Page 1


En memoria de Antonio Marco y Amparo Pascua Para todos sus descendientes

Edita:

c/ Mosén Félix Lacambra 36 B Alagón, Zaragoza

Primera edición: enero de 2013 I.S.B.N.: 978-84-939736-3-6 D.P.: Z-35-2013 © Texto e ilustraciones de Edu Flores, 2013 www.apilaediciones.com apila@apilaediciones.com Imprime Gráficas Jalón Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. Esta obra ha sido publicada con ayuda de la Comarca de la Ribera Alta del Ebro. Para las ilustraciones de este libro, Edu Flores utilizó una técnica mixta: acuarela, collage, acrílico y lápices de color.


El abuelo se tuvo que ir a la guerra. Siete años después regresó. Si no hubiera vuelto no se hubiera casado con mi abuela, no habría nacido mi madre y, lo que es peor, tampoco hubiese nacido yo. Y este libro nadie lo habría escrito.


El abuelo no contaba muchas batallitas de la guerra. No le gustaba. Sin embargo era un maestro narrando historias increĂ­bles. Historias que yo me creĂ­a a pie juntillas.


Me creía:

la increíble historia de los zapatos de fred astaire Los zapatos del abuelo eran especiales. Se los regaló Fred Astaire, el bailarín. Lo malo es que no sabía bailar. O si sabía ya no bailaba. Estaban casi nuevos porque solo se los ponía una vez al año: el 14 de abril. Ese día los llevaba desde el punto de la mañana hasta después de cenar. Presumiendo de zapatos. Luego los metía en una caja roja y hasta el año siguiente. Cuando ponían en la tele las películas de Fred Astaire me pasaba todo el rato mirando sus zapatos para ver si eran los mismos que los de mi abuelo. Era difícil comprobarlo porque no paraba quieto.


Me creía:

la increíble historia del señor narizotas Para ver al Señor Narizotas hay que madrugar. Lo malo es que solo sale el día de Año Nuevo, precisamente un día en el que todos nos levantamos tarde. Pero aquellos que son madrugadores o que llegan a casa temprano, juran haber visto a un hombre cruzar el puente del canal como alma que lleva el diablo. Un hombre con tantas narices como días tiene el año.


Edita:

c/ Mosén Félix Lacambra 36 B Alagón, Zaragoza

Primera edición: enero de 2013 I.S.B.N.: 978-84-939736-3-6 D.P.: Z-35-2013 © Texto e ilustraciones de Edu Flores, 2013 www.apilaediciones.com apila@apilaediciones.com Imprime Gráficas Jalón Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. Esta obra ha sido publicada con ayuda de la Comarca de la Ribera Alta del Ebro. Para las ilustraciones de este libro, Edu Flores utilizó una técnica mixta: acuarela, collage, acrílico y lápices de color.

Los zapatos de Fred Astaire y otras historias increíbles  

Álbum en el que se propone un viaje a la infancia a través de las increíbles historias de un abuelo muy especial.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you