Page 1

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA ESCUELA DE ANTROPOLOGÍA

CURSO: MOVIMIENTOS JUVENILES Y EROTISMO TEMA: EL CASTIGO APLICADO A LOS MENORES DE EDAD EN COSTA RICA.

ESTUDIANTE: ESTEFANNY RAMIREZ PEREIRA. PROFESOR: ONÉSIMO RODRIGUEZ.

II-2013


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P.

El castigo aplicado a los menores de edad en Costa Rica

La familia es el primer grupo social con el que interactúa el ser humano; de quien aprende y depende en sus primeros años de vida. Según Light, Keller y Calhoun: “La familia es el primer mundo social con el que se encuentran los niños. Les introduce a la vida en grupo y a las relaciones intimas, les proporciona su primer experiencia de ser tratados como individuos distintos, y les facilita el espejo en el que comienzan a verse a sí mismos” (Light et al, 2000, p. 133) Por tanto las madres y los padres de familia son por lo general los encargados de educar a los niños y de prepararlos para salir al entorno, en otros casos los parientes o cuidadores de los mismos, así que son para los menores las primeras personas con las que interactúan, quienes les enseñan desde lo más básico como: comer, hablar, cruzar la calle, bañarse, cepillarse los dientes, mudarse, en fin una serie de actividades necesarias para la sobrevivencia. Pero aparte de enseñarles aspectos básicos también tienen el papel de primeros maestros en la vida social, la educación, la disciplina y el comportarse en público; son su socialización primaria, es por esto que la familia es tan necesaria para los menores, tanto niños como adolescentes, por su condición vulnerable. Según el análisis de Mario Zuñiga acerca de pandillas en El Salvador, existe cierta tendencia en una causa del ingreso a pandillas, y es la ruptura familiar, donde inicia el sentimiento de odio y resentimiento que se convierte en violencia, la cual más adelante es expresada por los jóvenes en su contexto: “Cuando se revisaron testimonios de otros pandilleros/as entrevistados/as en esta y otras investigaciones se descubrió una estructura similar: 1 ) deterioro en el vínculo familiar 2) crisis en la relación con los padres y 3) entrada a la pandilla” (Zuñiga, 2013, p.25) Históricamente se ha disciplinado a través de los castigos, y como primeros educadores 2


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P. los padres castigan a los hijos para eliminar conductas vistas como negativas, como dirían Palacios, Pulidos y Montaña (2009) el castigo es una práctica de crianza para socializar al niño en su entorno sociocultural,

éste depende del tipo de familia, pero también es

necesario analizar la red en la que está inmerso el individuo, los miembros y los vínculos entre ellos. Si bien es cierto son muchos los castigos que existen, desde negar atención, mandar al rincón a pensar, quitar algún juguete, no dejarlo jugar con otros niños; hasta el empleo de violencia física como los golpes, pellizcos, empujones; y verbal como los gritos, amenazas e insultos. Pero estos varían según el grupo cultural y más específicamente el grupo familiar en que se desarrolla el niño. Según afirma una gran cantidad de docentes actualmente: se debe tener cuidado con las formas en que se castiga a los niños, en especial en su primera etapa de crecimiento, pues es la base de su futuro, como afirma la maestra Lorena Rodríguez en la entrevista realizada en septiembre del presente año: “Se debe saber que el castigo es una forma de hacer ver que lo que está mal es la conducta o actitud que tuvieron en ese momento, por lo tanto esto debe realizarse en el instante que sucede, no después, lo que pasa es que las personas confunden esto, y lo que hacen es reprender a la persona, lastimar sus sentimientos” (Rodríguez, 2013) La disciplina es un concepto amplio, que puede abarcar aspectos concebidos como positivos y también negativos, por la forma en que ésta se implanta. Para Michel Foucault (2009) la disciplina hace que los cuerpos se conviertan en dóciles: “Es dócil un cuerpo que puede ser sometido, que puede ser utilizado, que puede ser trasformado y perfeccionado” (Foucault, 2009, p.83) como ejemplo de esto los concursos de belleza infantiles que se realizan, donde las niñas siendo manipuladas por sus madres se convierten en “princesitas”, son objeto de la gana de sus madres, llegan a modificar su cuerpo, utilizar capas de maquillaje, atuendos incómodos y siempre con una sonrisa de muñeca, ellas son sin duda “cuerpos dóciles”, manipulados, pues : “El cuerpo humano entra en un mecanismo de poder que lo explora, lo desarticula y lo recompone” (Foucault,2009, p.83) yo le agregaría que sus mentes también. La violencia, es otro modo de aplicar castigo, tomando como referente el concepto de la 3


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P. Organización Mundial de la Salud (OMS) se puede definir como: “…el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona, grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de producir lesiones, muerte, daños sicológicos, trastornos del desarrollo o

privaciones.

Esta

definición

considera

las

numerosas

consecuencias

del

comportamiento violento, el suicida, los conflictos armados, la muerte, las lesiones, la violencia intrafamiliar. Cubre también una amplia gama de actos que van más allá del acto físico, para incluir amenazas e intimidaciones” (OMS en OPS, 2004, P. 6)

Y específicamente la Violencia Intrafamiliar es definida por el Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD) como: “Toda acción u omisión ejercida contra un pariente por consanguinidad, afinidad o adopción que produzca como consecuencia daños a la integridad física, sexual, psicológica o patrimonial, violando su derecho al pleno desarrollo y bienestar”(PNUD, 2008, p. 25) con estas definiciones es necesario reflexionar en torno al castigo aplicado en los menores, cuando pasa el límite y daña, pues son miles los casos reportados en el Hospital de niños y en el PANI, donde estos son víctimas de violencia, principalmente desde sus familiares, como lo menciona Laura Salas en enero del 2012 en un artículo del periódico crhoy: “El informe de labores del 2011 del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), señala que los conflictos familiares, la negligencia y el maltrato físico fueron los principales motivos de atención de niños en el 2011. Además indica que cerca de 30 mil niños y adolescentes fueron atendidos por esta institución el año pasado. Y recalca que un 80% de esas situaciones suceden en la familia” Muchos especialistas mencionan como un factor causante de violencia el estrato social, y se asocia con pobreza, pero se ha visto que incluso en familias con suficientes recursos económicos se ha dado este fenómeno también, del mismo modo se habla de familias disfuncionales, pero al respecto es necesario detenerse a pensar que este es un problema 4


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P. que afecta a todas las familias, que depende no solamente de un elemento, sino de muchos tales como la edad de los padres, los recursos económicos como ya mencioné, el nivel educativo de los padres, la psicología de cada individuo, los antecedentes familiares, el barrio y entorno cercano, e incluso una cultura más amplia como la del país en que viven, sobre este último punto por ejemplo se puede hablar de las madres costarricenses que se dice son muy alcahuetas₁i, pero se sabe que es una sociedad con patrones de violencia. Es común escuchar a una madre decir a su hijo cuando no le obedece “le voy a dar”, o incluso pegarle delante de otras personas y es un acto socialmente aceptado, donde a pesar de que muchas veces no se está de acuerdo, nadie interviene en el castigo, porque por el hecho de ser la madre o el padre tiene la autoridad sobre el niño, en definitiva el adultocentrismo predomina socialmente. Si bien es posible en muchos casos predecir conductas en las personas a partir de su contexto, sin embargo existen quienes son resilientes y optan por no repetir los patrones de violencia recibidos. Para tratar este concepto de violencia, se considera necesario abarcar el concepto de agresividad también, ésta se entiende como un impulso natural, un instinto, está presente en todos los seres humanos, nadie se puede escapar de ella, llega en momentos en los que la persona al sentirse presionada de cierto modo, llega a un estado mental muy elevado, como cuando se dice “me calentó” y explota de alguna manera: “…la víctima, se vio presionada, no expresó sus emociones, no se manifestó cuando debía, y reprimió sus sentimientos, así que llegó un momento en que su estado mental cambió, e hizo lo que normalmente no habría hecho. La víctima se convirtió en el agresor” (Ramírez, 2013: p, 3) Lo anterior relacionado con situaciones que ocurren en la vida familiar, como por ejemplo cuando el pequeño molesta a la madre, ella le habla y él no obedece, el niño le falta el respeto incluso golpeándola y ésta llega a un momento de enojo en que no puede controlarse y golpea al niño de una manera en que incluso lo manda al hospital, esto es más una respuesta a un estímulo, que un daño intencional, porque luego la madre al expulsar su enojo y ver lo que le ha hecho al niño se siente culpable se arrepiente de las consecuencias; con esta afirmación no precisamente se pretende excusar al agresor, pero en 5


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P. definitiva es una reacción por instinto, mas ésta puede ser controlada, pues si bien naturalmente el ser humano es emocional y por tanto agresivo, cuentan también con la capacidad de controlar dichas emociones y direccionarlas cuando son causadas. Existen casos que pueden estar distantes de esta explicación como el dañar al niño intencionalmente, que están más asociados con violencia exactamente, pues he aquí la diferencia, la agresión es una cuestión más impulsiva, la violencia es más pensada. Esta cuestión de lo innato y lo cultural Erich Fromm (2006) la trata cuando habla de agresión benigna, asociada con los instintos, y agresión maligna, que diferencia al ser humano del animal porque es el único primate que agrede y mata por placer, y la diferencia aquí es grande, pues el ser humano a pesar de crear instituciones como la familia, las trasciende, y a pesar de ser el que más ha desarrollado su inteligencia no logra controlar esos impulsos de agresión, y cuando la imposibilidad de controlar esa agresividad se vuelve constante es cuando se convierte en violencia.

Como alternativa al castigo que maltrata se puede hablar de resiliencia al maltrato, concepto adoptado de Aracena et al (s.f), quienes lo conciben como el rompimiento de la transmisión intergeneracional del maltrato, esto quiere decir que no repiten con sus hijos el maltrato recibido en su infancia aplicado por sus progenitores. Esto ligado con el concepto de inteligencia emocional que utilizan

rtin y Boeck: “…abarca cualidades como la

comprensión de las propias emociones, la capacidad de saber ponerse en el lugar de otras personas y la capacidad de conducir las emociones de forma que mejore la calidad de vida” (

rtin y oec . 2002 :p. 21) Es posible hablar de formas alternativas de educar, y

actualmente se está dando principalmente por parte de maestras y maestros esta propuesta que consiste en educar sin golpes y a través del diálogo con los menores, donde se les toma la palabra, se les permite opinar, quejarse y expresar sus sentimientos y no se les calla simplemente por ser “quienes no saben”, esta alternativa que está prácticamente de moda entre los educadores, es una buena opción que pueden poner en práctica los adultos que tengan a cargo algún menor, donde se les toma en cuenta, pues como lo exponen Rodríguez y Solano los jóvenes son satanizados, asociados con pérdida de valores, liminidad y 6


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P. violencia: “…lo juvenil deviene en carencia de razón y falta de discernimiento que tienen que ser “controlados” por el referente institucionalizado y “racional”: lo adulto” (Rodríguez y Solano. 2011: p.7) Y con esto se concluye el presente ensayo, tratando de reflexionar la situación presente en Costa Rica (como una pequeña parte del problema mundial), acerca de los castigos que se aplica a los menores desde una posición de poder, donde los padres, madres y encargados son quienes tienen el supuesto derecho de castigar para disciplinar, pero muchas veces lo que hacen es dañar, repitiendo patrones de violencia que son heredados por generaciones, y continuando el ciclo violento a través del tiempo. Existen métodos de crianza alternativos al castigo que deberían ponerse en práctica lo más pronto posible, para ir cambiando la situación de violencia en nuestro país, y en cambio mejorar la calidad de vida de los menores que serán los futuros padres y madres.

7


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P.

Bibliografía

Aracena, Castillo, Haz, Cumsille, Muñoz, Bustos y Román (s.f). Resiliencia al maltrato infantil. Universidad católica de Chile. Foucault, M.(2009). Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión. México. Siglo XXI. Fromm, E (2006). Anatomía de la destructividad humana. México. Siglo XXI. Light, D; Keller, S; Calhoun. (2000). Socialización e identidad a lo largo de la vida. Cap. 5 . 7ª Edición, McGraw-Hill. rtin y

oec

(2002) Qué es inteligencia emocional. Madrid, España. Editorial

EDAF. Organización Panamericana de la Salud, Ministerio de Salud, y Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (2004). La violencia social en Costa Rica. San José, Costa Rica. Palacios, Pulidos y Montaña (2009). Estrategias desarrolladas por los niños para afrontar el castigo: un dialogo entre la psicología y la teoría de redes sociales. Univ psicol. Bogotá Colombia. Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD). (2008). Diagnósticos sobre seguridad ciudadana en diez cantones de Costa Rica: Montes de Oca / Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -- 1a ed. -- San José, Costa Rica. Ramírez, E (2013). Quién es la víctima: un análisis desde la antropología apoyado en la psicología. Disponible en: http://issuu.com/antropologasocial Rodríguez, O y Solano A (2011). Pandillas, violencia y dinámicas socioculturales en la Costa Rica urbana. Intersticios Sociales. Colegio de Jalisco. núm. Zúñiga, M. (2013). Conocer el Odio: hacia una Interpretación de la Narrativa de Pandillas Salvadoreñas. Social and Education History, 2(1), 2346. doi: 10.4471/hse.201 3.02

8


Universidad de Costa Rica. Escuela de Antropología. Temas XXXII: Movimientos juveniles y Erotismo. Estefanny Ramírez P.

Entrevista Rodríguez, L (septiembre 2013). Noticia Salas, L. (03-01-12). Agresión infantil aumenta en vacaciones. CRHoy. Disponible en: http://www.crhoy.com/agresion-infantil-aumenta-en-vacaciones/

Notas i

Alcahueta se le considera a la madre que realiza el trabajo que le corresponde a su hijo, para ahorrarle el esfuerzo.

9

El castigo aplicado a los niños  

La sociedad costarricense hereda patrones de crianza por generaciones, y en muchos casos dichos patrones están cargados de violencia, el pre...

Advertisement