Page 1

Carta abierta al tribunal del proyecto fin de carrera de Valladolid.

Muy señores míos, me dirijo a ustedes en relación a los resultados de la ultima convocatoria del proyecto fin de carrera. Puede que desde un principio ustedes crean que esto no es más que la pataleta del alumno suspenso, y es que no hay mas ciego que el que no quiere ver ni mas sordo que el que no quiere oír. Supongo ademas que en esta ocasión la relación de pataletas es bastante superior a la habitual, de casi un 53% de alumnos presentados.

Con todo esto, no se que pretenden demostrar. Aún no comprendo que un alumno después de 5 años de estudios, y un nivel de exigencia académica alto, guiado y tutorado por un profesor [a la vez que arquitecto] no sea capaz de superar el "ejercicio final". Mucho menos, que más de la mitad no consigan hacerlo. Por otra parte me gustaría felicitarles, puesto que tienen el dudoso honor de haber conseguido el mayor porcentaje de suspensos (desde que nosotros ingresamos como alumnos de arquitectura), no solo de esta escuela sino de todas las E.T.S.A.´s de España. Quiero también recordar las sucesivas e importantes protestas acaecidas cercanamente en la ETSAM por parte de la delegación de alumnos y de los propios estudiantes a raíz del porcentaje de suspensos, por supuesto muy inferior al más 52%, de un 16 % en concreto. Espero que en Valladolid no nos caractericemos por el inmovilismo. Sin embargo deseo repartir responsabilidades, y hablar ahora de la dirección de la E.T.S.A. de la cual solo puedo decir que no está a la altura de una facultad universitaria como ésta, por permitir que la corrección de un ejercicio de PFC sea llevada a cabo por un tribunal totalmente distinto al que propuso el enunciado. Tribunal que convino explicar sus criterios de corrección, después de pasada la convocatoria de Junio y a dos meses y medio de la convocatoria de Octubre. Con actos como este solo demuestran su nulo interés por el alumnado. Quizá ustedes, prefieran seguir en su autismo académico y continuar considerando, que las bajas calificaciones y el alto indice de suspensos son sinónimo de prestigio y calidad educativa, en lugar de abrir los ojos y mirar sus colegas europeos, o de otras facultades españolas. Termino como empecé: No hay más ciego que el que no quiere ver, ni mas sordo que el que no quiere oír.

Carta abierta al tribunal  

no hay más ciego que el que no quiere ver

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you