Page 1

El Retrato en Fotografía: Técnicas, Consejos y Retoques

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


Lo que Vas a Encontrar Aquí Si realmente te gusta la fotografía, te encantará dZoom (http://www.dzoom.org.es). En dZoom encontrarás montones de artículos sobre fotografía y retoque digital. En este especial hemos recopilado los principales artículos que cubren la temática del retrato para que no tengas dudas sobre cuándo y cómo utilizarlo: Consejos    

7 Sencillos Consejos para Ayudarte a Conseguir Retratos Inolvidables 7 Buenos Consejos para Mejorar tus Autorretratos Ojos rojos, ¿cómo evitar que aparezcan? Cómo hacer las mejores fotos de grupo

Técnicas    

El Retrato Fotográfico: Tipos de Plano Regla de la Mirada La Guía Definitiva para Fotografiar Niños Pequeños 10 Fantásticos Consejos para Fotografiar Bebes

Retoque       

Piel de Porcelana en 6 Sencillos Pasos con Photoshop Cambia el Color de tus Ojos con Photoshop en 3 minutos Cambia el Color del Pelo con Photoshop en Menos de 3 Minutos Cómo Blanquear los Dientes con Photoshop Este Verano, Ponte Morena con Photoshop Cómo Retocar un Retrato: Un ejemplo Práctico Caso de Aplicación: Dramatiza tus Retratos Enfocando con el Filtro de Paso Alto

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


Todo lo que Puedes Encontrar Aquí ha Sido Publicado en dZoom. Si te ha Gustado, Tenemos Mucho Más de Interés para Ti en http://www.dzoom.org.es.

No lo Dudes Más y… ¡¡Visítanos!!

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


Sobre dZoom En dZoom nos apasiona la fotografía. Y hemos querido contártelo en http://www.dzoom.org.es . Visístanos y prodrás encontrar:   

Blog. Los mejores artículos sobre fotografía digital: conceptos básicos, retoque, técnicas, photoshop, los mejores programas para el fotógrafo y mucho más. Cámaras. Análisis, opiniones, comparativa y precios de las mejores cámaras digitales del momento. Un lugar excepcional para encontrar tu futura cámara digital Foro. Comparte tus experiencias con la comunidad de usuarios de dZoom. Cuenta lo que sabes y pregunta lo que no sabes. Enséñanos tus fotos y comenta la del resto de miembros de la comunidad.

¡¡ Visítanos !!

www.dzoom.org.es


7 Sencillos Consejos para Ayudarte a Conseguir Retratos Inolvidables Muchos sabios de la fotografía dicen que toda foto cuenta una historia: habla de un momento, una situación, sus emociones, un recuerdo... Tanto tu vida como la mía se encuentra irremediablemente ligada a personas, protagonistas -en la mayoría de los casos- de esas historias, copartícipes contigo de ese momento inolvidable. Captar una historia a partir de la expresión de un rostro, una mirada, una pose coqueta, lo que quieras, me parece uno de los desafíos más apasionantes de la fotografía y ante el cuál no puedo más que sentirme pequeño, incluso indefenso con la cámara en mis manos. Tal vez por ello no me haya animado antes a darte unos consejos para conseguir retratos inolvidables. Pero hoy he dicho ¡caramba!, esto va de lanzar ideas y de experimentar así que, ¡demonios!, voy a arrancarme con unos consejos básicos que te puedan ayudar a inmortalizar y conseguir tus mejores retratos. ¡Adelante!

Enfoca a los Ojos Los ojos son un imán para nuestra atención: son un elemento clave en la comunicación y por eso deben tener un papel central en nuestros retratos. Salvo que quieras centrarte específicamente en una parte del rostro (por ejemplo, los labios), enfoca a los ojos. Especialmente cuando trabajes con profundidad de campo muy reducida (valores de F bajos). Unos ojos penetrantes, bien enfocados suelen causar un efecto impactante.

Usa un Fondo Simple Si hablamos de retratos, nos suele interesar centrar la atención lo más posible en la persona. Busca que esta contraste lo más posible sobre el fondo. Juega con aperturas reducidas y fondos lo más simples y homogéneos posible. Evita, en la medida de lo posible que haya líneas muy definidas que corten el sujeto de tu retrato en 2 o 3 partes. En definitiva, reduce lo más posible los elementos que puedan distraer de la contemplación de la persona que estás fotografiando


Sácalo del Centro Estoy visualizando la típica foto: una persona fotografiada a medio cuerpo y con la cabeza en el centro geométrico del marco. Estas composiciones raramente funcionan bien. No te obsesiones con centrar tu retrato en el marco. Busca más bien los extremos. No te olvides de la regla de los tercios y sitúa algún elemento (ojos, labios) en los puntos de atención del marco. A veces la belleza se esconde en pequeñas imperfecciones o en elementos no pareados.

Corta con el Encuadre Esto no es CSI. No es necesario recoger todos y cada uno de los pixels de la persona que vas a retratar. A veces un encuadre en que ciertos elementos quedan fuera ayudan a centrar la atención sobre los puntos más llamativos de tu retrato. Por ejemplo, encuadres en los que se recorta ligeramente por encima de la mirada suelen funcionar bastante bien porque ayudan a centrar la vista en los ojos.

Cerca, Más Cerca No lo uses como una ley que siempre has de cumplir. Pero en general, no renuncies a acercarte un poquito más. Ten claro que es lo que tiene que aparecer en tu foto y no metas ni un elemento superfluo más. Si no lo conseguiste en tiempo de disparo, recuerda que luego puedes ayudarte a reencuadrar con tu editor favorito: esta es una técnica que usan incluso los más aférrimos enemigos del Photoshop

Evita la Luz Directa La luz molesta hace que, por mucho que lo intentemos tendamos a cerrar los ojos. Y si nos obligamos a abrirlos, forzamos la postura natural del rostro. Evita luces directas e intensas. Pero, ¡cuidado!, no vaya a ser que evitando la luz directa vayas a incurrir en un contraluz ¿vale?

¿Sólo Personas? Pues claro que no. De hecho, en muchos casos, los animales de compañía hemos visto simpáticos, aplicar con

son uno más de la familia. Todos grandes "retratos" de animales: divertidos, tiernos... Puedes ellos estos mismos consejos


seguro de que estarás en el buen camino para conseguir una instantánea de la que presumir con tus amigos.

Dispara, Dispara, Dispara Sí: ya lo sé. Me acabo de devanar los sesos con este consejo. Pero es que una de las mayores ventajas de la fotografía digital es que disparar es gratis. Así que, en retratos, como en el resto de estilos, no te canses de disparar. Guarda todas las fotos y luego analízalas tanto solo como en compañía y descubre cuáles son las que más gustan y, sobre todo, toma nota de por qué y en qué circunstancias. No está de más tenerlo en cuenta para la próxima sesión de retratos.

¿Que Hay Más?... ¡Lo Suponía! Me he dejado muchos consejos en el tintero, ¿verdad?. Seguro que tú tienes un consejo que sueles aplicar, que te funciona muy bien y que yo no he recogido aquí ¿cierto?. Pues anímate y comparte tu sabiduría con nosostros: nos ayudarás a ser mejores fotógrafos a todos los amigos de dZoom.

Enlaces Relacionados 7 Buenos Consejos para Mejorar tus Autorretratos 10 Fantásticos Consejos para Fotografiar Bebés 15 Consejos para Ayudarte a Dominar la Iluminación en tus Fotos La Profundidad de Campo Explicada con Ejemplos


7 Buenos Consejos para Mejorar tus Autorretratos Hacer autorretratos no es nada fácil. Si lo has intentado alguna vez, te habrás dado cuenta de lo que digo. El encuadre y, sobre todo, el enfoque, son dos parámetros clave para conseguir un buen autorretrato. En las siguientes líneas te doy una serie de consejos para que la próxima vez que lo intentes tengas menos problemas. ¿Te interesa? Estás avanzando con el uso de tu cámara. Has empezado a jugar con los controles manuales, alguna noción de iluminación, y te empiezas a interesar por algunas temáticas. El retrato es una de ellas. Y no hay mejor modelo que tú mismo. Y es que eres guapo, eres simpático, algo gracioso, y no tienes ningún pudor en posar para la cámara. Bueno, posiblemente no cumplas ninguna de estas premisas y lo sabes, pero lo cierto es que te da verguenza llamar a alguien para que haga de modelo para tí. Y es que estás haciendo tus primeros pinitos en el mundo de la fotografía y aguantar una sesión fotográfica contigo puede resultar un poco duro... ¿Qué mejor modelo que tú? Vamos a olvidarnos de la belleza y la expresividad delante de la cámara. Lo que seguro que tienes es paciencia. Con paciencia y algo de tiempo libre te puedes montar tu propio estudio fotográfico en casa y depurar la técnica todo lo que sea necesario. Así que, vamos a empezar.

El encuadre El encuadre es la parte más fácil, así que la abordaré primero. Parto de la base de que estás usando un trípode. Tienes la cámara montada en el trípode y estás de pie o sentado frente a la cámara. Puedes disparar con el temporizador o usar un disparador remoto. Si todavía no tienes un disparador remoto, creo que deberías leer el artículo en el que cuento cómo conseguí mi disparador remoto por menos de 5 euros. A la hora de realizar el encuadre no tendrás demasiados problemas siempre y cuando se trate de un retrato en plano entero a plano medio corto (expliqué los distintos tipos de plano en retrato fotográfico en éste artículo). Además, es probable que te toque reencuadrar posteriormente con una herramienta de edición fotográfica como Photoshop para encuadrar correctamente la foto. Para primeros planos o detalles el encuadre te costará un poco más, ya que cualquier mínimo movimiento te sacará de la foto. Por eso, independientemente del tipo de plano que utilices, recuerda el siguiente consejo: pon un espejo detrás de la cámara, de modo que puedas ver reflejado el resultado de la foto que aparece en el LCD durante el disparo o después de disparar, según el tipo de cámara que tengas.

El Enfoque Si el encuadre te ha dado algún quebradero de cabeza, el enfoque te va a sacar de quicio completamente. Y es que es relativamente normal que la cámara presente ciertos problemas a la hora de enfocar, con el consiguiente resultado de que no salga enfocado lo que tu quieras, o simplemente todo aparezca desenfocado en la foto. Mucha gente hace fotos y fotos con la esperanza de que alguna sea salvable. Pero hay una serie de medidas que puedes aplicar


para ahorrarte este método tan tedioso de prueba y error. Estas son algunas de las opciones que puedes utilizar:

1. Cierra el diafragma Esta opción es la más sencilla, pero posiblemente la peor. La clave de un buen retrato es centrar la atención en el punto de mayor interés (normalmente los ojos). Esto se consigue con diafragmas abiertos, o lo que es lo mismo, profundidades de campo pequeñas. Cerrando el diafragma asegurarás que la parte enfocada en la fotografía sea mayor, con lo que aumentas la probabilidad de salir enfocado todo tú, pero perderás el poder compositivo que te otorga la profundidad de campo. Pero si no quieres curarte en salud (y harás bien), el resto de opciones te serán muy útiles.

2. Enfoca sobre un objeto Sitúa en la posición donde vayas a estar tú después un objeto que te permita enfocar la cámara para bloquear a continuación el enfoque pasando a enfoque manual. Te servirá cualquier cosa como un muñeco de peluche o una almohada.

3. Enfoca al revés Lo que marca el enfoque es la distancia. Puedes coger la cámara desde el punto donde te vayas a poner tú y enfocar en la dirección donde vaya a estar situado el trípode. La distancia entre el trípode y la posición donde vayas a estar es la misma que desde donde estés y el trípode. Fija el enfoque de ese modo y sitúa finalmente la cámara en el trípode.

4. El método de la cuerda Este mecanismo te permitirá trabajar con aperturas de diafragma grandes. Si quieres ajustar mucho el enfoque, puedes atar una cuerda a la cámara (por ejemplo en la báse del trípode) y tensarla desde la cámara hasta tí. La cuerda tensa te dará la distancia exacta entre la cámara y tú. Fijate en esa medida y ajusta el enfoque de forma manual con el registro que hayas marcado con la cuerda.

5. Ayudate de cinta adhesiva Si estás posando de pie, puedes hacer una marca en el suelo con cinta adhesiva. De est emodo sabrás donde te tienes que colocar siempre, a la hora de jugar con el enfoque manual de tu cámara.

6. Ayúdate de una luz Este es el método que me ha resultado más efectivo sin duda. Para ello necesitarás el disparador remoto. Con la habitación a oscuras, ayúdate de una pequeña linterna para enfocar la parte del cuerpo que deseas enfocar, como por ejemplo un ojo. El punto de luz ayudará a la cámara a enfocar, y el enfoque se realizará sobre el punto iluminado. Es un metodo que suele resultar bastante fiable y te permitirá hacer primeros planos o detalles con una precisión inimaginable.


Y a tí, ¿se te ocurre algún método más? Si has intentado trabajar alguna vez el autorretrato, seguro qu ete ha surgido algún que otro problema. Cuentanos cómo lo resolviste ayudándonos a completar este artículo.

Enlaces Relacionados I?m ready for my closeup: 6 methods for perfectly focused self-portraits El Retrato en Fotografía: Tipos de Plano La Profundidad de Campo Explicada con Ejemplos Qué Trípode Elegir y Comprar Todo lo que Necesitas Saber sobre Disparadores Remotos Cómo Comprar un Disparador Remoto por menos de 5 euros


Ojos rojos, ¿cómo evitar que aparezcan? Ya te pasaba con tu vieja cámara analógica: en fotos con flash, a menudo la gente aparecía con los ojos rojos... ¡menudo fastidio!. A pesar de que algunas cámaras incluyen modos de flash que evitan la aparición de ojos rojos (mediante el lanzado de ráfagas previas) este efecto sigue apareciendo. Probablemente hayas oido que existen técnicas para corregir mediante software los ojos rojos. Pero la mejor de las soluciones consigue en realizar tus capturas de un modo determinado para que, ni siquiera, lleguen a aparecer. En el siguiente artículo te contamos cómo.

Antes de nada, hay que conocer a qué se deben los ojos rojos Los ojos rojos aparecen por la reflexión de la luz del flash en la retina de los ojos. La retina está llena de vasos sanguíneos (rojos) y por eso el color de los ojos. Se producen cuando las condiciones de iluminación son bajas y la pupila está muy dilatada, y cuando la luz del flash al rebotar en la retina refleja la luz directamente sobre el objetivo.

Usa el modo de flash de reducción de ojos rojos El modo de reducción de ojos rojos lanza ráfagas de luz antes de la captura de la fotografía con el objeto de cerrar la pupila y reducir así el ángulo y la superficie de reflexión de la retina. Esta técnica no garantiza la eliminación del efecto, pero sí que lo reduce.

Que no miren directamente a la cámara Se trata de evitar que la reflexión de la luz del flash sobre la retina apunte directamente al objetivo. Si tienes un flash externo, separa el flash lo más posible de la cámara. Si el flash está en la propia cámara, pide a las personas que aparecen en la foto que miren a un objeto cercano (por ejemplo un dedo tuyo que separes convenientemente de la cámara) pero no directamente a la cámara.

Amortigua el efecto del flash De nuevo, si tu flash es externo, evita apuntarlo directamente a la cara de la gente. Si estás en interiores, gíralo hacia el techo. Si no, busca un poquito de ángulo con la cámara para propiciar un efecto semejante.

Otros trucos Una vez entendidas las razones a las que obedece el efecto, se nos pueden ocurrir más trucos para evitar la aparición de los ojos rojos. Seguro que tú tendrás los tuyos, ¿los compartes con nosotros?

Enlaces relacionados La forma más sencilla de eliminar los ojos rojos Eliminar ojos rojos con Photoshop


Cómo hacer las mejores fotos de grupo La cámara digital nos acompaña casi siempre en las reuniones de amigos o familiares. Y en ellas nunca falla ese momento de la foto de grupo: una todos juntos, solo ellos, solo ellas, los niños, los papás, los abuelos... Echa un vistazo a tu archivo fotográfico y verás que en muchas de tus fotos el motivo a retratar es un grupo de personas. ¿Qué hacer para sacar el máximo partido a tus fotos de grupo?. Sigue los siguientes consejos y verás.

Los factores clave En las mejores fotografías de grupo se han cuidado especialmente dos elementos. Por un lado la composición: no basta con que todos los del grupo estén dentro del marco; hay más factores a contemplar. Y por otro la iluminación, siempre un elemento fundamental en cada una de nuestras fotografías.

La mejor luz Situar el marco de la fotografía en una zona fuertemente iluminada por la luz solar no suele venir acompañado por los mejores resultados. Por un lado, la intensidad luminosa tiende a obligar a la gente a cerrar los ojos. Por otro, se suelen crear fuertes sombras, generando alto contraste y perdiéndose gran cantidad de detalles por falta de rango. Una iluminación más difusa y menos intensa genera mejores resultados. Como en fotografía de paisajes, las primeras y las últimas horas del día son las mejores para tener una buena iluminación natural.

Evita altos contrastes de iluminación En fotos de grupo en exteriores, evita que en el marco convivan zonas de diferente intensidad de iluminación. Por ejemplo, en general, trata de evitar que haya personas al sol y a la sombra. Y si utilizas funciones automáticas en tu cámara, trata de evitar que el fondo tenga una iluminación más intensa que el grupo, porque la exposición de la fotografía puede ser deficiente (caras oscuras).

Contraluz A veces, el fondo es un elemeno fundamental de la fotografía. Además, el momento es único. Y para más detalles, la luz del sol brilla intensa a las espaldas del grupo. Es un caso de contraluz típico. No olvides forzar el disparo del flash en tal circunstancia, y ten presente que tendrás que acercarte lo suficiente para estar en el rango de alcance del flash.

Juntos es mejor A la hora de realizar la composición de la foto, trata de situar al grupo lo más junto posible. Ten presente que la cámara tiende a acentuar la separación percibida entre los elementos en la foto. Una regla que suele funcionar bastante bien consiste en situar a todo el grupo a una distancia angular máxima de 45 grados de la cámara: habrá lugar para fondo y la instantánea dará sensación de desahogo.

Si hay mucha gente... Si hay mucha gente puede llegar a ser muy complicado el meterlos a todos en el marco. En tal caso resulta muy útil tomar una posición elevada y disparar desde allí. La perspectiva permitirá que todos quepan en la foto sin necesidad de situarlos en gradas.

Revisa los detalles Antes de disparar, vigila los últimos detalles: la ropa de la gente, el pelo, en el fondo no hay elementos que estropeen la foto... Asegúrate de que todos están dentro del marco. Fíjate en la silueta del grupo y


reorganizalos si es necesario para que la composición sea la adecuada.

Crea buen ambiente Suele funcionar bien el distraer a la gente del hecho de que están siendo fotografiados. No todo el mundo sabe posar y, a menudo, la gente se pone demasiado rígida delante de una cámara. Trata de entretenerlos. Cuenta algo gracioso y, si puedes, evita que se den cuenta del momento en el que tomas la instantánea. La naturalidad de los gestos es un elemento que influye muy positivamente en las fotos de grupo.

Elige el mejor momento Ciertamente la fotografía es un arte. Deberás elegir el mejor momento, lo cual no es sencillo, especialmente si hay niños en la fotografía. A menudo el mejor momento es aquel en el que la gente no es consciente de que es el momento de capturar la instantánea. Agudiza tus sentidos y... ¡suerte!

Usa trípode Aunque no sea necesario por la cantidad de luz. Podrás elegir mejor la posición exacta de la cámara y ajustarás de modo más fino el ángulo. Y, sobre todo, será una pieza indispensable si tú vas a salir también en la foto.

Prueba distintos ángulos Si notas que el grupo te responde y no se cansan ante la cámara, pídeles que cambien de postura, trata diferentes ángulos y juega todo lo que puedas. Nunca sabes el momento ni la forma exacta en que tu cámara captará la foto de grupo perfecta. Es importante no cansar a las personas, especialmente si se trata de niños: en el momento en que detectes el más mínimo nivel de aburrimiento corta.

Dispara, dispara, dispara Como siempre, dispara todo lo que puedas. No cuesta nada y aumentas la probabilidad de éxito.

Ahora tú... Es tu turno: toca experimentar. Pon en práctica estos consejos, y si conoces algún otro ¡cuéntanoslo! ¡deja tu comentario!.

Enlaces relacionados Tips for Great Group Shots How to take great group photos


El Retrato Fotográfico: Tipos de Plano A la hora de enfrentarnos a un retrato en fotografía, podemos optar por distintos tipos de plano o encuadre. Trataremos de explicarte del modo más fáciil posible las alternativas o tipos de retrato existentes.

Plano entero El Plano entero (PE), también conocido como Plano Figura, encuadra la figura entera del personaje a fotografiar, desde los pies a la cabeza.

Plano americano El Plano americano (PA), también denominado 3/4 (tres cuartos) o plano medio largo, recorta la figura por la rodilla aproximadamente. Es ideal para encuadrar en la fotografía a varias personas interactuando.

Plano medio El Plano medio (PM) recorta el cuerpo en la fotografía a la altura de la cintura. Es la distancia adecuada para mostrar la realidad entre dos sujetos, como en el caso de las entrevistas.

Plano medio corto El Plano medio corto (PMC) captaría el cuerpo desde la cabeza hasta la mitad del pecho. Este plano nos permite aislar en la fotografía una sola figura dentro de un recuadro, descontextualizándola de su entorno para concentrar en ella la máxima atención.

Primer plano El Primer plano (PP) recogería el rostro y los hombros. Este tipo de plano, al igual que el Plano detalle y el Primerísimo primer plano, se corresponde con una distancia íntima, ya que sirve para mostrar confidencia e intimidad respecto al personaje.

Primerísimo primer plano El Primerísimo primer plano (PPP) capta el rostro desde la base del menton hasta la punta de su cabeza. También dota de gran significado a la imagen.

Plano detalle El Plano detalle (PD), recoge una pequeña parte de un cuerpo u objeto. En esta parte se concentra la máxima capacidad expresiva, y los gestos se intensifican por la distancia tan mínima entre cámara y sujeto/objeto. Sirve para enfatizar algún elemento de esa realidad.


Regla de la Mirada La regla de la mirada se aplica en fotografías en las que el motivo principal es una persona o animal. La ley de la mirada fija la posición en la que debe encontrarse el objeto en función de la dirección en la que mira. Con este sencillo truco tus fotografías de retratos ganarán fuerza.

La ley de la mirada Esta sencilla regla afirma que toda persona o animal dentro de la foto debe de tener más espacio libre hacia su parte delantera que lo que ocupa su parte trasera, al margen de la amplitud de lo abarcado en el encuadre de la toma. En este ejemplo no se ha respetado la regla de la mirada, ya que existe más espacio en la parte posterior al sujeto fotografiado que en su parte delantera.

Sin embargo, en este ejemplo si que se ha respetado la ley de la mirada, al quedar más espacio libre en su parte delantera que en la trasera.


La Guía Definitiva para Fotografiar Niños Pequeños Seguro que muchos de vosotros teneis niños pequeños y en alguna ocasión habeis tenido que hacerles fotos, o bien contáis con oportunidades de fotografiar a sobrinos o a los hijos de los amigos. Una de las modalidades de retratos más bonitas es, sin duda, la de los niños. En este artículo os traemos una serie de consejos para mejorar drásticamente las fotos de los nenes la próxima vez que tengais oportunidad de coger vuestra cámara. Salvo que pienses que tu nivel fotográfico es insuperable y no vas a poder mejorar en nada, no deberías dejar de leer las siguientes líneas. Este fin de semana he ido de viaje con unos amigos y he tenido oportunidad de hacer fotos de sus niños. Tenía ganas de probar una serie de técnicas ahora que se acercan las vacaciones y la verdad es que me han dado muy buenos resultados. No todos los consejos que recogemos en el artículo tienen aplicación siempre, pero seguro que la mayoría de ellos se pueden utilizar en cualquier ocasión, así que si cualquiera de estos 14 consejos te da una buena idea la próxima vez que fotografíes niños pequeños, habrá merecido la pena.

Conviertelo en un juego Aunque los niños pequeños muestran más predisposición que los adultos para que les hagan fotos, también se cansan rápido. A su edad no piensan en otra cosa más que en jugar y divertirse. Por ello, es una buena práctica convertir la sesión fotográfica en un juego. Debes conseguir que tanto tú como ellos sean parte del juego. Llama su atención, pideles que hagan algo, pero de forma natural. Olvidate de que les estás haciendo fotos e intenta que ellos se diviertan. Si perciben la sesión como un juego y consigues que participen en él, la predisposición para que les hagas fotos será mucho mayor.

Hazles reir Hemos dicho que a los niños les gusta jugar. Debemos conseguir hacerles reir por dos motivos principales. Si ellos se divierten, estarán más distraídos, se lo estarán pasando bien, y será más fácil hacerles fotos. Y este es el objetivo que perseguimos. Si los niños se rien saldrán mucho mejor en nuestras fotos. Hay niños más llorones que otros, pero seguro que nos gusta recordar los buenos momentos en lugar de los malos. Cuanto más se rian, mas guapos saldrán en las fotos, y más podremos presumir de lo guapos que son nuestros niños. ¿O acaso no sois ese tipo de padres que muestran orgullosos las fotos de sus hijos?

Prueba a cantar Una manera de jugar con ellos y conseguir que participen en el juego es cantar. A la práctica totalidad de los niños les gusta cantar. Elige una canción que conozcan y canta con ellos, de modo que se centren


en recitar la canción y participen de lleno en la actividad que les estás planteando. Se sentirán bien participando, con lo que no solo conseguirás que se centren en una actividad, sino que además se mostrarán alegres en las fotos.

Ve a su ritmo No todo va a ser un camino de rosas. Los niños se distraen con cualquier cosa y cambian de actividad a cada instante. Se darán la vuelta, se taparán la cara, se moverán... Que sea agradecido hacer fotos a los niños no significa que vaya a ser nada fácil. Vas a necesitar mucha paciencia. Ve a su ritmo, tómatelo con calma, no tengas prisa con ellos. Seguro que a lo largo de la sesión vas a coneguir buenas fotos, pero te va a llevar más de cinco minutos conseguirlo. Si tienes prisa porque tienes algo que hacer, es mejor que dejes la sesión fotográfica para más tarde. Resuelve todas las taeras pendientes que tengas antes, y sólo dedicate a hacer las fotos cuando hayas resuelto el resto de temas, porque necesitarás algo de tiempo para poder trabajar a gusto.

Aprovecha el tiempo Tienes que reservarte tiempo para la sesión, pero una vez que dispongas de ese tiempo, tienes que aprovecharlo. Que tú cuentes con media hora no significa necesariamente que el niño te la vaya a conceder. Es probable que se canse pronto porque tenga hambre o sueño, o simplemente se aburra con los juegos. Ten todo el material fotográfico preparado a la hora de comenzar la sesión. Si te dedicas a configurar la cámara o el flash después de empezar, es probable que desaproveches buenas ocasiones para tus fotos.

Ayudate de algo Apoyate en cualquier objeto que pueda servir para distraer al niño. Puede ser su juguete favorito, aunque no tiene que ser necesariamente un juguete. También sirven otros elementos de su vida cotidiana, como los accesorios que usas habitualmente para darles la comida. Recuerda, eso si, que el objeto que le des para que se distraiga no debe poner en peligro su seguridad.

Ayudate de alguien Es probable que no puedas tu solo con ellos. Un elemento con el que te puedes ayudar es con algún familiar cercano. No solo distraerás su atención de la sesión fotográfica, sino que además te permitira conseguir instantaneas familiares muy bonitas. Así que, si tienes a mano a padres, abuelos o tíos y no les importa colaborar y salir en las fotos, es probable que consigas un bonito recuerdo familiar de la sesión.

Utiliza flash u objetivos rápidos Los niños se mueven muy rápido, por lo que necesitarás disparar con velocidades de obturación suficientemente altas como para que las fotos no salgan movidas. Para ello necesitarás un extra de luz. En caso de disponer de una cámara réflex, esa luz la puedes conseguir con objetivos luminosos, esto es, con aperturas de diafragma suficientemente grandes, o, mejor aún, mediante el uso de un buen flash. Probablemente quieras hacer fotos en interiores, con lo que es posible que una inversión en buenos objetivos no sea suficiente. Ya te hemos dicho alguna vez que el flash que viene incorporado en las cámaras suele ser de poca ayuda, por lo que tal vez haya llegdo el momento de que te plantees la compra de un buen flash


externo. Ten en cuenta además que también te será de ayuda cuando fotografíes a los niños al aire libre, ya que lo podrás utilizar como flash de relleno, suavizando las sobras que se producen con la luz dura en las horas centrales del día. Si no puedes o no quieres inventir en flashes externos ni ópticas adicionales, siempre tienes la opción de subir la sensibilidad ISO de la cámara. Esto te permitirá trabajar con menos luz sin sacrificar la velocidad de obturación, evitando que las fotos salgan movidas.

Situate cerca Una de las reglas más básicas de composición fotográfica es la de rellenar el encuadre. ¿Estás fotografiando a un niño, o una habitación en la que hay un niño? Si la foto no es suficientemente buena, probablemente no estás suficientemente cerca. Acercate lo que necesites. Con la cámara o con el zoom. Cuando mires a través del visor, pregúntate si todos los elementos que estás viendo deben salir en la foto. En caso de duda con alguno, sacalo del encuadre. En función del tipo de retrato que estés haciendo, puedes acercarte más o menos. Prueba con diferentes distancias y más tarde podrás quedarte con la que te guste más.

Prueba desde diferentes ángulos ¿Piensas hacer la tipica foto aburrida desde la misma posición de siempre? Tirate al suelo, gira la cámara, ponte boca abajo... Puedes cambiar el punto de vista desde el que haces las fotos a la vez que participas en el juego. La mayoría de las veces las mejores fotos se toman desde puntos de vista inusuales. así que no pierdes nada por hacer la prueba.

Haz muchas fotos Recuerda que tienes entre las manos una cámara digital. Ya no tienes que cambiar carretes o pagar costosos revelados. Haz todas las fotos que puedas. Los niños son rápidos, y en la mayoría de las ocasiones cambiarán de gesto o estropearán la foto. Pero haciendo muchas fotos, seguro que alguna fotografía se salva de la quema. Cuando las pases al ordenador, borras las que te sobren y listo.

Enfoca a los ojos Esta es una regla de oro en fotografía de retratos, no solo en niños. Cuando estés enfocando para hacer la foto, enfoca siempre los ojos. Puedes utilizar una profundidad de campo tan pequeña como quieras siempre y cuando mantengas los ojos enfocados. Sin embargo, si los ojos no salen enfocados, habrás arruinado la foto. La excepción es el tipo de retrato en el que queremos centrar la atención de quien observa la fotografía en otra parte del cuerpo, como por ejemplo las manos. En ese caso, no hay problema en no enfocar los ojos, pero debemos tener en cuenta que estaremos haciendo un retrato de las manos del niño, y no del niño en sí.

Haz fotos como si fueras bajito


Si haces las fotos de pie, los niños saldrán vistos desde arriba. Conseguirás que se acentúen las posibles distorsiones de la óptica de tu cámara, además de conseguir un efecto no demasiado bueno en las fotos. Agáchate, ponte de rodillas, haz lo que necesites para situarse a su misma altura. Haz las fotos como si fueras un niño más que contempla la escena, de igual a igual. Las fotos saldrán mucho más naturales e interesantes.

Haz fotos en parejas o grupos Solo hay una cosa más dificil que fotografiar a un niño: fotografiar a dos niños. Vas a tener que multiplicar la paciencia para conseguir una buena foto de grupo si se fijan en tí. Pero en el momento que consigas pasar desapercibido para ellos, se persentarán ante tu cámara situaciones la mar de interesantes. Es tan curioso como bonito observar cómo los niños se relacionan e interactuan entre ellos. Si puedes, no pierdas la ocasión de recoger ese momento.

Y a tí, ¿se te ocurre algún consejo más? Es probable que te hayas visto en situaciones parecidas, y también puede que tengas algún truco que te funcione en este tipo de situaciones. Ayudanos a completar la lista.

Enlaces Relacionados The Complete Guide to Children Photography (en inglés) 10 Fantásticos Consejos para Fotografiar Bebés


10 Fantásticos Consejos para Fotografiar Bebes Tener un bebé en casa te facilita la oportunidad de hacer esas fotos para toda la vida. En el siguiente artículo te daré unos consejos muy sencillos de aplicar para que puedas realizar esas fotografías que se convertirán en la envidia de familia y amigos y te permitirán mantener para siempre momentos inolvidables. ¿Te lo piensas perder? La semana pasada estaba con unos amigos que acaban de ser padres por primera vez. Hablando con ellos, se preguntaban si habría fotógrafos especializados en la fotografía de bebés. Pensando en ellos y en una serie de amigos más que están a punto de ser padres también, reflexioné sobre distintos consejos y trucos que se podrían aplicar a la hora de hacer fotos a bebés y niños pequeños o recién nacidos. Lo cierto es que muchos de los consejos para hacer fotos a niños son aplicables en fotografías de bebés, pero la diferencia fundamental entre los recién nacidos y los niños a partir de un año de edad radica fundamentalmente en su movilidad, por lo que algunas técnicas son específicas a la hora de retratar bebés. No obstante, no dejes de leer La Guía Definitiva para Fotografiar a Niños Pequeños. Los dos siguientes puntos no te ayudarán a hacer mejores fotos, pero te servirán para tener más fotos. Cuando los bebés crezcan, te alegrarás de haber hecho caso a estos dos consejos porque gracias a ellos habrás recogido momentos inolvidables que de otro modo podrías haber dejado escapar.

Ten la Cámara Siempre a Mano Si acabas de tener un bebé, posiblemente tengas ahora más tiempo para estar con el recién nacido. Aunque las atenciones que requieren hacen que no puedas dedicar demasiado tiempo a la fotografía, no te faltarán momentos en los que poder hacer un buen uso de tu cámara. Ten la cámara siempre a mano. En lugar de tenerla guardada en un armario, si puedes, dejala en algún sitio en la habitación donde más tiempo pases, donde no moleste pero esté a tu alcance. Puede ser en el salón o en el comedor. Teniendo tu cámara a mano y con la batería bien cargada podrás hacer muchas más fotos que si tienes la cámara guardada y tienes que levantarte a por ella cuando quieras hacer fotos.

Haz Muchas, Muchas Fotos Un problema muy frecuente es que hacemos muchas fotos en las primeras horas o días de vida de un bebé, y relajamos luego la práctica de la fotográfía, dejando pasar mees sin fotografiar a los niños. Un recien nacido

cambia día a día cuando tiene pocos meses. Para quien vive con él, los cambios son inpreciables, pero cuando una persona los ve con menor frecuencia, nota los cambios de semana en semana. No tengas problema en hacer fotos a los bebés continuamente. Aunque todas las fotos te puedan parecer iguales, con el tiempo descubrirás lo que había cambiado tu hijo en el pasado al revisar las fotos antiguas.


Cambia el Punto de Vista Huye del clásico punto de vista en el que mantienes tu posición de pie, erguido, con la cámara a la altura de los ojos. Baja hasta la altura donde esté el bebé, o incluso situate por debajo de él. Estando a su altura conseguirás planos mucho más interesantes.

Acércate... Más No tengas miedo de hacer primerísimos planos. Acércate todo lo que tu cámara te permita. Puedes acercarte con tu cámara o, si dispones de un buen zoom, utilizar focales largas para sacar todo más cerca sin necesidad de estar demasiado pegado al bebé. Utilizando estas focales largas evitarás las distorsiones molestas que se pueden llegar a producir cuando te acercas demasiado con la cámara utilizando focales más cortas. Si no tienes claros los conceptos relacionados con los objetivos fotográficos, no dejes de leer el artículo Todo lo que Necesitas Saber sobre Objetivos en Fotografía.

Enfoca a los Ojos... Si estás sacando la cara del bebé, no olvides, como en cualquier retrato, enfocar a los ojos. El elemento que se encuentra más enfocado de la fotografía es el que atrae la atención, y los ojos son el elemento que más sensaciones transmite en un rostro. De nada sirve una buena composición, unos colores fantásticos, una iluminación maravillosa, ... si los ojos quedan desenfocados.

...O Céntrate en Algún Detalle de Su Cuerpo Los bebés son súmamente pequeños y frágiles. Una manera especial de hacerles fotos es

centrase en el detalle . Una mano, un pie, una oreja, ... Trabajando en modo macro, si tu cámara o tu objetivo lo permiten, te permitirá centrar la atención en esos pequeños detalles que de otro modo podrían pasar desapercibidos en un retrato convencional. Permítete el lujo de hacer muchas fotos, y una vez tengas las más clásicas, céntrate en macros de distintos detalles de sus cuerpo. Podrás conseguir fotografías muy interesantes e incluso hacer composiciones o collages con varias fotos.

Usa el Modo de Disparo de Ráfaga Si tu cámara lo permite, utiliza el modo de disparo de ráfaga. Este modo permite hacer varias fotos seguidas, una a continuación de la otra. Los bebés cambian continuamente de expresión, se mueven, pestañean, ... No tengas miedo de hacer fotos de sobra, aunque aparentemente sean todas iguales. Haciendo muchas fotos seguidas, es más probable que en alguna de ellas consigas inmortalizar una expresión "especial". Si haces una única foto, puede que te des cuenta tarde, al verla en el ordenador, de que la fotografía no es como esperabas.

Usar el Flash, ¿Si o No? Lo cierto es que


hay diversidad de opiniones a la hora de utilizar el flash. Todos parecen coincidir en que los bebés no tienen completamente desarrolladas sus facultades visuales al nacer, y la evolución de su vista se va produciendo con el paso del tiempo. Sin embargo, en cuanto al

efecto de la incidencia de la luz directa a los ojos del bebé no acaba de haber consenso. Hay pediatras que consideran que el uso del flash directamente sobre los ojos del bebé afecta directamente al desarrollo futuro de la capacidad visual de la criatura, mientras que otros profesionales consideran que esto no afecta en absoluto. Sea como fuere, y ante la posibilidad de que afecte, es preferible rebotar la luz del flash en lugar de hacer incidir la luz directamente sobre el bebé, y a ser posible, no abusar del uso del flash. Si tines flash externo, no dejes de repasar los 4 Mejores Modos de Usar el Flash de Rebote. Y si no lo tienes, no vas a tener mejor excusa de comprar un flash externo que el de poder hacer fotos en casa de tu recién nacido (siempre que tu pediatra esté de acuerdo)

Usa la Luz Indirecta Si no quieres usar flash, o simplemente no tienes un buen flash externo y el de la cámara no es suficiente, prueba a utilizar la luz natural de forma indirecta. Prueba a hacer fotos al bebé junto a una ventana si estás en el einterior de una casa, de modo que la luz incida lateralmente sobre su rostro. En los retratos, la luz lateral es unp de los recursos más utilizados, ya que permite destacar muy bien lasformas y relieves. Solamente necessitarás comprobar que las condiciones de luz son suficientes para poder hacer las fotos con garantías de que no salen movidas. Para ello, revisa que las condiciones de apertura, velocidad y sensibilidad ISO permiten tomar las fotos con la sufuciente luz y nitidez.

Prueba en Blanco y Negro La fotografía en blanco y negro tiene un encanto especial. No dejes de trabajar el blanco y negro en tus fotos. Recuerda que

es preferible , eso si,

hacer las fotos en color para luego convertirlas posteriormente a blanco y negro . Aunque tu cámara lo permita, si utilizas el modo de blanco y negro o sepia de la cámara estarás perdiento información que tal vez necesites al hacer la foto. Prueba a

convertir las fotos a blanco y negro con alguno de los métodos de paso a blanco y negro que te hemos explicado en algún que otro artículo. Esto te permitirá tener un mayor control sobre los resultados que si empleas el modo de blanco y negro de la cámara.


Y a ti, ¿se te ocurre algún consejo más? Seguro que leyendo el artículo has pensado que me he dejado algún consejo fundamental por el camino. Este artículo no estará completo sin tu colaboración. Así que, ya sabes; si se te ocurre algún consejo más, dímelo. [Las fotos utilizadas en el artículo pertenecen a sus correspondientes autores - Guttsy, Paul Goyette y Loisek y se encuentran bajo licencia Creative Commons. Cada fotografía contiene un enlace a la original.]

Enlaces Relacionados 10 Tips for Photographing Babies La Guía Definitiva para Fotografiar a Niños Pequeños Los 4 Mejores Modos de Usar el Flash de Rebote 5 Excelentes Razones para Comprar un Flash Externo Métodos de Conversión a Blanco y Negro


Piel de Porcelana en 6 Sencillos Pasos con Photoshop Lo has visto seguro en anuncios: las modelos (y ellos también) aparecen con la piel sin ningún tipo de imperfecciones. Y también lo supones: seguro que Photoshop ha tenido algo que ver en todo esto. Me refiero a que, todo ser humano tiene sus pecas y granitos -cuando menos- o incluso alguna pequeña berruguilla. Sí: efectivamente, los programas de retoque de imagenes intervienen en el proceso. ¿Quieres saber cómo?. Es más fácil de lo que piensas; ya verás.

Los Preliminares: la Foto de Partida Obviamente tienes que empezar por la selección de la foto que vas a tratar. La técnica que te vamos a enseñar hoy sirve para disimular imperfecciones de la piel. Un retrato es la situación más típica, pero también puedes elegir otros motivos como: manos, pies, etc.

Un Consejo: sé Sutil En general, un buen consejo siempre que realices retoques de imagenes es ser sutil: que el efecto que introduces no suponga un cambio muy abrupto, puesto que, en tal caso, ráramente queda natural. Se trata de disimular un poquito pequeñas imperfecciones ¿vale?

En Líneas Generales... ¿de qué se Trata? Básicamente, lo que vamos a hacer es crear una piel más tersa y con menos imperfecciones, para posteriormente hacer una aplicación selectiva de esta piel a las zonas de la foto original que nos interesen. No es un proceso complicado. Basta con aplicar una serie de filtros, y luego tener un poquito de paciencia al "pintar" la nueva piel sobre las partes de la foto original que decidamos. ¿Entendido?. Pues vamos a ello.

Paso 1: Eliminar lo más Importante con el Pincel Corrector En primer lugar vamos a eliminar los accidentes más importantes (pliegues, arrugas, granitos, etc) con la Herramienta Pincel Corrector (y sólo los más importantes). Se trata de una utilidad que utiliza zonas de muestra para replicarlas en otra zona que queramos ocultar. Así que, con Alt presionado, selecciona una parte de la piel que apenas tenga imperfecciones, y luego suelta Alt y pinta sobre la zona que pretendes arreglar.


Paso 2: Filtro Polvo y Rascaduras Duplica la capa (Capa > Duplicar Capa). Selecciona la capa que acabas de crear y sobre ella aplicas el Filtro de Polvo y Rascaduras (Filtro > Ruido > Polvo y Rascaduras). Los valores de radio y umbral variarán en función del tamaño de la imagen. El objetivo es que la apariencia de la imagen tras aplicar el filtro sea - más o menos - como aparece en la siguiente imagen. A modo de indicación, yo usé radio 2 y umbral 0 en una imagen de 500x400.

Paso 3: Filtro Desenfoque Gaussiano Sobre la misma capa, aplicamos un filtro de Desenfoque Gaussiano (Filtro > Desenfocar > Desenfoque Gaussiano). No abuses con el radio. Yo, en este caso, elegí un radio 2.

Paso 4: Filtro Añadir Ruido Y como la piel, incluso la más perfecta que podamos imaginar tiene su textura, vamos a añadir un poquito de


ruido (Filtro > Ruido > Añadir Ruido). En este caso, hemos usado unos valores de 0,8% de cantidad y de distribución uniforme. El efecto obtenido ha sido más o menos el siguiente.

Paso 5: Máscara de Capa Ya tenemos la nueva piel lista. Ahora nos las tenemos que ingeniar para aplicarla sólo en determinadas zonas, preservando el detalle original en otras. Para ello, Añadimos una Máscara de Capa (segundo mini botón por la izquierda en la ventana de Capas). Seleccionamos la máscara (es el rectángulo blanco que ha aparecido en la Ventana de Capas) la pintamos de negro entero con la Herramienta Bote de Pintura.

Paso 6: "Pintar" la Nueva Piel La máscara de capa nos permitirá decidir qué partes de la capa en la que tenemos la nueva piel se aplican y cuales no. Para ello, teniendo seleccionada la máscara de capa debemos elegir la Herramienta Pincel y seleccionar el color blanco. Aquellas partes que pintemos de blanco tendrán la nueva piel. Las que no, mantendrán la antigua. Evita poner la piel nueva en detalles como pliegues naturales de la piel, cejas, contorno de la nariz, etc.

El Resultado Y poco más hay que hacer. Ha sido sencillo ¿no?

Más Fácil: el Videotutorial Por si acaso te has perdido en alguno de los puntos, echa un vistazo al siguiente video: te contamos cómo lo hemos hecho.

Enlaces Relacionados


Trucos de Retoque Fotográfico con Photoshop Airbush a Person Programas de Interés para el Fotógrafo Digital Charlotte por Romainguy


Cambia el Color de tus Ojos con Photoshop en 3 minutos Uno de los cámbios más sencillos y a al vez más efectivos para cambiar la imagen de una persona mediante Photoshop es cambiar el color de sus ojos. En esta ocasión, nuestro amigo tonyj nos envía un video que ha realizado con una buena demostración de cómo se puede cambiar el color de los ojos en una foto en tan solo 3 minutos.[Nota: los suscriptores de dZoom tendrán que venir a la página del artículo para poder ver el video]. En otras ocasiones os hemos enseñado la manera de corregir los ojos rojos en una foto. En el video que os mostramos hoy el objetivo es algo diferente. Vereis cómo de una manera tan rápida como eficaz se puede cambiar el color de los ojos de una persona. Para los que tengais algún problema con el video, os contamos los pasos a dar con Photoshop: Abrimos la imagen que queremos retocar Hacemos zoom sobre la foto hasta tener un tamaño que nos resulte cómodo para poder trabajar Creamos una nueva capa, que es sobre la que pintaremos Seleccionamos en la paleta de colores el color que deseamos usar para pintar los ojos Elegimos la herramienta pincel, ajustando el grosor del mismo par poder pintar sin problemas Pintamos encima del ojo (en la capa que hemos creado) la parte que queremos colorear. Esta parte será la que conforma el iris y la pupila (es decir, la parte blanca del ojo no la pintamos) Si nos hemos salido con el pincel y hemos pintado de más, siempre podemos borrar con la herramienta de borrado y volver a pintar tantas veces como queramos (pero recuerda, siempre sobre la capa) Cuando ya tengamos pintado el ojo, cambiamos el modo de fusión de la capa, que por defecto está en Normal, por "Tono". Ajustamos la opacidad de la capa al gusto.

Y listo. Si queremos cambiar el color del ojo posteriormente, podemos utilizar la herramienta Tono/Saturación sobre la capa, variando el tono.

Enlaces Relacionados Cómo Blanquear Dientes con Photoshop


Cambia el Color del Pelo con Photoshop en Menos de 3 Minutos Hoy os voy a proponer un juego. Se trata de un juego muy simple. Os mostraré cuatro fotos iguales, y teneis que adivinar cual es la original y en cual he cambiado el color del cabello de la pequeña modelo. ¿Fácil? Pues si resulta sencillo jugar, es más sencillo aún aplicar el efecto. Os aseguro que no me ha llevado más de 3 minutos conseguirlo. Así que si quereis poder hacerlo vosotros mismos, no deberíais perderos este artículo. Este truco, junto con el de cambiar el color de los ojos o el de Piel de Porcelana te permitirán realizar mejoras asombrosas sobre tus fotos de retrato. Para aplicar este retoque sobre la foto de la modelo he utilizado Photoshop CS2, pero como los pasos son muy estándar, debería funcionar con versiones anteriores y posteriores. También podeis utilizar otras aplicaciones trasladando la técnica a vuestro programas para fotos preferidos. Las fotos son las siguientes. Observarlas bien para ver si sois capaces de adivinar cual es la foto original. Al final del artículo os doy la solución, pero antes os explicaré paso a paso cómo hacer este retoque en una foto vuestra. Apuesto a que no sois capaces de adivinarlo con claridad.

¿Os resulta difícil saber cual es la auténtica? Seguro que los que esteis pagando un piso teneis menos


problemas para pagar la hipoteca a fin de mes que acertar en este juego, y os aseguro que es más dificil que ganar dinero en el casino. Pero lo más divertido de todo no es apostar, sino aprender a hacerlo uno mismo. Por eso lo cuento a continuación.

Y ahora, la manera de conseguirlo Los pasos a seguir son lo siguientes: 1. Abro la foto original 2. Paso al modo de máscara de Capa (Tecla Q en Windows) 3. Selecciono un pincel de borde suave que me permita trabajar con comodidad en la selección del contorno del pelo. Si os salis al pintar con el pincel, podeis borrar sin problema. 4. Cuando tengais todo el contorno dibujado, pintais también la parte interior. Ahora que teneis la máscara de capa creada. Deberíais tener en la pantalla algo como esto:

5. cambiar el modo de selección al normal (otra vez con la tecla Q) 6. Vereis una selección en la pantalla. Pero lo que hemos seleccionado es lo que no hemos pintado con el pincel. Por eso, vamos a invertir la selección (Selección -> Invertir; o May+Ctrl+I)


7. Creamos una nueva capa de relleno de color sólido (Capa -> Nueva Capa de Relleno -> Color Sólido) 8. Seleccionamos el modo de fusión "Luz Suave" Al Aceptar, aparecerá la ventana de selección del color. Con la gama de colores rojizos que aparecen por defecto conseguiremos unos tonos cercanos a los colores naturales del cabello. Si nos vamos a la gama de azules o morados obtendremos efectos más irreales.

Y ahora, ¿me sabeis decir cual era la foto original?


Respuesta al juego: La foto de la modelo original es la de la esquina inferior izquierda.

¿Te has perdido algún paso? No te pierdas el videotutorial Para que veas lo fácil que es aplicar este efecto, no dejes de ver el tutorial de photohop en formato video para poder cambiar el color del cabello.

Conclusiones El truco solo tiene un pequeño "pero". Funciona muy bien porque el tono del pelo original es claro y el efecto trabaja sobre la luminosidad. Por eso, para pelos oscuros os dará más problemas. Lo siento. Tal vez tengais que pasar por la peluquería para poder aplicarlo. Si este artículo te ha resultado interesante, no dejes de combinar este truco con el de cambiar el color de los ojos o el de Piel de Porcelana a la hora de trabajar con un retrato. Con estos sencillos consejos las fotos de tus amigos y familiares ganarán muchísimo.

Enlaces Relacionados Cambia el Color de Tus Ojos en 3 Minutos con Photoshop Piel de Porcelana en 6 Sencillos Pasos con Photoshop Este Verano, Ponte Morena con Photoshop Trucos de Retoque Fotográfico en Photoshop


Cómo Blanquear los Dientes con Photoshop Hace unos días te enseñábamos un video que mostraba una de las sorprendentes transformaciones que se pueden hacer con Photoshop. Para una demo no está mal, pero normalmente lo que queremos es realizar pequeños retoques para disimular ciertos defectos o para acentuar determinados rasgos. Hoy te enseñaremos cómo blanquear los dientes con Photoshop.

Cuándo y Cómo Aplicarlo La técnica que te vamos a enseñar permite hacer blanqueados en general. Vale para los dientes, pero también vale para los ojos. Hay que aplicarlo con moderación: de otro modo, los resultados parecerán demasiado irreales.

Pasos a Seguir Photoshop es una herramienta tan potente y versátil que permitiría realizar el blanqueado de muy diversos modos. Nosotros hemos optado por una técnica basada en el uso la combinación de herramientas Modo Máscara Rápida - Herramienta de Niveles. Deberás seguir los siguientes pasos: 1. Seleccionar la herramienta Modo Máscara Rápida. 2. Utilizar la Herramienta Pincel y con ella seleccionar el área de los dientes. 3. Deseleccionar el Modo Máscara Rápida y volver a la edición Modo Estándar. 4. Selección -> Invertir. De este modo quedarán seleccionados los dientes. 5. Imagen -> Ajustes -> Niveles... . Reducimos el nivel del punto blanco, tanto más cuanto más blancos queramos los dientes.

El Resultado

¿No te aclaras? ¿Te parece complicado? No te preocupes: aquí tienes un vídeotutorial en el que se te cuenta paso a paso cómo hacerlo.


Enlaces Relacionados Lo que puedes llegar a hacer con Photoshop Elimina Objetos en Perspectiva con Photoshop Efecto Velvia en Photoshop


Este Verano, Ponte Morena con Photoshop A lo mejor te pasa como a mi, que este veranito no vas a poder ir a la playa a tomar un poquito el sol y coger algo de color. Si es tu caso, o tal vez tienes alguna foto en la que te ha salido la cara un poquito pálida, no te preocupes. Como siempre, aquí tenemos a Photoshop para venir al rescate. ¿Quieres saber como parecer más moreno en tu foto favorita? Es muy sencillo. Te lo cuento en el siguiente artículo.

Algunos Consejos de Partida: Mejor en Modo Lab Empieza seleccionando la imagen que vas a tratar. Si quieres, para ejercitarte un poco elige primero una foto en la que el contorno de la piel que quieres "morenizar" no sea muy complicado. Cuando hayas hecho un par de pruebas ya puedes pasar a la imagen con la que realmente quieres trabajar. Lo que vamos a hacer es los siguiente: 1. Seleccionaremos la piel 2. Jugaremos con los niveles 3. Desenfocaremos el contorno de la selección para hacer inapreciable los límites de la selección

Para evitar que las modificaciones de nivel afecten al balance de color de la imagen, lo primero que haremos será pasar la imagen a modo Lab (Imagen -> Modo -> Color Lab). En modo Lab, la imagen tiene un canal de luminosidad. Ajustaremos niveles sobre dicho canal, de modo que las modificaciones no afecten a los niveles de color. ¿Vale?


Obviamente, Tenemos que Seleccionar la Piel Utiliza tu técnica favorita de selección. En mi caso, y para que veas que no hace falta ser muy preciso marcando exactamente el contorno de la piel, he elegido la herramienta lazo. Y he seleccionado el contorno por dentro, sin ser muy preciso. También he tratado de dejar al margen los labios y los ojos.

Ajustamos Niveles con Capa de Ajuste Ahora vamos a oscurecer los tonos medios. Para ello, creamos una Capa de Ajuste de Niveles (Capa -> Nueva Capa de Ajuste > Niveles...). Podrás comprobar, que junto con la capa de ajuste, se ha creado una máscara de capa, de modo que las modificaciones que vas a hacer, únicamente aplicarán a la selección que realizaste en el punto anterior. Juega arrastrando la flecha de grises sobre el histograma (echa un vistazo a la imagen). Si la oscureces, verás que la imagen queda más o menos como se refleja a continuación.

También Ajustamos la Saturación El efecto del moreno lleva asociado un oscurecimiento y una saturación también de los colores de la piel. Así que, conviene aplicar un incremento de saturación en la zona de piel seleccionada.

Desenfocar la Máscara A continuación, debes seleccionar un filtro de desenfoque Gaussiano (Filtro -> Desenfocar -> Desenfoque Gaussiano...). Con ello, suavizaremos el controno de la selección y conseguiremos que el umbral de la piel se convierta en un gradiente. Mientras modificas el radio del filtro de desenfoque, echa un vistazo a la imagen, para que no te pases ni te quedes corto. Llegarás, más o menos, al siguiente resultado...


Un Par de Consejos Clave Para evitar que el resultado sea demasiado artificial, intenta que las modificaciones que hagas sean sutiles. Una piel muy blanca (como la de este ejemplo) no va a quedar natural con un tono de bronceado muy oscuro. Así es que, conviene que uses esta técnica con moderación ¿de acuerdo?. Por otro lado, si notas que al ajustar niveles la piel te ha quedado un poco apagada, sin vida, puedes tratar de saturar un poquito para tener un tono más natural. Para ello, haz clic en la máscara (y asi recuperar la selección) y crea una capa de ajuste de tono/saturación (Capa -> Nueva Capa de Ajuste -> Tono/Saturación...).

Si te Perdiste, el Videotutorial te Ayudará Como viene siendo costumbre, y por si no estás muy acostumbrado al uso de Photoshop, te dejo por aquí un video explicativo con los pasos más importantes. Espero que te guste...

Enlaces Relacionados Cambia el Color de Tus Ojos en 3 Minutos con Photoshop Piel de Porcelana en 6 Sencillos Pasos con Photoshop Trucos de Retoque Fotográfico en Photoshop


Cómo Retocar un Retrato: Un Ejemplo Práctico En algunos artículos hemos cubierto muchos aspectos relativos a los retratos en fotografía: desde los tipos de retrato en función del encuadre, hasta consejos para hacer retratos a diferentes colectivos como los niños pequeños o los bebés, pasando por las fotografías de grupo y todo tipo de procesado posterior de las fotos. En este artículo os traigo un caso práctico de retoque de un retrato con Photoshop.

Introducción A la hora de escribir este artículo he utilizado algunos de los trucos y técnicas de retrato fotográfico recopiladas en el artículo Retrato Fotográfico: Técnicas, Consejos y Retoque en Un Único Artículo. En él encontrarás referencias a los textos explicativos con gran detalle de los distintos procesos que vamos a aplicar aquí, además de ejemplos prácticos de cada uno de ellos. Para el caso práctico lo primero que he hecho es buscar una buena foto. La elegida tiene un buen encuadre, un fondo que no distrae y está correctamente enfocada. Y es que de nada sirve en esforzarse en el procesado de una foto si el original no es bueno. La foto elegida no es mía; es de lauinop y tiene el nombre de Listening. Las claves de un buen retoque son que, conociendo a la persona de la foto, puedas decir que notas algo en el resultado final que no sabes bien explicar. Esto te indicará que los cambios que has realizado han sido lo suficientemente sutiles.

Eliminando imperfecciones de la piel Antes de empezar a trabajar en arreglos más profundos, lo primero que suelo hacer en mis retratos en Photoshop es reparar las imperfecciones de la piel, normalmente granos o lunares. Para ello, basta con seleccionar la herramienta Pincel Corrector Puntual en Photoshop (la que tiene un icono con una tirita), seleccionar el grosor del pincel, y pintar sobre los lunares o puntos irregulares en la piel que desee eliminar.


Dando brillo a los ojos Una vez realizado el primer tratamiento sobre la piel, lo siguiente que hago es trabajar los ojos. Para retocar los ojos voy a trabajar en dos líneas: el blanqueado de la cornea y el brillo del iris. Debemos tener mucho cuidado con este tipo de ajustes, porque en cuanto se nos vaya un poco la mano, el efecto será completamente irreal. Para el brillo del iris, lo que suelo haceres ponerme en modo Máscara de Capa (Letra Q en Windows), seleccionamos la herramienta pincel, ajustamos el grosor, la opacidad y el flujo, y empezamos a pintar en el iris del ojo. Alternando del modo Máscara de Capa al modo normal de trabajo (letra Q), podremos ver como va nuestra selección.

Una vez tengamos los dos ojos seleccionados, invertimos la selección (Ctrl+May+I),y lo que hago siempre es crear una nueva capa de ajuste de niveles, dejando la capa en modo de fusión Normal, o, mejor aún, cambiando el modo de fusión a Trama. Lo bueno de trabajar con capas es que siempre puedo reajustar los valores.


Blanqueando la cornea A continuación paso al blanqueo de la cornea. Este cambio debe ser también muy sutíl. Y también lo voy a hacer ajustandolo con una capa de Niveles.

En Máscara de Capa, creamos una máscara en la zona blanca del ojo y repetimos el mismo proceso que con el iris, esta vez manteniendo el modo de fusión de la capa en Normal.


No soy amigo de los ajustes drásticos y no lo voy a aplicar aquí, pero hay una opción que puedes probar por su extremada sencillez y es a cambiar el color de los ojos con Photoshop.

Suavizando la Piel Este efecto queda muy bien, sobre todo en retratos de mujeres. El proceso te lo contamos en detalle en el artículo "Piel de Porcelana en 6 Sencillos Pasos con Photoshop", en el que incluímos un videotutorial y todo. Consiste en lo siguiente. Nos ponemos en modo Máscara de Capa y pintamos con un pincel la piel del rostro, evitando los pliegues de la piel. Repasamos bien las zonas, comprobando que tengamos toda la zona que queremos seleccionada alternando entre el modo de trabajo Normal y el modo en Máscara de Capa (tecla Q)

Cuando tengamos la selección hecha, la invertimos (Ctrl+May+I), copiamos la zona seleccionada y la pegamos en una nueva capa que llamaremos, por ejemplo, piel. Si ocultas el resto de capas, deberías


poder ver algo como esto:

Ya tienes tu capa de piel. Ahora, para suavizarla, simplemente hay que aplicar un desenfoque gausiano con un valor cuyo resultado nos satisfaga.

Y ahora, un Toque Especial: Jugando con la Saturación Con esto ya habríamos mejorado bastante nuestro retrato. Podríamos haber jugado con el color del pelo, o blanquear los dientes (en esta foto no hay dientes; lo siento). Pero lo que voy a hacer ahora es jugar con la tonalidad de toda la foto, que afecta fundamentalmente al tono de la piel. Para ello, aplico un par de nuevas capas de ajuste de Tono/Saturación. En la primera capa, bajo la saturación para todos los colores (en la combo, "Todos"). Subo la saturación y la luminosidad de los rojos, bajo la saturación de los amarillos y subo la luminosidad de los amarillos.


Vuelvo a aplicar el mismo proceso con otra capa de Tono/Saturaci贸n solo para los amarillos, volviendo a bajar la saturaci贸n y volviendo a subir la luminosidad.

Y Listo


Aquí está la foto original.

Y aquí está el resultado del proceso.

Enlaces Relacionados Piel de Porcelana en 6 Sencillos Pasos con Photoshop Cambia el Color de tus Ojos con Photoshop en 3 minutos Cambia el Color del Pelo con Photoshop en Menos de 3 Minutos Cómo Blanquear los Dientes con Photoshop


Caso de Aplicación: Dramatiza Enfocando con el Filtro de Paso Alto

tus

Retratos

Días atrás te contábamos las bonanzas de enfocar tus fotos. Y el otro día te contábamos una técnica de enfoque: el filtro de paso alto. Existen multitud de usos para mejorar tus fotos mediante las técnicas de enfoque; y en muchos de ellos, el enfoque no se aplica a toda la foto, sino únicamente en algunas zonas que quieres enfatizar. Para que puedas poner en práctica lo aprendido hasta ahora sobre el enfoque, te contamos un caso práctico de aplicación: te enseñamos como añadir dramatismo a tus retratos utilizando técnicas de enfoque digital y los modos de fusión de capas. ¿Te gusta el efecto conseguido? Se da un aire al Efecto Dragan ¿no crees?. Si te interesa seguir aprendiendo sobre técnicas de enfoque digital y quieres saber cómo hemos conseguido la foto de la derecha, sigue leyendo.

Selecciona la Foto de Partida Hoy vamos a jugar a dramatizar un retrato. El punto de partida es muy importante, porque no toda expresión es dramatizable. Suelen funcionar muy bien rostros serenos, de personas mayores o con arrugas. En el caso de hoy, este ha sido nuestro punto de partida (gracias voobie) y el resultado final.

Paso 1: Acentuamos los Ojos Estamos intentando conseguir una mirada penetrante. Cuando tienes un modelo de grandes ojos, los efectos suelen ser realmente espectaculares. ¿Cómo lo conseguiremos? Sigue los siguientes pasos:

Duplica la capa de fondo: Capa -> Duplicar Capa... Fija el modo de fusión de capa a Trama Añade una máscara de capa y rellénala de negro Pinta con la herramienta pincel y color blanco sobre la zona de los ojos

Tras realizar estos pasos, verás que la paleta de capas queda como aparece en la imagen. Si quieres aumentar el efecto de acentuar los ojos, puedes duplicar la capa recien creada (Capa -> Duplicar Capa...) y fija el modo de fusión a tipo Trama. Si no quieres duplicar el efecto,


sino incrementarlo ligeramente, puedes jugar con la opacidad de la capa.

Paso 2: Filtro Paso Alto Empezamos con el enfoque de deteminadas zonas. Sigue los siguientes pasos:

Mezcla las capas en una sola (Capa -> Combinar Visibles) Duplica la capa de fondo: Capa -> Duplicar Capa... Aplica un filtro de paso alto a la capa superior: Filtro -> Otro -> Paso Alto... El radio dependerá de la resolución de tu foto. Un buen consejo puede ser que aumentes el radio todo lo que puedas antes de empezar a ver colores en la previsualización. Te quedará una imagen como la que puedes ver

Ahora nos toca modificar el modo de fusión de capa y fijarlo a Luz Fuerte. Podrás comprobar que la imagen se enfoca considerablemente.

Paso 3: Seleccionando las Zonas a Enfocar Como queremos aplicar el enfoque sólo a zonas con gran detalle (arrugas de los ojos, barba, cabello en general), vamos a crear una mascara y pintar sobre las zonas que queremos enfocar. En una tarea como esta es cuando una tableta gráfica nos puede facilitar realmente la tarea. Nosotros hemos hecho el trabajo con nuestra Wacom Bamboo: económica pero muy funcional. Estos son los pasos que tienes que seguir. Creamos una nueva máscara de capa. Si pinchas en el icono con Alt pulsado, verás que la máscara aparece rellena de negro Selecciona la herramienta pincel con color blanco y repasa las zonas en las que quieres más enfoque. En nuestro caso, las arrugas alrededor de los ojos, la barba y el cabello

Nuevamente, si quieres acentuar el efecto, todo lo que debes hacer es duplicar la capa superior: Capa -> Duplicar Capa...

Paso 4: Ajustes Finales El efecto está prácticamente conseguido. Para finalizar, puedes aplicar un efecto viñeteado en negro para centrar más la atención en los ojos de tu modelo. ¿Cómo conseguirlo? Hay muchas formas posibles. Una de ellas, está detallada a continuación: Crea una nueva capa: Capa -> Nueva -> Capa... Rellénala de negro: Edición -> Rellenar Crea una nueva máscara de capa. Pulsa Alt al tiempo que pinchas en el icono de creación y verás como la máscara se llena de negro


Selecciona la herramienta degradado y selecciona un patrón circular. Asegúrate de que está seleccionado el modo Invertir Para suavizar el efecto, ajusta la opacidad de la capa Puedes pintar con el pincel en negro para aclarar algunas zonas importantes si así lo deseas

Por último, y si lo ves necesario, realiza un reencuadre de la foto con la herramienta Recortar. Y... este es el resultado final.

Videotutorial, para Aclarar Dudas Sí... ya sé que este puede no ser el tutorial más sencillo. Aquí tienes el videotutorial para resolver las dudas que te hayan quedado...

Enlaces Relacionados Enfocando Nuestras Fotografías: Cuándo, Cómo y Por Qué Enfocar una Foto Enfocando con el Filtro de Paso Alto Análisis de la Tarjeta Gráfica Wacom Bamboo Desvelamos los Secretos del Efecto Dragan

El retrato en fotografia  
El retrato en fotografia  
Advertisement