Issuu on Google+

PUBLICACIÓN HUMORÍSTICA • AÑO 52 • NÚMERO 2 • FEBRERO 2013 • 50 CENTAVOS ISSN 055-9395 • "AÑO 55 DE LA REVOLUCIÓN"


SUPERMEMORIA Por: ISCAJIM

DEPORTIVA

Ilustración: SAMPAYO Admiro a los narradores deportivos por su excepcional memoria y su alto poder de improvisación. Les dan un pie forzado y ahí mismo son capaces de entablar un ameno diálogo sobre el asunto que sea, con tal lujo de detalles, que dejan boquiabierto al más pinto de la paloma. Y en lo cual debo mencionar también la valiosa contribución de los estadísticos que los asesoran y quienes pacientemente van recopilando las jugadas para la historia. Pero como los humoristas vivimos de sacarle lasca a todo lo que dé para reír o sonreír un poco, permítanme estos queridos colegas bromear un tanto con este tema, utilizándolos a ellos como protagonistas. Y dicho esto... ¡hacia allá van los micrófonos! NARRADOR 1: - ...Se impulsa el pitcher. Lanza y... ¡Le tiró!, para el tercer strike. Se le escapa el bate, que va a darle en el pie a un fotógrafo. El masajista del equipo fue hacia el lugar, y mientras asisten al zapato, está detenido el juego. NARRADOR 2: -Esta es la segunda vez que Mantecado Herrero golpea con el bate en el zapato a un fotógrafo de la prensa plana. Está empatado en esto con Atila Molina. NARRADOR 1: -Pero, hay que recordar que en este sentido Atila Molina lo aventaja, pues no solo ha golpeado con el bate a dos fotógrafos, sino también a un camarógrafo y a dos árbitros. NARRADOR 2: -Las estadísticas nos dicen que, en series nacionales, el bate se le escapa a los peloteros como pro-

medio tres veces por cada 27 entradas, jugando como visitadores, y 3,66 veces como homeclub. NARRADOR 1: -Mira, ahora el masajista está revisando la media del fotógrafo. Tiene un hueco en el calcañal, aunque no parece haber sido ocasionado por el bate. Pero si así fuera, habría que anotarlo como la primera vez que un bate perfora la media de un fotógrafo con el zapato puesto. NARRADOR 2: -Todos los fotógrafos, camarógrafos y periodistas están reunidos en torno al bate. Y hablando de bates escapados, podemos decirles a los amigos radioyentes que Anselmo Chancleta Pérez, de Holguín, es el jugador que en más oportunidades ha dejado escapar el bate con

un total de 78 veces de por vida; pero el mejor average lo tiene Lucas Tamarindo, de Metropolitano, quien bate-escapea para 564 con 35 escapadas del implemento en 620 concurrencias al plato.

aquel juego entre Industriales y Pinar del Río, a las 10 y 37 minutos del 25 de octubre de 1991, cuando Mayito Quiñones sacó el bate al primer baund por encima de la pizarra. Era noche de Luna Llena.

NARRADOR 1: -Efectivamente, pero Chancleta Pérez hala muy bien el bate escapado para su banda, sobre todo cuando le tira a las curvas bajas y afuera. Sin embargo, en las rectas rápidas y adentro de más de 90 millas, logra también muy buenas escapadas por la línea de primera.

NARRADOR 1 : -Sí, claro que me acuerdo. ¿Y qué me dices de aquel memorable juego en el "Sandino", entre Citricultores y Vegueros, cuando picheando el Camello Lucas, y con el juego empatado a dos en la décima entrada, Goyo Delgado fue out de short a primera, pero el bate fue víctima de una sensacional atrapada en el jardín central por Regino Agudo, quien tuvo que dar un salto pegado a la cerca. En estos casos no se contempla el doble play.

NARRADOR 2: -Un dato interesante es que con el bate de aluminio se producían más escapadas de roletazos al cuadro, mientras que el bate de madera facilita la producción de fly a los jardines. Recuerdo

NARRADOR 2 : -Bueno, más

Habla poco, escucha más y no errarás.

interesante resultó aquella ocasión en que jugando Habana y Almendares, en la octava entrada, con las bases llenas y sin outs, Menéalo Torres le tiró a un tenedor y sacó un rolling sobre segunda; pero el bate se partió, el mango fue a encajarse en la malla y el resto rompió tres bombillos de una luminaria y de rebote le dio al corredor que corría desde tercera, y lo noqueó justo sobre el plato. ¡Qué jugada aquella! Todo el mundo quieto. NARRADOR 1 :-Vemos que el fotógrafo se está poniendo nuevamente el zapato, parece que ya se va a reanudar el juego. Luego podremos conversar un poco sobre las veces que se le ha salido un zapato a un corredor en medio de un robo de bases.


Fotos: PERFECTO Textos: MÍRIAM

FOTO TOMADA DE INTERNET

Amor por interés, se acaba en un dos por tres.


TESORO DE PAPEL Por: NARCISO

J.

MUEVE LA COLITA En el primer anaquel del estante principal de la vetusta biblioteca, estaban los treinta y seis tomos de la "Enciclopedia Popular". Después que se marchaban los últimos lectores y se cerraban las puertas hasta el día siguiente; los libros cobraban vida. El primer tomo de la enciclopedia, que se hacía llamar el primado, saltaba del anaquel hasta la mesa de consulta, y allí comenzaba a bailar, moviendo las hojas y carátulas al compás de un alegre reguetón, que él mismo cantaba: "Llegó ya la horita, muévete muchacho mueve esa colita, goza tu penacho," Desde el estante los demás tomos hacían un corito que decía así: "Muévete muchacho mueve esa colita." -¡Qué escándalo es ese, dónde se ha visto una enciclopedia con ese desparpajo! -gritó escandalizado el Diccionario de la Real Academia Española, desde otro anaquel. -Tío, no se moleste, yo soy la enciclopedia popular, canto y bailo lo más pega'o -exclamó el primado sin dejar de mover la carátula. Míriam

A cada libro le llega su Feria.


S O J E I V S O R B I LOS L N A L I B U J E S NO Lo que más le gustaba a Lalo, de la Feria del Libro, era comprar volúmenes ya usados. En el orden material, porque tenían un precio inferior, en comparación con los que vendían los libreros en la Plaza de Armas y en lo sentimental, porque el olor le hacía evocar pasajes felices de su existencia. Disfrutaba manosearlos, aún cuando sus páginas parecieran a punto de deshacerse. Con ternura acariciaba las cubiertas manchadas de humedad y gozaba al descubrir títulos ya desaparecidos en las librerías. -No te entiendo, con lo lindos que se ven los libros nuevecitos con sus brillantes colores -lo cuestionó su amigo Ismael, quien le ayudaba a registrar las enormes pilas. -Si es por eso, eran bellos aquellos libros de Quejas y Sugerencias, con sus hojas sin estrenar…-se burló el otro. -Ríete, pero si yo fuera polilla engulliría las obras recién salidas de la imprenta. Y es que Ismael era un tipo práctico, mientras que Lalo tenía alma de poeta. Era como niño con juguete nuevo ante el hallazgo fortuito de una edición original de "El siglo de las Luces" o de un clásico como "La metamorfosis". -En cucarachón te vas a convertir si sigues metido entre esas antiguallas -ripostó Ismael con un estornudo. -Acaso nunca te has preguntado por la personalidad del antiguo dueño de un volumen, al hallar el sello de propietario en sus páginas. -Si eso ocurre lo tapo con una pegatina para que el tipo no pueda reclamarlo. -Pues te cuento que una vez encontré una carta de amor entre las páginas de un libro de poesía y cuentos de Rabindranath Tagore. De inmediato comencé una pesquisa para hallar a la autora de tan apasionadas líneas. Averigüé con el vendedor cuáles eran sus clientes más asiduos y tanto insistí hasta que la localicé. -¿Y en qué acabó la historia? -En que tras un breve romance, ella me dejó por el vendedor -respondió el compungido Lalo- pero me quedé prendado de su intelecto…ahhh…su intelecto… A Ismael lo del intelecto le sonaba a chino, así que desconectó de la conversación y se puso a hojear un libro sobre la historia del antiguo equipo de pelota "Almendares". Como jamás había comprado un volumen usado, ni pretendía hacerlo, pasó las páginas rápidamente y casi se desmaya al encontrar entre ellas, un billete de cincuenta pesos. -¡Vivan los libros viejos! -exclamó entusiasmado, mientras que Lalo lo miraba con resentimiento, y es que durante años había invertido sus ahorros en antigüedades y jamás se había encontrado un sala'o peso.

Por : s cede Mer ano Azc s. e To r r

ras: catu a i r a C iren Mart

Buen libro, buen abrigo.


"Poderosa majestad, es la amistad"

S 55 O L POR DE UNA EMISORA AMIGA

La emisora Radio Rebelde ya llegó a los terceros "ta" más cinco, es decir, cincuenta y cinco añitos. Se dice fácil, pero mantenerse en el aire durante más de medio siglo entre las preferidas de la radioaudiencia, no lo es tanto. Y es que esta emisora tiene tradición de luchadora, no en el sentido en que se le ha dado al adjetivo en estos tiempos. Su tradición viene del espíritu guerrillero en la Sierra Maestra. Rebelde fue creada por el Che el 24 de febrero de 1958, y su primera transmisión se efectuó desde la Comandancia General de La Plata, provincia de Granma. Por eso, entre una de las muchas actividades programadas para el merecido festejo, está el de la visita de los trabajadores destacados a dicho lugar histórico, por lo que ya han inventado unos tenis con Cola Loca incluida para evitar resbalones inoportunos y de paso, por qué no, cuidar las sentaderas. Felicitamos en su aniversario 55 a esta emisora amiga que nos ha acompañado durante tanto tiempo, manteniéndonos informados de forma tan amena, porque señores, quien no reconoce el pegajoso estribillo "diga por favor qué hora es...", vive en otro planeta. M.ELENA

José Luis Rivas, Presidente de la Fundación “Quevedo”, recibe las obras de manos de caricaturistas cubanos. Dicen que en la frescura del diálogo diáfano se fomentan grandes proyectos y amistades duraderas. Y lo creo, pues el Encuentro de Caricaturistas, acontecido recientemente en nuestra publicación dejó un sabor de camaradería perdurable entre la Fundación Francisco de Quevedo, de España, representada por su Presidente José Luis Rivas Cabezuelo y los caricaturistas del patio. La versatilidad del humor gráfi-

co cubano como viva muestra de la calidad y el respeto de que goza en el mundo entero, fue lo que motivó el acercamiento de la Fundación Quevedo a los dibujantes del terruño, que de alguna manera también colaboran con este proyecto encantador que aglutina a todo lo que vale y brilla en el género del cómic, y que tiene como nombre transitorio Centro Internacional de Humor Gráfico. Nacido de una expo gigante,

que recopila todo tipo de material humorístico de los cuatro puntos cardinales, al decir de José Luis Rivas, "el impacto que alcanza ya este proyecto se debe al espíritu de amistad y profesionalidad entre todos los creadores" que han dado un sí para que esta obra, en homenaje a uno de los más ilustres escritores del Siglo de Oro español, siga siendo, en honor a su sátira más que elocuente: "La gran honra de los españoles". Yamilka Nueva Ramos

Humor a quien humor merece

Se acercaban los días de Fin de Año, y como casi todo el mundo, nosotros también hicimos un motivito, sencillo pero sabroso. Almorzamos juntos todos los integrantes del colectivo, hicimos más bromas que de costumbre, y nos deleitamos de lo lindo con los trucos del Mago Lázaro, ese buen amigo al que nada más basta darle un timbrazo telefónico y jamás dice que no. Lázaro nos volvió locos a todos con sus barajas de

pañuelos de colores, la serpientica buscadora de cartas, y sobre todo con ese montón de billetes de a 20 pesos MN, nuevecitos, que saca uno a uno y no tiene para cuándo acabar. Lo único malo es que no quiso enseñarnos cómo es ese acto de magia. Pero la pasamos bien y seguro que pronto volveremos a tener al Mago Lázaro con nosotros, aquí, en PALANTE. Héctor Arturo

distintos tamaños, con sus tres soguitas, con sus

El que a buen libro se arrima, la cultura lo cobija.


¡Y VAN PARA 44! El colega DDT cumple el 25 de marzo, 44 años. Este colectivo joven celebrará su aniversario, según me informó su director Adán, nada más y nada menos que… ¡limpiando el local! Lo que no me dijo si lo harían porque estaba "en candela" o porque habían adquirido el síndrome Adrian Monk. De cualquier manera hay que felicitarlos, primero, porque se lo merecen por el magnífico trabajo que realizan y segundo por que sí, porque son nuestros colegas. Por eso, esta página es de ellos y para ellos. Así que disfrútenla como siempre lo hacen con cada una de sus ediciones de domingo en Juventud Rebelde.

M.E

De izq. a derecha Laz, Jape, Adán y Falco

Amor ilícito

Esa mujer propone que salte y me estrelle S.R.

Eloísa. Desde el primer momento supe que se llamaba Eloísa y le decían Isa. Así le llamó la madre la primera vez que la vi y desde entonces se adueñó, sin previo aviso, de una parcela de mi corazón. Entonces ella lucía su reluciente uniforme amarillo y blanco, del pre, y yo malgastaba mi primer cuarto de siglo. Quizás por esta pequeña diferencia de unos diez años, nunca me atreví a decirle nada. Tampoco me negué la posibilidad de verla pasar cada tarde, esperando que como por casualidad me dedicara un saludo. Nunca ocurrió. El tiempo pasó y Eloísa pasó del pre a la universidad, y siguió pasando por mi casa. Yo, fiel a mi amor unipersonal, seguía haciendo postas en mi puerta, sin perder la esperanza de que algún día, tan siquiera, me preguntara la hora. Eso me hubiera convertido en el infeliz más feliz de la tierra. Cuando pasas junto a mí, siento ganas de decirte algo. Tú sonríes, yo también, pero sé que tú no me haces caso. Pero no importa, me conformo con mirarte, y sueño con tu amor. Quizás un día mi corazón se lo diga pues no me atrevo yo... Ya sé que es una canción de los mitos, aunque parece escrita para mi historia. Descarto la posibilidad porque Isa nunca sonrió. Pasaron una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete semanas y siete años también. Isa se hizo mayor y yo; más mayor aún. Hubo mujeres en mi vida y siempre que tenía la oportunidad le dedicaba unos minutos para verla pasar. Ahora, y a menudo, acompañada por un pequeño (su hijo) y

Al que le sirva el libro, que se lo lea.

algunos paquetes provenientes de la lechería o la panadería de la esquina. En ocasiones recordaba un muy viejo tema de Silvio: Pasa María Victoria, casi tocando el suelo, y pasa la derrota más dulce que recuerdo. Realmente ya no pensaba en la posibilidad de una relación. No abrigaba la esperanza de que me dirigiera la palabra, o me regalara una sonrisa. Simplemente la disfrutaba a ella y daba gracias de poder ver de vez en cuando al amor que soñé. Muchos mueren sin ver pasar al amor de sus sueños. Ya no pensaba en la posibilidad de una relación hasta aquella tarde. Como otras tantas tardes de mi vida (unas cinco mil o diez mil) la esperaba. Isa dobló por la esquina y apareció en mi calle. Traía la belleza de siempre y la jabita de algunas veces. Clavé mis ojos en su figura y esta vez su mirada se encontró con la mía y la sostuvo por unos segundos que me parecieron horas. Sentí galopar mi corazón. El galope pasó a ser motor de cuatro tiempos cuando Isa enfiló su camino hacia donde yo permanecía inmóvil, impávido, imbécil. ¿Y qué le digo ahora? ¿Estoy despeinado? No, si yo soy calvo. ¿Me afeité? ¿Me queda bien esta ropa? ¿Qué dinero tengo? ¿A dónde puedo invitarla a salir? En pocos segundos más de cien preguntas que no valen la pena. Isa llegó a mi lado, más cerca de lo que imaginé nunca. Sin quitar sus ojos de mis ojos. Con voz grave, matizada con cierto sigilo me preguntó: ¿Quieres langosta fresca y barata? Jape


Reportó: ISCAJIM Fotos: PERFECTO

CON LA FERIA:

Me imagino que si Benjamín Franklin estuviera vivo le encantaría visitar nuestra FERIA DEL LIBRO. Fue un ávido lector. Laboró como impresor, estableció una imprenta a su nombre y montó una librería. Y algo curioso: cuentan que redactó una inscripción para poner en la lápida de su sepulcro. En ella sugería grabar jocosamente: "Aquí yace, pasto de los gusanos, el cuerpo de Benjamín Franklin, impresor, como la tapa de un libro viejo cuyas hojas están rotas y cuya encuadernación está deteriorada, pero su obra no ha perecido, puesto que reaparecerá, como él espera, en una nueva edición, revisada y corregida por el autor". Estas palabras pudieran aplicarse a los buenos autores,

quienes jamás perecen; renacen en cada lectura de sus obras. Son escritores, ilustradores y editores que han dedicado su talento a crear para disfrute de lectores de todos los tiempos, y en todos los géneros y continentes. Como ya se ha informado, esta Feria está dedicada al 160º aniversario del natalicio de Martí, y rinde homenaje al historiador Pedro Pablo Rodríguez y al novelista Daniel Chavarría, ambos reconocidos y admirados por su extensa labor. Y como país invitado: Angola, que, asiste con una amplia representación de alta calidad. LO SUPE TETE A TETE Indagué si entre los libros angolanos venía alguno de humorismo gráfico o de historietas. Esta vez no -fue la respuesta-, pero hay posibilidades de que para futuras ferias pueda haberlos. Aunque no hay ningún texto específicamente humorístico, al consultar a Rodolfo Alpízar, traductor que trabajó para verter al español parte de las obras escritas en portugués, nos habló muy elogiosamente de un volumen titulado ¡Quién fuera ola! Supe que esta simpática novela, escrita por Manuel Rui Monteiro, narra las situaciones que se le presentan a un hombre que cría un puerco en el séptimo piso de un edificio, con el objetivo de que termine servido en la mesa; pero sus hijos y un amiguito, lo adoptan como mascota. Le han tomado cariño al animalito y… Si quieren

FESTIVAL

DE LA CARIC ATUR

A

EN LA FERIA Este año no es una simple carpa en los jardines de La Cabaña, frente al cañoncito del reloj de sol. La carpa ha crecido y se sale del agua (como una claria). Se trata del PRIMER FESTIVAL DE LA CARICATURA. Es casi nacional, pero no se le quiere nombrar así, para no parecer inmodestos. Participa una veintena y pico de dibujantes profesionales seleccionados y de experiencia en la elaboración de caricaturas personales en la prensa. Te la hacen al momento Los repentistas (no cantan, solo dibujan a capella), proceden de los capitalinos Palante, Dedeté y La Calle del Medio; del santaclareño Melaíto; y también colaboradores que se han pagado el viaje desde Güines, Mariel, San Antonio de los Baños, Bauta, Matanzas, Las Tunas, y otros tratando de llegar. Ellos ponen cartulina, plumones, tinta y talento; y el modelo o "la modela" pone la cara y lo demás (Si quedas muy feo, te hacen un cuento, pero no un descuento).

Libro que no conozcas, cómpralo aunque haya cola.


LIBROS Y SONRISAS enterarse de las jocosas peripecias de la trama, deben comprarlo (el libro, no el puerco). LÉELO, SI PUEDES A los amantes de las lecturas instructivas y refrescantes, les recomiendo que traten de localizar algún ejemplar de Venturas y aventuras de un geólogo, del profesor Manuel A. Iturralde, que junto a su sabiduría acumulada en medio siglo de exploraciones por montes, bosques, ríos y cuevas de Cuba, ha demostrado tener un exquisito sentido del humor. Ahí podemos leer: "Diario de un mosquito", "¡Sal si puedes!", "Los troncosaurios", "El Yeti", "¿Qué rayos estoy haciendo aquí?", "Reivindicación de un mono", "Un monstruo de dos cabezas"… hasta un total de 30 capítulos, que no tienen desperdicio. DE HUMORISMO E HISTORIETAS La editorial Pablo de la Torriente Brau, de la UPEC, como novedades en esta Feria, sacará un libro de Ares, con una compilación de caricaturas, titulado Miedo ambiente. Pero, el mayor número de obras aparece en el terreno de los llamados cómics, donde se sigue la línea temática que recrea algunos clásicos de la literatura universal.

También se pondrán a la venta historietas con personajes de ficción vinculados a la realidad contemporánea cubana y, en general, de Nuestra América. Entre esos podemos destacar el de Enrique Lacoste, cuya entrega este año se titula Wankarani y la noche de los simios. Otros son: Pitirrín y Pitifeo, de Francisco Blanco Ávila y F. Blanco Hernández; Kukuy el güije y el ataque a Charco azul; de Ángel Velazco; Amazonas, de Héctor Saroal y Jesús Rodríguez; Cuando la ciencia habla, de Héctor Saroal y Lucía C. Sanz; Los momis y el mago de la capa de ozono, de Juan Bertrán; Moncada, honrar a los héroes, de varios autores; Entre dos mundos y otras aventuras, de Yuri Díaz. Hay un libro que mezcla "historias pintadas, con pasatiempos, curiosidades y juegos", que lleva por título Chuncha, historietas y variedades, de Gaspar González. Y se puede adquirir el 2º volumen de la revista Con Martí por la Edad de Oro, obra de Ángel Velazco y Yudeiny Fernández. ALGO DE GENTE NUEVA Por otra parte, del burujón de ofertas para el público infantil y juvenil de la editorial Gente Nueva, hemos preferido resaltar las obras: Seis caras de una infancia; Mis dos abuelos y Vino tinto y perejil, y dos libros publicados antes en Colombia y Ecuador: Catalina la Maga, y Vueltas de vidas revueltas.

También se confeccionará un mural colectivo por la libertad de los Cinco antiterroristas presos en los EE.UU., entre los que se encuentra nuestro querido hermano y colega Gerardo. Además, ¡habrá sorpresas! (así se dice cuando todavía hay cosas que no están seguras para informar los detalles). Hay más, fuera del local de La Cabaña está previsto que una parte del piquete de dibujantes se mueva hacia barriadas capitalinas de la periferia, a realizar caricaturas personales a los niños y niñas. Y como dice la vieja canción del barquero: "las niñas bonitas no pagan dinero" (los niños estudiosos y tranquilos, tampoco). Así que ya saben. Si quieren divertirse de lo lindo, no dejen de pasar por donde están los humoristas, porque: La escultura no es caricatura, pero la caricatura sí es cultura. (¿Entendieron el chiste? ¿No? Pues, lléguense a la carpa de los humoristas y se lo explicamos).

En la Feria del Libro, donde leen cuatro, comen cinco.


a d r

Dibujos: SAMPAYO

Quiero regalarte algo especial, pero cómo se envuelve un abrazo.

mo

r

Hoy desperté enamorado. No es nada raro en mí, que siempre he sido así desde pequeñito, y ahora, después de temba me niego a cambiar. Antes, eso sí, veía al amor de una forma distinta a como la veo ahora, quizás porque ya tengo que usar espejuelos, o por aquello de que la edad es fuente de experiencias. Pero cuando joven confieso que fui candela brava, y me enamoraba de todas las que me pasaban por al lado, y aún de las que iban más lejos. ¡De todas! Y veía al amor solamente como un sentimiento entre el hombre y la mujer, para armar lo que después ha sido llamado gozadera. Sinceramente no me arrepiento, pero con el tiempo fui descubriendo que el amor es mucho más que eso, y hasta comprendí que Silvio tiene razón con aquello de que "solo el amor convierte en milagro el barro…" Me percaté un buen día de que amaba a mi madre, a mi padre y a mi hermano. Después, y no es para limpiarme si ella lee estas líneas, supe que verdaderamente amaba a mi esposa. Más tarde me enamoré locamente de mi hijo. Y ahora no sé qué me va a pasar con mi nietecita. Pero también, bajo las balas en Girón, comprendí que estaba allí, con apenas 14 años, por un amor inmenso a mi Patria, que al decir martiano: "no es el amor ridículo a la tierra ni a las hierbas que pisan nuestras plantas", sino "el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca…" Años después, también por la vía del Apóstol, descubrí la enorme verdad de su sentencia de que "Patria es Humanidad", y allá, lejos, en la hermana Angola, puse mi granito de arena con otros miles y miles de cubanos. Amo los libros, la música (aunque estoy divorciado del reguetón por incompatibilidad de caracteres), la pintura y el dibujo, el cine y la televisión, el deporte y la buena comida. Estoy enamorado de la playa, de las flores, de las palomas (mensajeras o no), de los canarios, sinsontes y tomeguines siempre y cuando no estén enjaulados, de las palmas reales y las ceibas, de las montañas y los llanos, de los cañaverales, sobre todo después de que no tuve que ir más a cortar cañas. Y en fin: siento amor por todo lo que existe y por todo lo que pudiera llegar a existir, si es que acaso los dementes que abundan en el Planeta como la verdolaga y el marabú, no exterminan antes a nuestra especie, la única capaz de amar y ser amada. Y bien bajito, entre nosotros: sigo siendo el mismo enamorado de cuanta mujer bonita me pasa por al lado, o camina allá lejos, y mucho más ahora, después de ese maravilloso invento de la ciencia que se llama viagra, esa pastillita que rima con bisagra. ¡Y felicidades en el mes del Amor a todos los enamorados de la vida…! ¡Un beso grande, y nos vemos en el próximo PALANTE!

a

m a n E

Por: HÉCTOR ARTURO

o

l

o

de


A cargo de ISCAJIM

Chanito Isidrón, fue el creador de la novela en décimas para la radio, en 1938. Y este año se cumple el 75º aniversario de su primera novela cantada, que se titula “Amores montaraces”. Para honrar a ese inolvidable poeta, ofrecemos una jocosa creación suya de aquellos lejanos tiempos; que -aunque larga-, merece ser publicada aquí. Es la…

SEGUIDILLA DEL CAFÉ Salí de mi casa un día en pos de mi desayuno y hogares uno por uno anduve la sitiería a mediana cercanía a Nemesio me encontré y cuando le pregunté: -"¿Y tu familia, qué tal?" Me dijo: - "Hoy andamos mal, porque no tengo café". Y como dice el refrán que el mundo es una balumba, yo dije: -"Siga la rumba a casa de Saturnino". Llegué a la puerta "¡tan! ¡tan!" "Y me preguntan: -"¿Quién fue?" "-Chanito", -le contesté, y me respondió Pilar: -"Hoy no quise madrugar porque no tengo café". Seguí como el aeroplano sin poder aterrizar, y en esto llego al hogar del noble Ñico Chaviano y me dice: -"¿Tan temprano tú te mojaste los pies?" Y le dije: "¿Usted no cree que el que canta no padece?" y me dijo: -"Hay nueve meses que yo no pruebo el café". Seguí por aquella senda a casa de Valeriano y vi salir por el guano una humareda tremenda. Me paro, aguanto la rienda, digo: "Apéate", me desmonté. Y cuando a Amelia le conté de la situación modorra, me dijo: -"Tomarás borra, hijito, porque se acabó el café".

Seguí a casa de Severa, allí la estuve esperando y cuando estaba colando, ¡pum! se viró la cafetera. Pero seguí de carrera, con el gago me encontré y cuando lo saludé, como era tempranito, me dijo: -"Pa-pa-pasa, Chanito, pa-pa-para que tomes café". Él que siempre es tan atento cuando uno a su casa va, y entonces gritó de allá: -"So-Soledad, trae a Chanito un asiento". Conversamos un momento con ánimo y buena fe, pero que luego, no sé, un gato tras un ratón sube por sobre el fogón y bota todo el café. Y dije: -"Imposible sería que el café se haya botado". Y me dijo: -"No hay cuidado que es temprano todavía, y verá con alegría que aquí se hierve liviano". -"Vamos, vieja, me-me-mete mano, que nuevamente se hará". Y ella le dice: -¡"Qué va!, si ya no queda ni un grano". Seguí a casa de Martín, la casa estaba vacía, y haciendo mi travesía llegué a casa de Joaquín, y parado en el jardín, contento lo saludé. ¡Allí sí tome café, solo y ligado con leche! Me dijo: "¡Que te aproveche!" Y con "gracias", le pagué.

NOTA: Debemos recordar la temprana época en que se improvisaron estos versos, con mayor apego al ritmo y otras peculiaridades de la décima oral campesina, que a los más estrictos esquemas formales de la espinela, lo cual no le resta un ápice de su valor artístico.

Buen lector, buen entendedor.


La lengua no tiene hueso, pero corta lo mรกs grueso.


Por: ÑICO

Por: LACOSTE

Por: LUMAT

Por: JOSÉ LUIS

Por: LLORÓ

Por: RAFAEL


A libros picantes, vino abundante.


Por un mal chiste, un buen amigo perdiste.



002palante feb2013