Page 1

Revista de los Misioneros de la Consolata África

El pueblo Gabbra de Kenia

El Norte de Kenia, con casi 300.000 Km2, tiene una densidad de población entre las más bajas del mundo, y está habitado por pastores nómadas. Los grupos más numerosos son... Pág. 10

Tópicos sobre África

Pasan los años y los estereotipos siguen siendo los mismos. El escritor y periodista keniata Binyavanga Wainaina escribió esta sátira en 2005 para la revista británica Granta. A pesar del paso del tiempo, el texto es actual y el humor del autor de la novela “Discovering Home” sigue vigente. Pág. 22

Hay lugar para todos La mayoría de nosotros necesitamos demostrar que “valemos” como personas. Necesitamos demostrarlo frente a los demás, pero fundamentalmente necesitamos convencernos a nosotros mismos... Pág. 17

Nº 449 - AÑO 46 - ENERO 2011

SER MUJER EN LA INDIA

www.antenamisionera.org


Sumario

si quieres saber más

www.antenamisionera.org

Año 46 - N. 449 - ENERO 2011

EDITORIAL 3 - Los pobres: protagonistas de su historia

I nformaci ó n Director: P. Bernardo Baldeón Santiago bbaldeon@gmail.com

Administración: Hno. Juan Carlos Martínez Diez admesp@consolata.net Maquetación: Antonio Pareja Alonso Equipo de redacción: Miguel Ardanaz, Antonio García, Antonio Pareja, Beatriz Tostado, Maria Teresa Simón, Beatriz Arroyo.

4 - Ser mujer en la India 9 - Aumentan los secuestros de niños en Guatemala 10 - El pueblo Gabbra de Kenia 14 - Lo que he aprendido en España 22 - Tópicos sobre África

OPINIÓN 8 - Nuestra familia es más amplia de lo que pensamos

Colaboradores: J. Altavista, Dolores Aleixandre, Benedetto Bellesi, Ernesto Duque, Ángel Gómez, Ángel Gutiérrez Anaya, Quique, Shoma Sen, Pedro Togni, Binyavanga Wainaina

25 - Contactar con lo cotidiano

Fotos: Archivo IMC, Agencias, Internet, Ismico

16 - Y la palabra se hizo pueblo

Suscripciones: Anual De colaborador

20 € 25 €

Imprime: Quinto Color Tfno.: 91 000 45 15 Con licencia eclesiástica Depósito legal: M-1944-1964 Franqueo Concertado Nº 01/433 Redacción y administración: Pablo Aranda, 18 - 28006 Madrid Tfno.: 91 563 58 03 Fax: 91 563 58 04 E - Mail: antena@consolata.net

Se autoriza la reproducción de artículos de Antena Misionera citando su procedencia y enviando tres ejemplares a su redacción.

31 - La misión parte de la escucha

REFLEXIÓN 28 - Provocación Misionera: Escucharse a sí mismo 30 - La libertad religiosa, camino para la paz 36 - Utopías de Antena Misionera

FORMACIÓN 17 - Escuela de animación misionera: Hay lugar para todos 21 - Libros y demás 26 - Espiritualidad Misionera: Los vientos que mueven a la misión

ACCIÓN

13 Nicaragua: ¡No más violaciones y abusos sexuales contra las niñas!


E D I TO R IAL

Los pobres: protagonistas de su historia

S

i todavía vas a misa los domingos, con casi seguridad te encontrarás uno o más pobres pidiendo en la puerta de la iglesia. Normalmente son los mismos. A cada uno le ha costado encontrar su “lugar de trabajo”. Y estarás acostumbrado a dar unas monedas todas las semanas al mismo pobre. Si por casualidad un domingo aparece un “pobre nuevo” en el lugar del que siempre ayudas, sentirás un poco de recelo. Nos hemos acostumbrado a tener “nuestro pobre” y nos cuesta que de repente nos lo cambien. Lo anterior no está mal. Es una forma de ser solidarios con alguien que lo necesita. Pero es una visión limitada que necesita ser ampliada. El tener a “mi pobre” al que ayudo me puede servir para tranquilizar mi conciencia. Con frecuencia “mi pobre” es más un “objeto” al que ayudo que una persona… ¡Por favor, que no intente contarme su vida, que ya todos tenemos bastantes problemas! Toma unas monedas y no pretendas que yo cargue sobre mi conciencia la historia de tu vida. Para los misioneros “el pobre” no es, principalmente, el que está a las puertas de la iglesia o va a la cola de Cáritas. El pobre se identifica con la mayoría de las personas que se encuentra día a día en las ciudades, en los barrios, en las comunidades rurales. En muchos casos personas que no piden. Son personas que luchan cada día para sobrevivir, para sacar adelante una familia, mujeres que trabajan para otros por unas monedas, niños que trabajan de forma inhumana para llevar algo a su casa cada noche y si no lo hacen reciben una buena paliza. No puedes tener “tus pobres”, porque la lista incluiría a demasiadas personas y sentirías la incapacidad de llegar a todos. Podrás ayudar a unos pocos, pero la inmensa mayoría quedan fuera de tu ayuda y sus rostros te

vendrían continuamente a la cabeza… son todos los que quedaron fuera de un sistema de caridad asistencialista que da pan para hoy, pero mañana no podrá hacer nada frente al hambre. Hace años que los misioneros lo intentamos, pero sigue siendo una asignatura pendiente: cambiar nuestra forma de ver al “pobre” y desde ahí modificar nuestra forma de ser solidarios con ellos. En situaciones extremas el pobre debe ser objeto de nuestra ayuda puntual. Pero ante todo el pobre es “una persona” llamada a ser y crecer. Forma parte del corazón del mensaje de Jesús. Es importante tener en cuenta las circunstancias donde la persona del pobre está llamada a realizarse. Como persona, el pobre es un sujeto con capacidad de transformar el ambiente social donde vive, sus propias circunstancias, y en caso de no poder superarlas buscar la forma de asumirlas de forma activa y lo más digna posible. Debemos darle “herramientas” para modificar su realidad. Lo que decimos del pobre como persona, vale para los pueblos pobres. Están llamados a ser sujetos creadores de su propia historia. Por eso la misión no puede quedarse en un mero asistencialismo. La misión debe ser sensible al hambre y sed de justicia social de las personas y de los pueblos. Y ayudarles a descubrir que detrás de ese hambre y sed está la voluntad de Dios de que todos los hombres y mujeres, todos sus hijos, puedan vivir con la dignidad de ser seres humanos. Jesús nos enseñó que como Iglesia, animada por el espíritu de la misión, tenemos la tarea de salir a los caminos para invitar a los excluidos al banquete del Reino. Eso implica una real y fraterna solidaridad. No nos conformemos con un par de monedas el domingo. P. Bernardo Baldeón

ENERO 2011

3


La exclusión de las mujeres en el actual modelo de desarrollo de la India debe ser entendida como algo inherente a un sistema que se beneficia del patriarcado. Visto como una fuerza de reserva de mano de obra las mujeres, excluidas de la actividad económica, se valoran por su papel no reconocido en la reproducción social. El sistema capitalista y patriarcal que mantiene a la mayoría de las mujeres confinadas al trabajo doméstico y la crianza de los niños utiliza esto como una forma de mantener los salarios bajos. La limitada participación de las mujeres en la actividad económica es también una extensión de sus roles tradicionales de género (enseñanza, enfermería, puestos de trabajo o mano de obra intensiva que requieren paciencia y habilidades delicadas) con salarios basados en la discriminación de género. En gran medida forman parte del sector no organizado, privado de los beneficios de la legislación laboral, y con una inseguridad que conduce a la explotación sexual en el lugar de trabajo. Shoma Sen - CEPRID

Ser mujer en la India pesar de 64 años de independencia de la India, la presencia de mujeres es insignificante en los órganos políticos y siempre ha habido una fuerte resistencia a ello del sistema político patriarcal. Aunque en los niveles inferiores ha habido una pequeña aceptación, las historias de éxito son excepciones. Las instituciones sociales, con fuertes resabios patriarcales, desaprueban la participación femenina en la producción y alaban sus roles reproductivos; la violencia contra la mujer en el ámbito familiar y social cuenta con amparo social y las mujeres están confinadas a una vida dependien-

4

ENERO 2011

te en el espacio doméstico. Por lo tanto, el acceso de las mujeres a la actividad económica y política en sí es un primer paso para su participación en la toma de decisiones. Las mujeres buscan su espacio en la India La resistencia de las mujeres a este modelo imperialista de desarrollo debe ser visto como su intento de encontrar un espacio y voz en un sistema que no sólo ha descuidado sus comunidades, sino a ellas como género. Con el cincuenta por ciento de la población en su mayoría privado de la actividad económica y política, no puede

haber una democracia real en ningún sentido y la participación de las mujeres en las luchas es un proceso de democratización. Si el eje de género de estas luchas se agudiza entonces esta trayectoria es más probable que conduzca a la igualdad y la liberación de la mujer. El crecimiento es para unos pocos El modelo actual de desarrollo en la India ha dado lugar a enormes dificultades para la gente común y cosechado beneficios sólo para unos pocos. Ha dado lugar a una tremenda crisis agraria, que también ha afectado a las vidas de las mujeres rurales y los niños.


Cientos de miles de agricultores se suicidan, dejando atrás a sus esposas y familiares que no tienen ningún recurso para mitigar su sufrimiento. La crisis agraria ha dado lugar a la migración a gran escala y al tráfico de mujeres y niñas, así como a salarios bajos y explotación sexual. Los proyectos de desarrollo industrial y minero en el interior del país rico en minerales han privado a las mujeres de su limitado acceso a recursos de propiedad común de la tierra, lo mismo a sus familias y las generaciones futuras. Los procesos de adquisición de tierras las han privado de la toma de decisiones sobre sus propias vidas y el sustento. La degradación del medio ambiente a gran escala ha tenido un impacto devastador en sus vidas. La rehabilitación las ha desarraigado familiarmente, su

entorno se ha vuelto más difícil y es causa de problemas culturales y psicológicos. El desglose de la vida comunitaria, familia y medios de vida ha llevado a la explotación sexual de estas mujeres en lo que la sociedad tradicionalmente dominante ve a las mujeres indígenas como "sexualmente libres". Por su propia experiencia de vida las mujeres han comprendido que el desarrollo no es para ellas. Mujeres en lucha En Estados como Jammu y Cachemira, las mujeres se han dado cuenta de que el patrón de desarrollo en la India es desigual y hay zonas que serán explotadas por sus recursos minerales y energéticos, para el turismo, etc., que beneficia a la administración central e imperialista respaldado por el lobby industrial y que el gobierno

ENERO 2011

5


de la India se ha olvidado de las promesas de autonomía que se les hizo; por lo tanto, luchan ahora por su libertad. Como siempre, en este modelo de democracia la disidencia es reprimida no sólo por la represión estatal a gran escala, sino también mediante el uso de la violación como un arma política para dar una lección a una comunidad étnica minoritaria y cientos de mujeres de estas zonas se han enfrentado a frecuentes ataques sexuales del ejército y fuerzas paramilitares. En los últimos años, un movimiento de resistencia generalizada ha crecido en las áreas ricas en minerales como Chhatisgadh, Jharkhand y Orissa y también en partes de Bengala Occidental y Maharashtra, donde la población local se resiste a este modelo imperialista de desarrollo. Las mujeres participan activamente en estos movimientos. A pesar de enfrentarse a la peor parte de la violencia estatal y el asalto sexual, no se sienten intimidadas. En Bengala Occidental, en la lucha de Singur y Nandigram, las mujeres salieron a pelear de forma espontánea. Como era la tradición en Bengala, durante el movimiento Tebhaga, las mujeres utilizan armas tradicionales, instrumentos domésticos y condimentos como el chile en polvo, señalización a través de conchas, etc. en sus ingenuos métodos de autodefensa. En estas luchas, las mujeres se convirtieron en símbolos emblemáticos de la resistencia, incluso en las formas culturales como la poesía. En Lalgarh, Bengala Occidental, cuando el PCAPA (Comité contra las Atrocidades de la Policía) se creó, se aseguró que en cada área el 50% de los miembros del comité serían mujeres. Incluso ahora, a pesar de las violaciones, las desapariciones, asesinatos, detenciones y tortura de mujeres y hombres en esa zona, hay marchas de protesta de las mujeres que superan los 50.000 asistentes. Leyes draconianas como la UAPA (Prevención de Actividades Ilícitas) están siendo utilizadas para su detención y se niega la libertad bajo fianza a las mujeres que son simples aldeanas, sin educación, que nunca han oído hablar de los maoístas, o mujeres urbanas profesionales que tampoco son parte de este movimiento [maoísta], pero se oponen este patrón de explotación de desarrollo.

6

ENERO 2011

Algunos logros En áreas como Chhatisgadh y Jharkhand, donde un movimiento similar contra el desplazamiento y la Operación “Caza Verde”, para cazar a los maoístas y sus simpatizantes, las mujeres llevan tiempo organizándose. El Krantikari Adivasi Mahila Sangathan (KAMS) es una de las organizaciones de mujeres más grande existente en la India de hoy, aunque, irónicamente, es "invisible", ya que está prohibida. Periodistas e investigadores que han visitado Dantewara,

y no sólo los maoístas, afirman que el movimiento ha llevado a grandes cambios en la situación de las mujeres. En el proceso de distribución de la tierra, la tierra es asignada a las mujeres. La construcción de diques de contención, no sólo para la agricultura, ha ayudado a las mujeres a resolver el problema del uso doméstico del agua también. Los nuevos métodos agrícolas y la introducción del cultivo de frutas y hortalizas ha proporcionado a las mujeres una más y mejor nutrición.


Desigualdades clamorosas De nuevo es una ironía, pero es bien conocido el hecho de que sólo a unos pocos kilómetros de la capital financiera de Mumbai, en el distrito de Thane, así como en Melghat en Vidarbha cientos de mujeres y niños mueren de desnutrición, pero en zona naxalita dominada Gadchiroli de la misma Maharashtra, no hay muertes por desnutrición. El acceso a una mejor salud y educación en las zonas maoístas es una conquista de las mujeres allí hoy.

El aumento de los salarios en la recolección de hojas de tendu (tabaco) ha traído una mayor igualdad económica a sus vidas. El establecimiento de molinos de arroz ayuda a las mujeres a evitar los procesos arduos de la trilla. El KAMS no sólo ha combatido el patriarcado externo (la explotación sexual por parte de los no tribales) sino el patriarcado interno. La práctica de aislamiento de las mujeres durante la menstruación y las prácticas no científicas después del parto se están reformando En Bihar y Jharkhand, el Nari Mukti Sangh (NMS) es una fuerte organización popular que está dando espacio a la voz de las mujeres y fomentando su participación en la actividad económica, política, social y en los procesos de toma de decisiones. Ya se trate de la sustitución de la dote del tipo feudal patriarcal en los matrimonios pactados o en los matrimonios “democráticos” [se refiere a los que no son pactados por las familias], el castigo de los perpetradores de violencia sexual a través de los tribunales del pueblo o los intentos de solución amistosa de conflictos familiares los equipos de mujeres del MNS viajan de pueblo en pueblo involucrando cada vez más a un mayor número de mujeres en estos asuntos. Miles de mujeres y niñas han aprendido a leer y escribir y han sido educadas en el "Kranti ka Paathshaala" por organizaciones como KAMS y NMS. Logros significativos pero simbólicos Se han establecido piquetes en los centros de salud donde no hay médicos, en las escuelas donde los maestros están ausentes, en la lucha por la distribución equitativa de los ce-

reales, por mejores salarios y mejores precios remunerativos, por un salario igual por trabajo igual entre hombres y mujeres… estas organizaciones de mujeres indígenas son, y han logrado, la democratización de los procesos de actividades de las mujeres en los asuntos políticos, sociales y económicos, con lo que el desarrollo y la democracia es más significativo para ellas. Las principales activistas de estas organizaciones, provenientes de aldeas indígenas tienen un mayor nivel de conciencia política que muchas mujeres licenciadas en nuestras ciudades. En conclusión, debe señalarse que la Operación “Caza Verde” no sólo está causando estragos en las vidas de cientos de miles de pueblos indígenas y la población rural, sino que también está sofocando el proceso de democratización que ha comenzado por los movimientos sociales que trabajan en estos lugares. Privados de la participación en la actividad económica, limitada a funciones reproductivas en el sistema actual, las mujeres han encontrado nuevos horizontes en las ideologías y la participación en los movimientos sociales. Gandhianos, dalit socialistas, nacionalistas o el movimiento maoísta se trata de trayectorias hacia la igualdad social y la liberación de las mujeres y la represión de estos movimientos de las mujeres significa presionar más en el pantano del patriarcado y la explotación de clase, casta y discriminación. Si la democracia y el desarrollo han de ser muy significativas para las mujeres en la India, sus formas deben evolucionar para incluir a las mujeres en estos procesos y no simplemente hacer gestos simbólicos para su potenciación. ENERO 2011

7


La verdad es que resulta relativamente fácil, si tenemos un mínimo de conciencia social, ser solidarios cuando vivimos en una situación al menos de relativo bienestar. El problema surge cuando, debido a eso que llaman “crisis”, ese “bienestar”, que creíamos intocable, empieza a hacer agua por todos lados y nos vemos obligados a reducir gastos.

Nuestra familia es más amplia de lo que pensamos

Por J. Altavista

T

odos los “expertos” dicen que nos concentramos en gastar en lo básico. Claro que entendemos como “básico” aquello que consideramos imprescindible para nosotros. Lo que puede ser “más básico” para los otros, para nosotros se convierte en superfluo y, por tanto, prescindible. La mayoría de nosotros hemos sido formados en la mentalidad de una sociedad competitiva. Teníamos que conseguir el máximo posible, procurar estar por encima de los demás, ser –o al menos aparentarmás que los otros. De ello dependía nuestra capacidad de supervivencia en una sociedad que poco se diferencia de la jungla. Se nos mandaban mensajes de solidaridad, destinados más a tranquilizar nuestra conciencia que a crear otro tipo de convivencia entre las personas, los grupos humanos y los pueblos. Son muchos los años en que se viene denunciando un sistema radicalmente injusto en el comercio internacional que siempre beneficia a los países más ricos, condenando a la pobreza endémica y a la dependencia permanente a los países más pobres. Somos los países ricos quienes marcamos los precios y las con-

8

ENERO 2011

diciones del mercado. Y dentro de los países ricos determinados grupos que especulan no sólo con los precios del mercado, sino con la vida y la muerte de millones de personas. Cuando oímos hablar de estos problemas pensamos: “Y yo, que apenas gano un sueldo para pasar cada mes ¿qué puedo hacer frente a un problema que manejan los grandes capitales?”. Claro que cuando vivimos una crisis global como la actual los términos del problema se desplazan. Ahora el problema no es sólo de los grandes capitales hacia los pueblos más pobres. Mi pequeño capital, mi sueldo mensual, me ha llevado a reducir mi ayuda a mis hermanos más pobres. Antes estoy yo y mi familia que los empobrecidos de la tierra.

En principio mi razonamiento es justo. Salvo que me considere cristiano, o sin serlo piense que toda la humanidad formamos una única familia. Una de las grandes preguntas que deberíamos hacernos en momentos como el actual es ¿dónde considero que termina mi familia? ¿En aquellos a los que me unen lazos de sangre? ¿Creo en la fraternidad universal? ¿Considero al “pobre” (sea de donde sea y viva donde viva) mi hermano? ¿Hasta dónde llega mi solidaridad? De la respuesta que demos a estas preguntas depende el que nos podamos considerar cristianos. No somos cristianos porque vayamos a Misa los domingo, recemos de vez en cuando, cumplamos ciertas normas morales… Ser cristianos es vivir y actuar reconociendo a un Dios que es Padre de todos los hombres y mujeres del mundo… buenos y malos, justos y pecadores… Jesús dio su vida no por los buenos y justos, esos no necesitaban de Él ni de Dios. Te confieso que a mí se me hace difícil ser solidario en estos tiempos, aceptar que mi familia no se reduce al grupo de personas que vivimos bajo el mismo techo Sólo quería compartir contigo esas dificultades, ponerlas por escrito me obliga a buscar respuestas. ¡Ojalá que el leerlas te cree algún interrogante!


Aumentan los secuestros de niños en Guatemala Guatemala está viviendo unos años realmente preocupantes acerca de los secuestros de niños, un país en el que sigue aumentando de manera alarmante el tema de los secuestros de niños, tanto niños como adolescentes, que además de ser secuestrados, son víctimas normalmente de abusos y además de homicidios, algo aterrador y mucho más cuando se atenta contra la vida de un pobre niño en Guatemala, un niño que posiblemente no tenga familia y que por lo tanto nadie lo pueda reclamar.

L

as familias con niños pequeños viven aterradas, porque en cualquier momento su hijo puede ser secuestrado como tantos otros niños en diferentes regiones de Guatemala y donde todavía hay mucha inseguridad en este tema. Los niños secuestrados normalmente no tienen un fin muy positivo, ni para ellos ni para sus familias, que lo pierden de manera definitiva en muchos de los casos de secuestros de niños que se dan cada año en Guatemala, unos secuestros que siguen aumentando. Para satisfacer la demanda de niños para la adopción, las redes dedicadas a este negocio, han caído en el robo de bebés que les son arrebatados de los brazos a sus madres, en su mayoría, mujeres jóvenes, pobres y desprotegidas. Cada adopción estaría oscilando entre los 13.000 y 40.000 dólares (8.783 y 27.027 euros), el 80 por ciento de esas sumas queda en manos de los abogados y el resto es repartido entre los médicos que atienen los partos y a los recién nacidos, así como el resto de personas que cumplen diversas funciones dentro de estas redes. En el centro de todo se sitúa la pobreza de Guatemala, que llega a sus peores niveles entre las comu-

nidades indígenas que todavía luchan por superar las consecuencias de una guerra civil de 36 años, que acabó hace tan sólo una década. La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) calcula que unos 203 niños fueron robados el año pasado por las mafias para darlos en adopción de manera ilegal en el extranjero, mientras que la Fiscalía guatemalteca asegura que la cifra puede ser superior, pero lamenta no tener datos exactos porque no todas las madres que son víctimas presentan sus denuncias por temor a represalias. Al mismo tiempo, la falta de acceso a programas de control de la natalidad contribuye a las altas tasas de natalidad. La desnutrición es un hecho de la realidad cotidiana. Es una triste realidad la que sigue viviendo Guatemala en este asunto, un problema muy grave para las familias que tienen hijos pequeños o también hijos adolescentes, porque son las etapas en las que más se suelen producir estos secuestros por diferentes personas que se dedican a cometer este tipo de delitos tan graves. El aumento es muy significativo en los últimos años y todavía sigue siendo un problema muy grave en el que se tiene que trabajar mucho para poder evitar una mayor cantidad de secuestros en Guatemala y otros países del mundo. ENERO 2011

9


El pueblo Gabbra de Kenia Acercándonos a otra cultura

El Norte de Kenia, con casi 300.000 Km2, tiene una densidad de población entre las más bajas del mundo, y está habitado por pastores nómadas. Los grupos más numerosos son los Trukana, los Samburu, los Borana, los Redelle y los Gabbra. Benedetto Bellesi

10

ENERO 2011


P

or el color cobrizo de su piel, por sus cuerpos largos y delgados, y sus rostros enjutos y finos no dejan dudas: los Gabbra provenientes de la gran familia Omoro (Etiopía) con los que comparten lengua y cultura de pastores. De los somalíes han adquirido elementos árabe-musulmanes y la predilección por los camellos, que tienen una gran importancia económica, social y ritual. Los Gabbra habitan en la franja de tierra que está entre Kenia y Etiopía. La zona keniana (35.000 Km2) se extiende desde la orilla oriental del lago Turkana hasta el centro habitado de Mársabit y está habitada por más de 25.000 Gabbra, 36.000 camellos, 9.000 bovinos y 360 mil ovejas y cabras. El territorio de los Gabbra es una inmensa meseta donde estepas y praderas, con gran cantidad arbustos espinosos y yerbas secas se alternan con desiertos de piedras y polvo de lava, rodeado por relieves rocosos y oscuras murallas de origen volcánico, semejantes a enormes balas de cañón herrumbradas. El turista que se aventura en época seca no puede evitar la sensación de encontrarse en una soledad infinita, sobre todo frente al desierto de Chalbi, un desierto salino. Quien llega durante la estación húmeda (marzo-abril y noviembre) ve llover a cántaros, el correr tumultuoso de los ríos, la rápida aparición de las flores, llanuras y mentes cubiertos de verde, entonces puede entender por qué los Gabbra aman esta tierra. Una cultura respetuosa de la naturaleza Conservadores, como todos los pueblos dedicados al pastoreo, los Gabbra son la etnia keniana menos afectada por la occidentalización. Cultura y estructuras sociales se han adaptado admirablemente al hábitat, sin modificarlo desde hace milenios. Trabajo y vida son guiados por la naturaleza, por los largos ritmos de las estaciones, gestaciones y crecimientos.

Su actividad principal es el pastoreo, acompañado de una artesanía simple para el uso doméstico: sillas, vasijas, vasos, bastones, bolsas, cuerdas… La vivienda manifiesta el sentido de adaptación de los Gabbra. Construida con materiales vegetales y pieles, de planta circular de 3 a 4 metros de diámetro, terminada en cúpula, se monta y se desmonta fácilmente para ser transportada cuando –en búsqueda de agua o nuevos pastos- debe desplazarse libres y ligeros como el viento que sopla con fuerza en esta zona. La tierra pertenece a todo el grupo étnico; los animales son propiedad del cabeza de familia. Todos tienen derecho de acceder a los pozos: la prioridad puede estar reservada a quien ha construido o reparado el pozo; los demás esperan el turno marcado por los ancianos. Además, antes bebe el ganado y luego las personas.

En cada poblado la asamblea de los ancianos, reunida bajo un árbol, se ocupa de los asuntos de política, administra la justicia y dirime las cuestiones comunitarias...

La estructura social La familia, normalmente monogámica, es el fundamento de la sociedad de los Gabbra. Viven en poblados de unas veinte cabañas, dispuestas en fila o en semicírculo, rodeadas por una cerca de ramas espinosas con dos entradas. Junto a cada cabaña está el lugar para los animales. En cada poblado la asamblea de los ancianos, reunida bajo un árbol, se ocupa de los asuntos de política, administra la justicia y dirime las cuestiones comunitarias: búsqueda de nuevos pastos, migraciones, disputas, fecha de las celebraciones, turnos para mover los animales, epidemias o peligro de ataques enemigos. En el consejo destaca la figura del abba olla (padre del poblado) con funciones de guía, según las capacidades personales. El principio de descendencia es le línea paterna: todo Gabbra sabe desde niño a que gosa (grupo) pertenece su padre y por tanto él mismo. El recuerdo del nombre de los antepasados de extiende hasta la décima generación.

ENERO 2011

11


El sistema de las clases de edad entre los Gabbra puede ser comparado a un tren en marcha, compuesto por diez vagones

En general los Gabbra rezan para pedir, no para glorificar. El hombre es el centro de sus oraciones, para él se piden: lluvia, paz, hijos, salud

La organización política Cada clan se organiza como unidad socio-política, en muchos aspectos autónoma, con celebraciones rituales y costumbres propias, con un grupo de ancianos responsable del funcionamiento general y de particulares funciones jurídicas, para resolver problemas de difícil solución. Estos ancianos residen en un poblado sagrado, llamado yaa, donde se cuidan los símbolos sagrados del clan. Pero la estructura social más típica de los Gabbra es la clase de edad (luba), uno de los modelos socio-políticos más fascinantes de África. En este sistema cada generación asume tareas y funciones en principio personales (formar la propia familia), más tarde sociales, políticas y religiosas (organizar la vida pública y celebrar los ritos), para terminar, finalmente, en un grupo con funciones de consejo y representación. El sistema de las clases de edad entre los Gabbra puede ser comparado a un tren en marcha, compuesto por diez vagones, en el que viajan todos los miembros de la etnia, excepto los jóvenes aún no iniciados y las jóvenes solteras; en cada vagón está el grupo de una edad. Cada ocho años, el tren se para y todos los pasajeros pasan del propio vagón al de adelante, dejando libre el último, al cual suben los jóvenes que comienzan así su vida social. Tal parada, o cambio de vagón, se celebra con gran énfasis, especialmente para los ancianos, a quienes se les otorgan poderes rituales, prestigio social y la custodia de las tradiciones.

12

ENERO 2011

La circuncisión de los jóvenes se realiza en la adolescencia, sin que sea especialmente celebrado. El sentido religioso Los Gabbra creen en un único Dios, llamado Waqa, que significa cielo, pero también fenómenos atmosféricos. Él es señor de la vida, de la muerte y castiga el mal. Los Gabbra no conocen otra intervención de Dios fuera de la que realiza en la naturaleza y la vida; sus palabras son lluvia, estaciones, nacimiento de los hijos, muerte, enfermedades, ritmo del tiempo, progreso de los hombres y de los animales. En general los Gabbra rezan para pedir, no para glorificar. El hombre es el centro de sus oraciones, para él se piden: lluvia, paz, hijos, salud. Los ritos se desarrollan en una atmósfera de serenidad y son siempre fiestas sociales. En las oraciones se usa el pasado: para invocar la lluvia se dice: “Que ha llovido”; para pedir la paz: “Nosotros somos hombres de paz”. Paz y lluvia son dos valores fundamentales para la sociedad gabbra, expresiones del modo de ponerse en relación con Dios, la naturaleza y los otros. En los diálogos gabbra, aparece con frecuencia la palabra nagaya (paz) en el sentido más amplio del término: armonía, orden, realización tranquila del propio trabajo, entendimiento y acuerdo entre los miembros del poblado, aumento normal del ganado, celebración regular de fiestas y ritos, liberación de ataques enemigos, enfermedades y carestías.

En un ambiente donde las lluvias no superan los 200 mm al año y no siempre son puntuales, la segunda palabra más usada en las conversaciones y la oración es bokaya (lluvia) esperada con firme paciencia. Una filosofía de vida La espera entra en la lógica de los Gabbra. No se trata de inercia o fatalismo, sino de confianza en Dios, todo depende de él: de él viene la lluvia, de la lluvia la hierba, de la hierba la leche, de la leche la vida. Paz y lluvia, dos valores que nos podrían hacer pensar en la sociedad gabbra como una isla de hombres felices. En realidad la agresividad y el deseo de triunfar sobre el enemigo, las dificultades ambientales, las tensiones que vienen de la vida cotidiana y del contacto con otras culturas crean no pocos problemas. Los Gabbra desean e invocan la paz para su propia etnia; pero son violentos con los grupos étnicos vecinos, a excepción de los Borana, sus hermanos, con quienes comparten la lengua, y en ocasiones los Rendille. Enemigos tradicionales son los Samburu y los Shangilla. Los Gabbra dejan la caza de las gacelas y los antílopes a los Wata: un grupo de origen extranjero mirado con cierto desprecio; ellos muestran su coraje y bravura matando los animales más peligrosos: leones, elefantes, rinocerontes… Es un orgullo que expresan en un canto: “¡León solitario! Tienes la melena como la cabellera de una joven mujer. Pero cuando desde lejos haces oír tu voz, quien no tiene coraje dice: ¡estoy muerto! León solitario, me has irritado. He bajado de la colina y te he herido”.


Con

Tus Manos

NICARAGUA: ¡NO MÁS VIOLACIONES Y ABUSOS SEXUALES CONTRA LAS NIÑAS! Amnistía Internacional La violación y los abusos sexuales son delitos generalizados en Nicaragua. Más de dos tercios de las violaciones denunciadas entre 1998 y 2008 en Nicaragua se cometieron contra niñas menores de 17 años, la mitad eran menores de 14 años.

Población:

5.715.182 personas

Capital:

Managua

Gobierno:

Daniel Ortega Saavedra, presidente desde enero de 2007

El estigma asociado a los delitos sexuales implica que, a menudo, es a la víctima a quien se culpa, y no al agresor. Para las niñas que denuncian, la lucha por obtener justicia puede ser traumática. Los fallos y la falta de recursos del sistema de justicia nicaragüense significan que, a menudo, los agresores quedan libres. Las sobrevivientes de violaciones y de abusos sexuales que consiguen llegar hasta la vista judicial muchas veces abandonan porque el proceso legal es demasiado caro o demasiado traumático. Algunas niñas sobrevivientes se enfrentan a la angustia adicional de descubrir que el violador las ha dejado embarazadas. Las

NICARAGUA

Idiomas: Español Religión: católicos (85%); protestantes (15%)

que deciden llevar su embarazo a término reciben apenas una pequeña ayuda del Estado, si es que reciben alguna. Para otras, la idea de dar a luz a un bebé fruto de una violación es insoportable. Sin embargo, una ley de 2008 que tipifica el aborto como delito en cualquier circunstancia, incluso para aquellas niñas víctimas de violación, no les deja muchas opciones.

El gobierno nicaragüense tiene la obligación de prevenir la violencia sexual contra las niñas en Nicaragua, de proteger a las sobrevivientes y de garantizar que tienen acceso a la justicia y a la reparación. ¡Actúa! Visita el siguiente enlace y rellena tus datos para que enviemos un mensaje en tu nombre al Presidente de Nicaragua.

http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/nicaragua-abusos-sexuales-ninas/ ENERO 2011

Población viviendo con menos de U$S 1 al día: 45,1 % Esperanza de vida al nacer: 71 años Alfabetismo adulto 77 % Gasto en defensa: 0,7% del PIB Mujeres en cargos de gobieno a nivel ministerial: 14,3 % de cargos Brecha de ingresos estimados entre mujeres y hombres: 0,45 %

13


Lo que he aprendido

EN ESPAÑA Pedro Togni

Después de seis años de colaborar en la Animación Misionera en España, retorno al trabajo directo en Argentina. No quiero irme sin compartir con vosotros algunas de cosas que he aprendido en este tiempo. Una mirada a la Iglesia española Normalmente cuando se habla de la Iglesia en España, se habla de secularismo, indiferencia, incomprensiones internas. Es algo real. Pero recorriendo gran número de comunidades a lo largo del país, he ido descubriendo una iglesia de base, de a pie, que sigue viva y sensible. Personas y grupos apasionados por la figura de Jesús y su evangelio, que siguen fecun-

14

ENERO 2011

dando la vida de la gente, especialmente en las relaciones interpersonales. También he conocido a cristianos críticos que aman y quieren a su Iglesia. Pero la quieren más comprensiva y cercana a la vida real de la gente, del mundo, más preocupada por dar respuesta a las inquietudes de las personas. Ahí va apareciendo un nuevo lenguaje para comprender el mensaje evangélico con palabras de un sabor más

humano que el viejo lenguaje religioso: se habla de justicia, de paz, comprensión, interculturalidad, globalización de la solidaridad, dignidad de la persona, derechos humanos, integración de las personas y los pueblos. Son palabras que expresan hoy la realidad del Reino inaugurado por Jesús. Son criterios y valores que están en el corazón de muchas personas, aunque no se definan como cristianas, pero


que sí se comprometen por el bien de la persona humana. He palpado en España el sentido de una solidaridad humana universal. Se da un fuerte debate, dentro y fuera de la Iglesia, en torno al testimonio de fe y de vida. Me parece positivo, especialmente porque nos puede conducir a comprender el objetivo común de nuestra existencia: la dignidad integral de la persona humana. En este sentido, es deseable que la iglesia y la sociedad encuentren una plataforma común por la cual vale la pena luchar juntos. Con frecuencia el núcleo de la vida cristiana no lo encuentras en los medios de comunicación, pero lo descubres en la vida cotidiana y en el contacto personal con la gente. Es en este diálogo donde se respira más hondo el evangelio. Y es en el encuentro con las personas donde se contagia la fe. Siguen teniendo fuerza algunas manifestaciones masivas de la fe -especialmente entre determinados grupos religiosos- que con frecuencia son discutibles, pero que expresan una demanda de espiritualidad en el corazón de la gente. Aunque tenga sus luces y sombras, yo tendría cuidado frente a las visiones excesivamente negativas de la Iglesia española. La realidad es más rica de lo que pensamos. Una Iglesia llamada a mirar más allá de sí misma Las iniciativas de cooperación con la actividad misionera de la iglesia en el mundo se han multiplicado, lo cual va

acompañado por el trabajo de gran número de ONGs católicas y no confesionales que se mueven en el ámbito de la solidaridad internacional. Pero la preocupación de fondo de la Iglesia española en este tiempo es el de la evangelización en su propio ambiente, motivada por el proceso de secularización y alejamiento de tanta gente de la Iglesia. Es aquí donde se están buscando caminos, iniciativas, lenguajes, para llegar a los alejados y a tantos no cristianos. España se reconoce como una tierra de misión en donde hacer resonar de nuevo el mensaje del evangelio. No creo que haya menos sensibilidad por la misión hacia afuera, pero si una fuerte preocupación por la misión en la propia España y en toda Europa. Va creciendo una cierta sensibilidad por ciertas situaciones de tipo global, que nos interesan a todos en el mundo. Y de cara al futuro me parece que hay tareas importantes. En primer lugar hay que reconocer positivamente que es aquí en nuestra historia en la que debemos construir el Reino de Dios. Cristo se ha hecho hombre para salvar a los hombres, en y desde su experiencia humana. Por eso, debemos amar esta humanidad con sus defectos e imperfecciones e intentar curar heridas, levantar a las personas para que descubran el verdadero sentido de su vida y dignidad. Creo que también hoy es necesario intentar unir fuerzas en una globalización del servicio al bien de la persona. Pienso que como Iglesia debemos anunciar un

evangelio que quiere valorar el compromiso de todos los hombres de buena voluntad, sea cual sea su religión o filosofía de vida, unir fuerzas y encontrar proyectos comunes Aún si luego hay diversidad de visiones, allí donde se trabaja por la dignidad integral de la persona está Cristo y su evangelio que penetra como levadura en la vida de la humanidad. Me parece también que es necesario hoy en día lograr una integración de lo local y de lo universal: ayudar desde el evangelio a construir una fraternidad entre los pueblos, culturas, gentes de diferentes condiciones sociales porque la diversidad enriquece y no hay mejor forma de vivir nuestra fe que anunciarla. La capacidad de integrar a todos en una única familia, en donde se superen prejuicios y divisiones que sólo traen marginación, es un gran reto para la sociedad y para la iglesia. Y de manera especial para los misioneros. Es urgente perder el miedo a aquel que es diferente. Él también es un hermano que tiene una vida para compartir si le abrimos las puertas. La Iglesia tendrá que expresar también mayor autenticidad y entusiasmo. El mensaje del evangelio tiene que ayudar a las personas a agrandar el corazón y nuestra forma de presentar y hablar de Dios tiene que levantar el ánimo de la gente y crear esperanza para que sienta el deseo de encontrarlo en su propia vida. No quiero terminar sin agradecer a tantas personas y comunidades que durante estos seis años me han enriquecido como persona y como misionero. ENERO 2011

15


¿Dónde está, Señor, tu luz? Dame, Señor, tu mano guiadora. Dime dónde la luz del sol se esconde. Dónde la vida verdadera. Dónde la verdadera muerte redentora. Que estoy ciego, Señor, que quiero ahora saber. Anda, Señor, anda, responde de una vez para siempre. Dime dónde se halla tu luz que dicen cegadora. Dame, Señor, tu mano. Dame el viento que arrastra a Ti a los hombres desvalidos. O dime dónde está, para buscarlo. Que estoy ciego, Señor. Que ya no siento la luz sobre mis ojos ateridos y ya no tengo Dios para adorarlo.

(J. López Gorge)

16

ENERO 2011


213 ESCUELA DE ANIMACIÓN MISIONERA

Hoja separable de formación misionera para grupos cristianos

LA PEDAGOGÍA MISIONERA DE JESÚS

Hay lugar para todos La mayoría de nosotros necesitamos demostrar que “valemos” como personas. Necesitamos demostrarlo frente a los demás, pero fundamentalmente necesitamos convencernos a nosotros mismos. A quienes se creen más de lo que son los consideramos “enfermos”. Pero la mayoría tenemos una imagen demasiado baja de nosotros mismos e intentamos persuadirnos de que valemos más de lo que creemos. La pedagogía de Jesús va encaminada a que cada uno reconozca su auténtico valor. Y para ello no hace falta “agrandarse”… basta con verse con la mirada de Dios. Y en el Reino de Dios hay lugar para todos. Él hace salir el sol sobre buenos y malos y caer la lluvia sobre justos y pecadores. No es que todo valga. Pero capaz que haya que cambiar nuestra forma de vernos y valorarnos. www.antenamisionera.org antenamisionera.wordpress.com

ENERO 2011

17


Juan relata este milagro al final de su evangelio: Jesús se apareció otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Sucedió así: estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos. Simón Pedro les dijo: «Voy a pescar». Ellos le respondieron: «Vamos también nosotros». Salieron y subieron a la barca. Pero esa noche no pescaron nada. Al amanecer, Jesús estaba en la orilla, aunque los discípulos no sabían que era él. Jesús les dijo: «Muchachos, ¿tienen algo para comer?». Ellos respondieron: «No». Él les dijo: «Tiren la red a la derecha de la barca y encontrarán». Ellos la tiraron y se llenó tanto de peces que no podían arrastrarla. El discípulo al que Jesús amaba dijo a Pedro: « ¡Es el Señor!». Cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se ciñó la tú-

nica, que era lo único que llevaba puesto, y se tiró al agua. Los otros discípulos fueron en la barca, arrastrando la red con los peces, porque estaban sólo a unos cien metros de la orilla. Al bajar a tierra vieron que había fuego preparado, un pescado sobre las brasas y pan. Jesús les dijo: «Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar». Simón Pedro subió a la barca y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: eran ciento cincuenta y tres y, a pesar de ser tantos, la red no se rompió. Jesús les dijo: «Vengan a comer». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: « ¿Quién eres?», porque sabían que era el Señor. Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio, e hizo lo mismo con el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús resucitado se apareció a sus discípulos. (Jn 21, 1-14)

Eran pescadores desde la infancia. Habían sufrido la decepción de la muerte de Jesús. Eso significaba la muerte de muchas de sus esperanzas. Retornan a su antiguo trabajo. De nuevo sienten la decepción y el fracaso. Vaya usted a saber por qué se fían de la palabra de un “desconocido” y lanzas las redes al lado de la barca de que les indica. En los últimos tres años han visto cosas extrañas… dejan de lado su vieja sabiduría de pescadores, lanzan las redes y consiguen una pesca inesperada. Vuelven al pasado, pero del “Maestro” han aprendido que apostar por lo nuevo puede resultar fecundo. Y no quedan defraudados

18

ENERO 2011

www.antenamisionera.org antenamisionera.wordpress.com


En aquellos tiempos y en tierras de Galilea se creía que la cantidad de especies de peces era 153. Por eso el número que Juan pone en su evangelio como resultado de la pesca no es casual. Su intención es clara: todos los tipos de peces –todos los tipos de personas- tienen cabida en las redes de los apóstoles –tienen cabida en el Reino de Dios-. Dios no excluye a nadie. Todos son objeto de su amor misericordioso. Todos están –estamos- llamados a participar de la felicidad y la vida plena. De cada uno dependerá si quiere entrar en ese proyecto de Dios. Todos tenemos nuestro espacio en el corazón de Dios. Y de cada uno depende entrar o quedarse afuera.

La decisión está en nuestras manos y el camino lo marcó Jesús: camino que hay que recorrer en el amor y que Él lo recorrió primero hasta sus últimas consecuencias. Se lo había dicho unos días antes: “No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy sabéis el camino”. Tomás le dice: “Señor no sabemos dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino? Y Jesús le responde: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. (Jn 14, 1-6)

No hay lugar para la exclusividad Una de las tentaciones que se repiten en casi todas las religiones es la de la “exclusividad”: sólo nosotros tenemos la verdad, sólo nosotros llevamos a la salvación. Como si nosotros, desde nuestra limitada humanidad pudiéramos manejar la inmensidad del amor y la misericordia divina. Alguien comparó la religión que practicamos cada persona con la lengua materna. Todos aprendimos una lengua, un idioma que nos transmitieron nuestros padres, no es la única,

pero es la que a mí me permite comunicarme con los demás. Si me hubiera faltado no habría sido capaz de comunicarme ni de aprender otras lenguas. Todos tenemos una “religión materna” que nos permite relacionarnos con Dios y nos aporta valores éticos para relacionarnos con los demás. No es la única. Pero desde ella nos podemos abrir a otras religiones y crecer en nuestra relación con Dios y con los demás. Dios no es propiedad de nadie. www.antenamisionera.org antenamisionera.wordpress.com

Como mucho podríamos aceptar que nosotros somos “propiedad” de Dios. Superar el sentido de exclusividad es lo que nos abre a una visión misionera de la fe y la religión respetuosa con otras “religiones maternas”. ENERO 2011

19


Poner el “yo”, lo que yo pienso, lo que yo creo, lo que yo hago como norma que debería ser válida para todos los seres humanos sería una de las formas más aberrantes del egoísmo. Pero inconscientemente lo hacemos con frecuencia. También en el ámbito de lo religioso. Abrirnos a la diferencia y a la diversidad pone en cuestión algunas de las convicciones más profundas de nuestro yo. Aceptar que Dios tiene lugar para todos, no sólo para los de nuestro grupo religioso, pone en cuestión algunas de las bases sobre las que se ha fundado nuestra religión a lo largo de los siglos. Sin embargo nos abre al mensaje de Jesús. La dimensión misionera de la Iglesia tiene como una de sus tareas romper nuestra cerrazón mental. Abrirnos a los demás. Ayudarnos a descubrir que de todo hombre o mujer tenemos algo que aprender, ya que todos fuimos creados a imagen de Dios. Dios es más grande que yo.

Una visión exclusivista de la religión y de la fe nos hace sentirnos “superiores” a los demás, pero en realidad empobrece nuestra experiencia de Dios. 4 ¿Por ser cristianos o católicos nos sentimos poseedores de la verdad? ¿Qué capacidad de escucha tenemos frente a la experiencia religiosa de otros? 4 ¿Tenemos una real actitud de diálogo? ¿Hasta qué punto estamos dispuestos a que otros cambien nuestros puntos de vista religiosos? 4 ¿Reconocemos que nuestro lenguaje y expresión religiosa tiene sus límites? ¿Qué nos impide descubrir la “religiosidad materna con sus valores y sus límites”?

20

ENERO 2011

www.antenamisionera.org antenamisionera.wordpress.com


Nacidas el 8 de marzo. El futuro de África tiene rostro de mujer Ana Bermejillo. Plataforma Editorial 2010. 252 págs.

Ana Bermejillo. Plataforma Editorial 2010. 252 págs.

Son muchos los que piensan que el futuro del continente africano está en manos de las mujeres. La autora de este libro lo muestra a través de experiencias concretas, narradas con la frescura de la cercanía y de la convivencia con mujeres valerosas y obstinadas de distintos países africanos. Con un lenguaje ágil, este libro descubre algunos de los lugares más bellos de África a la vez que indaga en los obstáculos y superaciones de un ejército de mujeres emprendedoras que, procedentes de las situaciones más diversas, han conseguido dar impulso a sus sueños. Una mirada esperanzadora sobre el futuro de África.

Una relación difícil. Cristianismo y sociedad desde la perspectiva ética Joan Carrera i Carrera. Cuadernos CiJ 2010. 21 págs.

Joan Carrera i Carrera. Cuadernos CiJ 2010. 21 págs.

Un “cuaderno” que de forma muy sintética nos ayuda a comprender la necesidad de que el cristianismo se abra en una actitud de diálogo al mundo actual cooperando con otras visiones para construir un mundo más justo. Una llamada a una actitud de tolerancia y apertura a la Iglesia a fin de que podamos aportar los valores evangélicos en momentos de crisis donde todos se preguntan cómo debería ser la sociedad del futuro para ser más humana. Tenemos algo importante que ofrecer a la humanidad, pero es importante revisar nuestras actitudes.

http://www.colectivoverapaz.org "El colectivo Verapaz, formado por un grupo de personas vinculada a la familia dominicana y que trabajan a favor de la paz y la justicia, nació inspirado en el principio evangélico de que la opción por los pobres es la opción misma del Dios que predicamos. Es el mismo principio que la Iglesia en el Concilio Vaticano II cuando habló de la estrecha y necesaria relación entre el seguimiento de Cristo y el trabajo por la justicia y la paz.

ENERO 2011

21


¿Cómo escribir un libro sobre África? Pasan los años y los estereotipos siguen siendo los mismos. El escritor y periodista keniata Binyavanga Wainaina escribió esta sátira en 2005 para la revista británica Granta. A pesar del paso del tiempo, el texto es actual y el humor del autor de la novela “Discovering Home” sigue vigente. Binyavanga Wainaina

U

sa siempre la palabra ‘África’, ‘oscuridad’ o ‘safari’ en el título. Los subtítulos deberían incluir las palabras ‘Zanzíbar’, ‘masai’, ‘zulú’, ‘Zambezi’, ‘Congo’, ‘Nilo’ ‘grande’ ‘cielo’, ‘tambores’, sol o ‘Bygone’. También son útiles palabras como ‘guerrillas’, ‘sin tiempo’, 'Primordial' y 'Tribal'. Ten en cuenta que la palabra ‘gente’, significa africanos que no son negros, mientras que ‘el pueblo’, significa africanos negros. Nunca pongas la imagen de un africano de clase media en la portada de tu libro, ni dentro, a no ser que haya ganado un Premio Nobel. Un AK-47, costillas prominentes, pechos desnudos: utiliza éstas. Si tienes que incluir a un africano, asegúrate de que consigues a uno vestido con ropas zulúes o masais. En tu texto, trata a África como si fuera un solo país. Hace calor y es polvoriento, lleno de praderas onduladas y enormes manadas de animales junto a gentes altas, delgadas y famélicas.

22

ENERO 2011

También puede ser caluroso y húmedo, con gente muy pequeña que come primates. No te enredes con detalles y descripciones precisas. África es grande: 54 países y 900 millones de personas que están demasiado ocupadas pasando hambre, muriendo, guerreando y emigrando para leer tu libro. El continente está lleno de desiertos, junglas, montañas, sabanas y muchas otras cosas, pero a tus lectores no les interesa eso, así que mantén las descripciones románticas, evocadoras y no particularices. Asegúrate de que muestras cómo los africanos tienen la música y el ritmo profundamente arraigados en sus almas y comen cosas que ningún otro humano come. No menciones el arroz, la ternera y el trigo; el cerebro de mono es el preferido en la cocina africana, junto a la cabra, la serpiente, los gusanos, las larvas y todo tipo de carne de caza. En tu texto, asegúrate de demostrar cómo fuiste capaz de comer dicha carne sin estremecerte y, por supuesto,

describe cómo aprendiste a apreciarlo, porque África te importa. Temas tabú: escenas ordinarias de la vida cotidiana, amor entre africanos (a no ser que esté relacionado con una muerte), referencia a escritores africanos o intelectuales, la mención de niños que van al colegio y que no sufren virus, ni ébola, ni mutilación genital femenina. A lo largo de todo el libro, adopta un tono triste del tipo de ‘yo esperaba tanto’. Deja claro desde el principio que tu liberalismo es impecable y, desde la primerísima página, establece cuánto amas África, cómo estás enamorado del lugar y cómo nunca más podrás vivir sin él. África es el único continente que puedes amar, aprovecha esto. Si eres un hombre, deja que te envuelva en sus cálidos bosques vírgenes. Si eres una mujer, trata a África como un hombre que viste una chaqueta de camuflaje y desaparece al atardecer. África está ahí para ser objeto de pena, de idolatría o de dominación.


EN DEFENSA DEL SER HUMANO

Tomes el ángulo que tomes, asegú- dos en la oficina, se niega a dar permi- cera, que es quien realmente dirige el rate de dejar la fuerte impresión de que sos de trabajo a los occidentales cualifi- país. sin tu intervención y tu importante libro, cados que de verdad se preocupan por Entre los personajes no puede faltar África, es un enemigo del desarrollo y la Africana Hambrienta, que vaga por el África estaría condenada. campo de refugiados prácticamen Tus personajes africanos dete desnuda y espera la benevolencia ben incluir: guerreros desnudos, "Tus personajes africanos sirvientes leales, adivinos, vidende Occidente. Sus hijos tienen mostes y viejos hombres sabios viviencas alrededor de los ojos y tripas deben incluir: guerreros do en su hermético esplendor. La hinchadas. Sus pechos están planos desnudos, sirvientes y vacíos. Debe aparecer como una otra opción es hablar de políticos mujer completamente indefensa. No corruptos, guías de viaje ineptos leales, adivinos, videntes y y polígamos y prostitutas con las debe tener pasado ni historia; estas viejos hombres sabios viviendo que te has acostado. pequeñas diversiones arruinan el El Sirviente Leal siempre se dramatismo del momento. Los geen su hermético esplendor" comporta como un chiquillo de siemidos y las quejas son buenos. te años y necesita una mano firme; Nunca debe contar nada acerca se asusta de las serpientes, es bueno siempre utiliza su puesto gubernamen- de ella misma, excepto para hablar de su con los niños y siempre te envuelve en tal para dificultar el trabajo a los prag- (indescriptible) sufrimiento. sus complejos dramas domésticos. máticos expatriados de buen corazón Asegúrate también de incluir una ado El Anciano Hombre Sabio proviene que quieren poner en marcha ONG o rable mujer con aspecto maternal que tiesiempre de una tribu noble (no de tribus Áreas de Conservación. O bien es un ne una risa contagiosa y que se preocupa avariciosas como los Gikuyu, los Igbo o intelectual educado en Oxford que se por ti. Simplemente llámala Mama. Sus los Shona). Tiene ojos llorosos y está ha convertido en un político asesino en hijos son todos unos delincuentes. serie, vestido con trajes de marca. Es Estos personajes deben revolotear cercano a la Madre Tierra. El africano moderno es un hombre un caníbal al que le gusta el champag- alrededor de tu héroe principal, sirviengordo que siempre roba y falsifica visa- ne y su madre es una médico-hechi- do para su lucimiento personal. Tu héroe

ENERO 2011

23


Tópicos sobre África 24

puede enseñarles, bañarlos, alimentarlos; lleva a cuestas a montones de niños y ha visto de cerca la Muerte. Tu héroe eres tú (si se trata de un reportaje), o una gran celebridad o aristócrata internacional, bella y trágica, que ahora se preocupa por los animales (si se trata de ficción). Entre los que hacen el papel de malo de los occidentales, incluye a los ministros de los gabinetes Tory, a los afrikáner y a los empleados del Banco Mundial. Cuando hables de la explotación de África por los extranjeros, menciona a los comerciantes chinos e indios. También culpa a Occidente por la situación de África, pero no seas demasiado específico. Hablar generalizando es bueno. Evita que los personajes africanos se rían o luchen para educar a sus hijos. O mejor, simplemente evita representarlos en circunstancias mundanas. Los personajes africanos deberían ser coloridos, exóticos, más grandes ENERO 2011

que la vida, pero vacíos por dentro, sin diálogo, sin conflictos o resoluciones en sus historias, sin profundidad o rarezas que confundan la causa. Describe en detalle los pechos desnudos (jóvenes, viejos, recientemente violados, grandes, pequeños) o genitales mutilados. O cualquier tipo de genitales. Y cadáveres. O, mejor, cadáveres desnudos. Especialmente, cadáveres desnudos pudriéndose. Recuerda, cualquier trabajo en el que la gente aparezca mugrienta y miserable será alabado como la ‘África real’, y eso es precisamente lo que tú quieres que se ponga en la contraportada de tu libro. No sientas malestar por esto: estás intentado ayudarles para conseguir ayuda de Occidente. El mayor tabú a la hora de escribir sobre África es describir o mostrar a la gente blanca sufriendo y moribunda. Los animales, por otra parte, deben ser tratados como caracteres complejos, bien fundamentados. Los animales hablan (o gruñen mientras

mueven sus melenas orgullosamente) y tienen nombres, ambiciones y deseos. Además, también tienen valores familiares: mira cómo los leones enseñan a sus hijitos. Los elefantes son bondadosos y comprensivos, así como buenos feministas o dignos patriarcas. También los gorilas. Nunca, nunca se te ocurra decir nada negativo acerca de un elefante o un gorila. Los elefantes pueden atacar las propiedades de la gente, destrozar sus cosechas e incluso matarlos. Pero tú ponte siempre del lado de los elefantes. Los grandes felinos tienen acento de colegio público. A las hienas les gusta el juego limpio y tienen un cierto acento del Medio Este. Cualquier tipo de africano que vive en la jungla o el desierto deber ser retratado con buen humor (a no ser, claro, que entre en conflicto con un elefante o un chimpancé, en cuyo caso será el mismísimo diablo).


LOS PROFETAS Y LA MISIÓN

Contactar con lo cotidiano Dolores Aleixandre RSCJ *

Después de los activistas célebres y los trabajadores humanitarios, los conservacionistas son la gente más importe de África. No los ofendas. Necesitas que te inviten a su rancho de 30.000 acres - o área de conservación-, y ésta es la única manera en la que conseguirás entrevistar al célebre activista. A menudo, una portada con un heroico conservacionista en ella funciona a las mil maravillas para las ventas. Cualquier blanco bronceado que vista de khaki y que alguna vez en su vida haya tenido un antílope como mascota o una granja es un conservacionista, uno que está preservando la rica herencia africana. Cuando lo entrevistes, nunca le preguntes cuántos fondos tiene; no le preguntes cuánto dinero gana con su reserva y mucho menos cuánto paga a sus empleados. Los lectores se verán desencantados si no mencionas la luz en África. Y los atardeceres, claro. Los atardece-

res son una obligación. En ellos el sol siempre es grande y rojo. Siempre hay un enorme cielo. Los espacios salvajes y enormes son críticos en África, África es la tierra de los Espacios Salvajes y Enormes. Cuando escribas sobre la difícil situación de la flora y la fauna, asegúrate de mencionar que África está sobrepoblada. En cambio, cuando tu protagonista se encuentre en un desierto o una jungla viviendo con nativos (recuerda, cualquiera que sea bajito), está permitido mencionar que África ha sido severamente despoblada debido a las Guerras y el Sida (usa mayúsculas). Para ir terminando, siempre necesitarás un club nocturno llamado Tropicana donde mercenarios, diabólicos nuevos ricos africanos, prostitutas, guerrilleros y expatriados salen juntos por las noches. Por fin, termina siempre tu libro citando a Nelson Mandela diciendo algo acerca del arco iris y renacimientos. Porque a ti te importa África.

Cuando oímos hablar de "la predicación profética", echamos mano de nuestras experiencias dentro del género "predicación" (un sermón, una homilía, un discurso, una conferencia...) y nos imaginamos a los Profetas hablando así a la gente y comunicándoles ideas y reflexiones acerca del "deber ser", enunciando principios dogmáticos y normas morales y exhortándoles después a ponerlos por obra. Lo otro,"lo que es", "lo que pasa" cada día (tener buena salud o perderla, pasar por un bache económico o por una etapa próspera, enamorarse , sufrir una decepción o un fracaso, temer el paro, experimentar alegría de vivir , estar agobiado por pequeños problemas...) nos parece que tiene que ver menos con "lo de Dios", como si perteneciera a las pequeñas informaciones y anécdotas que vienen por el revés de las hojas de los almanaques, en comparación con las densas elucubraciones que nos ofrece el último best-seller teológico (2 volúmenes) que acabamos de comprar. Tendemos a colocar la realidad cotidiana en la categoría de lo irrelevante, bien separada de lo que consideramos trascendente, profundo y valioso que es de lo que merece la pena hablar y escribir y predicar. No fue ese el caso de los profetas de Israel y nunca su predicación estuvo apartada de las experiencias, las imágenes, el lenguaje de aquellos a los que se dirigían. La palabra no se les comunica solamente en su interioridad: está incorporada a un mundo que está más allá del profeta y por eso se le llama a mirar fuera, no para ser confirmado en lo que ya sabía, sino para ser sorprendido, maravillado como en la primeras mañanas de la creación. “¿Qué ves Jeremías?- Veo una rama de almendro. Y me dijo el Señor:- Tienes una buena vista..."(Jer 1,11). El Señor pone a Jeremías ante algo banal, algo que todo el mundo puede ver. Pero allí donde los demás no ven mas que una rama florecida, el profeta aprende a escuchar una palabra: "Así soy yo, vigilo sobre mi palabra para cumplirla". “Levántate y baja a casa del alfarero que allí te haré oí mis palabras" (18,1). No es, por tanto, en la reflexión ni en la sola interioridad donde se escucha la palabra sino bajando, acercándose a los lugares en apariencia intrascendentes de la vida humana donde se revela al profeta. * Religiosa y Teóloga

ENERO 2011

25


Los vientos que mueven a la misión

Ángel Gutiérrez Anaya

Imagínense que salimos a la calle y empezamos a preguntar a la gente que pasa “¿qué entienden por “espíritu?”. Escucharíamos las respuestas más dispares. Algunos hablarían del “alma”, no faltaría quien lo identificara con los “fantasmas”, otros lo identificarían con algo etéreo… y la mayoría se quedarían sin respuesta. 26

ENERO 2011


El Espíritu en la Biblia La verdad es que no me extrañarían las respuestas. El “espíritu” es algo que se nos escapa de las manos, por más que queramos cerrarlas. Por eso en la Biblia, cuando se habla del Espíritu la palabra más utilizada es “rûah” que significa “viento”. Y al viento no lo podemos encerrar. Cuando alguien se pregunta ¿qué espíritu lo guía? lo que se está preguntando es ¿qué vientos lo mueven? Reflexionar sobre la “espiritualidad misionera” es preguntarnos sobre qué vientos guían y mueven hoy a la misión de la Iglesia. Es acercarnos a la visión que inspira a los misioneros, que anima su trabajo y su andar, que da sentido a lo que hacen diariamente, que marca su ser, su pensar y su actuar. Hasta hace unos años, la vida de los misioneros parecía ser como más heroica dentro del compromiso cristiano… Ahora esta vida exige un compromiso y abnegación mayor, pues en la misión la gente aguanta con dificultad la presencia de los misioneros extranjeros, aunque tampoco quieren que les falta su ayuda, espiritual y material…En esta situación, la espiritualidad que sostiene la vida misionera debe acudir a las raíces y mantener una profundidad grande, sentirse anclada en Dios y en el amor hacia el mundo que Él ama. Ahí está el sentido último de la entrega a la misión por parte del misionero. Nuevos “vientos” Sobre todo, a partir del Concilio Vaticano II han comenzado a soplar nuevos vientos en la misión. No siempre es fácil asumirlos. La fe nos da una visión contemplativa de la realidad. El misionero tiene que tener la capacidad para “ver”, para discernir la marcha ascendente del Reino en la única historia (sagrada y profana, sin dualismos), desde los pobres como sujetos predilectos, las religiones, los movimientos sociales… todo bajo la acción del Espíritu. Este misionero debe ser capaz de contemplar la presencia de Dios en los procesos sociales, en las luchas de los pobres, incluso en sus retrocesos, en

los esfuerzos de tantos militantes generosos, aunque se manifiesten como lejanos a un Dios confesado o de una iglesia o religión reconocidas. Por otra parte el misionero no siente aquella angustia de los misioneros clásicos, devorados por el celo de la salvación de las almas. La misión es la única vía de salvación para los pueblos paganos. Todos los pueblos tienen contacto directo con Dios en su propia religión, y por tanto, siempre tendrá sentido “salir” hacia las otras religiones para entablar un dialogo religioso donde se dé el “dar y recibir”. Críticos con el propio pasado Necesitamos ser críticos con un pasado donde la misión estaba pensada desde Europa y con nuestros criterios culturales debía ser válida en cualquier rincón del mundo. Eso supone también un desapego institucional. El misionero no tienen intereses propios, ni institucionales. Su interés absoluto es el Reino, no sus mediaciones. Su pasión mayor es hacer que reine el amor de Dios en todo, y que todas las mediaciones e instituciones se pongan completamente a su servicio. Hoy, los misioneros valoran altamente la religión y la cultura del pueblo al que están acompañando, se interesan por conocerla y por vivirla sin conflictos. Ello exige que el misionero tome conciencia de que toda formulación en relación a lo absoluto de Dios es relativa; que vaya sin la seguridad avasalla-

dora de quien se sabe en posesión de la única verdad. Esta cura de humildad debe ser una constante en la vida del misionero. Sin saber dónde nos lleva el “viento” Hoy el misionero necesita una fe que va soltando todos los apoyos humanos para fundarse exclusivamente en el misterio de la palabra y presencia de Dios en toda la historia humana. Tendremos que estar dispuestos a abandonar todas las seguridades no sólo económicas y culturales, sino también religiosas. No es que abandonemos nuestra fe cristiana, pero sí que dejemos que Dios la purifique. Allí, lo esencial para el misionero es el Reino, más que las estadísticas de bautismos y misas. A veces nos preguntaremos qué hacemos en medio de otros pueblos. Desde esta espiritualidad de fe respondemos que estamos por obediencia a la llamada de un Dios que tiene sus planes misteriosos para nosotros y para todo el género humano. Nos queda mucho para comprender por dónde va el “viento”, el Espíritu de Dios. Pero si Dios se manifiesta como Palabra hecha carne, sin duda nos empuja al diálogo… no sólo al gran diálogo con las religiones y las culturas, sino también al diálogo cotidiano con los pobres. El dialogo con los pobres significa también dejarnos convertir por ellos, aceptar de ellos la palabra interpelante de Dios, pues en sus gemidos y protestas, quizás entenderemos mejor la dimensión liberadora de la Palabra de Dios. Seguiremos charlando.

ENERO 2011

27


P rovocación MisionerA

Escucharse a sí mismo La soledad es uno de los problemas fundamentales que impiden a las personas ser felices. Estamos creados para la comunicación. La misión es un ejercicio de comunicación. Pero con facilidad, o como forma de defendernos, estamos acostumbrados a “hablar” y nos cuesta mucho más “escuchar”.

Sobre la escucha vamos a hablar durante este año, planteándolo desde distintos

ángulos. Ojalá que nos ayude a crecer como personas y a crecer en nuestra vocación misionera.

Ernesto Duque

L

o primero es tomar en serio la postura del otro, del diferente. Comprender su posición desde sí mismo y no en relación a nuestra propia fe. Nosotros lo llamamos «increyente» pero, en realidad, es una persona con sus propias convicciones. No hemos de calificarlo nosotros. Él sabe mejor que nadie quién es y qué es lo que quiere. Hemos de entender de manera positiva la posición del no cristiano. Vivir abierto a Dios es una de las posibles respuestas al misterio de la vida (para el creyente, la respuesta auténtica), pero el increyente es un hermano o hermana en el que puedo reconocer y valorar otros caminos del Espíritu.   Hemos de respetar sinceramente su postura. Nuestra reacción no ha de ser tratar de anular a toda costa la diferencia descalificando su posición como fruto del orgullo, la mala fe y el

28

ENERO 2011

pecado, o tratando de debilitar a toda costa las razones que presenta para no creer. La intolerancia con el diferente no es signo de fe profunda y convencida sino indicio de inseguridad y debilidad. El que vive arraigado profundamente en la experiencia de Dios es tolerante y comprensivo, no necesita defenderse, no teme perder nada. Hemos de comprender también su rechazo a la fe y a la religión. Nosotros hablamos a veces de un cristianismo ideal pero ellos ven el cristianismo real, el que se ha dado a lo largo de la historia y el que captan hoy. Es bueno escuchar sus prejuicios y críticas para conocernos mejor. Es sano conocer la imagen que tienen de nosotros: a veces nos ven como idealistas e ingenuos, poco libres para pensar por nuestra cuenta, poco valientes para cuestionarnos nuestra fe, frenados por la jerarquía, sin capacidad de sacudirnos


de encima «dogmas increíbles». Al escucharlos, no es tan difícil intuir que en cada uno de nosotros hay un creyente y un increyente, y que no siempre es fácil trazar entre ambos una frontera clara. Lo que siempre podemos compartir es la experiencia humana, nuestro deseo común de paz y de justicia para todos, el dolor ante quienes sufren violencia, hambre o miseria. Podemos captar su manera de ver la vida, sus razones para vivir, sus luchas y esperanzas. Pronto descubrimos que no tenemos los cristianos el monopolio del amor y la generosidad ni de la pasión por la justicia y la verdad.    El espíritu y la práctica del diálogo   No parece superfluo añadir todavía algunos aspectos a cuidar en la práctica concreta del diálogo. No hablo de estrategias sino del espíritu que ha de animar al testigo.   La actitud básica en el diálogo es el amor. Desde esa experiencia vive el testigo todo acercamiento al otro. No es posible el diálogo si no amamos al hombre y a la mujer de hoy, tal como son, con sus debilidades y contradicciones, con sus interrogantes y su búsqueda. El diálogo es una forma de amor.   Dialogar significa más en concreto compartir una búsqueda común del Misterio de Dios que nos desborda a todos. En el diálogo cada uno aporta sus experiencias, convicciones, interrogantes, dudas y deseos. Cada uno dialoga

desde su propia fe o su propia posición, sabiendo que es siempre una aproximación parcial y fragmentaria a la verdad. En el fondo de todo diálogo sincero hay una búsqueda de verdad y de conversión a Dios. No se trata de renunciar a mi fe ni de convertir al otro, sino de sentirnos los dos llamados a creer en Dios o a buscar la verdad con más sinceridad. Desde la perspectiva del creyente no hemos de olvidar en ese diálogo la presencia de un tercero, el Espíritu de Dios que actúa con los corazones. Dialogar significa escuchar la verdad del otro, hacerle un espacio en mi conciencia, dejarme interpelar, no tanto sobre la fe sino sobre mi fe, la que realmente anima mi vida. El diálogo comienza cuando estoy convencido de que tengo algo que aprender del otro. De lo contrario, todo puede quedar en estrategia. El diálogo supone, por tanto, una actitud básica de confianza en el otro.   En el verdadero diálogo el testigo se implica, confiesa su propia fe, habla en primera persona del singular, sin necesidad de estar apelando a la doctrina dogmática o al magisterio de la Iglesia. Por otra parte, el diálogo supone un cierto despojamiento pues acepto la mirada del otro sobre mí. Dialogar significa dejarme afectar por el otro.   El diálogo no ha de evitar cuestiones difíciles y problemáticas que a todos nos pueden dejar callados: el sufrimiento, la fuerza del mal, la muerte. Por otra par-

te, en el diálogo se tocan las cuestiones vitales que afectan al ser humano. No deberíamos olvidar las palabras de Simone Weil: «Cuando quiero saber si alguien es creyente, no escucho en primer lugar lo que me dice de Dios sino cómo me habla del hombre».   Proponer la fe   El testigo sabe también proponer su fe a quienes deseen conocerla. Proponer no es imponer ni presionar. Es una invitación. Es presentar mi fe sometiéndola a la posible adhesión o rechazo. Se trata de proponer sin imponer, despertar las conciencias sin buscar dominarlas, dar testimonio de un sentido sin esperar que será reconocido por todos, anunciar la fe cristiana en el seno de múltiples mensajes: ‘Si tú quieres’ repetía Jesús. Lo mismo la Iglesia: su misión es hacer una llamada a la libertad de las personas y a sus conciencias.   El testigo propone la fe no como un sistema obligatorio sino como una invitación a vivir. Para muchos, la religión católica consiste fundamentalmente en aceptar un conjunto de creencias y cumplir una serie de leyes y prácticas para alcanzar la vida eterna. Por tanto, si no se aclaran las cosas, aceptar la fe significa aceptar una «carga», recortar la libertad, ahogar el deseo que hay en nosotros de vivir plenamente. El testigo sólo ofrece su experiencia y, desde ahí, su palabra, su compañía, su escucha y su estímulo. ENERO 2011

29


Jornada Mundial de Oración por la Paz

El pasado 1 de enero se celebró la Jornada Mundial de Oración por la Paz. El Papa eligió como tema para este año “La libertad religiosa, camino para la paz”. Aquí recogemos algunos párrafos del mensaje que escribió con motivo de esa Jornada.

30

La libertad religiosa, camino para la paz

E

l año que termina ha estado marcado lamentablemente por persecuciones, discriminaciones, por terribles actos de violencia y de intolerancia religiosa. Pienso de modo particular en la querida tierra de Iraq, que en su camino hacia la deseada estabilidad y reconciliación sigue siendo escenario de violencias y atentados Los cristianos son actualmente el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones a causa de su fe. Muchos sufren cada día ofensas y viven frecuentemente con miedo por su búsqueda de la verdad, su fe en Jesucristo

ENERO 2011

y por su sincero llamamiento a que se reconozca la libertad religiosa. Todo esto no se puede aceptar, porque constituye una ofensa a Dios y a la dignidad humana; además es una amenaza a la seguridad y a la paz, e impide la realización de un auténtico desarrollo humano integral. El derecho a la libertad religiosa se funda en la misma dignidad de la persona humana, cuya naturaleza trascendente no se puede ignorar o descuidar. Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza (cf. Gn 1, 27). Por eso, toda persona es titular del derecho sagrado a una vida íntegra, también desde el punto de vista espiritual. Si no se reconoce su


LA MISIÓN HOY

propio ser espiritual, sin la apertura a la trascendencia, la persona humana se repliega sobre sí misma, no logra encontrar respuestas a los interrogantes de su corazón sobre el sentido de la vida, ni conquistar valores y principios éticos duraderos, y tampoco consigue siquiera experimentar una auténtica libertad y desarrollar una sociedad justa. La libertad religiosa significa también, en este sentido, una conquista de progreso político y jurídico. Es un bien esencial: toda persona ha de poder ejercer libremente el derecho a profesar y manifestar, individual o comunitariamente, la propia religión o fe, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, las publicaciones, el culto o la observancia de los ritos. No debería haber obstáculos si quisiera adherirse eventualmente a otra religión, o no profesar ninguna. En este ámbito, el ordenamiento internacional resulta emblemático y es una referencia esencial para los Estados, ya que no consiente ninguna derogación de la libertad religiosa, salvo la legítima exigencia del justo orden público. Es innegable la aportación que las comunidades religiosas dan a la sociedad. Son muchas las instituciones caritativas y culturales que dan testimonio del papel constructivo de los creyentes en la vida social. Más importante aún es la contribución ética de la religión en el ámbito político. No se la debería marginar o prohibir, sino considerarla como una aportación válida para la promoción del bien común. En esta perspectiva, hay que mencionar la dimensión religiosa de la cultura, que a lo largo de los siglos se ha forjado gracias a la contribución social y, sobre todo, ética de la religión. Esa dimensión no constituye de ninguna manera una discriminación para los que no participan de la creencia, sino que más bien refuerza la cohesión social, la integración y la solidaridad. El fanatismo, el fundamentalismo, las prácticas contrarias a la dignidad humana, nunca se pueden justificar y mucho menos si se rea-

lizan en nombre de la religión. La profesión de una religión no se puede instrumentalizar ni imponer por la fuerza. Es necesario, entonces, que los Estados y las diferentes comunidades humanas no olviden nunca que la libertad religiosa es condición para la búsqueda de la verdad y que la verdad no se impone con la violencia sino por «la fuerza de la misma verdad». También hoy, en una sociedad cada vez más globalizada, los cristianos están llamados a dar su aportación preciosa al fatigoso y apasionante compromiso por la justicia, al desarrollo humano integral y a la recta ordenación de las realidades humanas, no sólo con un compromiso civil, económico y político responsable, sino también con el testimonio de su propia fe y caridad. En un mundo globalizado, caracterizado por sociedades cada vez más multiétnicas y multiconfesionales, las grandes religiones pueden constituir un importante factor de unidad y de paz para la familia humana. Sobre la base de las respectivas convicciones religiosas y de la búsqueda racional del bien común, sus seguidores están llamados a vivir con responsabilidad su propio compromiso en un contexto de libertad religiosa. En las diversas culturas religiosas, a la vez que se debe rechazar todo aquello que va contra la dignidad del hombre y la mujer, se ha de tener en cuenta lo que resulta positivo para la convivencia civil. El diálogo entre los seguidores de las diferentes religiones constituye para la Iglesia un instrumento importante para colaborar con todas las comunidades religiosas al bien común. La Iglesia no rechaza nada de lo que en las diversas religiones es verdadero y santo. El mundo tiene necesidad de Dios. Tiene necesidad de valores éticos y espirituales, universales y compartidos, y la religión puede contribuir de manera preciosa a su búsqueda, para la construcción de un orden social justo y pacífico, a nivel nacional e internacional.

La misión parte de la escucha Ángel Gómez * Hemos caído en los mismos errores de la mayoría de las religiones. Nos sentimos dueños y portadores de una verdad que viene de Dios. Tenemos algo importante que comunicar. Tenemos mucho que decir y poco o nada que escuchar. Total “los otros” no tienen la verdad divina y todo lo que puedan decir cae en ese amplio saco del “error”. Desde esa mentalidad se ha movido durante siglos la misión de la Iglesia. Nos sentíamos superiores, maestros y doctores, salvadores de una humanidad ignorante y abandonada por Dios. Algo empezó a cambiar cuando el Concilio Vaticano II afirmó que, guardando el papel de la Iglesia, Dios tenía muchos otros medios de salvar a los hombres, siempre que actúen de acuerdo con su conciencia. Y daba un paso más al afirmar que en todos los pueblos, culturas y religiones están presentes las “semillas del Verbo”… el germen de la Palabra salvadora de Dios. Fue, y sigue siendo, algo difícil de digerir. Para muchos resultó como una espina de pescado que se te queda atragantada en la garganta. Nos suele pasar siempre que tenemos que bajar del pedestal en que nos hemos colocado y volver a ocupar el lugar que realmente nos corresponde. Según el Concilio la Iglesia dejaba de ser el lugar único de salvación para convertirse en “sacramento de salvación”. Eso significaba reconocer que no jugábamos con todas las cartas de la baraja en nuestras manos. El único dueño de la salvación es Dios, y a Dios no le podemos poner límites. Teníamos que aprender a escuchar. Escuchar a Dios y escuchar a quienes no pertenecían a nuestra institución religiosa. En el fondo el Concilio venía a confirmar la experiencia de muchos misioneros que siempre han dicho que “aprenden más de lo que enseñan”. Pero ¿quién le iba a convencer a un Sr. Obispo que tenía cosas que aprender sobre Dios de un pagano, de un hindú, de un musulmán o de un ateo? Por fortuna la práctica de la misión ha ido creciendo en la capacidad de escucha a todos y en la búsqueda humilde ser sacramento de una vida más plena a partir de la realidad de los otros. Una tarea pendiente para gran parte de la Iglesia.

* Periodista y teólogo ENERO 2011

31


CAMBOYA

Brasil

Avanza la lucha contra el sida

PALMA ACEITERA AVANZA EN la AMAZONIA DEFORESTADA Brasil pretende ser un gran productor mundial de aceite de palma, expandiendo un nuevo monocultivo exótico en la Amazonia oriental, donde también se multiplican las plantaciones de eucalipto en extensas áreas ya deforestadas. Pará se consolida como la tierra brasileña de la palma africana (Elaeis guineensis), después de destacarse como el estado amazónico que más bosques nativos perdió por causa del avance de la agricultura, la ganadería, la industria maderera y la extracción del carbón vegetal usado en la siderurgia local. Con dos proyectos en ese estado norteño, la empresa Petrobras Biocombustible tiene como meta producir 420.000 toneladas anuales de aceite de palma, el doble de la producción brasileña actual. Setenta por ciento se destinará a Portugal, donde se convertirá en biodiesel para abas-

tecer a Europa, en una asociación con la empresa local Galp. Ya se están plantando palmeras en 6.000 hectáreas y preparando otras para totalizar 74.000 hectáreas.

-IPS-

SALUD

Se reduce la malaria en África Las masivas estrategias de lucha contra la malaria implementadas los dos últimos años han dado resultados positivos al proteger de la enfermedad a más de 650 millones de personas en África Subsahariana. En su Informe Mundial sobre Malaria de este año, la la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó que durante la última década un total de once países africanos redujeron en más de 50% los casos confirmados y las muertes por paludismo. La directora general de la agencia de la ONU, Margaret Chan, afirmó que estos resultados son los mejores que se han registrado en décadas.

32

“Después de muchos años de deterioro y estancamiento en la materia, los países y las instituciones y donantes que los apoyan han emprendido una ofensiva que está funcionando”, dijo Chan. “La estrategia que está ganando terreno a la malaria es clave para los esfuerzos por combatir las enfermedades relacionadas con la pobreza. Si mantenemos este ritmo de avance, podemos erradicar las muertes por el paludismo para 2015”, sostuvo Chambers.

ENERO 2011

-AFROL NEWS-

Gracias a la ayuda exterior y a una pragmática campaña para el uso de condones, Camboya, uno de los países más pobres del sudeste asiático, va camino a alcanzar la meta internacional de revertir la propagación del VIH/Sida. Pero podría tropezar poco antes de llegar. Incluso cuando esa nación se llena de elogios al acercarse al octavo de los Objetivos de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas para el Milenio, no faltan los temores de que los logros se vean socavados en los próximos cinco años. La continua dependencia de la asistencia exterior no es la mejor receta para que Camboya logre hacer historia "reduciendo las infecciones de VIH (virus causante del Sida)", alerta un informe realizado por expertos en salud pública de ese país y divulgado a finales del mes pasado. "No está garantizado el éxito, y el gobierno necesita concentrarse cada vez más en sabias prácticas de prevención y asumir más la financiación de su programa contra el Sida", se dice en una declaración que acompañó al informe, titulado "Los costos a largo plazo y la financiación contra el VIH/Sida en Camboya". La respuesta inicial del gobierno camboyano ha sido conciliatoria. "Recibimos este informe profundo y con visión de futuro para nuestro país", dijo el ministro de Salud, Mam Bunheng. "Camboya tiene una larga historia en la lucha frontal contra el VIH/ Sida, con efectivas estrategias de prevención", destacó. -IPS-


Derechos de la mujer

Mujeres invisibles, víctimas de la guerra El uso deliberado e impune de la violencia sexual como arma de guerra se ha convertido en un crimen habitual en nuestra era, un arma más de lucha, de sometimiento al contrario. Gracias a estas prácticas se ha conseguido intimidar, crear terror político, sacar información y humillar a muchísimas mujeres y niñas. En otras ocasiones se ha utilizado como recompensa a los soldados. Han tenido que pasar siglos para que el Tribunal Penal Internacional, declarase la violencia de género como delito contra la humanidad, en los conflictos de Ruanda y de la antigua Yugoslavia en los años 90. El hecho fue algo histórico, un gran avance para la dignidad de las mujeres violadas aunque hasta el momento sólo se han dictado menos de dos docenas de sentencias. Si no fuese por lo humillante del tema, parecería una broma.

Una mirada

Por fin el Tribunal Penal Internacional y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, a través de la Resolución 1820 (que en el 2010 cumple dos años), tomaron cartas en el asunto, pero los conflictos continúan y las mujeres siguen siendo un objetivo más. Ahora nos queda seguir trabajando para que éstas pierdan el miedo a denunciar, a explicar qué y cómo les pasó y a identificar a sus agresores. Pero para que esto ocurra la comunidad internacional, sus gobiernos, los movimientos sociales y los órganos jurisdiccionales les deben dar protección, ayuda, asesoramiento e incluso cobijo. Y los países participantes en el Estatuto de Roma (1998), enjuiciar a todos aquellos criminales que sus países no están dispuestos a hacerlo. Eso es posible

-sabiduriaaplicada.com-

INDISCRETA

ENERO 2011

33


La sorpresa de los pueblos indígenas Queridos amigos: Hace unos días recibí vuestro calendario de 2011 dedicado a los “Pueblos indígenas”, la verdad es que me llevé varias sorpresas. Yo pensaba que cuando se hablaba de “indígenas” estábamos hablando de los indios de América Latina y de los “pieles roja” de Estados Unidos y Canadá. Y ahí terminaba su mundo. Primera sorpresa: ni la portada y la contraportada son de personas americanas. Me pregunté si os habríais equivocado. Leyendo el primer artículo me sorprende cundo decís: “Más de 150 países cuentan hoy en su interior con pueblos indígenas en su interior”. Si no me equivoco los países reconocidos por la ONU están entre 190 y 200. Sigo leyendo. Parece que los indígenas no se identifican con los “indios” de las películas del oeste. Resulta que son pueblos originarios que han quedado marginados del proceso de desarrollo en todos los rincones de la tierra y los que no se reconocido su forma de vivir: su organización política, cultural, económica, religiosa y especialmente su relación respetuosa con la naturaleza y su derecho a un territorio donde vivir dignamente. Más me sorprende que hasta 2007 la ONU no haya reconocido sus derechos. Aunque es una actitud “comprensible” vista desde los grupos humanos desarrollados, que nos movemos en base a la economía y la ganancia a cualquier precio aunque tengamos que destruir la naturaleza y las culturas “marginales”. Me parece bien que los cristianos estemos en contra del aborto biológico, pero me llama la atención que callemos frente al “aborto” de la creación y de las culturas que posiblemente producen más muertes.

Sigo leyendo. En el segundo artículo planteáis las dificultades para solucionar el problema. Parece que la opción está entre la integración o el aislamiento de los pueblos indígenas. Ambas opciones tienen sus riesgos. Llegáis a la conclusión de que es necesario abrir nuestra concepción de los Derechos Humanos y reconocer que “los pueblos indígenas tienen el derecho de seguir tejiendo los hilos de su historia… en diálogo con todos…”. Claro que eso supondría crear ámbitos de diálogo respetuoso entre pueblos y culturas. Algo que me temo que está lejos de nuestra forma de entender el mundo y las relaciones entre culturas diversas. Posiblemente tendríamos que bajarnos del caballo de nuestra “superioridad” y reconocer que todos somos “indígenas” (originarios) de una cultura concreta, que tecnológicamente puede ser superior a otras, pero que humanamente no somos superiores a nadie. Pero ¿quién nos baja de la montura que nos queda cuando el caballo se lo han quedado los poderes financieros y económicos? Nos queda el consuelo de sentirnos superiores a aquellos que caminan a pie… así nos seguiremos sintiendo “alguien”. Sigo leyendo. Cada mes os hacéis eco de uno de los derechos de los Pueblos Indígenas. Y pienso que si no somos capaces de caminar a pie, acompañando el ritmo de los últimos, va a ser difícil que recuperemos la “humanidad” que la ilusión de la sociedad del bienestar nos ha hecho perder. Gracias por la aportación que como misioneros nos hacéis para replantearnos nuestra vida y nuestra forma de vivir. Un cordial saludo, Eduardo C. – (correo electrónico)

RENUEVA TU SUSCRIPCIÓN

34

Acuérdate de renovar tu suscripción a “Antena Misionera” para el año 2011.

El poder acercar la voz de los más pobres de la tierra depende de tu esfuerzo.

Sabemos que no es fácil, pero confiamos en tu colaboración, por pequeña que

sea. Sin ti no podríamos salir cada mes.

ENERO

2011

Gracias por tu apoyo.


* Con Donativos * Ayudando a la formación de misioneros * Apoyando proyectos de desarrollo *Cediendo el 0'7 de tus ingresos *Dando a conocer Antena Misionera

Tus aportaciones las puedes hacer: - Giro Postal - Depósito o transferencias a:

CUENTA CORRIENTE BANCO POPULAR ESPAÑOL

0075 0001 89 0603882903

Indica siempre a quién va destinado el donativo. Si eres ya suscriptor y realizas pago, donativo; por favor indícanos siempre tu código de suscriptor.

NUESTRA PRESENCIA EN ESPAÑA Casa Regional y Antena Misionera

Centro de animación

Centro de animación

Centro de Formación Misionera

Centro de animación

Misioneras de la Consolata

C/ Pablo Aranda, 18 28006 MADRID Tfno. 91 563 58 03 Fax 91 563 58 04 antena@consolata.net

C/ Pinos Baja, 88 28029 MADRID Tfno. 91 733 88 85 casaespecializaciones.madrid@consolata.net

Visitanos en la web Internet:

Plaza de la Rebolería, 10 50002 ZARAGOZA Tfno. 976 29 75 27

C/ Ramón y Cajal, 5 29014 MÁLAGA Tfno. 95 226 07 60

www.antenamisionera.org

C/ Porta de les Tafulles, 2 03203 ELCHE (Alicante) Tfno. 96 545 20 46

C/ Rosendo Conde, 4 bis 28029 MADRID Tfno. 91 315 19 98

http://antenamisionera.wordpress.com/


AÑO 11. NÚMERO 87; 0 EUROS

UT PIAS DE ANTENA MISIONERA

MADRID, ENERO 2011

EL CONCIERTO DE AÑO NUEVO SE REALIZÓ ESTE AÑO EN VIENA, ALDEA DE MALI

CUANDO TOME FRUTA YA NO DUDARÁ DE SI APOYA PARAMILITARES La multinacional frutícola Chiquita Brands financiaba guerrillas y derrotaba gobiernos. Al parecer la corporación Chiquita había financiado a las Autodefensas Unidas de Colombia (grupo paramilitar colombiano de extrema derecha), para canjearse así su simpatía y protección. La propia transnacional reconoció poco después, que desde 1997 y hasta 2004 había capitalizado a este grupo irregular con más de un millón de dólares. Siguiendo la pauta, en los últimos años la transnacional ha sido demandada cuatro veces en su propio país por este mismo motivo. Han sido más de 600 familias que sufrieron el asesinato de alguno de sus miembros a manos de este grupo terrorista, quienes encabezaron los procesos judiciales para exigir a la compañía indemnizaciones que superarían los 11.000 millones de dólares, aunque según la misma fuente, algunos de estos casos pudieron ser sobreseídos por los tribunales estadounidenses. No han sido los únicos ya que según organizaciones de derechos humanos, familias de cinco misioneros norteamericanos liquidados por las FARC, demandaron a Chiquita por el mismo motivo en un tribunal de Florida. Contrariamente a los casos de colombianos asesinados por grupos de extrema derecha, en febrero de 2010, sí que fue aceptado por el juez este caso en los que los exter-

minados eran religiosos norteamericanos y los verdugos supuestos guerrilleros, de izquierda, supuestamente también claro está. A Chiquita se le señala no sólo por haber financiado económicamente, sino también por Imagen de una campaña contra Chiquita en Honduras transportar armas para dotar y suministrar a esta banda armada. Años anteriores ya habían pasado acontecimien- nombre. Los métodos violentos siguieron siendo tos similares con la United Fruit Company, la los mismos. Sus prácticas agrícolas agreden al mítica bananera que durante décadas configuró medio ambiente, devastan el territorio y focalizan Centroamérica a su libre antojo, orquestando gol- la riqueza. Antes lo hacían con golpes de estado y pes de estado, campañas de desestabilización y las balas de los ejércitos nacionales, y ahora con colocando a políticos cómplices para lograr sus la ayuda de grupos armados irregulares.... Pero fines comerciales que aspiraban al monopolio todo ha cambiado gracias a… www.omal.info total del comercio, no sólo del banano sino de cualquier cultivo y producto. Sin duda alguna fue la empresa que exploró con más vigor y persistencia los insondables caminos del “republicanismo bananero”. Y lo realmente curioso de todo esto, es que con el transcurrir de los años, la United cambió de nombre y pasó a ser Chiquita Brands. Como se visualiza claramente, lo único que se alteró fue el

EL AÑO NUEVO SE UNIFICA A NIVEL MUNDIAL Se consigue una fecha que satisface a todas las religiones, gobiernos y grupos sociales del planeta.

Existe al año nuevo chino, árabe, judío, cristiano... y ha sido unificado. Lo importante no es la nueva fecha sino haber conseguido el acuerdo en un mundo como el nuestro en el que es difícil hacer que todos cedan. Pero les diremos la nueva fecha; es el… www.añonuevonewyear.info

Revista Antena Misionera - enero 2011  

Antena Misionera es una revista mensual que te informa sobre los problemas del Tercer Mundo y sus causas, sobre el trabajo de la Iglesia Mis...