Issuu on Google+

Quistes ovĂĄricos Funcionales Es un saco lleno de lĂ­quido que se forma sobre o dentro de un ovario.


Causas, incidencia y factores de riesgo Los quistes ováricos pueden ocurrir durante el proceso por el cual un óvulo es liberado del ovario (ovulación). Durante los días previos a la ovulación, se desarrolla un folículo, pero en el momento en que se espera que ocurra la ovulación, dicho folículo no logra abrirse y liberar el óvulo, como se supone que debe ser. En lugar de esto, el líquido permanece dentro del folículo y forma un quiste. Los quistes ováricos son relativamente comunes y se presentan con más frecuencia durante los años fértiles (desde la pubertad hasta la menopausia). Estos quistes son poco comunes después de la menopausia. No se han encontrado factores de riesgo conocidos. Los quistes ováricos funcionales son diferentes a los tumores ováricos (incluyendo cáncer de ovario) o a quistes debido a afecciones relacionadas con las hormonas, como la poliquistosis ovárica.


Síntomas Un quiste ovárico puede causar dolor si: • Sangra • Se rompe • Se tuerce o si causa torsión de las trompas de Falopio • Ejerce presión sobre estructuras cercanas Los síntomas de los quistes ováricos pueden abarcar: • Sangrado uterino anormal (cambio del patrón menstrual normal): ausencia de menstruación menstruación irregular ciclo menstrual más prolongado de lo normal ciclo menstrual más corto de lo normal • Distensión o hinchazón abdominal • Dolor durante la defecación • Dolor pélvico poco después del comienzo o finalización del período menstrual • Relaciones sexuales dolorosas o dolor pélvico durante el movimiento • Dolor pélvico constante y sordo Nota: a menudo no hay síntomas.


Signos y exámenes • Estudios de flujo Doppler • Examen pélvico • Niveles hormonales (como la HL, FSH, estradiol y testosterona) • GCH en suero (prueba de embarazo)

Tratamiento Los quistes ováricos funcionales generalmente no necesitan tratamiento. Las píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales) pueden ayudar a establecer ciclos normales y disminuir el desarrollo de este tipo de quistes. Los quistes ováricos simples de más de 5 a 10 cm y los quistes ováricos complejos que no desaparecen se deben extirpar con cirugía ( laparoscopia o laparotomía exploratoria). El médico puede recomendar otros tratamientos si un trastorno, como la poliquistosis ovárica, está causando los quistes ováricos.


Expectativas (pronóstico) Los quistes ováricos funcionales generalmente desaparecen al cabo de 8 a 12 semanas sin tratamiento. Algunos quistes ováricos que no son funcionales tienen que ser tratados para que desaparezcan. Complicaciones Las complicaciones tienen que ver con la afección que está causando los quistes y pueden ocurrir con quistes que: • Sangran • Se rompen • Muestran signos de cambios que pudieran ser cancerosos • Presentan torsión Situaciones que requieren asistencia médica La persona debe consultar con el médico si tiene síntomas de un quiste ovárico. Prevención En caso de no estar tratando de quedar en embarazo y desarrollar quistes funcionales con frecuencia, estos se pueden prevenir tomando medicamentos hormonales (como píldoras anticonceptivas) que impiden la formación de folículos.


Otros tipos de quistes no funcionales 2.- Cistoadenoma: Es una neoplasia benigna. Hay cistoadenomas cerosos y mucinos que llegan a crecer hasta 30 centímetros, requieren intervención quirúrgica porque, en un pequeño porcentaje, pueden convertirse en malignos. 3.- Quiste dermoide: Es un tipo de tumor benigno que a menudo contienen diferentes tipos de tejido como pelos, músculo y hueso. Se llama también teratoma maduro. Este quiste requiere de intervención quirúrgica independiente de su tamaño. 4.- Quistes endometriósicos: Se asocian a la enfermedad endometriósica que produce o es causa de la infertilidad. Estos tumores igualmente deben ser intervenidos quirúrgicamente. 5.- Poliquísticos: Se producen porque existe una comunicación alterada entre el sistema hormonal y los ovarios. Son folículos inmaduros que se alinean alrededor del ovario impidiendo una ovulación adecuada. Con frecuencia puede asociarse a una alteración hormonal y en algunos casos ocasiona problemas de fertilidad y de peso o presentan resistencia a la insulina. Los ovarios poliquísticos son de causa genética. Muchos de los quistes no causan síntomas y generalmente se descubren en el examen ginecológico que la mujer debe hacerse una vez al año. Sin embargo algunos de estos tumores se asocian al dolor en la zona baja del abdomen como una pesadez o hincadas referidas en el lado derecho o izquierdo. En el caso de los endometriomas puede asociarse a cólicos menstruales muy fuertes y dolor en las relaciones sexuales. Se pueden presentar como la ruptura del quiste o la torcedura del ovario debido a que el tumor es muy grande.


[QUISTE SIMPLE DE OVARIO aquí apreciamos la imagen macroscopica de un quiste de ovario simple que se correlaciono con la ecografia.]

[[Teratoma maduro del ovario izquierdo en una chica de 14 años. El estudio ecográfico muestra una masa anexial ecogénica (flecha gruesa) que produce una atenuación del sonido mal


[[Ovarios normales en una chica de 15 años. Los folículos se ven como pequeñas estructuras anecoicas bien delimitadas (flecha).]]

[[Quiste hemorrágico del ovario izquierdo en una chica de 14 años. (a) La ecografía muestra un quiste anexial izquierdo hemorrágico hiperecogénico que puede parecer una masa sólida. La transmisión posterior del sonido y las sombras laterales (flechas) indican la naturaleza quística de la lesión. (b) Una ecografía de seguimiento muestra una disminución de tamaño del quiste el cual aparece ahora anecoico (flecha). ]]


[[Endometrioma en el ovario izquierdo en una chica de 15 años. La ecografía muestra una lesión quística en ovario izquierdo (flechas) con múltiples ecos en su interior.]]


QUISTES FUNCIONALES DE OVARIO