Page 1

ORGANIZACIÓN POLÍTICA DEL PUEBLO Y LOS TRABAJADORES “Por la liberación nacional y la emancipación social” UNIDAD DE TODAS LAS ORGANIZACIONES POR LA ¡ANULACIÓN DE LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL! ¡CONTRA LA IMPOSICIÓN!

(Morena, 132, sindicatos, Proclama, Congreso Social, organizaciones sociales,…), La candidatura de Peña Nieto fue “creada” por la dictadura mediática, por el imperialismo estadunidense y la oligarquía del país. Pretenden imponerlo para privatizar Pemex y CFE, suprimir los derechos laborales y la seguridad social, imponer el IVA a medicinas y alimentos, reducir aún más los salarios con aumentos de precios, ampliar la “guerra del narcotráfico”, en suma para desmantelar a la nación. Las elecciones del 1 de julio y las movilizaciones antes y después de esa fecha, han modificado profundamente la situación política del país. Entramos en un momento de luchas contra el escandaloso fraude electoral genérico. Se está abriendo una nueva brecha por la que se desarrolla el movimiento por la democracia, poniendo en el centro el problema del gobierno. La designación de Peña Nieto como “triunfador” de las elecciones, es fruto de un proceso ilegítimo e ilegal. En el proceso hubo un enorme cantidad de recursos por medio de tarjetas electrónicas y entrega de despensas, hubo además, manejo de encuestas, uso de los medios de comunicación, compra y coacción del voto. Inmediatamente, el PAN y Calderón aceptaron los hechos. Unas horas después Barack Obama, en nombre el gobierno estadunidense, felicitaba a Peña por el resultado proporcionado por el IFE. Aún así, Peña Nieto apenas registró una suma de votantes equivalente al 24% del total de los empadronados. Obrador denuncia que 5 millones de esos votos fueron comprados El imperialismo norteamericano y la oligarquía local, han “fabricado” a Peña Nieto para que éste imponga las contrarreformas que Calderón no pudo completar o no pudo realizar: privatizar a Pemex y a CFE, destruir el edificio de derechos laborales y de la seguridad social, además de continuar con la llamada “guerra del narcotráfico” para incrementar la violencia y el caos y en esas circunstancias entregar las riquezas de la nación. Para ello, Peña Nieto ha contratado los servicios del exdirector de la policía colombiana, el general Oscar Naranjo, hechura del gobierno estadunidense, que ha reprimido a los movimientos sociales, en particular, a los sindicatos en Colombia, y que ahora viene como procónsul poniéndose por encima del ejército mexicano.


RESISTENCIA FRENTE AL FRAUDE La juventud ha surgido en la lucha por la democracia. Las marchas masivas del 10 y 30 de junio, y del 2 y 7 de julio, expresan los sentimientos de los millones de trabajadores y de gente del pueblo que votaron por López Obrador y de los millones que se abstuvieron o anularon su voto. Esta lucha comenzó con un movimiento contra Peña Nieto. Los jóvenes concentran los sentimientos de la nación en consignas como: “¡México! ¡Sin PRI!”, “¡Fuera Peña!”, “¡Democracia, democracia!”. Califican al IFE de “Instituto del Fraude Electoral”. Por su parte, López Obrador no reconoce los resultados proporcionados por el IFE. La presión de las masas y de sus propios partidarios, lo ha llevado a plantear la demanda de anulación o invalidez del proceso electoral. Nos enfrentamos al régimen del PRI y el PAN, a la oligarquía y al imperialismo estadunidense que ya ha mostrado su agresividad con los golpes de estado en Honduras y Paraguay. Dada la situación, como Organización Política del Pueblo y los Trabajadores, proponemos luchar por la más amplia unidad y la más vasta movilización nacional con Morena, el Movimiento Yo soy 132, los sindicatos, la Proclama, el Congreso Social,…, y organizaciones sociales, CONTRA LA IMPOSICIÓN Y POR LA ANULACIÓN DEL PROCESO ELECTORAL PRESIDENCIAL DE 2012. La fuerza desplegada por la juventud estudiantil en las manifestaciones de estas semanas, es de una enorme importancia, es el síntoma del profundo descontento que existe en las grandes masas trabajadoras y oprimidas del país, pero es insuficiente para detener la política del imperialismo y la oligarquía. Se requiere una fuerza mucho mayor. Por ello, la lucha por la unidad con la demanda concreta de “¡Anulación!” y contra la imposición, es de enorme importancia. Por nuestra parte, manifestamos además, que las demandas de la juventud expresan los anhelos de toda la población. La gente ya no confía en las instituciones del régimen del PRI y el PAN. Por ello, es necesario ofrecer la perspectiva de luchar por nuevas instituciones. En ese sentido, se abre un proceso de lucha por un Congreso nacional constituyente y soberano y un gobierno responsable ante ese congreso que solucione las demandas del pueblo trabajador e reinstaure la soberanía del país. Todo depende de la movilización de los trabajadores y sus organizaciones, de los estudiantes, de los campesinos, con base en demandas de lucha por “la liberación nacional y la emancipación social”.

Organización Política del Pueblo y los Trabajadores 14 y 15 de julio de 2012.

Convención de Atenco  

Contra la imposición y la unidad de todas las organizaciones

Advertisement