Page 39

trabajo. Carta de racionamiento. Trabajo obligatorio. En la retaguardia se ha de vivir para la guerra. Socialización de todos los medios de producción y cambio. Lucha a muerte contra el fascismo y sus encubridores. Depuración de la retaguardia. Creación de los comités de vecinos. Implantación inmediata del salario familiar sin excepciones burocráticas. La guerra y la revolución ha de alcanzar a todos por igual. Supresión de pasaportes. Movilización frente a la contrarrevolución. Desobediencia total a las medidas coactivas del Estado, tales como la aplicación de la censura, desarme de los trabajadores, incautación de las emisoras de radio por el Estado, etc. Oposición decidida a que los medios de producción sean municipalizados, mientras la clase trabajadora no sea duaña absoluta del país. Retorno al sentido ámpliamente revolucionario de nuestras organizaciones. Oposición total a la colaboración gubernamental por ser totalmente contraproducente para la emancipación del proletariado. Guerra a muerte a los especuladores, a los burócratas, a los causantes del alza de las subsistencias. En pie de guerra contra todo armisticio." Es evidente que este catálogo reúne puntos programáticos que no se sitúan todos al mismo nivel y que merece ser discutido48. Pero los números siguientes del órgano de Los Amigos de Durruti van a aportar precisiones. El n°5, del 20 de julio, se eleva al nivel del pensamiento teórico y nos aporta, sobre el conjunto de los problemas planteados, una respuesta sin ambigüedades. El editorial de la primera página, "Una teoría revolucionaria", es sin duda entre lo más elaborado de lo que Los Amigos de Durruti han aportado. Aquí va el texto en su integralidad: "El giro que han tomado los acontecimientos después de los acontecimientos de mayo es realmente aleccionador. En la correlación de las fuerzas que se manifestaron en la calle durante las jornadas de julio, se ha producido una sensible transformación. Aquel poderío gigantesco que giraba entorno de la CNT y de la FAI un año ha, ha sufrido un notable relajamiento. No se trata de que las masas se hayan divorciado del sentir revolucionario que es algo inherente a la organización confederal y específica49. Los trabajadores continúan abrazando el mismo frenesí de las primeras jornadas. La trayectoria descendiente ha de atribuirse exclusivamente a la ausencia de un programa concreto y de unas realizaciones inmediatas y que por este hecho hemos caído en las redes de los sectores contrarrevolucionarios en el preciso momento que las circunstancias se desenvolvían netamente favorables para una coronación de las aspiraciones del proletariado. Y al no dar libre cauce a aquel despertar de julio, en un sentido netamente de clase, hemos posibilitado un predominio pequeño-burgués que de ninguna de las maneras podía producirse si en los medios confederales y anarquistas hubiese prevalecido una decisión unánime de asentar el proletariado en la dirección del

El Mensaje Revolucionario de Los Amigos de Durruti  
El Mensaje Revolucionario de Los Amigos de Durruti  

Por George Fontenis

Advertisement