Issuu on Google+


Informe a su dentista de los cambios en su estado de salud general, sobre cualquier tratamiento médico que hubiera iniciado o si recibe algún fármaco o compuesto prescrito por su médico. Incluya aquellos medicamentos que usted toma por su propia cuenta.

Visite regularmente a su dentista. No sólo cuando tenga molestias o dolor. Hágase revisar periódicamente, cuando menos dos veces al año, para que le haga una limpieza dental profesional. Recuerde que un examen general de su boca es clave para prevenir caries y enfermedades de las encías.


Evite el uso del tabaco y sus productos (cigarrillos, puro o pipa), ya que éstos incrementan el riesgo de sufrir enfermedades de las encías, cáncer bucal o en la garganta.

No considere como normal el sangrado de las encías. Acuda con su dentista si se presenta hemorragia espontánea, durante el cepillado o al utilizar el hilo dental, o bien si advierte que se han separado sus dientes o si ha habido cambios en la forma como muerde.


Los dientes NO son una herramienta para abrir envases, cortar empaques o hilos, son para masticar. No muerda objetos duros como lĂĄpices, hielo o nueces, ya que los dientes se pueden fracturar.

Recuerde cepillar sus dientes despuĂŠs de cada comida con una pasta dental fluorada, emplee un enjuague bucal y utilice hilo dental siempre, cuando menos una vez al dĂ­a.



MEMBRESIA3