Page 1

FLORIDA UNIVERSITARIA GRADO EN MAGISTERIO DE EDUCACIÓN PRIMARIA

Boletín sobre la diversidad:

Aprender para la paz

Equipo iMachine: Silvia Esteve Doménech Martí Félix Fort Jesús García Simarro Carlos González Vanaclocha Cristina Jiménez Pérez Coord. grupo: Jesús García Simarro Tutor del grupo: Lorena Bisbal Fecha: 18/11/2011 Curso: 2011-2012


Sumario

Página 1. Reseña sobre la linea editorial

3

2. Ensayo sobre la violencia simbólica

4

3. Entrevista sobre una “buena práctica”

6

4. Decálogo de propuestas para trabajar la diversidad

9


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

1. Reseña sobre la línea editorial Aprender para la paz

Después de leer un título tan sugerente, nos vemos obligados desde la línea editorial de esta revista a explicar el porqué de este nombre a nuestros lectores y lectoras. La finalidad de esta revista, es la de crear conciencia sobre un fantasma presente en todas las sociedades que se llama “violencia simbólica”. Nos ha parecido demasiado importante como para que mucha gente lo desconozca, y por lo tanto creemos que la mejor manera de cambiar esta situación es a través del aprendizaje, ya que la primera y mejor manera de evitar la violencia simbólica es sabiendo en qué consiste. Este tema lo trataremos más a fondo en nuestras páginas, donde esperamos que el lector pueda conseguir información sobre hasta qué punto pueden ser resultado de esta violencia muchas de las manifestaciones sociales que está presenciando en pleno siglo XXI. También esperamos que esta revista nos ayude a todos a reflexionar las “verdades” socialmente establecidas que estigmatizan al que no las cumple. Intentamos entonces, que los lectores de esta revista puedan desaprender mucho de lo que conocen sobre las relaciones de poder en esta sociedad y puedan llegar a darse cuenta de cuándo están presenciando violencia simbólica, de hecho nos parece importantísima tanto la labor de divulgación sobre este tema como la voluntad de aprender sobre el mismo para que todos tengamos un futuro mejor libre de estas cadenas invisibles. En definitiva, lo que pretendemos a la vez que aprendemos, es educar para la paz.

Aprender para la paz

3


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

2. Ensayo sobre la violencia simbólica Siempre se ha considerado normal castigar a los alumnos cuando tienen un comportamiento indebido, ya que se considera que es parte importante en la formación educativa. Ahora bien, en pleno siglo XXI nos preguntamos si esto es correcto, ¿acaso no es un acto de autoritarismo por parte del profesor? ¿O de rebeldía por parte del alumnado? Este artículo está destinado a descubrir cuáles son las relaciones que se dan entre los integrantes de una comunidad escolar, cual es su comportamiento entre ellos y en los distintos espacios sociales, y por último trataremos de esclarecer el concepto de violencia simbólica y sus efectos en las aulas.

Como ya es sabido la educación ha sido desde sus inicios un objeto de culturalización y reproducción de la sociedad del momento, y es por ello que hemos centrado nuestro enfoque en las situaciones que se viven en las escuelas de primaria.

Existen distintos tipos de centros escolares, están los públicos, los privados y las cooperativas, pero casi todos por no decir todos se rigen por lo que marca la sociedad. Los integrantes de dichos centros educan en base a unas normas estipuladas, que provienen del superior en el centro o directamente del ministerio de educación. Así pues, la educación está controlada y fuera de la elección de los principales afectados, los estudiantes, ya que no se les tiene en cuenta a la hora de tomar las elecciones sobre los estudios que marcarán su futuro. ¿No es esto un claro rasgo de autoritarismo? ¿No está la sociedad en cierto modo imponiendo los conocimientos que las futuras generaciones deben tener en su currículum? Nos planteamos preguntas, pero no tratamos de buscar respuestas. Tenemos estipulado que un profesor debe estar por encima de su alumnado, pero olvidamos que el alumnado puede tener cosas que enseñar a dicho profesor. La relación entre educador y educando debe ser bilateral, una situación en la que participen los dos y aprendan a la vez que enseñan.

Por otro

lado la relación entre alumnos ha ido cambiando, cada vez es más

competitiva y queda menos tiempo para que se comuniquen entre ellos. La carga Aprender para la paz

4


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

excesiva de su currículum provoca enfrentamientos entre ellos debido al nivel exigido por parte de familiares y profesorado. Parece que hemos dejado de lado la calidad de la enseñanza por una enseñanza de cantidad, sin importar que principios básicos perdemos por el camino. La falta de comunicación es un problema grave en las aulas que ciertamente es más concurrido en los días que vivimos, las redes sociales ya usadas también en los centros escolares, son una de las herramientas con las que estamos favoreciendo ésta pérdida de socialización entre individuos.

Por último abordaremos un tema de actualidad en las aulas pues los problemas de violencia son frecuentes en el día a día y es debido a una gran diversidad de motivos entre los cuales figuran: El autoritarismo, la desigualdad económica, las diferencias culturales, etc.

Uno de los casos de violencia que más se reproduce en nuestras escuelas es el que Bourdieu llama violencia simbólica y lo define de la siguiente manera: “La violencia simbólica es esa violencia que arranca sumisiones que ni siquiera se perciben como tales apoyándose en unas expectativas colectivas, en unas creencias socialmente inculcadas”

Además este autor señala que dicha forma de violencia se da tanto de forma cariñosa como de una forma más autoritaria, y ocurre en las escuelas tradicionales a la vez que en las nuevas escuelas basadas en métodos más innovadores, ya que ambas, aunque de diferente forma, promueven la reproducción de la cultura dominante.

Para finalizar aclararemos que la violencia simbólica, al igual que el resto de manifestaciones de violencia, pueden desaparecer con una educación basada en el respeto individual y colectivo, así como la aceptación de las diferentes opiniones que puedan darse entre colectivos, siendo el objetivo final conseguir armonía en esta sociedad, valorando la calidad y no la cantidad.

Aprender para la paz

5


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

Entrevista sobre una “buena práctica” La entrevista ha sido realizada a Carlos Roser Martínez, filósofo de profesión. Actualmente trabaja como escritor y profesor de filosofía, psicología y sociología del IES Misericordia nº26 y de la UNED. Hemos decidido realizar la entrevista este profesor debido a su larga experiencia dentro de las aulas. Diariamente miles de niños y niñas asisten a la escuela a recibir una enseñanza o educación y es también en la escuela donde reciben afecto o rechazo, aprenden a tener éxitos o fracasos, a valorarse o a desvalorizarse, todo esto generado por la violencia que se vive en las escuelas. Usted estará de acuerdo en esto. Es por ese motivo que nosotros, alumnos del grado de Educación Primaria, nos gustaría esclarecer los motivos que llevan al alumnado a ejercer una violencia o a no alcanzar esa disciplina que se intenta transmitir. 

¿Podría comentarnos si el centro IES Misericordia nº26 es conflictivo? Los primeros años que estuve aquí, sinceramente, esto parecía una jungla. Existían muchos conflictos entre profesores y alumnos debido a la alta escolarización de alumnos de etnia gitana (vecinos del barrio de la Fuensanta donde se encuentra el instituto). Éstos no tenían ningún respeto por la autoridad y no consentían que una persona, por muy mayor que fuera, ajena a su familia la diera órdenes. Hoy en día ese conflicto ya no existe, ya que no hay tantos alumnos de esa raza escolarizados. El problema actual es otro, ahora hay mucha más violencia entre alumnos, sobre todo entre alumnos de distintas etnias.

Pero, ¿usted cree que, en general, ha aumentado la indisciplina y la violencia en las escuelas de ESO? Yo diría que ha aumentado la falta de civismo y de respeto a los otros, como los insultos, palabras groseras, interpelaciones, humillaciones, racismo abierto o difuso, exclusiones, etc. Ciertas faltas de civismo y respeto se llevan a cabo abiertamente. Los profesores se quejan de la indiferencia del alumnado respecto a lo que enseñan y a la necesidad de dedicar una parte importante del tiempo a establecer las condiciones para que se pueda enseñar. Lo que yo percibo es que ha aumentado la tensión cotidiana más que la violencia entendida como agresión física. Por ejemplo, hay actos de disciplina que se dan con más frecuencia que otros, como: no respetar las opiniones de los otros, hablar en clase mientras explica el profesor, no hacer los deberes, insultarse entre compañeros, malas posturas corporales en clase, lanzar en clase objetos (papeles, tizas) unos a otros o fumar tabaco a escondidas.

¿Se atrevería a señalar cuál es el origen de estas relaciones de violencia en el aula? Sinceramente no tengo la respuesta definitiva para esta pregunta, pero se podría argumentar que es debido a la indisciplina, a la desobediencia e insolencia del alumnado, pero si se analiza esto más profundamente podríamos encontrar que estas reacciones van más allá de una desobediencia, se podría ver que son productos de las relaciones autoritarias. Podríamos decir que es culpa de la escuela, ya que ésta además de transmitir conocimientos sirve para mantener el Aprender para la paz

6


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

orden social y producir sujetos parecidos a los que ya existen. Como consecuencia crea una estructura social, por lo que la escuela además de inculcar conocimientos impone también la obediencia a la autoridad y el respeto a las normas escolares. Esta imposición casi siempre se realiza de manera arbitraria ya que no se tiene en cuenta ni la cultura de los niños ni las relaciones de estos entre sí. Pierre Bourdieu denomina esto como violencia simbólica. La educación es violencia simbólica en la medida en que se imponen los conocimientos, es decir, en la escuela se enseña y el alumno lo que tiene que hacer es aprender. Ese es el inicio de la violencia, ya que existe una ruptura entre la experiencia y las necesidades del niño. 

¿Y usted piensa que el profesorado tiene algo que ver esa indisciplina? Hombre yo creo que una persona que no respeta no puede enseñar respeto. La tolerancia es una actitud que tenemos que enseñar y educar.

¿Y cómo reaccionan sus compañeros docentes ante esta indisciplina y violencia? Bueno, yo como profesor en particular no puedo hacer muchas cosas. Intento que en mis horarios de clase exista paz. Sin embargo, muchos otros profesores se toman la justicia en su mano y no permiten entrar a ciertos alumnos conflictivos a sus clases. Considero que eso sólo aplaza la violencia, no consigue erradicarla. Hace unos años se nos ocurrió combatir esta violencia con un grupo de mediación, que dio buen resultado y hoy en día sigue en funcionamiento. Cuando surge un problema los niños van al grupo de mediación y lo intentan solucionar. Decidimos crear este grupo para que existiera una negociación entre las dos partes afectadas, un debate y una comunicación ante situaciones conflictivas que les prepare para la vida. Además potencia las relaciones humanas y nos introduce en un espíritu democrático para la tolerancia y les prepara para la solución humana de conflictos.

¿Y podría comentarnos cuál es el ambiente que se respira en el centro? Sinceramente, los 15 años que llevo trabajando en este centro siempre ha existido una relación de amistad, colaboración y ayuda entre padres y profesores. Hace unos años se pasaron unas encuestas a las familias, al profesorado y a los alumnos para saber si estaban satisfechos con la educación que se impartía en el centro. La familia tenía, en general, una buena opinión del centro y consideraban que los profesores enseñaban adecuadamente. Con e sa encuesta se pudo apreciar una cierta calidad en la enseñanza de nuestro centro. Sin embargo, esa calidad no implica que el alumnado esté más a gusto. De hecho, con la encuesta averiguamos que los profesores están más a gusto Aprender para la paz

7


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

trabajando en el centro que los alumnos aprendiendo. La pena es no haber podido obtener una solución para eso. Pero hoy en día seguimos trabajando para hacer más divertido aprender. 

¿Cómo son las relaciones entre los/as profesores/as? Existen muchos tipos de relaciones entre nosotros, los profesores. Nosotros no dejamos de ser individuos que se tienen que adaptar al resto. Hay relaciones cordiales, hay relaciones de verdadera amistad, pero también hay relaciones de indiferencia total. Estas últimas no son beneficiosas ni para el centro ni para el alumnado, ya que en ellos también repercute esa mala relación.

¿Y las relaciones entre profesores/as y alumnos/as? Hay profesores que de verdad establecen lazos de confianza con su alumnado. El problema en estos casos suele ser que muchos profesores creen que comprenden y apoyan bien a los alumnos, que son buenos profesores, y no siempre es así. Ese pensamiento equivocado, creo yo, que aún los distancia más.

¿Crees que la heterogeneidad en clase influye en el surgimiento de la indisciplina y violencia escolar? Si entendemos por heterogeneidad mezclar en el aula a alumnos/as de nivel académico diferente (es decir, alumnos que saben más y otros que saben menos) y mezclar también a alumnos/as de buen y mal comportamiento, yo diría que sí que influye, y además con bastante fuerza.

Y una pregunta un poco más atrevida, ¿quiénes cometen más actos violentos? ¿Los chicos o las chicas? En principio siempre se piensa en los chicos, ya que son más propensos a sentir esa autoridad sobre el otro. Pero hoy en día no podemos hacer diferencias entre chicos y chicas, ya que ellas son iguales o más conflictivas. Esto podría darse por una imitación de comportamientos típicamente masculinos por parte de las chicas, es decir, las chicas, en su afán de igualarse al hombre, copian patrones masculinos, tanto buenos como malos.

Para finalizar esta entrevista nos gustaría realizarle una pregunta un poco más personal. Si te pidieran directamente a ti una solución, ¿qué propondrías para disminuir la violencia en el aula o y proporcionar mayor disciplina al alumnado? Aconsejaría aplicar en las clases una metodología de enseñanza activa y participativa, en principio, para tener una vida ordenada en clase. Además, si preguntas a los alumnos/as ellos mismos te dicen que mejorando estos aspectos del aula mejoraría la convivencia. Está claro que esto implica una mayor implicación por parte del profesorado en sus clases, ya que deben organizar clases más interesantes, más prácticas y con más participación e implicación de alumnos en las actividades de clase.

Aprender para la paz

8


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

Decálogo de propuestas para trabajar la diversidad: Para lograr trabajar correctamente el tema de la violencia simbólica en las escuelas, debemos plantearnos varias cuestiones que se han realizado de forma errónea en el pasado y, por tanto, debemos cambiar. · ¿Qué enseñamos en la escuela? · ¿Hemos avanzado? · Hemos reproducido un modelo, y entonces, nos preguntamos ¿Cuál es nuestro desafío? A partir de estas preguntas establecemos un decálogo de propuestas para tratar de mejorar la percepción sobre la violencia simbólica. Trabajaremos mediante un aprendizaje constructivo donde haya feedback entre alumnado y profesorado. 1. Actividad de investigación sobre ¿quién es Pierre-Félix Bourdieu? 2. Realizaremos un debate constructivista en el que todo el alumnado participe de forma activa sobre cuál es el pensamiento de Bourdieu sobre la violencia simbólica, tema principal de nuestra revista. 3. Taller en grupos sobre la variedad de los individuos, centrando nuestro trabajo en el respeto mutuo. 4. Concienciar mediante la charla de un profesional de psicología el tema de la violencia en las aulas, acompañando esta charla de un taller donde puedan apreciar lo mucho que significa el respeto por los demás. 5. Juego donde el alumnado se pone en la piel de un alumno/a marginado siendo relativamente humillado. 6. Juego en el que los niños y niñas irán por el patio con tapones, vendas u otros objetos para no escuchar o ver nada, y después dentro del aula mantendrán la misma discapacidad. Así, intentamos que entiendan las dificultades que tienen los alumnos y alumnas discapacitados para tener un respeto. Aprender para la paz

9


10 de enero de 2012

BOLETÍN SOBRE LA DIVERSIDAD

7. Concienciar al alumnado sobre la violencia sexista. El respeto entre sexos también se da en la escuela. 8. Trabajo escrito en el cual el alumnado diferencia entre algunas de las minusvalías físicas y mentales. 9. Exponer un trabajo sobre el síndrome de Dawn con feedback e intervenciones, y así concienciarles de que son personas como el resto de niños y niñas. 10. Actividad de búsqueda en grupos sobre los distintos valores importantes a tener en cuenta cuando tratemos el tema de la violencia: Respeto, tolerancia, voluntad, comprensión y amabilidad.

Aprender para la paz

10

Aprender para la paz  

Revista sobre sociología de la educación, 2ºC Florida Universitaria grupo Imachine

Advertisement