Issuu on Google+

DESCARTE DE MATERIAL BIBLIOGRÁFICO

2011 Objetivos: •

Evaluar y analizar la colección existente para determinar el material bibliográfico que puede considerarse para el descarte.

Descartar las obras que han dejado de cumplir su función informativa, formativa y que puedan ser sustituidas por otras ya existentes.

Optimizar los espacios en las estanterías de la biblioteca para dar espacio a las nuevas adquisiciones.

Incluir la bibliografía solicitada para la apertura de nuevos programas académicos, especializaciones, posgrados.

Disponer de colecciones actualizadas que permitan el acceso a la información oportuna.

Iniciativas •

Establecer la política de descarte.

Realizar listado de los libros que no han tenido consulta por áreas en la biblioteca bajo los siguientes criterios de selección:  Obsolescencia del material  Consulta  Fecha de edición  No. de ejemplares por título  Ediciones actuales  Libros electrónicos


Justificación “El descarte de material bibliográfico es el proceso mediante el cual se armonizan los recursos bibliográficos existentes en una biblioteca con la política de desarrollo de colecciones que estipula los criterios de crecimiento”. “Este proceso se lleva a cabo mediante la selección negativa de materiales de acuerdo con criterios previamente establecidos”. Con el transcurso del tiempo la biblioteca se ha ido adaptando a una realidad cambiante, para convertirnos en centros de información y servicios, donde el documento impreso es sólo una opción de las muchas que podemos ofrecer, y cada vez es más importante e interesante el volumen de información al que podemos acceder por medios electrónicos y audiovisuales. Es nuestro objetivo tratar de demostrar que el descarte o expurgo anual es enormemente saludable para las colecciones. Ya hemos visto cómo afecta en cuanto al acceso y al espacio. Por su parte las consecuencias negativas que tiene una colección desfasada son: información poco útil y la pérdida de interés por parte de los usuarios al no poder satisfacer correctamente sus demandas; lo cual conlleva a un alto nivel de deterioro de la imagen de nuestra institución Según el congreso de IFLA efectuado en 1977: “Los libros necesitan ser descartados de una colección si están en pobre condición física, si su contenido está obsoleto, o si ya no tienen valor de uso para una comunidad de usuarios. El hecho de que el libro esté en buenas condiciones físicas no es razón suficiente para mantenerlo en estantería. En cualquier caso el descarte designa una operación intelectual que, integrada en una cadena completa de técnicos, acaba en las retiradas esporádicas o definitivas de las colecciones y sectores de uso de las bibliotecas. Que esto sea por razones materiales (uso, deterioro) o políticas (inadecuación a la colección) habrá que comprobarlo en razón del valor para permanecer en la colección.


POLITICAS DE DESCARTE PARA MATERIAL EXISTENTE DE EDITADO DEL AÑO 2000 HACIA ATRÁS

1. Realizar un listado de los libros de las ediciones anteriores al año 2000, que no presenten consultas hasta la fecha para posible descarte. 2. Enviar los listados e informar a las facultades correspondientes que dentro de un plazo establecido deben revisar y avalar el descarte de este material. 3. No se descartara el siguiente material bibliográfico: Obras de literatura, obras de referencia, tesis, entre otras (de acuerdo a la 4. Crear ubicación: se dejará en ubicación DESCARTE 2011. 5. Los libros descartados saldrán del sistema.


DESCARTE 2009 - EDICIONES ANTERIORES

1. Quedará para consulta la edición más nueva y dos ejemplares de las ediciones inmediatamente anteriores. 2. Con los ejemplares restantes se creara un ubicación en el sistema de DEPOSITO DESCARTE 2011. 3. Los ejemplares restantes se guardaran en el depósito ubicado en el 4 piso de la biblioteca durante un período no inferior a un año. 4. Los libros que tengan más de cinco (5) ejemplares, editados del año 2009 hacia atrás serán sometidos a revisión y posible descarte. 5. Se crearan listados y se enviaran a los Directores de programas o docentes para su revisión y avalen su descarte.


6. Si lo requiere la facultad para su control, se entregara una copia, que quedara incluida en el inventario al cierre del II-2011.

ACTUALIZACIÓN DE LAS COLECCIONES 1. Una vez se organice las colecciones se invitará a los docentes para una revisión, buscando la pertinencia de la colección con sus programas académicos. 2. Si se identifica dentro de la colección un libro en físico y que a su vez está incluido para consulta virtual, se evaluará si es pertinente seguir con el impreso. 3.

Preguntar a las facultades si es pertinente conservar las ediciones anteriores, si en ese momento se va a adquiriré la edición más reciente: Si: Cuántos ejemplares se conservan de las ediciones anteriores. No: Descarte.


SOLICITAR A CADA PROGRAMA ACADEMICO LA BIBLIOGRAFÍA BÁSICA, PARA REVIZAR SI CUMPLIMOS CON EL MATERIAL NECESARIO Y QUE SE NECESITA PARA COMPLEMENTARLO


Descarte de material bibliográfico noviembre de 2011