Page 1

ENTREVISTAMOS AL MAES MAESTRO AESTRO DE OBRAS EL MAESTRO DE OBRAS QUE HIZO LA PORTADA DEL PERDÓN NOS HABLA DE SU TAREA. Los reporteros Ana Callejo, Héctor Paramio y Yago Nieto entrevistan al Maestro de Obras que construyó la Portada del Perdón de la Basílica de San Isidoro, (León). Como nuestros lectores seguramente ya conocen, se pueden distinguir tres grandes fases constructivas en este singular monumento leonés y el Maestro Esteban es una de las figuras más destacadas que contribuyeron a levantar la Portada del Perdón, con sus espléndidos relieves. Sin duda, se trata de una de las obras más celebradas en el arte románico de las tierras hispanas.


.

P-¿Cómo se llama usted? ¿Cuál es su profesión? R.- Me llamo Esteban, también llamado Maestro de las Platerías. Soy Maestro de Obras y también, aunque me esté mal confesarlo, uno de los escultores románicos más celebrados. Mis obras se pueden contemplar a lo largo de todo el Camino de Santiago, e incluso más allá de los Pirineos. P-¿Usted de dónde es? R- Yo soy del reino de Navarra. P-¿Qué hace un maestro de obras? R- Es el responsable de que la construcción que se emprenda salga de la mejor manera posible. P-¿Por qué ha venido usted hasta León? R- Soy escultor de gran prestigio y desde las distintas ciudades me reclaman para que trabaje como escultor o levante iglesias románicas. Estaba recorriendo el Camino de Santiago cuando el obispo de León me realizó el encargo de trabajar en la nueva Iglesia de San Isidoro que se estaba ampliando. P-¿Quién y por qué le nombraron maestro de obras? R-La cofradía me nombró maestro de albañiles por construir varias edificaciones y luego, el maestro arquitecto Petrus Deustamben me invitó a trabajar en la Puerta del Perdón de San Isidoro junto a mis compañeros escultores. P- Supongo que debe de ser un honor el trabajar en una obra tan singular como una iglesia románica. R- Desde luego. Basta con tener en cuenta que en estos tiempos románicos la mayor parte de las construcciones, como las casas de las ciudades y pueblos donde vive el pueblo, no son más que cabañas sencillas con techumbre de paja donde conviven personas y animales, separados por un sencillo muro. Salvo los castillos donde vive el rey y los señores feudales así como los monasterios, para un maestro de obras y escultor como yo, la construcción de una iglesia representa uno de los pocos retos interesantes en los que podemos desarrollar nuestra labor. P- Bueno, hablemos ahora de su labor en San Isidoro. La portada en la que ha trabajado se llama “Portada del Perdón”. ¿Por qué se le ha dado ese nombre?-

El Maestro Esteban, en un momento de la entrevista en nuestra redacción.

La portada se llama del Perdón porque en ella se encuentra la puerta por donde entran los peregrinos que recorren el Camino de Santiago….

El maestro Esteban ha trabajado en diversos lugares y se trata de uno de los escultores más afamados a lo largo de todo el Camino de Santiago. Sus obras abarcan algunas de las obras más importantes como la Catedral de Santiago de Compostela.

1


R- Porque en ella se encuentra la puerta por donde entran los peregrinos que recorren el Camino de Santiago, a fin de que les sean perdonados los pecados. P-¿Cómo hicisteis esta magnífica Portada?. R- Primero empezamos a construir el zócalo, un poco más grueso que el resto del muro para poder soportar el edificio. Después levantamos dos contrafuertes para que soportaran los brazos del templo.

P-¿Y luego? R-Elevamos el edificio hasta la altura de la línea de imposta del arco. Después lo decoramos con un taqueado en las columnas de la puerta. Esperamos a que el arco hubiese fraguado, ya que tenía que ser lo suficientemente sólido para poder seguir levantando el edificio. Cuando el arco ya había fraguado adaptamos los sillares de la pared en forma de arco. Además el maestro artesano para remarcarlo realizó unas bellas molduras decorativas. P-¿Y las ventanas y ventanales? R-En realidad no hicimos ningún ventanal, pero sí una ventana en el centro. Los canteros, especialistas en el trabajo con la piedra, tallaron las bases, fustes y capiteles de las columnas que sujetan los arquillos e hicieron tres arcos remarcados por una moldura taqueada, típica en esta época muy utilizada por los grandes maestros. P-¿Cómo hicisteis el tejado? R-Primero proseguimos con el muro. Hicimos que los contrafuertes redujeran su grosor a medida que ganaban en altura. Finalmente hicimos el remate triangular a modo de tejado. P-¿Cómo colocasteis las estatuas que se encuentran a ambos lados de la puerta? R-Decidimos con inteligencia colocarlas al terminar la construcción, pues antes podrían peligrar con la caída de los cascotes. Las imágenes de los príncipes de la iglesia San pedro y San Pablo se ubican a ambos lados del arco principal de la Portada. P- Y háblanos del tímpano y sus magníficos relieves…

Obra escultórica en el tímpano

R-Sí, tallamos en el tímpano un bellísimo pasaje del Nuevo Testamento dividido en tres partes. En la parte central se puede apreciar la escena del Descendimiento de la Cruz de Cristo. En la parte de la izquierda, se contempla la Ascensión de Cristo, ayudado a ir hacia los cielos por dos apóstoles sobre los que se apoya. Y a la derecha se pueden contemplar las tres Marías en frente del sepulcro vacío de Jesús así como un ángel de alas

2


desarrolladas que resguarda todo el conjunto. Se trata de una de las obras escultóricas de las que personalmente me encuentro más satisfecho. P-¿En qué otras obras ha trabajado? R-También estuve trabajando en la Catedral de Santiago de Compostela y en la de Pamplona. P-¿Qué más personas han trabajado en la construcción de San Isidoro? R-Los escultores, maestros que destacan por su habilidad en el tallado de piedra como para hacer decoración de las portadas, de las ventanas, de los canecillos del tejado o de las capiteles que remataban las columnas; los albañiles, las personas que colocan las piedras, el barro, la cal o ladrillo (todo depende de las posibilidades económicas) para formar los muros; los tejeros, que usan tejas para las construcciones más importantes por su solidez y capacidad de durar mucho. También utilizan lajas de plomo o cobre, de pizarra o de otro tipo de piedras. Ah! Casi se me olvidan… También hay que tener en cuenta a los herreros, muy importantes en nuestra época, que pueden manipular el hierro… Si os fijáis bien, podréis observar que muchas de las ventanas de San Isidoro cuentan con un enrejado protector. P- Me he podido fijar que en algunas de las piedras de esta portada se encuentran unas extrañas marcas….¿A qué se deben?. R.- Ah….Pues veréis, esas marcas son como nuestra garantía para cobrar al finalizar la obra. Los maestros canteros suelen graban en los sillares unas marcas que sirven para identificar su trabajo, lo que permite, por un lado, recibir el pago de la obra ejecutada y, por otro, dejar constancia de la identidad del autor, en concepto de garantía, frente a posibles fallos o defectos de las piedras labradas.

El Maestro Esteban supervisando la labor de los canteros durante la construcción de la Puerta del Perdón.

3


Entrevista  

Entrevista a Maestro de Obras.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you