Page 90

—Trajeron una sillita para mí —dijo con una sonrisa—. Me senté junto a Dios, el Espíritu Santo. ¿Sabías que Dios es tres personas, papá? Otra vez, el pensamiento: Sí, pero, ¿cómo lo sabes tú? En voz alta, respondí: —Sí, creo que lo sabía —dije sonriendo. Colton volvió a tomar las riendas de la conversación y salimos al galope: —Me senté junto a Dios, el Espíritu Santo, para orar por ti. Como necesitas al Espíritu Santo, oré por ti. Sus palabras me dejaron sin aliento. Que Colton dijera que oró por mí en el cielo me hizo recordar la carta a los Hebreos, donde el autor dice: «Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos... corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante».6 —¿Cómo luce Dios? —pregunté—. ¿Dios, el Espíritu Santo? Colton frunció el ceño. —Mmm, esa es una pregunta difícil... es medio azul. Mientras intentaba imaginarlo, Colton volvió a cambiar el curso de la conversación. —¿Sabes? Allí fue donde conocí a Pop. —¿Conociste a Pop cuando estabas sentado junto al Espíritu Santo? Asintió vigorosamente con la cabeza. Sonreía como si estuviera ante la presencia de un recuerdo agradable. —Sí, Pop vino hacia mí y me preguntó, ¿es Todd tu papá? Yo le dije que sí, y me dijo: Él es mi nieto. En numerosas ocasiones, al presidir funerales, escuché a los dolientes decir las típicas y bienintencionadas frases: «Pues, ahora está en un lugar mejor», «sabemos que nos está mirando desde arriba con una sonrisa», o «volveremos a encontrarlo». Por supuesto, siempre creí esas cosas en teoría pero, para ser honesto, no podía imaginarlas. Ahora, con lo que Colton había dicho sobre Pop y sobre su hermana, comencé a cambiar mi forma de pensar en el cielo. Ya no era para mí sólo un lugar con puertas ornadas con joyas, ríos brillantes y calles de oro, sino un reino de alegría y fraternidad, un refugio de amor perdurable tanto para quienes están con nosotros en la eternidad como para quienes siguen en la Tierra, cuya llegada se espera con ansias. Un lugar que recorreré algún día y donde hablaré con mi www.DecidaTriunfar.net

El cielo es real  
El cielo es real  
Advertisement