Issuu on Google+

CULTURA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Angélica Ramírez Servín Tarea 6

PUEBLA: UNA REALIDAD QUE DUELE. En el siguiente escrito deseo dar a conocer cómo es que realmente vivimos y son las cosas en materia de salud, educación, trabajo y vivienda en mi ciudad, Puebla. En muchas ocasiones las personas que residimos en esta ciudad llena de riquezas culturales consideramos que nuestro estado está posicionado entre los mejores lugares en aspectos de educación, salud y trabajo, por el simple hecho de estar ubicados en el centro de la república y colindar con el Distrito Federal. Sin embargo esto no es verdad, ya que muy pocos son los que tienen el “privilegio” de poder contar con todos estos aspectos, mientras la mayoría de la población se encuentra en situaciones que en verdad son alarmantes. En primera instancia, en materia de trabajo se ha demostrado a través de diversos estudios realizados en el 2010 que los hombres, en un 75% son los encargados de sustentar a las familias poblanas. A pesar de ello, el 25% de las mujeres son las que salen a trabajar y brindar el mayor aporte económico a la familia. Esto quiere decir que de cada cuatro mujeres, una lleva a cabo esta actividad en todo el estado de Puebla. Este fenómeno está condicionado por la inexistencia de una familia o por el trabajo del padre, cuyo salario no es suficiente para satisfacer las necesidades de todos. Aspecto con el cual, queda claro que las mujeres aún no constituyen el principal sector de trabajo en nuestra entidad. En segundo lugar, respecto a la educación sólo el 26% de la población que reside en la ciudad de Puebla cuenta con una computadora, y de ese porcentaje tan sólo el 14% tiene las posibilidades para tener un servicio de internet. Dicho aspecto demuestra cómo las personas que viven en la ciudad son las que tienen un mayor progreso y se les brindan este tipo de servicio, mientas que todas las comunidades que también son parte del estado quedan rezagadas, ocasionando que de 100 adolescentes de 15 años, el 50% sea analfabeto, es decir no sepan leer ni escribir a esas alturas. Otro aspecto importante de recalcar es la salud, que siendo derecho de todos, en diversas ocasiones no lo es, ya que sólo un grupo muy selecto (los ricos) pueden contar con este servicio. Un estudio realizado por el INEGI, indicó que de todos los nacimientos registrados en el estado de Puebla, un 16% de niños


CULTURA Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Angélica Ramírez Servín Tarea 6

había fallecido por causas prevenibles, es decir, que sus muertes se habían debido a una mala atención por parte del médico o porque simplemente el parto estuvo a cargo de una “partera”, aspecto que es muy común en las localidades aledañas a la ciudad. Por otro lado también se registró que las enfermedades gastrointestinales y respiratorias habían aumentado en todo el estado, pero el mayor número de muertes a causa de éstas fue en las comunidades. Asimismo la nutrición es un problema que afecta a las personas con menores recursos económicos, pues no tienen el suficiente dinero para alimentarse como debería de ser. Mencionado lo anterior, vemos que los ricos pueden llegar a tener salud, debido a que ellos cuentan con el dinero para acudir a un hospital y atender un parto o una enfermedad, además pueden prevenirla porque cuentan con los recursos para llevar a cabo una alimentación sana. Sin embargo no quedan ausentes de padecer una enfermedad. Otro servicio que debería tener todas las personas que viven en el estado de Puebla, pero que no es así, es la vivienda. El INEGI informó en el 2010 que en Puebla, un 40% de la población no contaba con agua potable, un 60% carecía de luz eléctrica y un 14% contaba con suelos de tierra y techos de aluminio es sus viviendas. Dicho fenómeno nos sigue demostrando la marcada diferencia entre las personas que habitan en la ciudad y aquellas que se ubican en las comunidades más lejanas del estado. En conclusión, a través de este escrito nos dimos cuenta cómo las minorías (ricos, personas que habitan en las ciudades, académicos) son las que reciben servicios de salud, educación y vivienda, cuando éstos deberían ser otorgadas a todas las personas que habitan no sólo en la ciudad de Puebla, sino a todo el estado, considerando esas localidades más alejadas. Asimismo, los hombres, por arriba de las mujeres, constituyen el sector social que aporta mayores ingresos a las familias poblanas. BIBLIOGRAFÍA. Periódico Excélsior. Puebla, la ciudad más rezagada. 26 de abril de 2011.


TAREA 7 PUEBLA: UNA REALIDAD QUE DUELE (Angélica)