Page 33

SEIS: NORTH PLATTE

El miércoles, le comunicamos al personal del hospital de Imperial que llevaríamos a Colton al Centro Médico Regional Great Plains en North Platte. Evaluamos la sugerencia de Norma de llevarlo al hospital infantil de Denver, pero pensamos que sería mejor quedarnos lo más cerca posible de nuestra base de contención. Tomó un tiempo conseguirle el alta, lo usual al marcharse de un hospital, pero a nosotros nos pareció una eternidad. Finalmente, llegó la enfermera con los papeles del alta, una copia de los resultados de los exámenes y un gran sobre de color marrón con sus radiografías. Sonja llamó por teléfono al consultorio del pediatra Dell Shepherd para que estuvieran informados de que íbamos en camino. A las diez y media de la mañana, levanté a Colton de su cama y quedé impresionado por la laxitud de su cuerpo. Se sentía como un muñeco de trapo en mis brazos. Podría haber sido un buen momento para entrar en pánico, pero me armé de valor. Al menos, ahora estábamos haciendo algo. Estábamos actuando. El asiento de seguridad de Colton estaba ajustado al asiento trasero de nuestro automóvil. Con suavidad, acomodé a Colton en su asiento y le abroché el cinturón mientras pensaba en cuánto tiempo podría hacer el viaje hasta North Platte que normalmente tomaba noventa minutos. Sonja se sentó en el asiento trasero junto a Colton, armada de una bandeja rosada de plástico del hospital para los vómitos. Era un día soleado pero frío. Mientras entraba en la autopista 61, acomodé el espejo retrovisor para poder ver a Colton. Tras varios kilómetros en silencio, oí sus arcadas. Cuando terminó de vomitar, me detuve al costado del camino para que Sonja pudiera vaciar el recipiente. De regreso en la autopista, miré por el espejo y vi a Sonja sacar la radiografía del sobre marrón y mirarla contra la luz del sol. Lentamente, negó con la cabeza mientras se le llenaban los ojos de lágrimas. «Nos equivocamos», dijo con la voz quebrada por esas imágenes que —me diría luego— habían quedado grabadas en su mente para siempre.

www.DecidaTriunfar.net

El cielo es real  
El cielo es real  
Advertisement