Page 10

Este año, el sistema será puesto a prueba por la compañía, y se espera que pueda ser comercializado en 2015. En la revista Technology Review se explica que los ingenieros de GE creen que es posible crear hogares que produzcan la misma cantidad de energía que consumen, y que la tecnología necesaria para conseguirlo sólo supondría un coste añadido del 10% al precio total de la casa. Por otro lado, si la casa está conectada a la red eléctrica general, cualquier excedente de energía solar que produzca podría ser vendido a dicha red, lo que permitiría recuperar la inversión inicial. Todo esto será posible gracias a que, en realidad, la demanda energética de los hogares unifamiliares es pequeña –en comparación con la de los edificios comerciales, por ejemplo-. Eso, sumado a que se pueden tomar otras medidas como un buen aislamiento o una buena orientación de las ventanas, hace que resulte relativamente sencillo fabricar una casa energéticamente auto-suficiente. Tres grupos principales GE afronta el reto de desarrollar este tipo de sistemas porque la compañía, según palabras de su jefe oficial ejecutivo, James Campbell, mantiene una larga relación de confianza con los consumidores, tiene una fuerte presencia en el sector de la construcción, cuenta con la tecnología necesaria; y además es líder en la tecnología smart grid, que consiste en dotar de inteligencia a las redes de distribución eléctrica para permitir un mejor aprovechamiento y una mayor eficiencia en la distribución de la energía eléctrica, y para evitar los efectos negativos de cambios bruscos en el consumo o deficiencias puntuales en la generación. El proyecto propuesto por la empresa norteamericana, que ha sido bautizado como “GE Net-Zero Home Project”, abarcará tres grupos principales: productos de eficiencia energética, productos de gestión de la energía y productos de generación/almacenaje de energía. La parte más cara del proyecto será la de éste último grupo: la instalación de turbinas eólicas o paneles solares en las casas. Según publica Physorg.com, en un reciente simposio en el Centro de Investigación Global de la compañía, situado en Niskayuna (Nueva York), los ejecutivos de GE explicaron que para instalar un panel solar de 3.000 vatios en una casa –suficiente como para suministrar la energía necesaria para todo el consumo de ésta- la inversión sería de unos 21.000 euros. Por otro lado, GE ofrecerá a los usuarios un dispositivo controlador de energía denominado Home Energy Manager, cuyo coste será de alrededor de 200 euros.

Innovaciones tecnologicas