Issuu on Google+

EL PARANY www.apaval.com

La caza tradicional del zorzal en parany, tiene un peso cultural de gran valor antropolĂłgico en la cuenca mediterrĂĄnea. 8Q3DUDQ\HVXQDLQVWDODFLyQĂ€MDFRPSXHVWDSRUiUEROHV adultos y vivos en los que el crecimiento de sus ramas y la forma se modela mediante una poda especial. Entre las ramas verticales se colocan elementos auxiliares EDUUDVSHUFKDV DĂ€QGHFRQGLFLRQDUODSDUDGDGHORV zorzales para proceder a su captura.

El mundo del Parany no se limita exclusivamente a la temporada del mes escaso de caza. Es el mantenimiento de unos ĂĄrboles y cultivos durante todo un aĂąo. En algunas poblaciones durante la temporada cambian radicalmente sus hĂĄbitos y comportamientos, constituyendo un verdadero fenĂłmeno social. Esta actividad cinegĂŠtica ancestral, consiste en atraer a los zorzales o tordos, hacia estos ĂĄrboles frondosos mediante reclamos vivos enjaulados, asistidos por un artilugio de latĂłn (reclamo bucal), que instalado en la boca del cazador, imita el canto del zorzal en celo. Es importante seĂąalar que las aves que se capturan son del gĂŠnero Turdus, especie cinegĂŠtica, y siempre en pequeĂąas cantidades. Las especies protegidas que accidentalmente pudieran ser capturadas son liberadas inmediatamente.

HISTORIA Hace 2.500 aĂąos, el dibujo de un vaso griego “Museo de Tarentoâ€? (Italia) habla de la Caza en Parany. En la casa de Julia FĂŠlix en Pompeya hay frescos donde tambiĂŠn se representa. Un cĂłdigo del siglo III, redactado por el emperador Caracalla describe la caza de pĂĄjaros mediante redes, liga y reclamo. Aparece, asĂ­ mismo, en varios textos literarios. (Versos de S. Juan de la Cruz) Edad Media, cartas pueblas de las villas conquistadas por Jaime I (San Mateo). 'RFXPHQWRVQRWDULDOHVGHODVWLHUUDVYDOHQFLDQDVGHWHVWLĂ€FDQ ODFRPSUDYHQWDGHĂ€QFDVSDUDSRGHUSUDFWLFDUHVWHWLSRGHFD]D

LOCALIZACIĂ“N GEOGRĂ FICA La caza del zorzal en Parany, tiene un peso cultural de gran valor antropolĂłgico en la cuenca MediterrĂĄnea. Nos transporta mĂĄgicamente a tavĂŠs del tiempo situĂĄndonos en una sociedad rural, integrada en la naturaleza y depositaria de una cultura heredada, en peligro de extinciĂłn. El Parany como el hombre, estĂĄ arraigado a la tierra.

Huesca Tudela

Lleida

Zaragoza Barcelona Tarragona AlcaĂąiz

Amposta Vinaroz Teruel

CastellĂłn de la Plana Vila-real

Utiel

Valencia

Alcoy Benidorm

Alicante

Palma

Eivissa


El Parany