Issuu on Google+

 

       

INTRODUCCIÓN El análisis técnico es una disciplina o método usada para valuar los activos, su comportamiento y la evolución histórica de los precios mediante el uso de gráficos. El objetivo de esta clase de análisis es identificar y evaluar las diferentes tendencias de los precios, con el propósito de anticipar los movimientos futuros de los precios de los diferentes activos. Existen diferentes maneras de analizar el comportamiento de los precios de las empresas que cotizan en un mercado Desde un punto de vista del Análisis Técnico, existen dos enfoques para a seguir para estimar el valor de un activo. Esto son el Enfoque Top-Down y el Enfoque Bottom-Up.

FIGURA 1: Tipos de enfoques de análisis.  

  Para esto, el análisis técnico utiliza los gráficos que reflejan la evolución de estos precios, así como su volumen y demás indicadores. Sin embargo el uso del análisis técnico no puede predecir con exactitud el futuro desplazamiento de los precios, pero si puede contribuir a mejorar e innovar el análisis que hacen los inversores a la hora de la toma de decisiones. Así existen 2 fuentes de estudio dentro del análisis técnico: A) Charlista; B) Cuantitativo. El Chartismo, centra su análisis en el comportamiento y evolución dentro de un gráfico de precios, para estudiar y predecir a partir de figuras que pueden formar los precios, cual puede ser el próximo movimiento que haga el papel. Estos patrones son figuras geométricas que se repiten a lo largo del tiempo en los precios y permiten diagnosticar o predecir cuál puede ser el objetivo de suba o de baja que tiene el papel. Por otro lado la segunda fuente de estudio, dentro del análisis técnico es el análisis Cuantitativo, a través de los indicadores técnicos. Este tipo de análisis es la aplicación de fórmulas matemáticas y estadísticas a los precios y volúmenes de los valores. Así se pretende evitar, en cierta medida, la subjetividad del Análisis Chartista en la interpretación de las figuras, el elemento humano, en resumen, todo aquello que hace que los analistas o inversores experimentados tengan opiniones divergentes ante un mismo gráfico.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

1        


Tendencias: La tendencia es la dirección que siguen los precios del mercado durante un período, es decir, hacia dónde se están moviendo dichos precios. Una sucesión de máximos cada vez más altos definirá una tendencia alcista. Una tendencia bajista será lo contrario: una sucesión de mínimos cada vez más bajos, o menores a los anteriores. Existen 3 tipo de tendencias: alcista (los máximos y mínimos en la evolución de los precios es crecientes), bajista (máximos y mínimos en la evolución de los precios es decrecientes) y lateral (máximos y mínimos dentro de un rango de precios limitados). La mayoría de las estrategias que operan a través del Análisis Técnico se basan en los seguimientos de tendencia, por lo que cuando el mercado se encuentra en una situación de no tendencia es mejor mantenerse fuera de él y no operar hasta que la misma se defina, si es que el inversor desea operar en un plazo de tiempo prolongado.

GRÁFICO 1: Tendencias vigentes en vigentes en el Merval entre el 2002 y el 2007. Merval, compresión mensual 2002-2007  

 

   

Soportes y Resistencias: El soporte y resistencia es el rango de precios en donde interactúa la oferta y demanda de activos. Un soporte es un nivel de la cotización, el cual concentra la demanda de títulos suficientes para frenar una caída de las cotizaciones e incluso para producir alzas coyunturales en los precios. El consenso de los demandantes cree que en el nivel analizado, el valor de la acción es atractivo para la compra y se crea entonces un exceso de compra. El soporte se perfora a la baja cuando se agota o desaparece la demanda de títulos, de este modo la cotización prosigue su caída. Por el contrario una resistencia es un nivel de la cotización que concentra la oferta de títulos suficientes para frenar la subida de las cotizaciones e incluso para producir recortes en los precios. El consenso de los oferentes o tenedores de acciones creen que en el nivel analizado, el valor de la acción es atractivo para tomar ganancias y se crea entonces un exceso de venta.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

2        


La resistencia se rompe al alza cuando desaparece la oferta o los vendedores aún desean vender a un precio superior ya que las condiciones de mercado hacen que el consenso de un precio de toma de ganancias se sitúe en un nivel por encima de la anterior resistencia.

GRÁFICO 2: soportes y resistencias vigentes en el Merval entre 1990 y el 2007. Merval, compresión mensual 1990-2007

 

   

 

Volumen: El volumen es la cantidad de transacciones operadas en un determinado activo. Esta cantidad de acciones operadas, es multiplicada por el precio del activo en el momento de realizada la operación, y este monto es acumulado durante la rueda para luego concluir con un monto operado diario como otro elemento de análisis además del volumen de acciones operadas. Así dada una tendencia de precios definida, el volumen es una de las variables más importantes que evidencia la vigencia de la tendencia de los precio. En caso en que la variación del volumen en un período no concuerde con la variación de los precios en el mismo período, entonces puede evidenciarse un debilitamiento en el movimiento de los precios, señal que es provista por el volumen.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

3        


GRÁFICO 3: El volumen acompaña al movimiento del mercado y lo confirma. Merval, compresión mensual, 2002-2007

 

Estrategias de trading: pasos a seguir:   1. Definir el capital a invertir, con el objetivo de analizar la viabilidad económica del la operación 2. Determinar: Tendencia: identificar si es alcista, lateral o bajista Soportes y Resistencias: determinar entre que rango de precios puede oscilar el papel Volumen: monitorear si acompaña la tendencia 3. Analizar las perspectivas del resultado de la inversión, identificando para ello: Precio de entrada Objetivo de rentabilidad y nivel tentativo de ganancia Duración del trade Niveles de stop loss – pérdida máxima

 

4. Llevar un registro escrito sobre las operaciones realizadas y sus condiciones con el propósito de realizar un control de la estrategia definida previamente. Por su parte, el registro de las operaciones y estrategia permitirá el monitorear la vigencia tanto de la estrategia, a la luz ya sea a las condiciones cambiante del mercado o a los resultados de la misma.  

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

4        


Reglas básicas del trader (los mandamientos):   1. Siempre calcular los beneficios y las posibles pérdidas antes de posicionarse en el mercado: 2. Pensar en términos de probabilidades y actuar en consecuencia; 3. Esperanza, miedo y avaricia no son estrategias: son EMOCIONES; 4. Los precios tienen memoria; 5. Aceptar las pérdidas fácilmente. No trate de justificarlas; 6. Nunca operes en contra de la tendencia, Sigue el flujo del dinero; 7. No comprar una acción porque el precio está bajo o “retrasado”; 8. Establece tu estrategia de trading y permanece en ella; 9. Siempre identifica zonas de soporte y resistencia antes de situar tus órdenes; 10. No dejar abiertas posiciones perdedoras; 11. Cuidado con los mercados poco líquidos; 12. Si está estresado no tome decisiones; 13. Aprende y saca conclusiones de los errores del análisis o de la estrategia formulada; 14. Siempre sube los niveles de salida o stop loss a medida que sube el precio; 15. Diversifica tus inversiones.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

5        


Tópicos de la operatoria: Cuando una persona va a operar un activo, una acción, por ejemplo, por empezar verifica en qué mercado la puede comprar y vender. El mercado no es quien compra y vende, sino que es el ámbito donde un conjunto de compradores y vendedores se encuentran para cerrar transacciones. Para llevar a buen término una operación es necesario encontrar una contraparte. Si vendemos, hay que encontrar un comprador dispuesto a aceptar nuestras acciones al precio ofrecido. Si compramos, por el contrario, nos toca buscar un vendedor dispuesto a desprenderse de sus acciones a un determinado precio. En la Bolsa de Comercio de Buenos Aires se operan una gran cantidad de instrumentos financieros. Entre estos instrumentos, acciones que integran el Panel General y, de las más líquidas de estas, las que integran el Panel de Líderes. En Bolsar, pantalla que transmite precios, veremos el símbolo de cada papel, o ticker, y una serie de datos. Una vez cerrada la compra, uno puede proceder a la venta en cuanto disponga. Sin embargo, los tiempos administrativos de la Bolsa son distintos. Las acciones y bonos liquidan sus pagos en 72 hs., lo que quiere decir que si hoy vendo ACIN y compro ERAR, 72 hs. más tarde, al cierre de la rueda, cobraré el importe correspondiente a la venta de ACIN y abonaré el importe correspondiente a la compra de ERAR. No todos los papeles operan a 72 hs. Las opciones, por ejemplo, liquidan sus pagos en 24 hs. y hay también posibilidad de operar a contado, pero con un descuento. Cabe aclarar, sin embargo, que esto es a mero título informativo y que cuando uno cierra la compra a un precio determinado, tomará en cuenta este precio para medir su rendimiento contra el precio al cual cierre la venta. En el mercado está la información de los precios y las cantidades. Están ordenados de forma tal de que se puede visualizar el precio máximo y mínimo del día, el cierre del día anterior (contra el cual se calculan los cambios porcentuales) y el precio de apertura, entre otros. Además, los precios de compradores y vendedores realizando ofertas se ven en las listas de compra y venta, ordenados del más al menos conveniente (del mayor precio de compra al menor, y del menor precio de venta al mayor) con las cantidades de cada precio de acciones ofrecidas ordenadas por orden en el cual fueron cargadas. Al momento de cerrar la transacción, hay tres precios relevantes, de los cuales, uno es meramente informativo. El último operado es el precio que nos dice a qué precio se cerró la última operación. Como no se opera contra el mercado, ese precio no me garantiza el precio de la próxima operación. Los precios activos para cerrar un trade son las puntas. La punta compradora es la mejor oferta de compra disponible, y es lo que primero operará en caso de que alguien venda “a mercado” (es decir, que tome la mejor oferta de compra disponible en el mercado). La punta vendedora, en cambio, es la mejor oferta de venta y será el precio al que se operará en caso de que se opere “a mercado”.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

6        


Cotizaciones:   FIGURA 2: Pantalla de InvertirOnline con información de las cotizaciones del Panel Merval. InvertirOnline.

 

   

La volatilidad: Muchas veces se escucha hablar de la volatilidad de los activos financieros, pero pocas veces se escuchan precisiones al respecto. La volatilidad es una medida estadística que refleja cuánto se separa un grupo de datos del promedio. La medición original involucra a la varianza, que es el promedio del cuadrado de la distancia de cada dato a la media. Para la volatilidad, se usa la raíz cuadrada de la varianza, lo que se denota como sigma. La volatilidad, por lo general, no se toma sobre los precios sino sobre los retornos de activos. De esta manera, la volatilidad de un activo representa el riesgo de que el retorno activo se desvíe del retorno promedio o esperado. Sin embargo, algunos usos tocan a precios, y reflejan los movimientos de precios que hay en los mercados y la amplitud de mismos.

los del los los

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

7        


1.- Marco Conceptual del Análisis Técnico Los inversores se guían por dos tipos de corrientes al momento de analizar los activos disponibles en los mercados: el análisis fundamental y el análisis técnico. Lejos de rivalizar entre ellos, ambos análisis son complementarios y dadas las características y exigencias de cada uno, satisfacen diferentes necesidades a la hora de dar marco a una decisión. El análisis técnico tiene un mejor uso al ser complementado con el análisis fundamental. El análisis fundamental aspira a satisfacer la necesidad de determinar el qué comprar según las fuerzas económicas que determinan el valor. El objetivo es encontrar un valor justo modelando los factores que influyen en el valor de la compañía y proyectando su evolución a futuro. El análisis técnico, en cambio, es una excelente herramienta para determinar cuándo comprar, usando gráficos y cuadros que reflejan la evolución de los precios. Sin embargo, el uso de instrumentos cada vez más sofisticados, permite capturar el efecto de los Fundamentals y el análisis técnico podrá también ser de ayuda para determinar qué activos son atractivos, haciendo un análisis de la tendencia por ejemplo, ya que se considera que el precio que es producto de la acción del mercado ya refleja todos los Fundamentals y las expectativas de proyecciones de los agentes. El precio, de esta forma, representa el consenso de valor de todos los participantes del mercado, desde los grandes inversores institucionales hasta los pequeños inversores que buscan resguardar e incrementar el valor de sus ahorros en el mercado

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

8        


1.1.- ¿Qué es el análisis técnico? Como definición inicial, se puede decir que el análisis técnico es el estudio de la acción del mercado a través del análisis gráfico del comportamiento de los activos en el mercado. En este contexto, las tres variables claves para este análisis son los precios, el volumen y el tiempo. Con estas tres variables, la flexibilidad del análisis permite su aplicación a una gran diversidad de activos: acciones, índices, monedas, futuros, commodities y todos aquellos activos cuyo precio sea influenciado por las fuerzas de la oferta y la demanda que operan en el mercado. Según Alexander Eldler, el análisis técnico es un estudio de la psicología de masas. En su libro “Trading for a Living. Psychology Trading Tactics Money Management”, Eldler define a las masas como el Mercado, que a su vez está representado por los distintos operadores que negocian activos en los mercados del mundo. De esta forma, el éxito de la persona que opera estará fuertemente determinado por el entendimiento de la psicología, la incorporación del análisis del mercado y los sistemas de trading, y el uso de la administración del dinero. El análisis técnico es, en parte, ciencia. El aspecto científico es determinado por el uso de métodos tales como el lenguaje formal matemático, los conceptos de la teoría de los juegos y los desarrollos probabilísticas derivados de la estadística, y el uso de medios computacionales para la visualización de indicadores sofisticados. Por otro lado, el análisis técnico es un arte, una técnica. El movimiento de precios y otras variables claves exigen del operador una interpretación de estos flujos y de la dinámica para entender qué es lo que está sucediendo. A diferencia del comportamiento individual, harto complejo de interpretar, el comportamiento de masas es más primitivo y fácil de interpretar y es por ello que los analistas técnicos estudian los patrones de comportamiento del mercado como un todo. Las tendencias, clave en el análisis técnico de los activos, no son lideradas por gurúes económicos ni por los bancos de inversión, sino que el determinante es el mismo precio del activo. El mismo, refleja toda la información y los Fundamentals junto con las expectativas futuras sobre los mismos del conjunto de agentes del mercado. A la corta o a la larga, los Fundamentals reflejan la realidad en los precios y tendencias, eliminando la influencia de que algún agente particular quisiera imponer en el mercado.

Fortalezas y debilidades: Entre los puntos fuertes a favor del análisis técnico, podemos resaltar su uso estandarizado para analizar el comportamiento de una amplia gama de activos e instrumentos financieros, lo que no limita al inversor como sí sucede con el analista fundamental que está obligado a especializarse. Por otra parte, se usa para el análisis de períodos diversos: horas, días, semanas, meses, años, décadas. Además, con el correr del tiempo, se fueron definiendo herramientas técnicas para distintos tipos de mercado. Finalmente, está basado en principios básicos sencillos de comprender y que se mantienen actualizados con los hechos del mercado. Sin embargo, hay que reconocer limitaciones y puntos débiles a la hora de su empleo. Por empezar, el análisis técnico es subjetivo y depende de interpretaciones individuales, por lo que las conclusiones pueden variar. Por otra parte, la suposición de que el pasado se repetirá en el futuro no es un supuesto válido y es muy criticable. Hay que tener en cuenta que el análisis se basa en la probabilidad de que ocurra un evento, y no en la certidumbre de su ocurrencia. Finalmente, hay que reconocer que con el correr del tiempo, las herramientas se fueron refinando y las técnicas basadas en cálculos matemáticos complejos se volvieron cada vez más difíciles de dominar en uso y comprensión, erosionando parte de la simpleza que lo hacía atractivo.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

9        


1.2.- Teoría de Dow Los primeros registros y análisis de precios son atribuidos a Munhesa Honma, el cual es considerado el inventor de las velas japonesas a inicios del 1700. Sin embargo, el origen del análisis técnico es atribuido a Charles Dow, a fines del siglo XIX en el ámbito de Wall Street. Charles H. Dow fue el pionero en análisis técnico en los EE.UU. Además, fue el creador del índice Dow Jones Industrial Average el 3 de julio de 1884 y del diario Wall Street Journal, donde entre 1900 y 1902 escribió sus artículos, que con el objetivo original de poder medir el desempeño de la economía, fueron formando la teoría que lleva su nombre sentando las bases del análisis técnico. Dicho análisis se basa en tres premisas principales: que la actividad del mercado descuenta todo y le resta importancia a todo lo demás, que los precios se mueven por tendencias y que existen patrones de comportamiento del pasado que se repetirán en el futuro.

Patrones de comportamiento: el mercado descuenta todo. La acción del mercado descuenta todo, lo que significa que el último precio refleja todo lo que sabe el mercado que puede afectar al instrumento analizado. El precio incorpora toda la información política, fundamtentals, de sentimiento de mercado, etc., que pudiera afectar las proyecciones futuras de las variables que determinan los precios, ya que cuando se publica, los distintos actores la diseminan y facilitan su asimilación. De esta forma, el precio refleja el 100% de las fuerzas de oferta y demanda. En este punto, si bien el analista técnico es consciente de que estas fuerzas determinan los precios, no está interesado en el por qué sino en el qué está moviendo al mercado. En este punto se puede detectar una parcial coincidencia con la teoría económica de expectativas racionales, cuyo uno de sus principales exponentes es Lucas, profesor de Chicago y premio Nobel en economía. Desde este punto de vista, al considerar que el precio actual refleja todo lo que saben los agentes, se desarrollaron modelos de pricing basados en procesos estocásticos que son muy usados para la valuación de opciones y otros activos financieros. El proceso genera una distribución probabilística según los parámetros del activo, obtenidos según la historia de los precios del mismo. El análisis técnico, sin embargo, es la antítesis de la teoría de que los precios son impredecibles y se mueven en un proceso de random walk azaroso. Esta hipótesis de eficiencia débil de los mercados que considera que los precios son totalmente aleatorios, se basa en supuestos que invalidan al análisis técnico, el cual sostiene que los precios son predecibles a futuro y se apoya en la otra versión de la hipótesis de eficiencia de los mercados que trataremos más adelante con mayor detalle.

Patrones de comportamiento: movimientos de precios por tendencias. La teoría de Dow sostiene que los precios se mueven por tendencias. En el análisis del mercado, entonces, uno de los principales objetivos es el del análisis de la tendencia para identificarla en su fase temprana de desarrollo a fin de posicionarse para un máximo aprovechamiento, hasta que aparezcan señales de cambio. Dow distinguió 3 tendencias dentro de este análisis. Por un lado, están las tendencias

primarias o de base, cuya duración trasciende el año. Por otro lado, están las tendencias secundarias o intermedias, que son como olas que duran entre 3 semanas y 3 meses, aproximadamente. Finalmente, están las tendencias menores que duran entre días y 2 a 3 semanas, aproximadamente. Las tendencias alcistas o bajistas se evidencias a través de picos y que veremos en el punto 3. Dentro de la tendencia alcista principal, Dow distinguió tres fases: una primera fase de acumulación y compra agresiva de aquellos inversores bien informados con un claro razonamiento de los ciclos económicos, que se dan cuenta de que la recuperación

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

10        


económica es inevitable y compran a aquellos inversores desesperanzados que proyectan linealmente futuras caídas. En la segunda etapa, el incremento de ganancias y la mejora de condiciones económicas generales, apuntala la suba con nuevos ingresos y tomas de posiciones al alza. Finalmente, la tercer fase de alza se produce en el pico del ciclo, en medio de la euforia donde inversores menos informados proyectan linealmente nuevas subas y compran a los inversores más informados que venden cuando el ciclo económico presenta señales de agotamiento (dificultades para mantener la inversión creciente, temor de las empresas en expandirse, estabilización de las ganancias, signos de fatiga en la demanda y políticas de restricción monetaria que llevan tiempo operando con inflación en baja a la espera de señales para revertir la política contractiva).

Patrones de comportamiento: la historia se repite. La premisa de que la historia se repite, se refiere al estudio de la acción del mercado y a los principios del análisis técnico que está directamente ligado al estudio de la psicología humana, la cual tiende a no cambiar. Para poder predecir el futuro uno se tiene que remitir a los parámetros del pasado que tienden a formar patrones de comportamiento con amplia vigencia en el tiempo. En cuanto a los patrones de comportamiento, se utiliza el estudio de gráficos para individualizar parámetros y patrones en el comportamiento del mercado. Para ciertos patrones determinados, existe una alta probabilidad de que ocurran movimientos esperados y hay también patrones reconocidos que se repiten si se dan las mismas condiciones. Dow enriqueció el análisis con dos premisas al momento de analizar la evolución de los mercados. Por un lado, destaca que los índices deben confirmarse mutuamente, al mismo tiempo que se pone especial énfasis en el hecho que el volumen debe confirmar la tendencia. El volumen representa la actividad de trading de un instrumento, y cuando un movimiento se produce con alto volumen, este es señal de que el movimiento es confirmado por el mercado y persistirá, mientras que si el movimiento se produce con un bajo volumen, es altamente probable que el movimiento se revierta. Históricamente, Dow creó un índice industrial (el Dow Jones Industrial Average, 1884) compuesto por 11 empresas, de las cuales 9 eran ferrocarriles. En 1887 este índice se desglosó en dos: el índice industrial que estaba formado por 12 empresas industriales, y el índice de transporte formado por 20 empresas ferroviarias. Finalmente, en 1928 el índice industrial fue aumentado a 30 empresas y se agregó el índice utilitario. En la teoría de Dow, los índices industrial y de transporte deberán confirmarse entre sí al momento de determinar la tendencia. En cuanto a la confirmación de los índices, la tendencia del mercado deberá ser confirmada por el conjunto de índices de referencia: el índice industrial y el de transporte, que deberán confirmarse entre sí. Esto tiene su lógica. Cuando la economía avanza, no solo el sector industrial mejora su desempeño, sino que el sector de transportes estará reflejando una mayor actividad de logística y distribución y esto se verá reflejado en el índice. De esta forma, la confirmación de ambos capturará los Fundamentals de la economía referentes a la actividad económica. Si estas premisas se cumplieran, el análisis técnico podría ser considerado una ciencia. Sin embargo, en la realidad, la historia no se repite de manera exacta y el análisis técnico tiene mucho de subjetivo donde la interpretación de gráficos y el pronóstico de comportamientos del mercado dependerá de los individuos que realizan el análisis.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

11        


1.3.- Hipótesis de eficiencia del mercado En finanzas, la hipótesis de eficiencia de los mercados afirma que el precio de los activos negociados en los mercados financieros refleja toda la información conocida por los miembros del mercado y todas las creencias de los inversores sobre el futuro. Esta hipótesis implica que no es posible lograr de forma consistente superar los resultados del mercado excepto a través de la suerte o de la información privilegiada. Sugiere también que el flujo futuro de noticias que determinará el precio de las acciones es aleatorio y que no es posible conocerlo por adelantado. Es un error frecuente creer que la hipótesis de eficiencia implica que los inversores se comportan racionalmente. La hipótesis permite que algunos inversores sobrerreaccionen antes las noticias y que otros infrarreaccionen. Lo único que exige es que las reacciones de los inversores sean lo suficientemente aleatorias para que no sea posible obtener un beneficio que supere al mercado. Es posible, por lo tanto que el mercado se comporte irracionalmente durante un largo periodo de tiempo. Crash, burbujas y depresiones son compatibles con la hipótesis siempre que esta conducta no sea predecible. La hipótesis de los mercados eficientes se desarrolló en los años sesenta. Anteriormente, el punto de vista general opinaba que los mercados eran ineficientes. No obstante Kendall en 1953 sugirió que el precio de las acciones en el mercado británico era aleatorio. Más tarde Brealey y Dryden, además de Cunningham encontraron que la hipótesis débil de la eficiencia de mercados también se cumplía en Reino Unido. Otros estudios han demostrado que la hipótesis semi fuerte también se cumple. Los estudios de Firth desde el año 1976 hasta 1980 en Reino Unido observaron el precio de las acciones desde que se anunciaba una adquisición por otra empresa. Los precios se ajustaban inmediata y correctamente al nivel de precio predicho. Hay más de una versión de hipótesis de eficiencia de los mercados que tienen implicancias metodológicas para analizar los precios. La hipótesis débil de eficiencia tiene como supuestos que no es posible hallar estrategias de inversión basadas en precios históricos de las acciones u otros datos financieros para lograr rendimientos que superen a los del mercado. En esta hipótesis el análisis técnico no sería válido y se aplica la teoría de que la mejor predicción de precios futuros es el precio actual. La hipótesis fuerte de la eficiencia del mercado, en cambio, supone que el precio de los activos refleja toda la información y nadie puede obtener un rendimiento superior al del mercado. La información privilegiada parece negar la hipótesis fuerte, pero los que la obtienen son seguidos por los que no la tienen, reduciendo los spreads. En esta versión, sería imposible ganarle sistemáticamente al mercado, y aunque algunos fondos lo hagan, siempre se encuadran dentro de una distribución estadística de retornos.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

12        


1.4.- Chartismo e indicadores El análisis Chartista y Técnico consiste en predecir el comportamiento futuro de un valor en función de la evolución pasada del mismo. Considera que el mercado es eficiente y que toda la información del mercado se encuentra reflejada en el precio (ya descontada por los agentes), por tanto los precios de los activos se mueven pos causas psicológicas y no por la realidad de las empresas. El chartismo pretende identificar patrones de precio recurrentes que se plasman en figuras, siendo su objetivo predecir la dirección para optimizar los beneficios en su posicionamiento. La palabra chart significa gráfico en inglés. Se llama chart al gráfico en el que se representan las cotizaciones de una empresa o de cualquier activo que cotice en un mercado financiero (bonos, materias primas, etc.). En el eje vertical del gráfico se colocan las cotizaciones, y en el eje horizontal el tiempo representado en horas de cotización, ruedas, semanas, meses, etc., según la compresión del tiempo que se elija. El gráfico de las cotizaciones permite analizar la evolución de un activo a través del tiempo, es decir se puede ver si está en los máximos o los mínimos, si ha subido o bajado mucho en las últimas ruedas, etc. Además la representación gráfica de las cotizaciones es el elemento en que se apoya el chartismo o análisis técnico, el cual estudia las figuras que forma la curva de cotizaciones y se basa en ellas a fin de determinar la tendencia y predecir objetivos y comportamientos futuros de las cotizaciones.

GRÁFICO 4: elementos de análisis técnico: soportes, resistencias, tendencias. Mirgor, gráfico diario de velas japonesas, 2005-2007

 

  Generalmente el gráfico de las cotizaciones se complementa con otros datos que ayudan al análisis. Habitualmente en la base del gráfico y con la misma escala de sesiones se coloca el chart de volumen de negociación del activo (la cantidad de títulos que se han negociado). El volumen es fundamental en el análisis ya que debemos chequear que acompañe el movimiento de los precios. En caso de que se produzca un movimiento con bajo volumen, es altamente probable que se revierta el movimiento. También se los acompaña de indicadores u osciladores técnicos, que son otra herramienta del análisis técnico.

    Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

13        


Conceptos Básicos Los gráficos, en este tipo de análisis, constituyen nuestra ventana a la psicología de masas ya que cada precio es el reflejo de la acción de los agentes en el mercado. Cada punto en el gráfico representa una operación cerrada con el consenso de un comprador (que espera una suba de precios) y un vendedor (que espera una baja de precios). Además, hay operadores que no deciden efectuar movimientos hasta que los precios son tan altos o tan bajos como para incentivarlos a tomar una posición contraria y hacerse de los títulos o liquidar la posición.

2.1.- Tipos de Gráficos El análisis técnico se desarrolla con gráficos, donde se establecen los niveles de soporte, resistencia, tendencia y hasta se detectan patrones de comportamiento que se plasman en figuras. Además, el uso de indicadores y osciladores facilitará la tarea de decisión y también implica un seguimiento gráfico de los datos del mercado. Los datos con los que se cuenta para dibujar los gráficos son los precios de apertura, de cierre, precio mínimo y máximo. Además, se cuenta el volumen operado y el interés abierto (posiciones compradas y vendidas en el período).

2.1.1- Líneas El gráfico de líneas usa el dato del precio de cierre, que es el más relevante al momento de tomar las decisiones. Es extremadamente simple y no refleja una cuantiosa cantidad de datos que se pierden de vista y son útiles a la hora de analizar los plazos más inmediatos. Es útil para visualizar el movimiento de activos en transcursos de tiempo amplios.

GRÁFICO 5: El gráfico de líneas es muy usado cuando lo único importante son los precios de cierre y se le quiere dar continuidad al gráfico. Siderar, compresión diaria, 1996-2007. Gráfico lineal.

 

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

14        


2.1.2.- Barras El gráfico de barras grafica en una barra vertical los precios del activo. Los extremos de la barra representan el máximo y el mínimo del día, mientras que dos muescas representan los precios de apertura y cierre. La pequeña línea horizontal hacia la derecha indica el precio de cierre. Algunos gráficos incorporan también el nivel de apertura agregando un pequeño segmento horizontal a la izquierda de la barra. En este tipo de gráficos, la información proporcionada es mayor que la presente en el gráfico linear.

GRÁFICO 6: El gráfico de barras resume más información: precios máximo, mínimo, apertura y cierre. Siderar, compresión diaria, 2006-2007. Gráfico de barras.

 

 

   

2.1.3- Velas El gráfico consiste en una forma de barra con cuerpo entre los precios máximos y mínimos, con dos mechas en los extremos superior e inferior, que marcan los precios máximos y mínimos. El cuerpo del rectángulo será blanco o vacío cuando el cierre supere al precio de apertura, mientras que será negro o relleno cuando el cierre será inferior al precio de apertura.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

15        


GRÁFICO 7: El gráfico de velas japonesas refleja más claramente, además de los datos de precios de la sesión, la relación entre precios de apertura y cierre y es más sencillo visualmente. Siderar, compresión diaria, Octubre 2006 – Marzo 2007. Gráfico de velas japonesas.

 

  A diferencia del gráfico de barras, es más fácil de visualizar a simple vista y además tiene la ventaja de poder adoptar distintos colores según el cierre del día sea superior (verde) o inferior (rojo) al cierre del día anterior. De esta forma, se simplifica sobremanera a lectura veloz del comportamiento de los precios para trazar parámetros de referencia. Finalmente, cuentan con propiedades interesantes al momento del análisis ya que las velas resumen muchos datos en ellas. A mediados del siglo XVII los japoneses desarrollaron un método de registro de las transacciones en el mercado de precios a futuros de arroz. La técnica de registro fue conocido como de velas japonesas o candlestick y desde ese entonces es ampliamente usada para el análisis técnico. Las velas japonesas encierran una considerable riqueza predictiva al mostrar el comportamiento que rigió en la rueda. A continuación repasaremos algunas de las formas más importantes de las velas.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

16        


LONG BODY: El Long Body muestra una fuerte presión de compra si es vacío (ALCISTA) y su nombre indica que el cuerpo (la distancia entre apertura y cierre) es muy amplia. Cuanto más largo el cuerpo, mayor distancia entre apertura y cierre, reflejando mayor fortaleza del mercado y puede señalar una tendencia alcista. Tras un período de caída, puede marcar el inicio de una tendencia alcista. Lo contrario rige para un Long Body relleno (BAJISTA).

GRÁFICO 8: El long body es alcista si el cuerpo es vacío y bajista si el cuerpo es relleno. Siderar, Febrero-Marzo 2007.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

17        


MARUBOZU: El Marubozu es más poderoso que el anterior, y no tienen mechas, indicando que apertura y cierre fueron los precios máximos y mínimos. Si es de cuerpo vacío, es muy ALCISTA, mientras que el cuerpo relleno pertenece a un mercado BAJISTA.

GRÁFICO 9: El Marubozu puede ser alcista o bajista, según el cuerpo sea vacío o relleno. Siderar, Septiembre – Octubre 2005.

  LONG SHADOW: El Long Shadow tiene cuerpo pequeño y grandes mechas hacia lo alto o hacia lo bajo. Los que tienen mechas cortas, indican que la operatoria giró alrededor de los precios de compra y cierre, mientras que estos con mechas largas muestran una tendencia del mercado a operar por fuera del rango.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

18        


SPINNING TOP: El Spinning Top es una vela con cuerpo pequeño y ambas mechas muy largas. Estas velas representan indecisión en el mercado y poco movimiento entre apertura y cierre con una activa disputa entre alcistas y bajistas. Si se produce tras una suba prolongada, es señal de fatiga del movimiento alcista y podría advertir de un retroceso y potencial reversión de tendencia, ALCISTA o BAJISTA.

GRÁFICO 10: El Spinning Top advierte sobre una posible reversión de la tendencia. Siderar, Mayo 2005.

 

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

19        


DOJI: El Doji es una vela sin cuerpo con mecha. De esta forma, el precio de apertura fue igual al de cierre y que la operatoria giró fuera del rango. Tras una tendencia definida, podría indicar un cambio de la misma. Si se produce tras una suba es BAJISTA, mientras que si se produce tras una baja prolongada, puede ser ALCISTA. El Dragon Fly Doji presenta mecha inferior y es ALCISTA y marca un cambio de tendencia tras una prolongada caída. El Grave Stone Doji presenta mecha superior y es BAJISTA porque marca el fin de una suba prolongada.

GRÁFICO 11: El Doji puede ser alcista o bajista, según el comportamiento previo y las características que presente. Siderar, Junio 2005.

 

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

20        


HAMMER: El Hammer es una vela ALCISTA con un pequeño cuerpo vacío en la parte superior y una mecha en la parte inferior. Constituye un patrón de cambio tras una caída y anticipa una posible tendencia alcista.

GRÁFICO 12: El Hammer es una vela que anticipa un movimiento alcista. Boldt, Octubre – Noviembre 2006.

  HANGING MAN: El Hanging man es una vela BAJISTA y es similar al Hammer, solo que el cuerpo es relleno, por lo que podría estar marcando un techo tras una tendencia alcista que está a punto de revertirse por el aumento de la presión de venta.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

21        


SHOOTING STAR: El Shooting Star es una vela BAJISTA con cuerpo relleno pequeño y una gran mecha en la parte superior, y señala un cambio de dirección tras una suba. Es importante observar que deje un espacio con respecto a la sesión anterior.

GRÁFICO 13: El Shooting Star es una vela que anticipa un comportamiento bajista. Siderar, Mayo 2002.

 

  ENGULFING PATTERN: El Engulfing Pattern se produce cuando el cuerpo de la vela es mayor al de la sesión anterior, y puede ser ALCISTA o BAJISTA, según el caso.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

22        


2.1.4- Punto y Figura A diferencia de los gráficos anteriores, este tipo de gráfico no muestra precios en funcin del tiempo, sino cantidad de ruedas de subas o de bajas sin enfatizar el momento del tiempo en que se produjeron. En este se dibujan símbolos ascendentes (una X) o descendentes (una O) según el comportamiento del valor. El gráfico no mide los valores en sí, sino la variación de los mismos, sin tener en cuenta el factor tiempo. Para dibujar un símbolo, se necesita un valor mínimo en unidades.

GRÁFICO 14: Gráfico de punto y figura difiere radicalmente de los gráficos de precios en función del tiempo ya que maneja otros parámetros y muestra sesiones de alza o baja Siderar, 1995-2007. Gráfico de punto y figura.

.

   

2.2.- Escalas de tiempo Dependiendo de la visión sobre los valores, se analiza los activos a corto, mediano o largo plazo. Para ello se visualizan en forma distinta cada uno. Los gráficos más usados son los diarios, aunque sin embargo para datos de cortísimo plazo que reflejen las variaciones intradiarias se pueden usar gráficos de cada 5 minutos o por operación realizada. Para un análisis más de largo plazo están los gráficos semanales, mensuales o anuales que dan una perspectiva de los grandes movimientos que realiza el activo y resultan más útiles para el inversor de mediano y largo plazo. Para estos últimos gráficos, la escala logarítmica puede ser de utilidad. A continuación se presenta la cotización de Acindar en distintas compresiones, donde se verá más claramente que una compresión mensual y anual es más útil para el análisis de movimientos de largo plazo.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

23        


2.2.1- Anual   GRÁFICO 15: Muestra la evolución de Acindar año a año, donde la información está extremadamente resumida. Acindar, compresión anual, 1993-2007.

 

 

2.2.2.- Mensual   GRÁFICO 16: Muestra la evolución de Acindar en forma mensual, útil para un análisis de largo plazo. Acindar, compresión mensual, 2000-2007

 

     

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

24        


2.2.3.- Semanal   GRÁFICO 17: Muestra la evolución de Acindar en forma semanal, con mayor detalle de información y más útil para un análisis de largo a mediano plazo. Acindar, compresión semanal. Diciembre 2003- Marzo 2007

 

   

2.2.4.- Diario   GRÁFICO 18: Muestra la evolución de Acindar en forma diaria, lo que resulta de mayor utilidad para un análisis del mediano a corto plazo. Acindar, compresión semanal. Noviembre 2006 – Marzo 2007

 

     

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

25        


2.2.5.- Intradiario   GRÁFICO 19: Muestra la evolución de Acindar durante la rueda de operaciones, con el detalle del volumen operado y el precio de cada una, y su relación con la anterior. Este gráfico resulta de utilidad para un trader que opera en forma intradiaria. Acindar, intradiario. 12 de Marzo 2007.

     

2.3.- Escala Semilogarítmica En un gráfico logarítmico o semilogarítmico, el eje vertical está estructurado de manera tal que una distancia igual representa un idéntico cambio porcentual. Si el precio se mueve tres espacios en el eje vertical, puede representar un incremento del 15% en el precio de una acción, un pasaje de $20 a $23. En otro tramo, ese incremento del 15% puede equivaler al pasaje de un precio de $80 a $92.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

26        


GRÁFICO 20: Evolución de los precios de Repsol en forma semi-logarítmica. La escala de precios se modifica de forma tal que mantiene constante el cambio porcentual. Repsol, Compresión diaria, 2002-2007. Escala semi-logarítmica.

    GRÁFICO 21: Evolución de los precios de Repsol con una escala que mantiene los cambios absolutos en los precios. La tendencia semi-logarítmica es curva porque refleja la evolución de precios con igual cambio porcentual.

 

Repsol, compresión diaria, 2002-2007. Escala linear.

  La escala lineal , en cambio, hace que el eje Y esté estructurado de manera tal que una distancia igual sobre el eje iguala un cambio absoluto en el precio de la acción. Por ejemplo, subiendo tres unidades, puede representar un cambio de precio de $10 a $13 o de $45 a $48, aunque los mismos son porcentualmente distintos.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

27        


3.- Principios del Análisis Técnico En los gráficos de cotizaciones, los máximos y los mínimos de los precios sirven de referencia para determinar en qué zonas los vendedores superan a los compradores y producen una baja en el papel, y en qué zonas los compradores superan a los vendedores e impulsan un alza del papel. El objetivo será averiguar la tendencia de los activos, para tomar posición en aquellos que presenten una tendencia alcista o para operar a favor de la tendencia que presente.

3.1.- Soportes y Resistencias Un soporte es un nivel de la cotización, el cual concentra la demanda de títulos suficientes para frenar una caída de las cotizaciones e incluso para producir alzas coyunturales en los precios. El soporte se rompe cuando se agota o desaparece la demanda de títulos, de este modo la cotización prosigue su caída. Por el contrario una resistencia es un nivel de la cotización que concentra la oferta de títulos suficientes para frenar la subida de las cotizaciones e incluso para producir recortes en los precios. Cuando desaparece la oferta de títulos la resistencia se rompe (se la considera rota cuando la ruptura es superior al 3% de la cotización) y la cotización prosigue la subida. El soporte puede asemejarse a un piso en el cual un objeto en caída puede detenerse y presentar un rebote. En ese punto, la compra es lo suficientemente fuerte como para contrarrestar las ventas y hasta para revertir parte de la caída. Gráficamente se usa una línea horizontal que se coloca en aquel punto donde la cotización del activo muestra picos mínimos que respetan cierto nivel.

FIGURA 3: El soporte es el punto donde los precios detienen su caída. Se puede trazar con el último punto donde los precios dejaron de caer, pero se torna más confiable cuantas más veces haya sido testeado.  

  La resistencia, en cambio, es como un techo donde el precio presenta un retroceso porque las compras son contrarrestadas por niveles de venta muy elevados que causan retrocesos marcados e interrumpen y hasta revierten la tendencia alcista. Para trazar una resistencia hay que tomar como referencia el nivel donde los precios presentaron resistencia a la suba por última vez, y tendrá más confiabilidad y será más segura cuantas más veces haya sido testeada.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

28        


FIGURA 4: La resistencia, así como el soporte, es más confiable y difícil de superar cuantas más veces haya sido testeada.  

 

 

Los niveles de soportes y resistencia es mejor trazarlos en aquellos puntos donde se observan los valores más transados y no en los valores extremos que pueden deberse a causas extraordinarias y que tienen menor probabilidad de ocurrencia. La fuerza de los soportes y las resistencias las determinan la cantidad de veces que los mismos fueron testeados. Cuanto más veces los precios hayan respetado el comportamiento esperado (rebotar al alza en un soporte y frenar la suba en una resistencia), más confiables se tornan y más difícil se hace su ruptura. Además, cuanto más se intensifique el volumen de negociación, mayor será la señal de validez.

Escenarios de comportamientos e interacción con soportes y resistencias: Una vez que se identifican gráficamente los niveles de soporte y resistencia, donde las fuerzas del mercado se contrarrestan, se pueden identificar varias situaciones. Por un lado, cuando los precios se mueven fuera de este mercado lateral es señal de que el mercado se está definiendo y muestra que una de las dos fuerzas está ganando. Cuando el mercado logra romper el mercado lateral al alza, significa que primó la demanda sobre la oferta. Cuando el mercado lateral rompe a la baja, en cambio, es la oferta la que primó sobre la demanda.

Las resistencias y los soportes cambian sus roles cuando son atravesadas. En un mercado al alza, tras haberse superado la resistencia esta se torna soporte. En un mercado a la baja, el soporte se torna resistencia. Para considerar que un soporte ha sido roto, es recomendable chequear que la ruptura se haya producido con el precio de cierre (no solo durante el intradiario) y que supere en un 3% aproximadamente el nivel identificado.

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

29        


GRÁFICO 22: Cuando los precios perforan a la baja un soporte, este se convierte en resistencia, y cuando perforan al alza a una resistencia, la misma se convierte en soporte. Mirgor, compresión diaria 2006-2007.

 

  Al momento de la ruptura o del testeo, un volumen alto está confirmando con mayor seguridad el quiebre, a la vez que se genera un rápido movimiento de precios una vez traspasado el nivel identificado. Hay que tener en cuenta que los niveles no son rígidos sino que actúan como una banda elástica que se mueve al ritmo de las fuerzas del mercado. Por lo general, tras la ruptura de un soporte se produce una rápida caída con una ligera recuperación que no llega a traspasar el nivel de soporte que se convierte en resistencia, generando un pull-back, momento óptimo para desprenderse del título antes que continúe la baja.

Niveles de stop loss en la cartera: Los stop loss son niveles que se colocan para cortar pérdidas de posiciones. Suelen decidirse al momento de la compra y para ello se toman los soportes existentes como referencia. Cuando las cotizaciones bajan del nivel prefijado, se procede a la venta ya que la ruptura del soporte puede dar lugar a un comportamiento bajista más marcado. De esta forma, el stop loss se coloca para evitar mayores pérdidas cuando el activo salió de los parámetros que lo hacían atractivo. Si el mercado está en alza y se produce una ruptura de los niveles de resistencia, el volumen de operación que se verifique en esa zona será clave para determinar la fuerza del mercado en la ruptura. Si el volumen operado es sensiblemente mayor al promedio operado, la probabilidad de éxito de la nueva tendencia alcista es más elevada. Si la ruptura se hace con poco volumen, posiblemente no logre romper definitivamente la resistencia. Para considerar que la resistencia ha sido rota, es conveniente esperar a ver si fue superada con el precio de cierre y verificar que haya sido superada en un 3%, aproximadamente. Una vez perforada, se producirá una rápida suba, seguida de una corrección hasta la resistencia devenida en soporte y será seguida de otro movimiento de suba. Cuando la ruptura se da en un canal, usualmente tras marcar un triple techo (testea tres veces la resistencia), puede presentar una continuación de la tendencia alcista. Para medir la suba potencial puede sumar el tamaño del canal en el punto de ruptura.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

30        


3.2.- Tendencias La tendencia es la dirección que siguen los precios del mercado durante un período, es decir, hacia dónde se están moviendo dichos precios. Una sucesión de máximos cada vez más altos definirá una tendencia alcista. Una tendencia bajista será lo contrario: una sucesión de mínimos cada vez más bajos, o menores a los anteriores. La tendencia lateral es aquella en la cual los mínimos y máximos están estables en un rango determinado, y se denomina lateralización o canal lateral. La mayoría de las estrategias que operan a través del Análisis Técnico se basan en los seguimientos de tendencia, por lo que cuando el mercado se encuentra en una situación de no tendencia es mejor mantenerse fuera de él y no operar. Las tendencias son vitales a la hora de realizar un análisis. El objetivo principal es determinar cuál es la tendencia de los distintos activos para operar a su favor. NUNCA HAY QUE OPERAR CONTRA LA TENDENCIA, ya que de esa forma el riesgo de acumular pérdidas por las posiciones tomadas es muy alto. Los que operan a favor de la tendencia tendrán sus beneficios si se dejan correr las ganancias hasta que se produzcan efectivas señales de ruptura de la misma. Las tendencias se determinan con los máximos y los mínimos. Si la tendencia es alcista, la tendencia evidencia una demanda creciente con compradores que esperan los pequeños retrocesos para efectuar las compras. De esta forma, a medida que los precios se acercan a la línea de tendencia, se revierte la caída al aparecer compradores que vuelven a impulsar al alza el papel.

GRÁFICO 23: La tendencia alcista se forma uniendo precios máximos o mínimos crecientes en el tiempo. Grupo Financiero Galicia, compresión diaria, Julio 2006 – Marzo 2007.

 

    Cuando existen mínimos cada vez más altos que se suceden en el tiempo, se pueden unir los mismos formando una tendencia alcista que sirve de soporte de referencia. Cuando, en cambio, existen máximos cada vez menores que se suceden en el tiempo, al unir los mismos se forma una tendencia bajista que servirá de resistencia a los precios del activo. Como mencionamos anteriormente, existen tres tendencias: primaria, secundaria y menor.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

31        


GRÁFICO 24: La tendencia bajista se forma uniendo los máximos decrecientes en el tiempo, y puede tener tendencias menores dentro de ella. Molinos, compresión diaria, 2005-2007.

 

  La tendencia primaria puede ser alcista o bajista y dura varios años. Si el mercado hace sucesivamente nuevos máximos más altos y nuevos mínimos más altos, estos máximos y mínimos crecientes configurarán una tendencia alcista. Si, en cambio, los máximos y mínimos son decrecientes, la tendencia principal es bajista. La tendencia secundaria es intermedia ya que son reacciones correctivas de la tendencia principal. Estas reacciones tienen duraciones de uno a tres meses y corrigen entre 1/3 y 2/3 de la movida completa de la tendencia primaria. Esta tendencia secundaria, a su vez, está formada por varias tendencias menores que corrigen su comportamiento. La tendencia menor o terciaria está compuesta por movimientos de corto plazo que duran entre un día y varias semanas.

  Fases de la tendencia principal: La tendencia principal, a su vez, tiene tres fases. Según la teoría de Dow, la primera fase de una tendencia alcista se forma por una compra agresiva por parte de los inversores mejor informados que anticipan la recuperación económica y logran contrarrestar las ventas por la inercia de la tendencia negativa dando inicio a la etapa de acumulación. El sentimiento general que se crea entre la mayoría de los inversores es lo que se denomina “gloom and doom” y “disgust”. En la segunda fase, con el incremento de las ganancias de las firmas y la mejora de las condiciones económicas, los inversores comienzan a acumular acciones y a tomar posiciones más agresivas en el mercado a medida que las condiciones generales mejoras y generan una influencia positiva en el sentimiento general del mercado. En la tercera y última fase, los excelentes reportes de ganancias de las empresas y los nuevos máximos y picos que se generan en las condiciones económicas, crean un sentimiento de euforia que da un soporte de compras suficientes para que los accionistas mejor informados y que anticipan el fin del ciclo alcista puedan ir liquidando sus acciones a buenos precios, en una última etapa de distribución.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

32        


Las tendencias se mantendrán hasta que una ruptura de precios confirme el cambio, chequeando que la ruptura haya sido en más del 2% a 3%. Los osciladores y otras herramientas que se subordinan al análisis de la tendencia, no tendrán validez en caso de marcar el fin de la tendencia si esta no presenta nuevos máximos decrecientes o mínimos decrecientes que confirmen la ruptura. HAY QUE TENER EN CUENTA QUE NUNCA HAY QUE OPERAR CONTRA LA TENDENCIA. A su vez, cuando el cambio de tendencia esté respaldado por los otros dos índices, el industrial y el de transporte, las probabilidades de una nueva tendencia son mayores y la señal tendrá más fuerza. Es muy importante tener en cuenta que el mercado suele estar lateral tanto tiempo como suele estar alcista o bajista. Si el mercado no presenta tendencia, los indicadores que se orientan a dar señales para marcar el inicio de una nueva tendencia generarán un alto nivel de ruido.

  GRÁFICO 25: El canal presenta piso y techo formados por los máximos y los mínimos. Acindar, compresión diaria, Abril 2006 – Marzo 2007.

 

 

  El canal es una derivación de las líneas de tendencia. Hay veces que los precios se mueven en tendencia entre dos líneas paralelas, la línea de tendencia básica y una línea paralela formando un canal. La segunda línea que forma este canal, actúa como resistencia y es un instrumento útil para proyectar los alcances de la suba uniendo los máximos crecientes en caso de suba. Mientras que la ruptura de la línea de tendencia indica un cambio de dirección, el quiebre de un canal indica que la tendencia se está acelerando. Si sucesivos máximos fracasan en acercarse a la línea de canal ascendente, ya se haya o no quebrado la línea de tendencia, esto es una señal de que la tendencia se está debilitando y es probable un cambio. También hay que considerar el ancho del canal, que indica el rango de precios dentro de la tendencia. Cuando ocurre un quiebre, el cambio en el precio usualmente coincide con este rango. Cuando la tendencia del mercado continúa o se consolida, los precios fluctúan dando origen a una serie de patrones de movimientos como triángulos o banderín. Cuando un mercado muestra una fuerte tendencia, parte de este movimiento inicial de precios sufre una retracción. En el análisis técnico se utilizan porcentajes para medir estas retracciones del precio. Por lo general, las retracciones están entre 23.6%, 38.2%, 50%,

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

33        


61.8%, o se pueden tomar como referencia 33%, 50% y 66%, que son los tres niveles de retracción más usuales.

  GRÁFICO 26: Tras una suba, hay porcentajes de retracción que pueden verificarse como corrección. Merval, compresión diaria. Octubre 2006 – Marzo 2007.

 

   

3.3.- Fases del Mercado En sus estudios, Dow verificó que el mercado accionario tenía dos fases principales y que estas a su vez eran la causa y el efecto de sí mismas. Estas fases son la fase Bull (alcista) y la fase Bear (bajista). La fase bull es la fase alcista y se le dio este nombre por una analogía en la forma de atacar del toro, pues cuando el toro ataca lo hace de abajo hacia arriba levantando a sus presas con todo el poder de sus cuernos. La fase Bear es la fase bajista y se le dio este nombre por asociarla al ataque de un oso, pues al contrario del toro, el oso se para en dos pies y deja caer su peso y sus garras sobre la presa, que es como metafóricamente se ve un mercado a la baja.

Etapas del mercado: Alcista. A su vez, generalmente estas dos fases se dividen en tres etapas. En la primera etapa de la fase bull alcista, cuando aún existen malas noticias y la economía parece estar saliendo de la recesión, los inversores mejor informados comienzan a comprar grandes cantidades de acciones siempre bajando sus posturas y las trataban de retener. Pero nunca persiguen los precios, aun cuando el precio siguiera bajando, ya que al mismo tiempo que el precio baja estos siguen comprando las acciones a los vendedores asustados o desinteresados que desean salir a toda costa. A esta etapa se le llama la etapa de acumulación. La segunda etapa de un mercado bullish se genera una vez terminada la de acumulación, cuando los precios están tan deprimidos y la economía esta tan mal que ni siquiera las peores noticias llegan a tener un efecto significativo a la baja pues ya no quedan muchos vendedores. Es entonces cuando ya no hay resistencia al alza, la cual se producía por las fuertes cantidades ofertadas. Ahora, una pequeña cantidad de compra (en comparación a los volúmenes anteriores) es capaz hacer subir por encima de sus máximos anteriores los precios.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

34        


En esta etapa que comienza a producirse un avance prolongado de los precios y es aquí cuando la economía comienza a dejar de estar tan mal y hasta comienza a mejorar. La tercera etapa del mercado alcista se da casi al final de la segunda, cuando la mayoría de los participantes ven un avance tan duradero de los precios que no quieren perderlo y se apresuran a comprar. En este punto, la economía está en auge y con muchas expectativas de continuar el positivo avance, aunque al final de esta etapa todos los inversores ya invirtieron su capital, sobrevaluando los activos y dando paso a la toma sostenida de utilidades por parte de aquellos que acumularon en los principios de las primeras dos etapas. Esta dinámica aumenta la vulnerabilidad del mercado por encontrarse este en un sentimiento extremo de euforia. Es precisamente en este momento cuando termina la fase del mercado bullish o alcista y comienza la transición al mercado bearish o bajista.

Etapas del mercado: Bajista. La etapa de Distribución es la primera etapa de un mercado bajista, pues es aquí donde se transfieren los títulos de los inversores mejor informados a los inversores menos informados o individuales. Los inversores fuertes, con un gran capital y con mejores herramientas para valuar activos en cada momento del mercado, aprovechan el momento y deciden vender grandes cantidades de títulos sin generar una sustancial caída en el precio de las acciones. En la segunda etapa del mercado bajista los institucionales vendieron gran parte de sus posiciones, y no deciden ingresar o comprar a los precios que rigen. Esto se verá reflejado en los precios como falta de interes y, en subidas débiles, menores a los máximos recientes. A medida que las expectativas favorables sobre la economía y las buenas noticias económicas no son respaldadas, deciden vender sus posiciones, frustrándose al no encontrar compradores, generando una caída en los precios, que poco a poco dejan de subir y hasta comienzan a bajar. Esto apresura la salida y se genera el comienzo del principio de la tercera etapa. La Tercera etapa de la fase bajista se caracteriza por un poco de pánico y sobre venta, contrarrestado en el final con la primera etapa del mercado bullish. El mercado está dominado por un sentimiento de decepción causado por las fuertes pérdidas, mientras los inversores menos informados no notan la transición de la última etapa de mercado bajista a la primera de mercado alcista.

Ciclos bursátiles y económicos: Por otro lado, las etapas del mercado son asociadas a ciclos influenciados por la astronomía o la historia y la dinámica de la moda, la música y la evolución de la sociedad. Las relaciones encontradas entre los números de Fibonacci y los ratios de Gann provén de soporte para una corriente alternativa para los inversores de largo plazo. Por ejemplo, se asocia, entre otros grandes ciclos, el crecimiento del mercado norteamericano de segunda postguerra a la psicología general, reflejada en el optimismo creciente de una época caracterizada por un auge del consumo, el baby boom, tendencias de moda más audaces, música de rock alegre, entre otros exponentes. Por otra parte, la fase más bajista se asocia al menor optimismo reinante con problemas más graves: alta inflación, desorden monetario internacional, estanflación, moda más conservadora, disminución de la tasa de natalidad, conflictos internacionales más ríspidos y mayor riesgo de guerra y una música de rock menos alegre (hard, punk, dark, etc). En la economía local, históricamente se dan grandes crisis cada 10 – 13 años: caída del presidente De la Rúa (peor de la crisis: 2001 - 2002); Hiperinflación entre la renuncia del presidente Alfonsín y los inicios de gestión del presidente Menem (picos de crisis: 1989 – 1990); crisis del gobierno militar y fin del régimen; crisis del gobierno militar del general Onganía; crisis entre los gobiernos radicales tras la Revolución Libertadora del ´55 y el régimen de Onganía en los 60´s; crisis del gobierno de Perón.

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

35        


3.4.- Teoría de Elliott (Elliott Wave) La teoría de Elliott es la segunda teoría más importante dentro del análisis de gráficos. Fue desarrollada por Ralph Nelson Elliott en los años 30, en el contexto de la gran depresión en los EE.UU. Elliott descubrió que el estado de ánimo de una gran cantidad de operadores de la bolsa afectaba el precio de los activos operados. En este marco, analizó una serie de patrones en base a los cuales encuadrar a los operadores, descubriendo que cada patrón era parte de otro patrón superior, dividido a su vez en otros patrones. En su teoría, Elliott señala que los precios se mueven en 5 ondas en la misma dirección de la tendencia principal, y en 3 ondas contra la tendencia. Las 5 ondas que componen el tramo que se mueve a favor de la tendencia se dan en llamar ondas impulsivas y las 3 que operan en contra de la tendencia se llaman ondas correctivas. Este patrón de 8 ondas (5 impulsivas + 3 correctivas), está encuadrado a su vez dentro de otro patrón superior con iguales características.

Elementos usados en la Teoría de Elliott: Dentro del tramo impulsivo, hay 3 ondas a favor de la tendencia y 2 que corrigen estos movimientos, mientras que en el tramo correctivo, dos operan en contra del tramo impulsivo y una revierte parte del movimiento. Esto obedece a la lógica de que los precios se mueven en zig-zag permanentemente y que los movimientos son contrarrestados. Los ratios usados para calcular la distancia y amplitud entre las 8 ondas se basan en la serie de Fibonacci, matemático italiano del siglo XIII. La serie de Fibonacci se calcula sumando los dos números anteriores, comenzando del uno y considerando que antes del uno hay un cero. De esta forma, si construimos la serie, queda la siguiente secuencia: 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233, 377, 610…. Los ratios de Elliott se calculan multiplicando y dividiendo cada número por el anterior, con la característica de que cualquier número de la serie dividido por el anterior nos proporcionará prácticamente el mismo resultado. Hay que tener en cuenta que este proceso arroja resultados que divergen al inicio, para ir convergiendo a un número a medida que el ratio se hace con números cada vez más grandes y avanzados en la serie. Si tomamos el siguiente ejemplo, 2/1=2, 3/2=1.5, 5/3=1.66, 8/5=1.6, 13/8=1.62, 21/13=1.61, 34/21=1.61, 55/34=1.61… De esta forma, hay ratios a tener en cuenta: A: 8/5=1.6, C: 233/89=2.618, E: 377/233=1.618, G: 233/55=4.236,

B: 5/8=0.625, D: 89/233=0.382, F: 233/377=0.618, H: 55/233=0.236

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

36        


Tramo impulsivo de la tendencia alcista:   El tramo impulsivo está formado por 5 segmentos. A estas ondas las denominaremos con números del 1 al 5. Tomando una tendencia alcista, la onda 1 es el inicio del movimiento y marcará desde el máximo y el mínimo referencias para la onda 2. La onda 2 es una corrección de la onda 1 de entre un 61,8% (F) y un 76,4%. Nunca debe caer por debajo del nivel inicial de la onda 1. Tras la corrección de onda 2, surge la onda 3 que se confirma cuando supera el máximo de la onda 1 y que puede extenderse entre un 161,8% (E) de la onda 2 y un 261,8% (C). La onda 3 suele ser la más fuerte de las ondas impulsivas (que son las 1, 3 y 5) y la de mayor duración. Nunca será la menor de ellas. Esta onda 3 es corregida por una onda 4 que nunca podrá ser menor que el precio máximo de la onda 1, y que normalmente es la menor de las 5 ondas. Normalmente, el retroceso es del 38,2% (D) de la onda 3. La onda 5, el último impulso alcista, supera la onda 3 con proyección del 161,8%(E) de la onda 4 y normalmente alcanza la misma longitud que la onda 1.

  FIGURA 5: Las ondas de Elliott para tendencia alcista son 5 ondas impulsivas y 3 ondas correctivas.  

   

 

 

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

37        


Tramo correctivo de la tendencia alcista: El tramo correctivo es más difícil de estimar y consiste en 3 ondas denominadas a-b-c que operan en sentido inverso a las ondas del tramo impulsivo. Considerando la misma tendencia alcista, la onda a presentaría un retroceso desde la onda 5, por encima de la onda 4 (y normalmente hasta la onda 3). La onda b es una corrección de la onda a. La corrección normalmente se da en un rango del 50% al 62% pero no debe pasar el 75%. Finalmente, la onda c tendrá la misma longitud que la onda a, que corresponde a un rango entre el 150% al 161,8% (E) de la onda b. En un caso extremo puede llegar al 261,8% (C) de onda a. En resumen, hay que tener en cuenta la siguiente información relevante de las ondas a la hora de la configuración de la misma, que presentamos resumida a continuación: ONDA 1: marcará el precio máximo, referencia que se usa para confirmar la onda 3. ONDA 2: recorta entre un 31.8% y un 76.4% de la onda 1, pero no llega hasta el precio mínimo de la onda 1. ONDA 3: es la más fuerte y la de mayor duración. Crece entre un 161.8% y un 261.8% de la onda 2. Se confirma que es una onda 3 solo después de superar el nivel de precios máximos de la onda 1. ONDA 4: es la más pequeña de todas, y su precio mínimo no debe ser menor al máximo precio de la onda 1. Recorta alrededor del 38.2% de la onda 3. ONDA 5: es igual a la onda 1, por lo general. Para no quedar trunca, deberá superar el precio máximo de la onda 3. Suele crecer el 161,8% de la onda 4, aproximadamente. ONDA A: el precio mínimo que alcanza suele estar entre el precio máximo de la onda 3 y el precio mínimo de la onda 4. ONDA B: recorta entre un 50% y un 62% de la onda A, aunque puede llegar a un recorte máximo del 75% del movimiento de precios de la onda A. ONDA C: suele ser igual a la onda A, pero puede llegar a bajar un máximo del 261.8% de la onda A.

   

  Curso de Análisis Técnico – Capitulo 1: Introducción

38        


Clase1