Page 1


RA_244_TRIPTICO_1.pmd

6

22/06/2016, 12:30


244 Cuadernos de cultura crítica y conocimiento

TRÍPTICO DE LA POESÍA Y LA CRÍTICA: OCTAVIO PAZ, EFRAÍN HUERTA Y JOSÉ REVUELTAS Número coordinado por:

Adolfo Castañón

Dirección Editorial

Jaime Labastida, Sergio Arlandis, José María Castro, Carlos Díaz y Adolfo Castañón Consejo Científico Asesor

Tomás Albaladejo (Universidad Autónoma de Madrid): área Teoría de la Literatura | Ignacio Amestoy (Escuela Superior Arte Dramático): área Teatro | Juan Arana (Universidad de Sevilla): área Filosofía de la Ciencia | Enrique Baena (Universidad de Málaga): área Teoría de la Literatura | Andrés de Blas (UNED, España): área Pensamiento Político | Anna Busquets (Universitat Oberta de Catalunya): área Bussines, Relaciones Internacionales y Comercio | Nicolás Caparrós (España): área Psicoanálisis | Daniel Cassany (Universitat Pompeu Fabra): área de Didáctica | Adela Cortina (Universitat de València): área Filosofía | Agustín Escolano (Universidad de Valladolid): área Historia de la Educación | Antonio Fernández Alba (España): área Arquitectura | Teresa Ferrer Valls (Universitat de Valencia): área Literatura y Teatro | Edward Friedman (Vanderbilt University): área Literatura y Estudios Culturales | Juan Pablo Fusi (Universidad Complutense de Madrid): área Historia | Esteban García-Albea (Universidad de Alcalá de Henares): área Neurología | Javier Garciadiego (UNAM. El Colegio de México): área Historia | Germán Gullón (Universidad de Amsterdan): área Literatura | Luis Íñigo Madrigal (Chile): área Literatura Colonial | Miguel León-Portilla (UNAM. El Colegio Nacional. México): área Historia, Pensamiento y Literatura Náhualt | Rubén Lois (Universidad de Santiago de Compostela): área Geografía | Federico López Silvestre (Universidad de Santiago de Compostela): área Teoría del Paisaje | Francisco José Martín (Universidad de Turín): área Pensamiento Español | Reyes Mate (CSIC. España): área Filosofía, Memoria y Holocausto | Agripino Matesanz (España): área Sexología | Eduardo Maura (Universidad Complutense de Madrid): área Filosofía Contemporánea | Josep Joan Moreso (Universitat Pompeu Fabra): área Derecho y Filosofía | Ricardo O. Moscone (Argentina): área Psicoanálisis | Jacobo Muñoz (Universidad Complutense de Madrid): área Filosofía | Rosa Navarro Durán (Universitat de Barcelona): área Literatura | Gabriela Ossenbach (UNED. España): área Historia de la Educación | Anastasio Ovejero (Universidad de Valladolid): área Psicología Social | Gloria Pérez Salmerón (Biblioteca Nacional. España): área Biblioteconomía y Documentación | Evangelina Rodríguez Cuadros (Universitat de Valencia): área Literatura y Teatro | Isabel Sanfeliu (España): área Psicoanálisis | José Sarukhán (UNAM. México): área Ciencia Naturales. Ecología | Jaime Siles (Universitat de Valencia): área Estudios Clásicos, Poesía y Arte | Lorenzo Silva (España): Escritor | Juan José Solozábal (Universidad Autónoma de Madrid): área Derecho Constitucional | Jenaro Talens (Universitat de Valencia): área Teoría de la Literatura | José Félix Tezanos (UNED. España): área Sociología | Jorge Urrutia (Universidad Carlos III de Madrid): área Literatura | Eliseo Valle (University of Virginia-HSP): área Ciencias de la Educación | Teun Van Dijk (Universitat Pompeu Fabra): área Lingüística y Periodismo | José Luis Villacañas (Universidad Complutense de Madrid): área Filosofía 244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

1

22/06/2016, 12:29


Revista indexada en las siguientes bases de datos: MLA; RESH; ISOC; MIAR; SCOPUS; ULRICH’S; DICE; CIRC; LATINDEX; REDINED; DIALNET; SPI-CSIC

Edición y realización Anthropos Editorial, Nariño S.L. Lepant, 241-243, local 2 08013 Barcelona (España) Tel.: (34) 93 697 22 96 comercial@anthropos-editorial.com www.anthropos-editorial.com

Características técnicas

ISSN: 2385-5150 Formato: 17 x 24 cm Páginas: 208

Impresión

Lavel Industria Gráfica, S.A. Madrid Depósito legal: B. 15.318-1981

Impreso en España - Printed in Spain Todos los derechos reservados. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 917021970/932720447).

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

2

22/06/2016, 12:30


TRÍPTICO DE LA POESÍA Y LA CRÍTICA: OCTAVIO PAZ, EFRAÍN HUERTA Y JOSÉ REVUELTAS Número coordinado por:

Adolfo Castañón

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

3

22/06/2016, 12:30


RA_244_TRIPTICO_1.pmd

4

22/06/2016, 12:30


S U M A R I O

PRESENTACIÓN, por Jaime Labastida .....................................................................................

7

TRÍPTICO DE LA POESÍA Y LA CRÍTICA: OCTAVIO PAZ, EFRAÍN HUERTA Y JOSÉ REVUELTAS Trinidad profana de Adolfo Castañón, fragmento ................................................................

9

Cartas (Paz-Chávez) .................................................................................................................

49

Poemas de Efraín Huerta .........................................................................................................

51

Literatura y Revolución. La obra de José Revueltas, por Jaime Labastida .........................

71

La fuga de la identidad. Tres estaciones de Octavio Paz, por Jorge Aguilar Mora .............

79

Móviles, tentativa. Saber heredar, por Juan Manuel Mateo .................................................

109

Corriente alterna de Octavio Paz, fragmentos .......................................................................

141

Cronologías ................................................................................................................................

175

Bibliografía, por Adolfo Castañón ..........................................................................................

205

244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

5

22/06/2016, 12:30


RA_244_TRIPTICO_1.pmd

8

22/06/2016, 12:30


Presentación JAIME LABASTIDA

Hace un siglo que nacieron estos tres hombres. Sin embargo, salvo Octavio Paz, son escasamente conocidos fuera de las fronteras mexicanas. En los veintidós países de lengua española se examina con atención la historia de la literatura propia. No lo lamento. Detalles, incluidos los más nimios, son observados con interés no solo por la crítica, también por los lectores. Pero muchos escritores son desconocidos fuera de las fronteras de cada una de nuestras naciones. Nicaragua, por ejemplo, hace un culto de la inmensa figura de Rubén Darío y, a partir de él, de los poetas que han seguido sus huellas. Lo propio puede decirse de Argentina, Chile, Cuba, Guatemala, Perú: poetas y narradores de generaciones recientes solo son conocidos, pese a los esfuerzos de las editoriales y de los premios literarios de corte internacional, en sus países respectivos. Asombra que los tres escritores a los que rinde justo homenaje el presente número de Anthropos, a un siglo de su nacimiento, sean tan poco leídos fuera de un círculo estrecho de devotos. A uno y otro lado del Atlántico, los escritores jóvenes carecen de auditorio. Reivindicar a escritores nacidos hace un siglo, como si fueran nacidos ayer apenas, tiene el propósito de romper con la tradición de la clausura, esa tradición que nos hace vivir solo hacia adentro de nosotros mismos. Tenemos que abrir nuestras fronteras, respirar aires frescos. En números posteriores, Anthropos dará cuenta de historiadores, escritores, filósofos, jóvenes de setenta o más años, que están dispersos por todo el orbe de la lengua española y que necesitan ser apreciados por los lectores no solo de las Dos Orillas del Atlántico, sino por los que habitan en las Tres Orillas del Español (en el Océano Pacífico está la Tercera Orilla de nuestra lengua). Este número reivindica la obra de Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas, dos poetas y un narrador, que le dan lustre a la literatura en lengua española.

244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

7

22/06/2016, 12:30


Trinidad profana, fragmento* ADOLFO CASTAÑÓN

Trinidad profana: Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas1 PRIMERA PARTE I Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas han sido asociados con una naturalidad escalofriante por la ingeniería de las efemérides nacionales, pero en un horizonte hispánico ecuménico cabría añadir los nombres de Julio Cortázar y de Nicanor Parra, para filtrar una luz crítica más amplia. Además, cabría añadir a esos calendarios los de otros autores y personalidades nacionales que podrían resultar pertinentes, como la de la actriz María Félix (1914-2002), amiga y compañera de Efraín Huerta y José Revueltas, quienes trabajaron guiones para películas protagonizadas por esta representación endiablada de la mujer. Octavio Paz y Efraín Huerta le dedicarían a esta «demoniaca» y «calibánica» mujer sendas páginas sintomáticas,2 ¿de qué? Del hecho de la transfiguración de la persona en personaje, del ser humano en leyenda y máscara: cifra, estrella, protagonista, diva. Al igual que de María Félix dice Octavio Paz que nació dos veces, primero en la carne y luego en la pantalla, cabría decir de sus testigos admiradores Efraín, Octavio y José que ellos también se transfiguraron en mito por sus letras tanto como por las letras de sus hechos: «A la bendita tierra mexicana / * Extracto del libro de Adolfo Castañón Trinidad profana: Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas, Ciudad de México, Ediciones Sin Nombre, 2015, pp. 11-88. 1. La tercia de los escritores Paz-Huerta-Revueltas ha sido reflejada institucionalmente por el Gobierno de la Ciudad de México en la exposición que se hizo en las rejas de Chapultepec «Imagen y palabra. Paz, Huerta, Revueltas». La tercia Paz-Huerta-Revueltas también ha sido objeto de artículos como por ejemplo el de Moisés Elías Fuentes «Paz, Huerta y Revueltas: rebeldías revolucionarias» (Casa del tiempo, Año XXXIII, Vol. I, época V, núm. 10, noviembre 2014, pp. 18-21). Además se incluye en esta trinidad, en el Anexo: Felipe Vázquez, «Paz, Revueltas, Huerta: la pasión crítica», revista Crítica, núm. 163, enero-febrero 2015, Revista Cultural de la Universidad Autónoma de Puebla, pp. 117-140. 2. Octavio Paz, «Razón y elogio de María Félix», Obras completas, t. XIV, Miscelánea II, México, FCE, 2001, pp. 150-154; Efraín Huerta, «María Félix: tres arieles», El otro Efraín. Antología prosística, ed. y selec. Carlos Ulises Mata, México, FCE, 2014, pp. 520-523; Efraín Huerta, «María de los Ángeles Félix», Poesía completa, ed. Martí Soler, prólogo David Huerta, 3ª ed., México, FCE, 2014, pp. 583-584. 244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

9

22/06/2016, 12:30


Cartas AUTOR

Carta de Octavio Paz a Ignacio Chávez* Ithaca, a 2 de mayo de 1966. Señor doctor don Ignacio Chávez Reforma 211 México, D. F. Querido y respetado amigo: Hasta hoy, por la lectura de un periódico mexicano (aquí la prensa no ha dado sino informaciones sumarias) me entero de los tristes sucesos universitarios. ¡Qué vergüenza! Vergüenza y asco. No sé qué me abochorna más, si la villanía de los «estudiantes» que se apoderaron de la Universidad o el saber que la pasividad general ha permitido (por lo menos hasta ahora) la impunidad de los truhanes. Me pregunto si los universitarios —profesores y estudiantes— podrán seguir siéndolo sin sentirse cómplices de lo ocurrido. Por fortuna, muchos han reaccionado. Según leo en Excélsior han renunciado más de mil profesores y la mayoría de los directores. Esas renuncias son un desagravio. Y algo mejor: un homenaje a la obra notable que usted y su administración han realizado en nuestra desdichada Universidad. Estas líneas admirado amigo, no tienen más objeto que unirme a ese homenaje. En mi juventud me apasionó lo que llamábamos, influidos por Ortega y Gasset, la «reforma universitaria». Lo ocurrido la semana pasada revela que los problemas de la Universidad son más bien del dominio de la higiene social. Tal vez la solución del problema universitario no está dentro, sino fuera de la Universidad: en la fundación de un centro de altos estudios que sea, asimismo, una auténtica y libre comunidad de maestros y discípulos. Ese centro sería la respuesta a la abyección y la casa verdadera de la ventura mexicana: la casa de usted. Lo saluda con mucho afecto, su amigo que lo admira y respeta, Octavio Paz

* Ignacio Chávez, Epistolario selecto (1929-1979), Ciudad de México, El Colegio Nacional, 1997, p. 297. 244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

49

22/06/2016, 12:31


Corriente alterna, fragmentos* OCTAVIO PAZ

ADVERTENCIA La mayoría de los textos que aparecen en este libro fueron publicados en revistas hispanoamericanas y europeas bajo el título general de Corriente alterna. Corresponden a dos períodos: uno que va de 1959 a 1961 y otro de 1965 al primer trimestre de 1967. Fue excluido el ensayo sobre Sade porque es parte de otro libro en preparación. Decidí agrupar estas reflexiones sobre la actualidad no por orden cronológico de redacción y publicación, sino en tres partes: la primera, consagrada a la literatura y el arte; la segunda, a ciertos temas contemporáneos (drogas, ateísmos); la tercera, a problemas de moral y política. Espero que, a pesar de su aparente dispersión, sea visible la unidad contradictoria de estos fragmentos; todos ellos apuntan hacia un tema único: la aparición en nuestra historia de otro tiempo y otro espacio. Creo que el fragmento es la forma que mejor refleja esta realidad en movimiento que vivimos y que somos. Más que una semilla, el fragmento es una partícula errante que solo se define frente a otras partículas: no es nada si no es una relación. Un libro, un texto, es un tejido de relaciones. O. P. Delhi, a 10 de marzo de 1967 I ¿QUÉ NOMBRA LA POESÍA? Se ha comparado la poesía con la mística y con el erotismo. Las semejanzas son indudables; no lo son menos las diferencias. La primera y más decisiva es la significación o, mejor dicho, el objeto: aquello que el poeta nombra. La experiencia mística —sin excluir a la de sectas ateas, como el budismo y el jainismo primitivos— implica la noción de un bien trascendental; la actividad poética tiene por objeto, esencialmente, el lenguaje: cualesquiera que sean sus creencias y convicciones, el poeta nombra a las palabras más que a los objetos que éstas designan. No quiero decir que el universo poético carezca de significado o viva al margen del sentido; digo que en * Fragmentos del libro de Octavio Paz, Corriente alterna, Ciudad de México, Siglo XXI Editores, 19ª ed. 1990, pp. 1, 5-28, 39-44, 69-75, 91-99, 212-223. 244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

141

22/06/2016, 12:32


142

TRÍPTICO DE LA POESÍA Y LA CRÍTICA: OCTAVIO PAZ, EFRAÍN HUERTA Y JOSÉ REVUELTAS

poesía el sentido es inseparable de la palabra, es palabra, en tanto que en el discurso ordinario, así sea el del místico, el sentido es aquello que denotan las palabras y que está más allá del lenguaje. La experiencia del poeta es ante todo verbal; o si se quiere: toda experiencia, en poesía, adquiere inmediatamente una tonalidad verbal. Es algo común a todos los poetas de todas las épocas pero que, desde el romanticismo, se convierte en lo que llamamos conciencia poética: una actitud que no conoció la tradición. Los poetas antiguos no eran menos sensibles al valor de las palabras que los modernos; en cambio, sí lo fueron al del significado. El hermetismo de Góngora no implica una crítica del sentido; el de Mallarmé o el de Joyce es, ante todo, una crítica y, a veces, una anulación del significado. La poesía moderna es inseparable de la crítica del lenguaje que, a su vez, es la forma más radical y virulenta de la crítica de la realidad. El lugar de los dioses o de cualquier otra entidad o realidad externa, lo ocupa ahora la palabra. El poema no tiene objeto o referencia exterior; la referencia de una palabra es otra palabra. Así, el problema de la significación de la poesía se esclarece apenas se repara en que el sentido no está fuera sino dentro del poema: no en lo que dicen las palabras, sino en aquello que se dicen entre ellas. No se puede leer de la misma manera a Góngora y a Mallarmé, a Donne y a Rimbaud. Las dificultades de Góngora son externas: gramaticales, lingüísticas, mitológicas. Góngora no es oscuro: es complicado. La sintaxis es inusitada, veladas las alusiones mitológicas e históricas, ambivalente el significado de cada frase y aun de cada palabra; vencidas estas asperezas y sinuosidades, el sentido es claro. Otro tanto ocurre con Donne, poeta no menos difícil que Góngora y más denso. Las dificultades de Donne son lingüísticas y, asimismo, intelectuales y teológicas. Una vez en posesión de la llave, el poema se abre como un tabernáculo. La comparación no es casual: los mejores poemas de Donne encierran una paradoja camal, intelectual y religiosa. En los dos poetas las referencias se encuentran fuera del poema: en la naturaleza, la sociedad, el arte, la mitología o la teología. El poeta habla de algo que está fuera del poema: el ojo de Polifemo, la blancura de Galatea, el horror a la muerte, la presencia de una muchacha. La actitud de Rimbaud, en sus textos centrales, es radicalmente distinta. Por una parte, su obra es una crítica de la realidad y de los «valores» que la sustentan o la justifican: cristianismo, moral, belleza; por la otra, es una tentativa por fundar una nueva realidad: una nueva fraternidad, un nuevo erotismo, un hombre nuevo. Todo esto será obra de la poesía, «la alquimia del verbo». Mallarmé no es menos sino más riguroso. Su obra —si es que puede llamarse obra a unos cuantos signos sobre unas cuantas páginas, restos de un viaje y de un naufragio sin paralelo— es más que una crítica y que una negación de la realidad: el reverso del ser. La palabra es el reverso de la realidad: no la nada sino la idea, el signo puro que ya no designa y que no es ni ser ni no-ser. El «teatro espiritual» —la Obra o Palabra— no solo es el doble del universo: es la verdadera realidad. En Rimbaud y en Mallarmé el lenguaje se interioriza, cesa de designar y no es símbolo ni mención de realidades externas, trátese de 244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

142

22/06/2016, 12:32


CORRIENTE ALTERNA, FRAGMENTOS

143

objetos físicos o suprasensibles. Para Góngora la mesa es «cuadrado pino» y para Donnela Trinidad cristiana es «bones to philosophy but milk to faith». El poeta moderno no dice al mundo sino a la Palabra sobre la que el mundo reposa: Elle est retrouvée! Quoi? L’eternité. C’est la mer allée Avec le soleil.

La dificultad de la poesía moderna no proviene de su complejidad —Rimbaud es mucho más simple que Góngora o Donne— sino de que exige, como la mística y el amor, una entrega total (y una vigilancia no menos total). Si la palabra no fuese equívoca, diría que la dificultad no es de orden intelectual sino moral. Se trata de una experiencia que implica una negación —así sea provisional, como en la meditación filosófica— del mundo exterior. Para decirlo de una vez: la poesía moderna es una tentativa por abolir todas las significaciones porque ella misma se presiente como el significado último de la vida y el hombre. Por eso es, a un tiempo, destrucción y creación del lenguaje. Destrucción de las palabras y de los significados, reino del silencio; pero, igualmente, palabra en busca de la Palabra. No faltará quien se encoja de hombros ante esta «locura». Sin embargo, desde hace más de un siglo, algunos espíritus solitarios, entre los más altos y ricos de dones que hayan visto ojos de hombre, no han vacilado en consagrar su vida a esta empresa insensata. FORMA Y SIGNIFICADO Las verdaderas ideas de un poema no son las que se le ocurren al poeta antes de escribir el poema sino las que después, con o sin su voluntad, se desprenden naturalmente de la obra. El fondo brota de la forma y no a la inversa. O mejor dicho: cada forma secreta su idea, su visión del mundo. La forma significa; y más: en arte solo las formas poseen significación. La significación no es aquello que quiere decir el poeta sino lo que efectivamente dice el poema. Una cosa es lo que creemos decir y otra lo que realmente decimos. HOMENAJE A ESOPO Todo lo que nombramos ingresa al círculo del lenguaje y, en consecuencia, a la significación. El mundo es un orbe de significados, un lenguaje. Pero cada palabra posee un significado propio, distinto y contrario a los de las otras palabras. En el interior del lenguaje los significados combaten entre sí, se neutralizan y se aniquilan. La proposición: todo es significativo porque todo lenguaje puede invertirse: todo carece de significación porque todo es lenguaje. El mundo es un orbe, etc. 244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

143

22/06/2016, 12:32


144

TRÍPTICO DE LA POESÍA Y LA CRÍTICA: OCTAVIO PAZ, EFRAÍN HUERTA Y JOSÉ REVUELTAS

LENGUAJE Y ABSTRACCIÓN Se repite desde hace años que la pintura abstracta ha llegado a su límite: no hay un más allá. No me parece justo: lo que distingue a los grandes movimientos artísticos es su radicalismo, su ir más allá siempre, hasta tocar el fin final, los límites del límite. En ese instante alguien llega, da un salto, descubre otro espacio libre y, de nuevo, tropieza con un muro. Hay que saltarlo, ir más allá. No hay regreso. ¿La abstracción se ha convertido en una nueva academia? No importa: todos los movimientos se vuelven escuelas y todos los estilos maneras. Lo lamentable es terminar en la academia; no lo es convertirla en un punto de partida. Los grandes barrocos y manieristas no negaron el arte de sus predecesores: lo exageraron, fueron más allá. Lo mismo ocurrió con la poesía simbolista: no negó el romanticismo, le dio una conciencia. Después del clasicismo de los primeros abstraccionistas y del romanticismo del «expresionismo-abstracto», nos hace falta un manierismo, el barroco-abstracto. El verdadero peligro de esterilidad de la pintura abstracta reside en su pretensión de ser un lenguaje sustentado en sí mismo. Absolutamente subjetivo —puesto que es el pintor, y nada más el pintor, el que crea y usa ese lenguaje—, carece de un elemento esencial a todo lenguaje: ser un sistema de signos y símbolos con significaciones comunes para todos aquellos que lo emplean. Si cada uno habla un lenguaje propio, el resultado es la incomunicación, la muerte del lenguaje. Un diálogo entre esquizofrénicos. Los mejores pintores abstraccionistas encontraron una suerte de lenguaje universal al redescubrir ciertas formas arquetípicas y que pertenecen al fondo común y más antiguo de los hombres. Pero ¿se trata de un lenguaje? Más bien diría que estamos frente a un prelenguaje o, si se quiere, ante un metalenguaje. Los pintores abstraccionistas oscilan entre el balbuceo y la iluminación. Aunque desdeñan la comunicación, logran a veces la comunión. Con la poesía ocurre lo contrario: el poeta no tiene más remedio que servirse de las palabras —cada una con un significado semejante para todos— y con ellas crear un nuevo lenguaje. Sus palabras, sin dejar de ser lenguaje —esto es: comunicación— son también otra cosa: poesía, algo nunca oído, nunca dicho, algo que es lenguaje y que lo niega y va más allá. La pintura abstracta aspira a ser puro lenguaje pictórico y, así, se rehúsa a la impureza esencial de todo lenguaje: la utilización de signos o formas con significados comunes para todos. Se queda más acá o más allá del lenguaje. En un caso desemboca en el silencio y en el otro en el grito: Mondrian o Pollock. Es una tentativa que encierra la negación de lo que afirma. Tal vez en esto resida su grandeza: solo aquel que no niega su contradicción y la despliega hasta el límite revela su verdadera naturaleza, siempre doble. A partir de esta contradicción y sin negarla, la pintura abstracta podría ir más allá de sí misma y realizarse por la afirmación de aquello que la niega.

244

RA_244_TRIPTICO_1.pmd

144

22/06/2016, 12:32


Ventas y suscripciones REVISTA ANTHROPOS Lepant, 241-243, local 2 08013 Barcelona (España) Tel.: (34) 93 697 22 96 comercial@anthropos-editorial.com www.anthropos-editorial.com Suscripción anual (N.os 242 a 245) Precio sin IVA: 69,23 € Precio España (IVA incluido): 72,00 € Gastos de envío: Europa: 19,00 € Otros países: 23,40 € Precio ejemplares sueltos España (IVA incluido): 18,00 € Extranjero: 17,31 € (+ gastos de envío)

Características técnicas ISSN: 2385-5150 Formato: 17 x 24 cm

Próximo número 245 ◗ A LA ÉTICA POR LA ESTÉTICA. CANON, COMPROMISO POÉTICO Y ANTOLOGÍAS EN ESPAÑA (SIGLOS XX-XXI)

RA_244_TRIPTICO_2 crono_biblio.pmd

208

22/06/2016, 13:25


Puede adquirir esta revista en nuestra página

anthropos-editorial.com

Síguenos en

Copyright © Anthropos Editorial C/ Lepant 241-243, local 2, 08013 Barcelona (España) Tel: +34 936 97 22 96 anthropos@anthropos-editorial.com


Revista Anthropos 244  

Anthropos. Cuadernos de cultura crítica y conocimiento Número: 244 ISSN: 2385-5150 Título: Tríptico de la poesía y la crítica: Octavio Paz,...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you