Page 4

Revolución, había un poder regional: el gobierno de la Generalidad de Cataluña, un parlamento regional, y fuerzas del orden público: los guardias de la Generalidad (los Mozos de Escuadra). Los partidos y las organizaciones frecuentemente presentaban aquí una composición singular, como veremos. Los Partidos catalanistas En Cataluña existían organizaciones sin ningún vínculo histórico o institucional con los partidos y grupos que se encontraban por todo el resto de España. Mencionaremos las más importantes. * La "Izquierda Catalana" (La Esquerra Republicana de Catalunya) controlaba la Generalidad. Reunía a ciertos obreros, pero sobretodo a elementos de la pequeño-burguesía "de izquierdas" e intelectuales. Era el partido de Companys, presidente de la Generalidad. * La Unión de Rabassaires (campesinos de mediería o aparcería, pequeños propietarios agrícolas) era de similar tendencia2. * El Partido del Estado Catlán (L´Estat Catalá) era abiertamente separatista, con un nacionalismo orientado más bien hacia el fascismo. Los republicanos federalistas El espíritu federalista se manifestó en España durante el siglo XIX, por una poderosa corriente al interior del Republicanismo. Un cierto número de estos republicanos se veían a sí mismos como cercanos a las ideas federalistas del ala anti-autoritaria de la Primera Internacional. Los republicanos federalistas reclutaban a sus militantes principalmente en la pequeño-burguesía liberal y en ciertos círculos campesinos. En 1936, en el parlamento de Madrid (Cortes) había una asombrosa extrema izquierda parlamentaria. Estaba hecha de republicanos federalistas. Había entre ellos, de forma notable, abogados que defendían a los activistas anarquistas y anarco-sindicalistas en los juicios. Estos liberales no pretendían en absoluto subvertir las bases de la sociedad burguesa, pero tenían una retórica radical razonablemente cercana a las declaraciones de los revolucionarios. La CNT les tenía un trato especial e incluso los apoyaba, pese a ser antiparlamentaria. La izquierda y la extrema izquierda El Partido Socialista (PSOE -Partido Scialista Obrero Español) era un partido reformista, compuesto principalmente de pequeño-burguesía intelectual y funcionarios. Sin embargo, se constituyó una base obrera gracias a su organización sindical, la Unión General de Trabajadores (UGT), cuyo funcionamiento se entrelazaba con el del Partido. Un buen ejemplo: el líder socialista Largo Caballero, quien habría de ser por un buen tiempo, un reformista puro y un ministro represor, era Secretario General de la UGT. Los líderes de la UGT combatían abiertamente a los sindicalistas de la CNT, pese a que en sus bases había, en muchas circunstancias, un deseo de unidad de la clase obrera. Los comunistas eran pocos y estaban divididos, su estalinismo era excesivo. Pero su influencia creció rápidamente durante la Revolución. Ya veremos porque. En Cataluña, el partido estalinista adoptó el nombre de PSUC (Partido Socialista Unificado de

El Mensaje Revolucionario de Los Amigos de Durruti  

Por George Fontenis

Advertisement