Page 6

fueran energúmenos. Sin embargo, resultaba cierto que intentos revolucionarios aventureristas habían sido realizados, y seguirían siendo realizados en el período por venir, por instigación, o con el apoyo de grupos de la FAI. Estos intentos estaban condenados al fracaso y sólo tenían por resultado una feroz represión. En contraste, los "treintistas" que decían ser prudentes, pero no por esto menos revolucionarios, contaban entre sus miembros con algunos activistas que eran incontestablemente inclinados hacia el reformismo. Uno de sus líderes, Ángel Pestaña, fundará en su momento el "Partido Sindicalista" y se convertirá en diputado en "Cortes". Los militantes y sindicatos que adhirieron al manifiesto de los Treinta, fueron expulsados de la Confederación, y constituyeron los "Sindicatos de Oposición", cuya influencia en algunas regiones era innegable. Tanto era así, que fueron readmitidos en la CNT luego de cinco años, en el Congreso de Zaragoza. Pronto se verá, en el gobierno central de Madrid y en la Generalidad de Cataluña, en Barcelona, a ministros de origen "Treintista", pero también a militantes de la FAI o intransigentes que habían luchado contra el "Treintismo", como García Oliver y Federica Montseny. Además, en Septiembre de 1937, Pestaña volverá a la CNT5. Si queremos dar breve, pero completa cuenta de las corrientes presentes en el movimiento libertario español, podremos distinguir: * Un pequeño grupo de revisionistas que desembocan en el Partido Sindicalista con Pestaña. * La corriente "Treintista" la cual se definía como revolucionaria, pero realista, con Juan Peiró, que había luchado duramente por la creación de Federaciones de Industria en la CNT y que había denunciado las prácticas aventureristas de algunos grupos de la FAI. * Un contingente tradicionalista que agrupa a numerosos dirigentes sindicales que no siempre veían alguna utilidad en una organización específica que uniera a los grupos anarquistas (algunas veces incluso combatían su existencia) Estos militantes se consideraban anarquistas, pero para ellos los grupos anarquistas debían ser simples centros de reflexión y propaganda general. Este punto de vista es, a común, bastante popular entre los anarco-sindicalistas.6 * Los FAIstas que, consecuentemente, estaban lejos de agrupar a todos los anarquistas y para quienes los sindicatos no responden a todas las tareas. Habría que distinguir a los faístas de origen obrero, primordialmente anarcosindicalistas como García Oliver y Durruti, de los anarquistas de origen intelectual, como Federica Montseny. * Las Juventudes Libertarias, defendían la pureza del ideal "ácrata"7 y jugaron un rol preponderante en el terreno cultural y educacional, especialmente en Cataluña. Sobre este punto, cabe aclarar que el movimiento libertario español en su conjunto, estaba muy involucrado en la alfabetización y en la educación (de lo cual sobrevino la creación de numerosas Escuelas Modernas, inspiradas en la pedagogía de Francisco Ferrer, y la proliferación de "ateneos", especies de universidades populares que se mantuvieron bastante activas)

El Mensaje Revolucionario de Los Amigos de Durruti  

Por George Fontenis

Advertisement