Issuu on Google+

Nunca es Tarde Para Empezar

ENTREVISTA INSÓLITA

Sin parques ni jardines, Lima sería una ciudad fantasma, de muertos vivientes, asegura Luis Molina. Por: JOSÉ CARLOS VALERO DE PALMA UIS Molina (63), actual regidor de Miraflores en su tercer período consecutivo, ha encontrado por fin una satisfactoria razón de vivir a través de ese tema acuífero imprescindible para el regadío de los parques y jardines de Lima que representan el pulmón de la ciudad. Sin duda, el trabajar para que los limeños, tan amenazados por la polución, puedan respirar mejor, es una buena causa. El ser humano, en general, sigue los derroteros de la vida buscando trabajo para subsistir y vivir lo mejor posible. La vida los encierra en esta disyuntiva que Luis Molina define “como la parte gris y silenciosa” de su existencia. Pero a veces el deseo de trascender encuentra su oportunidad cuando uno menos se lo imagina y esto es lo que le ha ocurrido a nuestro entrevistado. Hay un refrán español que dice: “Nunca es tarde si la dicha es buena” y, efectivamente, esta es la conclusión que saco al entrevistarlo en el restaurante Costa Verde. He aquí a un hombre que tiene una gran proyección de trabajo, risueño de aquí en adelante porque “nunca es tarde para empezar”.

L

Miraflores. Fui brigadier general de la banda de música del colegio (tocaba la corneta), lo cual era un gran honor entre los estudiantes. Allí terminé la secundaria y fui a estudiar Derecho a la Universidad Católica. Tenía 18 años. –¿Y cómo era su vida por entonces?

–Mientras estudiaba practicaba en el estudio de abogados del doctor Javier Vargas Vargas, quien era presidente de la Compañía de Seguros Sudamérica Terrestre y Marítima y Sudamérica de Vida, y con ello me involucré en los seguros. Me especialicé en Derecho de Seguros y acabé siendo gerente legal de la Reaseguradora Peruana. Toda esta vida en torno a los seguros se dilata durante 31 años formando ese espacio que yo llamo “la parte gris y silenciosa de mi

vida”, ya que ella se desarrolló como la de cualquier hijo de vecino. –Pero cualquier hijo de vecino mayor de 18 años trata de pasarlo bien, con arreglo a sus posibilidades, en el fin de semana.

–Yo combinaba el trabajo con el estudio y la diversión cada fin de semana. Era jaranero, ya que llevo en la sangre la música criolla. Mi abuelo, Óscar Molina, era compositor. Uno de sus valses, “Idolatría”, es un clásico de la música criolla que hizo célebre a Eloísa Angulo. Así que iba de peña en peña viernes y sábados, comenzando por el Karamanduka. –La peña de mi inolvidable amiga Piedad de la Jara.

–Pues comenzaba en el Karamanduka y terminaba en la peña Poggi de Barranco o en La Palizada o en Las Guitarras. –¿Tratando de enamorar chicas?

–Por supuesto, aunque también para tocar cucharas que es el artilugio musical con el que el Perú criollo sustituye el sonido rítmico de las castañuelas. Las cucharas empecé a tocarlas en la peña criolla de la Facultad de Letras de la Católica que practicábamos en las casas de Pepita Caminatti, Luchi Ramirez Gastón, Marcela Pardón y Lucrecia Rodríguez Larraín, entre otras. Ganamos un premio en el Festival de la Ala-*

–¿Orígenes?

Foto: GILMAR PÉREZ

Regidor de Miraflores en su tercer periodo, Molina trabaja para que los limeños puedan respirar mejor. 88

CARETAS / DICIEMBRE 6, 2012

Insolita Molina.indd 88-89

–Soy hijo de Salvador y Carolina. Cuando se casaron, mi padre era militar, capitán de Caballería, y mi madre ama de casa, limeños ambos. Vivimos en la villa militar de Chorrillos. Soy el segundo de tres hermanos. Cuando a mi padre lo ascendieron a mayor fue destinado a Sullana y mi primer colegio fue el de los Hermanos Maristas de esa ciudad. Volviendo a Lima ingresé al colegio Champagnat de los Maristas de

Lazos de familia. Molina, a la izquierda, con sus hermanos María Luisa y Salvador, 1960. CARETAS / DICIEMBRE 6, 2012

89

4/12/12 20:39


de los Descalzos, en el Rímac. También más tarde, como socio del Club Regatas, formamos un conjunto criollo y ganamos dos años consecutivos las olimpiadas culturales en dicho club. Yo siempre con las cucharas. Me encanta bailar, muchas veces voy a Las Brisas del Titicaca con mi amigo Gustavo Pacheco y nuestras esposas y allí me voy de la música andina a la criolla sin interrupción. –¿Cuándo se casó?

–A los 23 años, con Marcela Segura, con quien tuve dos hijas, Claudia y Úrsula, ella es la que me cortó la viada jaranera limeña que yo tan “dignamente” representaba hasta ese momento (jaja). Me sumergí de lleno en la vida grisácea de los seguros. Mis hijas me han dado cinco maravillosos nietos. Nuestro matrimonio duró siete años. –¿Y por qué se deshizo?

–Por incompatibilidad de caracteres. El amor se esfumó sin darnos cuenta. Cuando la rutina se apoderó de nuestro matrimonio, este se quebró. Ella tenía un carácter demasiado fuerte para mí. –¿Volvió a la jarana?

–Sí. Sólo durante un par de años, ya que me volví a casar. –¿Con quién?

–Con mi secretaria Cecilia Costa Morán. –¿Y cómo y por qué se casó?

–Porque me enamoré profundamente. –¿Siendo jaranero?

–Es que ella también se enamoró de mí, y, con mucha inteligencia, me siguió en mi vida de jaranero para acabar ambos mirándonos a los ojos en los valsecitos que bailábamos en las peñas. Nos casamos y hasta ahora, que llevamos 28 años juntos y tenemos tres hijos, el mayor, Luis Enrique, que estudia Administración de Empresas, y mis hijas, Camila que estudia Medicina y Chiara que es actriz y hoy trabaja en “Al fondo hay sitio” en el personaje “Mía”. –Pero aunque los seguros formen parte de su “vida gris y silenciosa” como usted la denomina, también habrá tenido momentos importantes.

–Este trozo de mi vida también tiene sus momentos culminantes, exactamente igual como cualquier ser normal. Fundé empresas de corredores de seguros y me fue bien. Mi primer socio fue Joaquín Orme90

CARETAS / DICIEMBRE 6, 2012

Insolita Molina.indd 90-91

ño Cabrera (Expreso Internacional Ormeño), quien con sus empresas de transporte iniciamos el negocio. Siempre se lo agradeceré. –¿Y por qué se dedicó a la política?

–Porque al casarnos la vida de mi mujer cambió, se graduó como chef de alta cocina en la Universidad San Ignacio de Loyola, convirtiéndose en empresaria que hoy conduce dos concesiones de restaurantes en el Club Regatas Lima, en la sede de La Cantuta y en San Antonio. Está contenta. Pero al cambiar ella, me hizo cambiar a mí. En nuestras conversaciones más privadas, ella constantemente me indicaba que yo debía dedicarme a la política. “Tú tienes esa vocación de servicio, tú la ignoras pero la tienes”, y así continuamente, hasta que en el año 1997, en un almuerzo de ex alumnos del Champagnat, Jorge Bonifaz me invitó a manejar su campaña para la alcaldía de La Victoria, acepté y logramos su elección como alcalde. Fui su asesor principal. Ya estaba en la política. Aunque empecé tardísimo, a los 48 años, sin embargo eso comprueba algo que es una verdad axiomática para todos los huma-

“Nunca es tarde para empezar algo que llene nuestra vida y la haga, a los ojos de uno, importante”. nos: “Nunca es tarde para empezar”. Y esa es una verdad incontrovertible. Nunca es tarde para empezar algo que llene nuestra vida y la haga, a los ojos de uno, importante. –Pero usted ha sido regidor de la Municipalidad de Miraflores durante tres períodos consecutivos y con tres alcaldes diferentes, ¿cómo sucedió esto?

–Empecé como independiente ayudando a Manuel Masías porque este ya sabía que había triunfado ayudando a Bonifaz para lograr la alcaldía de La Victoria. Me hizo su jefe de campaña en la cual yo también figuraba como regidor, pero el Jurado Nacional de Elecciones descalificó a Masías por no vivir en el distrito y sin embargo yo ingresé como regidor en el período de 20032006 con Fernando Andrade como alcalde. Yo fui regidor de oposición,

siempre constructiva. En el período 2007-2010 nuevamente me llamó Masías para ser su jefe de campaña y logramos el triunfo. Él pertenece a otra agrupación política y yo continúo inscrito en el partido de Solidaridad Nacional que lidera el doctor Luis Castañeda Lossio. –¿Y por qué entró en Solidaridad Nacional?

2011-2014, siendo el alcalde actual Jorge Muñoz. Quisiera añadir algo sobre mi conducta como regidor a lo largo de tres períodos: “Jamás voto por consigna y exclusivamente lo hago por conciencia después de un examen exhaustivo de cada tema que se presenta a las sesiones del Concejo. Hoy también soy asesor del Congreso de la República.

–Por mi admiración hacia Lucho Castañeda. Es un gerente nato, que

–El objetivo de esta entrevista no es su vocación edilicia, sino hablar sobre el

muertos vivientes, ya que el parque automotor crece todos los años hasta extremos absolutamente inquietantes. Estos dos canales están administrados por lo que se llama “Comisión de Regantes de Riego Surco” que tiene 28 años de creación. Al nombrarme presidente de esta Comisión de Regantes la encontré totalmente desorganizada, sin manuales de organizaciones, sin reglamentos, sin inventarios y lo más grave es que los

y techar estos canales para evitar que sean utilizados como vertedero de basura y evitar que los niños caigan y se ahoguen, como ya ha sucedido anteriormente, ya que el canal también pasa por diversos asentamientos humanos. Para esta obra titánica, con el poco presupuesto que dispone la Comisión, se ha tenido que celebrar convenios interinstitucionales, principalmente con las municipalidades en donde están los puntos más críticos y dramáticos como por ejemplo Santa Anita y El Agustino que participan con una parte del costo de las obras, habiéndose logrado techar 2,313 metros lineales. Para culminar el techado faltan unos 8 kilómetros del canal Surco, lo que significa unos 8 millones y medio de soles. –¿Y cómo los conseguirá?

–Solicitaré la ayuda del Gobierno Central o de organismos internacionales. El canal Huatica (de 15 kilómetros) ya está completamente techado. De estos canales salen bocatomas para regar los jardines. También se ha firmado un convenio con la Universidad Científica

FOTO: GILMAR PÉREZ

*meda

Jaranero en años mozos, aquí de regidor, 2003.

Pasó de la “vida grisácea de los seguros” a dedicarse a salvar los pulmones verdes de Lima.

es lo que tiene que ser cualquier presidente del país o regional o alcalde, ya que estos deben tomar decisiones acertadas, de pura gerencia, sabiendo delegar y llegar a la meta de lo que se proponen en el menor tiempo posible. Le llaman “el mudo”, ya que él evita la palabrería y la discusión inútil porque le hace perder tiempo, sus obras hablan por él. Lo ha demostrado siendo el mejor alcalde que ha tenido la ciudad de Lima, con los hospitales solidarios, escaleras, parques zonales, grandes postas y desniveles, Metropolitano, etc. Sin gerencia no hay éxito. Él tiene grandes valores, entre ellos el amor al prójimo y a los que menos tienen. Sus obras lo demuestran.

tema acuífero de los parques de la ciudad.

–Usted obtuvo y tiene una tercera regiduría.

–Repetí como regidor en el período

–Es un tema que me encanta, que me lo apropio, que es mi tema y mi cruzada, por el cual yo lucharé hasta el final aunque ya no me queden fuerzas. –No haga frases bonitas. Vayamos al grano.

–El tema es el siguiente. Hay dos canales en Lima: el de Huatica (con 15 kilómetros) y el de Surco (con 30 kilómetros) que son los que riegan el 80% de las áreas verdes de la gran Lima. Estos parques y jardines garantizan el 89% del oxígeno puro que aportan a la ciudad, logrando que el habitante de Lima no se asfixie por la contaminación de todos los vehículos que expulsan el venenosísimo CO2. Sin estos parques ni jardines, Lima sería una ciudad fantasma, de

canales que administraba la Comisión (Huatica y Surco) no están cedidos en uso por el Estado. Existían invasiones en las franjas marginales del canal Surco, así como también los asentamientos humanos lo utilizaban como desagüe doméstico e industrial. Era un caos. Las aguas estaban fuertemente contaminadas. Esto me motivó a invitar, para participar en la Junta Directiva, a representantes de las municipalidades de Lima, Surco, Ate, La Victoria, La Molina y San Isidro, para que me ayudaran, como representante de Miraflores que había obtenido la presidencia, en una labor ímproba que tenemos que afrontar. –¿Y como presidente cuáles fueron sus primeros objetivos?

–Al tomar la presidencia mi primer objetivo fue canalizar, encofrar

“Entré a Solidaridad Nacional por mi admiración hacia Lucho Castañeda, es un gerente nato”. del Sur para mejorar la calidad del agua. La universidad está haciendo ahora análisis del agua para ver qué medidas se van a tomar para mejorarla. Hemos implementado el manual de funciones, modernizado la parte administrativa y la transparencia devino en el rasgo esencial de mi administración. Pero yo quiero muchísimo más. Mi sueño es que el agua de regadío, que viene del río Rímac, se utilice para el consumo humano, ya que es un crimen que le falte agua a un millón de habitantes de Lima. Quiero lograr que Sedapal abastezca los canales con agua residual tratada. –¿Todo este trabajo le hace sentir mejor?

–Indudablemente. Este trabajo ha llenado mi vida de ilusión. Nunca es tarde para empezar. Q CARETAS / DICIEMBRE 6, 2012

91

4/12/12 20:39

Q


Entevista en Caretas a Dr. Luis Molina