobre la historia de los caciques de Cajamarca, recopilando toda nuestra historia. Tenemos a Roger Rabines, Textos producidos por “La Misión Japonesa”, otros producidos por “Shinya “Watanabe” y por su puesto Julio C. Tello. Palabras finales para nuestros lectores Los grandes cambios empiezan con pequeñas acciones, hay que conversar sobre este tema en distintos espacios y concientizar a los cajamarquinos del gran legado del que son participes. No sigamos fomentando el “Huaqueo”, lean e infórmense acerca de nuestro patrimonio arqueológico, tomemos conciencia y difundamos conocimiento.


28

Crónica

DE MÚSICA

Y POESÍA


29

Viernes 14 de setiembre, siendo las 10 de la noche el equipo APU da inicio al evento denominado “Noche de Artes Integradas”. Show preparado con mucho aprecio para los que ahora forman parte de “La Comunidad APU”, apelativo que consideramos apropiado y justo, para todos los amigos que desde el primera presentación de la Revista Cultural “APU” – un jueves 28 de Junio de 2018 – hasta esta tan agradable noche, han ido sumándose a este camino tan accidentado y retador como es la promoción cultural. Una hora antes sus humildes anfitriones, abren las puertas de esta tan solidaria casa como es “Supay Café & Bar”, que a través de su creador Bernard Gala, siempre nos ha dado un espacio grato, para dar a conocer “APU”. Comienza la jornada: se instala el equipo acústico, se acomodan las mesas y finalmente prepara un espacio para mostrar el poemario “ANQAS” de nuestra amiga y poeta “Paola Chomba Zevallos”. Primera publicación de “Ediciones APU” y de la cual estamos orgullosos de poder haber sido participes en su materialización e impulso, que creemos es una gran promesa de la poesía.

Todo en su lugar, el playlist de la noche comienza a sonar y algunos amigos se van dando cita en este espacio; mientras observo las calles desde la entrada del bar, concluyo que ha sido un día particularmente ajetreado, pero la satisfacción de poder crear espacios de música y poesía es lo mejor. Comienza el festival de artes integradas con la sentida declamación de un viejo colega de los días de colegio, el Sr. Herico Gabriel More Muñoz, en su poesía nos habla de la naturaleza animal, de los deseos de un hombre fascinado por la naturaleza. Su voz potente y sus ademanes se convierten en ritual hermético que cautiva las emociones del público, con un gran aplauso se retira del escenario, nos agradece y se da pase al complemento musical a cargo de nuestro gran colega Roger Caytano, que con su voz rasposa y llena de realidad social, nos deleita con una melodía nostálgica, sus interpretaciones nos transportan a distintas épocas de revolución sincera y sesuda. Estas primeras intervenciones han sido el interludio para congregar a más amigos, que acompañados de un ambiente de bohemia cultural, están prestos para disfrutar de lo que resta de este entrañable evento; continua el evento con la lectura de tres poemas de quien ahora escribe estas líneas, con excepción de uno evoca que corresponde al gran Edgar Allan


30

de Juan Gama poeta y Camilo Cholán músico, que de manera espontánea nos hicieron partícipes de su gran talento. Continuando con esta gran noche después de la participación de Jaime Herrera, otra entrañable amiga se da paso leyendo 3 poemas de su reciente poemario “ANQAS”, nuestra amiga Paola Chomba con su ya característico desenvolvimiento en el escenario, nos conmueve con sus versos frescos, que en su concatenación nos hacen testigos de vividas escenas de amor, conocimiento personal y experiencia núbil.

Poe. Como se podrá haber percatado la poesía siempre va dar paso a la música y viceversa, complementarios por naturaleza, se escuchan aplausos y es el turno de Aníbal Narro “Cuervo” que nos deleita con 3 temas musicales llenos de mensaje de respeto por los animales y todo lo que involucra este cometido. Continuamos con la intervención de nuestro gran amigo Juan José Rodríguez que nos lee su creación poética con gran ánimo y disfrute, aprovechando su auge creativo del que nos ha hecho participes en algunas conversaciones. La noche va alcanzando su punto más grato y se corrobora con la melodía profunda de uno de los pioneros del estilo “Grunge” en Cajamarca, hablamos de Jaime Herrera que con cada acorde y frase musicalizada nos adentra en un viaje amplio y oscuro que nos sume en un estado placentero de abstracción. En paralelo a esta breve descripción de la noche, la revista “APU” como premisa tiene el generar espacios para nuevos artistas y en esta oportunidad agradecemos la gran intervención

Las últimas intervenciones están a cargo de los señores Edgar Zegarra y Herman Cubas, personajes muy apreciados y conocidos por su talento en la escena del rock independiente y auto-sostenible, ellos con más experiencia música nos han preparado temas propios y algunos covers, canciones que han acompañado a cada uno de los asistentes en algún instante particular de la vida, llenándonos de alegría y en su momento nostalgia, nada más agradable que la relación eterna entre la música, poesía y la experiencia humana. Sin nada más que agregar a esta memorable noche, agradecer la participación de todos los amigos de la revista cultural “APU”.


GalerĂ­a

31


32

Teatro Musica y Artes Plasticas

UNIDOS POR LA MUJER Y LA TIERRA El año 2018 se ha convertido en una bomba de tiempo, que nos ha estallado en el rostro de todos los que conformamos este país “Civilizado”; resalto lo último porque se ha evidenciado la situación tan grávida de violencia que está consumiendo nuestro país que dista mucho de una civilización. Hemos sido testigos de una apropiación violenta del territorio que sustenta a las poblaciones vulnerables y de asesinatos iracundos hacia las mujeres, perpetrados por seres que han perdido su humanidad por completo. A lo largo de este año, los distintos medios de comunicación se han encargado de evidenciar la degradación de nuestra sociedad, motivados por la pobreza, la mala educación y desequilibrio emocional que han llegado a su máxima expresión a través de un estado de violencia en todos y cada uno de los que conformamos esta nación. En este contexto de destrucción generalizada, existen algunos pocos que aún apuestan por ser agentes de cambio desde sus distintos entornos, tal es así, que el 15 y el 16 del presente mes, tuvimos la oportunidad de compartir un taller de artes integradas (teatro, música y artes plásticas) que buscaba concientizar a la población cajamarquina de esta realidad tan adversa para nuestro desarrollo como comunidad y grupo humano. Este taller tuvo como invitado a tres integrantes del grupo cultural “Yuyachkani” y fue posible gracias al trabajo conjunto de distintas

organizaciones avocadas a generar cambios en la sociedad. El taller inicio el sábado cerca al medio día, con una ceremonia de pago a la “Pachamama”, para agradecer este momento de integración humano y a su vez ofrecer nuestro respeto a la tierra que nos acoge en su seno a pesar de nuestros actos – El ritual es muy vistoso, un mantel con colores encendidos tendido en el suelo, exquisitas mandarinas en los bordes del mismo, seis velas de distintos colores, cuatro hileras de papas, así como micro-dunas de cereales y menestras, son parte de un hermoso lienzo – se toman la palabra algunas mujeres, agradeciendo nuestra presencia y dando inicio a la jornada. Después de una breve presentación de todos los asistentes al taller, se procede a la división de talleres según la afinidad de los presentes


33

por el teatro, la música o las artes plásticas. Comienzan las actividades: En teatro: Suena una melodía ambiental muy agradable y comenzamos con algunos ejercicios de expresión corporal. Primero nos presentan la mano que dirige, que es una interesante técnica, donde existe un líder, que a través de los movimientos de la mano toma posesión del movimiento corporal de los seguidores, este liderazgo ira rotando de tal manera que todos tengan la oportunidad de dirigir y sentir esa sensación tan agradable. En segundo lugar nos enseñan otra técnica llamada sombra, la cual consiste en la imitación de los movimientos y gestos del líder, en el área designada para su desplazamiento, en donde al igual que el primero se cambia el liderazgo y finalmente nos agrupamos en parejas para jugar al espejo, imitando la gestualidad y movimientos de nuestra pareja. Estas tres técnicas nos sirven para relajarnos,

compartir, así como tener los elementos para logra el objetivo final del taller, que es la escenificación de una escena de violencia contra la mujer. En Música: Los interesados en este arte, expectantes por todos los instrumentos que se muestran – “El pututu”, “La Waqra”, maraca, el cajón, el charango, la quena, el bombo, entre otros – estan ansiosos por comenzar a crear melodías. En esta oportunidad se ha pensado en la elaboración de una copla cajamarquina en conjunto, primero se elabora la letra que está inspirada en la defensa de la mujer y del territorio, después se pasa al proceso de creación musical integrando todos los instrumentos con los que se cuenta. Los participantes después de lograr un punto de concordancia musical se notan contentos con la copla creada. En Artes Plásticas: En este espacio se pudo aprender algunos matizados relacionados con el color de piel, el responsable del taller trajo


34

algunas estructuras terminadas, para que los participantes se ocuparan del pintado y delineado de las mismas, el producto final manos de protesta hechas de cartón y marionetas gigantes del mismo material.

Esta demás decir que gracias al taller tuvimos la oportunidad de conocer nuevas amistades y sobre todo, saber de la existencia de muchos grupos que se preocupan por la realidad actual y la cultura cajamarquina.

Llegada la una y media de la tarde, tenemos un momento agradable con los asistentes al taller, que se traduce en un almuerzo tradicional y delicioso – Arroz verde con pollo frito, una riquísima papa con cascara, acompañada de una salsa Huancaina y rocoto verde molido – se percibe una atmosfera de compañerismo y un espacio propicio para compartir distintas propuesta para el cambio social y fomento de la cultura.

Estos talleres se llevaron a cabo de manera simultánea, los cuales culminaron en la tarde del sábado y parte de la mañana del domingo. El producto de este taller fue la puesta en escena de todo lo aprendido en este tiempo, la cual tuvo como objetivo concientizar a la población cajamarquina en torno a la prevención contra violencia hacia la mujer y los medios adecuados para la defensa del territorio de los pueblos indígenas.


35

Escribe: Luis Guerrero

Jugando a la ecuación homófona en busca del atajo perfecto, o ensayando un sortilegio para evitar dos cosas. Una, caer en la frase más cliché del teatro universal; y dos, sentir que no pude siquiera resolver tal problema. Y ya con este introito me he metido en camisa de once varas (insisto en los números). Quizás estoy vacilando en tanto quise empezar indagando un poco en mí mismo dada la bipolaridad de mi oficio que no ha terminado de ser periodístico. No he podido ejercer jamás la apasionante labor de los que salen a disparar notas a mansalva en pleno campo de concentración, empeorando la ansiedad crónica de su editor por ir con tiempo a cierre (aunque eso sí); ni mucho menos publicarme como escritor, autografiando libros como poeta y cuentista, planeador en el viento de las artes, hijo de la biblioteca, lector adicto y confeso. No. Nada de eso. Lo más aterrador del lenguaje, sobre todo visto desde el punto del arte (al margen del atentado a la estética, la ortografía y morfosin taxis que varios ejercen), es poder y no querer que querer y no poder. Si acudimos a Churchil los que padecemos la segunda situación tendremos la certeza que algún día podremos labrar la piedra sólo con nuestra agua interior salida de los puros poros. Los primeros, en cambio, carecemos de voluntad y desde allí somos sólo dignos representantes de la muerte. El día que cumplí ocho años a mi padre se le ocurrió cambiar el formato de regalo infantil: juguetes por libros. Wrong Access. A diferencia de Reynaldo Naranjo cuyo destino fue volverse bibliófilo luego de un encierro que su padre sancionó con tarjeta roja el penal que el niño en plena sala anotó rompiendo un objeto valioso interpretando en éste una red de portería de fútbol con gritos de los hinchas inclui -

dos, yo me refugié haciéndome de la vista gorda, o, más bien, del oído sordo. Aunque oía perfectamente nada escuchaba. ¿Te gustan? Preguntó mi viejo emocionado como si hubiésemos cambiado de roles y fuera yo quien presentaba un examen con buena nota. Sí, respon dí mintiendo. Lejos de gustarme el par de clási cos, estaba viendo en ellos la desilusión de un niño que semanas antes había pedido un Robot a control remoto. Yo no veía en esos libros nada atractivo más que los dibujos de la carátula que imaginaba (con deseo en modo hada madrina) eran dos cajas de juegos. Uno que consistía en un muñeco gigante que viajaba y se robaba a los pequeñuelos tipo Gárgamel, y otro en el que imaginaba una especie de ludo con barquitos en el cual el jugador que llegaba primero a la isla se ganaba el tesoro y la partida. Pero lo cierto es que Swift y Stevenson no eran marcas, no eran Basa ni Lego, así que fueron archivados en la biblioteca por cuarto de siglo, menos, más. Mientras tanto crecía, me caía de la bicicleta del Galgo Stark, fallaba goles inminentes y descubría que me gustaba imitar. En medio de un melodrama cuyos diálogos alborotados habían nacido alrededor de una apendicitis de mi Compadre Cuncho (cuyo nombre no querré acordarme hasta que de sus labios florezca el mantra sanador para borrar a la mancha), narré (sin mínima intención de que brar la adrenalina de la pena y la desesperación intrínsecas de las familias del norte) cómo el hombre que llevó el papel de abuelo nuestro había hecho su speach anunciando el diagnóstico del pediatra: Mano a la cintura, erguido sobre un par de botines color caqui con cierre y taco cubano, terno sin corbata y en homocro mía a tales botas lustradísimas (pantalón con


36

proyección Chavo del Ocho a un 30 %), sombrero sin mayor contraste que corona un rostro que jamás tuvo arrugas y que remataba en un bigote mosquito (cual Hitler), pintando un labio superior que se ondeaba con fonemas entrecortados por un llanto que tampoco pasó jamás de esa congoja que hace engoles en la voz y la quiebra. Tan pronto hube terminado el espontáneo remedo, mis parientes se rasgaron en carcajada y ciertos pedos provocados por ésta a ritmo de las propias contracciones, lo que daba más vida a nuestra risa coral y, en este caso, polifónica (a quién no le pasó alguna vez). Pero mi personalidad, diría un poco solitaria de siempre, transformada en humor y sarcasmo no agresivo decorado con extroversión muchas veces desbordante (lo siento por a quienes caigo mal), llevó a que la imitación guiñe irrenunciablemente a la parodia y genere el primer efecto contrario. Un grupo de profes ofendidos pedían la expulsión del estudiante mediocre por osar imitar a sus maestros “inclusho con defectosh físhicosh” decía oral mente el profesor que no entendía que lo de su boca no era un defecto, sino sólo una manía, un gesto similar al que se hace al chacchar hojas de coca aplicando cal (googlear, en cambio, vaquero mascando tabaco o Popeye devorando su espinaca potencial). No era defecto físico, “ni mucho menosh”. Por tal razón el cura director denegó el petitorio, lo hizo trizas delante de los mismos suscribientes y permitió que hiciera promoción coreando “al colegio no voy más, ni huevón” de Leuzemia, preguntándome, cada vez que lo hacía, cómo es que la entonces voz ovina de Daniel F gene raba tal efecto en los jóvenes. Pero el artista que nace por parto natural y no el que sacan por cesárea académica y vacuna de arte conceptual (punto negro sobre mancha blanca, sin alusiones a las piedras metafóricas de César Vallejo), tiene un destino insólito. Ese artista fiel a sí mismo y no a las pretensiones engañosas y ególatras del monstruo sistemático tiene la obligación mínima de no traicionarse a sí mismo. No he sido la excepción. Pese a no lograr la actuación como carrera de futuro (que es lo que formalmente pedí) apareció el teatro con sus bambalinas y su caja negra y un Mauro Rojas, autor de la mayor parte de diálo -

gos que me han llevado hasta hoy a escenario, dirigiendo con su pose clásica de brazos y tórax hacia lados opuestos, dictándome al unísono una buena parte de mi bitácora esencial. La poesía y la música husmeaban con ojos tentadores también esta época, con una que otra gracia sin mayor ejercicio ni lucimiento, pero estaban y están. La universidad me obligó a la lectura y aquí di rienda suelta a lo que mi mente ofrecía, inició entonces la breve versión periodística, la vida bohemia (o pretensión hedonista), el arte, la cultura, el descubrimiento de la desnudez íntima de la noche, vino el vino desde allí siempre vino, luego la radio, la televisión, las revistas y a los 27, como los miembros del club, la catarsis, el espejo y sus consecuencias colaterales, la metamorfosis, los rayos x que irradiaban su signo en los calificativos propios de la misma existencia. Entonces dibujé y fui libre otra vez, ahora en esa otra manía del arte con colores, matices, tizas, pastel, óleo y degradé. Será por ello acaso que no puede ser periodista, ni tampoco escritor, por andar siempre distraído y vestido de camaleón… según lo que toca. Por ejemplo, esta crónica (caso crónico de incerti dumbre) debía contener la mixtura del ornitorrinco que Villoro expone inigualablemente en su Safari Accidental, resolviendo los placeres y desencantos de escritores y periodistas. Pero resulta en un lenguaje tirado más hacia el autorretrato, en un pretexto escurridizo para decir a los editores: “esto es lo que ha salido”, un primer análisis superficial a mi vida cargada de emocio nes y preguntas sobre sí. No tengo más espacio ni mente. Entonces concluyo en una reflexión: Cero no ser, número neutro y contigua negación a la existencia, ha sido un pretexto fónico para reemplazar esa pregunta que Hamlet se plantea… pero no funcionó, he terminado respondiendo en dos partes: el comunicador y el artista, y en cada uno de estos planos voy a entrar en otras conse cuentes encrucijadas hasta que, por fin, puedan sonar las campanas de la libertad y el sortilegio funcione para poderle responder a Hamlet, pero esta vez sin telón y sin dilema. Algún día…


Gastronomia


38

La oferta va en crecimiento, aunque Cajamarca aún sigue en recesión, el ingreso del PBI de Cajamarca departamento al año 2016 en la actividad de Alojamiento y Restaurante es de S/. 239, 521,000 lo cual es aproximadamente S/. 8, 000,000 más que el año 2015. También hubo un aumento del 1.33% en la actividad de restaurantes a Noviembre del 2017. Se debe acotar que el crecimiento departamental corresponde al crecimiento de las principales provincias, tal es el caso de Cajamarca. Dejando la parte seria y cuantitativa, podemos decir que, tanto estadísticamente como por experiencia propia, ha aumentado la cantidad de restaurantes en Cajamarca, así como la oferta de tipos de comida. No me dejan mentir, piensen en el “Boom” de hace unos pocos años de la comida al cilindro, que hasta ahora perdura.

Chicharrón con mote

Sandwich de Chicharrón

Estos nuevos restaurantes llegan a innovar Cajamarca y a aumentar la oferta gastronómica, pero tienen mucho que aprender de la constancia de los antiguos restaurantes; sin embargo, ambos, deben superar tantos otros retos, como el buen servicio o la limpieza general. En términos gastronómicos es como ponerle “Crema de limón” al “Quesillo con miel”. Una combinación que trae el pasado y el futuro al presente, impulsando las “texturas” en el plato y explosionando en una combinación de sabo res. Ahora nos toca a nosotros como consumidores exigir y elevar la calidad de los restaurantes con nuestro consumo, y con esto la gas tronomía cajamarquina. Cumplamos como buenos consumidores y los restaurantes cumplirán con nosotros, sin nada más que agregar a este resumen de pinceladas gruesas, me des pido. Saludos, y buena comida.

Especies de papas nativas


APU N° 4  
APU N° 4  
Advertisement