Page 1

UNIVERSIDAD HOTELERA SUIZA LICENCIATURA: NUTRICION MATERIA: COMUNICACIÓN ORAL Y ESCRITA PROFESOR: VICTOR MEDINA URIZAR TEMA: MODA Y SU INFLUENCIA EN LA ALIMENTACION ALUMNA: IRMA ANGELICA PEÑA RODRIGUEZ

16 DE DICIEMBRE DE 2012


MODA Y SU INFLUENCIA EN LA ALIMENTACION La moda no sólo estaba hecha para embellecer a las mujeres, sino también para darles seguridad y confianza, y permitirles asumirse. -Yves Saint Laurent Debido a la importancia que le otorgamos a nuestra apariencia física, la forma de vestir es una de las más importantes, por lo que la moda es una referencia a diario de lo que se debe y no usar, ya que nuestra vestimenta muestra una parte importante acerca de la identidad que cada persona, con ella nos podemos identificar e inclusive poder saber cómo se encuentra la persona emocionalmente, si es extrovertida o introvertida. Aunque la moda es solo una elección que se adopta o se deja de utilizar en la sociedad actual se ha ido relacionando mucho con lo que es peso, ya que se ha establecido en las pasarelas de moda más reconocidas que las tallas más bajas son esenciales para estar a la moda. Esta idea de la estética en cuanto a peso corporal ha tenido gran influencia en la sociedad y principalmente en las mujeres, sobre todo en adolescentes y esto ha traído repercusiones tanto positivas como negativas que influyen tanto individualmente como colectivamente. Hoy en día los adolescentes en busca de una identidad, pueden transcurrir en busca de los estereotipos ofrecidos por los medios de comunicación, ya que nos presenta ideas acerca de la moda y estilo de vida actual llevado por famosas y las grandes marcas. El querer tener una identidad propia es una etapa normal por la que pasa cualquier niño al llegar a la adolescencia. Pero lo que es realmente preocupante como esta idea de perder peso para verse y sentirse bien ha sido uno de los retos más frecuentes actualmente, por lo que la mayoría recurre a soluciones que prometen una pérdida de peso rápida y fácil como las llamadas “dietas de moda”. Estas dietas pueden funcionar, pero su éxito es solo temporal para casi todas las personas, ya que es difícil mantener las demandas que exigen estas dietas tan limitadas, por lo que se comienza a comer lo que se tenía prohibido. Y a pesar de esto, muchas personas prefieren realizar estas dietas milagrosas, sin antes hacer un esfuerzo cambiando sus hábitos alimenticios y realizando actividad física.


Las dietas de moda ofrecen resultados drásticos a largo plazo ya que pueden resultar peligrosas, puesto que generalmente no son muy saludables y en su mayoría son desequilibradas.

La moda (del francés, mode y éste del latín, modus, modo o medida) indica en su significado más amplio una elección o, mejor dicho, un mecanismo regulador de elecciones, realizadas en función de criterios subjetivos asociados al gusto colectivo. La moda son aquellas tendencias repetitivas, ya sea de ropa, accesorios, estilos de vida y maneras de comportarse, que marcan o modifican la conducta de las personas. La moda en términos de ropa, se define como aquellas tendencias y géneros en masa que la gente adopta o deja de usar. La moda se refiere a las costumbres que marcan alguna época o lugar específicos, en especial aquellas relacionadas con el vestir o adornar. LOS CREADORES DE LA IMAGEN La moda como tal surgió en el siglo XIV, y ha ido evolucionando hasta nuestros días. Durante cientos de años fueron los monarcas y los nobles los que marcaron las pautas de la moda. En el siglo XVII, Luis XIII, rey de Francia, decidió ocultar su calvicie con una peluca. Al poco tiempo, los nobles europeos comenzaron a afeitarse la cabeza y seguir su ejemplo, imponiendo un estilo que duró más de una década. En el siglo XIX, las revistas femeninas comenzaron a promocionar las nuevas tendencias e incluso a ofrecer patrones económicos para que las mujeres pudieran confeccionarse su propia ropa. Con la llegada del siglo XX y la popularidad del cine y la televisión, las estrellas de la pantalla se convirtieron en ídolos internacionales y empezaron a imponer la moda. Lo mismo sucedió con los músicos famosos, los cuales pusieron en boga estilos radicales que la juventud no tardó en imitar. Hoy en día, la situación apenas ha cambiado. Los anunciantes se valen eficazmente de desfiles de modelos, atractivas revistas de papel satinado, carteleras, escaparates y anuncios televisivos para crear una demanda de prendas nuevas. (En línea: http://es.wikipedia.org/wiki/Moda)


TRANSCURSOS DE LA MODA Siglo XVI El Renacimiento italiano (capa corta y sin capucha), el birrete, el sombrero con plumas y los zapatos de punta roma y ancha. Las mujeres también llevaban sus bullones y acuchillados pero en las mangas, y su gorguera rizada, además de las faldas y sobrefaldas, jubones y corpiños, capas o mantos rozagantes y su cofia para la cabeza. A partir de la segunda mitad del siglo, la creciente importancia de la monarquía española, impone en Europa el estilo de la corte del emperador Carlos I de España, un estilo de gran sobriedad, caracterizado por el uso de colores oscuros y prendas ceñidas, sin arrugas ni pliegues y aspecto rígido, sobre todo en las mujeres en las que se impone el uso del verdugado. En el borde superior de la camisa se usa un cordón que dará lugar a la gorguera o lechuguilla.

Siglo XVII En esta época domina la moda francesa tanto en hombres como en mujeres. Se utilizaban los calzones cortos con medias de seda, chupa y casaca que, a mediados del siglo, se vuelve más reducida y con pliegues laterales hacia atrás y mangas estrechas. Con la caída de la dinastía francesa vuelve el traje simple y se llevan calzones ajustados hasta media pierna, chaleco, corbata y casaca, faldones con cuello alto y vuelo, pelucas empolvadas y rematadas por un lazo, incluso sombreros de tres o dos picos. Después de la revolución, se deja el cabello largo y liso, sombreros de copa alta cónica o en tubo, con alas cortas y más tarde zapatos con tacón de color al que se añaden lazos o hebillas y botas altas con vueltas. La mujer viste con painers o verdugados anchos y aplastados en los dos frentes, corpiño acorsetado y escote con gasas o encajes. Polonesas, batas con cuello de encaje y manga larga. En el traje francés, corpiño puntiagudo, mangas abolladas, faldas rectas y abiertas, que luego son drapeadas con polizón y larga cola. Cuello doblado, mangas tirantes hasta el codo con chorreras. Junto con la revolución desaparece el vuelo de la falda y se imita a las vestiduras clásicas: talle alto, chaquetilla corta con manga larga, falda con pliegues, grandes escotes, chales y guantes largos. En cuanto al peinado, hacia atrás con rizados que luego se hacen más altos y voluminosos con tirabuzones, lazadas y plumas. Bonetes y sombreros de alas anchas. Zapatos con tacón alto y punta estrecha, y luego de algún tiempo se pasaron a los bajos.


Siglo XVIII Vestimenta del siglo XVIII en un cuadro de Goya. En el siglo XVIII se destacan como prendas masculinas las casacas francesas y las chupas (casacas de inferior clase y algo estrechas), las chaquetillas, los calzones ajustados hasta la rodilla, las corbatas en vez de las golillas, las pelucas y los grandes sombreros. Mientras tanto, en las vestiduras femeninas continúa el mismo estilo que en el siglo anterior y se adopta el uso de las mantillas para la cabeza. Se llevaban también vestidos largos, grandes sombreros y sobre todo, la mujer se caracteriza en las altas sociedad por llevar sobre su cuerpo un corsé, el cual era una forma de demostrar su altura, entre otras cosas de esa época se usaban anillos, y algunas veces guantes largos, collares y demás. Siglo XIX Después de la revolución francesa, la gente rechazaba los estilos vanidosos y aristocráticos y comienza, así, la sencillez en la vestimenta .A principios del siglo 19 , las mujeres optaban por escotes muy atrevidos , de falda larga y sencilla .A mediados del siglo fue el apogeo de los grandes faldones que llegaron a utilizar hasta 14 metros de tela durante 1860, causando que las mujeres no pudieran caminar del brazo con un hombre, ya para las siguientes décadas 1870 , 1880 y 1890 las crinolinas se reducen a menor tamaño , haciendo lucir a la vez, la figura encorcetada y las grandes mangas infladas. Durante este siglo fueron propios el frac, la levita y el pantalón para los caballeros, y la mantilla de seda y las peinetas para las señoras españolas.


MODA ACTUAL En el Siglo XX las guerras y las revoluciones sociales trajeron cambios definitivos en la industria de la moda. El cambio más importante quizás haya sido la lucha de la mujer contra las restricciones políticas y sociales, esto indiscutiblemente se manifestó en la relación femenina con el vestuario. Es así que en los primeros años del siglo XX desapareció el corsé y volvió la silueta natural de la mujer pudiendo mostrar sus piernas. En los años 30 la modista francesa Coco Chanel reinvento la forma de vestir de la mujer al agregar a su guardarropa una prenda que hasta el momento había sido exclusivo de los caballeros: los pantalones. Desde ese momento todo ensayo en el vestir ha sido considerado como moda. En estos últimos tiempos, la estrecha vinculación de la industria de la ropa con la publicidad ha transformado a la moda y la fabricación textil en una de las industrias más importantes del mundo, alcanzando cifras de facturación que no eran imaginadas en un principio. Pero ¿Qué es la moda actual? La moda actual es la moda urbana. ¿Cómo saber lo que se lleva esta temporada en la calle? Para desvelar esta incógnita, es necesario acercarse al asfalto y convertirse en observadora de las nuevas tendencias exhibidas por las transeúntes. Muchas mujeres intentan emular el estilo de su personaje famoso favorito y, a veces, con un poco de idea y el deseo de innovación, se pueden encontrar algunas mezclas interesantes. Aparte del uso de prendas cada vez más pequeñas, (minifaldas, tops, etc.), está tomando auge la importancia de que las tallas sean igual de reducidas puesto que un cuerpo estético según las grandes marcas luce mejor, es por ello que se han presentado grandes problemas en cuanto al aspecto de la salud, ya que la influencia de los medios de comunicación y las pasarelas de moda presentan modelos cada vez más delgadas. (//www.tuimagenpersonal.com/contenidos/moda_actual.php) Lo que esto ha traído consigo los conocidos Trastornos Alimentarios, de los cuales son más conocidas las enfermedades como la Anorexia y Bulimia. Si bien la famosa frase dice Nunca se es demasiado flaca o demasiado rica, en esta época se está llegando a extremos que nos hacen notar cuando es “demasiado”. La moda actual impone cuerpos cada vez más delgados, la ropa viene en tallas cada vez más pequeñas, y existe demasiada presión social sobre las mujeres, en especial sobre las más jóvenes, para evitar a toda costa subir de peso. Las modelos y las actrices son las que mayor exigencia presentan en cuanto a su peso y talla


LAS MODELOS ESQUELETO DE PASARELA PROMUEVEN ANOREXIA

Se dice que las modelos de pasarela promueven anorexia ya que en los últimos desfiles de moda solo se puede ver esqueletos con ropa de diseñador. En 1960, el promedio de altura de las modelos era de 5’7’ , con un peso aproximado de 129 libras (58 kilos y medio). En la actualidad, el peso de las modelos está por debajo de las 114 libras (51 kilos) pese a que las modelos miden 5’9′-5’10′ que en los 60. Viendo estas imágenes me doy cuentan que los diseñadores son los que verdaderamente promueven la anorexia. Si ellos no contrataran mujeres-esqueletos las modelos se preocuparían por verse saludables. El comité del Trabajo, Bienestar y Salud de la Knesset (congreso) aprobó en segunda y tercera ronda de votaciones una ley que prohíbe que modelos muy bajas de peso, como las de las fotos, aparezcan en anuncios publicitarios, bien sea vallas, televisión o periódicos. Un estudio de la London School of Economics comprueba que el reducir la cantidad de imágenes que modelos delgadas en TV, revistas y eventos ayudaría a reducir la obsesión de las personas con la idea de querer ser delgados. (http://www.enelbrasero.com/2012/03/23/las-modelos-esqueleto-de-pasarela-promuevenanorexia-fotos/los-huesos-de-las-pasarelas-8/)


Es por ello que, una de las máximas autoridades de la moda a nivel mundial, la revista Vogue, decidió –aparentemente y al fin- tomar una postura concluyente sobre sus propias modelos. Como informó la casa editorial Condé Nast International, 19 de las directoras de publicaciones de la revista coincidieron en un pacto que asegura que sólo habrán de trabajar con mujeres saludables. Como delata –sin que sea una sorpresa para nadie- la editora de Vogue en Reino Unido, Alexandra Shulman, Vogue puede generar una diferencia en la concepción de lo estético en las mujeres, aunque el cambio no se hará del día a la noche. Tarde pero seguro –y quizá movidos más por las críticas insistentes a la industria corporal por reivindicar estereotipos no sólo idealizados del cuerpo, sino también nocivos y compatibles con el bienestar de la salud- las editoras decidieron que de ahora en más no trabajarán ni con modelos menores de 16 años, ni con otras que posean o parezcan poseer un trastorno alimenticio. La directora de la edición española, Yolanda Sacristán, amplía la información comentando que, conscientes de que las modelos de Vogue son punto de referencia para muchas mujeres, se decidió aplicar una nueva normativa. Está basada en seis puntos que incluyen, además de los dos mencionados, crear programas que permitan a quienes tengan más experiencia guiar y aconsejar a las jóvenes y alentar a los diseñadores para que garanticen condiciones de trabajo saludables en los desfiles, como el acceso a una dieta equilibrada, un horario de trabajo que no llegue hasta altas horas de la noche, y respeto a la privacidad de las modelos. Citemos algunos antecedentes. En el 2006, tras retirarse de la pasarela, Luisel Ramos, de 22 años, murió poco después por, según reportes, una complicación cardíaca relacionada con la anorexia. Carolina Reston, modelo brasilera un año menor, tuvo un destino similar, por complicaciones renales de igual origen. En diciembre de 2011, la Vogue francesa publicó un reportaje protagonizado como por niñas maquilladas y vestidas como mujeres adultas. Tras ellos y otros muchísimos, conocidos o no por la prensa, Vogue decide apostar a que la belleza, de una vez por todas, sea salud. Esperemos que lo logre. http://www.mancia.org/foro/articulos/96516-moda-trastornos-alimentarios.html Como lo antes mencionado es necesario tener la correcta orientación en cuanto a seguir los estereotipos de las modelos más conocidas y de seguir la moda en cuanto a peso y talla, puesto que la alimentación es una de los factores esenciales para la salud y belleza de cualquier individuo, pues como dice la frase “Somos aquello que comemos” y es realidad ya que toda nuestra alimentación se ve reflejada en nuestro bienestar tanto físico como intelectual.


Y es por ello que para tener un cuerpo y la estética deseada no se requiere de no comer, simplemente de tener un equilibrio en cuanto a lo que comemos y utilizando todos los grupos de alimentos así como también realizando actividad física. Este tema es de gran relevancia y debe ser tomado en cuenta para que muchas personas no lleguen a sufrir de algún tipo de trastorno, la belleza y la estética son de gran importancia pero un cuerpo saludable es mucho mejor puesto que evita enfermedades y realmente te hace sentir mucho mejor. El estar a la moda no implica ser delgada implica vestirse bien como uno se sienta cómodo y sobre todo sin tener limitaciones que hagan sentir mal a las personas respecto a su cuerpo físico.

“El bien debe estar siempre a la moda” -Juan Valera “La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, con nuestro modo de vida, con lo que está pasando…” -Coco Chanel

MODA  

Moda y su influencia en la alimentacion

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you