Page 1

REVISTA ASOCIACIÓN PENSAMIENTO PENAL BOLIVIA AÑO 1 NÚMERO 1

EL FEMINICIDIO Norka Natalia Mercado Guzmán1

Resumen: El artículo reseña la situación del feminicidio en Bolivia, destacando la incorporación del tipo penal, en el marco de las convenciones internacionales. El articulo también aporta algunos datos estadísticos nacionales, los mismos que reflejan un incremento significativo del feminicidio en el país. Palabras clave: feminicidio, violencia Cada año se producen miles de casos de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas, en casos de agresión sexual, prostitución relacionada con la trata de personas y otros, en todo Latinoamérica y el mundo, y también en Bolivia. Según ANF (Brújula digital), Bolivia es el segundo país en Latinoamérica con mayor número de feminicidios per cápita y uno de los más altos en el mundo, esta es una realidad muy preocupante tanto que el año pasado 2017 existió una solicitud al Gobierno de activar un estado de Alerta Nacional, por los feminicidios existentes en nuestro país para poder controlar la situación; siendo una de las principales causas la mentalidad patriarcal de la sociedad en que vivimos , ya que según esta , se tiene que tener a la mujer dentro un rol determinado y es que cuando la mujer no quiere aceptar el rol y salir de esta imposición desencadena una reacción violenta, desembocando muchas veces en el asesinato, cual normalmente es precedido por una vivencia de violencia tanto física como emocional en las relaciones de pareja. En respuesta a la situación generalizada de violencia, se ha promulgado a nivel mundial una serie de instrumentos legales a fin de que los Estados asuman como políticas estatales la lucha contra la violencia contra la mujer, y es en 1979 cuando la Asamblea General de Naciones Unidas aprueba la Convención sobre la eliminación de todas las formas de Discriminación contra la mujer (CEDAW) cual en su art. 1.- refiere que la discriminación contra la mujer puede expresarse como “… Toda distinción exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujeres independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas políticas, social, económica, cultural y civil o en cualquier otra esfera”. Asimismo, la Asamblea General de Organización de los Estados Americanos en 1994 aprueba la Convención Para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra Las Mujeres (Convención Belén do Para), en el que se establece el derecho de toda mujer a una vida libre de violencia tanto en el ámbito público como el privado. En Bolivia se promulgó La ley 348 (Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia de 9 de marzo 2013) con el objetivo de establecer mecanismos, medidas y políticas de prevención, protección y reparación a las mujeres en situación de violencia, tomando en cuenta la situación de prioridad nacional que ha querido dar el legislador a este problema que se da en nuestra sociedad, estableciendo la obligatoriedad que tienen los órganos de estado y todas las instituciones públicas a adoptar políticas necesarias para luchar contra este mal, estableciendo principios y valores como ser: la informalidad, la equidad de género, la despatriarcalización, atención diferenciada, igualdad, inclusión entre otros; tipificando 16 de formas de violencia que están prohibidas en Bolivia, siendo una 1

Norka Natalia Mercado Guzmán , Abogada, ha sido , Defensora de Oficio, Secretaria del Juzgado de Instrucción Penal liquidador, Defensora publica , Directora Departamental de Defensa Publica .Pando, Asesora del Consulado del Brasil en Cobija; Magistrada del Tribunal Supremo de Justicia . Presidenta de la Sala Penal del TSJ, docente de la Universidad Amazónica de Pando, actualmente abogada libre. Contacto: norknatalia@hotmail.com

1


REVISTA ASOCIACIÓN PENSAMIENTO PENAL BOLIVIA AÑO 1 NÚMERO 1

herramienta clave para enfrentar los casos de violencia, pero lastimosamente aún falta mucho trabajo dentro las instituciones encargadas para poder encarar una verdadera lucha contra este problema de la sociedad. La figura del feminicidio en Bolivia, se tipifica en el Código Penal en el art. 252 Bis introducida por la Ley 348 , donde se hace una diferencia entre asesinato y feminicidio, una muy buena diferenciación, aunque la pena es la misma, donde se establece claramente la condición del actor para que se considere feminicidio, ya que establece que este sea cónyuge o conviviente; en una relación análoga con la víctima; cuando esta última rechace cualquier tipo de relación sentimental con este; cuando la víctima este en situación de embarazo, cuando tenga relación de subordinación o dependencia, en situación de vulnerabilidad; cuando haya sido con anterioridad víctima de violencia física psicológica, sexual o económica por parte del actor, cuando haya sido precedido por un delito en contra su libertad individual o la libertad sexual, cuando sea un delito conexo de trata o tráfico de personas y cuando sea resultado de ritos, desafíos grupales o prácticas culturales; diferenciación que hace también a los parámetros para que como estado trabajemos en la prevención de este delito; por su parte el Tribunal Constitucional Plurinacional en la SCP 033/2013AAC indica “ resulta claro que la violencia contra las mujeres puede generarse por la desorganización estructural del aparato estatal e institucional por prácticas culturales que tiende a reproducirse de generación en generación aunque las mismas tengan la característica de ser inconscientes o pueden imputar a título de negligencia, ello porque la Constitución y el derecho internacional de derechos humanos refieren a los actos u omisiones que den por resultado la anulación o inclusive el menos cabo del ejercicio de los derechos específicos de las mujeres” La estadística a momento de recordar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el fiscal General Ramiro Guerrero indicó que desde enero 2018 hasta el 8 de marzo se habían registrado 28 muertes de mujeres por violencia, y el 2017 se registraron 109 muertes por violencia y 30.351 denuncias vinculadas por la ley 348 en Bolivia. Según ONU Mujeres, desde el año 2013 que se decretó la ley 348 hasta fines el 2017, fueron 109.162 denuncias por violencia contra mujeres, de los cuales 419 fueron feminicidios, cifras alarmantes, pero lo más alarmante es que pese a que existe una ley específica como la ley 348, y existen programas de prevención, las cifras no disminuyen, lamentablemente se ve el incremento de muertes de mujeres por violencia, aspecto que nos debe poner en alerta, ya que para poder dar una solución a este problema es necesario que todos nos involucremos, implica un trabajo de prevención, con la obligatoria participación de las carteras de estado, y una política de estado de lucha contra la violencia hacia la mujer efectiva, con acciones que incidan desde la educación y capacitación a todos los servidores públicos y con más incidencia a las instituciones que tienen que tratar directamente con las víctimas de violencia así como servicios de salud cuales respondan a las necesidades de las mujeres. Si bien, en Bolivia estamos tratando de salir de un sistema patriarcal en el que hemos vivido más de 500 años, es muy importante que la sociedad cambie la mentalidad de ver a la mujer como objeto, como un ente encajonado o encasillado en un rol establecido para verla como persona. Para esto es imprescindible no escatimar en los recursos económicos, debiendo tener cada institución como política institucional la política de género , y sus propios recursos económicos a fin de cumplirla , y no tenerla solo para cumplir con la Constitución Política del Estado y las leyes; la concientización tiene que ir en forma total, que abarque todos los niveles, viene a ser imprescindible en la prevención de la violencia , que exista un ente controlador que mida la eficacia y los resultados de estas estrategias en cada institución, donde lógicamente se trabajen también la masculinidad como política institucional todo esto en cumplimiento con los principios de la CPE y la Ley 348.

2


REVISTA ASOCIACIÓN PENSAMIENTO PENAL BOLIVIA AÑO 1 NÚMERO 1

Según la Convención Americana sobre los Derechos Humanos en su art. 2, cual indica “ Si en el ejercicio de los derechos y libertades mencionadas en el art. 1 no estuviere ya garantizada por disposiciones legislativas o de otro carácter, los Estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y las disposiciones de esta Convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades…”. De igual manera, el art. 15 parágrafo III, de la Constitución Política del Estado claramente indica “El estado adoptará las medidas necesarias para prevenir eliminar y sancionar la violencia de genero … así como toda acción u omisión que tenga por objeto degradar la condición humana, causar muerte, dolor y sufrimiento físico sexual o psicológico tanto en el ámbito público como el privado”. Teniendo las herramientas dadas por el Órgano Legislativo, se hace indispensable establecer o tratar de establecer cuáles son los motivos por los cuales las instituciones públicas no están cumpliendo a cabalidad todos los preceptos estipulados en la referida ley y en otras que hacen hincapié en la igualdad de género y lucha contra la violencia; no deja de preocupar que no se visibilice el trabajo del Tribunal Supremo de Justicia, tomando en consideración que existe una política de Genero aprobada por el Consejo de la Magistratura mediante Acuerdo 55/2015, destacando que el Órgano Judicial , fue uno de los primeros en tener una Política de Genero, en cuyo cumplimiento en marzo 2017 se aprueba el Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género , una herramienta importante para todos los Jueces en Bolivia , pues hablar de una justicia transformadora, implica que además de establecer la verdad histórica del hecho las autoridades judiciales tengan los mecanismos y las herramientas , con un enfoque de protección de los derechos humanos de las mujeres , para contribuir en la transformación de una sociedad incluyente No debemos olvidar que en la lucha contra la violencia contra la mujer , no existen ganadores, se trata de combatir la intolerancia, la violencia y la injusticia, con políticas educacionales, obligatorias; se trata de comprender que no es un problema que afecta solo a las mujeres, ya que una sociedad que vive en igualdad es una sociedad mejor para todos, que se centren desde la curricula de los colegios desde nivel primario y en todos los niveles académicos, donde se trabaje desde el empoderamiento de niñas y mujeres hasta las masculinidades de los niños y hombres; donde se concientice del rol de cada profesional en su fuente laboral , donde los llamados a generar políticas de estado tengan el dinero y la capacidad de gestión; se hace necesario que desde donde estemos asumamos la responsabilidad de trabajar contra la violencia, estableciendo medidas de prevención eficientes. El Feminicidio es un crimen de odio, es el asesinato de una mujer solo por su condición y su género, es un acto de gravedad, acción que tipifica el resultado de todo el odio que se puede sentir contar una mujer cual desencadena en la muerte.

Bibliografia Ley 348 Ley integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia CONVENCION PARA LA ELEMINACION DE TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA (CEDAW) JOSE HURTADO POSO “GENERO Y DERECHO PENAL” 2017

3

EL FEMINICIDIO  

Resumen: El artículo reseña la situación del feminicidio en Bolivia, destacando la incorporación del tipo penal, en el marco de las convenci...

EL FEMINICIDIO  

Resumen: El artículo reseña la situación del feminicidio en Bolivia, destacando la incorporación del tipo penal, en el marco de las convenci...

Advertisement