Page 1

Boletín Especial

Por Ildefonso López Medina, Editor-Asesor junio – julio 2009

Para Maestros Pensionados Asociación de Pensionados del Gobierno de Puerto Rico, Inc. Urb. El Vedado 115 Calle Rodrigo de Triana Hato Rey PR 00918

apgpr@coqui.net

NUESTRA PROYECCION PLANIFICACIÓN ADECUADA, ESTRATEGICA Y SENSIBLE Las autoridades gubernamentales de ahora y del pasado inmediato no le han prestado atención al hecho estadístico, pero irrefutable, de que en nuestro país se ha estado experimentado un amplio crecimiento poblacional en el sector profesional entre las edades de 60 años en adelante. La Asociación de Pensionados se adelantó a su tiempo cuando se dedicó exclusivamente a servir bien a los que en su momento sirvieron a Puerto Rico; treinta y cinco (35) años de servicio ininterrumpido, logrando la aprobación de más de 250 leyes que benefician a nuestra gente. Simultáneamente, hemos diseñado estrategias que nos permiten atemperarnos a nuestro tiempo. EDUCADORES PENSIONADOS

Nos comunicamos por este medio porque creemos firmemente que cada uno de ustedes se entregó a la tarea de educar y formar en principio los valores fundamentales para la salud espiritual y moral de nuestra sociedad. Se habla de los que se desviaron de esa ruta, pero olvidan los muchos más de nosotros que somos producto del esfuerzo de esos hombres y mujeres que decidieron ofrecer sus conocimientos para ayudar a educar a todo un país. Nos consta de propio conocimiento que hay miles de puertorriqueños producto de esa educación. Para orgullo nuestro, son ejemplo de excelencia no tan sólo en nuestra tierra, sino que han sido ejemplo de excelencia fuera de nuestras costas.

LE INVITAMOS A UNIRSE A NOSOTROS

Dentro de nuestra planificación estratégica, hemos tenido presentes a los compañeros maestros; esos hombres y mujeres que siembran, no para un día, ni para una vida; la proyección, nos consta, es para la eternidad.

La crisis económica que afecta a nuestro país, agrava de forma especial a los ex servidores públicos que dedicaron su vida a educar a nuestro pueblo.

Tenemos presente que el más humilde maestro dedica su vida a sembrar en la mente fértil del niño, la semilla del conocimiento a una generación que por experiencia sabemos germina dentro del corazón del niño y perdurará por generaciones.

En su mayoría, dependen exclusivamente de la exigua pensión para maestros, la cual no logra cubrir sus necesidades y por lo tanto, la salud de cada uno se ve afectada negativamente, en momentos en que deberían estar disfrutando de una mejor calidad de vida.

La situación es aún más difícil para los maestros pensionados que no aportaron al Programa Federal de Seguro Social.

Boletin especial maestros 2009  

“La Voz del Pensionado” que se publica al menos dos veces al año y se envía por correo a todos los socios.

Advertisement