Issuu on Google+

Espacios de Libertad

Una lucha por los derechos de la Mujer 01

Reflexiones sobre los derechos de la mujer


Espacios de Libertad

Una lucha por los derechos de la Mujer

Editor: Lcdo. Antonio Marín Melchor Venezuela – Isla Margarita Nro. 01 Abril 2014 Contenido:

Editorial…………………………………………………………………………………………………. Importancia de la Ley Orgánica sobre el Derecho de la Mujer a una vida Libre de Violencia…………………………………………………………………………………… Los 365 días de la mujer. Una reflexión sobre el día internacional de la mujer……………………………………………………………………………………………....... La importancia del día internacional de la mujer……………………………………. Día internacional de la mujer. Tiempo para reflexionar………………………….. La mujer de los nuevos tiempos………………………………………………………………. La problemática de la violencia de genero y discriminación contra la mujer …………………………………………………………………………………………………….. Cuadro sinóptico de la convención Belén Do Pará..................................... Agradecimientos…………………………………………………………………………………….

Pág. 02 . 03 . 04 06 08 10 . 12 14 15

Titulo de Portada.

Reflexiones sobre los derechos de la mujer El siguiente ejemplar contiene información reflexiva sobre los derechos de la mujer a ser libre de violencias y discriminaciones, sufridas por largo periodos de tiempos en la historia del planeta. Su contenido pretende ser un instrumento favorable para la conciencia ciudadana de las personas a nivel mundial. Antonio Marín Melchor. 2


Espacios de Libertad

Importancia de la Ley Orgá nica sobre el Derecho de la Mujer a una Vida Libre de Violencia Por Antonio Marín Melchor

La importancia de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, radica en que, esta constituye un instrumento esencial para la defensa de los derechos de la mujer, y en virtud a que, esta tiene carácter orgánico hace que sus disposiciones priven sobre otras leyes y permite desarrollar derechos constitucionales, tales como el goce y ejercicio irrenunciable e interdependiente de los derechos humanos de las mujeres; lo que además, ha contribuirá a eliminar el silencio social que ha existido en el país en razón de estos derechos, así como que, contribuirá en crear conciencia, en todos los sectores del país sobre la defensa de los derechos de la mujer a una vida libre de violencia, a través de acciones concretas, en ella contenida.

La Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia se promulgo en el año 2004, y su objeto es garantizar y promover el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia; previniendo la ocurrencia de situaciones de violencias, atendiendo situaciones, sancionando a trasgresoras para erradicar esa violencia desatada contra ellas, impulsando así, cambios de patrones socioculturales de tipo sexista, favoreciendo además, la construcción de una sociedad democrática y paritaria entre los géneros. Se destacan en la Ley, las obligaciones indeclinables del Estado, de adoptar medidas administrativas, legislativas, judiciales necesarias y apropiadas para asegurar el cumplimiento de la Ley y garantizarles los derechos humanos a las mujeres objeto de violencias. Esta ley, contiene principios procesales para garantizar su obligatorio cumplimiento, asegurando la participación de todos en la tarea de erradicar la violencia contra la mujer; en este sentido, establece que todas las actuaciones son gratuitas, inclusive las solicitudes, pedimentos, demandas y demás actuaciones; los procedimientos deben realizarse sin dilación alguna; con la presencia del juez o la jueza en la audiencia; además se establece que debe existir la confidencialidad por parte de los funcionarios, de los asuntos que se sometan a su consideración. Los procedimientos serán orales; la audiencia, debe concluir en el mismo día, mediante el principio de inmediatez; sin embargo, el juicio será público, salvo que a solicitud de la mujer objeto de violencia, éste se celebre total o parcialmente a puerta cerrada; y que esta, como víctima debe ser protegida por los órganos del Estado. El estado deberá implementar un conjunto de orientaciones y directrices de carácter público, como políticas para la prevención y atención para guiar las acciones dirigidas a asegurar los derechos y garantías consagrados en esta Ley. Las mismas se harán a través de programas o acciones con fines de detectar, monitorear, atender, prevenir y erradicar la violencia en contra de las mujeres, bajo la responsabilidad del Instituto Nacional de la Mujer y co- responsabilidad del Estado y la sociedad para su ejecución y control, por lo cual todos los órganos de la administración pública están obligados a participar de las políticas públicas para garantizar a la mujer una vida libre de violencia. Mas información en la web, a través de la siguiente dirección: http://present.me/view/177570-ley-org193-nica-sobre-el-derecho-de

3


Espacios de Libertad

Los 365 días de la mujer.

Una reflexión sobre el Día Internacional de la Mujer Por Antonio Marín Melchor

Se dice que el día internacional de la mujer surge para hacer propaganda a favor del sufragio femenino; para defender los derechos laborales de las trabajadoras y manifestarse contra la guerra, lo cierto es que se describen eventos históricos sobre el 8 de marzo, fecha en que se celebra en el mundo el “Día Internacional de la Mujer”, del cual se muestra un escenario de situaciones y hechos complejos, marcados por la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa, la lucha por el sufragio femenino, las pugnas entre socialistas y sufragistas, y el creciente auge del sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica. A la motivación de este día se relacionan muchos hechos, el más conocido es la de un incendio ocurrido en una fábrica textil de Nueva York en 1857, donde habrían muerto quemadas, más de un centenar de obreras que hacían una huelga; se dice además, que a los orígenes del Día Internacional de la Mujer están ligados a otras circunstancias protagonizadas por los partidos socialistas de Estados Unidos y de Europa, pero muy en particular, al protagonismo que tuvieron las mujeres del Partido Socialista Norteamericano iniciadas en 3 de mayo 1908, con las llamadas jornadas de reflexión y acción “Woman’s Day”.

En el año 1910, en Dinamarca, Lena Morrow Lewis y May Wood Simons del Partido Socialista Norteamericano, con apoyo de Clara Zelkin, presentan en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas una propuesta para establecer el Día Internacional de la Mujer trabajadora. Esta propuesta es apoyada y se dicta una resolución que indica que, se dedicará un día especial a las mujeres. El día 19 de marzo de 1911, se celebra el primer Día Internacional de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, conmemorando un levantamiento ocurrido en Prusia en esa fecha, luego el 17 de febrero (2 de marzo en el calendario occidental) de 1913, las mujeres en Rusia, celebran por primera vez el Día Internacional de la Mujer. Posteriormente en el año 1917, el día 23 de febrero (8 de marzo en el calendario occidental), en plena Guerra de la Revolución Rusa, las mujeres de San Petersburgo, protagonizan una gran manifestación pidiendo pan y el regreso de los combatientes, lo que produjo centenares de muertes y detenciones en la represión policial desplegada contra las mujeres manifestantes; es a partir de entonces, que el 8 de marzo queda instituido como Día Internacional de la Mujer Comunista y se celebrará con gran despliegue en todos los países de la órbita comunista, y luego a partir del año 1920, con el nombre de Día Internacional de la Mujer. Así, en el año 1977 la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU) instituye el 8 de marzo como “Día Internacional de la Mujer”. Posteriormente en el año 1917, el día 23 de febrero (8 de marzo en el calendario occidental), en plena Guerra de la Revolución Rusa, las mujeres de San Petersburgo, protagonizan una gran manifestación pidiendo pan y el regreso de los combatientes, lo que produjo centenares de muertes y detenciones en la represión policial desplegada contra las mujeres manifestantes; es a partir de entonces, que el 8 de marzo

4


Espacios de Libertad queda instituido como Día Internacional de la Mujer Comunista y se celebrará con gran despliegue en todos los países de la órbita comunista, y luego a partir del año 1920, con el nombre de Día Internacional de la Mujer. Así, en el año 1977 la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU) instituye el 8 de marzo como “Día Internacional de la Mujer Sin embargo, aun cuando el día internacional de la mujer, tiene como finalidad conmemorar el sacrificio de muchas vidas de mujeres por un ideal de igualdad, y el triunfo de las luchas sociales sobre ciertas adversidades; la mujer no merece solo un día, sino todos los días del año; para entre muchas cosas, agradecer, elogiar, conmemorar y recordar las grandes hazañas, logros y cumplidos de quienes por participar en pos de una sociedad de igualdad negada o restringida por el hombre, han entregado hasta sus vidas; creo que, el mismo hecho de que se celebre un día especialmente dedicado a la mujer, significa que existe la sensación de que ellas, continúan siendo discriminadas u oprimidas, muy a pesar de lo mucho que se ha avanzado contra la desigualdad, y el haber logrado cambios positivos de conductas sociales (machismo), a nivel colectivo e individual contra la mujer. Esto no quiere decir que no lo merezcan, al contrario, ¡merecen mucho más! Hay que recordar que la mujer, como persona humana no es más ni menos que el hombre, según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ambos tienen iguales derechos, sin embargo, por múltiples razones de índole social, cultural o religiosa, han sido y siguen siendo víctimas de diversas discriminaciones; la lucha no debe ser solo de mujeres, la lucha debe ser también de hombres, pues todos somos humanos y no debiera existir un día de la mujer, un día del hombre, un día del niño, un día para el anciano; aunque reconocerles no está demás, estoy convencido de que, solo debería existir el día de la humanidad, para recordar y conmemorar a la especie humana. Pero mientras hayan discriminaciones hacia la mujer, deberán existir entonces, muchos días de la mujer, para hacer recordar a aquellos maltratadores que ellas son seres humanos y merecen, y se han ganado en el transcurrir de la historia sus derechos universales, tal cual, los tienen los hombres, y que están estatuidos en los pactos, tratados, convenciones y otras leyes y reglamentos existentes. Ese derecho de 365 días para la mujer, debe servir para que ellas vivan una vida sin discriminaciones en igual de condiciones y en libertad; libre del obstáculo impuesto por el androcentrismo, que languidece; pero que se niega a sucumbir, sin embargo muchos hombre entre los que me incluyo, reconocemos el valor e importancia del rol de la mujer en nuestras sociedades. La mujer ha librado una lucha, que sin duda alguna, tiene muchos años y que esta plegada de aciertos, desaciertos, triunfos y derrotas; la historia nos cuenta, que no solo las mujeres de los últimos siglos protagonizan la historia femenina de la humanidad, sino que también en épocas antes y después de Cristo, han existido lideres feministas, que han emprendido luchas sociales, siempre marcadas por un ideal de libertad, de igualdad y de justicia, lo cual nos enseñan el valor que ha tenido la mujer y su papel en la historia, bíblicamente conocemos a Sara; a Agar; a Rut; a Judith; María la madre de Jesús, pero en la actualidad son tantas mujeres sobresalientes, líderes o no, que ya están presentes con actitudes, decisiones y comportamientos inéditos, que enumerarlas no alcanzaría un día; por lo que un día no es suficiente para conmemorar las luchas de la mujer sobre la opresión del hombre; la mujer necesita “Los 365 Días de La Mujer” para vivir, sentir, trabajar, pensar, expresar ideas y llevar a cabo una vida digna en este mundo que nos pertenece a todos

5


Espacios de Libertad

LA IMPORTANCIA DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Por Yosmary Márquez

El día 8 de marzo tiene historia propia, fue forjada por la lucha de mujeres organizadas a lo largo de más

de un siglo. Es un día para recordar el papel y la participación de las mujeres en el proceso de conciencia de su valor humano en la sociedad. Esta fecha ha adquirido una dimensión mundial, siendo el punto de convergencia en favor de los derechos de la mujer y su participación en la vida política, económica y social. De esta manera, mundialmente se celebra el día internacional de la Mujer para rendirle homenaje a la invaluable labor ejercida por las féminas, quienes dan lo mejor de sí para hacer de este mundo, uno mejor. Tanto a nivel mundial como nacional se han aprobado leyes que reivindican y reconocen los derechos de las Mujeres, leyes en contra de las injusticias, como, violencia hacia la mujer en todas sus manifestaciones, desigualdades de género o discriminación sexual, entre otras. La Mujer en el siglo XXI le corresponde desempeñar su rol en diferentes actividades, ya sean de índole familiar, laboral o social, ejerciendo un papel protagónico, conforme a las exigencias actuales de la sociedad y producto de su constante preparación que contribuya al desarrollo y al progreso social. Estudia, trabaja y se prepara para competir en el mercado laboral con el hombre… Es una mujer luchadora! En la actualidad, la mujer, sin importar la edad, su situación económica o compromiso, se esfuerza más, hace todo para salir adelante, está en constante evolución, interviniendo y desempeñando importantes cargos que habían sido considerados sólo para hombres, de esta manera, realiza un gran aporte al bienestar de la familia y el desarrollo de la sociedad La actuación de la Mujer dentro de la familia es de suma importancia, ejerce el papel de pareja, madre e hija, pero, además es responsable de desempeñar los interminables oficios y cuidados del hogar y de la familia, realmente resulta conmovedor la sobrecarga de trabajo a la que está expuesta, sobre todo, si tomamos en cuenta la acendrada tradición patriarcal que existen en muchas regiones. Contrariamente, a nivel mundial existen estadísticas de muy alto porcentaje de familia cuyo principal pilar y sostén está representado por la mujer. Además de ese papel fundamental en la familia, muchas mujeres buscan desempeñarse laboralmente fuera de la casa. De esta manera, la mayoría cumple doble jornada; la que desempeña dentro del hogar y fuera del mismo.

6


Espacios de Libertad Por todo lo anterior, el día internacional de la Mujer no debería resumirse a un simple saludo de felicitación, o un obsequio o presente que beneficie mayormente al sector comercial, este día es propicio para dignificar a las Mujeres a través de la promoción y defensa de sus derechos, ya que muchas veces, estos derechos no son reconocidos en muchos países y regiones del mundo, ejemplo de ello, lo vemos en los países islámicos, donde las mujeres no cuentan con derechos, son consideradas seres inferiores y viven relegadas al mandato del hombre. En otros casos, existen regiones que cuentan con suficientes legislaciones a favor del reconocimiento de tales derechos pero no existe voluntad política por parte de los gobiernos para su ejecución y pasan a ser letra muerta o quedan en la impunidad muchos casos de violaciones a los derechos, limitando seriamente la vigencia efectiva de los derechos humanos de las Mujeres. A pesar de los significativos avances legislativos que existe a nivel mundial sobre este tema, es importante seguir siendo eco de la disputa emprendida por las mujeres luchadoras caídas en contra de la cultura patriarcal, de las desigualdades, violaciones y discriminaciones que se resumen en francas violaciones a los derechos humanos de las Mujeres, no basta que existan instrumentos legales que regulen los derechos, es necesario que las Mujeres los conozcan y exijan su aplicación.

“Es importante que sepamos que Dios nos tiene separada una misión especial para cada uno, todas las personas contamos con un motivo para justificar nuestra existencia”… Anónimo

7


Espacios de Libertad

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER 8 DE MARZO. TIEMPO PARA REFLEXIONAR

Por Rebeca Alarcón

Durante mucho tiempo, antes de empezar a realizar esta Especialidad en derechos Humanos, me

preguntaba qué sentido tenía celebrar el Día Internacional de la Mujer, como no fuera tener una fecha más marcada en el calendario para estimulo comercial y, quizás, disfrazar la discriminación sexual imperante en todo el planeta, aunque algunos países lo hagan más discretamente que otros. Me emocionaba mirar las películas alusivas al tema de las luchas femeninas y hasta pensaba que algunas serían un tanto exageradas en cuanto a la realidad de las luchas; sin embargo, considero que más bien las películas se han quedado apenas en pinceladas de la realidad que ha representado la lucha femenina por sus derechos. Leo algunos pasajes de la historia de algunas de esas mujeres que quisieron marcar una diferencia en busca de la igualdad, incluso en la Biblia, historias como la de Ruth o Judit; otras más cercanas como la de Christine de Pisan, la primera mujer profesionalmente intelectual; María de Gournay, siguiendo los pasos de la primera en ese movimiento intelectual que pretendió mover conciencias desde la escritura y la reflexión sobre el tema de las mujeres y su relegamiento como seres inferiores. Otras como Olimpia de Gouges, en la revolución francesa, quien escribe en medio de la turbulencia social su Declaración de los Derechos de la mujer y la ciudadana, como respuesta a la previa Declaración de los derechos del hombre y el ciudadano; Harriet Taylor Mill, con su difusión del derecho al voto; Marie Curie y su destacada labor en el campo científico, totalmente dominado por los hombres, para cerrar con Simone de Beauvoir y sus obras reflexivas sobre la mujer y su significancia, por solo nombrar algunas de las muchas mujeres que a lo largo de la historia de la humanidad han ido marcando trazos para reescribirla en igualdad de condiciones para ambos sexos. Cuando se hace esta relectura de la historia y se establecen algunos parámetros comparativos en relación a las luchas que antecedieron a la prescripción del día internacional de la mujer, es innegable que sí han ocurrido grandes avances en relación al reconocimiento formal de los derechos de la mujer, sin embargo, a veces parece una más de las muchas situaciones adversas estructurales sobre las que se lanza un paño tibio, o más bien frío, para calmar los ánimos caldeados y convertir en fiesta lo que tendría que ser considerada como una lucha permanente y sin tregua, mucho menos pausas para festejar. Los sacrificios y logros alcanzados por las mujeres que precedieron y dieron pie a todos los beneficios de los cuales disfrutamos las mujeres de hoy, parecen diluidos entre los intereses políticos, económicos y sociales que se mueven incluso dentro de las organizaciones dadas a las defensas de tales derechos. No basta que la Declaración Universal de los derechos humanos reconozca a todas las personas en igualdad de condiciones y derechos (artículos 1, 6 y 7), ni que se proclamen los derechos de la mujer, por los hombres, en un mundo que aún sigue dominado por los hombres y en donde parece que el mérito de las representantes del sexo femenino continuara todavía enclaustrado detrás de la trillada frase: “Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer”.

8


Espacios de Libertad Los sacrificios y logros alcanzados por las mujeres que precedieron y dieron pie a todos los beneficios de los cuales disfrutamos las mujeres de hoy, parecen diluidos entre los intereses políticos, económicos y sociales que se mueven incluso dentro de las organizaciones dadas a las defensas de tales derechos. No basta que la Declaración Universal de los derechos humanos reconozca a todas las personas en igualdad de condiciones y derechos (artículos 1, 6 y 7), ni que se proclamen los derechos de la mujer, por los hombres, en un mundo que aún sigue dominado por los hombres y en donde parece que el mérito de las representantes del sexo femenino continuara todavía enclaustrado detrás de la trillada frase: “Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer”. Sin sentar una posición feminista exclusivista o discriminatoria, me pregunto por qué es necesaria la existencia de un día internacional de la mujer para que podamos celebrarnos y reconocernos como tales mientras la mencionada fecha es declarada precisamente por un núcleo de hombres, lo cual podría llevarme a pensar que tal nominación tiene mucho de condescendencia social y política. No creo que la importancia del día radique en el reconocimiento de tal o cual hecho histórico o trágico que marco la historia de las luchas femeninas, pues siguiéndolos a ellos la fecha sufrió algunas variantes y modificaciones a en el transcurso del tiempo. Quizás la mayor relevancia actual de un día internacional de la mujer lo guarda el hecho de ser un día en donde todos los países, pueblos y comunidades del mundo reconocen a la mujer como ser humano, digno, con los mismos derechos y potestades que los hombres; con la importancia propia de ser una fiesta común en todo el orbe y que marca un hito para la unificación de criterios en relación con el rol de la mujer dentro de la sociedad, como algo más que progenitora y vigilante de la educación de los hijos. Aun cuando al dejar o soslayar este rol, ya vamos sintiendo y viviendo las consecuencias sociales que ha conllevado la ausencia de la mujer en la educación y formación de los hijos. ¿Es importante un día internacional de la mujer? Por supuesto que lo es; para que al menos por un día todas las mujeres del mundo tomando conciencia de nuestra singularidad y especial presencia en el entorno masculino, nos reconozcamos a nosotras mismas como seres humanos dignos de admiración, respeto y amor; a ejemplo de aquellas 15 mil que en las calles clamaban solamente por “pan y rosas”, seguridad económica y calidad de vida.

9


Espacios de Libertad

LA MUJER DE LOS NUEVOS TIEMPOS Por Nelcy Ramírez Dávila

Los grandes acontecimientos que han marcado la historia de la sociedad, como la primera y segunda

guerra mundial, han sido inmensamente significativos para que la mujer fuera considerada y apreciada en la sociedad. Estos eventos abrieron paso a una mujer trabajadora y a su vez comprometida frente a su hogar. Fueron estos hechos auténticos los que hicieron tomar del calendario, un día para rendir honor a la mujer. Es así que la Organización de Naciones unidas convirtió el 8 de marzo en el Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, que de algún modo elogia a la mujer, pero a su vez inquiere esfuerzos para avanzar en la lucha en diferentes esferas. De este modo, quienes tenemos el privilegio de ser mujer debemos enorgullecernos de tan hermoso don, pero a su vez, esta gracia debe dar valor y coraje para denunciar, protestar y exigir respeto e igualdad ante tanto maltrato, vejación y agravios que sobrellevan algunas mujeres. Tristemente, en casi la mayoría de los casos los maltratos vienen dados desde su mismo hogar, basta con ver las estadísticas de casos que por violencia familiar reposan en los organismos competentes. Contrariamente aunque existen un gran número de instrumentos jurídicos tanto nacionales como internacionales, aún se deja ver la discriminación a la mujer en lugares recónditos de este universo. Simone de Beauvoir, en su histórico Segundo Sexo señala “… todavía no existe hoy una verdadera igualdad”. Y ciertamente al ver situaciones como lo que ocurre en Afganistán donde las mujeres deben usar zapatos silenciosos para no ser oídas, no tienen permiso para trabajar y ni siquiera se les deja salir a la calle sin ir acompañadas por un pariente masculino; vale entonces decir con gran pesar que, aunque hayan transcurrido 65 años, aun cobra fuerza y es necesario repetir tan célebre cita de Simone. No obstante, otra parte de la historia avizora que esa igualdad es viable, tan viable que han dejado huella y hecho historia grandes mujeres como Margaret Thatcher, baronesa, política británica que ejerció como primera ministra del Reino Unido desde 1979 a 1990; María Eva de Perón, actriz y política argentina; Benazir Bhutto, primera mujer que ocupó el cargo de primer ministro de un país musulmán; María Curie, científica, obtuvo dos premios Nobel; Marietta Holley escritora estadounidense que reivindicó los derechos de las mujeres y criticó su sumisión al hombre; Dilma Rousseff Presidenta de Brasil, Valentina Tereshkova quien nos brindó su experiencia en ir al espacio, entre otras destacadas mujeres que han demostrado ejercer labores y vivir situaciones en iguales condiciones que los hombres.

10


Espacios de Libertad Beauvoir es un feminismo substancial, buscó en su letra no inquirir únicamente un cambio en la actitud de la mujer, por el contrario su intención lleva inmersa lograr también un cambio para el hombre, en sus palabras exponía la necesidad de “…conseguir una sociedad en donde ningún sexo se oprima y ambos sean libres.” En efecto, de admirar es la fortaleza con la que la mujer de hoy es ama de casa, trabaja, estudia, es madre, esposa y ocupa otros roles en su vida, los cuales cumple intachablemente. Demuestra una capacidad sorprendente para hacer infimitas actividades que en ocasiones supera al hombre. Obviamente es tan fuerte como sensible, pues su labor de ser madre hace en ella nacer una fortaleza tan vigorosa capaz de soportar todo dolor y enclaustrarlo en su amor. En consecuencia, la mujer de los nuevos tiempos es producto de logros y sendas batallas, donde muchas mujeres dejaron sus vidas. Primordial es entonces, recocer que el día internacional de la mujer no debe limitarse a una celebración en particular, a un obsequio de su esposo, hijo o amigo. Es preciso darle a este significativo día el reconocimiento por la reivindicación de los derechos de la mujer, no hay que trivializar este día en celebraciones fútiles, importante es reconocer los esfuerzos de otros tiempos, y admirar a tan hermoso ser respetándole el derecho que tiene a vivir dignamente, a ser amada, respetada y considerada. Tan significativo es reconocer el Día Internacional de la mujer, como importante también es, la necesidad de unirnos a Malala Yousafzai, para seguir haciendo historia.

11


Espacios de Libertad LA PROBLEMÁTICA DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO Y DISCRIMINACIÓN CONTRA LA MUJER Por Antonio Marín Melchor La violencia de género, se presenta como la manifestación o ejercicio del poder o el control entre una persona de un sexo, sobre otra de sexo contrario, que generalmente es el femenino; este tipo de violencia se da por razones sexistas; y bajo el llamado régimen patriarcal o machismo. Generalmente está representada por hechos de violencias contra las mujeres, que dejan resultados desfavorables, tales como: lesiones físicas o psíquicas, ocasionadas por el agresor, con sus manos, objetos o armas; así como humillaciones, insultos, desprecios o amenazas inferidas por el agresor. En ocasiones estas actitudes vienen dadas por un sentimiento de menosprecio u ocultación de las mujeres, de odio hacia las mujeres o misoginia. Existen tipos de violencia de géneros entre las que se nombran: La violencia física, la violencia psicológica, la violencia sexual, la violencia social, la violencia Simbólica, la Violencia doméstica, la violencia económica, entre otras Los factores que han influido en la aparición del la violencia contra la mujer son: los antecedentes de malos tratos en la familia, reproducidas por niños, quienes son espectadores de las violencias en el hogar; la desvalorización sufrida por las mujeres; la influencia del patriarcado y el ideal del matrimonio restrictivo en poder del hombre; y la falta de proyectos que sobre su vida debe crear la mujer, y se suman a aquella creencia de que él cambiará mágicamente, la trata mal es para mejorarla o para que aprenda, el miedo de cómo puede reaccionar el maltratador si ella no se sigue mostrando sumisa y la dependencia económica arraigada en el maltratador por sus acciones de violencia así como al aislamiento social que puede ser sometida si no accede al control del victimario, los cuales han incididos desfavorablemente en el goce de los derechos de la mujer. Los efectos de estas acciones negativas son muchos, desde daños físicos, hasta baja de la autoestima; depresión; falta de esperanzas; sentimientos de debilidad, respuestas emocionales muy limitadas, altos niveles de autocrítica y baja autoestima; síntomas de estrés, miedo, ansiedad y desorientación; incomunicación y aislamiento provocado por el desamparo social continuo; influyentes sentimientos de subordinación, dependencia y sometimiento; desarrollo de un drástico sentido de culpabilidad, determinantes de su emocionalidad y motivación. También se da, en las mujeres, el llamado síndrome de la mujer maltratada, sin ningún poder de decisión de su vida; anorexia o bulimia, así como, trastornos del sueño, baja interiorización de valores, reacciones de indignación y hasta trastornos de alcoholismo o drogadicción. Alrededor de estos delitos se han creado algunos mitos, entre los que se destacan: que las mujeres golpeadas se quedan en la casa donde viven con el marido, porque les gusta que las golpeen; que, la mujer debe aguantar a que las cosas cambien y mejore la relación; que si el marido no se embriagara, no golpearía a su mujer; que las mujeres se merecen ser golpeadas porque se portan mal, es decir llegan a considerar el hecho de que sean golpeadas algo normal porque según se parta mal; que la mujer debe aguantar los defectos de los esposos porque ellos son quienes traen el dinero a la casa y una mujer no debe de exigir más que eso; que los niños no son afectados porque ellos no se dan cuenta. De acuerdo a lo narrado considero que, allí es donde radica la conducta repetitiva de violencia, ya que los niños copian esos patrones y luego crecidos, los imitan también, además, existen otros mitos relacionados con el tema de violencia contra la mujer que solo son expresiones de ignorancia y desconocimiento de los derechos humanos de las mujeres.

13


Espacios de Libertad Existen otras formas de violencias contra las mujeres tales, como la prostitución, la trata de mujeres y la mutilación genital femenina que consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos por motivos no médicos, que solo traen consecuencias negativas tales como: infecciones vesicales y urinarias recurrentes; aumento del riesgo de complicaciones del parto y muerte del recién nacido; esterilidad; entre otros y todo o casi todos por razones culturales, poco culturales. Muchas de estas violencias son toleradas por comunidades y por Estados que no interviene para crear una mejor cultura. Los Estados también son tolerantes o perpetradores de delitos de violencias contra las mujeres; tales como las que se cometen contra las mujeres detenidas a quienes se les niega muchos de los derechos y se les violan, maltratan o niegan atenciones, que le son propias. En los conflictos armados también, se dan estos hechos, pues las mujeres y las niñas se ven particularmente afectadas debido a su condición; generalmente las partes en un conflicto violan a las mujeres, y en ocasiones utilizan las violaciones sistemáticas de las mujeres como una táctica de guerra por lo cual las mujeres siguen siendo vulnerables ante los Estados irresponsables ante sus derechos. En la actualidad se conocen algunos factores de riesgos que inciden en los hechos de violencia contra las mujeres; en lo social, se concentran la aceptación de patrones de violencia en la sociedad y el control del hombre sobre la mujer; en los comunal, incide la pobreza, el aislamiento social y familiar de la mujer; en las relaciones de pareja, el control por el hombre y los conflictos maritales; y en lo individual, inciden el uso de drogas o alcohol, la superioridad creída del hombre sobre la mujer y haber sido testigos o víctima de violencia en su familia de origen, lo que es significativo de que la violencia contra la mujer, está representado por factores multidimensionales que inciden sobre estas conductas. Debe considerarse para lograr la solución de algunos de estos problemas de discriminación y de violencias contra las mujeres, el empoderamiento de ellas, incrementando así, su capacidad de controlar sus propias vidas y a su entorno, hacer evolucionar la conciencia sobre sí mismas, para elevar su estatus y en su eficacia en las interacciones sociales. Debe apuntar las acciones de empoderamiento hacia el cambio individual y social de las mujeres en la lucha por sus propios derechos, y en virtud de sus capacidades, que motiven entre otras cosas, la toma de conciencia sobre su subordinación; la toma de confianza en sí mismas; autonomía para decidir sobre sus vidas y promover la transformación generacional para evitar la perpetuación de conductas injustas, que inciden sobre los derechos humanos de la mujer, para que estas lleguen a formar parte de la sociedad como ciudadanas de pleno derecho, en igualdad de condiciones, tal como lo establecen los Instrumentos Nacionales, Regionales o Locales en la materia.

“La obra perfecta de la agresividad es conseguir que la víctima admire al verdugo”. Victoria Sau

14


Espacios de Libertad CUADRO SINÓ PTICO DE LA CONVENCIÓ N DE BELÉ M DO PAR Á Por Antonio Marín Melchor • Daño letal

Definición de delitos contra la Mujer

Objeto de la Convención

Acción o conducta violenta por razone de género

• Muerte • Sufrimiento físico • Sufrimiento sexual

• Daños graves

• Sufrimiento psicológico

Proteger el derecho de la mujer a una vida libre de violencia.

• Perpetrada por cualquier persona en la comunidad

• • • • • •

Violación Abuso sexual Tortura Trata de personas Prostitución forzada Secuestro y acoso sexual

Público • Perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes. Ámbitos de aplicación Privado

Derechos

Derechos y libertades protegidos

Libertades

• Dentro de la familia o cualquier otra relación interpersonal

• • •

Violación Maltrato Abuso sexual

• • • • • • • •

Derecho a la vida; y libre de violencia. Derecho a la integridad física, psíquica y moral Derecho a no ser sometida a torturas Derecho al respeto de la dignidad Derecho a igualdad de protección ante la ley Derecho al amparo contra violación de sus derechos Derecho al acceso a las funciones públicas Derecho a la libertad y a la seguridad personal.

• • •

Libertad de asociación Libertad de profesar la religión y las creencias. Libertad de ejercer los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales Libre de toda forma de discriminación Libre y protegida de comportamientos y prácticas sociales y culturales basadas en conceptos de inferioridad o subordinación. 12

• •


Espacios de Libertad

AGRADECIMIENTOS

A todas las mujeres del mundo por su valentía; y en apoyo incondicional por su lucha constante en la búsqueda de las reivindicaciones de sus derechos humanos A los que, con sus aportes, hicieron posible la realización de la presente revista, la cual llegara a muchos rincones del mundo, donde hallan personas que deseen documentarse en el área de derechos humanos de las mujeres.

Norma López de Amatima

Doctoranda en Ciencias de la Educación. Especialista en Gerencia Educativa. Abogada. Diplomados Internacionales en. Derechos Humanos de la Mujer.

Rebeca Esperanza Alarcón Marcano Educadora.

Nelcy Yolanda Ramírez Dávila Abogada.

Yosmary A. Marquez R Abogada.

Gladys Marin Ramos Imagen de portada.

14


Una lucha por los derechos de la mujer