Page 34

Por lo que se entiende que el expedidor es quien deberá asegurarse de que la masa bruta verificada de un contenedor se proporcione con tiempo suficiente antes del embarque con cualquiera de los 2 métodos que se elijan, así mismo la estimación de peso no esta permitida por lo que el equipo que se este utilizando para pesaje debe cumplir con la certificación nacional y requisitos de calibración. Por otro lado, la parte de embalaje del contenedor no puede utilizar el peso que alguien más haya proporcionado, excepto en un conjunto específico de definido circunstancias. También no se tiene un límite para entregar la MBV porque la regulación establece que debe estar disponible con anticipación suficiente para ser utilizado por el capitán del buque o su representante y la terminal para la elaboración del plano de estiba. A fin de facilitar y agilizar el proceso tanto embarcador y la compañía naviera quien transporta el contenedor, el representante de los buques y el representante de la terminal estarán acordando la forma en la cual estarán comunicados por lo que los medios electrónicos son prioridad. Si se da el caso de que en la terminal no se cuente con el equipo para pesar los contenedores y proporcionar la masa bruta verificada, se deben encontrarse alternativas para obtener la MBV, de otra manera el contenedor no podrá ser cargado en el buque. Si los contenedores se llenaran más allá de la masa bruta máxima indicada en la placa de aprobación se podrá negar el embarque en un buque de los contenedores que excedan la masa bruta máxima permitida, estipulado en la regla VI/5 del Convenio SOLAS. Además es responsabilidad de la naviera comprobar que la MBV no sobrepase el peso máximo autorizado del contenedor. Para muchos existen dudas sobre que es mas factible en el proceso de pesaje, si hacerlo en el puerto o durante la cadena de suministro, sin embargo no existe el suficiente espacio físico o infraestructura para poder dar cabida a un peso para todos los contenedores en todos los puertos del mundo, por lo tanto se ve más factible y más probable que la carga y el contenedor se pesen por separado en origen y el peso total proporcionado como MBV con firma electrónica, lo que conlleva a generar en algunos casos un doble pesaje porque se menciona que si se llegara a tener duda con el peso declarado se hará una verificación la cual podría traer retrasos y generar mas costos.

Si bien se debe contar con el equipo de pesaje necesario y este a su vez debe de cumplir con las normas y requisitos del país en el que se está utilizando, en el caso de México es la NOM-010-SCFI-1994 “Instrumentos de medición - Instrumentos para pesar de funcionamiento no automático Requisitos técnicos y metrológicos”, aun no se sabe en donde se instalaran estos instrumentos y mucho menos los procedimientos a seguir.

Es importante mencionar que los contenedores cargados con anterioridad al 1 de julio que ya se encuentran en tránsito, una vez entrando la nueva disposición se verán afectados.

Revista 85 digital  

Asociación Nacional de Transporte Privado, ANTP

Revista 85 digital  

Asociación Nacional de Transporte Privado, ANTP

Advertisement