Issuu on Google+

EL OÍDO

Es el órgano encargado de detectar los sonidos, la posición y los movimientos del cuerpo y se encuentra a ambos lados del cráneo, alojado dentro de una estructura ósea formada por el hueso temporal. Concretamente, es en el oído interno donde reside el sentido de la audición, localizado en el caracol o cóclea, y el del equilibrio, situado en el utrículo, el sáculo y los canales semicirculares. El sonido crea ondas de presión que hacen vibrar el aire y desencadenan una serie de movimientos en este órgano, lo que nos permite oír.

Nervio vestibular

Canal semicircular superior

Canal semicircular horizontal

Canal semicircular lateral

Ampolla

Ventana oval

Conducto coclear

fig. 1 fig. 2

Caracol

EL SENTIDO DEL EQUILIBRIO Los canales semicirculares se orientan en las tres direcciones del espacio (formando ángulos más o menos rectos entre sí, fig. 1) y están llenos de un fluido. Los receptores pilosos, que se encuentran dentro de estos canales, responden al movimiento de éste inclinándose en la misma dirección, y así detectan los cambios de posición (fig. 2).

Sáculo Utrículo

EL LABERINTO

Saco endolinfático

Dentro del oído interno, el nervio auditivo, que conduce, mediante impulsos eléctricos, las sensaciones hasta el cerebro, y el vestibular, que dirige las percepciones de movimiento y equilibrio, se unen para formar el estatoacústico. Las células sensitivas pilosas del caracol detectan las ondas sonoras y captan diferentes frecuencias.

8

AULA

DE EL

MUNDO

ANATOMÍA DEL OÍDO

Laberinto

Hueso temporal

Cadena de huesecillos

Nervio coclear

Oreja

Trompa de Eustaquio

Arteria carótida interna

Membrana timpánica Apófisis mastoide Arteria carótida externa

PABELLÓN AURICULAR

Apófisis estiloide

Cartílago de la oreja

Porción cartilaginosa del orificio auditivo externo

Rama superior del antehélix Fosa triangular Fosa escafoidea Rama inferior del antehélix

Martillo

Hélix Antehélix Concha Trago Orificio auditivo externo Antitrago Escotadura intertrágica Lóbulo

OÍDO EXTERNO Se compone del orificio auditivo externo, donde se encuentran las glándulas que elaboran el cerumen, y del pabellón auricular, que dirige las ondas sonoras al orificio.

Yunque

Estribo

LA CADENA DE HUESECILLOS Representa la parte transmisora del sonido. Se sitúa en el interior del oído medio y está formada por tres osículos (el martillo, el yunque y el estribo -éste es el hueso más pequeño del cuerpo-) que se extienden hasta la ventana oval. Infografía: Francisco A. Anguís Textos: Manuel Irusta / EL MUNDO


El oído