Issuu on Google+

Ilusiones Ópticas Una ilucion óptica es cualquier ilucion del sentido del sentido de la vista que nos lleva a percibir la realidad de varias formas.

Éstas pueden ser de carácter fisiológico asociados a los efectos de una estimulación excesiva en los ojos o el


cerebro (brillo, color, movimiento, etc., como encandilamiento tras ver una luz potente) o cognitivo en las que interviene nuestro conocimiento del mundo (como el Jarr贸n Rubin en el que percibimos dos caras o un jarr贸n indistintamente).

Como logramos ver la imagen nos muestra un rostro que al rev茅s podemos encontrar otro rostro similar a la anterior, (a la original).


En esta imagen son los pรกjaros la ilucion y los arboles. En las siguientes diapositivas saldrรกn imรกgenes ilusiones รณpticas.


Las ilusiones cognitivas se dividen habitualmente en ilusiones de ambigüedad, ilusiones de distorsión, ilusiones paradójicas e ilusiones ficticias (alucinaciones) donde las imágenes no son perceptibles con claridad por el ojo humano, ya que nuestro cerebro solo puede asimilar una imagen a la vez. En conclusión, el cerebro humano solo puede concentrarse en un objeto, por lo que, cuando se presentan dos formas en una sola imagen, se ocasiona confusión y el cerebro entra en desorden, con lo cual este lleva a ver otra visión de lo visto.


Estas ilusiones se pueden hacer en un espacio amplio como por ejemplo la calles , patios, etc. . Este trabajo se puede realizar con pinturas o tizas dando profundidad para que funciones este efecto tan llamativo.


Estos efectos causan gran ilucion en los que observan en directo ya que se ve igual que en la fotograf铆a y esto causa confusi贸n , ya que las personas analizan de que esto no es real pero no saben c贸mo manejar los hemisferios y la vista lo confunde.


Esta ilucion fue echa en un estacionamiento lo que causo que a lo lejos pareciera que realmente habia sudedido y las personas se asustaron pero al hacercarse vieron que era un dibujo.


Esta ilucion de aquĂ­ parece una cueva subterrĂĄnea, con una laguna en medio de una calle.


Esto pareciera ser un lago y un señor se está tomando una fotografía como si se estuviera tirando por la pequeña cascada.


Este cami贸n pareciera que tuviera personas adentro como si hubieran pasajeros en su interior y porta-maletas/equipaje.


Entender estos fenómenos es útil para comprender las limitaciones del sentido visual del ser humano y la posibilidad de distorsión, ya sea en lo relativo a la forma , el color, la dimensión y la perspectiva de lo observado. Muchos artistas han aprovechado las ilusiones ópticas para dar a sus obras un aspecto mágico, de profundidad, de ambigüedad y contrastes. Las ilusiones ópticas fisiológicamente ocurren durante la conexión del hemisferio derecho y el izquierdo, gracias a esto tenemos la capacidad de percepción.


Nuestras ideas y pensamientos son un reflejo de la realidad del mundo. Toda la información que tenemos nos llega a partir de un estímulo externo, el cual percibimos gracias al sistema sensorial (vista, oído, tacto, olfato y gusto). La información que filtramos con nuestros sentidos pasa posteriormente a ser procesada y modificada por nuestro cerebro, para ser comprendida y almacenada mediante los símbolos y el lenguaje, en el caso de los seres humanos.


MECANISMOS QUE EXPLICAN LAS ILUCIONES OPTICAS

El origen de las ilusiones 贸pticas puede estar en una causa fisiol贸gica, como un deslumbramiento


debido a un estímulo luminoso intenso que deja por unos instantes saturados los receptores luminosos de la retina, o por el contrario puede ser un fenómeno cognitivo, cuando la causa es la interpretación errónea por parte del cerebro de las señales que el ojo le envía, por ejemplo una malinterpretación de la dimensión relativa de dos objetos debido a la perspectiva.


Hoy, con las manipulaciones fotográficas e infografías que afectan al color, tamaño y fragmentación de las pinturas, con las limpiezas y restauraciones de obras antiguas, con la colocación en lugares inadecuados y móviles, y con las iluminaciones artificiales, cambiantes desde puntos reflectantes y rasantes de los cuadros, asistimos a una alteración continua de los estímulos, que los grandes maestros procuran controlar con equilibrio exquisito y sensibilidad muy acusada. Les


robamos así, a las obras pictóricas, los valores plásticos más queridos por los maestros, y nos conformamos con otras cualidades que siguen permaneciendo en las pinturas (incluso en las peores reproducciones); estas suelen ser un interés más afín al filósofo, historiador, etnógrafo, sociólogo y público en general, pero son insuficientes para los alumnos de bellas artes. Queden estas muestras como testimonio de lo mucho que nos queda por estudiar en el campo de las percepciones visuales, donde hay parcelas poco transitadas, y son el primer nivel para quienes deseen adentrarse con rigor en el complejo y apasionante terreno de las artes plásticas.


Ilusiones ópticas