Issuu on Google+


es un producto de Aldea Global Comunicaciones

Dirección y diseño de Antonia Amores & Bruno Jordán Murcia - brunojordan1@yahoo.es Dep.Legal Chema López Pintor albacetense MU-1789-07 Juamba Martínez Fotógrafo murciano José Miguel Colmenero Poeta murciano José Luís Martínez Valero Poeta murciano Sebastián Mondéjar Multicreador murciano Antonio Marín Albalate Poeta cartagenero Bartolomé Nieto Munuera Poeta cartagenero Dr. Pérez de Arrieta Oftalmólogo murciano Ginés Aniorte Poeta de Sangonera La Verde Francisco Javier Moreno García Poeta murciano (Ma teu) Zaran da Humorista catalán residente en Málaga (Mateu) Zaranda An drés Salom (Involuntariamente) Poeta y flamencógrafo murciano-mallorquín Andrés Karin reitas Creadora Plástica y poeta brasileña Karinee F Freitas María JJosé osé Sánchez V ázquez Escritora murciana Vázquez Cristina Roca Pintora de Córdoba (Argentina) Angel Man uel Gómez Espada Poeta murciano Manuel Marisa P érez Gál vez Fotográfa lorquina Pérez Gálv o Pintor y Poeta aguileño Pepe Cuerv Cuervo José Martín ez Ros Poeta cartagenero Martínez Susana H errera Fotógrafa argentina Herrera Vicente V elasco Poeta cartagenero Velasco Adrián Astete Fotógrafo malagueño Fulgencio Martín ez Poeta murciano Martínez Juan A cebal Poeta astur-murciano Acebal Diego Za plana Poeta cartagenero Zaplana Ascen Buitrago Escritora de Mula Nuestr o uestro Antonio Lorente Poeta murciano especial Portada José Gambín Fotógrafo murciano agradecimiento de Lois Gil Mel er o Pintor cartagenero Meler ero ernán dez a Ferran F Fernán ernández (Son eto de (Soneto Lidia Niña lorquina Poeta y creador verso insubmiso) integral ca talán catalán Poeta v isual gall ego visual gallego

2

Colaboran en este nº 1 :


LIBRA. LA REALIDAD SUPERA A LA FICCIÓN

SIN KIE. PASAR A LA SALITA AZUL

3

CHEMA LÓPEZ ENSEÑAR NO ES DOMAR


La letra efe

4

JOSÉ MIGUEL COLMENERO

(Trabajo que figura en el libro Las Letras, de reciente publicación y del que el autor fue uno de los promotores)


ZARANDAJAS

5

PUBLICIDAD

Topicazos «¿Qué puedo decirte?: que las mujeres están cada vez más buenas y yo cada dia más viejo»

Andrés Salom


6

Ribera de la entropĂ­a

BartolomĂŠ Nieto Munuera


7

Comunidad

Lidi a, 5 a単o s Lidia, a単os


Privat e

Francisco Javier Moreno García Alguien escribe -un poeta- que lo que más aprecia de la pornografía es ese momento de apariencia interminable cuando los actores que todavía no se han deshecho de sus prendas Puede apreciarse en el rostro

cuando todo parece detenido

de algunas imágenes la copia exacta

como antes de la penetración

del éxtasis erótico

se vive una concentración absoluta

La Virgen mira al cielo

un encanto mágico

y su pupila es la superficie mansa

que deshace el gemido

de agua antes del súbito fulgor

8

intercambian miradas en silencio

que destella en la mirada de la mujer que goza Después ya saben la comunión los anuncios


9

Luis Luna La Ăşltima frontera


10

Pensamiento abstracto

La siguiente pregunta fue hecha en un examen trimestral dequímica en la Universidad de Madrid. La respuesta de uno de losestudiantes fue tan «profunda» que el profesor quiso compartirlacon sus colegas, vía Internet, razón por la cual podemos todos disfrutar de ella.Pregunta: «¿Es el Infierno exotérmico (desprende calor) o endotérmico (lo absorbe)?» La mayoría de estudiantes escribieron sus comentarios sobre la Leyde Boyle (el gas se enfría cuando se expande y se calienta cuandose comprime). Un estudiante, sin embargo, escribió lo siguiente: «En primer lugar, necesitamos saber en qué medida la masa delinfierno varía con el tiempo. Para ello hemos de saber a qué ritmo entran las almas en el Infierno y a qué ritmo salen. Tengo sin embargo entendido que, una vez dentro del Infierno, las almas ya no salen de él.» «Por lo tanto, no se producen salidas. En cuanto a cuántas almas entran, veamos lo que dicen las diferentes religiones: La mayoría de ellas declaran que si no perteneces a ellas, irás al Infierno. Dado que hay más de una religión que así se expresa y dado que la gente no pertenece a más de una, podemos concluir que todas las almas van al Infierno. Con las tasas de nacimientos y muertes existentes, podemos deducir que el número de almas en el infierno crece de forma exponencial.» «Veamos ahora cómo varía el volumen del Infierno. Según la Ley de Boyle, para que la temperatura y la presión del Infierno se mantengan estables, el volumen debe expandirse en proporción a la entrada de almas. Hay dos posibilidades:: 1. Si el Infierno se expande a una velocidad menor que la de entrada de almas, la temperatura y la presión en el Infierno se incrementarán hasta que éste se desintegre. 2. Si el Infierno se expande a una velocidad mayor que la de la entrada de almas, la temperatura y la presión disminuirán hasta que el Infierno se congele.» ¿Qué posibilidad es la verdadera?: Si aceptamos lo que me dijo Irene en mi primer año de carrera («hará frío en el Infierno antes de que me acueste contigo»), y teniendo en cuenta que me acosté con ella ayer noche, la posibilidad número 2 es la verdadera. Doy por tanto como cierto que el Infierno es exotérmico y que ya está congelado. El corolario de esta teoría es que, dado que el Infierno ya está congelado, ya no acepta más almas y está, por tanto, extinguido, dejando al Cielo como única prueba de la existencia de un ser divino, lo que explica por qué, anoche, Irene no paraba de gritar -; «¡Oh, Dios mío!-» Dicho estudiante fue el único que sacó sobresaliente.


POEMAS BREVES NOMBRES

SOLO

Adelina, Agustina, Carolina, nombres femeninos de mi infancia cristalina, a veces con olor de naftalina, agua de carabaña, pálidas mujeres tristes, siempre a la espera de alguien que no llega, de algo que nunca vendrá.

Quieto el sol solo en el cielo, sólo el sol, sólo el cielo, yo tan solo en el suelo.

EL TRINO AMARILLO El trino amarillo del árbol al borde del semáforo, salpica de plumas como hojas la acera inmóvil.

LA SOMBRA DE LA ROSA La sombra de la rosa es aún más efímera que la rosa. Como la luz que estuvo ahí y al instante desaparece, en ese mágico momento de primavera sobre la pared.

11

José Luis Martínez Valero


12

PEPE CUERVO POLIFEMO


13

Agora doeram eu sei todos os te amo que eu calei

eit as poema e ilustración de Karine Fr Freit eita

REPENTE

REPENTE Ahora dolerán lo sé todos los te amo que callé


NOCHE ABIERTA

14

Noche abierta cuando la derrota muestra su cara de fotografía omnipotente. Noche abierta para indagar entre las paredes los restos de todos los huesos abandonados, encontrar todas las costillas calcinadas y una cadera de juguete, un lamento de rótula. Pesaron demasiado al cuerpo cuando tuve que agarrar el viento con mi boca y me ahogué de aire. Pesaron como ahora, en este instante de réplica a la realidad donde reencuentro sumergidos a todos los latidos tras estas ventanas cerradas, LA ESTACIÓN con los ojos que me preceden como testigos de una noche abierta Un poema es un paso al exilio, al mismísimo exilio. la cara de la despedida que recordaré con su candado de soledad. Ya te he escrito el último, así que bésame, rápido, hay añoranza con sonrisa de rail, un pañuelo, dos cafés y aquel reloj que nos abandona a nuestra suerte. Conserva esta servilleta, estos versos, y las lágrimas como único recuerdo de esta estación.

Dos poemas de

Vicente Velasco


15

ADRIÁN ASTETE sin título


ZODIACAL An toni te Antoni tonioo Marín Albala Albalate

16

(A Sören Peñalver, desde mi vieja amistad y admiración, con todo cariño)

d

Con inocuos venenos Como verdad(es) Incisivo y tierno Y tan austero A contraluz Su limpia voz Muestra el escorpión


DESEO(S) que mis dedos recorran tu piel perversa

lânguidos.

arrozuda.

que mi sexo roce en el tuyo y sus olores se confundan

que todos los secretos deseos se sumerjan profundos mágicos y eternos. 17

que mi lengua moje tus labios lívidos

POR DENTRO Y POR FUERA estar dentro

por dentro

de afuera.

ven adentro

por fuera

poner dentro

o

afuera

y

estar afuera.

adentro

ven.

sal de adentro

entra afuera.

Ferna ndo A rnan Agguia uiarr

ser fuera


Poema Visual

YOLANDA PÉREZ HERRERAS

18

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

www.diariodeesther.blospot.com

http://franciscocenamor.blogspot.com/


19

ALMA AGUADO CALVO

Ojos Argelia

AR CONTIGO EST STAR Estar contigo era como sentirme protegida paseando con un caniche. Pero por la correa -y eso es lo mรกs triste-.


20

La espera P U B L I C I D A D

PUBLICIDAD

4:30 de la tarde. Tintineantes cucharillas giran en oscuros ruedos, sobre ruedos blancos y ruedos metálicos, envolviendo una figura femenina doblada sobre la hora de la espera. El sabor torrefacto en sus labios se mezcla con el acíbar que le quema la garganta. No puede apartar su mirada de la implacable aguja que avanza en un ruedo de nerviosa desesperación, y su mano solitaria aprieta un golpe sordo sobre el frío ruedo metálico. El sol se desploma pegajoso sobre las sombrillas de la terraza del café Delicias, que no evitan hacerle sudar gotas de impaciencia, de miedo a que siga girando el tiempo, de horror a dejar de oír el tintineo de las cucharillas, a que el sol se despegue de las sombrillas, y que frente a ella siga, despiadada, la silla vacía. Relatos hiperbreves

María José Sánc he Sánche hezz


VICENTE GUTIÉRREZ ESCUDERO

21

PORCENTAJE DE SEPARACIÓN

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD


22

CRISTINA ROCA Deshabitantes


PRINCIPIO Y FIN al principio no hay necesidad de crear el principio

(Trabajo con que se abre su nuevo libro de poemas de texto «Sufrir en público»)

23

al final tampoco se ve la necesidad de inventar el final el final simplemente se impone pero sí es necesario establecer un principio un principio que nos confirme que hemos vivido el intervalo Ferran Fernández


SU ÚNICO TESTIGO

24

ASCEN BUITRAGO

Todas las noches, al terminar su ronda de vigilancia, Carlos llamaba a su mujer a la misma hora. A las doce y media sonaba el teléfono de Laura. Ella lo esperaba impacientemente. Él siempre le deseaba buenas noches con aquella llamada y le pedía que durmiera tranquila, pues pronto regresaría a su lado. Pero aquella noche trágica en que unos atracadores asaltaron el museo, Laura esperó, pero no pudo oír sonar su móvil. Carlos no volvió a llamarla. Murió víctima de aquellos desalmados. Laura no asumía la ausencia de su marido. Cada noche a la misma hora, despertaba esperando oír el teléfono para escuchar su voz. Pero sólo sonaba en su imaginación. Optó por desconectar el aparato por las noches, para así estar más tranquila.

Pasaba el tiempo y Laura dormía algo más. En sus sueños, Carlos corría hacía ella con los brazos extendidos y de su boca emanaba una extraña melodía…, Laura agudizó su oído medio dormida, y se levantó de un salto. Su teléfono sonaba. Encendió la luz: eran las doce y media. Sus ojos casi se salieron de sus órbitas. Corrió hacía el teléfono. Juraría que lo había desconectado. Pero estaba sonando. A la misma hora a la que llamaba Carlos… Los nervios la paralizaron. Cuando contestó, sólo escuchaba un silencio abrumador. Miró el número que la llamaba, corroborando su pensamiento. Era el de Carlos. ¿Quién la llamaría desde su teléfono? Lo cierto era que nunca lo había recuperado. Volvió a ponerse el móvil al oído. Ahora podía oír una respiración muy clara. El miedo dio paso al terror mientras esperaba una

respuesta y se le helaba la sangre en las venas. - Laura, soy yo, he vuelto… Aquello fue como una detonación. Su aliento se cortó de sopetón y Laura cayó redonda al suelo. No pudo escuchar lo que al otro lado de la línea, su marido, regresado de “otro mundo”, le explicaba; - Mi amor, no te preocupes, estoy vivo, todo fue un plan para poder hacernos con el botín. Gracias a los cómplices, todo salió bien, pero nadie debía saberlo, ¿entiendes? Ahora todo está seguro, volveré a por ti, ¿qué me dices? Laura, Laura… Pero ella, que pensaba que su amor volvía para llevarla con él, había recibido tal impacto que su frágil corazón no lo pudo resistir. Y allí quedó, tendida, con su teléfono en la mano, su único testigo.


25

SUSANA HERRERA tango diciembre

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD


PINTADA DE CARMIN encendida de pinceles, zorra y dama, ademรกs de las cosas que tu cuerpo nunca mostrarรก.

26

Juan Acebal ( ILLAE NUDAE - IV)

MELERO De la serie ELLAS (Desnudos)


Diego Zaplana EL CANTIL DE TU BOCA

PUBLICIDAD

EN EL CANTIL DE TU BOCA Y EN LA PIEL DE TU SILENCIO PERDÍ LA CUENTA Y LA CALMA Y EL SENTIDO DE LAS COSAS QUE NOS QUEDAN POR HACER.

27

SIEMPRE HAY UN PARENTESIS ENTRE LA ISLA DE TUS OJOS Y EL MUELLE DE MIS DUDAS. CUANDO MIRAS MIS PALABRAS Y NO VES QUE ATROPELLO TUS DESEOS PORQUE TU ROPA NO HA VOLADO.

PUBLICIDAD

LA VENDA CELESTIAL HAY CANGREJOS QUE EN SU CAPAZA PORTAN UNA DUDA SIN COMPLEJOS, NO MARCHAN HACIA ATRAS NI LLEVAN LA VENDA CELESTIAL, CONSTRUYEN VIDA CON LA TIERRA. LABRAN PALABRAS DE ARENA, ESCULPEN LA ROCA EN SUS HECHOS, LUEGO VIENE EL MAR A ROBAR LA ARENA. MIENTRAS... LA PIEDRA RESISTE TUS SIGLOS Y LOS MIOS.

NEVSKI Editorial

PUBLICIDAD


INÉDITOS Juan de Dios García

OTRO CANTO

Te propondría hoy cuatro palabras: caricia, nieve, gaviota, retrato. Busca la cuerda que las una. Yo ato los extremos del círculo que abras.

En el espeso bosque un solitario cuervo. Entre tanto silencio también agrada escuchar su graznido.

28

GEOMETRÍA

FASCINATION STREET La calle de la Fascinación se asfaltó sobreviviendo a la antigua Era del Hielo. Materiales útiles fueron: una luna rosa, un calor blanco y polvos de estrella. Al fin, sobre ese suelo, pudimos acabar Babel con onzas de chocolate y cigarros.

AIRE Descubrieron al poeta. Fue acorralado en plaza pública. Lo desnudaron. Despojos de trucos en el suelo. Nada se reflejó en los ojos de la multitud que lo rodeaba.


Escapada del Infierno Vienen por oleadas a favor de la invisibilidad a la que han sido condenados. Su aventura recorre en sentido inverso las páginas de Une saison dans l´enfer de Rimbaud,

Fulgencio Martínez

Vienen en cayucos, en galeones, en pateras, en balsas, como en la American Cup de los pobres, desde un subdesarrollo profundo, culpable (kantianamente, ilustradamente culpable en términos de la civilizada humanidad). Vienen buscando algo que comer. Denuncian y traspasan las fronteras de espino: agudas peñas y muerte bajo el agua no detienen su natatoria pasión; como Leandro, vuelven a intentarlo cada día, día a día a día… llegan a las costas hospitalarias, suavemente vigiladas, de un país del sur del Norte europeo, donde su amada se transforma en pan o en piedra y noche, Hero que llora a Leandro ahogado.

29

sólo que a ellos nadie les dijo que aquel infierno fuera provisional y una experiencia de malditismo: de ahí su impaciencia de ahí su rabia y también lo perentorio de su peligrosa y explosiva escapada.


Hasta pronto, Pilar López ME ABRAZO me doy le grito a los espejos y nada 30

ni un triste eco de ánimo BOLERO ENÉSIMO Soy capaz de oír el tic tac del reloj de arena de ver cómo nada el pez de goma de oler las boñigas del caballito del tiovivo pero tus besos no me saben a nada tus caricias no me estremecen


DE TANTO HABLAR SIN ECO mi lengua parece una serpiente de ceniza de tanto llorar sin soltar lágrimas mis ojos no son más que puras brasas de tanto amar sin reflejo mi corazón es sólo un puñado de carne picada

soy el campeón de la natación en seco HASTA PRONTO La despidió el amigo; hasta pronto, incluso yo también les escribo a ambos y a ti. Hasta pronto, en el mismo sitio otra vez, en la nada juntos.

Ilustración de Karine Freitas

EN LA AUTOPISTA del dolor los pájaros se lanzan contra las lunas de los automóviles en un desesperado intento por picotear el pecho de los últimos conductores suicidas

31

pero no me cabe queja alguna


32

Plato creado y decorado por Karine

PUBLICIDAD

Freitas


33


SÓLO ERES

34

Poema e ilustración de María José Sánchez Vázquez

PUBLICIDAD

Sólo eres... lo que el recuerdo desea que seas, un punto incierto allá donde se unieron nuestros horizontes, entre lo relativo y lo absoluto.


35

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

JOSÉ GAMBÍN INTERRUPCIÓN


Seis coplas por plataneras SEBASTIÁN MONDÉJAR

36

La guerra y las religiones son pruebas de que en el mundo gobiernan las sinrazones.

Me estoy haciendo mayor. Lo noto porque no lucho por una vida mejor.

Aunque esté serio noto la risa de mi esqueleto.


37

Me dan pena las estatuas, solas en su pedestal, marginadas por su hazaĂąa.

PĂşblicamente aclamados, ignorados en secreto; artistas de calendario; poetas de medio metro.

Por las ramblas del viento silba rauda la arena camino del desierto.


LOLIT A CUMPLE L OS TREINT A OLITA LOS TREINTA Ángel Manuel Gómez Espada

« … para crear una ilusión matinal en Venecia, de sol resplandeciente, cuando en realidad no estábamos sino en Pennsylvania y llovía » Me he despertado tarde.

VLADIMIR NABOKOV,

38

La noche ha sido tan corta y distinta a tu lado que los primeros rayos de sol me han hecho pensar, por un minuto,

Así que me ha tocado levantarme,

que amanecíamos en Venecia.

ponerme la bata y tropezar en el baño

Pero unos golpecitos en la ventana,

con tus calzoncillos, tus calcetines usados.

tal vez del viento o la mañana,

En la cocina, los restos del desayuno

me han devuelto pronto a la realidad:

y las pisadas azules del pequeño.

esto es Pennsylvania, y llueve

Debo pensar en ponerme ya

por cuarto día consecutivo.

a preparar algo de comida. Saco un poco de leche del frigo, mientras me pregunto a qué fantasma habré besado esta noche en mis sueños.


Y CRISTINA MORANO

39

POEMA CONJUNTO DE JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ MUÑOZ


MEMBRILLOS Y UN CHURRO Dr. Pérez de Arrieta

A Merceditas Esparcia, Carmen Xian y a mi Juana, esperando les guste, de quién ellas saben.

40

Para hacer buena carne de membrillo hay que utilizar membrillas, al menos eso es lo que dicen en la huerta de Murcia. Es otoñito de 2006 y último amanecer de este largo finde de la Virgen del Pilar. Mirando al mar he comido carne de membrillo recién hecha (paciente agradecido), en rebanada de pan de trigo duro, tostado, untado de mantequilla de por ahí, cerca de Flandes. Estos belgas le ponen mantequilla hasta a los mejillones, jode, pero están deliciosos. –Hay que saber perder-.

te, hala, a escribir, que tienes todo el día. Mendrugo, membrillo, que eres un membrillo. Para membrillas Ariadna; anda que Blanca, y todas las demás. Para membrillos desde Viggo hasta el Agus Díaz Yanes, fíjate que nos ha salido espabilao el zagal. Las sincronicidades existen, al menos eso dicen los cuánticos, sobre todo cuando Eduardo Noriega, ahora ya Duque, se fuma la pipa -por entonces un modernismo- y a mí, el membrillo me deja un retrogusto a tabaco picado del XVII.

Ayer fui al cine por segunda vez, y me he tirado -Y la película un de la cama con la primera churroluz de este domingo radian-

Tengo yo un amigo eminente cirujano que sale desde niño en la procesión de los californios y dice que tengo razón, que en la película no está claro ni siquiera lo de la música del tercio de veteranos. Su suegro que a pesar de ser marrajo lo tiene mucha estima, dice que se fía de su admirado yerno y por consiguiente no piensa ir a ver esa mierda. El error fue mío porque yo amo los churros. Y hoy está cerrado el quiosco de churros instalado frente al Hospital Los Arcos. Por fin de temporada. Nostalgia. En Murcia es otra cosa, Pedro y María del Carmen son sagitario. Su hijo Roberto, capricornio, servía todos los días churros, ya desde el vientre de su ma-


acuerdo de un membrillo al sol con mucha enjundia que me enseñó Victicor Erice. Alatriste es un film de Nueva Clasicidad, distinguido. Realizado para no en-

Ahora en un quiosco amplio de cemento y acero sigue calentando el aceite de oliva en fogón de gas ciudad, frente al Museo del Almudí, antes Palacio de Justicia, y por si más quisiéramos, que lloviera; tiene toldo. Los churros son de lujo, Pedro, su hijo, y pronto alguno de sus nietos –Marisa, que también se lo curró antes que su hermano, tiene ya cuatro hijos-. Siguen manteniendo la calidad de vejecer. la harina y la del chocolate Ah! Que pienso yo Valor. No fallan, son leales. que a lo mejor lo de la banLo que le digo lec- da del tercio de Cartagena, tor, hay churros, membrillas es la marcha compuesta por y membrillos de gran cali- Abel Moreno, como todo el dad. Sin ir más lejos me mundo sabe. Fíjate que has-

ta lo sabe Roque Baños el de la gobanilla de platino al piano. Hasta la Semana Santa que viene -la de 2007- no sabremos si Cartagena recupera algo de tradición, a costa de un jumillano, que algo sabe de música. Y mi primo Pérez hasta los huevos de tanta victoria bambi republicana. Hay que joderse en este país pa ser de izquierdas. © Dr. Pérez de Arrieta, otoñito de 2006. PD: Un catalancito, maco, eh; campeón juvenil de vela, vino a competir al Club de Regatas de Los Alcázares y mostró su desprecio a –este charco de agua salada-. El día de la regata sopló levante, la ola corta de este Mar Menor tan especial hizo el resto y el niño, maco él, le partió el mástil a su snipe.

41

dre. Cuando no era ni un atisbo de proyecto, con la levísima claridad del inicio de la jornada, su padre encendía la lumbre frente a la puerta del Cinema Iniesta.


CONFIDENCIAS Ginés Aniorte El sol ya no fulgura. Es memoria tan sólo.

El mundo es un rescoldo a punto de extinguirse.

La montaña se eleva cansada de ser nada.

42

No hay nada que fluctúe. Se hundió todo hace tiempo. Por la sombra sabemos que la luz nos asiste.

La pasión es un arma que acaba disparándonos. Las noches tienen luz. Nosotros no la vemos. Los dioses son fugaces. Se extinguen con los hombres. La muerte no es olvido. El olvido nos mata.

Si emociona la vida es que algo nos falta. La ceniza es primero. Luego el fuego y el humo. El dolor nos redime de la dicha imposible. Donde quiera que vayas te seguirás tú mismo.

De la alegría saben aquellos que la ignoran. La rosa no se mustia. Mis ojos envejecen.

A nadie cuentes esto. No conviene que sepan.


43

El XVIII en el XXI

Maribel Ăšbeda


SOBRE EL POEMA A LAS PARCAS DE FRIEDRICH HÖLDERLIN José Martínez Ros

44

So sage, wie erwartet die Freundin dich?

Existe una estación para el placer secreta y exclusiva, un himno que sólo oye quien encuentra en el mundo la imagen de lo amado detenida en la luz extasiada sin tiempo. Pero la eternidad es un instante en el que la belleza atraviesa tu pecho; la herida dura siempre; y con lentas palabras describes la gangrena, el dolor viejo y sabio. Tal vez el sufrimiento sea la prueba de que aún convertidos en sombras o en memoria lloraremos sin voces la belleza perdida pues en el otro lado no habrá más que silencio.


A EL G ÁN

A N R SE

Aunque no lo creas, Me enganché al sexo Como otras se enganchan al caballo. Crucé bosques y mares Cabalgando a lo amazona Y descubrí universos Que antes nunca imaginé. Pasé frío ante aquel muro En el que otras, como yo, Intentaban robarle un minuto A la existencia.

Escribí poemas al amor, Dibujé palomas a la paz. Amé tan deprisa ... Que hoy, tendida en mi cama Cual Frida ensortijada, Espero que en mi bloc de notas

Frida ensortijada

PUBLICIDAD

Surjan por fin las palabras

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Mascota de Cretaura

45

Conseguí ver mil colores en el aire, Saborear con mi lengua otros aromas.


46

Composición fotográfica de

MARISA PÉREZ GÁLVEZ


47


48

Tauro

magias


49

SORO

Esculturas de

LOLA


50

Agustín Calvo Galán

El amigo americano

Ay

a Monoteísmo


Juegos de manos

51

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD Que no te lleve a error

PUBLICIDAD Referéndum


52

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD Poema buenamala Miguel Jim茅nez - El taller de Zen贸n


Réquiem 53

Y junto a la luz de las velas, mis sueños se apagan y mi cuerpo se convierte en arena, para que el viento me lleve en sus brazos invisibles con la esperanza de que quizás un granito de mi se te pegue a la piel, y nunca me olvides. Lucien Griev er Griever Muchas veces veo la Luna y pienso en cerrar todos los grifos en hacerme infusiones de arena en fumar las hojas de los periódicos luego me doy cuenta de que en realidad no es la Luna lo que veo, solo el reflejo en negativo de mi propia pupila somnolienta. Jacques P er ci pied Per erci cipied


54

SERGIO C. FANJUL

Hostias gratis

Han de ser flácidas y abundantes, preferentemente. Levemente coloradas. Regordetas. A ser posible, estiradas hacia el suelo por efecto de la gravedad. El sujeto que las porte ha de tener expresión estúpida. La mirada perdida, si lo encuentran. Aún así, aún no reuniendo estas condiciones ideales, debe usted perseverar en su propósito. Cualquier mejilla es susceptible de ser abofeteada, eso es claro. Para llevar a cabo la bofetada coloque su mano abierta y rígida a unos treinta centímetros del rostro del abofeteado potencial. La palma paralela a la superficie a golpear. Inicie bruscamente, cuando menos se lo espere el espécimen, un movimiento que describa una trayectoria circular hasta impactar contra su cara. El impacto debe ser seco y resonar. He aquí una bofetada limpia y perfecta. Después del punto cúlmen continúe el movimiento de la mano hacia el otro lado de la cara, que estará girándose hacia a un lado alrededor del eje de las vértebras cervicales. Si usted aspira a nota puede rematar la faena con un sencillo movimiento de revés. Para ello, al final del primer arco de circunferencia, retome el movimiento en sentido inverso siguiendo la misma trayectoria. Golpeará, esta vez, la cara del sujeto, que estará recuperando su posición original, con el dorso de la mano. Su impacto lo recibirá otra mejilla. Habrá golpeado usted, en una sola operación abofeteadora, ambos lados de su cara. El sujeto abofeteado girará, simétricamente, su cabeza en el sentido opuesto al anterior. Si una gota de saliva se desprende de sus labios dibujado una parábola antes de perderse en el ambiente, habrá alcanzado usted la perfección. Salgan a la calle. No sean moñas. Hay que da más bofetadas. A cualquiera que se cruce. Lo merecen. Salgan a la calle con un cartel que diga: Hostias Gratis.


El final del héroe

Podeis

ir en paz

(Del poemario El libro de Raquel)

JAVIER FLORES

cuerpo místico de dios la dureza de tu carne juven y hacemos el amor perplejo ante el temblor de tu pecho silencioso gemido de tu boca que acelera el ritmo de mi cuerpo todo manos deseo ser una ventana mi cuerpo ábremé cuanto placer hay en esa piel FRANCISCO CENAMOR

www.gotasdetinta.es/

55

No me arrepiento del odio a éste mundo, Ni de desear replicar su desgracia, camuflado en alguna casualidad. Sólo me abstengo de creer en la justicia; cuando es tu imagen la que comienzo a perder.


JAVIER ESTÉBAN

EL EJÉRCITO DE LA BRUJA DEL OESTE

Tatuáronle a Mono los tres suplementos del párpado Mono crujió como una galleta saltando a mis labios no obstante la virtud de las circunstancias sostuvo que Mono no ha sido el héroe del libro: OPPENHEIMER PIENSA EL BHAGAVAD GITA

e l tullido no puede habitar las secantes

56

Pienso

del párrafo cuando automático extiende

si

su tráfico entre cuál mimo ans(í)olítico

releva lo pálido tras sus istmos de fuga si hay un matrimonio entre los colibríes y los neurismas

y ves? Mono hoy se sienta a una Diestra exprimida hacia piara

si

suponiéndose alas.

rústica alhaja en vigor suelda la prótesis por propósito bendito

si

descarrilado

sureño en mi ovoide embozo los aires si verídico aún reino con luz apostada.

Ilustración de

CARMEN RAMÍREZ


ANDRÉS MOON

Todos locos.

57

SILVIA OVIEDO Imagen de

El ruido se aprovecha de nosotros y nos chupa las entrañas. Nos agota. Nos deja secos. Nos abandona en la cama y se nos quedan los pies fríos. Pero la bella cité no nos espera; Se escapa y la perseguimos por sus venas. Todos locos. La noche huele al traqueteo de los camiones de basura y a las casitas diminutas que nos engullen a partir de las ocho y media. Cubículos que nos regurgitan periódicamente. Se nos quedan mirando con los ojos de par en par como ventanas. Y sentimos el ridículo. Y la ropa tendida. Las rebajas. La gente guapa y todos los demás que somos feos. Los únicos pájaros que vemos son los pájaros muertos. Que nos miran con los ojos abiertos como tripas. Y sentimos el ridículo. 5 segundos de amor vibrante en la oficina Y una chica pegando una patada a una farola que se enciende. Es de noche y llueve. Las viejas miran con cuencas que parecen cucharas. Cucharas suecas. Y sentimos el ridículo. Todos locos. En la cama nos masturbamos para tener buenas ideas. Con cualquiera. Sin pijama. El ridículo es una flecha amarilla que empieza en las caderas y apunta al centro de las costillas. Ya no nos duele. Bendita costumbre.


Karin reitas Karinee F Freitas utora de las es aautora il ustracion es ilustracion ustraciones n o ffirmadas irmadas no

58

También han co laborado en este primer n úmer o de la rev ista P oe + colaborado númer úmero revista Poe

Yolan da P érez H erreras Escritora, Poeta Visual y Experimentalista madrileña landa Pérez Herreras Vicente Gutiérrez Escuder o Poeta Visual y experimental madrileño Escudero Miguel JJimén imén ez-El T all er de Zen ón Poeta Visual y Pintor sevillano iménez-El Tall aller Zenón avier Esteban Periodista, Poeta y Narrador de Alcalá de Henares Ja Concha Puzas Ilustradora murciana que hace honor a su nombre uñ oz Periodista y Poeta murciano José Antonio Martin ez M Martinez Muñ uñoz Fernan do Aguiar Poeta Experimental portugués ernando Cristina Moran o Poeta y Diseñadora murciana Morano Agustín Cal vo Galán Poeta Visual barcelonés Calv Luis Luna Poeta que trabaja desde Madrid Carmen Ramírez Ilustradora de Mula Alma Aguado Cal vo Creadora errante Calv Jacques P ercipied Poeta vallisoletano Percipied Francisco Cenamor Poeta madrileño An drés Moon Fotógrafo madrileño Andrés Maribel Úbeda Fotógrafa murciana Lucien Griev ier Poeta vallisoletano Grievier Sergio C. F anjul Narrador ovetense Fanjul Lo la Sor o Escultora de Archena Lola Soro Sil via Ov iedo Poeta madrileña Silv Oviedo Se Ángela Serna Poeta vitoriana Puedes autoriza Javier Flores Poeta chileno man dar tus mandar la repr odución reprodución creaciones a sin ffin in es comercial es ines comerciales brunojordan1@yahoo.es citan do pr ocedencia citando procedencia ocedencia.


59


60

PUBLICIDAD


Poe+ Nº1