Issuu on Google+

ADOLESCENCIA Y AUTONOMÍA. CAMBIOS EN LOS HIJOS Y EN LA FAMILIA. RELACIONES FAMILIARES, IMPLICACIONES EN LA SALUD, SEXUALIDAD, CONDUCTAS DE RIESGO Y ESTUDIOS. SEMINARIO Documento 2b Ejercicio de comunicación asertiva (decir sin herir) y ejercicio de la autoridad (lectura expresiva o role-playing según la disposición por participar de los asistentes). Situación: Te falta tiempo para todo. Trabajas todo el día fuera. Llevas la casa y te ocupas de tus dos hijos: Juan de 15 y Paula de 10, con los que vives sola después de separarte de su padre hace cuatro años. Ahora vas camino de casa en el metro, pensando… Te preocupa Juan, está muy rebelde, no hace más que darte disgustos, aunque reconoces que es un buen chico. Repite 2º de ESO. Fue un duro golpe al principio. En Primaria iba flojito pero siempre logró aprobar al final. En cambio ahora… en la 1ª evaluación le quedaron cuatro y no sabes qué pasará en la 2ª. Hoy le daban las notas. A tus preguntas de ¿Qué tal vas? ¿Y los exámenes? Él te responde que bien, pero… tú no le ves “dar palo al agua”. Cuando llegas a casa por las tardes, lo encuentras tirado en el sofá viendo la TV o jugando a la Wii… dice que ya ha hecho los deberes… Eso, cuando no se va a la calle como el otro día. ¡Casi lo matas cuando te encontraste a Paula sola! ¡No ganas para disgustos! Te sientes culpable por dejarlos tanto tiempo solos pero… ¡tienes que trabajar!… es el único sueldo que entra en casa. Has llegado a casa, ¡por fin! Abres y te encuentras a Juan ante la TV, discutiendo con su hermana por el mando de la Wii. Se lo tira, cuando ve que has llegado y después de darte un beso, te entrega las notas serio… ¡No das crédito a lo que ves! Lengua 4, Matemáticas 2, C. Naturales 4, C. Sociales 4, Música… 4 ¡Hasta la música! Montas en cólera y cuentas gritando: 1, 2, 3, 4 y 5 ¡Te han quedado 5! ¿Eso es para ti ir bien? pero ¿Qué has hecho? La tonta soy yo creyéndote cuando me decías que ibas bien,¿los deberes?-No, si ya los he hecho –decías. -¡Eres un vago y un sinvergüenza!... No sé a quién sales porque a mí no. Bueno, sí lo sé, sales a tu padre, ¡igualito! Y encima repitiendo… Tú sigue así y serás un desgraciado… ¡como tu padre! ¡Harta de trabajar y me pagas con esto! -Mamá… -tu hijo quiere explicarse, pero le das un empujón y gritas:- ¡Vete de mi vista! Tu hijo, cierra la boca y sale de la habitación refunfuñando.

Página

1

Te quedas sola, llena de rabia e impotencia. Paula hace tiempo que huyó a su habitación viéndote gritar, te duele la cabeza y te tomas un analgésico. -¿Qué estoy haciendo mal?-te preguntas.

Plan de Formación de Padres y Madres. ADOLESCENCIA Y AUTONOMÍA Documento 2b.


ANÁLISIS DEL ACTO DE COMUNICACIÓN Poneos en el lugar de la madre y pensad por ella. ¿Creéis qué ha sido una conversación positiva, de la que vuestro hijo pueda recibir el mensaje de que la situación tiene que cambiar? ¿Le habéis dado indicaciones y ayuda para que se responsabilice de sus estudios? Se han cometido varios errores en este acto de comunicación: 1. Es un mal momento para conversar con tu hijo de este tema, estás cansada y enfadada por las notas. 2. Le acusas de engañarte: La tonta soy yo por creerte… 3. Le gritas… 4. Le insultas menospreciándole: ¡Eres un vago, un inútil! 5. Te avergüenzas de él: “No sé a quién sales” 6. Le hieres, atacando a su padre: sales a tu padre ¡clavadito! 7. No crees en él, en su futuro, ni en que tenga arreglo: ¡Tú sigue así y serás un desgraciado…! 8. Te haces la víctima y él es el culpable: ¡Harta de trabajar y me pagas con esto! 9. No le dejas hablar y le rechazas: ¡Vete de mi vista! Cuando nos comunicamos así, perdemos los papeles y con ellos el poder afectivo para ganarnos el respeto de nuestros hijos y con ello la posibilidad de poder ayudarlo en la adquisición de autonomía y responsabilidad. Posiblemente, pensará que no tiene remedio… nos seguirá engañando, tapando una mentira con otra, con la ilusión de poder evitarse un mal rato. HAY OTRA MANERA DE COMUNICARNOS CON LOS HIJOS Podemos comunicarnos con nuestro hijo de manera asertiva, sin herir. Hemos de tener en cuenta que: no podemos tratarlos como a niños, la finalidad no es discutir sino buscar el entendimiento, debemos mostrar nuestros sentimientos y lo que esperamos de ellos de manera clara, en un momento de calma, en un ambiente tranquilo, sin juzgar, utilizando “mensajes yo” Opino, pienso… ¿Qué piensas tú? haciendo que nuestro hijo sepa que le comprendemos y sabemos cómo se siente, dejándoles hablar y escuchando lo que nos dice. Así aprenderá a ponerse en nuestro lugar, (sabe conversar es trasmitir empatía) y será más fácil comunicarle nuestro mensaje. Una manera de hacerlo bien es seguir la regla de los cinco pasos de Thomas Gordon: 1. Nombrar el comportamiento inaceptable. 2. Nombrar el sentimiento que se siente por causa de ese comportamiento. 3. Nombrar el problema que se deriva. 4. Nombrar el comportamiento pensado para sustituir al anterior. 5. Nombrar el objetivo positivo que se quiere alcanzar.

Página

2

¡Ahora te toca a ti! En la hoja siguiente tienes un cuadro para pensar como lo harías.

Plan de Formación de Padres y Madres. ADOLESCENCIA Y AUTONOMÍA Documento 2b.


ANÁLISIS DEL EJERCICIO DE AUTORIDAD. 1. No has mantenido una comunicación adecuada a diario... Te has limitado a preguntarle a él qué tal iba, y él te ha respondido lo que tú deseabas oír. Deberías haberte comunicado antes con el centro escolar y corroborar sus afirmaciones… al descubrir que no eran ciertas, podríais haber trabajado para evitar el fracaso. 2. Al no tener adquirida la autonomía y responsabilidad en sus estudios, tendría que seguir un plan de adquisición de responsabilidad hacia el trabajo, con unas normas negociadas y pactadas, un seguimiento controlado en casa y en el centro escolar con el que, como hemos dicho, te comunicarías frecuentemente. Si el centro lo aconseja por ser necesario, y te lo puedes permitir, puedes poner algún tipo de ayuda externa temporalmente hasta que se organice solo. Ahora los centros cuentan con aulas de estudio dirigido por las tardes que podrían ser otra opción.

Página

3

3. El incumplimiento del plan debe tener consecuencias que se deben cumplir. Sin perder el control, sin enfadarte demasiado, aunque oigas sus bufidos y que eres la madre más injusta del mundo…pero firme en tu decisión harás que se cumplan las consecuencias de no haber aprobado por falta de trabajo: No irá en el verano con sus amigos al pueblo (tiene que estudiar…) No saldrá tanto tiempo el fin de semana… en fin, lo que hayáis acordado con antelación…

Plan de Formación de Padres y Madres. ADOLESCENCIA Y AUTONOMÍA Documento 2b.


Escribe en el cuadro lo que dirías a tu hijo para expresar cómo te sientes y el comportamiento que deseas de él, sin herir sus sentimientos.

Cuándo_______________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________

Me siento _____________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________

Porque _______________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________

Si ____________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________

Ahora, _______________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________ _______________________________________________________________

1. Comportamiento inaceptable

2. Sentimiento que se siente

3. Problema que causa

4. Comportamiento que debería sustituir al anterior.

5. Objetivo positivo que se pretende conseguir.

Página

4

Así, no machacaríamos a nuestro hijo, le hablaríamos de nuestro sentimiento ante un comportamiento inaceptable en una situación, que puede cambiar y ese cambio tendría efectos positivos para todos. Él valoraría nuestra actitud de igual a igual, se pondría en nuestro lugar y seguro que haría un esfuerzo por mejorar (Postura (+ +))

Plan de Formación de Padres y Madres. ADOLESCENCIA Y AUTONOMÍA Documento 2b.


Educar en la adolescencia. Sesión 1. Doc. 2b