Issuu on Google+


El diario de dos universitarias

Por: Laura Torres Correa

“Que la vida te sonria, pero lo importante es que tú sonrias.”


Muchas personas me preguntan que como conocí a Indira fue bastante raro. Ese mismo día resultamos en la feria del libro, notamos que viviamos por la misma zona y que aunque los gustos se respetan el pescado no es tan bueno como dicen. Si no húbieramos decidido hablar seguramenta tanto la una como la otra seriamos “Esa vieja”, “Esa pelada…” Es muy simple el día que abramos facebook o miremos whatsapp e indira o yo no tengamos un mensaje que comience con chispi, amorcito, chuchi, una foto, abrazo cósmico, un chisme, un link curioso seguramente aun no es de día o Indira esta con el futuro papá de sus hijos.


No tenemos vinculos del pasado, no se quienes eran sus amigos del colegio o sus amigas del alma, obvio algunas cosas si sabemos aunque tenemos


pocos amigos en común, creo que sabe más de mi familia que personas que han estado a mi lado más de 5 años. Sin olvidar que me la tiene montada por mi adicción al pandequeso con malta pero yo no me quedo atrás yo me la gozo por su acento, hay días en los que trasnocha y llega alucinando a la U diciendo que yo hablo como un gato costeño.



Imagenes