Page 1

Publicación del Movimiento Anticapitalista Nº2 / 20 de abril de 2020 / Valor $500

Piñera y sus aliad o La peor pandem s, ia

¡Que la crisis la paguen lxs capitalistas! CÁRCELES, PRESXS POLÍTICXS Y COVID-19

ENFRENTEMOS LA ARREMETIDA PATRONAL

Pág. 4

Pág. 6

ENTREVISTA A ANITA TIJOUX Págs. 12 y13.


[2]

EDITORIAL

Piñera y sus aliados, la peor pandemia “Y si el virus muta y se vuelve buena persona”. La entrada del COVID-19 terminó por corroborar una de las demandas centrales y necesarias que levantó la rebelión chilena, la salud en manos de privados y el desmantelamiento del sistema público era un fracaso. Ya es histórico el déficit hospitalario y tal como lo viene denunciando el Colegio Médico, los números son más o menos así: el déficit de camas en una relación de 2,16 por mil habitantes, mientras que la OMS recomienda como mínimo 2,8 cada mil habitantes. El mismo informe reporta que se promedia que a diario son 674 pacientes en espera por un cupo para ser hospitalizados, cifra que llega a alcanzar mil personas en espera de una cama en meses de invierno. Mientras que ya iniciado abril se sitúa en más de un 75% de uso de respiradores mecánicos disponibles. “Recuperados porque ya no se contagian”. Así, Mañalich, el expulsado del Colegio Medico por falta a la ética, contabiliza a quienes han muerto por COVID-19 como recuperados. Papelón de inepto. Lo cierto es que, según las estimaciones por la curva de contagios, Chile se encuentra entre los países con más expansión del virus, trayecto similar a países Italia y España, la diferencia es que aquí se han aplicados menos test que las naciones europeas, mientras que la cuarentena tiene una dudosa lógica que únicamente se justifica por la condición social de la comuna. “Sabemos que el coronavirus es un enemigo poderoso, cruel, implacable y que no respeta a nadie”. Discurso repetido de Piñera que recuerda las palabras que utilizó para señalar la guerra contra las movilizaciones durante la rebelión, hoy nuevamente acude a las frases bélicas y recursos de unidad nacional para estrechar los márgenes democráticos y actuar con militares en las calles, mientras que el virus avanza, también lo hace la avanzada empresarial, utilizando la coyuntura para descargar la crisis sobre las mayorías que trabajan, es de esa forma que desde la declaración de Estado de Catástrofe, la realidad para las y los chilenos se ha transformado en la destrucción masiva de empleos y un masivo contagio por medidas criminales del gobierno, una de las última es que en víspera del pico de contagios, se prepara la reapertura de los malls. La guerra y la pandemia es para el 99%. ¿Todxs contra la pandemia?. El discurso de guerra conlleva la idea de un frente común, esta vez queda explicito con la oposición diluida tras el gobierno criminal. El Partido Comunista directamente ahora vota la legalización del despido rápido, aprueba el autoritarismo empresarial y el congelamiento de los sueldos mientras dure la pandemia Cómplices directos. Todo el arco político parlamentario de oposición, adhirió a una carta para enfrentar en unidad el COVID-19, incitando el endeudamiento estatal, las leyes antidemocráticas y antiobreras, hecho que corrobora que el mayor temor del conjunto de la burguesía es la crisis económica que se profundizó con la pandemia. Todos contra las mayorías sociales que trabajan. ¡Que la crisis la paguen lxs capitalistas! Estamos pasando un momento a nivel global que se forja la mayor crisis económica en 100 años, sólo comparada con la de finales de la década del 20 del siglo pasado. La paralización de parte de la economía producto de la pandemia aceleró la debacle económica. En nuestro país sólo en marzo se expresa en 300.000 despidos, según el ministerio del trabajo. Esta situación no es particular ni accidental como quieren aparentar, se debe al desastre de un sistema que vive a costa del trabajo ajeno. Los gobiernos con sus planes dejan de ser alternativa y las medidas de otro tipo se hacen necesaria como los test masivos, la prohibición de los despidos y que la salud en su totalidad pase al servicio público. En esta edición de Alternativa Anticapitalista se propone desarrollar estas ideas para activar el freno de mano de esta catástrofe, herramienta que sirva para impulsar la transformación completa del sistema para que seamos las mayorías que trabajamos quienes gobernemos, es por eso que te invitamos a sumarte y hacer fuerte estas ideas, difundirlas y claro, sumarte a hacerte parte del Movimiento Anticapitalista. Aquí nos encuentras: www.anticapitalistas.cl

MovimientoAnticapitalista @MovAnticapital

MovimientoAnticapitalista anticapitalistas.cl@gmail.com

El Movimiento Anticapitalista es parte de la Liga Internacional Socialita (LIS-ISL) www-lis-isl-org


CAMPAÑA INTERNACIONAL

Campaña por la libertad de las y los presos políticos En www.anticapitalistas.cl puedes encontrar vídeos e imágenes de la campaña por la libertad de lxs presxs políticxs de la rebelión que impulsa la Coordinadora 18 de Octubre y que hemos adherido como Movimiento Anticapitalista y nuestra corriente mundial, la Liga Internacional Socialista. Participan de la misma compañeros y compañeras de decenas de países y distintos continentes expresando la solidaridad internacional con el reclamo del pueblo chileno y también con la exigencia de la cárcel común, perpetua y efectiva a los violadores de derechos humanos que pretenden aprovechar esta coyuntura para evitar cumplir sus condenas.

#CuarentenaAnticapitalista Ninguna pandemia detendrá las ganas de organizarnos. El gobierno empresarial de Piñera y sus aliados se preparan en su ofensiva contra nosotres. Organicémonos para enfrentarlos, que sean ellxs quienes paguen la crisis. Es por eso que hemos elaborado una serie de actividades para mantenernos activxs, preparándonos para lo que viene. Todos los jueves a las 19 horas en vivo vía las redes sociales del Movimiento Anticapitalista. Préndete a los lives. Síguenos para charlas, cursos, entrevistas, foros, debates y mucho más. Depende de nosotres, activa en la cuarentena y hagámosla anticapitalista.

[3]


[4]

DERECHOS HUMANOS

CÁRCELES, PRESXS POLÍTICXS Y COVID-19 Francisca Barbosa La situación de las cárceles chilenas es la antesala de una crisis humanitaria de dimensiones siniestras cuyo responsable no es el contagio del virus en sí, sino las medidas (y ausencia de ellas) del gobierno de la clase dominante, que avala una lógica clasista y patriarcal de justicia que solo beneficia a los mismos de siempre. En este contexto, las y los presxs políticxs de la revuelta, cuyo encarcelamiento solo ha contribuido a empeorar las condiciones carcelarias, son sentenciados al contagio por el Estado.

Los muros del capitalismo No es casualidad que, quienes se encuentran hacinadxs hoy en las cárceles y centros del SENAME, sean los pobres y les subversivxs que se alzaron contra el modelo desde el 18 de octubre e incluso antes, como es el caso de los presxs políticxs mapuches. Con la aparición del virus en el escenario de crisis política chilena y en contexto de crisis capitalista global, se han agudizado aún más todas las descarnadas desigualdades que reproduce el capital y el patriarcado, evidenciando que los únicos preparados para resistir la pandemia son el 1% más privilegiado. En este sentido, las cárceles muestran una de las realidades más crudas, ya que cualquier medida que tomen las autoridades serán dentro de un contexto de violaciones sistemáticas a los derechos humanos de la población penal. Las propias instituciones del Estado han calificado la situación como una “bomba de tiempo” y han señalado que el hacinamiento y las precarias estructuras de los recintos no permiten el distanciamiento social.

Una derecha asesina y una “izquierda” patética Los “esfuerzos” del ejecutivo y el poder legislativo por descongestionar los centros penitenciarios no solo han sido insuficientes, sino que tuvieron como protagonista el show pobre de la derecha y su nuevo intento por incorporar a la ley de conmutativo a los asesinos de Punta Peuco, retrasando así la aprobación de la medida. Si bien su fórmula inicial no prosperó, a través de exigir la urgencia de la Ley Humanitaria y de solicitar los indultos presidenciales para los violadores de DDHH, indulto conmutativo a los asesinos de Punta Peuco,

retrasando así la aprobación de la medida. Si bien su fórmula inicial no prosperó, a través de exigir la urgencia de la Ley Humanitaria y de solicitar los indultos presidenciales para los violadores de DDHH, pretenden “rescatar” a estos genocidas que cuentan con amplios espacios y trato diferenciado en sus cárceles de lujo. Por otro lado, la ley aprobada que procura evitar los contagios en las prisiones beneficia solo a 1.300 personas privadas de libertad, cuando la cantidad de gendarmes y rexs contagiados se duplica por semana. Ni hablar del silencio de los supuestos representantes de izquierda ante las campañas del movimiento social y los propios presxs polítcxs por el cambio de cautelares para que la prisión preventiva sea cambiada por arresto domiciliario. Son más de 2.500 compañeres encarcelades desde la revuelta social que están encerradoxs sin condena por alzarse contra las injusticias que los sectores reformistas dicen querer cambiar con sus propuestas parches. Así, el Estado a través de sus autoridades judiciales y la incompetencia legislativa, y en particular el gobierno y la derecha, imponen una sentencia para todes aquellxs que ni siquiera han ido a juicio aún, y envían un mensaje muy claro a quienes nos oponemos a esta falsa democracia: la lucha se paga y con un alto costo.

Organizarse por la dignidad, derribar los muros Desde las mismas cárceles se han denunciado las condiciones inhumanas en las que viven hombres y mujeres y se exigen medidas que aseguren derechos tan básicos como son el acceso a agua potable y atención médica. La campaña por la libertad de lxs presxs polítcxs además, ha tomado un peso central en el movimiento social y se ha esparcido internacionalmente. Es urgente continuar en la lucha por nuestres compañeres encerradxs desde el 18 de octubre y por la dignidad al interior de los centros penitenciarios, en miras de construir una sociedad sin muros, una sociedad para el 99%. ¡Arriba les que luchan! Lxs presxs de la revuelta en sus casas YA.


DERECHOS HUMANOS

[4]

La impunidad como política de Estado. Es el sentido de continuidad con las políticas de impunidad de los gobiernos concertacionistas, donde ya se han otorgado de manera escandalosa beneficios a este tipo de criminales y Camilo Parada donde con la misma nostalgia de la dictadura se ha criminalizado contra la protesta social. Insistimos que la libertad de La propagación mundial del COVID-19, calificada en marzo lxs presxs políticxs no será ninguna moneda de cambio, ellas 2020 por la OMS como pandemia, se cruza en nuestro país y ellos son la reserva de Dignidad que junto al pueblo expresó con un contexto de cientos de mutiladxs, casos de tortura, violencia política sexual, asesinadxs y miles de presxs polítcxs las ansias y la posibilidad de cambio. Todxs lxs presxs políticxs encerradxs en cárceles comunes y centros del SENAME, por el en sus casas sin ninguna medida cautelar, basta de perseguir a sólo hecho de oponerse a las políticas neoliberales del modelo quienes luchan. chileno de continuidad con los principios socio-económicos No hay ninguna posibilidad de igualar jurídicamente a presxs impuestos por los Chicago Boys en la dictadura políticxs del estallido con criminales de lesa humanidad, cívica-económica y militar de Pinochet. esto es una aberración. Conceder beneficios penitenciarios En una realidad paralela, los criminales de lesa humanidad de a violadores a los derechos humanos es una nueva señal de la dictadura, aprovechándose del justo reclamo por la libertad impunidad, estos crímenes deben tener castigo efectivo sin ningún tipo de beneficio. En esto la Corte Interamericana de de las y los presxs políticxs de la revuelta, piden beneficios Derechos Humanos es clara respecto a la prohibición que pesa humanitarios: asesinos, torturadores, violadores, genocidas. La mayoría de ellos cumpliendo condena en Punta de Peuco, sobre los Estados de establecer mecanismos que transformen en ineficientes las sanciones a criminales de lesa humanidad. recinto especial construido en 1995 bajo el gobierno DC de Hay que ser clarxs además frente al hecho evidente que la Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Este recinto cuenta con piezas incárcel de lujo de Punta de Peuco cuenta con TODAS las condividuales, cuatro módulos con living, cocina y duchas, cada diciones de lujo y obviamente, sanitarias, condiciones que no habitación tiene inodoro personal, pueden hacer ingreso de electrodomésticos, radios, televisiones, acceso a señal satelital tienen lxs presxs comunes en las cárceles de Chile, expuestxs y computadores, beneficios de kinesiología, biblioteca y mul- a hacinamientos, insalubridad y falta de insumos. La mayoría de las pocas condenas en materia de crímenes de lesa humaticancha. En resumidas cuentas, todos los gobiernos, les han nidad cometidos en dictadura, llegaron décadas despuésque permitido vivir sus condenas en una condición de privilegio y lujo en comparación a la realidad carcelaria de hacinamien- fueron cometidos y las penas son considerablemente bajas, lo que no es sólo una burla para lxs familiares y sobrevivientes, to de las presas y presos comunes en Chile, a esto sumamos es también el intento de profundización descarnada de la las condiciones inhumanas de miles de menores de edad en ideología del olvido y la impunidad sobre la cual se instaló el centros de detención dependientes del SENAME. modelo contra el que nos rebelamos el 18 de Octubre. Llegamos a la pandemia mundial con esta compleja trenza, por un lado, presxs polítcxs del estallido de Octubre, exigien- Es por esto que desde el Movimiento Anticapitalista y la Liga Internacional Socialista hemos adherido a la campaña por la do el cambio de medidas cautelares para pasar sus condena libertad de lxs presxs políticxs, impulsada por la coordinaen casa y demandando mejores condiciones sanitarias, no dora 18 de Octubre, realizando una campaña internacional solamente para ellxs, sino para el conjunto de la población con compañeras y compañeros de distintos países exigiendo de presxs comunes (en un gesto innegable de solidaridad) y la libertad de lxs presxs y también cárcel común para TODOS por otro lado, tenemos cárceles de lujo para los criminales los genocidas. de lesa humanidad. Estos últimos presos, apoyados por un grupo de familiares y personeros de la más rancia derecha pinochetistas, se les unió voz del Presidente Sebastián Piñera (responsable de las últimas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile) para que los genocidas puedan cumplir las penas en sus casas, esgrimiendo “razones humanitarias” y la avanzada edad de estos criminales.


[6]

SINDICAL

Enfrentemos la arremetida patronal Camila Millaray Ante una pandemia que tiene a millones en el mundo en cuarentena, con una profunda crisis sanitaria, se le suma el avance imparable de la crisis económica que lleva al gobierno de Piñera a levantar un plan de políticas que busca “resguardar los puestos de trabajo y los ingresos de las y los trabajadores”. La llamada ley de protección al empleo.

Es en esta lógica que se ha montado la estrategia de salvataje de este gobierno que va al son de los empresarios, poniendo sus ganancias por sobre nuestras vidas, así lo reafirma la Cámara del Comercio de Santiago que sostuvo que: “No podemos matar la actividad económica por salvar vidas, después lamentaremos que gente muera de hambre”.

Otro de los puntos que pone en evidencia la situación laboral del país es la condición de extrema precariedad que están enfrentando las y los trabajadores de la salud, la primera línea frente a la pandemia. La campaña “no queremos aplausos, queremos insumos” hace eco cada día con más fuerza, en exigencia a una inyección de presupuesto estatal a la salud Una política de salvataje pública y así frenar las muertes en las salas de espera y que no El decreto de la Dirección del Trabajo, la Ley de Teletrabajo, la sean los propios trabajadores quienes fabriquen los insumos, Ley de Protección del Empleo (votada por el PC) y la política mientras que son el sector con mayor tasa de contagio. criminal de no anunciar una cuarentena nacional total, son Activar la huelga en defensa de la vida y el trabajo. Necesitamos algunas de las medidas contra la clase trabajadora que ha otro modelo sindical. impulsado el gobierno de Piñera, legalizando la suspensión del pago de las remuneraciones, la suspensión contractual en El silencio cómplice de la CUT y Unidad Social a ayudado al período de cuarentena o por acuerdo con el trabajador, este gobierno ha impulsar estas políticas en completa impunidad. último para que se acojan al seguro de cesantía. A la fecha, ya han sido más de 23 mil empresas que se han acogido a esta Es tarea urgente que sea la lucha y organización de las y los ley, dejando a cerca de 350 mil trabajadores sobreviviendo con trabajadores que impulse una salida a esta crisis, por lo tanto, sus propios ahorros del seguro de cesantía y resguardando las un rol activo y de democracia interna y de base. Si nos obligan ganancia de los principales monopolios económicos del país, a trabajar, que seamos nosotras y nosotros quienes decidamos en asambleas cómo enfrentar la paralización de los despidos, pues ¿quiénes se han acogido a esta ley? Principalmente, los organizar la lucha por insumos básicos, oponernos a la precaconsorcios de las grandes multitiendas como Paris y Ripley, rización de la vida. así como también las grandes cadenas de comida rápida. O sea, esencialmente el sector del comercio asociado a los granEsta crisis no la deben pagar las y los trabajadores. Por eso, es des capitalistas de este país, que año a año dan cuenta de las central la lucha por la huelga general como la principal hemillonarias ganancias que tienen. rramienta que tenemos para enfrentar los embates patronales acompañado de un plan de lucha. Necesitamos otro modelo Una arremetida patronal sindical al servicio de las y los trabajadores para que la crisis En este marco, se visualiza una arremetida sin control contra no la paguemos quienes trabajamos. ¡Huelga general ya! Por la el conjunto de la clase obrera que lleva semanas copando filas vida, la salud y por el derecho al trabajo digno. para cobrar el seguro de cesantía y denunciado la ola de despidos que se han generado durante este último mes, se avizora que rápidamente las cifras de desempleo superarán las dos cifras.

Esta situación se agudiza aún más para el conjunto de la clase trabajadora que ha sido puesta en jaque: la vida o los sueldos.


SALUD

[7]

La enfermedad mayor. Consuelo Villaseñor

Presidenta Confederación Democrática de Profesionales de la Salud (CONFEDEPRUS)

La llegada y propagación del COVID-19 en nuestro país ha dejado en evidencia, una vez más, las poderosas razones por las cuales es necesario un cambio profundo en el modelo de desarrollo social. Un desarrollo que depende fundamentalmente de la redistribución del ingreso, de la reorientación del crecimiento económico. Durante décadas se ha puesto a esta variable, el crecimiento, como parámetro exclusivo de bienestar social de nuestro país. Cifras macroeconómicas que, puestas en términos comparativos, situaban a Chile dentro de las primeras naciones sudamericanas en la materia, sinónimo irrebatible de prosperidad.

que ha sido reducido, tanto para abordar demandas sociales como para entregar millonarios recursos a grandes empresas privadas.

Ante una crisis sanitaria y social como la que se vislumbra en un horizonte cada vez más cercano, con un Estado debilitado por la lógica privatizadora que se ha adueñado de riquezas, bienes comunes de uso público y derechos, con una Salud Pública desmantelada por ello, no es el mercado el que da las respuestas necesarias para enfrentar este escenario. Por ello, los y las trabajadores/as de la Salud en Chile hemos dado una pelea de años para poder fortalecer el sistema público que Un desarrollo que depende, en resumidas cuentas, de tenemos, tratando de incidir y hacer entender que se necesita cambios profundos y estructurales que permitan tener un mayor inversión pública y no se puede seguir desmantelando Estado fortalecido y no subordinado al modelo económico progresivamente la salud a través de este modelo neoliberal actual, que en nombre de la libertad de mercado lo ha releque no la reconoce como derecho. Hoy nos encontramos gado a un segundo plano, debilitándolo en su capacidad para en una situación precaria, en donde la falta de insumos ha generar políticas públicas potentes y efectivas en favor de la sido permanente. Las medidas que se han tomado han sido ciudadanía, que puedan dar respuesta a necesidades y emertardías e ineficientes para contener esta pandemia, el gobierno gencias como la del COVID-19. ¿Acaso el mercado, el sistema ha tenido un actuar irresponsable y criminal en su tozudez de salud privado que ha sido beneficiado con el desmantepara adoptar una cuarentena total. No han querido escuchar lamiento sistemático de la Salud Pública, va a dar solución a nuestro reclamo por hacer mayor inversión en Salud Pública esta crisis sanitaria? ¿De qué manera podría hacerlo, si su ins- y dejar de privatizarla, el gobierno está tomando medidas piración no es de naturaleza social, sino comercial y lucrativa? con cifras irreales, tenemos trabajadores/as contagiados/as y varios cuyos resultados de exámenes aún no están listos. La Salud Pública, donde se atiende el 80% de las chilenas y chilenos, ha estado enferma durante mucho tiempo, anémica, Los trabajadores/as de la Salud estamos acostumbrados/as a desangrada por los colmillos depredadores del mercado que lidiar con la adversidad, sin dejar de lado nuestro compromive, en aquellos millones de usuarios y usuarias, millones de so, pero para eso debemos tener los elementos de protección dólares que podrían ir a parar a bolsillos privados. necesarios para no contagiarnos y pueda haber personal disponible. Por ello, emplazamos al gobierno una vez más, de Clientes potenciales en lugar de sujetos de derechos. Reformanera clara, a que asuma su responsabilidad en el resguarmas como el proyecto de ley de “mejoramiento” de Fonasa do tanto de la salud y la vida de las y los trabajadores/as de sólo han sido intentos por avanzar en esa dirección, trasla Salud, como de la población que se atiende en el sistema pasando recursos al negocio de la salud privada para terpúblico. Así también, reiteramos nuestro llamado a declarar, minar por asfixiar y matar al sistema público. Se ha dicho con sentido de urgencia, una verdadera cuarentena total en en numerosas ocasiones que esta salud enferma necesita de el territorio nacional, de manera de frenar el avance de esta inyecciones presupuestarias que le permitan fortalecerse, de pandemia en lugar de permitir un “contagio lento”, con el manera de poder hacer frente a la demanda por atención de costo en vidas humanas que esa decisión política implica. La sus usuarios y usuarias; sin embargo, lo primero que requiere Salud es un derecho y debe estar garantizado como tal, así nuestra Salud Pública es ser un derecho garantizado en una como también sus políticas públicas deben construidas con la nueva Constitución, en la cual el Estado sea garante de estos y sociedad, de acuerdo a sus necesidades, y no definidas dentro otros derechos sociales y deje de lado el rol subsidiario al de cúpulas de poder alejadas de la realidad.


[8]

FEMINISMO

Trabajo reproductivo en tiempos de pandemia. Necesitamos un plan de emergencia feminista.

Maura Gálvez-Bernabé “¿Cómo se supone que las mujeres deben equilibrar la carga del trabajo no remunerado en el hogar, con el trabajo remunerado a tiempo completo en el lugar de trabajo? La verdadera respuesta es que no pueden”. - Tithi Bhattacharya

La pandemia de COVID-19 entra a escena en un contexto de agudización de la crisis capitalista, avanzando aceleradamente a una nueva recesión aún mayor a la ya vivida durante el 2008 según analistas del propio FMI y del Banco Mundial. Situación que ha corrido el velo de lo “netamente productivo”, poniendo sobre la mesa las labores domesticas, reproductivas y de cuidados que debemos sostener los cuerpos feminizados, hoy más tangibles que nunca. Aquel trabajo reproductivo, fundamental para que el capitalismo funcione, se combina con ajuste, precarización y crisis económica a la avanzada de la pandemia que cae con fuerza sobre nuestros cuerpos.

En tiempos de pandemia. Nuestras vidas y el capitalismo neoliberal. Algunos datos previos: • La brecha salaria es del 27,2% entre hombres y mujeres frente a la misma labor. • El 50% de las mujeres chilenas reciben salarios de $ 343.000 o menos. • La feminización de la pobreza asciende al 54,3%. Estos datos se cruzan con una realidad en dónde las mujeres deben seguir yendo a sus lugares de trabajo exponiéndose al contagio en condiciones precarias. Ejemplo de aquello son las trabajadoras de casa particulares, el 97% son mujeres, mientras que de ese porcentaje el 46% lo realizan de forma informal (CASEN). En el retail, otro sector que se ha visto obligado a funcionar estas semanas y con alta aglomeraciones, la feminización alcanza el 51%(Fundación SOL). Siguiendo con sectores estratégicos y fundamentales en tiempos de pandemia, en el sistema de salud y servicio somos el 72% de mujeres quienes enfrentamos al virus.

La precarización del trabajo también alcanza un punto especialmente crítico en el sector del aseo. Les trabajadores de la limpieza son en su mayoría mujeres y generalmente están trabajando bajo el régimen del subcontrato, quedando su salud bajo la nula responsabilidad de las empresas subcontratistas que deben seguir prestando servicios a otras empresas e instituciones estatales que no pararán sus actividades. Por otra parte, las trabajadoras asalariadas que han tenido la posibilidad de cuarentena, se encuentran en el hogar realizando teletrabajo, con jornadas extenuantes y a merced de los requerimientos sin horario de las patronales. La realidad de las mujeres desocupadas es aún más preocupante ya que la tasa femenina alcanzó los 7,7%, incrementándose 0,2 pp a fines de 2019. Más allá de los datos, hay dos hechos críticos de estas realidades: la creciente exposición al contagio, gracias a las medidas de un gobierno que ve nuestras vidas como mercancías y el otro, el incremento desmedido de las labores domésticas, reproductivas y de cuidado en tiempos de crisis. ¿De dónde saldrá el tiempo para hacer tareas escolares con niñes en cuarentena? ¿Cómo se lidia con el almuerzo, la limpieza, los cuidados de enfermxs, además de intentar llegar a fin de mes con el alza sideral de los alimentos y medicamentos y sin seguridad social alguna? La realidad se agudiza si a eso le sumamos la situación de las mujeres migrantes y disidencias. La situación es crítica y la atraviesa la más virulenta de todas las pandemias: la violencia machista. Hoy, las mujeres y cuerpos feminizados, les niñes y les adultxs mayores somos quienes estamos en exposición directa a convivir encerradxs con un agresor en un contexto social y sanitario que fomenta y alimenta la reproducción de la violencia. Sólo en el 2019,64 mujeres fueron asesinadas por femicidas en Chile y este año, a la fecha llevamos 12 compañeras menos. Precarización laboral, trabajo reproductivo invisibilizado y cuarentena con violentos, es el cuadro de la pandemia para la realidad de los cuerpos feminizados.


FEMINISMO

[9]

Plan de emergencia Feminista y Anticapitalista Es urgente avanzar en medidas que apunten a superar la crisis poniendo en el centro nuestras vidas, no las ganancias del capital. Es por eso que creemos sustancial avanzar en 7 puntos centrales: 1.- Ley de emergencia ya! Presupuesto estatal para enfrentar la violencia de género, garantizando que las mujeres, disidencias, niñes y adultes mayores en situación de violencia puedan irse del lugar de convivencia con el agresor, teniendo acceso a un hogar, salud, servicios y trabajo. 2.- Reconocimiento salarial de las labores de domésticas y de cuidados: Ante el cierre de escuelas y/o casos de infección que requieran atención de cuidados, el Estado debe pagar un sueldo equivalente al costo de la vida de $500.000 líquidos o igual al salario mensual si es mayor a 500 mil pesos, de las personas que están cumpliendo trabajo doméstico y de cuidados. 3.- Derecho a la salud y el trabajo de las trabajadoras de casas particulares: Cuarentena preventiva con goce de sueldo a cargo del empleador o el Estado para trabajadoras de casas particulares. Línea directa de denuncias para los abusos y situaciones de encierro involuntario con fiscalización de organizaciones sociales y sindicatos.

3.- Derecho a la salud y el trabajo de las trabajadoras de casas particulares: Cuarentena preventiva con goce de sueldo a cargo del empleador o el Estado para trabajadoras de casas particulares. Línea directa de denuncias para los abusos y situaciones de encierro involuntario con fiscalización de organizaciones sociales y sindicatos. 5.- Migrar como un derecho garantizado: Ningún tipo de discriminación, acceso irrestricto y gratuito a la salud con goce de sueldo. Información inmediata para migrantes en proceso de regularización y prohibición de cualquier persecución o castigo a quienes estén de manera irregular en el país. 6.- No mas endeudamiento: Condonación inmediata de todas las deudas y cuentas individuales. 7.- Democracia en el país, en la calle y en la casa: El gobierno del 6% no decide por nosotres. Será nuestra organización, basada en el cuidado la que debe ser protagonista. Estas medidas tienen que ser acompañadas y potenciadas con un plan integral para enfrentar el avance de la pandemia, que parta por declarar de utilidad pública las clínicas privadas con toda su infraestructura e insumos. El Estado debe invertir todos los recursos necesarios a través de un shock presupuestario controlado por de un Comité de Emergencia, constituido por las y los trabajadores de la salud y la comunidad para su implementación democrática.

La defensa de nuestra salud, nuestros trabajos y nuestras vidas es la prioridad, Ley para paralizar los despidos y cuarentena efectiva con goce de sueldo. Debemos empujar ya la huelga general que active la cuarentena nacional a la que este gobierno se niega. La CUT y Unidad Social deben salir ya de su pasividad, la vida y salud de miles de personas está en riesgo, no hay tiempo que esperar, sus declaraciones no bastan, es momento de actuar. Nuestra salud vale más que sus ganancias. Por la justicia de Silvana Garrido Urdiles, víctima de femicidio el 27 de enero de 2019. Las mujeres no tenemos garantías en este sistema patriarcal y capitalista, ni siquiera tenemos garantizada la vida misma. Por eso nuestra lucha es por cambiar por completo la sociedad en la que vivimos, con feminismo de clase y combativo que apueste por subvertir todo orden de cosas. Hoy, este Estado y en particular este gobierno, son cómplices del sistema actual que propicia la violencia física, psicológica, sexual y económica contra nosotras y que se agudiza en tiempos de pandemia. Es en este contexto que la lucha contra los femicidios y la búsqueda de justicia y reparación para las víctimas de la violencia machista, no es una demanda aislada, sino una muestra de que las demandas feministas son demandas de la clase trabajadora. Ni una mujer menos, ni una muerta más! Justicia para Silvana.


[10]

POLÍTICA

La rebelión en tiempos de pandemia. Acumulación y preparación: Ahora sí otro modelo.

Joaquín Araneda. Los tiempos políticos se contraen y la experiencia acumulada por el conjunto del pueblo chileno desde octubre a la fecha experimenta un nuevo cambio; entró la pandemia y avanzamos a nuevas crisis, continuidades y nuevos rumbos ¿para qué nos debemos preparar?

Lo que no termina de morir. Fue el marxista italiano, Antonio Gramsci, quien siguiendo a Maquiavelo en la metáfora del Centauro, ilustraba la dualidad del Estado y la hegemonía. Un lado animal y otro humano. Una analogía que podemos retomar para ejemplificar los últimos seis meses en nuestro país. Chile se consideraba excepcional en el continente, riquezas y estabilidad, un modelo definido por Piñera como “el oasis latinoamericano”. Aquel sentido común de propaganda mediática y de éxito neoliberal se desmoronó como castillo de naipes cuando la revancha histórica de todo un pueblo se hizo sentir. La relativa calma de gobernabilidad burguesa sucumbió a la instancia más democrática del pueblo: el asalto a las calles, auto-organización y enfrentamientos sin miedo contra los pacos. Falló la ideología del “no se puede” y “en medida de lo posible”. Entonces se expresó la otra dualidad del Estado, el animal coercitivo, represivo en esencia y autoritarismo de la minoría concentrada económicamente y políticamente en el poder. Los meses transcurridos desde el 18 de octubre fue un aprendizaje colectivo. Chile cambió y de esa forma entramos a la crisis multidimensional que el capitalismo atraviesa en la actualidad a nivel global. Nada será igual en el país después de octubre, nada será igual en el mundo después de la pandemia. Las revoluciones aceleran los tiempos, es así que tras desmoronarse la ideología del oasis, también pudimos corroborar que –la contraparte - que instaba la posibilidad de un capitalismo humanizado también cayó.

La ideología de “en medida de lo posible”, que gobernó durante 30 años sobre la herencia pinochetista sucumbió, también fue enfrentada desde el “no son 30 pesos, son 30 años”. La renovación “de izquierda”, el Frente Amplio, expiró frente a la revancha histórica del pueblo chileno. El programa de la revolución nacido de las calles es imposible de desarrollar en los límites establecidos por el capitalismo. Es decir, se confrontan intereses y se evidencian los antagonismos de clases. Por espíritu deportivo no se mueve la defensa de la acumulación privada, el capitalismo no se reforma a favor de las mayorías y esta vez con la crisis económica en marcha se intensifican sus rasgos autoritarios para aplicar sus planes. Es más, el Pacto por la Paz y la Nueva Constitución, firmado desde la derecha pinochetista hasta el Frente Amplio, apostó a reconstituir ese lado “humano”, de diálogo y paz de los de siempre, sostenido por la impunidad frente a las violaciones de derechos humanos por parte de Piñera. Es por eso que la careta democrática se diluye nuevamente, se expresa lo evidente: se dejó en el poder a un gobierno criminal y que hoy está a cargo de la pandemia. El salvataje al régimen político sólo amparó lo irracional de un gobierno que se mantuvo en pie a punta de fusil desde octubre. En otras palabras, y acudiendo nuevamente a Gramsci con su famosa frase, se demuestra que “lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. Y en ese claroscuro surgen lo monstruos”. En defensa del capitalismo, a través de sus instituciones (la policía, la justicia, el parlamento, etc.) asoman aquellos monstruos y actúan unificados.


POLÍTICA Es Boric firmando el Pacto, es el PC votando la suspensión del sueldo en tiempos de cuarentena, es Mañalich contabilizando muertos como recuperados del COVID-19. Son lo viejo que tienen que terminar de morir y que hoy están a cargo de la crisis sanitaria y de enfrentar la crisis económica más profunda en casi 100 años. Hay otro camino para afrontar la tormenta.

Las calles y el programa de la revolución frente al COVID-19. El proceso de la rebelión a partir de la movilización permanente parió auto-organización y propuestas. Demandas que exigían sacar a Piñera y poner en pie otro Chile totalmente distinto, partiendo con otra Constitución para recuperar derechos básicos. El desmantelamiento de la propiedad privada, democratizarlo todo, derechos básicos y fundamentales al servicio de lo público y no de la ganancia privada, es decir un modelo socialista, bajo control social y de quienes trabajamos para que esté en función del beneficio de las mayorías, en algún momento era planteado sólo por les anticapitalistas como alternativa. Hoy es el sentido común: hay que recuperar la salud y defender el trabajo digno para todes. Hay preocupación y es obvia. La crisis sanitaria expresa la decadencia de un sistema amparado en el beneficio del 1%, mientras que las mayorías sociales estamos absolutamente en la incertidumbre. Sálvense quienes puedan y es cierto, el virus no diferencia clases, el sistema de salud sí: darwinismo social, pagar o morir. Y no es todo, la entrada del COVID-19 aceleró la crisis económica y los gobiernos de cada país del mundo actúan en función de amortiguar los efectos negativos para los grandes capitalistas, descargando la crisis sobre las mayorías que trabajan. Esquema que refuerza el giro autoritario, aunque tal como ya lo expresó el FMI, la preocupación no es solo del 99%, sino de quienes planifican la vida sobre el mundo. Hay temor que al pasar la pandemia, surjan fenómenos como Chile por toda la orbe.

[11] De la resistencia a la propuesta: programa y partido. La pandemia y la crisis económica pone a la orden del día el programa que nació de las calles el 18 de octubre en nuestro país. Un derecho tan básico y fundamental como la salud, si no está al servicio de todes, no tiene posibilidad alguna de dar respuesta para frenar el contagio del COVID-19. Como ya se expresa, no hay camas en hospitales, no existen test masivos ni respiradores mecánicos. La primera línea contra la pandemia, las y los trabajadores de la salud, están completamente expuestos por la falta de insumos y una cuarentena que distingue clases sociales gracias al plan del gobierno y el apoyo de la “oposición”. En resumen, la pandemia no desbaratará la acumulación de la rebelión, tampoco los planes del gobierno podrán durar mucho. Sus aliados en esta pasada, el Partido Comunista, que dirige la CUT, ha apoyado y votado leyes anti-obreras, mientras que se conforma por aparecer en un Live cada tanto. Vergonzoso. Y es justamente frente a aquello que nos tenemos que preparar, también sacar lecciones. Lo fundamental es que sin la clase obrera como protagonista los cambios de fondo serán difíciles. Se desprende otro aprendizaje: sin proposiciones alternativas, de militancia y combate los cambios también son difíciles. Esta es trategia central que será de primera línea en los próximos meses, la crisis economía entra con fuerzas y quienes dicen representarnos han caducado pero no han terminado de morir. Disipar aquellas dudas, retomar las calles y prepararse nuevamente para instaurar la democracia más real, la de las calles, y conducir toda esa fuerza a exigir la huelga general será prioritario para lo que se viene. Estas ideas necesitan concentración de militancia, claves y propuestas, confrontación fraterna y síntesis colectiva, una nueva alternativa radical. Nuestra joven organización apuesta a eso, retomar el Programa de la Revolución y transformarlo en el arma radical para un nuevo sistema, es por eso que la tarea urgente es tomar la política construyendo una herramienta revolucionaria. Te invitamos a sumarte junto a nosotres, hagamos grande el Movimiento Anticapitalista y derrotemos el peor virus, el capitalismo imperialista, en Chile y en el mundo.


[12]

ENTREVISTA

Anita Tijoux. Música, activista, feminista. Diálogos en tiempos de pandemia. Entrevista Camilo Parada En medio de la pandemia mundial, realizamos una entrevista a la música-activista Anita Tijoux, quien a través de su poesía, ha levantado múltiples banderas de lucha, que van desde el antirracismo al feminismo de clase, pasando por el internacionalismo. Actualmente, se encuentra trabajando en su nuevo disco Antifa Dance. Anita es una mujer que se posiciona. Su música es profundamente política y una invitación a conocer y mover el cuerpo. Camilo Parada: Hace unas semanas, liberaste por diferentes plataformas digitales un nuevo sencillo llamado Antifa Dance. Un temón. Escucho los primeros fraseos y me pongo a bailar, pero también entran ganas de quemarlo todo. En este sencillo tocas varios temas, uno de ellos es el internacionalismo, ¿qué es para ti el internacionalismo y qué relación tiene con el antifascismo? Anita Tijoux: Siempre he pensado que las luchas se entrelazan, se tejen entre ellas. Ante todas las desigualdades, la solidaridad como bastión de lucha y de fuerza popular, ¿por qué es internacionalismo? Porque lo que sucede al otro lado del charco, al otro lado del río o del océano, a cualquier colega, compa, compita me afecta a mí. Entender que la única manera que tenemos de luchar entre nosotros, tiene que ver con la capacidad de ver al otro. Para mí, eso es internacionalismo. Entender que todas las luchas populares, son una sola lucha, por más que haya singularidades según los países, por temas geográficos o hemisféricos o climáticos, siempre hay una cosa que tiene que ver con la opresión, con la violencia de los Estados opresores. Por eso siempre me he declarado internacionalista -desde pequeña- y el antifascismo tiene que ver con esa lucha. Tiene que ver con que justamente somos antifascistas, porque estamos en contra de toda violencia ejercida contra otra persona que tenga otro color de piel, que venga de otro país. Pensando en que somos todos humanos y entendemos que el cuerpo político y el cuerpo social, es nuestro cuerpo también, para hacer los cambios que queremos para hacer frente a la violencia. C.P: Anteriormente sacaste “Cacerolazo”, unos días luego de la revuelta del 18 de octubre. Ahí hablas de una continuidad entre las políticas impuestas a fuego por la dictadura y los gobiernos de la Concertación y la derecha, ¿cómo ves los lazos comunicantes existentes entre el neoliberalismo Chicago Boys, la defensa del modelo por parte ex Nueva Mayoría y el estallido? AT: Cómo bien dice la pregunta, esto tiene que ver justamente, con la continuidad de toda esta gente de la Concertación, la derecha, y como dices tú, los Chicago Boys. Es la defensa del modelo neoliberal, la ex Concerta, la ex Nueva Mayoría y este estallido que ha sido una respuesta, una respuesta epidérmica de la gente, qué bueno. Hay gente con mayor formación política, pero lo más lindo es que la gente ha ido construyendo su propia política, en base a la desigualdad que vive en carne propia ¿no? Lo que decía respecto a la pregunta anterior, que somos un cuerpo social y político, y que se nos quitó la palabra “política” y que toda esta gente ha usurpado, desde lo que bien dices tú, desde la dictadura; desde la Concerta; la ex Concerta, con nuevos nombres, porque se van poniendo trajes los unos a los otros y finalmente, son la misma calaña de gente que va matando la vida, matando la posibilidad de una igualdad entre la gente. Tiene que ver justamente que es un sistema que no se ha cambiado, que la gente que ha venido después, ha profundizado este sistema pinochetista, hablando de democracia, con un discurso de libertades y etc., pero finalmente, lo único que han hecho es replicar un sistema neoliberal, que ha sido un sistema de pura violencia.


ENTREVISTA

[13]

C.P: En el contexto de la pandemia mundial del Covid-19 ¿cómo ves la respuesta de los diferentes gobiernos capitalistas alrededor del mundo? AT: Han contestado como buenos capitalistas y terratenientes que son. Algunos lo han hecho con discursos más poéticos, de igualdad, etc., pero finalmente, esta catástrofe sanitaria tiene que ver con todos estos gobiernos que simplemente han invertido en guerra, en armas, que más encima aman la guerra y, de hecho, hablan de este virus como una guerra. Quieren instalar la palabra “guerra” en la misma gente, cuando en verdad, yo no estoy peleando con mi cuerpo, yo me quiero preparar físicamente para lo que se venga y esta gente, de todos los gobiernos -insisto- con distintos lenguajes, distintas formas de hablar, finalmente se cruza siempre la palabra. Entonces, creo muy interesante romper con este cerco y pensarnos como pueblo frente a esta pandemia. C.P: Durante años, la socialdemocracia y el social-liberalismo, han desplegado enormes esfuerzos en convencernos que la clase obrera ya no es un sujeto válido, difuminando así al sujeto de clase en una ambigua “ciudadanía”. ¿Sigue siendo la clase obrera, el sujeto principal de la revolución? AT: Bueno, es interesante esta pregunta, porque justamente, nos han convencido de que la clase obrera no existe, porque no es un “sujeto válido” y en esta cosa de la ciudadanía ¿no? En esta cosa buena onda, esta cosa light y me hace mucho ruido, porque me hace recordar que nos quitaron “la clase popular”, pensando en que todos éramos clase media. Este “bienestar social” de que todxs tenemos acceso a la tarjeta de crédito y como decía antes, nos han quitado muchas cosas. Nos han quitado nuestros muertxs, se ha quitado la justicia, se ha quitado la política, se ha quitado la clase obrera y el mundo popular. Entonces es muy importante volver a recuperar estas palabras, porque son más que palabras, tienen que ver con la identidad de clase y para mí eso es muy importante, porque volvemos a reconstruir y retejer política, con este tipo de conceptos, que son nuestros conceptos.

C.P: Cuando hablas de feminismo, dices que no se puede separar la lucha feminista de la lucha de clases, ¿nos podrías explicar a qué te refieres? AT: Bueno. ¿Por qué el feminismo no se puede separar de la lucha de clases? Porque yo creo en el feminismo popular. Yo sé que acá hay divergencias, diferencias entre mucha gente ¿no? Lo que a mí me ha hecho sentido, es entender que hay un feminismo de clase, que tiene que ver con que la opresión a la mujer, tiene que ver con una opresión de clase. Es muy diferente, con todo el respeto que me merece, ser una feminista blanca, europea, en una situación de privilegio (bien por ella), a ser una feminista haitiana, en situación de pobreza o miseria. Entonces, por eso pienso que el feminismo es popular y de clase, que de otra forma no puede ser. CP: Por último, ¿tienes pensados nuevos proyectos para este año, conciertos en Chile, Latinoamérica, algún disco? AT: Sí, estoy haciendo justamente este disco de “Antifa Dance”. Estoy en eso, intentando pensar cómo hacer un disco político bailable, no sé si la logre, pero estoy en eso (ríe), tratando de escribir canciones y me ha costado harto, lo asumo totalmente, concentrarmen este confinamiento siendo mamá.


[14]

ECOSOCIALISMO

Calentamiento global y COVID-19. Hijos sanos del capital Mariano Rosa

Dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y la Red Ecosocialista de Argentina

Ambos fenómenos tienen puntos convergentes. Los dos se podían prevenir. Uno y otro se multiplican porque la prioridad bajo el capitalismo radica en la privatización de los beneficios y la competencia, no en las necesidades sociales mayoritarias. En fin: están hermanados por la misma matriz. Nuestra visión y propuestas. Es evidente que, aunque la dinámica de la economía mundial venía ralentizada desde 2019, la aparición del Coronavirus no nos puede llevar a minimizarlo en dos sentidos: por un lado, en sus consecuencias económicas (parate industrial, interrupción de cadenas de suministros, impactos sobre el transporte aerocomercial, el turismo, etc.); ni por la amenaza socio-sanitaria real que constituye. Rigurosamente hablando, el COVID-19 amplifica la crisis económica y social. Contener la epidemia hubiera planteado tomar una serie de medidas muy potentes de control sanitario de las personas provenientes de las regiones afectadas, identificar y aislar a los posibles infectados, limitar el transporte y reforzar los servicios de salud. Rehenes de la lógica capitalista, los gobiernos en la mayoría de los países actuaron tarde, improvisadamente, minimizando la escala del problema y, aunque tomaron algunas decisiones más tarde, nunca dejaron de correr detrás de la propagación del virus. A la vez, es categórico que tanto la crisis capitalista como esta pandemia confluyen en un panorama con una triple complicación: • Desfinanciamiento de los sistemas de salud. • Desinversión en investigación estatal, independiente de las corporaciones. • Niveles de flexibilización y precarización laboral en el sector salud impresionantes. • Es decir: estuvieron dadas todas las condiciones para una convergencia explosiva y socialmente destructiva como la que estamos empezando a transitar. La cuadratura del círculo Hablemos del cambio climático, de sus parentescos con la pandemia actual. El calentamiento global no es una interpretación, es un dato rigurosamente empírico. Su dinámica, en espiral, reatroalimentándose, también es indiscutible. Volvamos a explicarlo: la emisión de gases de efecto invernadero (por la quema de combustibles fósiles y la agro-ganadería a escala industrial) satura la atmósfera, concentra calor y aumenta la temperatura media del planeta. Hay alertas desde la década del 70 del siglo pasado enunciada por científicos independientes. Ese fenómeno provoca sequías, desertificación y favorece incendios, y derretimientos de hielos árticos y antárticos. ¿Qué tienen los bosques, las selvas y los hielos que revistan importancia? Gigantescas cantidades de dióxido de carbono (CO2) concentrado, que al quemarse vegetación o derretirse hielos, son liberadas emisiones adicionales de esos gases a la atmósfera. Esta secuencia refuerza el ciclo de calentamiento, saturación y aumento de temperatura. ¿Cómo bloquear este circuito no-natural, sino consecuencia de una matriz específica de producción? Sustituyendo esa matriz, por otra que sea pilar de un modo de producir/consumir basado en otra lógica, que reduzca el volumen material de lo que se genera y que trace un intercambio con la naturaleza, regulado por una racionalidad sustentable, no depredatoria. Así de simple, así de desafiante, la perspectiva urgente. Para el capital, sin embargo, es la cuadratura del círculo. Imposible, incompatible con sus leyes esenciales.

El efecto Titanic Ante el COVID-19, el poder político y económico de las corporaciones actuó con pánico, improvisación, darwinismo social, etc. Es decir, las respuestas del capital son clasistas, racistas, patriarcales, burguesas. De alguna manera, de forma concentrada esta pandemia anticipa a escala reducida, lo que puede pasar si los actuales contaminadores y negacionistas del calentamiento global, conducen la sociedad frente a las consecuencias crecientes del cambio climático en los próximos años. Opera una especie de “efecto Titanic”. Recordemos. Ese enorme transatlántico, hundido a principios del siglo pasado, reportó entre sus fallecidos, un 85 % de pasajeros de 3° clase. Los primeros en huir a los botes escasos y de privilegio, fueron los pasajeros de élite, de la clase privilegiada. En este barco que se llama mundo, de pandemias que se propagan y temperatura que sube, la mayoría viajamos en 3° clase. Por lo tanto, la clave, antes de que se empiece a hundir, es que hay que reaccionar a tiempo y arrebatarles el timón a los capitanes de la tragedia segura. Lo humano antes que las cosas La frase es de Marx, de los “Manuscritos” y dice algo así como que “la valorización del mundo de las cosas es directamente proporcional a la desvalorización del mundo de lo humano”. Esa definición, de la naturaleza del sistema que produce por producir, con el objetivo de asegurar ganancia privada a los dueños de todo lo fundamental, impone desafíos como generación. Y traducido en tareas de conciencia, lucha y organización, significa sobrepasar, necesariamente, los límites del capitalismo y de forma revolucionaria, antisistémica: • Frente al COVID-19 es indispensable socializar la infraestructura de salud privada, de farmacéuticas y laboratorios. Con el calentamiento global, cambiar la matriz de energía por renovables y limpias, y de producción, para un consumo re-educado sobre nuevos parámetros. • Expropiar a los propagadores del ajuste y los contaminadores del planeta. Tomar el control de la situación, gobernar con los de abajo, reorganizar la economía, las relaciones sociales y el modelo político. Con la gente que trabaja, la juventud precarizada, los movimientos sociales, empezando por el feminista/disidente y todos los sectores populares como convergencia social transformadora, revolucionaria. • Proyectar esa estrategia a escala internacional, para barrer la disputa inter-capitalista de patentes o por nichos de mercado. Sustituir todo eso, por la colaboración internacionalista de los pueblos, para una vida humana, amigable con la naturaleza. Al final se trata de defender lo elemental, las causas básicas a favor de la mayoría social.


INTERNACIONAL

Sanders y el colapso del sueño neo-reformista

[15]

Sin embargo, más allá de la oscura historia del Partido Demócrata, un proceso preelectoral de casi un mes demostró que esa estrategia no sería posible (...) Emre Güntekin El cuadro a continuación ilustra esto con claridad. En Estados UniDirigente del Partido Socialista de los dos, donde el brote de Covid-19 alcanzó su punto máximo e hizo Trabajadores de Turquía del país el nuevo centro de la pandemia, la tasa de desempleo juvenil Bernie Sanders anunció en un breve video que abandona las eleccio- aumentó del 7,7% al 10,3% en un mes. Eso no es todo. 6,6 millones de personas sólo en la última semana, y 17 millones en las últimas nes primarias del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre de 2020. Por lo tanto, el asenso de Sanders, que cuatro semanas, han solicitado el seguro de desempleo (…) Las medidas políticas a tomar en un entorno tan extraordinario también comenzó previo a las elecciones presidenciales de 2016, ha llegado a su fin, si tenemos en cuenta su edad avanzada y la gran decepción deben ser extraordinarias. El liderazgo político debe hacer que la energía de las masas sea una palanca de sus objetivos políticos. En entre sus partidarios. lugar de esto, Sanders esperaba que los jóvenes y las clases trabajaSanders anunció la suspensión de su campaña en momentos en los doras confiaran en un sistema electoral que no permite que surjan que las contradicciones del sistema salen a la luz; mientras Estados nuevas luchas. Unidos se encuentra al borde de una crisis comparable a la DepreEn pocas palabras, el “Medicare para todos” de Sanders podría sión de 1929 (mayor a 2008) con decenas de millones de trabajahaber sido el punto de partida de una campaña efectiva que modores sumándose a las filas de desempleados; mientras colapsa el vilizara a la clase trabajadora contra el sistema de salud actual que sistema de salud ante el Covid-19 y se coloca como nunca su lema colapsó ante la epidemia, incapaz de proporcionar los elementos de “Medicare para todos”; mientras surgen grandes y pequeñas de protección de la salud más simples. Sin embargo, ni Sanders ni luchas de trabajadores contra patronales que los llevan a la muerte los socialistas democráticos se apoyan en el poder de la calle para en todo el país; mientras las comunidades latinas y negras quedan impulsar la movilización social. Esta es la razón por la cual Sanders desamparadas ante el Covid-19 y la popularidad del gobierno de no pudo mantener su impulso incluso ante un competidor de bajo Trump disminuye gradualmente. En resumen, en momentos en los perfil como Biden. que se resquebraja el “sueño americano”. Un pésimo momento para En los medios, especialmente la revista Jacobin, portavoz de los que se retire un “socialista”. socialistas democráticos, los partidarios de Sanders afirman que la Por lo tanto, la decepción es más profunda que la que cualquier popularidad que obtuvo su campaña es más importante que su retiotra derrota puede causar. Sanders describió al número dos del ro de la misma. Pero se rindió sin luchar. Además de eso, ¡no dicen gobierno de Obama, Joe Biden, quien allanó el camino de Trump a una sola palabra sobre el apoyo que da Sanders a políticos burgueses la presidencia, como “un hombre muy decente con el que trabajaré para hacer avanzar nuestras ideas progresistas: unidos, avanzaremos decadentes como Clinton y Biden! (…) para derrotar a Donald Trump, el presidente más peligroso en la his- La elección de Sanders podría haber creado una nueva ola mundial toria moderna de Estados Unidos”. Sanders suspendió la campaña y de entusiasmo con la izquierda y acelerado el declive de gobiernos anunció que apoyará a Biden, tal como lo hizo para Hillary Clinton populistas de derecha autoritaria como el de Trump. Pero en la fase histórica que atravesamos, es evidente que las clases trabajadoras en 2016. necesitan más que conquistas parciales. Con el brote de Covid-19, se Esta situación muestra los verdaderos límites de Sanders y los sopuede ver que el capitalismo, cualquiera sea la forma tome, arrascialistas democráticos de EEUU, que han ganado una gran poputrará a la humanidad a una crisis existencial. Además, el sistema laridad dentro del Partido Demócrata. Hemos visto muchas veces solo puede sobrevivir profundizando la desigualdad, convirtiendo el como el reformismo, que tiene su zona de confort sin riesgos en las mundo en una zona de guerra global y empujando a miles de milloelecciones, ha estado a favor de recuperar la estabilidad del orden nes de personas al hambre y la miseria. El socialismo se convierte, y eliminar los peligros contra el sistema, especialmente en aquellos períodos en los que el curso de la historia se acelera y las contradic- ya no solo en un ideal, sino en un imperativo objetivo, más que ciones entre clases pegan un salto. No hay necesidad de ahondar en nunca. Trotsky enfatiza que en los años de crisis capitalista, procesos revolos compromisos de Sanders con el sistema capitalista (…) lucionarios y fascismo de la década de 1930, la crisis histórica de la Ha pasado más de un siglo desde que Marx declaró que la clase humanidad se redujo a la crisis de la vanguardia revolucionaria. La trabajadora no puede hacerse cargo del aparato estatal existente tal humanidad está al borde de una crisis histórica similar y el tiempo como es y usarlo para su propio beneficio. Sin embargo, como con se está volviendo demasiado valioso para perderlo en sueños refortodos sus pronósticos sobre el capitalismo, la conclusión de Marx mistas. En lugar de esperar opciones reformistas de izquierda como mantiene plena vigencia. Una de las principales contradicciones Chávez, Morales, Tsipras, Corbyn o Sanders, es hora de presentar de Sanders yace en esto. Los socialistas democráticos tenían un ingenuo optimismo sobre la posibilidad generar una transformación una opción radical de izquierda que adopte la lucha de la clase trao escisión dentro del Partido Demócrata, un dispositivo de las clases bajadora como arma y el marxismo como guía. dominantes estadounidenses, y que podrían llegar al poder a pesar * El artículo completo lo puedes leer en www.lis-isl.org del aparato del partido.


1. Unificar la atención de Salud mediante el Estado. 6. Espacios para personas en situación de calle. Propiedad Atención gratuita, sin importar el plan de afiliación del pública a disposición de personas en situación de calle paciente, sea Fonasa o Isapre, mientras dure la desde ya, con acceso universal a salud de forma íntegra, emergencia y para cada persona que asista a un centro de no hay que esperar los meses de invierno. salud, sin ningún tipo de discriminación. 7. Estabilidad laboral. Prohibición de despidos durante la Las clínicas privadas se tienen que declarar de utilidad pandemia a través de una Ley inmediata. Las y los pública con todas su infraestructuras e insumos bajo trabajadores del país no pueden ser carne de cultivo de control de un Comité de Emergencia, entre quienes un virus que está dejando miles de muertes en el mundo, trabajan y la comunidad. paso a planta de todas y todos los trabajadores a honorario. Las instituciones que se nieguen deben ser expropiadas inmediatamente y pasar a manos del Comité de 8. Contrato a todo el personal de la salud con sueldos Emergencia. dignos. Ningún practicante, ni honorario debe estar bajo condiciones indignas. Ante el avance del coronavirus, su 2. Detección preventiva y masiva. Obligatoriedad de actuar será determinante. atender a toda la población en todos los centros de salud de forma gratuita para identificar infección. 9. Pago de licencias médicas del 100% sin intermediarios como el Compin a cada persona contagiada. 3. Reconocimiento del déficit de insumos hospitalarios y plan de financiamiento Estatal inmediato. Bajo control del 10. Reconocimiento salarial de las labores de cuidados Comité de Emergencia a manos de las y los trabajadores y domésticos. Ante el cierre de escuelas y/o casos de de la salud y las comunidades para garantizar las infección que requieran atención de cuidados, el Estado necesidades sanitarias en cada centro de atención. debe pagar un sueldo equivalente al costo de la vida: 500 pesos líquidos o igual al salario mensual de la persona 4. Obligatoriedad de la entrega de insumos preventivos y que debe dejar su trabajo asalariado para asumir las medicamentos para toda la población de forma gratuita y labores de cuidado. masiva. Plan del Ministerio de Salud en declarar de uso público los medicamentos. Derecho a expropiación de los 11. Impuestos a las grandes ganancias. Ante esta situación mismos a los laboratorios y empresas farmacéuticas que a las grandes empresas se le debe incrementar lucran con la salud de la gente aumentando significativamente el impuesto por sobre sus ganancias. sideralmente sus precio. Presupuesto que debe estar controlado por el Comité de Emergencia para su implementación de forma 5. Campaña responsable de información. Basada en demcrática. evidencias científicas y datos nacionales e internacionales a través de medios de comunicación masivos con espacio 12. Decisiones democráticas en el trabajo y a nivel social. para representantes del Comité de Emergencia. En cada empresa y fabrica las y los trabajadores colectivamente a través de sus organizaciones pueden decidir primero sobre su salud, reconocimiento de sus decisiones con goce de sueldo ante paralizaciones. En materia social, el Gobierno no puede intervenir si existen o no manifestaciones, esto sólo debe radicar en la sociedad organizada, sin intermediarios gubernamentales.

Profile for anticapitalistas.cl

Nº2 ALTERNATIVA ANTICAPITALISTA  

Edición nº 2 de Alternativa Anticapitalista www.anticapitalistas.cl

Nº2 ALTERNATIVA ANTICAPITALISTA  

Edición nº 2 de Alternativa Anticapitalista www.anticapitalistas.cl

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded