Issuu on Google+


Los monos árticos irrumpieron en el escenario indie mundial en el año 2006 con su primer álbum Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not, que tuvo un impacto similar al que tuviera cinco años antes el This is It de los Strokes, es decir, otro disco llamado a cambiar la historia del rock, o algo así.

Su primer disco superó todas las expectativas situándose como uno de los discos importantes de la década, con su single I Bet Look Good The Dancefloor en el número uno del chart de singles de UK. Y lo cierto es que de allí ya no han bajado después, sino que por el contrario han crecido en ventas, premios y fans; gracias a sus tres siguientes discos Favourite Worst Nightmare (2007), Humbug (2009) y Suck it and See (2011). El cuarto disco de la banda, supuso, en cierto sentido, un antes y un después en su trayectoria. Un momento en el que se adivina un crecimiento en el sonido del grupo que, lejos de estancarse en un mismo círculo vicioso cercano al brit-pop, buscaba nuevos caminos de introspección rock. Más adulto si se quiere, pero a su vez más fresco.

Ahora presentan en directo su quinto álbum AM, las iniciales del grupo, que se publicó el pasado 9 de septiembre en todo el mundo. Un disco que sigue las premisas rock de su predecesor y que cuenta con las colaboraciones de Josh Home, de Queens of The Stone Age, Pete Thomas, baterista de Elvis Costello y producido de nuevo por James Ford, de Simian Mobile Disco.


¡It’s only rock’n’roll, but I like it!

“Siempre nos preguntan qué cambió en diez años, y la respuesta es muy simple: alrededor nuestro cambió todo”, sentencia categórico Alex Turner, cantante y líder de los Arctic Monkeys, puesto a repasar la historia de su banda. Durante la última década, Alex y los suyos pasaron de ser cuatro pibitos que no podían disimular el acné ni la energía, a uno de los grupos más sólidos y contundentes del rock actual, en la senda de sus amigos Queens of the Stone Age. Pero a diferencia de la banda liderada por Josh Homme –que les produjo Humbug (09)– los monos se animan a aventurarse por otros géneros igual de clásicos como el soul o el glam, algo que queda claro en AM, su inminente quinto disco, un conjunto de canciones sucias y bailables. “Suena como Outkast y Black Sabbath”, dijo Turner hace unas semanas, encantado con la idea de que un disco de los Arctic Monkeys pudiera remitir menos a cuatro pibes tocando en un cuarto y más al resultado de un fino trabajo de producción. Tras diez años de aprendizaje, hoy el grupo tiene tanto el conocimiento como los medios necesarios para crear discos superadores. ¿Una banda de hard rock montada sobre un beat de hip hop? ¿Por qué no? La versión 2013 de de los Arctic Monkeys encontró en la producción detallista, el baile y la distorsión el antídoto para combatir el agotamiento. Ya van diez años de carrera, pero los cuatro fantásticos de Sheffield tienen planeado seguir viéndose las caras por mucho tiempo más.

“AM es una idea que le robé a la Velvet Underground, una de mis bandas preferidas. Es una especie de homenaje a su disco VU.”


01 Do I Wanna Know? 02 R U Mine? 03 One for the Road 04 Arabella 05 I Want It All 06 No. 1 Party Anthem 07 Mad Sounds 08 Fireside 09 Why’d You Only Call Me When You’re High? 10 Snap Out Of It 11 Knee Socks 12 I Wanna Be Yours


Reseña: Arctic Monkeys – AM (Domino, 2013)

Admito que les perdí la pista a partir de su tercer y cuarto disco, no por que no me llamara la atención pero siento que viraron su sonido un poco, ese tan explosivo y con toda la enjundia de la juventud propia que es patente en su primer disco (el de la portada donde aparecía un bato fumando) y que llevaron al límite en Favourite Worst Nightmare (2007), y que disfrazaron en esos dos discos más seriesones y hasta introspectivos como lo son Humbug (2009) y Suck It and See (2011). Este nuevo AM vuelve a la carga con guitarras gordas, bajos poderosos y baterías perfectas y el espíritu del rocanrol mas que presente e intacto, y pues obvio con más años de experiencia y que tan bien saben tocar; Alex Turner tiene uno de los timbres de voz mas identificables de estos tiempos y esto es mas que evidente en cada una de las buenas canciones, que van desde la abridora “Do I Wanna Know”, la cual hace patente las intenciones rocanroleras y la dirección que tomó el disco. Otro tema soberbio es el atascado de fiereza y rocanrol “R U Mine?” que exuda eso que muchas bandas y solistas han dejado de lado para voltear a géneros menos toscos (y hasta fresas) como el electropop, el pop y el folk, y que en algunos casos es de pena y güeva ajena, cosa que no se ve en este disco que -insisto- apela al pasado y que con su formación básica (bajo, batería y guitarras) levantan a esa bestia herida llamada rocanrol para que se ponga al tiro y mande certeros puñetazos a otros grupos más fresas y complacientes. Temas buenos aparte de los que mencioné son la estupenda “One for the Road” que tiene muchos puntos de contacto con otro tema del disco (la sensacional “Arabella”) y que a su vez parece sacada del disco Rock ‘n’ Roll (1975) del jefe Lennon. Pongan atención a esa joyota que es “I Want it All” con su sonido que le debe mucho al glam rock setentero o a unos Stones mas “bailables”, aunque también se dan sus momentos de seriedad e


introspección y eso se escucha en “No 1 Party Anthem“, que remite lo mismo al Elton John que al otro John (Lennon) de Mind Games (1973) [osea, a sus padrinos o mejor dicho a la crema y nata de la realeza del rock pop inglés]. “Mad Sounds” comienza con arpegio de guitarra, panderetas (siempre me ha gustado como suena la pandereta en una canción) y la voz crooner de Alex a la cual se le van agregando desde un órgano Hammond y una batería y aunque en el título solo tiene el “mad”. La canción da paso a esa amenaza sonora titulada “Fireside” y da paso a una pachecada de nombre (literal) “¿Por que solo me llamas cuando andas bien colocada?” canción que en el título es lo único pachecón aunque eso si, es un muy buen tema, acompasado, misterioso y con una base rítmica soberbia, para seguir con “Snap of Out It” (literalmente “zafarse”) que tiene un ritmo más contagioso y que recuerda mucho, lo mismo a los Kinks que a los Beatles. El penúltimo track del disco es “Knee Socks” (“calcetines a la rodilla!”) de ritmazo trepidante y unos coros inesperados y hasta funkosos. El disco termina con un portento de canción y que en mucho abreva de todas esas agrupaciones inglesas que han hecho un rock más experimental y cerebral como lo son Radiohead, Blur, Spiritualized, British Sea Power, Gomez, Beta Band, The Delgados, etc, me refiero a “I Wanna Be Yours” que en sus 3:04 min muestra un caleidoscopio sonoro en un tema lento, atmosférico y de gran calidad para darle fin a un disco sin desperdicio. Excelente retorno de estos


¨Why´d You Only Call Me When You´re High¨ The mirror's image, It tells me it's home time, But I'm not finished, 'Cause you're not by my side. And as I arrived I thought I saw you leaving, Carrying your shoes, Decided that once again I was just dreaming, Of bumping into you. Now it's three in the morning, And I'm trying to change your mind, Left you multiple missed calls And to my message you reply. Why'd you only call me when you're high? Hi Why'd you only call me when you're high? Somewhere darker, Talking the same shite, I need a partner, Well are you out tonight? It's harder and harder to get you to listen, More I get through the gears, incapable of making alright decisions, and having bad ideas. Now it's three in the morning, And I'm trying to change your mind, Left you multiple missed calls And to my message you reply. (Message you reply) Why'd you only call me when you're high? (Why'd you only call me when you're) Hi Why'd you only call me when you're high? And I can't see you here when I'm high, Sort of feels like I'm running out of time, I haven't found all I was hoping to find, You said you got to be up in the morning, Gonna have an early night, And you starting to bore me, baby, Why'd you only call me when you're high?


Arctic Monkeys estrena el videoclip de “One for the road”

El cuarteto inglés liderado por Alex Turner estrenó el videoclip oficial de su tema “One for the road”, extraído de su más reciente producción ‘AM’. En el video, la banda aparece en un campo operando maquinaria pesada en el campo, todo en blanco y negro, de acorde a la estética que muestran desde el lanzamiento de su nuevo disco en Septiembre de este año.


Arctic Monkeys y Paul McCartney tocan en el show de Jools Holland

En el más reciente episodio de ‘Later with… Jools Holland’ recibió a Paul McCartney y a los Arctic Monkeys para promocionar sus últimas producciónes discográficas, ‘New’ y ‘AM’. Macca interpretó el sencillo que da título al álbum, así como el clásico de The Beatles, “Get Back”.



Arctic Monkeys News