Page 1

Divided Kelley Armstrong


Capítulo 1 "Tenemos que salir," susurré. "Encontrad una salida. Cualquier salida. Luego silben, pero despacio. Les escuchare." Simon, Rachelle y Chloe se fueron. Nos separamos para buscar en la fábrica una salida, antes que el Dr. Davidoff y sus hombres armados nos encontraran. ¿Por qué el director de nuestra casa de grupo nos perseguía con hombres armados? No tenía ni idea, pero estaba seguro como el infierno que no iba a detenerme a preguntar. Como los demás corrí, intente no retroceder ante la cantidad de ruido que hicieron. Davidoff y sus hombres nos encontrarían con seguridad. Todo lo que tenían que hacer era detenerse y escuchar. Maldita sea, esto no debería haber sucedido. Y esto no habría sucedido si Chloe se hubiese apegado al plan. Claro, la razón por la que no se había apegado a este era porque yo había desaparecido cuando estaban a punto de escapar, y me encontró en medio de mi primer Cambio en un hombre lobo. Entonces fuimos avistados. Se había quedado atrás para buscarme porque sabía que Simon no se iría de otra manera, y sabía que era más importante que él saliera porque era él el único que podía encontrar a nuestro padre, y sacarnos de la Lyle House. Así que supongo que, si estaba siendo generoso, debería decir que hizo la cosa más inteligente, dejando a Simon ir. Podría decir que hizo lo más valiente, quedándose por mí cuando ni siquiera sabía que era un hombre lobo. Podría decir que ella había hecho lo decente, insistiendo en los acompañara después de que habíamos sido avistados. Pero no me sentía generoso. Si no se hubiese quedado por mí, Simon estaría a salvo. Y ella estaría a salvo. Y yo no estaría flipando de preocupación por si alguno de ellos recibía un disparo. Así que mientras corría por el pasillo, la maldije por unas cien clases de estupideces. Me daba algo que hacer. Cuando oí un grito, la maldije un poco más. No importaba que este sólo fuera un grito breve, rápidamente sofocado. Di media vuelta en la esquina para verla con Simon, sus brazos alrededor de ella, la cara de ella contra su pecho. Grandioso. Él debió haberla sorprendido. Eso no era difícil. La chica podía verme cambiando a un lobo sin retroceder, pero camina detrás de ella y saltara como un conejo asustado. No tenía ningún sentido en absoluto. Bueno, quizás lo tenía, si la chica era una nigromante, y esa "persona" a escondidas podría ser un fantasma o un zombi. Una vez más, sin embargo, no estaba de humor para ser generoso, especialmente no ahora, viéndola acurrucada contra Simon. Como si tuviéramos tiempo para eso. "¿Qué ha pasado?" Le dije. Antes de que pudiera darle su infierno, levantó la cabeza del pecho de Simon, y el horror en sus ojos detuvieron las palabras en mi garganta. "Un fantasma," dijo, alejándose un paso de Simon. "Lo siento." No solo un fantasma. Ellos podían asustarla, pero lucia como si se fuera a vomitar. Di un paso adelante y quería preguntarle lo que había visto, pero en vez de eso dije: "Creo que alguien lo escucho. Tenemos que irnos."


Ella asintió con la cabeza y empezó a girar, luego hizo una pausa para mirar a través de una puerta abierta. Me acerqué y traté de ver lo que estaba viendo. No había nada allí. Nada que pudiera ver de todos modos. "Se está repitiendo. Como el bucle de un film," dijo. Desvió la mirada bruscamente. "No importa. Nosotros…" "Tenemos que irnos," dije, mientras ruidos de pisadas se hacían eco en un pasillo a distancia. Le di un codazo para que continuara. Empezamos a movernos. Luego, un silbido ensordecedor resonó. Rae. Maldita sea. Esto es el porqué no la había querido traerla junto a nosotros. Simon sabía cómo ser cuidadoso, habíamos estado escapando durante toda nuestra vida. Puede que él se fastidiara de vez en cuando, pero podía ser controlado. Chloe... bueno, ella no podía ser controlada tan bien como me gustaría, pero tenía el sentido para saber cuando estaba volando alto y me escuchaba. Rae parecía pensar que estábamos jugando al gato y al ratón aquí. "¿No dije en voz baja?" Murmuré. Cogí mi ritmo y la encontré en una esquina justo a tiempo para detener a la idiota de ciegamente abrir una puerta de salida. Fácilmente abrí, olí y escuche en busca de señales de que alguien estuviese estacionado al otro lado. Miré hacia el patio. Teníamos que salir de aquí y ponernos a cubierto. La posibilidad más cercana era un almacén. Cuando lo señale hacia afuera, Rae me miró como si estuviese loco. "Está a una milla de distancia," dijo. "Cuarto de milla, como mucho. Ahora, vamos. Estamos justo detrás de—" Las pisadas eran más fuertes ahora, otras uniéndose al primer par. Al menos tres personas, todas dirigiéndose directamente hacia nosotros. "Están viniendo. Vosotros iros. Les distraeré, luego os sigo." "Uh-uh," dijo Simon. "Yo guardare tu espalda. Chloe, coge a Rae y corred.” "Eso es…" empecé. "Quieres distracciones." Simon lanzó un hechizo de niebla. "Soy tu chico.” Se giro hacia Chloe. "Id. Nos pondremos al corriente." Chloe vaciló. Yo también. Quería decirle a Simon que fuese con ella, y estoy seguro de que ella quería decir que se quedaría y ayudaría. No había tiempo para discutir sin embargo, y después de un momento, ambos nos dimos cuenta de eso. Chloe asintió con la cabeza y caminó hacia la puerta. Rae ya se había ido hace rato. Sorpresa, sorpresa. Allí había una chica a la que no le importaba nadie más sino ella misma, y lo cual es el porqué de que cuando me preocupaba sobre alguien siendo disparado, su seguridad no se cruzaba por mi mente. Me sentiría mal si saliese lastimada. Si viera a un tipo apuntándole con una pistola en este momento, le gritaría una advertencia, quizás tratar de distraerlo. Eso es todo, sin embargo, y no me avergüenzo de ello. Es más de lo que ella haría por mí. Detuve a Chloe. "Entrad en el almacén y no se vayan. Por una hora, ni siquiera se asomen. Si no llegásemos, encuentren un lugar para esconderse. Nosotros volveremos."


"Cuenta con ello," dijo Simon. "No permanezcas en el almacén si es peligroso, pero ese será nuestro punto de encuentro. Mantente comprobándolo. Si no puedes quedarte, encuentra una manera de dejar una nota. Nos reuniremos contigo. ¿Entendido?" Me miraba como si estuviera consignando cada palabra en la memoria, pero deseaba que hubiese tenido más tiempo. Deseaba podérselo escribir a ella. Deseaba que las armas y los fantasmas no la trastornaran tanto que pudiese olvidar lo que dije en el momento que se alejó. Estaba bastante seguro de que ella no lo haría. Pero deseaba poder estar absolutamente seguro. "Tienen que estar de vuelta aquí," gritó un hombre. "¡Busquen en cada habitación!" Empujé a Chloe hacia la puerta de salida. Simon le murmuro algo a ella, y dobló un pulgar para arriba. "Hora del espectáculo," me dijo él a mí. Y Chloe echó a correr hacia el almacén.


Capítulo 2 Simon lanzó un hechizo de niebla mientras nuestros perseguidores daban la vuelta en la esquina. Nadie se pregunto por qué la sala de repente se llenó de humo. Lidiaron con ello, murmurando y tosiendo mientras se abrían camino a través, probablemente pensando que habíamos encontrado algunos productos químicos en una de las habitaciones. Papá dice que si los humanos pueden explicar lo sobrenatural, lo harán. Solía pensar que les hacia estúpidos. Pero es sólo la navaja de Occam. No ir en busca de explicaciones complejas cuando una simple lo explica. Mientras luchaban con la niebla, era una tentación correr hacia la puerta trasera tras las chicas. Tentador, pero tonto. Incluso si los tipos de Davidoff no viesen el destello de las luces de seguridad exteriores o escuchasen el oír del clic de la puerta, aquel sería el primer lugar al que esperarían que fuésemos. Así que salimos de la esquina. Efectivamente, un segundo después, Davidoff, dijo: "Hay una salida aquí. ¿Mike? ¿Sue? Salgan afuera y miren a alrededor. Yo…" "¡Muévanse, chicos!"Dije, en un susurro lo suficientemente fuerte para hacer a Davidoff detenerse. "En esa habitación. ¡Vayan!" Corrimos hacia la puerta más cercana tan fuerte como pudimos. Simon lanzo otro hechizo de niebla mientras abría la puerta y luego cerrándola. Simon se saco sus zapatos y me insto a hacer lo mismo. No lo necesitaba, pero lo hice de todos modos, y nos fuimos, corriendo silenciosamente por el pasillo. El truco no nos compro un montón de tiempo. Lo usamos de nuevo, pero después de la primera vez, Davidoff sólo envío a Mike, el tipo con el arma, que estaba adentro para comprobar afuera, mientras ellos continuaban adelante. La siguiente vez, apenas se asomaron por la puerta. La cuarta vez, ni siquiera se desaceleraron, lo cual era bueno, porque eso fue cuando nos abalanzamos en la habitación y tomamos resguardo. Esperamos hasta que el sonido de sus pasos se extinguió en la distancia, luego salimos y doblamos de nuevo. Cuando llegamos a la primera curva, Simon quería continuar por el camino del que habíamos venido. "La salida es por este camino," me dijo cuando le obstaculice. "Sí, y es la única que pasamos. Significando que van a hacer una línea recta hacia allí cuando averigüen que volvimos de nuevo." "Si no nos quedamos alrededor discutiendo, podríamos llegar allí antes que ellos." "Tal vez, pero no lo haremos hacia el almacén antes de nos puedan rastrear y vernos. No hay otro lugar a donde podamos ir una vez que atravesemos esa puerta." Simon sólo dudó un segundo y luego me hizo gestos para que liderase. Bajé hacia una sala lateral, volviendo de nuevo hacia las puertas principales, de donde habíamos entrado. Llegamos a la esquina siguiente, y luego escuche voces y detuve a Simon. Dos personas que no reconocí estaban hablando... cerca de las puertas principales. ¿El vigilante de seguridad? Podía hablar a mi manera con él. Bueno, Simon podría, por lo menos.


Miré bordeando la esquina. Mi visión nocturna es buena, pero mi visión normal no es nada diferente de la mayoría de la gente, y tuve que esforzarme para ver por el pasillo iluminado. Podía distinguir dos figuras. Un hombre y una mujer. Ninguno de ellos era el guardia de seguridad. Simon miró hacia afuera mientras le empujaba hacia atrás. "¿Les podemos tomar por sorpresa?" Dijo. "No lo sé. Tal vez si los separamos." Las palabras solo habían salido de mi boca cuando la radio de la mujer chilló. Ella contestó, y pude distinguir la voz de Davidoff en el otro extremo, diciéndoles que se separen, uno quedándose a vigilar la salida principal, el otro dirigiéndose a la salida de atrás. Cuando le dije a Simon, él sonrió, "Momento perfecto." Nos quedamos resguardados hasta que estuviésemos seguros de que la mujer iba por otro camino hacia la puerta de atrás. "Le agarrare," le susurré. "Espera aquí." "Puedo…" "No." Él me miró, pero eso fue todo. Por lo tanto fue mucho más fácil que ponerse de acuerdo con Chloe. Ella habría insistido en hacer algo, como causar una distracción mientras me lanzaba hacia el tipo. Claro, eso sería una buena idea, pero entonces estaría preocupado por su resguardo. Si alguien tenía que tomar un riesgo, este debería ser yo. Solo hacia las cosas más fáciles. A pesar de que Simon no discutió, no se retiro tampoco, pero se mantenía en guardia, listo para intervenir si las cosas salían mal. Esperé hasta que el tipo me dio la espalda, y luego me arrastre por el pasillo y listo para cargar contra él si este se giraba. Él dio un paso adelante, y mientras lo hacía, paso debajo de una de las atenuadas luces de seguridad. En su mano, vi un arma de fuego. Una pistola. Me congele. El tipo que estaba afuera, Mike, estaba llevando un arma. La había disparado hacia mí. Incluso me golpeó. Pero fue sólo un dardo tranquilizante, y con mi sangre de hombre lobo, solo me había hecho a mí un poco somnoliento. Eso había sido un rifle, sin embargo. Esto no era un rifle. ¿Era aun sólo un tranquilizante? Probablemente no. Sin embargo, había una posibilidad de que pudiese llegar a él antes de que la usara. Incluso si lo hacía, su primer disparo podría ser desenfrenado, y las posibilidades de que este sea fatal parecían pequeñas. Di un paso. Alguien capturo mi campera y me gire para ver a Simon allí. Él apunto y murmuro. "Él tiene una pistola". Asentí con la cabeza y le indique que fuera de nuevo a la esquina. Por un segundo, sólo se me quedó mirando, como si obviamente no le hubiese escuchado. Cuando se dio cuenta que lo había hecho, su rostro se endureció y él tiró de mi remera, y de la mirada de sus ojos, sabía que no estaba bromeando. O le seguía o no se iba a ir. Yo le seguí.


"Él tiene un arma," Simon susurró cuando estuvimos fuera del rango de audición. "¿Qué infiernos estabas pensando? ¿Que tus probabilidades eran lo suficientemente decente para que te diera un tiro?" Buena suposición. No dije eso. Entendía como esto se veía desde su punto de vista. Arriesgado y estúpido, y exactamente el tipo de cosa por las que le reprocharía. No era así como eso, pero una vez que llegue a la esquina y mi pulso bajo, descendiendo la adrenalina, me di cuenta de que no había sido una buena idea. Si esa arma se hubiese disparado, incluso si el tiro errase, Simon habría salido de su escondite y cogido la siguiente bala. Nos retiramos y comenzamos a ir por las habitaciones, en busca de una con una puerta o ventana. Si había una, sin embargo, no la estábamos encontrando, y si seguíamos tratando, nos toparíamos con Davidoff y su equipo. Habíamos tenido ya dos cercanos encuentros hasta ahora, y la fábrica no era tan grande. Estaba seguro de que habíamos estado en cada una de las habitaciones, probablemente en algunas dos veces, y si hubiera estado pensando con claridad, lo habría hecho de manera sistemática. Pero no pensaba con claridad. Me estaba preocupando por Simon y preocupándome por Chloe. La había enviado dentro de ese almacén, pensando que era seguro porque estábamos justo detrás de ellas. Sólo que no estábamos y ahora no estaba seguro de cuan seguro era, o incluso si ya habrían sido capturadas. Debería haber llegado con un mejor plan. Ella había confiado en mí y seria responsable si había sido capturada. Habíamos encontrado una puerta que conducía arriba. Ninguna idea de a dónde iba, pero parecía nuestra mejor apuesta. Al final resultó que, sin embargo, la puerta no llevaba a ninguna parte. A ningún lugar útil, al menos. Subía a una especie de espacio de almacenamiento. Lo que sea se suponía que vendían, sin embargo, nadie parecía preocuparse más, probablemente debido a que hacía calor como el infierno y apestaba a mierda de murciélagos. "Eso es bueno, ¿verdad?" Dijo Simon cuando le dije que era lo que estábamos oliendo. Si esto quería decir que era mejor que ratas, no le iba a decir que podía oler a estas, también. Solo gruñí y dije: "Si puedes soportar el olor, deberíamos permanecer aquí." "Umm, ¿por qué?" Cuando empecé a decir que era el mejor lugar de refugio que habíamos encontrado hasta ahora, él dijo: "¿Guano, hermano? ¿Mierda de murciélagos significa murciélagos? Los murciélagos significan que hay una salida." Él me golpeó en la espalda. "Eres el chico científico, ¿no?" "Sí, solo estoy…" "Alterado y no pensando con claridad. Y, sí, sólo porque un murciélago pudiese entrar, no significa que podamos salir. Esas cosas pueden arrastrarse debajo de las puertas. Aún así, un montón de mierda de murciélago, significa una gran cantidad de murciélagos." Lo que significaba, probablemente, una manera fácil de entrar, no sólo una grieta en el techo. Así que empecé a moverme, Simon me agarró del brazo. "Puedes ver, ¿verdad?" "Sí." Hice una pausa. "Lo cual significa que hay alguna fuente de luz aquí."


Nos movimos alrededor, Simon agarrando mi remera hasta que pudo ver lo suficiente para moverse también, lo cual significaba que nos estábamos acercando a la luz. Nos movimos a través de un montón de vigas de soporte, y lo vi, un respiradero roto en el techo. La filtración de luz dentro no era de la luna sin embargo. Era la luz gris del amanecer. Pensé en Chloe ocultándose en el almacén. Se sentía como si solo la hubiese dejado hace sólo unos pocos minutos. ¿Había sido hace una hora? ¿Más? Maldita sea. Debería haber estado contando. Lo habría hecho, también, si hubiese tenido mi reloj puesto. "¿Qué está mal?" preguntó Simon. "Nada." Una hora no era nada, cuando apenas llegabas esta. Por todo los que las chicas sabían, habíamos tomado otra puerta y nos estábamos escondiendo, esperando hasta que no haya moros en la costa. Chloe esperaría. Era Rae por lo que estaba preocupado, pero si se quedaba una hora, se quedaría más tiempo. No había prisa ahora, y era mejor si no la teníamos. Había que tomarlo con calma y cuidado.


Capítulo 3 El agujero era lo suficientemente grande como dejar a Simon pasar a través. Cuando arranque el resto de la rejilla de ventilación, era lo suficientemente grande para mí, también. Saqué mi cabeza afuera y mire al exterior hacia el techo casi plano. Subí en hombros a Simon. "No te…" "…pongas de pie y llames la atención sobre ti. Lo sé." No soy un imbécil, agregó con su mirada. Él siempre tomaba este tipo de cosas de manera equivocada. Chloe también. Si les daba una sugerencia amistosa, es sólo porque me estoy asegurando que saben qué hacer, no porque supongo que no lo saben. Por supuesto, Simon diría que si se trataba de una sugerencia amistosa, debería hacerla sonar un poco más amigable. Nunca puedo recordar esa parte, sin embargo. Para mí, la instrucción es lo importante, no la forma en que está dicha. ¿Él querría ser disparado porque se ponía de pie mientras le estaba pidiendo que por favor tenga cuidado y no se levante? Me arrastré a través. Estábamos cerca del frente del edificio. Mientras estábamos a cuclillas allí, un camión llego hasta las puertas. Agarre el brazo de Simon para tirarlo hacia atrás. Él me dio otra mirada, una que señalaba que no iba a ir a ninguna parte. Le tenía aún a mi lado mientras la camioneta se detuvo. Un hombre corpulento salió, abrió las grandes puertas y las empujó hacia atrás. Luego regresó a su camioneta y se estacionó en el parqueadero de los empleados. "La fábrica está abierta por el día," dijo Simon con una sonrisa. "Lo hicimos. Si los empleados están llegando, puedes apostar que Davidoff y sus muchachos se están yendo." "Es domingo," le dije. "¿Y? Horas extras." No estaba tan seguro. El hombre lucia como un empleado, ¿quién mas estaría abriendo las puertas? Pero aún así... "Vamos a buscar a Chloe y Rae," dijo Simon, levantándose de la posición en cuclillas. "Todavía no." "¿Qué?" "Sólo espera." "¿Esperar? Deberíamos habernos ido hace más de una hora. Necesitamos…" "Estarán bien." "¿Sí? ¿Estás seguro?" No lo estaba, y eso me molestaba. No confiaba en que Rae permaneciera en el almacén, y sabía que Chloe no la dejaría salir sola. Aun no estaba seguro de si había oído mis instrucciones. Estaba enojado


conmigo mismo por no haberme asegurado. Estaba cabreado con Simon por haber accedido a dejar que venga Rae junto a nosotros. Estaba cabreado con Chloe por no dejarme en la Lyle House cuando le dije que lo hiciera. "Ella se suponía que debía ir contigo," le dije. "Ese era el plan. Ella fastidio el plan." "¿Perdón? ¿Estás diciendo que Chloe se merece ser atrapada porque se quedó atrás para asegurarse de que estabas bien?" "Por supuesto que no. Pero si ella hubiera seguido el plan, nada de esto…" "¿…habría sucedido? ¿Cómo infiernos puedes saber eso? De hecho, estoy seguro de que no tuvo nada que ver con ustedes dos siendo avistados por Gill, porque esos tipos iban a ir tras nuestros talones tan pronto como Rae y yo llegásemos aquí. No hay manera de que tuvieran tiempo para reunir a un equipo tan rápido." "Está bien, pero aun…" "Pero aún es culpa de ella. De algún modo, de alguna manera, la culpa es de Chloe porque siempre es culpa de Chloe." "Yo nunca…" "¿Cuál demonios es tu problema con ella de todos modos? En los últimos pocos días, ha aprendido que es una nigromante. Ha descubierto que hay todo un mundo sobrenatural allí afuera. Y se ha ajustado. Yo no podría haber hecho eso. Sería un inútil. Estaría asustado y en negación total." "Lo está haciendo bien. Dije eso esta mañana." "A mí. No a ella." Negó con la cabeza. "No importa. Lo que sea tu problema con Chloe…" "No tengo un problema con Chloe. Tienes razón. Si podemos llegar a ella, deberíamos. Tan pronto como sea posible. "

Sólo que no podíamos. Cuando llegamos a la parte trasera del techo, vimos a Davidoff y a la señora Talbot, la enfermera jefe de Lyle House, dialogando. Justo en el camino que necesitábamos tomar para llegar al almacén. Examine la parte de atrás del estacionamiento por otra ruta alrededor, pero de cualquier manera que nos fuésemos, teníamos que cruzar ese camino. "Ese empleado se presentó así que tendrán que despejar el edificio," dijo Simon. "Ahora estarán tratando de averiguar qué hacer. ¿Irse? O contarles a los tipos de la fábrica y decirles que somos fugitivos, pidiéndoles que les ayuden a buscarnos." "Tenemos que esperar." Él miró hacia el almacén, y sabía que estaba preocupado por Chloe. Después de un segundo, él lo sacudió. "Tienes razón," dijo. "Ella está bien. Le dijimos que esperara, así que esperara, y si eso no es seguro, encontrará un nuevo lugar para esconderse y volver. Tenemos un plan. Ella se adherirá a este.


Tratamos de encontrar un punto de vista donde podríamos mirar hacia el almacén, en caso de que Chloe y Rachelle se fueran. Pero no había lugar seguro con una vista perfecta. Después de unos minutos, ni siquiera podíamos ver a Davidoff y Talbot. Se habían movido hacia la puerta de salida. ¿Habían vuelto de nuevo al interior? ¿O estaban haciendo guardia bajo el saliente? No podía verlos y estaban demasiado lejos para que los escuchara. Así que esperamos.

¿Chloe esperaría por nosotros? Cuando esto me cayó, ¿quiénes éramos nosotros para ella? Sólo un par de chicos que conoció hace una semana atrás. Los chicos que le habían ayudado a entender lo que era y prometieron ayudarla con eso, pero aún malditamente cercano a unos extraños. ¿Y quién era Chloe para mí? Alguien de quien había tomado ventaja. Alguien que había ayudado porque ella era la clave para conseguir que Simon saliese fuera de Lyle House. Al menos, así es como esto empezó. Chloe llegó a Lyle House hace una semana. Las enfermeras anunciaron esto diciendo que había una chica nueva, así que tuvimos que limpiar. O los otros tuvieron que limpiar. No se me permitió salir. Era demasiado peligroso. En enero, había lanzado a un niño contra una pared y roto su espalda. Eso comenzó la cadena de eventos que condujeron a la desaparición de nuestro padre, y que Simon y yo viniésemos a Lyle House. Podría replicar que el chico había ido detrás de Simon con un cuchillo. Podría replicar que no le había tirado muy fuerte. Podría replicar que no había querido hacerle daño, y que todo el mundo lo mal entendió porque no sabían que tenía súper-fuerza. Pero yo sabía que tenía súper-fuerza, así que debería haber sido más cuidadoso. Suficiente de esto. La nueva chica llego. Yo estaba allí. Si hubiera sido Simon, él habría bajado a presentarse, hacerla sentir bienvenida. No salí de mi habitación. Ni siquiera escape para darle una mirada a ella. No era importante. No me importaba. Sólo empecé a importarme cuando Simon lo hizo. Cuando la encontró en la cocina, había coqueteado con ella, luego después de que nos fuésemos, dijo que era linda. No me había dado cuenta de esto. Me había dado cuenta del brillo en sus ojos cuando él lo dijo, y allí es cuando comencé a prestar atención. A Simon le gustaban las chicas. Siempre lo había hecho. A ellas les gustaba él en respuesta. Cuando llegamos a Lyle House, sin embargo, eso cambió. Ellas todavía gustaban de él, una en particular, Tori, hizo una idiota de sí misma enamorándose de él. Pero él no estaba interesado. Dijo que eso se debía a que, si ellas estaban en Lyle House, tenían problemas y no quería aprovecharse de estos, pero mientras estaba seguro de que era un factor, la verdad es que Simon había cambiado. Se había retirado. Apenas alguna vez sacaba su cuaderno de dibujo y nunca era más que cortésmente amistoso con las chicas. Así que cuando dijo que pensaba que Chloe era linda, sabía que algo había cambiado. No era que había encontrado a la chica de sus sueños, pero estaba finalmente volviendo a ser el mismo. Despertando. Y cuando lo hiciera, podría convencerlo de salir y encontrar a nuestro padre. Luego vino un golpe de suerte que no podía haber imaginado. Durante el almuerzo, Tori nos dijo por qué Chloe estaba en Lyle House. Porque veía fantasmas. Eso captó mi atención tan rápido que casi me ahogue sobre mi cazuela. Miré hacia arriba, y cuando vi el horror en los ojos de Chloe, sabía que Tori estaba en lo cierto.


No sabía mucho acerca de la esquizofrenia, pero había leído un poco sobre esta cuando hice un proyecto sobre los receptores de la dopamina. Algunos esquizofrénicos tenían alucinaciones auditivas y visuales. Realmente creían que estaban escuchando y viendo estas cosas. Así que si eras un esquizofrénico, ¿no admitirías "ver fantasmas" y hacerles dar cuenta a todos los demás que eran idiotas por no verlos? No era una teoría perfecta. Llevaba investigación, sin embargo. Cuando Chloe se quedó en el sótano para doblar la ropa lavada, me escabullí hacia abajo. La capte hablando con un fantasma, y sabia por su reacción que no era esquizofrénica. Ella era un nigromante. No podría haber pedido un mejor golpe de suerte. A Simon finalmente le gustaba una chica de nuevo, y era una sobrenatural. Ella necesitaba ayuda. Nuestra ayuda. O, en este caso, la ayuda de él. Chloe era pequeña, linda y tímida, justo el tipo de chica para dejar salir afuera al caballero de brillante armadura interior de Simon. Él podía ayudarla, y todo lo que tenía que hacer era sacarla de Lyle House y encontrar a nuestro padre. Así que la use. Chloe no era tonta. Se dio cuenta de esto. Me enfrentó, y cuando lo admití, aun así accedió ir junto a él con todo porque sabía que era la mejor opción. Allí fue cuando empecé a notarla a ella como algo más que la chica que podría ayudarnos a salir de Lyle House. Fue entonces cuando empecé a verla como una persona. Y, por desgracia, allí es cuando empecé a sentirme responsable por ella. Había usado a Chloe, y me sentía mal por eso, pero ella parecía haberlo superado. La ayude a contactar algunos fantasmas y me ayudó con mi Cambio. ¿Y que si ahora, sin embargo, ella estuviese pensando de nuevo en mi plan y preguntándose si realmente tenía intención de volver a por ella? ¿Por qué no solo sacar a Simon fuera de peligro y sólo seguir adelante sin mirar atrás? No haría eso, no ahora, después de empezar a sentirme responsable de ella. Pero ella no tenía ninguna manera de saberlo. Ninguna razón para no irse. Era casi una hora después de que estuvimos seguros de que Davidoff y los demás se habían ido. Para entonces, más empleados habían llegado y no había nadie tanteando el patio en busca de nosotros, lo cual parecía querer decir que estábamos solos. Aun así, fuimos cuidadosos bajando del techo y tomamos el camino largo hacia el almacén, cortando detrás de los remolques de tractor estacionado. Una vez dentro, Simon no pudo resistir un fuerte susurró, "¿Chloe? ¿Rae? " No le hice callar. Estaba esperando por una respuesta tanto como él lo estaba. Cuando esta no llegó, él dijo: "Probablemente no nos puede oír. Vamos a empezar a buscar." Encontramos la puerta principal con facilidad, y desde allí, seguí el rastro hasta el lugar donde se habían estado escondiendo. Habían estado. Tiempo pasado. Estaba vacío.


Capítulo 4 Aunque Chloe y Rachelle se habían ido, sus esencias eran fuertes, significando eso que no se habían ido hace mucho tiempo. También significaba que habían estado aquí cuando estábamos en el techo y había decidido que no era seguro ir hacia a ellas. Maldita sea. "Quizás solo han cambiado de lugar," dijo Simon. Seguí el rastro a una ventana abierta en la parte posterior. Así que fui a través de esta. "Así que encontraron un mejor lugar," dijo Simon. "Ningún problema. Solo seguimos su rastro." Cuando nos acercábamos a la puerta, pudimos ver a un guardia de seguridad custodiando. Decidí que realmente no queríamos explicar por qué estábamos yéndonos del patio de la fábrica en una mañana de domingo. Así que fuimos directo hacia la valla a un lugar que pensé era lo suficientemente lejano. Simon solo acababa de poner una mano y haciéndose un punto de apoyo cuando alguien gritó, "¡Eyyy!" Y mire para ver al guardia y otro hombre corriendo hacia nosotros. Simon me miró a mí. Yo observaba al hombre. El guardia era corpulento, resoplando mientras corría. El otro era tipo era más joven, pero vestido con un traje. Ninguno de ellos llevaba una pistola. "Adelante," dije. "Estoy justo detrás de ti." Subimos. Salte sobre la parte superior solo mientras Simon estaba alcanzándola. Su mochila le estaba pesando así que le dije que me la pasara. Él la saco de su hombro. Mientras lo hacía, el guardia gritó de nuevo. El pie de Simon se resbaló. La bolsa cayó. "Tu insulina," le dije. "Sólo el resguardo." No importaba. Me sentiría más seguro con ese resguardo. "Ve," le dije. "Voy a buscar…" Agarró mi brazo mientras iba de nuevo. "No." Miré a los hombres. El guardia estaba buscando a tientas sacar su pistola. Eche una última mirada a la bolsa, luego ayude a Simon a pasar a través y bajamos. Encontramos un lugar para escondernos y observar, pero no había ninguna señal de persecución. Sólo un par de empleados de la fábrica, luego. El guardia haciendo su trabajo en frente de uno de sus jefes. Aún así esperamos hasta que estuve seguro de que nadie iba a ir tras de nosotros. Luego seguí el rastro de Chloe desde el patio de la fábrica. Este conducía a una calle más que Lyle House. Sabía a dónde se estaba dirigiendo, el área comercial que habíamos comprobado la noche anterior. Inteligente. Bien. Conseguir algo de comer. Ahora ya era de día, no se verían fuera de lugar.


No habían ido hacia una tienda por una barra de chocolate, sin embargo. Habían ido a un teléfono público. "Mierda," dijo Simon. "¿A quién llamarían? Trata de… No, no hay un botón de rellamada. ¡Mierda!" El rastro dejaba al teléfono público, iba a la esquina y se detenía. Simon maldijo un poco más. Ambos sabíamos lo que esto significaba. Habían llamado a alguien para venir y buscarlas. Pero, ¿quién? Fui de nuevo al teléfono y olfatee alrededor. Podría ser, sin embargo, clasificando los olores, pero parecía que Chloe era la única que lo había usado. Cuando le dije a Simon esto, dije: "Debió haber llamado a su padre." Él negó con la cabeza. "Su tía. Su padre nunca está cerca. Volvió de nuevo al extranjero tan pronto la puso dentro de Lyle House. Hay un ama de llaves, pero no le gusta mucho Chloe. Chloe no iría allí." No sabía eso. Sentí como si debería haberlo sabido. Pero no habíamos hablado mucho sobre cosas personales. Ese es el tipo de cosas que haces con alguien que esperas sea tu amigo o tu novio. Alguien como Simon. No alguien como yo. "¿Sabes el nombre de su tía?” "Lauren Fellows. Es una doctora. Busquemos a la Dra. Fellows." Hice una pausa mientras él capturaba mi expresión. "¿Derek?" "Nada. Solo... El nombre suena familiar." "Probablemente porque les oíste usarlo en la casa. Ella es la única que vino a buscar a Chloe para el desayuno ese día." "Cierto." Sólo que sonaba más familiar. Dra. Fellows. Debo de haber conocido a alguien con ese nombre alguna vez. Tal vez un médico que habíamos visto en una ciudad de las que habíamos vivido. No era importante. Lo que importaba era que Chloe había llamado a alguien quien podría enviarla nuevamente de inmediato a Lyle House. Teníamos que encontrarla antes de que esto sucediese. Sólo había un único problema. No habíamos podido obtener una dirección de origen para Lauren Fellows. El número para ella en el directorio telefónico era solo el profesional, de llamada a través de su oficina en una clínica médica. Debería haber sabido eso. Papá solía decir que no teníamos por qué preocuparnos de que nadie pensara que era sospechoso que no nos pudiesen encontrar en la guía telefónica. Como abogado, era poco probable que tuviese su número de casa allí de todos modos, no se arriesgaría a recibir una visita sorpresa de alguien que no le gustaba el caso que papá había montado en su contra. Con los médicos, probablemente conseguirías pacientes llamándote a todas horas o mostrándose en tu puerta con un sarpullido extraño. Habíamos intentado conseguir un número de teléfono de su clínica. Simon calculó que si hacía eso, podría ser capaz de convencer a la empresa telefónica a compartir una dirección. Normalmente, era realmente bueno haciendo que la gente haga cosas como esa. No esta vez. El personal de día no


laborable de la Dra. Fellows sabía que no debía dar a conocer nada, no importaba cuán encantador Simon era. "Está bien," dijo Simon cuando finalmente se rindió. "Si fue a su tía, la llevarían a Lyle House, ¿verdad? Así que ahí es a donde vamos." ¿Volviendo al lugar del que recién habíamos escapado? ¿Estaba loco? Por suerte, pensé en ello antes de que yo dijera eso. Volver al lugar del que recién habíamos escapado era una locura, lo cual significaba que nadie esperaría esto. Si estuvieran replanteándose lugares a los que nosotros nos fuéramos, estarían en terminales de autobuses y estaciones de tren. No estarían en Lyle House. De hecho, no había nadie en Lyle House. Nos deslizamos por el patio detrás de esta, hasta que pudimos ver que todas las ventanas estaban a oscuras. El sol de la mañana caía sobre el frío suelo, dejando una capa de niebla fina. Simon uso esa cubierta y agregó su propia niebla, para que así pudiese conseguir llegar más cerca de la casa. "Vacío," dijo cuando regresó. "Eso debe significar que sólo tenían a Tori, así que la trasladaron a otra casa. No capturaron a Chloe y Rae." "O lo hicieron, lo cual es el porqué les trasladaron a todos ellos a otra casa." "Me gusta mucho más mi explicación." "Lo sé. Podrías tener razón. Si Tori era la única que quedaba, apuesto a que no la moverían, sin embargo. La dejaron irse a casa. Recompensada por traernos de nuevo." "¿Qué?" Él se agachó a mi lado mientras nos agachábamos detrás del tejado del vecino. "Dijiste que esos tipos vinieron tras de ustedes de inmediato. No había tiempo para que Gill les notificara después de que nos viese. ¿Y qué infiernos estaba haciendo Gill en la casa de todos modos? Debió haber sido llamada dentro, porque nos fuimos. Entonces, ¿cómo sabían que nos habíamos ido?" Simon asintió. "Debido a que Tori nos escuchó elaborando planes y les advirtió. Perra. ¿Qué diferencia le haría a ella si escapábamos? Demonios, piensas que estaría feliz de tener la casa entera para sí misma." "Mejor, negociar su propia liberación con la información." "Perra." Me miró. "Entonces, ¿cuál es el plan?" "Primer paso es conseguirte algo de comida." Corte su protesta. "Necesitas tu inyección y si tienes tu inyección, necesitas alimentos. Tenemos que intentar encontrar a papá y tratar de encontrar a Chloe. Eso va a mantenernos ocupados. Empezaremos con desayuno."


Capítulo 5 Teníamos dos maneras de encontrar a nuestro padre: natural y sobrenatural. La natural significaba ir a su caza por el camino que cualquier otro podría tomar. Por ordenador. Sobrenatural significaba usar un hechizo que papa le había enseñado a Simon. La pregunta era, entonces, si Simon tenía este hechizo mágico, por qué no lo había usado cuando nuestro padre había desaparecido por primera vez, antes de que nos encerraran en Lyle House. Él lo intentó. No había funcionado. En ese momento, no me había sorprendido. Incluso papá tenía problemas con el hechizo. Después de unos pocos meses en Lyle House, esa excusa se había desvanecido, superada por otra, que para que funcionara, ambas personas necesitaban estar en relativa proximidad. No había funcionado mientras estábamos en casa y en Albany, porque papá no había estado allí. Aquí, sin embargo, teníamos una posibilidad. ¿Por qué papá estaría en Buffalo? Primero, si hubiera sido secuestrado por la misma gente de la que habíamos estado huyendo, entonces estaban asentados en Buffalo, por lo que lo habrían traído aquí. Segundo, si papá hubiese sido capturado por alguien más y liberado, quizás se hubiese dado cuenta de que seríamos devueltos de nuevo a Buffalo, ya que allí es de donde habíamos desaparecido hace diez años. Así que nos estaría buscando aquí. ¿Era incluso alguna de estas una perfecta explicación? Maldita sea, no. Ni siquiera eran plausibles. Pero cuando has pasado encerrado meses, sin tener idea de lo que le sucedió a tu padre y lo que te va a pasar a ti, empiezas a aferrarte a clavos ardiendo. No te das cuenta de esto hasta que estás fuera de esos muros y frente a la fría realidad de que en verdad no tienes ni idea de lo que estás haciendo. Mi plan era viajar de biblioteca en biblioteca. Mientras Simon vagaba afuera, convocando su hechizo, Había buscado en el ordenador cualquier cosa acerca de papá. Cambiar de ubicaciones ayudaba a Simon. Me ayudaba a mí, también. Hay un límite de cuánto tiempo puedes tardar en un ordenador de biblioteca. Algunas personas no notan si te quedas allí un tiempo. En mi caso, lo hacen. Y son por lo general rápidos para decirme que me retire, probablemente apagando el equipo para luego comprobar si los enlaces vistos eran a sitios pornográficos o recetas de armar bombas. Así que nos movíamos alrededor. Pasábamos todo el día moviéndonos, hechizando y buscando. No era sólo a mi padre al que estaba buscando. Le había dicho a Simon que estaba buscando a Chloe, y lo estaba. Simplemente que no era tan fácil como lo fue con mi padre, donde podía buscar sus alias, en busca de cualquier noticia reciente. Con Chloe, estaba en busca de ya sea el de su padre o de su tía. No pude conseguir uno para la Dra. Fellows, pero con algo de trabajo de detective, me di cuenta de una manera de rastrear a Chloe. Sabía que su madre estaba muerta. Simon dijo que había sido en un choque-huida cuando Chloe tenía cinco o seis. Combine eso con conocer su apellido de soltera, Fellows, y fue fácil encontrar las noticias de su muerte. Leí el artículo. No tenía que hacerlo, sólo necesitaba el nombre de su padre, y eso estaba justo allí mismo, junto con su compañía. Incluso me sentí como si no debería leerlo. Si Chloe quería que yo supiese como murió su madre, me lo diría. Pero supuse que no había ofrecido la información a Simon tampoco. La muerte de su madre debió haber surgido en la conversación y él había preguntado por


esto. A ella, obviamente, no le importaba contárselo a él, así que me lo hubiese contado a mí también, si le preguntaba. Eso justificaba leer el artículo. O algo así. No había mucho que leer. Era una típica tragedia sin sentido, probablemente causada por alguien que bebió un poco demasiado antes de ponerse al volante. Los padres de Chloe se dirigían a casa después de una cita de noche. Su coche fue golpeado por alguien corriendo. El otro vehículo colisionó con el lado del pasajero, matando a la madre de Chloe. Su padre escapó con heridas leves. Chloe no había estado en el coche. Eso era bueno. No me gustaba pensar en ella estando allí, asistiendo a esto. No me gustaría pensar en nadie siendo testigo a la muerte de un padre, pero, bueno... Estaba complacido de que ella no hubiese estado allí. Supuse que el conductor no había sido capturado. No podía dejar de comprobarlo, sin embargo. Cuando inicie una búsqueda, no encontré ninguna noticia de un arresto. Pero encontré algo más. Un artículo de la ciudad natal de su madre, mencionando la muerte y mencionando otra tragedia en la familia, el hermano gemelo de su madre, Ben. Había muerto a la edad de diecinueve años. Se había caído de un edificio, y sus amigos informaron de cambios de humor en los últimos años, pero debió no haber sido suficiente evidencia para apoyar la determinación de suicidio, ya que el periódico lo llamaba un accidente. Sólo necesitaba dar vuelta al artículo original para saber qué le sucedió a Ben Fellows. En este, sus amigos habían informado que había estado retirado por algunos años, cambió de planes para la universidad, a menudo parecía ansioso, nervioso y sólo "fuera de sí." La Nigromancia continúa en las familias. Leyendo esto, sabía que ésta venía de la parte de la madre de Chloe, y que su hermano gemelo había heredado los genes. ¿Había renunciado a tratar de hacer frente a los fantasmas y se suicidó? ¿Fue hacia allí arriba para escapar de uno y cayó? ¿Había sido atraído hacia el techo y sobre el borde? "¿Encontraste algo?" Simon susurró. Presioné alt + tab rápido para ocultar la pantalla. "Tengo el nombre de su padre y su negocio. Debería ser capaz de obtener una dirección de casa de esto." "Bien. La bibliotecaria está comprobando su reloj. La distraeré hasta que hayas terminado." No le pregunté si había recibido alguna respuesta de su hechizo. Si la hubiera tenido, lo habría dicho. Cuando se marchó, examiné rápido el artículo de nuevo. No le iba a decir acerca de esto. No existía ningún punto. Si, cuando encontrásemos a Chloe, no se lo iba a decir a ella tampoco. Una vez más, ¿Cuál era el punto? ¿Asustarla? Tenía suficiente acerca de lo qué preocuparse. Busqué a Steven Saunders y su nombre comercial. Me tomó un tiempo desenterrar su dirección actual, pero finalmente encontré una. Esa sería nuestra próxima parada.


Capítulo 6 Era de noche ahora. Habíamos pasado todo el día recorriendo bibliotecas sólo para terminar aquí, al pie de un edificio de apartamentos. "Es la suite penthouse," dijo Simon, mirando hacia arriba. "Eso es en la parte superior, ¿no?" "Por lo general." "Entonces olvida lo de espiar por las ventanas. Penthouse significa que es el único departamento en el piso, también, ¿no?" "Por lo general." "Maldita sea." "Por primera vez, vas a tener que tomar la lenta, constante ruta…" "Nunca." Camino hacia el vestíbulo y al azar golpeó botones hasta que alguien tocó el interruptor de la puerta y nos hizo entrar. Luego me miro de nuevo a mí. "¿Vienes?" Sacudí mi cabeza y le seguí. Subimos las escaleras. Era una larga caminata. "No es de extrañar que Chloe sea tan delgada," dijo Simon mientras llegábamos al piso dieciocho. "¿Ir por las escaleras todos los días? ¿Incluso solo bajándolas? Un infierno de entrenamiento." "¿Cómo sabes que ella toma las escaleras para bajar?" Se encogió de hombros. "Ella lo mencionó." ¿Cuándo? Quería decir, ¿cómo es que había pasado más tiempo a solas con ella, y aun sabes todas estas cosas que yo no? ¿Qué tipo de conversaciones teníais que al parecer mencionaba a su madre muerta y subir las escaleras cada mañana? Conversaciones personales. Conversaciones reales. Cuando estaba con Chloe, sólo parecíamos discutir lo que sea estuviese pasando en ese momento. Hablar con los muertos. Luchar contra zombis. Re enterrar cadáveres. Claro, cuando estás en el medio de cambio a un lobo o huyendo de tipos con armas, no deja mucho tiempo para hablar de tu comida rápida favorita, pero aún así... "Te gusta Chloe, ¿verdad?" dijo Simon mientras le seguía hacia arriba por las escaleras. Tropecé con un escalón. "¿Qué? No. Por supuesto que no." "Pensé que lo hacías. Os lleváis bien. La mayor parte del tiempo de todos modos. Incluso cuando no lo hacen, parece que te gusta ella lo suficiente." "Oh, ¿quieres decir…? Seguro, me gusta ella lo suficiente. Mejor que las otras chicas con las que has salido."


"Lo cual es mi punto. No querías tener nada que ver con ellas. Es diferente con Chloe. Ella es diferente. Es lo diferente, ¿sabes?" "De verdad te gusta ella." "Lo hace. Quiero decir seguro, me han gustado un montón de chicas y probablemente pienses que esto es lo mismo. Pero no lo es. Me gusta estar con ella. Salir con ella. Hablar con ella. Llegar a conocerla. No es que no quisiese conocer a las otras chicas, pero realmente lo quiero esta vez. No solo hacer preguntas para hacer conversación. Ella es diferente e interesante, y no conoce lo que es y eso es..." Miro de nuevo hacia mí. "Me alegro de que os llevéis bien." Sonrió. "Un buen cambio." Asentí con la cabeza y le indique que menos charla y más escalada. Cuando llegamos a la cima, encontramos una puerta que parecía que se bloqueaba automáticamente desde el exterior. Podrías entrar en el hueco de la escalera desde la sala por fuera del apartamento de Chloe, pero no podías entrar a ese pasillo desde el hueco de las escaleras. Tenía sentido, amplia seguridad. Tendría más sentido si la perilla no pudiese ser forzada por una buena tenaza de súper fuerza... Había tres puertas en la sala: las escaleras, el ascensor y la del penthouse. Me acerqué a la última y me agache, esperando recoger el perfume de Chloe. Estaba allí, por supuesto. En todas partes. Ninguno de estos parecía reciente, pero no podía decirlo con seguridad. Mientras me escondía dentro del hueco de la escalera, la puerta entreabierta para que así pudiera asomarme, Simon llamó a la puerta del ático. Una mujer de mediana edad con el pelo de color rojo brillante abrió la puerta. Miró a Simon de arriba a abajo. "¿Cómo lleg…?" Simon la cortó rápido sosteniendo su mano. "Yo soy Tad. Voy a la escuela con Chloe. Usted debe ser Annette." "¿Cómo llegaste aquí?" "Llamé, pero nadie respondió, así que subí las escaleras. Sí, es una larga subida." Ella miró hacia la escalera. "No se supone que esta…" "¿Esta Chloe aquí? No la he visto en la escuela por más de una semana. Nadie parece saber dónde está. Le mandé mensajes, pero no me los respondió. Quería preguntarle a ella por el baile de la próxima semana, y yo, eh, bueno, espero que esto no sea porque me este evitando..." Mostro una pequeña sonrisa. "Chloe no está aquí. Está en el hospital." "¿De verdad? Caray, no lo sabía. ¿En cuál esta? Voy a ir a visitarla." "No creo…"


"Puedes preguntarle primero, para asegurarse de que puedo hacerlo. No estoy tratando de molestarla. Solo… ¿Puedes decirle que Tad Simon vino, está preocupado por ella y de verdad le gustaría mucho verla?" El ama de llaves dijo que le dejaría a Chloe saberlo, luego se retiró hacia el penthouse. Simon se unió a mí en la escalera. "No creo que este allí. Si estuviera, me habría escuchado. Si el ama de llaves sabe dónde está, es de esperar que le dé el mensaje a Chloe y ella lo entenderá." "Ella lo entenderá." Simon exhalo. "Lo sé. Y… ¡Mierda! El punto de encuentro. Tenemos que comprobar…" "Estaba esperando la puesta del sol. Iremos ahora y dejaremos una nota diciéndoles cuando estaremos de vuelta." "Buena idea." Al igual que las escaleras, puedes acceder al ascensor desde el penthouse, simplemente no puedes ir desde el ascensor hasta el penthouse sin una clave o un código. Así que bajamos por el ascensor. Mientras bajábamos, pasamos junto a un hombre esperando conseguir entrar, teléfono celular en la oreja, una maleta con ruedas detrás de él. Cogí una bocanada de un aroma vagamente familiar. Me gire, pero el hombre ya estaba caminando hacia el ascensor, todavía hablando. "…Yo, Lauren. Una vez más. No juegues este juego. Regresé temprano para ver a mi hija. Planeé sorprenderla en Lyle House, pero no está allí. No hay nadie allí. " Me volví bruscamente y capte un vistazo del padre de Chloe mientras las puertas del ascensor empezaron a cerrar. "Si tuvieron que trasladar a los chicos, alguien debería habérmelo notificado," continuó. "Soy su padre, a pesar de lo que tu…" Las puertas del ascensor se cerraron. Simon giró mientras recogía el último pedazo del mensaje. "Mierda. ¿Era ese…?" "Su padre. Acaba de volver para encontrar Lyle House vacía. Está tratando de ponerse en contacto con su tía." "Entonces tenemos que…" Le aparte mientras se dirigía hacia la escalera. "No podemos. Lo que sea que estés pensando, no lo podemos hacer. Va a levantar el infierno por ella estando desaparecida. Si su tía la envió de vuelta, le dirá a él, pero es evidente que no está regresando sus llamadas. Lo cual parece extraño." "Ellos no se llevan bien." "¿Eh?"


"Su padre y su tía no se llevan bien. Ella quería tener la custodia de Chloe luego de que su madre murió. Su padre no se dio por vencido. Su tía piensa que está siendo descuidada, con su papá fuera todo el tiempo. Chloe no parece descuidada, sin embargo." Sólo porque tengas buenas ropas y lo suficiente para comer y nadie te golpee todas las noches, no significa que no estés descuidado. Sabía esto de mi vida en el laboratorio, antes de que fuera a vivir con Simon y nuestro padre. Sin embargo, era obvio que el padre de Chloe la amaba, aunque no fuese muy bueno estando ahí para ella. Sólo esperaba que no se sienta tan preocupado que hiciese algo estúpido. Algo que podría molestar a la gente que nos perseguía... y hacer las cosas incluso peores.


Capítulo 7 Al caer la noche, volvimos a la fábrica. Simon había comprado una libreta de papel, lápices y un marcador, así que podríamos dejar una nota. Un trozo de papel y un lápiz barato habrían sido suficientes, pero Simon había perdido su cuaderno de dibujo junto con su mochila, y me sentía mal por eso. Estaba preocupado por él, también. Estaba actuando como si estuviera bien, de buen humor, charlando, lleno de energía. Con Simon, sin embargo, eso puede ser una señal de que está estresado, la vivacidad adicional proveniente de la energía nerviosa. El arte le calmaría. Lo que tenía en mente, sin embargo, era algún dibujo tranquilo después de que encontrásemos un lugar donde pasar la noche. No mientras estuviésemos en el almacén, y yo custodiando la puerta mientras él preparaba un mensaje. "¿Ya terminaste?" le dije, caminando de vuelta a donde le había dejado. Estaba en cuclillas delante de una caja. Sobre esta, estaba dibujando uno de sus personajes de cómic. Sin volverse, dijo, "No, no estaba pensando que este era un buen momento para realizar un pequeño grafiti creativo. Hay demasiados lugares aquí para pegar una nota, sobre todo si no queremos que los chicos malos la encuentren. Pensé que podía marcar esta caja y poner la nota debajo." Señalé al dibujo. "¿Sabrá Chloe que hiciste eso?" "Espero que sí. Ha visto mis dibujos. Hablamos acerca de ellos." Exactamente ¿cuánto tiempo habían pasado Simon y Chloe hablando en Lyle House? No había parecido ser mucho. No podría haber sido mucho. Pero aparentemente, se habían dicho mucho. Continúo dibujando. "Quizás quieras volver a la guardia. Ya casi he terminado esto, pero aun tengo que hacer la nota." ¿Cuánto se tardaría en escribir un par de líneas? Decidí no preguntar. Estaba feliz y se estaba calmando, incluso si esto no había sido lo que tenía en mente. Cuando me llamo de nuevo, encontré más bocetos, estos en el papel del mensaje. Un dibujo de un fantasma, luego el de Terminator, y luego un rayo con niebla. "De acuerdo," dije. "Lo decoraste. Lindo. Ahora añade el mensaje." "Este es el mensaje." Señaló a los tres dibujos en secuencia. "Chloe. Volveré. Simon. De esta manera, cualquiera que accidentalmente encuentre la nota no lo entenderá. Pero Chloe lo hará. Captara la referencia a Terminator porque…" "Ama las películas." Eso es lo que más sabía de ella. Por supuesto, también lo hacían todos los demás en Lyle House. "Es una buena idea pero..." Tomé el lápiz y añadí en grandes letras de imprenta 10AM. "¡Hey!" Dijo Simon, arrancándome de vuelta el papel. "Tiene que saber cuándo encontrarse con nosotros," le dije. "Lo has arruinado…"


"Está bien. Estoy seguro de que ella aun lo atesorará por siempre." Tomé el papel, le doble por la mitad, lo puse sobre un cajón, y luego puse la parte ilustrada hacia arriba, y le deje de nuevo. Nos encontré un callejón para dormir. Quería algo mejor, pero deje pasar demasiado tiempo y la noche ya había caído. Simon estaba bien con el callejón. Prometí que encontraría un lugar mejor mañana. Dudaba que durmiera. No lo planee. Pero lo hice. Dormido incluso, salte a las nueve y media, maldiciendo, luego sacudiendo a Simon para que despertase. No eran aun las diez cuando llegamos al patio de la fábrica. No había ningún signo de Chloe. Ninguna esencia de ella tampoco, ni ninguna indicación que había estado aquí desde que nos fuésemos. La nota estaba exactamente donde la había puesto. Esperamos hasta las once. Quería quedarme más tiempo, pero Simon tenía que comer. Debería haber tenido la previsión de tomar un desayuno antes de nos estableciésemos para la noche. Había comprado jugo en caso de que Simon despertara con bajo nivel de azúcar en sangre, pero tener un desayuno para él hubiera sido inteligente, ya que él no llevaba su agenda. Y mi estómago lo habría apreciado. Llegamos a primera tienda conveniente. Esperé afuera porque ayer me había olvidado de comprar algo más. Desodorante. Si estabas tratando de no dejar impresión en los extraños, oler como si hubieses pasado la última semana durmiendo en un callejón no era la manera para hacerlo. Habíamos cenado en un restaurante de comida rápida anoche, y me había lavado allí, como lo había hecho esta mañana, también. Para Simon, funcionaba bien. En cuanto a mí, solo digamos que todo el mundo dándome amplias miradas no estaba siendo amable. Mientras Simon compraba, hice una lista mental de otras cosas que necesitábamos comprar. Mochilas. Ropa. Más alimentos. Mientras compilaba mi lista mental, miré en la ventana de la tienda por Simon y mi mirada se quedo enganchada en la pantalla de los periódicos. Primero, no estaba seguro lo que me llamó mi atención, pero cuando volví a mirar, vi una foto en la portada de un periódico local. La foto de Chloe. Bajo el titular "Adolescente Local Desaparecida. $ 500.000 de recompensa." Simon se acercaba al mostrador, sus brazos cargados de alimentos. Abrí la puerta y le indique que consiguiese un periódico. Frunció el ceño. Entonces vio el titular. Agarró uno. Había un parque a unas pocas entradas hacia abajo. Bueno, no realmente un parque, pero un lugar donde había un edificio demolido y alguien había plantado hierba y flores para ayudar a cubrir los restos. Había un montón de restos en Buffalo. Muchísimos edificios derribados. Muchísimos edificios que serian derribados. Lo cual significaba que no debería tener problemas para encontrar un lugar donde pasar la noche si comenzaba lo suficientemente temprano. La noche era muy lejana, sin embargo. En este momento, la gran preocupación estaba en mi regazo. Un artículo en primera plana sobre la desaparición de Chloe. Su papá estaba ofreciendo una recompensa de medio millón de dólares para su regreso. Exactamente el tipo de cosas estúpidas que había tenido miedo que haría.


"Esto no es estúpido," dijo Simon mientras él comprobaba su nivel de azúcar en la sangre. "Esta realmente preocupado por ella y está haciendo todo lo posible para encontrarla." "Lo cual solo va a volver locos a la gente que la está buscando. Van a tener que aumentar sus esfuerzos para encontrarla, luego asegurarse que su padre nunca lo haga." "Él no sabe eso." "Pero debería saber que esto sólo va a obstaculizar una investigación. La policía no tendrá tiempo para buscar a Chloe. Estarán demasiado ocupados procesando los avistamientos de todos los que vean a una chica de cabello rubio o pelirrojo en la calle. Apuesto a que su abogado le aconsejó en contra de esto. Apuesto a que los policías también lo hicieron." "Está preocupado. No está pensando claramente. Quiere usar lo que sea que tenga para regresar a Chloe y lo que él tiene es dinero. Es una mala elección, pero no es estúpida." Eso era hilar demasiado fino. No discutí, sin embargo. El punto era que la ciudad entera sabía que habíamos desaparecido. Cuando dije esto, Simon negó con la cabeza y señaló hacia abajo en el artículo, más allá de lo que había leído hasta ahora. "Sólo saben que Chloe lo ha hecho," dijo. "No hay nada aquí sobre ninguna…" Se detuvo. Seguí leyendo. "¿Rachelle Rodgers?" Dije. "¿La policía se entrevistó con Rae?" "¿Podría ser falso?" Preguntó Simon. "¿Tal vez el doctor Davidoff les dejo entrevistar a Tori y le hizo decir que era Rae, la compañera de cuarto de Chloe?” "Demasiado arriesgado. Sólo podrían haber dejado a Tori hablar a la policía como ella misma, diciendo que se había hecho amiga de Chloe. El Dr. Davidoff tenía a Rae, y le hizo decir que Chloe se escapó de Lyle House. Solo esperemos que eso no significara que tenía a Chloe, también."


Capítulo 8 El resto del día transcurrió. No pasó lentamente. No pasó rápidamente. Solo se fue. Doce horas de tiempo perdido durante el cual descubrimos absolutamente nada. Busque a papá en más computadoras, como si estar en una biblioteca diferente haría aparecer mágicamente nueva información. Simon lanzó su hechizo, como si su completa falta de éxito significara que necesitaba seguir intentando. Hicimos un viaje de regreso al apartamento de Chloe, como si ella fuera a aparecer por casualidad en casa cuando toda la ciudad estaba en su búsqueda. Debería haber escrito 10 AM y 10 PM en esa nota. Detenernos dos veces al día. Lo cambiaria cuando regresáramos por la mañana. Una cosa que no discutíamos era el tiempo que seguiríamos volviendo. Hasta que las noticias dijeran que había sido encontrada, supongo. No exactamente un plan inteligente, pero estaba demasiado frustrado para venir con otro. Mañana. Tal vez. Nos encontré un lugar mejor para pasar la noche. Un pequeño edificio abandonado con solo ratas residentes. Las ratas se irían cuando me olieran. No podía decir lo mismo del tipo muerto que olía débilmente en otra habitación. Solo necesitaba asegurarme de que Simon no iba por allí. Nos levantamos a las siete de la mañana, antes de la melodía de Simon reloj se fue. Nos dirigimos a un cercano lugar de rosquillas para desayunar. No es lo que Simon debería comer, y le hice un yogur junto con la mitad de una rosquilla y un cartón de leche. Era bueno sentarse en el interior, sin embargo, después de otra noche fría. Es bueno tener un baño para limpiarse adentro, también. Comimos y nos lavamos, luego nos dirigimos hacia fuera. Llegamos al patio de la fábrica temprano. No quería entrar demasiado pronto, así que nos encontré un lugar junto a algunos edificios industriales, a las afueras de la valla de la fábrica. Estábamos esperando allí cuando pasó un aroma en la brisa y me tironeo de mis pensamientos. "¿Oliste a alguien?" Dijo Simon. "Creo que esa es la guardia caminando alrededor," mentí. "Espera." Traté de caminar casualmente al final del edificio. No podía. Prácticamente corría hacia allí, inhalando mientras iba, en busca de esa esencia. No la de un guardia. La suya. La de Chloe. Me incliné hacia el final del edificio y tome un respiró hondo. Tome dos o tres. Pero era inútil. Lo que sea que haya olido no estaba en el aire. Solo debió haber pasado en una brisa y no podía atraparlo de nuevo. ¿Lo había olido de todos modos? No estaba seguro. Después de todo, había estado pensando sobre ella. No en ella, no como eso. Sólo la situación general que la envolvía. Así que quizás había imaginado su olor. Lo cual es porque no le iba a decir a Simon y conseguir subir sus esperanzas. Pero lo iba a ignorar tampoco. Si había una posibilidad, por pequeña que sea, que Chloe estuviese aquí, tenía que encontrarla. Le dije a Simon que el guardia parecía estar patrullando cerca de la bodega, y pensé que podría haber visto a un policía, también, así que necesitaba una mejor vista, y encontrar una forma alternativa de entrar.


Encontré el aroma de Chloe a las afueras de la cerca, alrededor del frente. Un aroma fresco. Estaba aquí. Luego capté el olor de otra chica. ¿Tori? Mierda. ¿Qué estaba haciendo aquí? Un vehículo giro de una calle lateral, apuntando a esta dirección. Una SUV azul oscura, al igual de la que Chloe y yo escapamos la otra noche. Miré a mi alrededor. No podía llegar a través de las puertas de la fábrica antes de que esta llegara a la esquina. No debería ni siquiera dirigirme a la fábrica si este pudiese ser el mismo vehículo. Corrí a través del camino, y me refugie detrás de un arbusto. Entonces tomé una fragancia en la brisa. Un fuerte aroma. Su aroma. Ella estuvo aquí. Me saltó por encima de una valla de tela metálica hacia un patio trasero y, con mis oídos atentos a la aproximación lenta de la SUV, seguido la fragancia de Chloe hacia la cerca trasera y, entonces... Entonces ella estaba allí. A diez metros de distancia. Detrás de una cubierta, asomándose para mirar a la calle. A través de los arbustos, podía ver a la SUV viniendo. Se había ubicado allí, y eso estaba bien, estaba haciendo lo correcto, pero todavía sentía la sobreprotectora urgencia de criticarle. Gritarle por no prestar completa atención a su alrededor y dejándome llegar a esta cercanía sin siquiera darse cuenta que estaba allí. Por fin la había encontrado y estaba segura, y estaba tratando de mantenerse a salvo, ¿y todo lo que podía pensar era darle mierda? No sé por qué. Sólo sabía, manteniéndome allí, mirándola, me sentía aliviado y me sentía feliz, y sentía otras cosas, y la mejor manera de lidiar con todo eso parecía gritárselo. Mientras miraba a través de los arbustos, la SUV hizo un giro a la derecha en la siguiente esquina, y se dirigía a lo largo del lado del patio de la fábrica. Chloe esperó hasta que esta había desaparecido, entonces comenzó a dar pasos. Cuando me moví hacia adelante, mi sombra cruzó la cubierta y finalmente se fijó en mí. Empezó a girar y levantar los puños. Buen instinto, pero un poco tarde. Ya la tenía por la cintura y la empuje detrás del cobertizo, con mi otra mano sobre su boca. Me incliné para susurrar: "Soy yo," y la deje ir. Giró y había esa sonrisa en su rostro, y sabía que era sólo el alivio de encontrarse con nosotros, pero lo que sea que fuera a decir murió en mi garganta y me quedé allí, mirando, mientras sonreía hacia mí, luciendo como si fuera a abrazarme o algo así. Una mueca detuvo ese impulso. "Estoy tan contenta de verte," me dijo. Aspiré y mire hacia otro lado mientras le indicaba que fuera detrás del cobertizo. Me siguió, entonces sonrió hacia mí de nuevo, saltando sobre las puntas de sus pies. "Estoy tan contenta…" "Lo capto," dije. "Deja de rebotar, Chloe, y quédate quieta antes de que te vean."


"Se han ido. Es por eso que…" Mientras miraba detrás de mí, ella dejó de sonreír. "¿Dónde está Simon? E-Está bien ¿verdad? Traté de darme prisa." Ella saco la bolsa de la insulina de él de su bolsillo. "Sé que necesita esto." Simon. Es por eso que estaba sonriendo y saltando. Pensaba que Simon estaba aquí. Tan pronto como se dio cuenta de que no lo estaba... No más sonrisas. No más rebote. No más Estoy tan contenta de verte. "Ese es su resguardo," dije. "Tenía otra en el bolsillo. Él está bien." "Oh. Bien. Um, bueno. Entonces, ¿dónde…?" "Por los alrededores hacia atrás. Olí a Tori así que pensé que esto era una trampa y…" "¡Tori! Su madre… el coche, tenemos que advertirle." "¿Qué?" "Ella… No hay tiempo." Chloe salió hacia el patio. Me quedé ahí, tratando de descifrar lo que acababa de decir. ¿Algo sobre advertir a Tori? No, ella debe haber dicho "advertirle a él." Avisar a Simon. Eso es sobre lo que ella estaba pensando. Simon. Eso es lo que había querido, ¿verdad? Alguien para Simon, primero para sacarlo de la Casa de Lyle y ahora para mantener su ánimo arriba. Resguardarlo de estresarse y enfermarse mientras íbamos en busca de papá. Alguien que le haga feliz. Hacerla feliz, también a ella. Le haría feliz a él, él la haría feliz a ella, y eso era bueno. Eso era lo que quería. Salí tras de Chloe.

02 1 historia corta divided  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you