Page 134

formeros acabados en ménsulas. Sobre una peana en el altar y bajo un sencillo ciborio estaba la imagen sedente de la Virgen de la Arrixaca, con el Niño sobre sus rodillas sosteniendo un libro. Una talla en madera policromada del siglo XIII de un gran valor artístico.

ciudadanos nos quejábamos, lo criticábamos pero nadie ponía la solución. Por suerte, con los años este tema se ha solucionado. Este fue el punto hacia donde está dirigido todo el argumento del texto, hacia un lamento por el río Thader que como otro tantos está a merced de los seres humanos que no valoran lo suficiente ni le dan la importancia que tiene el vivir en vergeles como el nuestro.

A Zomair le sorprendió en un principio como una figura de aquel tamaño pudiera ser tan importante para otros, aunque pensó que lo fundamental de las religiones son los sentimientos y creencias de las personas. – Es increíble lo bien que huele esta combinación de las rosas del altar y el incienso que se está quemando. A todo esto el rey llegaba, se acercó al presbiterio y flexionando una de sus rodillas saludó con respeto a la Señora. Después se levantó y cantó a coro con los que allí estaban una salve en lengua latina. – “Salve Regina, Mater Misericorde...”

ECOLOGIA En la época en la que escribí “Los Perfumes Mágicos de Zomair”, nuestro río Segura, al paso por la ciudad se encontraba de una forma muy lamentable, los vertidos, el descuido y la desidia de muchos, y el egoísmo de los intereses comerciales; todo ello nos hizo vivir una etapa en la que el olor al pasar por el puente viejo era insoportable. Los

132

...Zahara, tan romántica como siempre, se había sentado en una roca y acariciaba suavemente el agua. – Es una suerte vivir en un vergel así. Yo no quiero irme nunca de este lugar. Un poco más coqueta, Zoraida se miraba en las transparentes aguas. – Los sabios dicen que estos dones del cielo debemos cuidarlos para que nuestros descendientes los disfruten como nosotros y puedan pasar así de generación en generación. Sin embargo Yasmina, más nostálgica, no estaba tan segura de lo que su amiga decía. – Siempre hay gente que no cuida la naturaleza y les da igual que se contaminen los ríos que son como la sangre de la Tierra. Al escucharla, Zomair, que se calzaba de nuevo, reaccionó enseguida. – No creo que nadie se atreva a estropear mi río.

FIESTA DE MOROS Y CRISTIANOS DE MURCIA • DECLARADA DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL

Profile for Antonio Miguel

Rvta moros y cristianos 2016 b (1)  

Revista de Moros y Cristianos de Murcia, 2016

Rvta moros y cristianos 2016 b (1)  

Revista de Moros y Cristianos de Murcia, 2016

Advertisement