Page 1

ant贸n hurtado Caminando a Santiago


Portada: Catedral de Santiago


ant贸n hurtado GALICIA


Saludos En el año 2003 decidí realizar el Camino de Santiago pintando acuarelas. Abordé la experiencia, como hago otras muchas cosas, sin una preparación específica ni meticulosa. Preparé una mochila especial en la que llevar todos los bártulos para pintar, no una simple caja de acuarelas y un blog, no. En principio me gusta pintar sobre caballete y como los de aluminio me parecen frágiles y tambaleantes, llevé uno de hierro sobre el que, a modo de mesa, colocaba una caja de madera de 35 x 42 cm en la que llevaba 35 papeles de buen gramaje y a la que adosaba una paleta especial para los colores, las brochas y los pinceles; con estos materiales y el equipaje normal de cualquier peregrino la mochila se ponía en un peso de 14 kilos. Era especial en cuanto que en ella podía meter los bártulos de pintar, pero inadecuada pues carecía de un buen amarre a las caderas teniendo que soportar todo el peso con los hombros. Lamentable. Fui de lesión en lesión y fue un primer camino de dolor y sufrimiento. Hoy al relataros en este librito mi última fase de mi primer Camino Francés, deciros que he cambiado todo el kit y procuro no pasar de los ocho kilos en total, por lo que ahora disfruto más el camino. Cuando el peregrino llega a O Cebreriro, a Galicia, ya está curtido por el camino, ya está preparado para todo, en Galicia el camino se hace más institucional, es otro mundo, muchos albergues y pocos hospitaleros, pasamos de paisajes de poblaciones aisladas en la distancia, a una sociedad dispersa en el paisaje, inmersa en sus tareas, introvertida, envuelta en una arquitectura granítica, impenetrable, ancestral, más húmeda, de sombrías corredoiras, de bosques y prados, y de prados y bosques que queman, que abrasan, de cementerios recoletos de visita diaria, y de abruptos acantilados aguantando el envite del océano que quiere arrebatarte, llevarte con él entre nieblas impenetrables, vientos racheados e intensos aguaceros. Sensaciones, palabras, formas de mirar.

05


O Cebreiro a 1.300 metros de altitud es un lugar mítico que acoge a los peregrinos desde tiempos remotos. He pasado en varias ocasiones por este lugar. La acuarela del crucero la pinté en Novimebre de 2003. Volví a pasar el 24 de Marzo de 2004, había hecho noche en el albergue de La Faba, amaneció un día claro y una nevada considerable hizo del lugar un cuento de hadas disfrutando de cada paso hasta llegar a O Cebreiro que parecía una postal navideña con sus calles y pallozas cubiertas por la nieve. Las casas están construidas de piedra de pizarra al igual que los tejados a excepción de algunas construcciones circulares que lo tienen de paja y son de forma cónica, las populares payozas, alguna de las cuales está abierta al público para mostrar la forma de vida que se llevaba dentro de ellas.

Crucero de O Cebreiro Noviembre 2003 - 18 x 22 cm Payoza - O Cebreiro Abril 2009 - 18 x 22 cm 06


07


08


Según pasaba la mañana aumentaba la temperatura y la nieve iba desapareciendo paulatinamente. Cuando llegué a Hospital de la Condesa, pequeña aldea que toma su nombre de un antiguo hospital de peregrinos fundado en el siglo IX, consideré que debía parar a pintar. Dispuse un térmico impermeable sobre el suelo y sentado sobre él pinté esta acuarela mientras los peregrinos que pasaban se extrañaban de cómo podía pintar en semejantes condiciones.

Hospital de la Condesa Nevado Marzo 2004 - 18 x 22 cm 09


El Alto do Poio no tiene ningún interés. Un común puerto de carretera con un sencillo bar en el que descansar y reponer fuerzas mientras se disfruta de la panorámica con Los Ancares al fondo. A partir de aquí se llanea y en un par de kilómetros comienza un descenso pronunciado hasta Triacastela pasando por las aldeas Filloval y As Pasantes, dos aldeas típicas flanqueadas por gigantescos castaños que han ido languideciendo como los propios pueblos. Lugares hermosos para los que pasamos, pero en los que debe ser duro permanecer mucho tiempo, carentes de los servicios a los que casi nadie estamos dispuestos a renunciar.

Los Ancares desde el Alto do Poio Noviembre 2003 - 32 x 38 cm 10


11


Hay dos opciones para llegar a Sarria desde Triacastela. Una de las opciones se acerca al Monasterio de Samos, opción que nunca he tomado a pesar de las buenas opiniones de los que lo han hecho. Opté por el camino que va por San Xil. El camino se hace pendiente pero es llevadero, se camina rodeado de robles de los que me llamó la atención la cantidad de líquenes que tienen. Cogí una rama y seguí adelante hasta pasar San Xil y al llegar al Alto de Riocabo me senté a descansar mientras pintaba la rama de líquenes que había cogido en el camino (derecha). Antes de llegar a Sarria me detuve a almorzar y en ese rato, mientras descansaba, pinté estas flores de Diente de León, muy común en los prados y a la que se le atribuyen mil propiedades terapéuticas. En momentos de descanso los he aprovechado en más ocasiones para pintar flores, creo que tendría que haber enseñado alguna alguna más. Se pueden ver en este enlace: http://www.euskalnet.net/caminandoasantiago/pla ntas-y-flores-del-camino.htm

Líquenes de roble - San Xil Marzo 2004 - 18 x 22 cm Diente de León - Sarria Marzo 2004 - 18 x 22 cm 12


13


Por Sarria he pasado en dos ocasiones. En la primera ocasión llovía muchísimo y no pude pintar y en ésta, marzo de 2004, quería prolongar la etapa hasta Barbadelo y tampoco lo hice. El camino de Sarria hasta Barbadelo me pareció magnífico. Un suave ascenso nos lleva a una panorámica con parcelas de verdes pastos cerradas con tapiales de piedra. Recuerdo casas de campo sencillas pero de gusto exquisito, eran de una sola altura, fabricadas de piedra de sillería de granito y tejados de pizarra a las que se accedía por un gran portón que daba acceso a un patio, seguro que limpio y acogedor al que se abre la vivienda. Soy partidario de los albergues atendidos por voluntarios. Aquí en Galicia, tienen los servicios adecuados, pero a la hospitalera de Barbadelo apenas la vi a la hora del sellado de la credencial y después, creo, se dedica a otros menesteres. Salí a dar una vuelta por el pueblo que apenas lo forma la Iglesia de Santiago que pinté, la casa del cura y poco más. Con el grupo de peregrinos con los que coincidí en el albergue salimos a cenar en un bar que hay cerca y lo pasamos francamente bien hasta altas horas de la noche brindando, con los buenos orujos del hostelero, por el buen camino que íbamos teniendo todos.

Iglesia de Barbadelo Marzo 2004 - 18 x 22 cm 14


15


16


Todo el camino que discurre por Galicia está plagado de hórreos (pequeños silos en los que almacenar el grano, generalmente las mazorcas de maíz). Los hay de todo tipo, generalmente de granito. Los he observado a lo largo de todo el camino. Muchos ya no cumplen la función de silo y se continúan construyendo aunque la finca no se dedique a labores agrícolas. Creo que al hórreo se le sigue dando mucha importancia, hasta el punto de que el hórreo no sólo es un silo, sino un símbolo de identificación y galleguismo y un buen referente para imaginarnos la familia que vive en la casa e incluso el estatus social de los que la habitan. Al salir de Babadero en uno de los caseríos aparece este sencillo hórreo, un tanto singular, luchando por mantenerse erguido. El tejadillo es de losas de granito y el cuerpo esta realizado todo él en madera sobre unas losas de que descansan sobre dos endebles muros de piedra. La etapa hasta Portomarín se hace por cómodos caminos rodeados de árboles y disfrutando del paisaje, de sus aldeas y de los pequeños animales que viven en este entorno y que parece van haciéndote compañía sin inmutarse por nuestra presencia.

Hórreo gallego - Cortiñas Marzo 2004 - 18 x 22 cm 17


Hasta Portomarín llegué acompañado de un peregrino madrileño, disfrutamos del paisaje comentando en voz alta cada cosa que nos llamaba la atención. Unas veces el propio paisaje o el revoloteo de los mirlos o el de los pequeños petirrojos que merodeaban tranquilos ante nosotros hasta entrar en Portomarín, pueblo anegado por las aguas del embalse de Belesar y construido de nuevo en un nivel superior. Después de instalarnos en el albergue salí a pintar esta escalinata que conduce a la capilla de la Virgen de las Nieves y nos deja junto a la calle que conduce a la reconstruida, piedra a piedra, iglesia románica de San Nicolás que salvaron de morir en el fondo del pantano.

Escalinata y capilla de Las Nieves - Portomarín Marzo 2004 - 18 x 22 cm 18


19


20


El crucero de Paradela se encuentra apartado del camino tradicional, lo pinté en noviembre de 2003,“caminaba”con apoyo de coche debido a una lesión en el astrágalo del pie izquierdo, y estaba ultimando mi trabajo para la publicación de un libro de acuarelas del camino, lo consideré de interés y paré a pintar, se encuentra junto a la iglesia de San Miguel, del siglo XII, y de su cementerio. Es especial. Ante la cruz, una imagen de la Virgen, muy bien esculpida, tiene una daga de hierro clavada sobre el pecho que le confiere un dramatismo en un entorno de por si frío circundado por una tapia de piedra cubierta de musgos y líquenes tras la que un centenario roble, todavía erguido, se resiste a abandonar el lugar.

Crucero de Paradela Noviembre 2003 - 32 x 38 cm 21


No hay guía del Camino de Santiago que no muestre la imagen de este crucero. Yo lo he pintado en un par de ocasiones. La de la derecha la pinté en Noviembre de 2003. En el pie todavía puede leerse la fecha en la que está datado: 1670. Ante la cruz, una imagen de la Virgen tiene a Cristo en sus brazos y en el pie el "canteiro" ha grabado los instrumentos relacionados con el descendimiento: una escalera, unos clavos y las tenazas con las que se arrancaron. Regresé en Marzo de 2004 y al llegar a este punto volví a detenerme y me dispuse a pintar la otra cara del crucero (único crucero del que he pintado sus dos caras) en la que se muestra a Cristo en la cruz y al pie los macabros símbolos de la muerte: una calavera y unas tubias. Terminada la acuarela seguí mi camino hacia Palas de Rey donde pernocté.

Crucero de Lameiros - Ligonde Marzo 2004 - 18 x 22 cm Diente de León - Sarria Noviembre 2003 - 32 x 38 cm 22


23


24


Primer pueblo de A Coruña en el camino. Me senté a la entrada del pueblo, en el camino, sobre la hierba de la cuneta y me dispuse a pintar el sencillo crucero que preside la plazuela del pueblo mientras pasaban constantemente peregrinos y un tropel de jóvenes vallisoletanos y canarios, en viaje de estudios, y con los que venía coincidiendo desde hace varios días. La columna del crucero se había roto en alguna ocasión y creo que han realizado una buena restauración poniendo unas grapas de hierro para consolidarlo. Para realzarlo dejé las casas veladas. Es uno de los trabajos que siempre recuerdo con satisfacción.

Crucero de Leboreiro Marzo 2004 - 18 x 22 cm 25


A lo largo del Camino he cruzado numerosas ciudades y pueblos en los que no me detuve a pintar. Sin embargo, por Leboreiro he pasado en dos ocasiones y en las dos asenté mis bártulos para ponerme a pintar. La sencilla iglesia de la Virgen de las Nieves es del románico tardío. Sus pequeñas dimensiones, el sabor adquirido por sus piedras con el paso del tiempo, su apretado cementerio, tan común en Galicia, y el pequeño atrio al que se accede por una sencilla puerta de madera, le dan un carácter peculiar al conjunto en el que luce luminoso el tímpano de su portada de granito rosa con la imagen de la Virgen esculpida. Me situé junto a un pequeño hórreo hecho de mimbres (cabeceiro o cabazo) que estaba en mal estado y pinté la acuarela que ahora os enseño. Al pasar por segunda vez por esta aldea haciendo el camino me alegré al comprobar que el cabazo había sido restaurado. ... ¿Y qué se puede decir de los cementerios gallegos? Recuerdo la anécdota de Fernanda, comentaba Nati Arenas en la Voz de Galicia, llegó a Galicia feliz para casarse con un coruñés y cuando vio la iglesia donde su marido tenía pensado celebrar la ceremonia, lloró. Esta asturiana casi muere del susto al ver que la iglesia estaba dentro del camposanto, y no en un lateral como suele ocurrir en el resto

Iglesia de Leboreiro Noviembre 2003 - 18 x 22 cm 26


27


Melide, día de mercado y un gentío enorme entre el que había que hacerse sitio para cruzar el pueblo y llegar al albergue. A medio camino junto a una iglesia está el crucero de Melide. Especial. Han adecentado y ajardinado la zona, pero hay que lamentar que en una tierra donde el granito es trabajado por canteros de reconocido prestigio en todo el mundo, al rehabilitar la zona han realizado una base inadecuada de placas de granito pulido para el que, según Castelao, es el crucero más antiguo de Galicia. Mientras que en la mayoría de los cruceros se representa a Cristo crucificado y en la otra cara a la Virgen, en este caso, en la parte trasera aparece Cristo crucificado y en la parte principal, la que da a la avenida, aparece Cristo resucitado. Al menos así lo interpreto yo.

de España. «¡Voy a casarme en un cementerio!», me dijo el día que me dio la invitación. Y era cierto. «El camino hacía la puerta de la iglesia eran lápidas antiguas y en las fotos de la boda salen los nichos al fondo», comenta ahora, años después de la fiesta y ya sabedora de que la iglesia dentro del cementerio de la aldea de su marido no es una excepción. En Galicia hay muchas así.

Cabazo -Leboreiro Grafito sobre papel - 13 x 10 cm 28

En el Camino de Santiago, de Melide siempre he oído hablar de sus pulperías, por las que no hay peregrino que no pare a probar al menos una tabla de pulpo a la feira. La verdad que siempre he parado, pero no es el mejor lugar en que he probado este manjar. Recuerdo que haciendo el Camino Aragonés, en Jaca, frente a la catedral, le invité a un peregrino francés a comer pulpo y recuerdo que cuando terminó el camino me envió una postal en la que me comentaba que al llegar a Santiago había vuelto a comer pulpo. El que prueba repite. Seguro que paró también en Melide, porqué no.


Crucero de Melide Marzo 2004 - 32 x 38 cm 29


30


Había pasado la noche en Ribadiso da Baixo. Decidí, junto con los peregrinos con los que venía coincidiendo en el final del Camino, alargar la etapa hasta Monte do Gozo y llegar a Santiago antes de las once de la mañana del día siguiente. Mantuvimos un buen ritmo pero yo opté por parar a la entrada de un bosque de eucaliptos a pintar. Arriba, portada de la iglesia de San Fiz de Solovio, considerado primer templo de Santiago y alrededor del cual creció la ciudad. La portada es románica del siglo XII y el tímpano gótico del siglo XVI que representa la Adoración de los Magos. En el tímpano llama la atención la escena en la que aparecen los tres Reyes Magos, la Virgen, el Niño y San José y, curiosamente, arrodillado al lado de la Virgen, un señor, el sponsor, que previsiblemente financió su realización.

Bosque de eucaliptos - Ribasiso da Baixo Marzo 2004 - 18 x 22 cm San Fiz de Solovio - Santiago Julio 2004 - 32 x 38 cm 31


Santiago, 22 de Noviembre de 2003. Me situé en unos de los rincones de la Plaza del Obradoiro para pintar la Catedral. La pinté al volver de Finisterre, pues el día que llegué a Santiago estuvo todo el día lloviendo. La plaza es uno de los lugares en el que desembocamos todos. El bullicio y el colorido está garantizado y a ello contribuyen los "peregrinos" que vestidos a la manera clásica, con capa, el sombrero de fieltro con la vieira y un buen bordón con calabaza, son objeto de todas las miradas mientras como música de fondo suena el tañer machacón de un gaitero que repite incesantemente los mismos sones durante horas, tan sólo acallados por el cancionero de una tuna o el alboroto de un autobús repleto de jóvenes estudiantes celebrando el fin de sus estudios. En fin, la plaza es un hervidero. Santiago tiene algo especial. Su casco antiguo de estrechas callejuelas de suelo de losas de granito desgastado por el deambular de peregrinos, de turistas, de estudiantes o sus lugareños. Qué decir de sus recoletos soportales, de sus comercios, sus bares y restaurantes. Los discretos miradores o los forjados de sus balconadas. Sus conventos, sus iglesias o sus edificios civiles... No digo nada si el día es brumoso o está orvallando.

Catedral de Santiago de Compostela Noviembre 2003 - 32 x 38 cm 32


Creo que no habrá peregrino que al abandonar Santiago camino de Finisterre, no pare y vuelva la vista hacia atrás para ver por última vez la silueta de la catedral. Seguro. A partir de aquí el camino se adentra en un bosque de eucaliptos, que en mi paso en abril de 2007 había sido pasto de las llamas el invierno pasado. A los pinos y eucaliptos apenas les quedan fechas para seguir en pie, en poco tiempo llegarán las motosierras, pero hasta ese 34


momento lucharán por seguir en pie y, ya sin sentido, con los conductos por los que discurre la savia reventados por el fuego, echan hojas desde el mismo suelo arracimándose alrededor del tronco tratando de alcanzar sus inexistentes copas muertas ya irremediablemente. Paré y pinté. Quiero creer que la próxima vez que pase, el monte estará repoblado de nuevos árboles. Hasta llegar a Cee el monte estaba arrasado en muchos de sus bosques.

Santiago desde Sarela da Baixo Noviembre 2003 - 32 x 38 cm Bosque quemado Abril 2007 - 32 x 38 cm 35


Ponte Maceira, lugar en el que estaría bien contar con un albergue. Aldea de suficiente interés para terminar aquí el día dedicando unas horas a disfrutar de su entorno. En esta ocasión, como en varias que por aquí he pasado, amenazaba lluvia, pero te las apañas como puedes y paras, es imposible pasar sin pintar este sorprendente núcleo histórico, su puente gótico bajo el que pasan trepidantes las caudalosas aguas primaverales, las aguas del Tambre. Paisaje espectacular con una rugiente cascada que lo hace todavía más espectacular, si cabe, e ideal para disfrutar de la naturaleza, de su historia y pasear arriba y abajo a lo largo de las orillas del río. Es uno de los lugares de mayor interés cultural y paisajístico del camino hacia Fisterra. En Ponte Maceira podremos visitar un conjunto monumental constituido por un poblado de la época medieval, un antiguo molino, la presa, una ermita, un pazo moderno y el precioso puente construido sobre el río Tambre en el siglo XIII aprovechando los pilares de un puente romano anterior que consta de cinco arcos. Destaca en el conjunto una muestra de la arquitectura románica como es la iglesia de Portor, construida en el siglo XII.

Ponte Maceira Abril 2007 - 31 - 37 cm 36


37


38


La segunda etapa, camino de Fisterra es menos boscosa y el paisaje se abre con horizontes amplios en los que predominan los pastizales dibujados por tapiales. Al llegar a Bom Xesus hay un crucero particular, lo vi abandonado y rodeado de maleza, servía de poste en el que atar cuerdas para que no pase el ganado. Seguí adelante y la etapa la concluí en Olveiroa, hermosa aldea gallega de ennegracidas piedras de granito del que están construidas la práctica totalidad de sus casas así como el bien cuidado albergue municipal en el que pernoctamos los peregrinos. La población tiene una buena colección de hórreos del que hice este pequeño apunte junto al restaurante en el que a la hora de cenar degusté un buen plato de garbanzos con callos que no olvidaré fácilmente.

Hórreos de Olveiroa Abril 2007 - 18 x 22 cm Crucero de Bon Xesus Abril 2007 - 31 x 38 cm 39


De Olveiroa nos acercamos a Hospital donde el peregrino tiene dos alternativas para llegar a Fisterra: más largo por Muxía o por Cee, opción que tomé llegando al crucero de Marco do Couto donde paré a pintar. En Noviembre de 2003, a punto de entrar en imprenta mi libro de acuarelas del camino, lesionado, tuve que acercarme al camino apoyado con coche para realizar las últimas acuarelas cerca de Fisterra, en Berdoais encontré una señal que hablaba de la existencia de un dolmen, lo busqué y pinté este vestigio humano anterior a la existencia del Camino de Santiago. Dolmen de granito junto al que crecen unos transparentes eucaliptos, árbol muy común en la zona en estas épocas modernas, árboles que en aquellos entonces seguro que no crecían por estos lares.

Crucero de Marco de Couto Abril 2007 - 31 x 38 cm Dolmen da Costa da Morte Noviembre 2003 - 18 x 22 cm 40


41


Perdonar por mi apartado y vuelvo a seguir las pisadas de los peregrinos retomando el camino para dirigirme en busca del mar, hacia Cee. El día transcurrió caminando junto a montes abrasados. Llegar a la ermita de San Pedro Mártir, lugar perteneciente al municipio de Cee, fue un alivio al verte envuelto por el verde prado que rodea la ermita y refrescarte con el agua de su fuente "santa" de la que todos beben y de la que dicen que sus aguas curan el reúma, los dolores de pies y las verrugas. Paré y pinté la sencilla ermita de tejado de uralita. Sencilla, pero a la que puntualmente acuden puntuales los lugareños a celebrar su popular romería anual. El día transcurrió entre paisajes destruidos por los incendios, no podía pararme a pintar porque ya habían talado los árboles quemados y carecían del dramatismo pasado, descendiendo hacia Cee todavía no habian pasado las motosierras y determiné detenerme y pintar uno de los pinares quemados que puede dar una idea de la situación pasada.

Restos del incendio - Cee Abril 2007 - 31 x 38 cm Ermita de San Pedro Mártir - Cee Avril 2007 - 31 x 38 cm 42


43


Praia de Estorde Abril de 2007 - 18 x 52 cm 44

Había pasado la noche en el albergue de Corcubión, un albergue tranquilo, limpio y acogedor a las puertas de Fisterra. Desayuné con el hospitalelo antes de inciar la última etapa de mi camino. Hasta Praia Estorde el camino se hace descendiendo. Cómodo. Se camina junto a la carretera, pero tras un pinar espléndido se deja ver la playa en marea baja y Fisterra en el horizonte. Me acerqué a la orilla y pinté esta acuarela que más parece una playa mediterránea que de la Galicia oscura que malvenden algu-


nos. Esta playa y su entorno querrían en otros lugares donde la especulación y masificación han echado a perder sus entornos. Con la vista de Fisterra en el horizonte, y más si caminas en soledad como me ocurría a mí en esta ocasión, sientes como fluyen a la cabeza un sinfín de situaciones y momentos por los que has pasado hasta llegar aquí. Todo lo haces positivo, ya no sientes el dolor ni la fatiga..., caminas ágil esperando llegar, celebrarlo y volver a casa y encontrarte con los tuyos, y sin llegar ya estarás pensando en volver. 45


46


Cuando uno hace planes para acercarse a estas tierras imagina lugares grises y brumosos. En esta ocasión, como se representa en estas últimas acuarelas, coincidí con unos días claros y luminosos y sus aguas más parecían del Caribe que del bravo Océano Atlántico. Nada más entrar en la praia Langosteira, ya con apetito, paré un uno de los restaurantes de la playa y comí un buena caldereta de patatas y cabracho que acompañé con un fresquito alvariño. Al recordarlo se me hace la boca agua. A continuación me descalcé y recorrí junto a la orilla de la playa los dos kilómetros que me separaban de Fisterra y aproveché para hacerme con una colección de vieiras que luciré en mi mochila en mis próximas incursiones en el camino. Ya en Finisterre subí la rampa que da acceso al pueblo y pinté el crucero desde el que se ve, en el horizonte, la silueta del albergue de San Roque de Corcubión.

Finisterre desde Talón Abril 2007 - 31 x 38 cm Crucero entrando en Finisterre Abril 2007 - 18 x 22 cm 47


21 de Noviembre de 2003. Serían las diez de la mañana cuando llegué Cabo Fisterra. Hacía mal tiempo. Llovía y venía el viento racheado desde el mar. Descendí por las rocas hasta tocar el agua del océano. Di varias vueltas y determiné pintar el crucero. No eran las mejores condiciones para pintar a la acuarela. La lluvia y la humedad no permitían fijar el color sobre el papel. Lo intenté en varias ocasiones, pero tuve que desistir y dejarlo para la tarde. En esa ocasión pude dar por finalizado el trabajo. El crucero se halla sobre una gran roca de granito en la que entre sus ennegrecidas grietas los peregrinos tienen por costumbre quemar alguna de las prendas con las que se han protegido de las inclemencias del tiempo a lo largo de su peregrinar. Yo no lo hice, pensaba volver más adelante y tampoco soy de los que dan mayor importancia a estas costumbres. Volví a Santiago el 30 de marzo de 2004. Habíamos dormido en Monte do Gozo. Antes de las once de la mañana ya habíamos sellado las credenciales de nuestro peregrinaje y nos dieron la Conpostela y entramos en la catedral donde el botafumeiro inundó a todos de un mismo perfume: a los centenares que habían llegado en autobuses, a mis compañeros que habían venido de un tirón desde Roncesvalles... A todos. Incluso a mí que había necesitado cuatro etapas en diferentes épocas para completar mi primer camino andando. El camino engancha, desde ese 2003 en el que me acerqué al camino por primera vez he vuelto para realizar de nuevo el Camino Francés, he realizado el Camino de la Costa y el Primitivo, la Ruta del Baztán, en un par de ocasiones el Camino Aragonés y desde Sevilla la Vía de la Plata y el Camino Sanabrés, y no pierdo la ocasión para acercarme al camino cuando dispongo de algún día libre o necesito estar solo. Buen Camino, amigos.

Crucero da Costa da Morte - Cabo Fisterra Noviembre 2003 - 32 x 38 cm 48


49


Mi primer a単o en el Camino Las Credenciales y la Compostella 51


Antón Hurtado Exposiciones individuales (últimas) 2012: - "Recintos y paisajess". Galería Estela Docal. Santander. 2011: - "El lugar en el que habito". Galería Lumbreras. Bilbao. 2010 - "El contorno de las cosas". Galería Felisa Navarro. Vitoria-Gasteiz. - "Líquido y sólido". Galería Féliz Gómez. Sevilla. 2009: - "Latitude 54.283 – Longitude –9.367". Museo Gustavo de Maeztu. Estella. - "Pintando por el Norte de Irlanda". Galería Pedro Torres. Logroño. - "... al otro lado del horizonte". Galería Lumbreras. Bilbao. 2008: - "Cosas mías". Galería Estela Docal. Santander. 2007: - "Espacios personales". Trinta Contemporánea. Santiago de Compostela. 2006: - "Lugares personales". Galería Lumbreras. Bilbao. - "Reencuentros". Galería Felisa Navarra. Vitoria. 2005: - Galería Pintzel. Pamplona. - "Lugares ahormados". Galería Felisa Navarro. Vitoria. 2004: - "Caminando a Santiago". Galería Lumbreras. Bilbao. - "Caminando a Santiago". Ciudadela de Pamplona y Aula de Cultura de Estella. - Sala Spiral. Olite (Navarra) (exposición inaugural de la galería). 2003: - Galería Pedro Torres. Logroño. - Galería Angeles Penche. Madrid. 2002: - Galería Félix Gómez. Sevilla. - Galería Pintzel. Pamplona. - Galería Estela Docal. Santander. - Galería Felisa Navarro. Vitoria (exposición inaugural de la galería). Exposiciones colectivas (últimas) 2009: - "Images from North May". The Ballinglen Arts Foundation, Ballycastle, County Mayo. - "100 x 100 acuarela". Sala Exposiciones Círculo Central. Burgos. 2008: - 9ème Biennale du Carnet de Voyage. Clermont-Ferrand, Francia. 2007: - "Silencios. 20 pintores navarros". Baluarte. Pamplona. - Art Chicago'07 (Galería Trinta. Santiago de Compostela). Chicago, EEUU.

53


2007: - "Silencios. 20 pintores navarros". Baluarte. Pamplona. - Art Chicago'07 (Galería Trinta. Santiago de Compostela). Chicago, EEUU. 2006: - "Reencuentros". Sala Spiral. Olite (Navarra). - Art Chicago'06 (Galería Trinta. Santiago de Compostela). Chicago, EEUU. - "Don Quijote y el Arte". Ayuntamiento de Bilbao. Edificio Ensanche. Bilbao. - "Por los caminos del arte". Galería Juan Amiano. Pamplona. 2005: - "Lugares ahormados". Galería Felisa Navarro. Vitoria. - ARCO 2005 (Galería Trinta. Santiago de Compostela). Madrid. - Art Chicago'05 (Galería Trinta. Santiago de Compostela). Chicago, EEUU. - "Encuentro en Burriana". Bilbao y Burriana. - "Rostros". Galería Felisa Navarro. Vitoria-Gasteiz. 2004: - VIII Mostra Unión Fenosa. La Coruña. - 17 Bienal de Pintura "Ciudad de Zamora". - Fundación Wellington: IV Certamen de Pintura Contemporánea. Madrid. - VI Bienal de Pintura Ciudad de Albacete. Albacete. - "Espacios para el diálogo". "Por amor al arte". Galería J.M. Lumbreras. Bilbao. - IV Certamen Nacional de Pintutra Parlamento de La Rioja. Logroño. 2003: - IX Bienal de Artes Plásticas "Ciudad de Pamplona". Pamplona. - XIX Premio L'OREAL de Arte Contemporáneo. Madrid. - "Bosteko 03". Itinerante: Amorebieta, Mungia, Getxo, Basauri, Arrigorriaga. - "El 2002-2003 en Felisa Navarro". Vitoria-Gasteiz. 2002: - V Bienal de Pintura Ciudad de Albacete. Albacete. - XXIV Salón de Otoño de Pintura de Plasencia. Plasencia (Cáceres). - III Premio Nacional de Pintura Parlamento de La Rioja. Logroño. Premios 2007 - Beca Residencia. The Ballinglen Arts Foundation. Ballycastle, Country Mayo. Irlanda. 2004: - Premio Adquisición "VIII Mostra Unión Fenosa". La Coruña. 2003: - Premio Adquisición "XIX Premio L'OREAL de Arte Contemporáneo". Madrid. - Adquisición Obra "Premio de Pintura Museo Gustovo de Maeztu". Estella (Navarra). 2002: - Adquisición Obra "XXIV Salón de Otoño de Pintura de Plasencia". (Cáceres). - Medalla de Honor "II Premio Nacional de Pintura Parlamento de La Rioja". Logroño. 2000: - 2º Premio "VII Certamen de pintura Iberdrola-UEX". Badajoz. 54


- Adquisición Obra "V Certamen de Pintura UCLM Iberdrola". Toledo. 1999: - Adquisición obra "IV Certamen de pintura UCLM Iberdrola". Toledo. 1995: - Mención de Honor "XVII Salón de Otoño de Plasencia". Plasencia (Cáceres). 1994: - Medalla de Honor "IX Premio BMW de Pintura". Madrid. - 2º Premio Ciudad de Tudela de Pintura. Tudela (Navarra). - Finalista del 35 Prenio Nacional de Pintura Caja San Fernando. Sevilla. 1993: - Mención de Honor "XXI Cartamen Nacional de Pintura Caja Madrid". 1992: - Medalla de Honor "VII Premio BMW de Pintura". Madrid. - 1er Premio Nacional de Acuarela 1992. Madrid. - 2º Premio "VI Premio de Pintura Emilio Ollero". Jaén. Obra en: - Museo de Arte Contemporáneo Unión Fenosa. La Coruña. - Museo Gustavo de Maeztu. Estella (Navarra). - Museo Histórico Municipal de San Fernando (Cádiz). - Museo Nacional de la Acuarela. México D.F. - Museo Bolivariano de Santa Marta. Colombia. - Ballinglen Arts Foundation. Ballycastle, Country Mayo, Ireland - Biblioteca Nacional. Madrid. - Colegio Oficial Ingenieros Industriales de Bizkaia. Bilbao. - Diputación Foral de Bizkaia. Bilbao. - Diputación Provincial de Jaén. Jaén. - Universidad de Castilla-La Mancha. Toledo. - Colección L'OREAL España. Madrid. - Colección Iberdrola. Madrid y Toledo. - Caja Madrid. Madrid. - Caja de Extremadura. Plasencia (Cáceres). - Fundación Zoilo Ruiz Mateos. Rota (Cádiz). - Kutxa Gipuzkoa. Mutriku (Guipúzcoa). - Crédit Agricole Pyrénées Gascogne. Bilbao. - Colección Mármoles del Ebro. Tudela (Navarra). - Colección Mafre. Madrid.

55


Vieira Acuarela - 2003

Acuarelas: Ant贸n Hurtado Cuidado de la edici贸n: caminante inquieto Reservados todos los derechos. Se prohibe la reproducci贸n sin previa autorizaci贸n del autor


AT

espacio de arte

Juan Ajuriaguerra, 18 - 48009 Bilbao/Spain Tel y Fax: (34) 94 424 49 02 antonhurtado@yahoo.es http://caminanteinquieto.blogspot.com

# 04

Antón Hurtado - Caminando a Santiago - Galicia  

Librito de acuarelas del Camino de Santiago a su paso por Galicia - Camino Francés y Camino de Fisterra

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you