Issuu on Google+

Ligamentos y músculos del vientre

Dolor abdominal Tu bebé crece dentro de ti, y el vientre es la parte de tu cuerpo que presenta unos cambios más visibles, es también esa zona en la que quizá tengas molestias e incluso dolor.

El útero crece mucho durante el embarazo. La parte superior llega, en la mitad del embarazo (20 semanas) sobre el nivel del ombligo y crece alrededor de un centímetro por semana. Tal vez tras un pequeño movimiento notas un dolor leve en un costado, es normal, los músculos y los ligamentos se extienden también a ambos lados del útero y las paredes de la pelvis. Estas bandas son ligamentos y aguantan bien el vientre. La causa principal del dolor en los laterales del vientre es que el útero sigue creciendo fuerte y tu hijo se está moviendo más y más en él. Si esto sucede demasiado rápido se nota el tirón de los ligamentos en la zona lumbar y en el área de la ingle, que se siente como un dolor muscular o una distensión muscular. El dolor de los ligamentos del vientre Este dolor se nota en la ingle y la zona inferior de la espalda. Notas los movimientos del bebé (como patea el estómago) sobretodo entre las semanas 20 y 23 del embarazo, llegas incluso a pensar que el niño es un pequeño atletas de alto rendimiento y lo mejor es cuando por la noche puedes descansar. El dolor se siente como una ola, subiendo y bajando la intensidad, igual que las contracciones se producen a intervalos. Qué se puede hacer Siéntate, pon los pies en alto y relájate. Cada vez que sientas este dolor, descansar en una posición cómoda te debería hacer sentir mejor ya que tus músculos sufrirán una manor tensión. Una almohadilla eléctrica, una bolsa de agua caliente o un paño tibio te puede ayudar a aliviar el dolor. Un baño


caliente es igualmente agradable no sólo calma el dolor sino que sirve para relajarse. Deja que tu pareja te realice un suave masaje. Si el dolor persiste, sin embargo, puede empeorar y llegar hasta la espalda, en este caso pueden sucederse contracciones uterinas, o incluso fiebre, diarrea y vómitos, y ante eso debes acudir al médico. Si no estás segura de los síntomas ni de cómo se desarrolla el dolor, no esperes demasiado a acudir al médico, él puede ayudarte y disipar tus miedos o actuar si es necesario. Los aceites esenciales para el dolor Para combatir estos dolores, puedes aplicar sobre tu vientre aceites esenciales para masaje (como la manzanilla, lavanda, mandarina o rosa). También puede ayudarte una compresa con aceite en el área de la ingle donde el dolor es especialmente fuerte.


PORQUE ME DUELE LA BARRIGA CUANDO ESTOY EMBARAZADA