Page 1

¿Qué pasa en el Circo del Sol? Érase una vez un gran circo de una ciudad muy importante. La gente decía que era buenísimo con sus trapecistas, sus cantantes, domadores y lo mejor los payasos, que hacían reír a los niños. Tras varios espectáculos vieron que el circo iba genial. Una vez da la casualidad que cuando más gente había en el circo, el mejor payaso estaba triste, no quería salir del camerino. Sin él estaban perdidos; los niños lo esperaban. No sabían qué hacer. ¿Qué haremos? dijo un payaso 1


- ¡Estamos perdidos¡ dijo otro payaso Ellos siguieron haciendo los espectáculos pero la gente decía que no estaba muy contenta. Cuando la gente se iba a ir muy desanimada sonó una música muy bonita. Y ¡aaaaaaaaaaaaah! De repente salió cantando el payaso. la gente sonrió y se volvieron a sentar. Y así fue como el circo siguió funcionando.

CLAUDIA

2


El circo viene a Tejina. De día los niños se divierten con sus familias, pero de noche…ocurren cosas raras Antes de que cerrara el circo, desaparece un malabarista. Todo el mundo se pone a buscarlo, por las jaulas de los animales, escenarios, etc. Todos se pensaban que se lo habían comido los leones, pero cuando fueron al camerino del payaso se encontraron un bolo ensangrentado. A la noche siguiente desaparece el escapista, todos sospechaban del payaso y cuando fueron a su camerino se encontraron una cadena de intestinos, así que decidieron atarlo. A la mañana siguiente el payaso aparece decapitado. Ya nadie sospechaba de él puesto a que estaba muerto. Llaman a la policía y

3


cuando llegan reúnen a todos los empleados del circo, el loro dice que falta la marioneta. Los policías pensaron que era una tontería llevar a la marioneta porque era un muñeco, el loro seguía diciendo lo mismo, los policías como estaban ya hartos y no lo querían escuchar mas la trajeron con todos. El loro lo había visto todo y se lo contó al enano, el enano como le tenía mucho cariño al payaso al malabarista y al escapista fue a por la marioneta y la ato con sus propios hilos. Nadie le creyó pero lo demostró enseñándoles a todos la maleta de la marioneta, allí estaba el cuchillo con el que se cargó al payaso, el bolo con el que mato al malabarista y la cuerda con la que mato al escapista, todos se preguntaban que donde estaban los cadáveres, abrieron la otra cremallera de la maleta y allí estaban los cadáveres, el de el malabarista y el del escapista. Cuando la policía intentó llevarse a la marioneta de repente el coche hace un ruido raro era que se le había acabado la gasolina, tuvieron que esperar otro coche y se fueron.

ABRAHAM BETHNCOURT GOYA

4


El payaso que perdió su sonrisa. Había una vez un payaso que vivía en el mayor circo del mundo, hasta que un día pasó algo terrible: el payaso había perdido su sonrisa. La intentó buscar mirando en las bocas de los hipopótamos, en los sombreros de los magos o simplemente en las trompas de los elefantes; al final no la encontró. Pasaron muchos días y las lágrimas de aquel pobre payaso borraban la pintura que tenía en la cara. En una ocasión que un trapecista estaba balanceándose por la noche, vio algo... era la luna, pero el payaso estaba seguro de que esa era su sonrisa; los trapecistas la cogieron haciendo tres volteretas en el aire. Desde ese día ese payaso fue el más famoso del mundo por dos cosas, una por llenar a la gente que lo veía de alegría e ilusión y otra por ser el más viejo del mundo, bueno... sólo tenía 1.003.459 años y dice que nació en la época de los dinosaurios. Adrián Jesús Rodríguez Molina. 6ºA.

5


El truco del circo Como cada verano llegó el circo al pueblo de Tifersa. En este pueblo es muy típico el circo; y cuando viene la gente se vuelve loca y en los mercados, no se habla de otra cosa. El primer día el circo se llenó por completo, porque ese día habían venido los animales con sus domadores, payasos, gimnastas, etc. Al acabar todo el mundo decía que le había encantado y que volvería todos los días. Al día siguiente la cosa se complicó mucho al ver como no había ni una sola persona en el circo. Y al día siguiente más de lo mismo; ni una persona. Los empleados del circo ya desesperados tenían que buscar una solución Pero al que hacía de payaso (el más listo) se le ocurrió una gran idea para que la gente se decidiera a venir al circo. La idea era ir por todas las casas del pueblo repartiendo un folleto que decía todas las actuaciones de la semana y además también hacían un truco de magia para que a la gente le gustara más de lo que aún le gustaba. De esa manera convencieron a la gente para que viniera al circo. Es más, los demás días de la semana el circo se llenó por completo de gente.

Alejandro Borja Hernández 6º A

6


El circo atrapa-niños Érase una vez un circo muy famoso, que estuvo durante una semana en S/C de Tenerife. Todo mundo, desde dos días antes, ya se estaba preparando para el gran día. Todo el mundo fue, y se podía ver desde fuera del circo a todos los animales: elefantes, monos, leones, canguros, etc. Después también había trapecistas, payasos, domadores, etc. Todo el mundo estaba maravillado. A las 20:00 h empezó el espectáculo. Los trapecistas con sus cuerdas saltaban muy altos, pero todavía mejor lo hacían los payasos con sus gracias. De repente, se apagaron todas las luces y el público se asustó mucho, así que esperaron un rato y cuando las luces se encendieron de nuevo, todos los niños del público habían desaparecido. Ya se había acabado la función y todas las madres y los padres estaban desesperados y se fueron llorando a sus casas. Sabéis los que había esa misma noche en el circo; el payaso no era un payaso, si no que era un asesino, y tenía a todos los niños y niñas secuestrados. El payaso asesino pudo robar a los niños con ayuda de los trapecistas, durante el tiempo en que habían apagado las luces. Ahora tienen a todos los niños hipnotizados en los camerinos de los artistas menos uno, este niño logró escaparse y 7


avisar a la policía de lo que había ocurrido. Informaron a la policía especializada, para que liberaran a los niños. También avisaron a los padres, pero les dijeron que tenían que esperar en sus casas, porque era demasiado peligroso y podría salir alguien herido. La policía tardó 12 horas en liberar a los niños. Los padres ya estaban desesperados y no aguantaban más en sus casas. Entre todos fueron hasta el circo y llegaron en el momento en el que fueron liberados los niños. El payaso asesino quiso escapar junto con sus dos compinches, pero un disparo de la policía acabo finalmente con su vida. Y desde ese día ningún circo ha pasado por S/C de Tenerife menos el que montaron ellos mismos.

Christian Breusch Suárez

8

cuentos del circo_1  

cuentos, circo, primaria

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you