Page 1

tratamientos anticaĂ?da

ocu-salud 97 agosto/septiembre 2011

Que no le tomen el pelo

010


LA MITAD

finasterida

6 000 euros

De los varones de 50 años sufren alopecia de tipo androgénico, la más habitual con diferencia.

Es el principio activo más eficaz frente a la alopecia androgénica, pero puede causar disfunción eréctil.

Es lo que puede llegar a costar un transplante de cabello, que normalmente resistirá posteriores caídas.

Abundan los tratamientos contra la caída del cabello, pero solo los fármacos y los transplantes de pelo tienen una eficacia demostrada. Claro que también pueden presentar efectos secundarios.

La herencia, implacable La inmensa mayoría de los tratamientos anticaída van dirigidos a personas con alopecia androgénica, la más habitual. Una alopecia genética que, en el caso de los hombres, se hereda de padres a hijos (entre las mujeres no está claro) y que se caracteriza por una especial sensibilidad del pelo de la

cabeza a las hormonas masculinas (la testosterona). La consecuencia es una progresiva miniaturización de los folículos capilares, lo que provoca que los nuevos cabellos sean cada vez más débiles, hasta el punto de que no sean reemplazados por otros nuevos cuando finalmente se caen.

Así, siguiendo un patrón más o menos fijo, que en los hombres empieza en las sienes y la coronilla, el cuero cabelludo va quedando más y más despoblado hasta que queda completamente despejado excepto en la zona occipital y parietal. Se trata de un pro-

La alopecia androgénica es progresiva e irreversible, aunque su evolución se puede frenar

>

Un falso efecto A veces sucede que el inicio de un tratamiento anticaída coincide con una fase de crecimiento natural del pelo, haciendo creer al usuario que realmente está surtiendo efecto, cuando lo cierto es que la densidad del pelo puede variar naturalmente de un mes a otro. El ciclo natural de cada pelo se inicia con una fase de crecimiento (anágena) que dura entre dos y seis años, hasta que alcanza una breve fase de reposo (catágena). Posteriormente cae (fase telógena) y es reemplazado por un nuevo cabello que ocupa su lugar en el folículo piloso. El proceso no es sincrónico (cada cabello va por libre). En cabellos sanos, entre el 80 % y 90 % se encuentran en fase activa de crecimiento. Pero dada la desigualdad del ciclo, también se pueden dar picos de caída. Esto

Anágena 2 - 6 años

Catágena 3 semanas

es importante para entender por qué algunas personas creen experimentar mejoría con la utilización de productos cosméticos y suplementos dietéticos: su empleo puede comenzar en un momento un poco pronunciado

Telógena 3 - 4 meses de caída y cuando se vuelve a una fase preponderante de crecimiento se percibe como fruto de su consumo, cuando realmente es independiente.

ocu-salud 97 agosto/septiembre 2011

El 30 % de los varones de 30 años sufre alopecia androgénica. Entre los de 40 afecta al 40 %; y así sucesivamente. Es, con diferencia, el tipo de alopecia más común. Y aunque es un tipo de caída del pelo que no está asociada a un problema de salud, muchos de quienes la padecen la viven de forma traumática. Y es que, en principio, una incipiente calvicie no ayuda precisamente a sentirse bien en una sociedad marcada por una eterna estética juvenil. De ahí la enorme cantidad de tratamientos anticaída que podemos encontrar en el mercado. Tratamientos que nos enganchan con mensajes pseudocientíficos y promesas casi milagrosas, pero que, salvo excepciones, no harán sino aumentar nuestra frustración y vaciar nuestros bolsillos.

11


Caída del pelo

Tipos de alopecia Los procesos que pueden llevar a la calvicie total o parcial son de distinto orden. Antes de iniciar cualquier tratamiento es imprescindible identificarlos con precisión.

Androgénica Es la causa más común de alopecia, y recibe este nombre por el papel que tienen en ella los andrógenos u hormonas masculinas. Es de tipo hereditario, irreversible y progresiva (en la forma que mostramos en las imágenes). Eso sí, algunos medicamentos pueden frenar su evolución.

Afeitarse el pelo o dejarlo muy corto no contribuye a fortalecerlo; es una creencia popular sin sostén empírico.

Los tratamientos Por su naturaleza, podemos clasificar los distintos tratamientos disponibles en cinco categorías. La conclusión rápida, no obstante, es que solo dos de estas soluciones superan satisfactoriamente un examen riguroso.

Cosméticos Champús, lociones, ampollas... Son, por número y por variedad, los reyes del mercado anticaída. Y eso a pesar de los precios de algunos de ellos. Pero lo cierto es que ninguno ha conseguido demostrar efectos suficientemente contrastados contra la alopecia androgénica, el objetivo común de casi todos ellos.

Areata Tiene carácter autoinmune y suele relacionarse con situaciones prolongadas de estrés. Pero es reversible. De hecho, la mayoría de los afectados se recobra de forma espontánea. Este tipo de alopecia se manifiesta como pequeñas islas sin pelo en el cuero cabelludo y, eventualmente, en otras partes del cuerpo, como la barba.

Inducidas por medicación Este tipo de alopecias están causadas por el uso de determinados medicamentos, principalmente antitiroideos, anabolizantes, retinoides, anticoagulantes o la quimioterapia. La suspensión del tratamiento acostumbra a detener y revertir la caída.

ocu-salud 97 agosto/septiembre 2011

Efluvio telógeno

12

Son pérdidas de cabello a un ritmo superior a lo normal y provocadas por diversos motivos, como un parto, anemias por deficiencia de hierro o dietas severas. Quien los sufre se recupera tan pronto como pasa o se corrige la causa que los ha provocado.

Otros desórdenes Manías compulsivas como la tricotilomania, que lleva a quienes la sufren a tirarse reiterada e inconscientemente del pelo hasta arrancárselo, o el uso de peinados que generan una tracción excesiva (trenzas, rastas, moños muy tirantes), pueden desencadenar una alopecia no androgénica.

> blema que tiene difícil solución: un folículo miniaturizado no tiene marcha atrás y apenas hay unos pocos tratamientos médicos que consigan contener su involución. ¿O no? Porque los remedios cosméticos son, según sus fabricantes, igualmente efectivos. De hecho, muchos de los ellos (por lo general los más caros) se venden exclusivamente en farmacias, acentuando así sus pretendidos efectos.

El rodillo publicitario Cuando se nos diagnostica una alopecia androgénica (casi la única que no es reversible), caben dos actitudes: una aceptación desacomplejada o resignada que nos lleva a dejar que siga su curso, o bien la puesta en práctica de algún tratamiento que intente detenerla.

Y es aquí donde entra en funcionamiento la potente maquinaria publicitaria de las empresas que comercializan estos productos y que se arrogan la capacidad de mitigar, atajar e incluso invertir el proceso. Sin embargo, las evidencias científicas disponibles hasta el momento nos llevan a concluir que su fiabilidad es escasa, cuando no inexistente. Un caso ejemplar es el de los champús anticaída, promocionados por contener ingredientes activos presuntamente eficaces contra la alopecia. Pero realmente, aunque el empleo de un producto adecuado puede atenuar condiciones del cabello que aceleran su deterioro, como la caspa y la dermatitis seborreica, no existe ninguna fórmula cosmética que haya demostrado


De muy dudosos efectos

De efectos demostrados Trasplante capilar El cabello se toma de las zonas laterales y traseras de la cabeza y se reinjerta donde ya no hay. El efecto es permanente. Sin embargo, como cualquier cirugía, puede comportar complicaciones postoperatorias. Además, puede requerir varias intervenciones hasta conseguir la densidad deseada.

Suplementos Los compuestos con vitaminas o minerales sólo dan resultado si la causa de la caída es una falta de alguno de estos nutrientes. De los extractos botánicos, como los derivados del té verde o la levadura de cerveza, no hay evidencia científica que respalde su presunta eficacia.

Otros

Medicamentos Mientras no dejen de tomarse son capaces de detener buena parte de la caída del cabello. Hablamos, básicamente, de la finasterida y el minoxidil. Claro que también son propensos a causar efectos secundarios y no tienen idéntico resultado en todas las personas.

Surgen técnicas de nuevo cuño como la ozonoterapia, el láser o la estimulación mediante masajes mécanicos. Son inocuas y, como mucho, mejorarán la apariencia del cabello, pero no son capaces de revertir la alopecia androgénica.

>

Cuándo ir al médico

LA HORA DEL DERMATÓLOGO ¿En qué momento la caída debe percibirse como anormal y digna de consulta médica? Algunos indicios pueden ayudarnos a saber cuando es necesario un diagnóstico especializado y ayuda profesional. La caída ha empezado muy pronto, durante la adolescencia o la primera juventud. La caída es muy abundante: supera de modo regular los cien cabellos diarios. La caída se acompaña de dolor, picor e irritación del cuero cabelludo. Se han formado pequeñas calvas en lugares muy localizados del cuero cabelludo, la barba o las cejas. Es usted mujer, padece acné, experimenta crecimiento de pelo facial y tiene ciclos menstruales anormales. O tiene un patrón alopécico propio de hombres.

Cuando no concurren factores extraordinarios, y lo que acontece es que se manifiestan los signos habituales de una alopecia androgénica, también puede optarse por no hacer nada. Si se asume con naturalidad, nos ahorrará no pocos gastos y desvelos. Muchas personas se adaptan con facilidad. Sin embargo, también puede ocurrir que se viva como una debacle, sobre todo cuando quien lo sufre es una mujer. En estos casos, además de la consulta con el dermatólogo, puede resultar muy recomendable el concurso de un psicólogo.

ocu-salud 97 agosto/septiembre 2011

de forma rigurosa una acción anticaída. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el compuesto llamado Aminexil, que pretende tener efectos visibles a partir de las tres semanas: los estudios de las propias marcas no gozan de crédito por su falta de independencia y la endeblez de sus evidencias. Tampoco los suplementos dietéticos o herbáceos han demostrado mayor utilidad: pueden beneficiar a quienes padezcan carencias específicas de un determinado nutriente, pero en personas con un estado de salud normal no conllevan mejoría alguna. Sin embargo, el último grito en tratamientos capilares dudosos lo protagonizan clínicas estéticas o centros capilares cuando proponen sesiones de ozonoterapia, lociones

13


Caída del pelo Cuando se trata de una calvicie reversible, como la causada por la quimioterapia, la peluca es una buena opción. Hoy por hoy resultan muy naturales.

> y lavados especiales o el empleo de láseres para regenerar el cabello. Sus programas consisten en un conjunto de sesiones que pueden alcanzar precios bastante elevados, sin que ningún efecto probado compense ni remotamente la inversión.

Remedios contados Así las cosas, hasta la fecha, solo un puñado de productos dan respuestas favorables: mientras se toman contienen buena parte de la caída del cabello, aunque no es menos cierto que los efectos desaparecen al tiempo de abandonar su uso.

Etiquetado: como mínimo, exagerado Ningún producto cosmético ha demostrado de forma rigurosa un efecto anticaída. Claro que las marcas no opinan lo mismo.

¿Efectos observables en 3 semanas? Si un fármaco tardan al menos 2 meses en hacer efecto...

ocu-salud 97 agosto/septiembre 2011

¿Para que el cabello reencuentre su ciclo de crecimiento? No parece muy científico.

14

¿La caída se reduce un 83 % usando un champú? Si apenas estará unos segundos en la cabeza...

¿Stop caída? Ojo, el mismo fabricante admite que es un complemento.

Tratarse con finasterida, el más solvente de los tratamientos, sale por unos 650 euros al año.

El primero es la finasterida (Propecia es el medicamento más conocido), un inhibidor de hormonas relacionadas con la calvície. Su contrapartida son los posibles efectos secundarios, como la disfunción eréctil, disminución de la líbido o el riesgo de provocar malformaciones del feto en mujeres embarazadas. Y recientes estudios lo relacionan con un aumento de incidencia de cáncer de próstata. Además, tarda 6 meses en conseguir efectos visibles. ¿Su coste? Unos 650 euros al año El segundo es el minoxidil, aunque no está recomendado en mujeres, pues puede potenciar el crecimiento de pelo en otras partes del cuerpo. Tarda al menos dos meses en causar efectos visibles y su precio ronda los 50 euros (para un tratamiento mínimo de cuatro meses). Y existen otros tratamientos médicos en plena experimentación, pero lo cierto es que el arsenal terapéutico es menor en mujeres. En síntesis, por más que se hagan progresos y se disciernan cada vez mejor las causas de la alopecia, aún no se ha dado con un remedio universal definitivo. Hoy por hoy, la principal alternativa pasa por los trasplantes capilares, una intervención lenta, muy costosa (6 000 euros) y que tiene algunos riesgos, como la foliculitis, las infecciones y las hemorragias postoperatorias.

OCU-SALUD ACONSEJA

Sin complejos La alopecia androgénica es un proceso habitual en la mayoría de los hombres. Son muchos los que lo aceptan sin problemas. ¿No es su caso? Vaya al dermatólogo y pregunte por un tratamiento farmacológico. Otra posibilidad es el injerto. Los cosméticos, los suplementos y otros tratamientos alternativos no son la solución, sino más bien un saco sin fondo.


Productos para la caida del pelo attach s547334  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you