Issuu on Google+

Casa de Ana Frank Un museo para una historia guĂ­a del museo en espaĂąol


El museo

1 2

3 4 5

10

11

12 8

13

9

7 6 5

4

cas

ad

ea

3

trá

s cas

ad

ed

ela

nte

Entrada Bienvenidos Prinsengracht 263 casas de delante y de atrás Almacén Oficinas Depósito


6

Descansillo con estantería giratoria

12 13

7

8

9

10

11

Escondite Habitación de Otto, Edith y Margot Frank Habitación de Ana Frank y Fritz Pfeffer Cuarto de aseo Habitación de Hermann y Auguste van Pels Habitación de Peter van Pels

15 14

Pasarela hacia la casa de delante El Holocausto Prinsengracht 265 Otto Frank El diario

Prinsengracht 267 Sala de exposiciones 17 Cafetería 18 Tienda 16

19

Salida

Baños/Servicios

Baño/Servicio para discapacitados Información

14

15 17 16

19

18 2

1


2

Bienvenidos a la Casa de Ana Frank 2

La Casa de Ana Frank es un museo muy particular. Es el lugar donde Ana Frank se escondió durante la Segunda Guerra Mundial y escribió su diario. Una serie de citas del diario de Ana, fotografías, filmaciones y objetos originales ilustran los acontecimientos que allí tuvieron lugar. El museo se recorre utilizando un itinerario fijo.

Algún día esta horrible guerra habrá terminado, algún día volveremos a ser personas y no solamente judíos. Ana Frank, 11 de abril de 1944


Ana Frank Ana Frank fue una de los varios millones de víctimas de la persecución de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Nació el 12 de junio de 1929 en Fráncfort del Meno (Alemania). Cuando, en 1933, llegó al poder Hitler e instauró un régimen antijudío, los Frank, que eran judíos, se trasladaron a Holanda. Se instalaron en Ámsterdam, donde el padre, Otto, fundó una empresa. Holanda, ocupada En mayo de 1940, el ejército alemán ocupó Holanda y adoptó medidas antijudías también en este país. El 6 de julio de 1942, Otto y Edith Frank y sus hijas Margot y Ana pasaron a la clandestinidad. Instalación en el refugio Los Frank se escondieron en el edificio situado en ­Prinsengracht 263, donde Otto tenía su empresa. Luego se sumarían a ellos Hermann y Auguste van Pels, su hijo Peter y Fritz Pfeffer. El edificio constaba de dos partes: una casa de delante y una casa de atrás. En las plantas superiores de ésta permanecieron los ocho «escondidos». Diario Al cumplir los trece años, los padres de Ana le obsequiaron un diario. Cuando los Frank se vieron obligados a esconderse, Ana se llevó su diario. Museo De los ocho escondidos, solo Otto Frank sobrevivió a la guerra. Decidió publicar el diario de Ana. En 1960, el refugio pasó a ser un museo.


Los escondidos

Otto Frank

Edith Frank-Holländer

Margot Frank

Anne Frank

Hermann van Pels

Auguste van Pels-RĂśttgen

Peter van Pels

Fritz Pfeffer

Victor Kugler

Bep Voskuijl

Los protectores

Miep Gies-Santrouschitz

Johannes Kleiman


Otto Frank, nacido el 12 de mayo de 1889 en Fráncfort del Meno (Alemania); sobrevivió a la guerra y falleció en Basilea (Suiza) a la edad de 91 años. Edith Frank-Holländer, nacida el 16 de enero de 1900 en Aquisgrán (Alemania); falleció en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau el 6 de enero de 1945. Margot Frank, nacida el 16 de febrero de 1926 en Fráncfort del Meno (Alemania); falleció a causa del tifus en el campo de concentración de Bergen-Belsen en marzo de 1945. Ana Frank, nacida el 12 de junio de 1929 en Fráncfort del Meno (Alemania); falleció a causa del tifus, poco después de Margot, en el campo de concentración de Bergen-Belsen en marzo de 1945. Entre paréntesis, los seudónimos que Ana dio a los escondidos.

Hermann van Pels (señor Van Daan), nacido el 31 de marzo de 1898 en Gehrde (Alemania); enviado presumiblemente a las cámaras de gas en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau en octubre de 1944. Auguste van Pels-Röttgen (señora Van Daan), nacida el 29 de septiembre de 1900 en Buer (Alemania); falleció durante el traslado de Bergen-Belsen al campo de concentración de Theresienstadt en abril o mayo de 1945. Peter van Pels (Peter van Daan), nacido el 8 de noviembre de 1926 en Osnabrück (Alemania); falleció en el campo de concentración de Mauthausen en abril o mayo de 1945. Fritz Pfeffer (Albert Dussel), nacido el 30 de abril de 1889 en Giessen (Alemania); falleció en el campo de concentración de Neuengamme el 20 de diciembre de 1944.

Miep Gies-Santrouschitz, nacida el 15 de febrero de 1909 en Viena (Austria); falleció el 11 de enero de 2010 en Hoorn (Holanda). Johannes Kleiman, nacido el 17 de agosto de 1895 en Koog aan de Zaan (Holanda); falleció el 28 de enero de 1959 en Ámsterdam. Victor Kugler, nacido el 6 de junio de 1900 en Hohenelbe (Austria); falleció el 14 de diciembre de 1981 en Toronto (Canadá). Bep Voskuijl, nacida el 5 de julio de 1919 en Ámsterdam; falleció el 6 de mayo de 1983 en Ámsterdam.


4

3

3 Vitrina

Estrella de David

Almacén

Otto Frank era titular de dos empresas: Opekta y Pectacon, ambas establecidas en este edificio. La firma Opekta vendía un gelatinizante para mermeladas, mientras que Pectacon producía condimentos para carnes. Las especias necesarias para ello, como pimienta y clavo, se molían en el almacén. ¿Estaba al tanto el personal de la existencia del escondite? Los mozos de almacén no sabían que en la casa de atrás había personas escondidas; los oficinistas sí: Otto Frank había solicitado su ayuda para poder esconderse con su familia.

De día tenemos que caminar siempre sin hacer ruido y hablar en voz baja, para que no nos oigan en el almacén. Ana Frank, 11 de julio de 1942


4 Vídeo

Miep Gies en una publicidad de Opekta, años 30

Oficinas

Los oficinistas y protectores Victor Kugler, Miep Gies, Johannes Kleiman y Bep Voskuijl siguen haciendo sus trabajos para Opekta y Pectacon durante la guerra. Entre todos comparten una serie de despachos. Los protectores abastecen de víveres, ropa, libros y periódicos a los ocho escondidos. La responsabilidad que asumen representa una pesada carga: los escondidos dependen enteramente de ellos, y ayudar a gente escondida es muy riesgoso. ¿Cómo consiguen los protectores alimentos para los escondidos? Miep Gies y Bep Voskuijl compran víveres en los comercios del barrio y en el mercado negro. Jan Gies, marido de Miep, consigue cupones de racionamiento a través de sus contactos de la resistencia. A medida que la guerra avanza, se hace cada vez más difícil abastecerse de alimentos.

Kugler, que a veces sucumbe bajo el peso que supone la gigantesca responsabilidad por nosotros ocho, y que ya casi no puede hablar de los nervios y la exaltación contenida. Productos de Opekta

Ana Frank, 26 de mayo de 1944


5 6

5 Maqueta

La casa de atrás, decorada y amueblada

Depósito

En el depósito se guardaban, entre otras cosas, las especias. Como éstas no debían exponerse a la luz solar, las ventanas estaban pintadas, lo que al mismo tiempo impedía ver la casa de atrás. Las habitaciones de la casa de atrás están vacías. En 1961 Otto Frank mandó confeccionar unas maquetas de las que se desprende el aspecto que tenía el escondite cuando permaneció allí con su familia. ¿Por qué están vacías las habitaciones del escondite? Tras la detención de los escondidos, la casa de atrás se vació por orden de los nazis. Cuando en 1960 la casa de atrás pasó a ser un museo, Otto Frank solicitó que las habitaciones permanecieran vacías. El vacío de la casa de atrás simboliza el vacío de los millones de personas deportadas que nunca regresaron.


Descansillo con estantería giratoria 6

La estantería giratoria es original.

La estantería giratoria que oculta el acceso a la casa de atrás fue fabricada especialmente para este fin. Las ventanas del descansillo estaban cubiertas con un celofán opaco. Desde ningún sector de la casa de delante podía verse la casa de atrás.

Nuestro escondite sólo ahora se ha convertido en un verdadero escondite. Al señor Kugler le pareció que era mejor que delante de la puerta que da acceso a la casa de atrás colocáramos una estantería. Ana Frank, 21 de agosto de 1942


7

El escondite El lunes 6 de julio de 1942, de madrugada, Otto, Edith, Margot y Ana Frank se mudaron al escondite. Una semana después les siguieron los Van Pels: Hermann, socio de Otto, su esposa Auguste y su hijo Peter. A los cuatro meses se les sumó Fritz Pfeffer, un conocido de los Frank. Los escondidos permanecerían dos años en el escondite.

Durante el día no podemos correr las cortinas ni un centímetro. Ana Frank, 28 de noviembre de 1942

Los escondidos viven encerrados las 24 horas del día. Las cortinas de la casa de atrás están siempre corridas, para evitar las miradas indiscretas de los vecinos. Durante el día, cuando hay gente trabajando abajo en el almacén, no tienen que hacer ruido. El encierro y el temor al descubrimiento generan muchas tensiones.


Habitación de Otto, Edith y Margot Frank 7

Mapa Avance de

los aliados en

La habitación de Otto, Edith y Margot era utilizada por los Frank también como sala de estar. Ana pasaba aquí largos ratos.

Normandía

Para gran alegría de los escondidos, el 6 de junio de 1944 los aliados desembarcan en Normandía. Con gran emoción, se mantienen al tanto del avance de las tropas aliadas escuchando la radio. En un pequeño mapa, Otto Frank señala los avances. A partir del momento en que pasan a la clandestinidad, Otto y Edith indican mediante unas rayitas en la pared el crecimiento de sus hijas. En dos años, Margot crece unos cinco centímetros, y Ana más de trece. ¿Hay radio en la casa de atrás? En la sala de estar común hay una pequeña radio, que los escondidos utilizan a menudo para escuchar las noticias de la BBC y concebir esperanzas sobre el desarrollo de la guerra.

Detalle de las rayitas que indican el crecimiento de Ana (izq.) y Margot (der.).


8

Habitación de Ana Frank y Fritz Pfeffer 8

Cine Greta Garbo

Ana se vio obligada a compartir su habitación con Fritz, lo que daba lugar a frecuentes disputas. A Ana se le hacía difícil no poder salir nunca a la calle. Su diario le permitía desahogarse; escribía en él con asiduidad.

Montar en bicicleta, bailar, silbar, mirar el mundo, sentirme joven, saber que soy libre, eso es lo que anhelo. Ana Frank, 24 de diciembre de 1943

Realeza

La princesa Isabel

Arte Rembrandt

Como tantas otras niñas, para alegrar su habitación, Ana pegó toda clase de imágenes en las paredes. Las imágenes reflejan el paso de Ana a la edad adulta. Al principio de su estancia en el escondite le gustaban sobre todo las estrellas de cine; más tarde se interesó más por el arte y la historia. Añadió más imágenes y pegó algunas encima de otras.

Gracias a papá, que ya antes había traído toda mi ­colección de tarjetas postales y mis fotos de estrellas de cine, pude decorar con ellas una pared entera, ­pegándolas con cola. Ha quedado muy, muy bonito. Ana Frank, 11 de julio de 1942


Habitaci贸n de Ana y Fritz decorada con elementos de utiler铆a


10 9

9

Cuarto de aseo

Durante el día, los escondidos utilizaban el retrete y el grifo lo menos posible. Las tuberías del agua y del desagüe pasaban por el almacén, y el personal que allí trabajaba no sabía que en el edificio había gente escondida.

«¡Chis, papá! ¡Silencio, Otto! ¡Vente ya, que no puedes dejar correr el agua! ¡No hagas ruido al andar!» Así son las distintas exclamaciones dirigidas a papá en el cuarto de baño. A las ocho y media en punto tiene que estar de vuelta en la habitación. Ni una gota de agua, no usar el retrete, no andar, silencio absoluto. Ana Frank, 23 de agosto de 1943


Habitación de Hermann y Auguste van Pels y sala de estar común 10

Vitrina

Lista de la compra

La habitación donde dormían Hermann y Auguste hacía las veces de sala de estar y cocina. Los escondidos pasaban largos ratos en ella. Aquí guisaban, comían, estudiaban, leían, reían y se peleaban. A la larga, la vida en la clandestinidad se hacía cada vez más difícil. Las provisiones mermaban y las tensiones e irritaciones aumentaban.

A partir de mañana ya no habrá una pizca de manteca, mantequilla ni margarina. El almuerzo de hoy consiste en un guiso de patatas y col rizada de conserva. ¡Es increíble el olor que despide la col rizada, que ­seguramente ya lleva años en conserva! Ana Frank, 14 de marzo de 1944

Maqueta de la sala de estar decorada


11 12

11 Espejo

Permite espiar la ventana del desván

Habitación de Peter van Pels

Peter era el único de los escondidos que disponía de un cuartito propio. La escalera de su habitación conducía al desván, que se utilizaba para guardar alimentos. Ana y Peter pasaban mucho tiempo en el desván: allí podían mirar hacia fuera y estar a solas.

Los dos miramos el cielo azul, el castaño sin hojas con sus ramas llenas de gotitas resplandecientes, las gaviotas y demás pájaros que al volar por encima de nuestras cabezas parecían de plata. Ana Frank, 23 de febrero de 1944

¿Está Ana enamorada de Peter? Al principio, Ana no tenía un gran concepto de Peter. Luego cambia de opinión y hasta se enamora de él. Peter le da su primer beso. Con el correr del tiempo, a Ana se le pasa su enamoramiento y toma mayor distancia.


12

Pasarela

Por aquí se deja atrás el escondite y se pasa a la casa de delante.

La radio inglesa dice que los matan en cámaras de gas. Estoy muy confundida. Ana Frank, 9 de octubre de 1942


14 13

13 Vídeo

Hanneli Goslar se refiere a Ana en Bergen-Belsen

El Holocausto

El 4 de agosto de 1944, tras recibir una denuncia anónima, el Servicio de seguridad alemán irrumpe en Prinsengracht 263. Alguien ha delatado a los escondidos. Los nazis detienen a los ocho escondidos y a los protectores Johannes Kleiman y Victor Kugler y se los llevan. A Miep Gies y Bep Voskuijl las dejan tranquilas. ¿Quién delató a los escondidos? Existen múltiples teorías sobre la delación. Ninguna ha podido comprobarse, pese a las numerosas investigaciones llevadas a cabo después de la guerra. La identidad del delator nunca se ha descubierto.

El 3 de septiembre de 1944, los ocho escondidos son trasladados al campo de exterminio de AuschwitzBirkenau. De ellos, solo Otto Frank sobrevivirá a la guerra. Ana, Margot y Edith Frank, Peter, Auguste y Hermann van Pels y Fritz Pfeffer encontrarán la muerte en los campos de concentración. Los protectores sobrevivirán a la guerra.


14 Vídeo

Otto Frank

Otto Frank

Para construir un futuro, es preciso conocer el pasado. Otto Frank, 1967

se refiere a su hija Ana

Otto Frank regresa a Ámsterdam el 3 de junio de 1945. Sabe que su mujer, Edith, ha muerto, pero conserva la esperanza de que sus hijas siguen con vida. Tras enterarse del fallecimiento de Margot y Ana en BergenBelsen, Miep Gies le entrega los papeles que componen el diario de Ana. Después de cierta vacilación, Otto decide publicar el diario de Ana. El 25 de junio de 1947 ve la luz la primera edición holandesa. Otto Frank dedicó el resto de su vida a la lucha contra la discriminación y los prejuicios. Participó activamente en la apertura al público del edificio-refugio, convertido en museo en 1960. Hasta su fallecimiento, ocurrido en 1980, contestó las cartas de miles de personas que habían leído el diario de Ana. ¿Cómo logró conservarse el diario? Tras la detención de los escondidos, Miep Gies y Bep Voskuijl encontraron en la casa de atrás el diario, los cuadernos y los papeles sueltos de Ana. Miep los guardó en su escritorio y, cuando al terminar la guerra se confirmó la muerte de Ana, se los entregó a Otto.


15 16

15

El diario

El diario original

Cuando escribo se me pasa todo, mis penas desaparecen, mi valentía revive.

de Ana

Ana Frank, 5 de abril de 1944

Diario

Al cumplir los trece años, los padres de Ana le regalaron un diario de tapas rojas a cuadros. Después de llenarlo todo, pasó a escribir en cuadernos. A partir del 20 de mayo de 1944 reescribió su diario en hojas sueltas. Cuando acabara la guerra, quería publicar un libro sobre su vida en la casa de atrás. Ana también escribía relatos cortos y copiaba frases bonitas de los libros que leía.


16 Cafetería

Sala de exposiciones

No podemos cambiar lo ocurrido. Lo único que podemos hacer es aprender del pasado y tomar conciencia de lo que significan la discriminación y la persecución de personas inocentes. En mi opinión, todos tenemos la obligación de combatir los prejuicios. Otto Frank, 1970

Free2choose El pasado puede enseñarnos muchas cosas. La suerte que corrieron Ana Frank y los otros millones de víctimas de la Alemania nazi demuestra que la violación de los derechos humanos puede tener graves consecuencias. Todo ser humano dispone de un conjunto de derechos fundamentales, como la libertad de expresión, la libertad de culto y el derecho a no ser discriminado. En Free2choose se pasa revista a una serie de ejemplos de actualidad, de derechos que pueden entrar en conflicto entre sí. ¿Cuál ha de prevalecer? Exprese su opinión. Exposición temporal Las discretas exposiciones temporales ahondan en la historia de los Frank y temas relacionados.


Ana Frank, 11 de abril de 1944

Tienda

Muchas gracias por su visita Con su visita apoya la labor de la Fundación Ana Frank: www.annefrank.org/es Visite asimismo «La casa de atrás en línea» www.annefrank.org/secretannex Síganos en facebook.com/annefrankhouse twitter.com/annefrankhouse youtube.com/annefrank flickr.com/photos/anne_frank_house

Casa de Ana Frank Postbus 730, 1000 AS Amsterdam (Holanda), +31 (0)20-5567100 BIC: RABO NL 2U IBAN: NL54 RABO 0122 4699 25

© Textos Ana Frank: Fondo Ana Frank, Basilea © Fotografías de la familia de Ana Frank: Fondo Ana Frank, Basilea / Fundación Ana Frank, Ámsterdam © 2012 Casa de Ana Frank, Ámsterdam 01-2012 diseño: Beukers Scholma traducción española: Diego Puls ilustración: Frédérik Ruys fotografía: Luuk Kramer, Riekus Heller, Cris Toala Olivares, Kees Hummel impresión: Booxs.nl

Sé lo que quiero, tengo una meta, una opinión formada, una religión y un amor.


Casa de Ana Frank Guía del Museo - Español