Issuu on Google+


ESTRÉS UNIVERSITARIO PRE-VERANO PORQUE AUNQUE QUIERAS FUGARTE A LA PLAYA A BEBER MOJITO DE UN COCO, LA CARRERA SIEMPRE TE ENCONTRARÁ

O

K. Diablillos y ángeles la cosa es así: día soleado 23º Celsius a la sombra y tú cocinándote en tu querida sala buscando en tu estructura cognitiva todo conocimiento y procedimiento que alguna vez aprendiste en la asignatura de método para poder calcular aquella nota que debes obtener en tu siguiente informe, trabajo, prueba o cuanta evaluación te hagan para poder pasar aquel ramo que en un principio de semestre prometiste estudiar desde un comienzo y por el cual juraste que abandonarías el carrete, las sustancias psicotrópicas y todas aquellas amistades malignas que te seducen hacia el lado del jolgorio, la cherveza y la pachanga. Pero no diablillo mío, porque entre cuanto día de la cultura, empanada dieciochera y actividad de la semana de la carrera se te olvidó estudiar, pero no te sientas culpable ya que todos en algún momento hemos pasado por esto, sin embargo el karma universitario siempre esta presente y es en estas últimas tres semanas en donde sientes el peso de aquella promesa no cumplida, así que deseándote lo mejor solamente te digo, consíguete un buen asiento, los capítulos que olvidaste sacar durante el semestre y despídete de tu vida social estas tres semanas porque estas a punto de generar una relación ambivalente con tu escritorio repasando aquellas teorías, técnicas y tratamiento que fuiste aprendiendo en tu amada universidad, así que es momento de hacerse la idea que cuando terminen estas semanas serás todo un pantalones cuadrados, dicho en buen chileno vas a terminar con el poto cuadrado de tanto estudiar. Finalmente, mis queridos angelitos y diablillos, no desesperéis por que a pesar de que en estas tres semanas, terminarás con un nivel de estrés mayor que el de las ratas de aprendizaje, todo esto valdrá la pena al final, así que una vez que termines con todos tus ramos te recomiendo conseguirte una silla de playa, tu brebaje favorito, tu grupo pachanguero y relájate por que en dos meses y medio no tendrás motivo de estrés alguno hasta marzo del 2011. P.D.: Aprovechando el contexto, los personajes pertenecientes a los círculos superiores podrían aprovechar su poder burocrático y crear un convenio con el spa que queda cruzando la calle. Rouma Sepnor

ALMALIMENTATE UN MIEDO A ALGO QUE AYUDA Y LIBERA: EL MIEDO A SUFRIR.

U

no de los mayores obstáculos que se oponen a nuestro desarrollo espiritual es el miedo a sufrir. Este nos hace retroceder ante las dificultades y nos impide luchar, cortándonos las alas y paralizando nuestros más generosos impulsos. Pero también hace algo peor: con frecuencia nos induce a abandonar nuestros deberes, a faltar a nuestros compromisos internos o externos y nos hace pecar de omisión, lo cual no es a veces menos grave que caer en el exceso. Por consiguiente, es imprescindible para todo hombre que aspire a recorrer la vía del espíritu el proponerse superar este obstáculo, venciendo, o al menos atenuando, su miedo a sufrir. Pero,

para conseguir vencer este miedo fundamental y tan arraigado en nosotros, hay que conocer la verdadera naturaleza, el significado y la función del sufrimiento. Es necesario aprender cuál es el mejor comportamiento que podemos adoptar frente a aquel, pero sobre todo también debemos aprender cómo transformarlo para que llegue a ser una verdadera fuente de bien espiritual. La primera lección que debemos aprender con respecto al dolor es una lección de consciencia y de sabiduría. De hecho, mientras sigamos considerando el sufrimiento como un mal, como algo injusto y cruel, o por lo menos incomprensible, no seremos capaces de dominar el arte que se requiere para acogerlo, transformarlo y convertirlo en algo positivo. En el pasado, muchos se conformaban con explicaciones dogmáticas o renunciaban a comprenderlo, amparándose en Dios; a algunos todavía les basta con ello. Pero, actualmente, la mayoría de los hombres no puede ni quiere permanecer dentro de esos límites, y quiere conocer, comprender y llegar al menos hasta donde su razón humana y su intuición espiritual se lo permita. A esta irrenunciable exigencia del hombre moderno y a su hambre interior, los grandes conceptos espirituales ofrecen un sano y vital alimento que le proporciona una total satisfacción, tal y como pueden atestiguar por experiencia quienes han encontrado en ellos la luz, la fuerza y la paz. Dichos conceptos son bien conocidos, por lo que tan sólo acentuaremos la luz con la que alumbran el problema del dolor. La humanidad se encuentra ahora en el arco ascendente de su evolución. Tras haber descendido hasta lo más profundo de la materia, ahora está subiendo lenta y fatigosamente hacia el espíritu, hacia su patria eterna. El hombre, tras haber alcanzado el máximo de la separatividad, de la auto limitación y del egocentrismo, ahora debe ir ampliando gradualmente los confines de su propio yo personal, restableciendo la comunicación armónica con sus semejantes, con el universo y con lo Supremo. Cuando empieza a sentir esta íntima necesidad y este deber, se inicia en él una ardua e intensa lucha: el impulso y la tendencia a la ampliación y a la expansión chocan contra las rígidas y duras barreras de la separatividad y del egoísmo. El alma se siente entonces como un pájaro enjaulado: prisionera en una estrecha celda; en consecuencia, se debate y sufre. Este es el estado crítico y doloroso que precede necesariamente a la liberación – o mejor dicho, a una primera liberación – del alma. En primer lugar, podemos darnos cuenta de que el sufrimiento constituye una expiación ligada a la inevitable ley de causa y efecto. Pero dicha expiación no constituye la única función del sufrimiento, ni es tampoco la más importante o esencial. El sufrimiento ayuda poderosa y directamente al ascenso y liberación del alma: la purifica, quemando con su benéfico fuego muchas de las escorias terrenas; y la esculpe, liberando del bloque de materia informe al dios que estaba encerrado. Como dice la bella expresión: Los dioses se forman a golpe de martillo. Así pues, el sufrimiento templa y refuerza, desarrollando en nosotros este difícil y admirable poder de resistencia interior que es condición indispensable para el crecimiento espiritual. Muchas personas no se dan cuenta que el espíritu es algo tremendamente poderoso y que carecemos todavía de la suficiente fuerza y resistencia para acogerlo y soportarlo. Ambas cosas se desarrollan sobre todo mediante el dolor. Además, el sufrimiento hace madurar todos los aspectos de nuestra consciencia, especialmente los más profundos y sutiles. El dolor nos obliga a que desviemos la atención del fantasmagórico mundo exterior, nos libera del apego hacia él y nos hace


profundizar en nosotros mismos: nos hace más conscientes y nos incita a buscar consejo, luz y paz en nuestro interior y en el espíritu que anida en cada uno de nosotros. En resumen, el dolor nos despierta y hace que nos revelemos ante nosotros mismos. Nuestro dolor, en fin, nos permite comprender mejor y compartir el dolor de los demás, lo que nos hace más sabios y dispuestos a prestar ayuda a los que nos rodean, Como dice el hermoso verso virgiliano: No ignorando el mal, aprendo a socorrer a los infelices. Sin embargo, llegados a este punto se podría objetar: Por qué entonces el dolor produce tan a menudo el efecto contrario? Por qué a veces nos irrita, nos exaspera y nos empuja al mal, al odio y a la violencia? Que esto es así, y con lamentable frecuencia, es innegable; pero no debe considerarse como un efecto necesario y fatal del dolor. Una observación psicológica mucho más profunda demuestra claramente que la mayoría de las veces estos efectos se deben a la actitud de oposición que solemos adoptar ante los acontecimientos dolorosos. Descubriremos que este es un hecho importantísimo sobre el cual debemos concentrar nuestra atención: las consecuencias del sufrimiento y su cualidad dependen más que nada de la actitud que asumimos frente a él, de cómo lo recibimos interiormente y de nuestras reacciones externas. San Pablo ya expresó sintéticamente esta verdad: Hay dolores que ensalzan y dolores que abisman. Por ello examinaremos a continuación las diversas actitudes que podemos asumir ante el dolor y las consecuencias que de ellas se derivan. Si nos sentimos impotentes ante el dolor – que es lo que sucede con frecuencia – nos rebelamos contra él y el resultado es una exacerbación del dolor, un nuevo dolor que se añade al dolor primitivo formándose un círculo vicioso que da lugar a errores, culpa, obcecación, desesperación, violencia, etc. Con las pruebas se sufre menos, al evitarse algunas de las consecuencias negativas externas; pero seguimos conservando las internas, como el abatimiento, la depresión o la aridez. De este modo, no se aprenden de ellas buenas lecciones, sino meramente soportar y aguantar. La aceptación del dolor presupone, por el contrario, esa consciencia de la que hemos hablado anteriormente o un acto de fe: fe en Dios y en la bondad de la vida; pero para ser eficaz debe ser una fe viva y activa. Es aceptando inteligentemente el dolor como se aprende de sus múltiples lecciones; se coopera, y ello reconforta y abrevia considerablemente el sufrimiento. Además, no es raro que suceda un hecho sorprendente: apenas es bien aprendida la lección, la causa del dolor desaparece. En todos y cada uno de los casos, tras la aceptación del dolor sobreviene una maravillosa serenidad, una gran fuerza moral y una profunda paz. En ciertos casos se puede llegar a una tan plena comprensión de la función y del valor del sufrimiento, a una aceptación tan voluntaria, que se experimenta un sentimiento de alegría incluso en medio del mayor sufrimiento. Es posible, entonces, que en algunos casos el gozo y la alegría inherentes a la aceptación espiritual puedan prevalecer hasta el punto de superar el dolor y de hacerlo desaparecer directamente de la consciencia. Tritón

APORTES

ANÓNIMOS

A

gradecemos a todos los compañeros que nos mandaron sus aportes para esta ocasión, ya sea voluntariamente para contarnos alguna experiencia como lo hizo Seba Zenteno, y también a los tesistas que respondieron a nuestra invitación, Mario Zomosa y “Voronwë”.

LA HISTORIA DE UN VIAJE, BUENO EN VERDAD UNOS CUANTOS

E

stoy en estos momentos sentado en una hostal, como del año setenta si es que no es más antigua aún, la que me hace recordar a las calles de Valparaíso dónde estuve el mes pasado. En frente una ventana a través de la cual veo una gran avenida adornada de luces y árboles que me recuerdan las avenidas de Limache dónde estuve hace tres meses. El gato que se pasea por la ventana y el cuadro de un barco colgado en la pared me recuerda la Isla Quiriquina y los días en Concepción en donde estuve hace unos diez meses atrás. Y comienza a llover y la ventana de enfrente comienza a lagrimar gotas que me recuerdan las tardes de Temuco en dónde estuve hace ya un año. Y el silencio me devuelve al presente y me recuerda que estoy solo. Pero bueno entendiendo que el diario tiene que alcanzar para todos y que no debe estar el presupuesto para tantas hojas y tinta es que intentaré resumir esto en algunas ideas centrales. Lo primero es contestar lo que se deben estar preguntando muchos, para qué viaja tanto este tipo, bueno para ser sincero comencé a viajar buscando llenar un vacío interior que como al tercer viaje comenzó a llenarse, y gracias a eso mi vida empezó a tener mucho más sentido. Y los demás viajes comenzaron a tener propósitos y empecé a despertar de muchas inocencias, pues el primer sentido que tuvo el viajar fue el conocer, conocer para saber, conocer para entender y comprender, sin embargo una vez llegando aquí a La Serena donde estoy ahora, creo haber avanzado un paso más y el sentido de andar de un lado para otro fue el compartir, sí “compartir”. Y esto tiene que ver con otra de las ideas que me gustaría compartirles, y es que hoy pienso que lo más importante de mis viajes han sido las personas, y es que es de las personas y de nosotros mismos de los que nos hemos olvidado por estos días en este mundo, nos acordamos, del psicólogo, del ezquizofrenico, del vendedor, de la profesora, del micrero, pero de la persona ¿cuándo?. Bueno el compartir y la persona son dos de las ideas que quiero dejarles en este breve escrito, por lo menos desde mi experiencia casi gitanesca que he vivido este último tiempo son de las dos cosas más importantes que he aprendido y que al poner en práctica inspiran emociones y acciones que les recomiendo. Hay otras tantas que espero compartírselas una vez estando de vuelta, y aprovecho de dejar hecha la invitación para realizar alguna actividad en donde todos los que hemos tomado becas de pasantía podamos reunirnos con el resto de compañeros y compartir las experiencias con ellos. PD: El que esté pensando en que nadie irá o en que es re fácil decir pero hay que organizarlo, no se preocupe, lo propongo y me hago cargo de lo que haya que hacer, ahora si alguien quiere cooperar bienvenido. Sino dispóngase a compartir Un abrazo compañeros. Sebastián Zenteno Osorio. (Buenos Aires Nov. 2010)


DE LA PSICOLOGÍA Y EL ROL: ¿QUÉ ERES TÚ?

Q

uise comenzar este escrito sin ser autorreferente… sin embargo me di cuenta de que no se puede, así que partiré autorreferente desde el comienzo.

En este momento de mi vida, soy un alumno tesista, la tesis no va nada rápido, pero avanza. Sin embargo a demás de ser estudiante de psicología ( ya egresado hace como un año) Soy pintor. Dibujo en grafitos, pasteles, carboncillos y pinto en tempera, acuarela, oleo y acrílico. Llevo ya tres años pintando y desde hace poco algún tiempo que intento desarrollar mi propio estilo en lo visual, con poco menos de 30 pinturas mías originales, la mayoría son de una serie de animales a la que me dedique todo este año. Estoy por completar mil visitas a mi sitio de internet en Artelista, (donde no conozco a nadie, no es como fb, solo publico lo q hago XD) y algunas de estas pinturas son “favoritos” de otros artistas. Uf!... No me creo el mejor pintor del mundo, ni lo mas bacán… para nada, de hecho mis cuadros no se venden, así que no se preocupen, que no lo escribo por ego. El otro día, conversaba con un profesor, y le dije una frase que es muy común en mi. “yo soy tan pintor como psicólogo”. Me puso una cara de “WTF!!” que te la encargo. No me dijo nada, pero era de esas miradas que la verdad no necesita palabras. Me pregunte ¿Qué tiene de malo o extraño lo que dije?. La psicología es algo a lo que debes dedicarte constantemente, actualizarte, buscar nuevas herramientas, perfeccionarte, adaptarte a nuevos medios de trabajo, distintos tipos de pacientes, etc. La pintura, por su lado, es algo que me ha enseñado mucho. Sobre todo perseverancia, porque si en algo se parecen ambas cosas, es que no se abandonan. Claro, si pintas y dejas de pintar, con el tiempo te oxidas, y retrocedes, ya no pintas tan bien como antes. La psicología, como todo conocimiento que tiene buena parte en la práctica, es similar, siempre debes perfeccionarte y adaptarte. Si lo dejas, te cuesta retomar. De esa forma ambos estudios los debes llevar en paralelo. Por eso, no dejare de ser pintor, y no dejo de ser psicólogo. ¿A qué viene todo esto?. Simple… ¿a alguno de ustedes, le ha pasado que dejan de hacer las cosas que les gustan, porque tiene mucho que estudiar? O quizás algún profesor … ¿le ha pasado que quiere dedicarse a alguna actividad y no encuentra el tiempo? Bueno, si me dicen que si, la verdad no sería raro, piensa que una de los problemas actuales es justamente mantener el límite del trabajo y tu vida personal. Dejar un espacio suficiente para estar con tu familia y toda esa onda. Yo al menos, he visto muchas personas en la U que tienen grandes habilidades y capacidades de realizar alguna actividad (que les gusta, claro), y me da lata que no lo hagan porque la psicología les chupa todo el tiempo. No sé qué sería del Nacho, por ejemplo, si no tocara guitarra, o de la Pai sin confeccionar ropa, de la Yessi sin cantar y organizar cosas, etc.

Un amigo me dijo que el tiempo siempre esta, es cosa de organizarse. Bueno, yo he visto un montón de gente que sabe hacer un montón de cosas, y que deja esas actividades, (hobbies muchas veces) de lado. Lata porque son talentos. Y esos talentos tienen algo especial. Cuando una persona se dedica en exceso a su trabajo (pensemos que la psicología consiste en escuchar problemas de los demás), y no deja espacio para lo personal, áreas en las que pueda sentirse satisfecho, capaz de crecer y de crear en distintas áreas, termina por estresarse. De esa forma, esas cosas como pasar tiempo con la familia, dedicarse a una actividad en particular, hacer cosas que te gustan, puede ser una gran ayuda para no dejarte consumir por una sola cosa en tu vida. ¿Eres más que un psicólogo cierto? Por favor dime que sí, que triste seria tu vida si solo te definieras desde ese rol. Así que dale, intenta encontrar esos otros roles que hacen que te potencies como persona. Y por otro lado, no tienes idea las cosas que puedes aprender. Persistencia, constancia, seriedad, paciencia, improvisación, trabajo en equipo… uuuuu! Ya sabrás que muchas cosas no se enseñan en las aulas!, las descubres a tu manera. Y bueno, si en una de esas nos encontramos, aun tengo fe en que se haga una exposición en la U, tipo feria de las pulgas, pero más artesanal, (como lo conversaba con una amiga)… en una de esas te va bien, nunca se sabe. Yo, personalmente, no trabajaré como psicólogo toda la vida, puesto que el trabajo, a pesar de ser hermoso, es fuerte y desgastante, tiene lo más lindo de ayudar a otros, y tiene a la vez, lo complejo que significa el trabajo con personas, y el inevitable desgaste emocional que puede significar a veces. Por eso tener otros roles no es mala idea, aunque eso si… nunca dejarás de ser psicólogo. Suerte! Voronwë

MIRAR ATRÁS

E

scribo este tema como “un mirar atrás”, un repaso de mi historia en la UTA, cual agónico intento de mantenerme ligado a lo que pasa en nuestra casa de estudios, lugar al cual le he tomado un cariño insospechado. Creo que esta parte de mi historia puede dejar algo a alguien, por ello quiero compartirlo. Creo que esta historia puede dividirse en dos: un primer momento adolescente, libre de cualquier culpa y entregado al goce sospechado como inconmensurable, al consumo y egocentrismo excesivos (y gratificantes, por lo demás). Este era un ir a clases por ir a la U, donde entraba a la U pero no entraba a clases, donde la casa de estudio era un lugar para organizar carretes y paseos, donde estudiar no me resultaba difícil… y era lógico, si con un cuatro me bastaba para saltear barreras que me servían para seguir pidiendo plata en casa… para seguir y seguir sin parar. Qué tiempos aquellos.


En algún momento recibí en la U algo que no había recibido, quizás, hace mucho tiempo. Ese algo en lo concreto fue recibir, hace ya cuatro años, la ayudantía de técnicas proyectivas: hacerme cargo de un taller, corregir informes y supervisar casos… y sobretodo, supervisarme yo. Vaya apuesta de la profe Geno, si en ese entonces yo era literalmente un tiro al aire. Desde ese entonces registré progresivos cambios. Inicialmente (como sucede a todo organismo ante estímulos difícilmente asimilables) entré en shock. La consecuencia fue que, si bien cumplí con esa labor, no cumplí en psicología educacional, psicología laboral, psicología comunitaria ni salud pública. Claro, con un funcionamiento bastante disociado e impulsivo (como buen adolescente), realicé las labores que me apasionaban y descarté las demás. Por suerte pude seguir adelante, aun sin tomar en cuenta lo que había hecho. Los años siguientes seguí con ayudantías Técnicas Proyectivas, a lo que se sumó ayudantías de Psicodiagnóstico Clínico y Rorschach. Esto me sigue apasionando, y lo sigo haciendo hasta ahora… entonces… ¿cuándo entra el segundo momento? El segundo momento de esta historia entra cuando comencé a interesarme por otras cosas… al parecer el día Viernes por la noche dejó de ser atractivo por ir a la disco y comenzó a ser atractivo por descansar o pasar un rato agradable en un ambiente piola con amigos y mi polola, a quien conocí durante este proceso (y a quien también debo mucho en todo esto). Además de ello, retomé la actividad que apasiona mi vida, el fútbol, siendo actualmente el capitán del equipo de la UTA, cosa que me llena de orgullo (pese a que en temporadas como esta podamos tener resultados muy adversos… la camiseta se quiere y se defiende con todo). Dejé las poleras sin mangas para estar en casa y comencé a usar zapatos (no excento de burlas que mis amigos prolongan hasta la actualidad, por cierto). Con este crecimiento –porque estoy absolutamente seguro que lo es- comencé a recibir pequeñas “pegas” aplicando test o cosas similares en evaluaciones psicológicas. Luego hice mi práctica en el SML, siendo una experiencia valiosísima para mi vida, y hablar sobre eso sería tema aparte. Tuve la oportunidad de cursar exitosamente un postítulo en Rorschach, otro gran descubrimiento en mi vida. Comencé a trabajar en cualquier cosa, y valerme cada vez más por mí mismo. Actualmente estoy en la parte final de mi tesis, y lo que más tengo en mente son planes e ilusiones. Soy feliz y siento que voy en buen camino para mi realización personal y profesional, rodeado de gente valiosísima. ¿Para qué escribir todo esto? Me remito a párrafos precedentes. En un momento de mi vida, en lo concreto, recibí el apoyo de la profe Geno dándome la oportunidad de ser ayudante. En lo concreto. Quienes me conocen saben que no me gusta quedarme en lo concreto… no va conmigo, entonces ¿Qué fue esto en lo simbólico? Fue, en primer lugar, una muestra de afecto. Un afecto contenedor. Una mano que te toma, y sin forzarte a volver al camino, al menos te lo muestra. Fue un “creo en ti”. Un creer que es muy valioso, porque es un creer en lo que parece no serlo. Fue un creer que el alumno que no va a clases y parece irresponsable puede cumplir. Y todo eso a

cambio de nada (en lo concreto, puesto hay desarrollo de afectividad de por medio). Fue, para mí, un creer que jamás olvidaré, y sin duda marca un antes y un después en mi vida (globalmente hablando). Fue un creer que me ha enseñado a creer, una muestra de afecto que me ha enseñado a darlo. Si bien me arrepiento de algunas cosas que hice, creo que lo que más me incomoda es no haber aprovechado el tiempo y las oportunidades de aprender. El vaso medio lleno es que tengo hambre por hacerlo. De todas formas hoy me siento distinto a ayer. Hoy -como ayudante, espero que en el futuro como profesor- veo en cada uno de los alumnos un potencial latente que está ahí, y solamente pide que crean en él (a veces lo pide a gritos). Gracias por eso y por todo Geno. PD. Sería injusto no agradecer públicamente también a las profesoras María Carla Morales y Paola Muzatto, quienes en contexto de TDP y su electivo clínico fueron un apoyo imprescindible en momentos de mi vida donde todos estos cambios representaron una crisis. Gracias profes!! Mario Zomosa Carvacho Alumno tesista, UTA Iqq.

MR. EGO. (GENDARMERÍA)

E

n el oscuro lugar, desde antes que salga el sol entre los cerros, y antes de que se oculte entre las paredes de la “primera reja”, existen un grupo de sujetos; son pocos pero su labor es esencial. Son el queso del sándwich, el obrero que hace concreta la expresión “reinserción” o “cambio”. Psicólogos o asistentes sociales, cuyo rol, nunca bien valorado por la institución ni por las internas, sufre una fuerte crisis de identidad en los servicios públicos. Quizás mas aun en las cárceles. Sin comunicación, rodeado de rejas, portones, y sujetos vestidos de verde, materialización institucional de la autoridad. Pero una autoridad que castiga, y nunca premia. Y con las internas, la materialización misma de la demanda. Entre ambos, el mediador, el que realiza “el trabajo sucio”, el que hace la doble cana (la de estar encerrado ocho horas diarias, y la de no poder cambiar las condiciones de trabajo). El funcionario. Este personaje está atrapado, y no solo en lo concreto, sino que se encuentra entre la demanda de la institución y la demanda de la interna. No importa el camino que tome, no lo llevará a su satisfacción con el trabajo. ¿Y que es una demanda?. Para comprender lo que significa una demanda, pensemos en los animales. Ellos se apropian de lo que les pide su instinto. Sin embargo los seres humanos, que son capaces de utilizar el lenguaje, articulan en palabras lo que necesitan. Esa demanda de satisfacción de la necesidad es lo que codifica una madre al interpretar los gritos de su niño. Así una demanda es articulada por el significado que el otro le da. Pero ese otro no es cualquier persona, es Otro que tiene una carga, porque esta demanda que el sujeto le dirige constituye su poder. Así queda en dependencia del sujeto, sin importar mucho, el motivo, o el contenido de esa demanda. Si consideramos algunos datos relevantes de la institución, tenemos que en esta institución, existe la gratuidad de la atención, además de la excesiva carga laboral (de 1 psicólogo para todo el penal), lo que tiende a aumentar el número de demandas, y muchas veces la transferencia se transforma en un depósito de saber, que confunde el rol del psicólogo en la institución, tomando al psicólogo como consejero.


¿Y qué hace el psicólogo? Un psicólogo que no solo tiene la demanda de la interna sino que también esta vestido con el manto de autoridad de la institución. Gendarmería es una institución que representa la autoridad, y ante esta condición de funcionario de gendarmería, existe una salida fácil. Volverse un Mr. Ego, que no solo representa la autoridad para las interna, sino que cae en la demanda, porque se posiciona en el poder. Con la omnipotencia suficiente, que lo califica como consejero, un ser que otorga una “verdad” subjetiva que permite calmar la necesidad del paciente. ¿No es egocéntrico creer que las palabras que vienen desde el yo, son las correctas para otro? ¿No es eso satisfacer la demanda? Un Mr. Ego, pierde un objetivo central en la psicología: Entender el pedido del paciente no como una necesidad que hay que calmar, respondiendo inmediatamente, sino entenderlo como una instancia que le posibilite construir una pregunta, una problematización. Este efecto no solo es visto desde la relación con los pacientes, sino que también desde la relación con los compañeros y los funcionarios Gendarmes. La posición del Mr. Ego es la posición del poder, el que subordina a otros a su voluntad. Muchas veces no es importante un trabajo en equipo o las necesidades de un colega, sino que el yo se posicione desde la autoridad. Las necesidades propias son más relevantes que las de otros, o quizás peor, pensar q lo relevante para mi, debe ser relevante para otros también. Al inflarse de ego, un funcionario evidentemente va a tener problemas con un gendarme, que representa a la autoridad, en una institución jerarquizada. Es un ser de mayor poder.

EN EL DIVAN CON... AM 1) Creo que la pregunta más obvia y que todos quieren saber es: ¿Quién es AM? Eeeeh…yo diría que hay un poco de AM en todos nosotros. Solo que la gente aún no lo sabe o no quiere tomar parte. Claro que esa respuesta es un poco más poética y responde a una visión de AM. Una respuesta más pre-operacional y concreta sería que: Es un símbolo. AM es un símbolo para el diario en donde las mentes participativas de alguna manera encuentran un escape a una creatividad emergente o una frustración reprimida. Es de todo el que quiera. 2) ¿Es cierto que hubo/hay un “Editor” del diario AM? Sí. Pero el equipo escritor se amotinó, lo liquidaron y ahora el cargo se repartió entre varios. Mucho poder sobre un solo hombre puede corromper sabes. Ahora somos más unidos que antes. 3) ¿Cómo se financia AM? El diario no oficial, en sus inicios, solo percibía ingresos a través de una cuota que cada miembro de AM debía pagar semanalmente. Y posteriormente decidimos ponerle un humilde precio y con ese mismo dinero que cobramos nos vamos dando vuelta para fotocopiar cada edición. Y ¿Por qué ahora vale $150 y no es gratis?

Si a estos datos sumamos el efecto “genero” a la ecuación, nos será aun más fácil conocer el resultado. ¿Qué efecto tendrá ser un hombre y estar ocho horas diarias atendiendo mujeres privadas de libertad? La demanda entonces, también tiene un contenido sexual, que le otorga al funcionario una nueva embestidura de egocentrismo… “el elegido”. El único con quien una interna puede pasar una hora a solas, el único que puede escucharlas durante todo ese tiempo, el único con quien se relacionan desde la necesidad hasta la dependencia. Al término del día, cuando la oficina ya está sola, y el sol comienza a ocultarse tras la pared frontal de la “primera reja”. Mr. Ego se siente cansado. Su jefe no está contento con su trabajo, y las internas piden su consejo insistentemente. La presión de tener a una figura de autoridad que castiga, pero no premia, deja ver el vacio, y la frustración propia del trabajo. No importa cuánto haga, que tanto trabaje… no habrá resultado de ello. No cambiarán las situaciones laborales. La opción es irse. No pertenecer a una institución con tal jerarquía, es una forma de evadir el problema. La otra es; atrapado entre la demanda y la autoridad, ser el Mr. Ego, y continuar… tomar prestado el manto de poder, que deja ver la insignia de gendarmería, y ofrecer la omnipotencia, en la falta de identidad. Voronwë

Porque así tenemos un ingreso constante y fijo cada mes para sacar más copias. Ya no es gratis porque cuando era gratis se recibían donaciones pero muy poca gente donaba. O donaban de a $10 pesos a veces (aunque no lo crean) Entonces optamos por un valor simbólico pero que significaría un ingreso fijo. Aunque igual cagamos porque todos se prestan el diario y nadie lo compra después. Y vuelta a poner más plata. 4) ¿Como están las relaciones con los estamentos oficiales de nuestra universidad? Yo lo llamaría “una relación neutral”. Es cierto que la Coordinadora de Carrera nos dijo que no trabajaría con una organización anónima, pero fue un hecho aislado. Nosotros nos lo tomamos un poco personal porque recién estábamos empezando y necesitábamos un empuje positivo más que impedimentos. Desconozco la percepción que tiene el resto del cuerpo laboral de la U acerca de nuestro diario (finanzas, vicerrectoría, etc.) No se han comunicado con nosotros ni para retarnos y/o felicitarnos. Creo que todo han sido puros malos entendidos que con el tiempo espero se vayan arreglando. 5) Ya la firme, ¿Quién es Caramelito? Caramelito obviamente era un compañero de nosotros mismos, la fiebre por Caramelito encontró su punto álgido cuando la sección más temida y deseada comenzó a exponer algunas “yayitas” de compañeros lo cual para algunos era lo más sabroso del diario. Hicimos mea culpa y quisimos darle un giro a la sección con una aproximación más


amigable para con el personaje de la semana. Después de todo es penca que hablen mal de ti o te expongan sin saber de dónde vienen esos comentarios.

de fotocopiar el material. Eso sí, guarda sagradamente una copia de cada ejemplar que ha repartido. Así que pueden solicitarle números anteriores a él.

No contestó mi pregunta.

10) ¿Cómo se sostiene durante más de 1 año un proyecto como este?

Ayyy...! .. Caramelito éramos varios de hecho. Porque todos conocemos a alguien en distintos niveles así que era un trabajo compartido. Aunque hubo alguien que se quedó con el personaje de Caramelito por más tiempo que otros.

Con apoyo de los estudiantes y miembros de la universidad. Con las ganas de hacer algo por nuestra segunda casa. Con escritos y opiniones que permitan hacer de este medio un espacio de todos. Y con las ganas de joder con el resto.

¿Y sigue en el diario?

12) ¿Cómo anda la participación del los alumnos con el diario AM?

Por supuesto!! AM es un pacto de por vida. Pero debes entender que es difícil hacer esa sección ( sino la más difícil) Así que mientras se prepara un Beautiful tranquilamente Caramelito escribía de otros temas y con otro seudónimo, aunque cualquier que preste atención lo pillará en sus modismos y temas que aborda. ¡Ojo ahí!

Nos gustaría ver más gente involucrada que envíe cosas al diario. Por último retos y/o chuchás para saber si vamos bien o si vamos mal. La participación es poca pero ha sido sostenidamente poca en el tiempo, de vez en cuando llega algo. Pero siempre llega algo. Así que podríamos decir que es harta. Dentro de lo poco.

6) ¿Cómo es el proceso de producción de un ejemplar de AM?

14) ¿De qué se tratan todos esos homenajes y piropos a la Diana?

Bueno, si de algo sirvió Psicología Organizacional es que nos enseñó a como no hacer las cosas en un colectivo humano. Así que hacemos básicamente todo lo opuesto a ese libro. No pero en serio, tenemos fechas límite, cronogramas, tenemos la zorra de la oficina y el viejo verde calentón. El nerd. Y el que tiene depresión endógena pero que nadie cacha. Como cualquier administración de universidad.

Es que la Diana es un primor. Las secretarias de psicología siempre son las mejores. Hubo un tiempo en que tuvimos a la Maquita y la Diana trabajando en la UTA pero cuando la Maca dejó su puesto toda la energía libidinal quedo depositada en Diana. Es mi musa y sueño con ser uno de sus gatos de adorno para que me cuide.

Somos como cualquier otra oficina. Nos proponemos que salga semana por medio pero no siempre se puede. Tenemos un fantástico equipo de escritores, un departamento de gráficas encargado de todas las campañas y chistes visuales que Uds. ven. Tenemos revisión y chequeo ortográfico, censura de agresiones directas a personas, tenemos encargado de compaginar la revista donde se establece el orden en que saldrá cada artículo y por último la reproducción de copias del material. 7) ¿Quién es el profesor que más los ha apoyado? En nuestros comienzos nos sentimos bastante apadrinados por el profe Leal quien no solo nos felicitaba sino que también nos daba nuestro buen tirón de orejas cuando nos desbandábamos, lo cual se agradece bastante aún hasta el día de hoy. También recordamos con cariño al profe Espinosa que ahora está más capeador de clase que los mismos alumnos pero eso es solo porque se queda con los mismos alumnos afuera de la sala. Bueno y también nos sentimos apoyados cuando varios profes de la U escribieron para el proyecto Oveja Negra. Creo que todos ellos en cierta medida nos han dado el apoyo de alguna u otra manera, con escritos, recomendaciones, felicitaciones o franca desmentida de nuestra existencia. 8) ¿Por qué a veces se demora tanto en salir el periódico? Hemos llegado a la conclusión de que somos un diario bastante mediocre. No es ningún secreto. Creo que las razones por las que se atrasa generalmente son porque nos han faltado escritos de la comunidad, porque estamos esperando una fecha de mayor aglomeración o porque a veces no hay dinero para sacarlo. 9) ¿El Sergio es parte del diario o no? Sergio es parte del diario al igual que un vendedor de un diario es miembro de la junta directiva de dicho diario. Sus obligaciones recaen sencillamente en la repartija de nuestro diario, labor que hace bastante mal porque nunca saca la cantidad adecuada, la regala a quien quiere, o simplemente se olvida de entregarla. Pero no participa en el proceso creativo. El diario llega a su correo en un PDF con firma digital para que no sea alterado y solo se encarga

15) ¿De donde surge la idea de hacer un diario universitario y encima anónimo? Porque no queríamos a nadie con egos inflados por los escritos que hicieran así que todo es anónimo. Solo entre nosotros sabemos quien hizo qué y quién dejó la cagadita también. Queremos que las ideas resalten y no las personas. Siempre nos cuidamos de ofender a personas directamente sino más bien hacer que el disgusto sea hacia el mal rol que desempeñan algunos actores en esta universidad. Imagínate fuera sin seudónimo, sería otra dinámica entre los que escriben y los que no. Además la gente es más honesta cuando critica algo sin conocer el autor. Y eso sirve de mucho para mejorar el diario. ¿Y los escritos que han salido con nombre y apellido? Bueno, nuestra medida siempre era estricta con lo de “sin nombres propios” pero en algunos casos han solicitado explícitamente poner su nombre por una cosa de sentido al escrito que está publicándose. Para este número en particular solicitamos algunos compañeros que se animaran a escribir su experiencia propia en la universidad, prácticas, etc. Entonces no tiene mucho sentido ponerle un seudónimo en este caso. 16) ¿Qué opina AM del CEAL actual? AM es apolítico, asexual y amoroso. Solo quiere ver a su gloriosa UTA brillar y que seamos unidos. 17) ¿Dejará de existir algún día AM? En eso los lectores son los únicos que pueden decidir. Quizá algún día sea innecesario el anonimato. Pero siempre tendrá que existir un equipo AM responsable del tiraje. Privilegio y maldición a la vez. 18) ¿Algún mensaje final? Espero que algún día se unan a nosotros. Gracias a los que saben y nos apoyan igual con su discreción, escritos y dinero. Y a los que nos rayan el muro en facebook. Y a mi mamá. Y a mi dentista.


CRUCIGRAMA

AM

3.- estructura psíquica o conjunto de rasgos de cada individuo 4.- locus de control externo 5.- sistema nervioso central 6.- conjunto de personas influyentes y que persiguen un fin común 7.- estructura compleja del SNC rico en neuronas 8.- oposición consciente o inconsciente a llevar algo a la consciencia 9.- relativo a los sueños 10.- (invertido) sistema lógico deductivo constituido por un sistema de hipótesis 11.- trastorno del sueño en el que el cerebro deja de recibe menos oxigeno 12.- dios griego del amor 13.-fobia a lugares altos 14.-representacion mental grafica de un objeto, persona o acontecimiento 15.- sigla del diario más popular de la UTA 16.- presencia en una persona de dos o más motivaciones de carácter opuesto 17.- manifestación objetiva de un estado que puede ser patológico (psiquiatría) 18.- emoción básica frente a un peligro 19.- proceso consiente de pensamientos e imágenes 20.- escuela del budismo 21.- elemento relativamente estable de la personalidad 22.- elemento del aparato psíquico en donde residen los procesos psíquicos primarios e impulsos 23.- unidad básica de la herencia (genética) 24.- coeficiente intelectual 25.- pérdida parcial o total de la memoria 26.- forma de comunicación entre neuronas 27.- trastorno del ánimo en donde se produce una elevación anómala del estado de animo 28.- percepción sin objeto real (psiquiatría) 29.- miedo irracional y persistente hacia una situación, objeto o actividad especifica 30.- sustancia etérea propia e única de los seres vivos (filosofía ) 31.- estimulo condicionado 32.- instrumento que tiene por objetivo medir algún elemento 33.- extracto de la cannabis que produce euforia y sensación de flotación 34.- periodo del sueño en donde aparecen movimientos oculares rápidos

DEFINICIONES

35.- cantidad mínima de estimulación que se requiere para activar algún sistema (psicología conductista)

1.-vinculo afectivo que crean los niños con su cuidador primario

36.- proceso cognitivo superior que permite conservar y evocar elementos

2.-estado y proceso que sigue la pérdida de un ser querido

37.- memoria a corto plazo



Anónimenente nº20