Page 7

EL JUEGO EN LOS NIÑOS DE EDUCACIÓN INFANTIL El juego es una actividad vital, contribuye al desarrollo y al equilibrio humano. Es un proceso de educación completa, indispensable para el desarrollo físico, intelectual y social del niño y satisface las necesidades de su imaginación. Constituye la expresión natural del niño. La etapa lúdica es la base fundamental para el devenir del niño en hombre y para el desarrollo integral de su personalidad. Es el más típico de todos. Es el predominante en la edad preescolar. Es el juego de pretender situaciones y personajes como si estuvieran presentes. Fingir, ya se haga en solitario o en compañía de otros niños, abre a estos a un modo nuevo de relacionarse con la realidad, de distorsionarla, de plegarla a sus deseos y de recrearla distinta en su imaginación. Al jugar domina esa realidad por la que se ve continuamente dominado Para la utilización de sistemas simbólicos el niño requiere un pensamiento eficaz, estructurando y sabiendo llevar a la práctica todo lo observado en los adultos. Los infantes basan este juego en la imitación del adulto por lo que es necesario que el comportamiento de este sea el adecuado para que el aprendizaje de los niños también lo sea. Las actitudes de los adultos serán imitadas por los niños por lo que la observación de una mala conducta del adulto, significará el aprendizaje de esta en el niño, por ello es necesario concienciar a los adultos del cuidado al realizar algunas acciones delante de los niños. P a r a a p ro x i m a r n o s a u n a d e f i n i c i ó n d e j u e g o , consideraremos como lúdica aquella actividad placentera y voluntaria en la que no se produce una conexión mediosfines. Garvey sostiene que los deportes no deben ser considerados dentro de una toxonomia del juego, dado que existe una meta que rige la actividad, aunque en algunos juegos de reglas, tal como el escondite, las actividades infantiles están dirigidas a la meta de no ser encontrados y salvar a los compañeros prisioneros, pero parece lógico pensar que lo que prima es el proceso, pasando la meta a un segundo plano. El juego es para el niño una actividad esencial. El ser humano no abandona totalmente la conducta lúdica en transcurso de su vida. Entre las numerosas aportaciones de diversos autores, podemos decir que el juego sirve: El desarrollo de la socialización El desarrollo emocional El desarrollo cognitivo Piaget distingue entre tres tipos de juego que aparecen de modo paulatino en el desarrollo. Esta secuenciación en su

aparición no implica que, una vez superado un nivel de juego, este desaparezca. Este autor distingue distintas etapas: 1.Juegos de ejercicio: Estos juegos se extienden hasta el segundo año de vida. El juego en esta etapa es una exploración de las características físicas de los objetos 2.Juego simbólico: La distinción del juego radica en la utilización de símbolos que permiten “hacer como si” o “pretender”. El juego es imaginativo ya que puede ser cualquier persona o cosa y realizar cualquier actividad. 3.Juegos de reglas: De los siete a los doce años, lo fundamental en este tipo de juegos es la interacción social. Estos juegos están estructurados por un reglamento que todos los participantes deben respetar. Todos los tipos de juego coexisten durante la vida, pero, pasado el periodo en el que se constituyen en el centro de la actividad lúdica, se sofistican y combinan entre sí para formar parte de actividades no estrictamente lúdicas EL JUEGO SIMBÓLICO: DESCRIPCIÓN Y ETAPAS El juego simbólico aparece en el segundo año de la vida del niño. Durante este periodo se desarrollan la representación y el lenguaje. El hito más importante de este momento del desarrollo es que el niño es capaz de trascender la realidad en sus aspectos temporales o espaciales y de representar. Lo que caracteriza al símbolo lúdico es la distancia que el significante presenta con respecto del objeto real. La clasificación de estas etapas viene marcada por la estructura de símbolos y proporcionada por la epistemología genética. En un primer momento aparecen los esquemas simbólicos, mediante los cuales el niño ejerce conductas propias, pero ya de forma simbólica, fuera de su contexto. Piaget lo considera un simbolismo primitivo porque aún son conductas propias y no imitaciones de la conducta de los demás. Posteriormente, comienzan a producirse sustituciones de objetos y combinaciones de esquemas en secuencias simbólicas. Por último, va progresivamente acercándose a lo real y las secuencias cuentan con una cada vez mayor lógica interna.

Profile for ANPE

VENTANA ABIERTA 1  

REVISTA DIGITAL DE DOCENTES AFILIADOS A ANPE

VENTANA ABIERTA 1  

REVISTA DIGITAL DE DOCENTES AFILIADOS A ANPE

Advertisement